¿Cuántos somos ya?

13 de octubre de 2013

«Ángel; capítulo cinco»

"i feel stupid saying this, but you have the most beautiful smile in the world"
{x}


Al día siguiente, Isabella y Justin compartían asiento en cada una de las clases, y la tensión entre ambos era suficientemente notable. No se saludaron al entrar, no compartieron ninguna palabra excepto para realizar una breve prueba de Física juntos y tampoco se despidieron. Isabella no estaba arrepentida de haberle seguido, porque de no haberlo hecho, Justin habría resultado mortalmente herido. Podría haber evitado que se lesionara, pero el destino quizá lo quiso así y no pudo hacer nada al respecto. El tema era, que, Isabella no había hecho nada erróneo; había intentado hacer todo lo posible que estuviese entre sus manos por salvar a Justin; era él quién evitaba toda esa ayuda. Y ahora sería más difícil salvaguardarle, pues la confianza anteriormente ganada se había esfumado como las ganas de seguir escuchando al profesor Flitwick.

—Isabella –le llamó, mas ella no le oyó- Isabella –ella continuaba mirándose las puntas del cabello, indagando entre sus pensamientos más profundos- ¡Isabella Nightmare!

El grito del hombre le había asustado hasta tal punto de hacerle saltar en la silla. La clase entera carcajeó jocosamente, menos Justin, que no tenía ganas de reír y sonreír como ellos; estaba sumido en una profunda nube de pasotismo y desinterés de la que le costaría salir. No quería admitirlo, pero Isabella cada vez le parecía más extraña y confusa. No le desagradaba su presencia, pero siempre que tenían una conversación acababa teniendo dolores de cabeza. Sin duda, era la persona más misteriosa que había conocido nunca.

—¿Sí? –atendió finalmente, un poco soñolienta.
—Estábamos hablando, Isabella, sobre el anabolismo y el catabolismo. ¿Me los podrías definir?
—El anabolismo es un proceso del metabolismo que se basa en crear moléculas complejas a través de otras más sencillas.
—¿Y el catabolismo? –preguntó el señor Flitwick, deseando que su alumna estuviese equivocada para darle un motivo por el cual regañarle o echarle fuera de clase.
—Todo lo contrario al anabolismo, señor –respondió, encogiéndose de hombros.
—Bien, bien. Pero estate atenta a clase.

El profesor se giró y continuó con su elaborado y poco inteligible esquema. Justin miró a Isabella, la cual tomaba apuntes. Frunció el ceño y abrió la boca para hablar.

—¿Cómo lo has hecho? Ni siquiera estabas prestando atención.
—¿El qué?
—Cuando te llamaba no hacías ni puto caso, y te pregunta la mierda esa del metabolismo y se lo dices exactamente como él lo explicó del libro.
—Las mujeres podemos hacer dos cosas a la vez.
—Y una mierda, es que eres un puto bicho raro –se limitó a contestar Justin.
—Por lo visto eres un hombre sin argumentos y sin peluquero.
—¿Le pasa algo a mi pelo?
—Sí, que parece un puto nido de cigüeñas. Procura peinarte la próxima vez, Bieber.
—¡Puedo permitirte que desconectes en clase si después respondes perfectamente mis preguntas, pero no que hables como si esto fuese la cafetería! Fuera de mi clase.

Isabella abrió los ojos al darse cuenta que la estaban echando a ella. Miró al profesor con rabia, porque desde el primer momento en el que pisó su clase, éste la despreció y empezó a cogerle manía. Suena absurdo, porque la manía era la típica excusa de un alumno, pero estaba en lo cierto. Flitwick le tenía un horrendo asco a Isabella, la razón era infantil e inmadura para un profesor de biología de último curso.

—¡Vamos, levanta! –le apuró dando palmadas, como si fuese un perro. Eso fue lo que más le fastidió a Isabella. Cogió sus cosas, se levantó y salió de la franja que la limitaba de la mesa. Cruzó el pasillo y se fijó en la silla de madera en la que se iba a sentar. En cuanto Flitwick se sentó en ella, ésta se rompió y cayó al suelo- ¡Joder!

La clase entera rio. Justin no pudo evitarlo y empezó a carcajear fuertemente, y ese sonido fue lo más bello que Isabella alguna vez escuchó. Parada en la puerta de clase, también empezó a reírse. Sabía que había estado mal eso, que los Arcángeles la reprendían de alguna manera, pero no pudo evitarlo. Jacobo si lo viera tampoco podría aguantarse la risa.

—Yo te dije, tío, adelgaza o algún día la silla no soportará el peso de tu gran culo –se burló Justin.
—¡Tú también sal de clase, maleducado! Iros los dos, fuera de mi vista –gritó enfurecido levantándose del suelo y sacudiendo el polvo de sus pantalones de pinza.

Justin se levantó y cogió la mochila, se la colgó en un hombro y caminó hacia la puerta, la cual estaba siendo sostenida por Isabella. Ésta le sonrió y dejó que pasara para después cerrarla. Una vez fuera de clase, ambos estallaron a risas, llamando la atención de un profesor que hacia guardia en el pasillo de enfrente. Callaron y se dirigieron al aula de castigo, los dos en silencio, sin decir nada ni reír más. Al entrar, esta vez fue Justin quien le abrió la puerta a Isabella, pero justo cuando estaba por pasar, le irrumpió el paso poniendo su brazo delante.

—Podría haber dicho lo mismo.
—¿Qué? –preguntó ella confusa.
—Sobre tu pelo –Isabella arqueó una ceja- La diferencia es que a mí sí me gusta el tuyo.

Si de por sí ya se había sonrojado, más lo estaba cuando Justin apartó un mechón de pelo que caía por la frente para colocarlo detrás de la oreja. Sintió sus yemas quemar bajo la piel, el corazón bombearle sangre a una velocidad inigualable, casi imposible. Por un segundo, sus ojos se cruzaron, se mantuvieron fijos y detuvieron el tiempo, el alrededor se congeló y no había más que ellos dos en mitad de una puerta. Pero la falsa tos del profesor que controlaba el aula de castigo les interrumpió.

—El castigo es aquí dentro, Bieber y…
—Nightmare –habló la pelinegra, que se había apartado bruscamente de Justin y sujetaba con firmeza el asa de su mochila- Isabella Nightmare.
—Oh sí, la nueva –murmuró más para sí mismo que para informar- Pasad, tomad asiento y… no molestéis.

La clase no estaba tan llena. Había una chica rubia platino al final de ésta mandándose mensajes con el móvil; dos chicos grandes y fuertes que se pasaban bolas de papel de punta a punta y uno que simplemente dormía. Isabella observó un sitio para quedar aislada de todos, incluso de Justin, porque quería adelantar unos deberes y la presencia de éste la estorbaría; pero él se puso a su lado. La vio colocar la mochila sobre el pupitre, abrirla, sacar un cuaderno, un libro y un par de bolígrafos y empezar a trabajar. A veces la envidiaba. Envidiaba ser así de responsable, lista y sencilla. No llamaba la atención allá adónde iba, su vida seguro era ajena a problemas, y posiblemente los únicos que tuviesen estarían relacionados con el acné, el peso y la vestimenta. Aunque tampoco parecía eso algún problema para ella, todo lo contrario.

Su tez era blanca, pero suave al tacto; y aunque los dedos de Justin solo habían alcanzado a rozar la piel de detrás de su oreja, sabía que tenía que ser terciopelo para el tacto. Su cabello era largo y caía en cascada sobre la espalda, una pura tentación para acariciarlo y enredárselo entre los dedos, hacer de éstos infinitos tirabuzones. Sus ojos eran profundos y oscuros como una noche de verano; a veces se veían fríos, pero otras tan cálidos y familiares que incluso intimidaban. Y sus labios, oh sus labios. tenían una forma apetecible en forma de corazón, rosas como la propia flor, perfectos para ser besados.

Justin no quería pensar de ella de aquella manera después de lo de ayer. Se odió a sí mismo haberla tratado así. Ella solo se preocupó por él. Y era simplemente por eso, por haberse preocupado. Quería alejarse de ella por miedo a salir de nuevo herido, porque por cada vez que su confianza recaía en alguien, este se limitaba a irse y a dejarle solo. Era por eso que quería mantenerse alejado de Isabella, porque una fuerza invisible le invitaba a confiar en ella; ¡y odiaba sentirse así, vulnerable y débil! Pero en el fondo amaba ese sentimiento y cada vez que intentaba ignorarla, más se sentía atraído, más difícil era olvidarla. Más difícil era no querer estar a su lado.

—Lo siento.
—¿Por qué? –pregunto la pelinegra, aun sabiendo que se refería a lo sucedido de anoche.
—Por mi comportamiento de ayer. No debí haber hablarte así… no te lo merecías.
—No importa.
 —Claro que sí. Importa mucho –acercó su mesa a la suya, para querer quedar cerca de ella. Porque lo necesitaba- Te preocupaste por mí y yo simplemente te traté fatal.
—En serio, no importa. Pasado pisado, ¿de acuerdo? –le propuso, sonriendo de una forma que a Justin le obligó a Justin sonreír también.
—Me siento idiota al decir esto, pero tienes la sonrisa más bonita del mundo.
—Bieber, Nightmare: esto es un castigo, no el recreo.
 —Oh vamos, estaba diciéndole algo bonito, no puedes interrumpirnos ahora –se quejó Justin con voz molesta.
—Pero no te le declares aquí, tontolculo, hazlo fuera con un ramo de flores –le regañó la chica rubia de atrás.
—Bueno –me miró- No sé si te sirve un ramo de flores, pero puedo ofrecerte ir a mi casa y empezar a hacer ese trabajo.
—¿No decías que no ibas a hacerlo?
—¿Y perderme que hagas de tutora? –colocó de nuevo un mechón de pelo detrás de su oreja, y esta vez mantuvo los dedos firmes, trazando un camino de su mejilla a la mandíbula, resiguiendo las líneas de esta- Ni hablar.

Isabella curvó sus labios hacia arriba, profundizando una ancha sonrisa que poco a poco fue contagiando a Justin. Ambos, entonces, mirándose a los ojos y sonriendo divertidamente, fueron regañados nuevamente por el profesor, pidiéndoles silencio y tranquilidad.

Justin sacó un bolígrafo de la mochila y le hizo alargar el brazo a Isabella. En su blanca piel anotó la dirección de su casa, pensando que esta no sabía dónde estaba; aunque por supuesto que lo sabía, ella misma se había encargado de llevarle al sofá después de haber caído inconsciente por culpa de tanta droga ingerida en la fiesta de Theresa. El rotulador se deslizó suavemente por la piel, trazando líneas rojas que hacían contraste con el blanco de su tez.

—A las seis en mi casa, ¿de acuerdo? –le propuso el pelocobrizo con una sonrisa después de haber terminado con la labor de anotar su dirección en el brazo de la chica.
—Ahí estaré.
—No hace falta que lleves ropa interior –Justin le guiñó un ojo al mismo tiempo que curvaba las comisuras de los labios hacia arriba, y aunque eso había sido muy grosero, Isabella rio- En serio, no la lleves, te la quitaré en cuanto pises mi casa.

Se levantó de su asiento, porque aunque el profesor no hubiese dicho nada de que era la hora de irse, él lo supuso al ver como todos levantaban la cabeza y recogían sus cosas para a continuación ponerse en pie. Isabella lo siguió, con la mochila colgada en el hombro izquierdo, dejó atrás el aula de castigo y se mordió el labio inferior al darse cuenta de cuán caliente era el andar de Justin Bieber, aunque pronto borró ese pensamiento de la cabeza. No debía, no podía, eso estaba prohibido para ella. El chico se giró y encaró a la pelinegra, la cual estaba algo desconcertada por sus repentinos nuevos pensamientos. Porque sí, eran pensamientos totalmente nuevos para ella, jamás se le había pasado tal cosa por la cabeza.

—No me falles, eh –le pidió Justin haciendo un puchero.
—No te preocupes, a las seis estoy en tu casa –respondió ella alzando levemente el antebrazo, mostrándole la dirección de su casa.
—Te veo más tarde, Isabella.

Se despidió con la lengua acariciándole el nombre, dejándola con el pulso acelerado y las piernas temblando. Le costó un poco volver a su estado normal, tranquilizar su respiración, pero cuando lo consiguió, se encerró en el baño. Porque muy a su pesar, estaba nerviosa por compartir unos momentos de intimidad con el joven Bieber. Era algo que le inquietaba, el hecho de querer estar con él no solo porque era su responsabilidad, sino porque lo necesitaba. Con el tiempo, y aunque aún fuera poco, tenía la urgencia de estar siempre a su vera.


Lejos del instituto, en uno de los barrios marginales de Seattle, una casa estaba siendo habitada por un joven de dieciocho años, que dormía en un sofá. Los ronquidos podían ser escuchados perfectamente desde el piso de arriba, pues estaba todo en un sumo silencio, sepulcral como el de la noche misma. La televisión estaba encendida, aunque el volumen estaba al mínimo . De repente, el ding dong de un timbre sacó a Justin de su ensoñación, obligándole a dar un respingo del susto. Abrió los ojos, se los frotó y secó el hilo de baba que colgaba de la comisura derecha de la boca. Se levantó soñoliento del sofá y se rascó la espalda, tambaleándose pues había sido demasiado rápido y repentino al ponerse de pie.  Frunció el ceño. ¿Era Isabella la que llamaba? Imposible, le había dicho a las seis. Seguramente era el señor O’Canaghan, pidiendo el dinero que le debía del alquiler. Cruzó el pasillo, esquivando unas zapatillas tiradas por el suelo, les dio una patada y las mandó a una esquina. Se acercó a la puerta y miró por la mirilla, sorprendiéndose de la presencia de una chica alta, blanca de tez y con largos cabellos oscuros y lisos. Se echó para atrás a toda velocidad, sorprendido y con el corazón a cien. Vio la hora que marcaba el reloj que colgaba del salón y se percató de que eran las seis menos cinco. Preso del pánico, se dio cuenta del desorden de su casa, el cual había aplazado por una siesta de la cual, en teoría, tendría que haber despertado una hora antes para recoger todo lo que había por medio. Tan rápido como pudo, quitó, escondió o arrojó a la basura, aquello inútil o innecesario.  El salón seguía pareciendo una pocilga, pero al menos no estaban tan mal como en un principio. Abrió la puerta, poniendo una cara neutra y despreocupada, cosa que hizo reír a Isabella.

—Te invito a mi casa, te recibo lo mejor que puedo, ¿y te ríes en mi propia cara? –preguntó desconcertado, aunque con un atisbo de diversión en el tono de voz.
—Se nota que has estado durmiendo y que has tratado de ordenar el salón en veinte segundos –respondió la pelinegra sonriendo, mostrando una perfecta y blanca hilera de dientes. De su hombro colgaba una mochila- ¿Puedo pasar?
—Claro, claro –respondió, echándose a un lado para accederle el paso a su casa.

El pasillo era en sí estrecho, y los zapatos que habían por medio habían desaparecido gracias a Justin. En compañía del inquilino, Isabella llegó al salón. Lo conocía a la perfección, porque aparte de haber estado aquí, había estado vigilando a Justin durante mucho tiempo. Sabía que en la pared frontal colgaba un cuadro donde una mujer de mediana edad, con ojos verdes como esmeraldas, sonreía abiertamente, mostrando una dentadura imperfecta pero a la vez bonita. A su lado, un chaval de más o menos trece años también sonreía. Su cabello era largo, casi le tapaba los ojos. Llevaba una camiseta morada de manga larga y botones, y con sus dedos hacía el símbolo de la paz. Contempló al Justin de ahora. Su cabello era corto y estaba despeinado, sus ojos entrecerrados, denotando el reciente sueño interrumpido. La camiseta básica de manga corta negra estaba arrugada, y los jeans oscuros colgaban más debajo de las nalgas, mostrando unos calzoncillos verdes. Isabella sonrió, y Justin, al verla sonreír, también lo hizo.

—Mhm, siento el desorden, pero como has dicho antes, me he quedado dormido –se disculpó Justin cogiendo una camisa que había entre los cojines y doblándola, pero estaba tan nervioso que no lo hizo bien.
—Espero que tu novia no salga corriendo al ver cómo tienes la casa –bromeó Isabella, tomando la camiseta de Justin y doblándola ella misma. El poco duradero pero intenso contacto con sus dedos le heló la sangre- Toma, así.
—Gracias –habló Justin dejándola sobre una silla, ahora perfectamente doblada- Bueno, puedes sentarte, no creo que haya comida en el sofá o algo así que pueda manchar tus pantalones.

Isabella le sonrió. Notaba a Justin nervioso, pero no sabía por qué. Ni el propio Justin lo sabía. Solo, la mera presencia de la pelinegra ayudándole con el trabajo de religión era algo… inquietante, extraño. Todas las chicas que había llevado a casa buscaban algo en concreto, y era pasar un buen rato bajo las sábanas de su habitación. Y llegaba ella, con su cabello rozándole las caderas, liso y negro como una cortina de satén, una vestimenta simple pero agraciada de contemplar, y le ponía nervioso hasta con su pestañear. Quizá era el hecho de que lo viera como un tonto que necesitaba ayuda, un gilipollas que vivía solo y al que su padre había abandonado, dejando a la mujer que le dio la vida en coma, al borde de la muerte, por una de las muchas palizas que le había pegado.  No quería que Isabella se enterara por qué su vida era así, porque se metía en líos, porque su madre no estaba, porque estaba tan… solo. No quería darle pena, no quería ser la damisela en apuros, como la noche anterior le había dicho. Pero había algo que había cambiado, y era el hecho de saber que Isabella, a la cual conocía de una semana, le había salvado el culo más veces que sus amigos, los cuales decían conocerle desde varios años atrás.

—Bien, ¿empezamos? –le preguntó Izzy al ver que este había desconectado de la realidad.
—Oh, sí, sí.
—Lo primero que tienes que hacer es escoger un personaje Bíblico.
—¿Cuál? –no tenía ni idea de nombres bíblicos.
—El que tú quieras.
—No me sé ninguno –se encogió de hombros con pasotismo- Nunca me ha interesado la religión, ni siquiera soy creyente.
—¿Entonces por qué has escogido estudiar esta asignatura?
—Por mi madre; ella sí cree en Dios y mierdas de éstas.
Isabella sintió un pinchazo en el pecho al oír esa composición de malas palabras hacia su existencia.
—¿Dónde está ella?

Aquella pregunta le había pillado desprevenido. No era que desconfiara de Isabella, pero como bien había remarcado antes, no deseaba que sintiera pena por él. Ella sabía de sobras dónde estaba, y por qué. Pero quería saber cuál era el grado de confianza que había entre el uno y el otro. Quería saber si de verdad Justin tenía algo de aprecio suficiente hacia ella como para contarle el verdadero paradero de su madre y de su padre. Ni a sus amigos les había contado la verdad, les había mentido diciendo que se había caído por las escaleras y que su padre estaba trabajando en el extranjero, ¿por qué tendría que confesarle a Isabella que su padre le había pegado una paliza hasta dejarle inconsciente para después huir y dejar una larga lista de facturas por pagar? No lo haría, no se lo contaría.

—Aquí no –obvió fríamente.

Isabella entendió que no quería hablar del tema y lo pasó por alto. No quería forzar la situación, no quería hacerlo enojar o enrabiar. Estaban lo suficientemente calmados como para ahora discutir o tensarse.

—¿Has decidido sobre qué personaje trabajarás?
—No.
—¿Qué tal sobre Pablo de Tarso?
—¿Quién era ese tío? –preguntó Justin frunciendo el ceño. No le sonaba de nada.
—Ese “tío” –empezó a explicar Isabella, enfatizando la última palabra intentando imitar el mismo tono que Bieber- fue un hombre que nació entre los años cinco y diez después de Cristo que perseguía a los cristianos.
—¿Y les pegaba?
—Y vete tú a saber qué cosas más les hacía –respondió ella frunciendo los labios- El caso es, que no estaba para nada de acuerdo en las creencias religiosas sobre el cristianismo. Incluso iba a las sinagogas a azotar a mujeres y hombres.
—Qué demacrado –dijo Justin.
—Sí, bueno, un poco –reconoció ella moviendo la mano con desdén- Pero al cabo de poco tiempo, él fue el que expandió el cristianismo gracias a sus cartas.
—Vale, no lo entiendo –habló Bieber algo confuso. Nunca creyó que se interesaría por la vida de un hombre muerto de hace no sé cuántos siglos que no tenía ninguna transcendencia en su día a día. Pero era la forma en que Isabella lo explicaba. Le gustaba- ¿Un día se despertó y dijo ‘ahora me hago cristiano’?
—No –ella soltó una carcajada, y Justin juró que fue el sonido más maravilloso que había oído nunca. Casi angelical- Iba de camino a Damasco para pedir cartas a sus sinagogas, y así si encontraba seguidores de Jesús, llevarlos atados a Jerusalén…
—Pero si era un enfermo mental, ¿pretendes que haga un trabajo sobre un sádico? Mariel me va a suspender y me van a mandar a rehabilitación por pensar que un personaje así puede tener una transcendencia Bíblica.
—¿Quieres callarte y dejarme acabar?
—Perdón –se disculpó él, callándose.
—De camino a Damasco, éste se cayó del caballo y ante él apareció una luz. Sin ver nada, esta luz pareció ser alguien, alguien cuyo nombre era Jesús. Pablo le preguntó quién era y la “luz” le respondió que era aquél a quién perseguía. Tuvieron que llevarle a Damasco de la mano porque no veía nada, y ahí se tiró tres días sin ver, comer o beber algo.
—Flipante –exclamó Justin.
—A partir de ahí fue viajando por varios lugares, expandiendo el cristianismo, lo cual sabemos gracias a su cartas. Fue perseguido, encarcelado, y, según dicen, muerto en Roma.
—¿Y por qué me has propuesto hacerlo sobre este… hombre? –Justin evitó usar la palabra “tío”, porque aunque fuera extraño,  los hechos de este personaje eran dignos de respetar, y se habían ganado el suyo.
—Porque puedes estar muy encabezado en un tema en concreto, ser fiel a tus ideales e incluso radicalizarlos, pero siempre habrá algo que te hará abrir los ojos, ver así la realidad, la vida misma.
—Crees que habrá algo que me hará cambiar de parecer sobre lo de creer en Dios, ¿no?

Justin no era tonto, ni mucho menos. Isabella lo sabía. Tenía mucho potencial pero poco sacado a lucir. Justin era un tipo inteligente, astuto. Aunque a veces la situación que le rodeaba le hacía pensar las cosas con poca intensidad y, por tanto, hacerse guiar más por los impulsos.

—Siempre hay algo.
—Hay que ver para creer, Isabella.



_________

Si os digo la verdad, no tenía ganas ni de subir, pero tenía el capítulo ya hecho de hace varios días y bueno, en el fondo, algunas os lo merecéis. Yo ya no sé cómo tengo que decir las cosas, pero el día que explote lo haré de mala manera y ahí sí que tendréis motivos para quejaros de verdad. Estoy cansada de repetiros que la novela no es una copia de Hush Hush, que he cogido el factor principal que es el tema del ángel guardián, pero el resto de la trama no se le parece en nada. Y las que se hayan leído la saga se darán cuenta que esto no tiene nada que ver con Hush Hush exceptuando el tema de la angelología, claramente. Muchas me matáis a comentarios en Ask diciendo que la novela no os gusta, que preferís a Rayis en vez de Isabella, que no os gusta tampoco la forma en la que narro... Bueno, es que a una así se le quitan las ganas de seguir escribiendo. No eniendo por qué os quejáis de que la protagonista no se llame Rayis. Es que de verdad, lo veo una tontería como una catedral. En un libro los protagonistas no son ____, son, pues como Dios manda, con su puto nombre. Yo he decidido que no quiero escribir más de esa forma porque además me va más cómodo centrarme en un nombre. También os quejáis sobre cómo narro. A ver, no sé, pero creo que he enriquecido lo suficientemente mi vocabulario como para poder narrar en tercera persona, que es algo más complicado pero, según mi punto de vista, mejor. Porque así sabes qué piensa el uno del otro, lo que piensan al mismo tiempo, a la vez, y no tienes que estar poniendo "narra rayis", "narra justin", ¿me entendéis?

Yo voy a escribir como más cómoda me sienta, porque si tengo que hacer las cosas como vosotras me mandéis, no estaré a gusto, y me saldrán el doble de mal. Joder, entended que esto no es un trabajo, que esto no es algo obligatorio. Esto se hace porque realmente a una le gusta escribir y si tiene el gusto de compartirlo con gente que le agrada, pues lo hace, pero principalmente se hace por uno mismo, no para complacer a los demás. ¿Entendéis esa idea? Está bien que me digáis qué os parece o no, que me pidáis capítulos y todo eso, porque así me demostráis que seguís la novela y tenéis ganas de más. Pero de ahí a exigirme que escriba, que lo haga de tal manera, que la borre porque directamente a vosotras no os gusta, me parece una falta de respeto. 

No me considero una escritora profesional, una JKR o una Suzzane Collins, pero sí alguien que no lo hace mal. No me gusta echarme flores, pero tampoco considero que mi trabajo sea pésimo, es más, a mí me gustan mis ideas y eso tendría que bastarme. Pero no vayáis diciendo que yo ahora me creo importante, porque os aseguro que no es así. 

Yo no vengo con intenciones de gustarle a todo el mundo, de caeros bien, de que os guste TODO lo que escribo, porque solo vengo a divertirme y a acumular experiencias, a vivirlas; no puedo hacer que os encanten mis novelas, tengo asumido que hay personas que no les gusta, pero creo que si no os gusta, deberías de dejar de leer o dejarme directamente a mí en paz, no molestarme a preguntas anónimas, porque después eso, que no tenéis la decencia de poner un puto nombre. Valoro todo tipo de comentarios, pero siempre que se me respete a mí y a lo que hago. 

Así que no me canséis tanto a exigencias, porque esto algún día, y por vuestra culpa, dejará de parecerme divertido y abandonaré. Sinceramente, me gustaba más escribir cuando tenía noventa seguidoras, que respetaban y apreciaba lo que hacía, a ahora con más de doscientas que lo único que hacen es exigir, exigir y exigir. 

Así no se va por la vida.

Pero a las que de verdad me apoyan y aprecian mi esfuerzo por escribir y seguir esto adelante, les doy las gracias por seguir a mi lado. Porque sois grandes, muy grandes. Porque después de comentarios que te dejan mierda, estáis ahí para sacarme una sonrisa.

Os quiero, y mucho♥.

44 comentarios:

  1. Mina, no me lo puedo creer. Me acabas de alegrar la puta noche. Te lo aseguro.
    Es que no hace ni una hora que te he puesto el comentario del anterior cap -que no sé si lo habrás leído- y justo apago el pc, me meto en mi cama y pum. Capítulo. Assdfghfjs.
    Me ha encantado como siempre.
    Y tú, no tienes que hacer ni puto caso a los malos comentarios o a esos ask. No lo merecen. Tu novela vale más que eso, tú lo vales.
    Y eso, estoy deseando que subas otra vez, pero creo que no voy a tener tanta suerte ¿no? Buah, ni de coña. Pero me alegrarías un huevo, tenlo por seguro.
    Que no se te olvide que Ángel me tiene enamorada. Y por cierto, yo me he leído hush hush y no se parecen ni en el color de ojos, así que.
    Buenas noches <333

    ResponderEliminar
  2. Mira a todas las que te dicen que lo estas haciendo mal que las den asi de claro! Es tu novela y tu decides como hacerla punto! Y a mi mr esta encantando, espero que la sigas y que aunque la gente te diga que es un rollo y que no les gusta no dejes de escribir! Un besoo buenas noches

    ResponderEliminar
  3. esta novela es putamente perfecta, es la mejor que he leído en mucho tiempo, no le hagas caso a gente ignorante

    ResponderEliminar
  4. y por favor por favor por favor sube capítulos más rápido que me muero cuando tardas

    ResponderEliminar
  5. Amo esta novela y amo como la narras & para mi es mucho mejor con ISABELA jaja ademas si yo leo la novela puedo leerla con mi nombre asique no le agas caso a todas las pelotudas estas que no sabes nada -_-

    ResponderEliminar
  6. oh mina me encanto el capitulo me encanto siguela pronto amo la novela como es todo..... pues nunca me eh leido hush hush porque jamas me ah llamdo la atencion ese tipo de cosas pero pienso que no se parece con lo que eh escuchado que es y de verdad me encanta como escribes todo hasta el punto final y esas personas que critican da igual cosa aparte ... no prestes atencion que como escribes es genial es tu imaginacion y todo el cuento en fin BESOS!
    BY: SWAG
    PD: SUBE PRONTO ..

    ResponderEliminar
  7. OOHHH BABY te comprendo!!!!! No escribas como ellas quieren! Siempre te he admirado por tu forma de narrar y sinceramente a mi me hmgusta mucho la novela, las que dicen que es copia de Hush Hush es porque nisiquiera la han leido (hush hush) osea hush hush son angeles caidos, nephilims, jeshva, y amor, y esto es un angel guardian, Dios, un chico problema... Woooow te super copiaste, osea no tienen nada que ver mas en lo que tu dices lo de los angeles y mi tanto hee porque los tuyos son angeles angeles, en hush hush caidos o arcangeles solo en crecendo que Patch es un guardian pero en fin, osea nada que ver, la tuya me encanta y siguela no comento por flojera sinceramente pero me encanta como escribes! Enserio siguela pronto! Remember that miley said "Remember only God can judge us, forget the haters cause somebody love yah" y es lo mismo! Olvida a todas esas que dicen que no les gusta, ay algunas a las que nos encanta aparte como diria justin "when the people say that you cant just turn around and say watch me" CIERRALES LA BOCA!!!! Tu mandas!!!! Bye besoss! Buenas noches y siguela que elmo sabe donde vives!

    ResponderEliminar
  8. Estoy totalmente de acuerdo con lo que has dicho, cada uno escribe lo que quiere y como quiere, esto es para pasar el rato y hacer algo que gusta, no para sentirse en la obligación de escribir.
    Estoy segura de que todas esas personas que se quejan y exigen no tienen ni idea de lo que escribir una novela para tantas personas conllevan, y no te llegan ni a la suela de los zapatos. Podrá escribirse mejor o peor un capítulo, pero cada uno tiene su forma, y a quien no le guste o no respete eso simplemente que no lea, los seguidores de verdad a los que nos gusta la novela y tu forma de escribir estaremos aquí siempre, salgan como salgan los capítulos y escribas como escribas.
    Me alegro de que a pesar de todo sigas con la novela porque de verdad me encanta, es bastante original lo que estás escribiendo.
    Puede que no comente muy a menudo, pero eso es debido a los estudios, tengo poco tiempo libre y son muchas las novelas que leo, pero aunque no lo haga que sepas que leo cada uno de tus capítulos y todos y cada uno de ellos son maravillosos.
    Espero impaciente el siguiente capitulo :)
    Un beso

    ResponderEliminar
  9. hola :D tu y tu manera de subir cuando no tengo computadora ajaajajjajajajaa
    me gusto muchisisisisismo te lo juro... me encanta todo esta novelaes la PERFECCION lo juro !!!! la amo firme que las que te ponen tales estupideces en ask con unas minas mal paridas que no terminaron de formarase por lo que tienen una mente tan disminuida que la ija de un hombre piensa mejor que ellas. bueno ta eso y seguila me encantaaaaaa

    ResponderEliminar
  10. No he sido la primera en comentar. Ayer no pude comentarte pero lo hago ahora.
    Sinceramente, yo me he leído Hush Hush y me estoy leyendo esta y son TOTALMENTE diferentes.
    Si, es un tema de ángeles , pero ¿cuantas novelas de angeles puede haber?.
    Bueno, este capítulo me ha encantado. Ha sido entre ""tierno"" y divertido. Vamos, muy ghfsasdfhjkl.
    Y no hagas caso a las que dicen que esta novela es una mierda ,que debes cancelarla o cerrar el blog y otras cuantas estupideces.
    Llevas solo 5 capítulos. Así no sabes si va a ser una mierda (por que no es una mierda).
    Yo me he leído los 5 capítulos y cada vez que leo uno quiero leer inmediatamente el siguiente, porque, Mina, escribes genial. Te lo digo en serio.
    Espero que este comentario te alegre un poco, y eso, ¡sube pronto! :)
    PD: "No hace falta que lleves ropa interior –Justin le guiñó un ojo al mismo tiempo que curvaba las comisuras de los labios hacia arriba, y aunque eso había sido muy grosero, Isabella rio- En serio, no la lleves, te la quitaré en cuanto pises mi casa."
    MUERO MUERO, JAJAJAJAJA.
    Besos de una fiel lectora :)

    ResponderEliminar
  11. Hola(: No suelo comentar pero después de ver el comentario que has echo al final he decidido dar mi opinión. Y, sinceramente, me encantaba Never Let You Go, me gustó como narraste, la trama que te inventaste y todo lo demás pero ¿esta nueva novela? Es mas que genial y has mejorado muchísimo en la escritura y la que te ha dicho que es igual a Hush Hush, no tiene ni idea y no a leído en su vida ni la mitad del primer libro porque, como tu ciertamente has dicho, el único parecido que tienen son el tema del ángel guardián.
    Si quitáramos el nombre Justin y pasáramos los capítulos que ya llevas a una lectora que no tiene ni idea sobre quien eres y cuantos años tienes, estoy segurisima, que se pensaría que esto es un libro escrito por una persona que escribe profesionalmente y una persona a la que le publican libros y lo digo en serio porque después de leer Hush Hush, Cazadores de Sombras, Divergente, etc. podria perfectamente decir que tu escritura llega a la altura de todas las anteriores.
    Síguela cuando puedas(:
    Besos:D

    ResponderEliminar
  12. Hola! :) no te suelo comentar muy a menudo ya que casi siempre voy muy apretada de tiempo pero ha sido ver tu comentario despues de este pedazo de capítulo y se me ha caido el alma a los pies, no puedo entnder como hay gente que dice que no les gusta tu forma de escribir e incluso que digan que no sigas la novela, sinceramente desde mi punto de vista has mejorado muchisimo escribiendo ( ya que tambien me lei tu anterior novela ) me siento como si estuviera leyendo un libro y haces que uno se meta en la historia. Aparte el tema de la novela es muy original y haces que se enganche uno leyendo solo el primer capitulo.
    No les hagas caso a la gente que te dicen esas cosas porque solo tienen envidia y en el fondo ell@s mismos saben que no es verdad lo que dicen, no dejes que te afecten esos comentarios y por nada del mundo dejes de escribir por culpa de esos que no tienen ni idea de lo que dicen.
    Un abrazo muy fuerte y muchos animos :) (espero impaciente tu prox. capitulo)
    Marta.

    ResponderEliminar
  13. Mina, muy bien dicho. Pasa de las que digan que lo haces mal o no les gusta como narras o como escribes. Es simple, si no los gusta que no lean, pero no tienen que ir diciendo cosas malas. De verdad, pasa, que las que nos encanta tu novela, estamos aquí apoyandote y sacandote una sonrisa:)

    Este capitulo ha sido perfectoo, como todos*-* me encantaa
    Sue pronto c:
    Besoos:3

    ResponderEliminar
  14. Pues que quieres que te diga, a mi me encantó NLYG y me está encantando esta.
    Seguila.
    Besos desde Chile.

    ResponderEliminar
  15. En el tema de tu escritura, has mejorado, mucho, mucho mucho mucho mucho.
    Me encanta como escribes, como narras, como expresas lo que hacen los personajes...todo.
    Y si te sientes mas comoda narrando en 3a persona que en 1a, pues hazlo. Y si para ti es mejor con nombre que con rayis, pues hazlo también. Es tu novela y haces lo que crees que es mejor. Tu la publicas para la gente que quiera leerla. Si la gente no la quiere leer...que no la lea. Pero ten una cosa segura, YO VOY A LEER TODO LO QUE TU PUBLIQUES.
    Y eso, tus novelas son perfectas. No hagas caso a las que dicen que tus novelas son mierdas, por que si no no tendrías a más de 200 personas leyendolas.
    Saludossssssss :)!

    ResponderEliminar
  16. Siguela cielo, me encanta.
    No es una copia ni mucho menos. Es totalmente diferente. Algunos nombres son iguales pero, ¿que mas da eso?
    Angel es genial, ¡continua así!

    ResponderEliminar
  17. Siguela amor no te rayes por unas idiotas que desprecien tu trabajo porque yo sinceramente y seguro que muchas mas lectoras opinan lo mismo que yo , en serio es simplemente pergecta, absolutamente perfecta, siguela por nosotras que de verdad apreciamos lo que haces. ♡♥♡♥♡♥♡♥♡♥

    ResponderEliminar
  18. Dios mío mina, yo no suelo poner comentarios, pero ahora lo necesitas. ME ENCANTAS, tú y tu novela. Es increíble. Aprecio mucho lo que haces, enserio, siempre estoy mirando " ¿Y si Mina a subido un capi?" " NO ME LO PUEDO PERDER" es lo primero que miro, si TÚ has subido capi. Sigue la novela por nosotras, tus pequeñas fans.

    TE AMO :)

    ResponderEliminar
  19. Yo amo tu novela, y no me importa o afecta si la principal es rayita o no, en mi opinión amo que sea Isabella, me la imagino y todo. Siento que leo un libro. Yo eh leído Hush Hush y doy fe de que la novela no se parece en nada a lo del libro, bueno ya tu hablas de ángeles y Becca igual pero ¿qué? Acaso la que escribió Crepúsculo ¿se copió de Drácula? Obvio, no. Leo desde que tu novela es con rayita y sigo leyendo ahora como Isabella, porque me encanta como escribes y espero que lo sigas haciendo.

    ResponderEliminar
  20. La puta ama, chaval.
    Me ha encantado el capítulo, de verdad. Es tan asdfghjkl y me tiene tan asdfghjkl que asdfghjkl. ME COMPRENDE? JAJAJAJA.
    Y respecto a las que te dicen cosas caca, no les hagas ni puto caso, porque esto al fin y al cabo es tuyo, tu blog, y escribes lo que tú quieres, que para eso es tuyo. Si tienes que hacer caso a todo lo que te dicen te puedes morir, ¿sabes?
    Sinceramente, aunque tengas tus fallos, como todo el mundo, creo que escribes genial, te lo digo de verdad. He estado desde el principio y he visto como has cambiado, tanto tú como tu forma de escribir. Y estoy muy orgullosa de todo lo que estás consiguiendo y de lo que has conseguido. Es increíble.
    Deberíamos darte las gracias, tus seguidores de verdad, por hacernos disfrutar tanto con tus palabras.
    Sigue así Mina, estoy segura de que llegarás muy lejos.
    Un besi.
    @Lookinglikeudo <3

    ResponderEliminar
  21. SIguienteeeeeeeeeeeeeeeee

    ResponderEliminar
  22. A mi me encanta tu novela. La escribes tu y haces lo que quieras con ella.
    No tienes que hacer lo que las demás te digas.
    Sigue escribiendo como lo haces.
    ESPERO EL SIGUIENTE JHGFDSASDF

    ResponderEliminar
  23. Bueeeno, pues aquí estoy, en clase de informática y leyéndome el capítulo. ¿Porque? Pues por que pienso que es perfecta. Desde que me empecé a leer "never let you go" me he hecho fiel lectora tuya. Por que pienso que sois perfectas, tanto tú, como tu novela. ¿Mierda? Aquí la única mierda son ellos.
    No hagas caso de nada.
    FUCK EVERYTHING.
    "No hace falta que lleves ropa interior –Justin le guiñó un ojo al mismo tiempo que curvaba las comisuras de los labios hacia arriba, y aunque eso había sido muy grosero, Isabella rio- En serio, no la lleves, te la quitaré en cuanto pises mi casa." OMG OMG. Osea..WHAT?.
    Really, mi cara al leer eso a sido de lo mejor. agfjsyetvq43fvtghngmtrbswdfghj.
    Muchisisisisisimas gracias por seguir con esta perfecta novela y por ser así de genial con nosotras, tus lectoras.
    Con amor, @shadowsofbiebs

    ResponderEliminar
  24. siguiente yaaaaaaaaaa dfyuilkmnbrstykoh76j7DFYKLÑP

    ResponderEliminar
  25. Mina aka perfección. Este capítulo ha sido tan dxgbhjgklkjhgffghyjrkaveZ
    Espero con ansias el siguiente. :)
    PD: avisame en mi twitter {@shadowsofbiebs} cada vez que subas, por favor. Que luego me entero a los dos días y me lo tengo que leer en clase y sin poder fangirlear. xdxd

    ResponderEliminar
  26. Muy buen capítulo hjgfdsfghj.
    ¡¡SIGUIENTE!! :)

    ResponderEliminar
  27. Te mereces todas las lectoras que tienes y más.
    Eres una escritora de novelas genial y eso no te lo va a quitar nadie. No hagas caso a las que te dicen cosas malas. Aqui estamos tus lectoras para alegrarte y leer lo que escribas.
    Me ha encantado este capítulo, como todos los demás.
    Por favor, no abandones angel.
    Con amor, Lucía.
    (Nunca te he comentado, pero viendo lo que has puesto después del capítulo creo que era hora)

    ResponderEliminar
  28. (siento no tener cuenta de google, siempre te comentaré con el mismo nick)

    Tía, no te ralles por los gilipollas que te digan que se parece a Hush Hush, yo me he leído la triología de Hush Hush y lo comparas y para que se parezcan tienes que estar muy mal de la cabeza, porque para empezar, Patch en un principio no tiene la mínima intención de ser el ángel guardián de Nora/: la gente ya no sabe por qué puto motivo criticar y se inventan no-sé-qué gilipolleces.
    TÚ SIGUE AMOR, QUE ME ENCANTA TU MANERA DE ESCRIBIR y pásate por el coño o el ano los comentarios de que prefieren las primeras personas para que escribas así, es mejor la tercera omnisciente porque se ve todo muchísimo más claro y es menos lioso.

    Un besazo cariño, síguela pronto, que me he enamorado*-* <3

    ResponderEliminar
  29. He empezado a leer tu novela hoy y estoy sin palabras. Yo me consideraba una persona con imaginación, y ha sido leer tu novela y pensar, "¿yo imaginación?". A parte de imaginación, esas ideas tan buenas y lo bien que escribes, me fascina. Síguela cuanto antes, y por favor no te vengas abajo por comentarios u opiniones hirientes, por que en los pocos capítulos que llevas (perfectos y muy largos) has demostrado que vale la pena leer esta historia. Sigue pronto <33

    ResponderEliminar
  30. aay amo entrar a blogger y ver que subiste ♥
    No te hagas problema por lo que dicen, es claro que si se gastan en mandarte comentarios negativos todo el tiempo, ya les gustaría escribir así. A mí me parece que narrás bien :) y lo del nombre también, yo pienso lo mismo.
    Leí hush hush y es cierto, nada que ver la trama, sólo que hay ángeles´y... eso jajaja.
    Déjense de joder, señores.
    No sé, yo, amo como escribis.
    ♥♥♥

    ResponderEliminar
  31. Hola, ¿es la fábrica de escritoras excelentes? Quería darles las gracias por vuestra mejor creación; Mina Vega.
    Joder chica, ¿como coño escribes así de bien? No me lo explico. Tienes a parte de imaginación, buena ortografía, y sabes como describir perfectamente lo que se supone que hacen los personajes.
    Me leí NLYG y es super diferente a esta. Pero eso no es malo. Ha cambiado tu forma de escribir, y ahora, te puedo decir que es mucho mejor. Utilizas palabras que antes no utilizabas que hacen que las frases queden mejor.
    Yo creo que esta novela, va a gustar más que NLYG. Creo que es imposible que guste más, pero a mi la idea de esto de los ángeles me está gustando.
    "Angel es una copia de Hush Hush" De 0 a Drake Bell, ¿cuan tonta es la gente que te dice eso?
    Si se hubieran leido Hush Hush sabrían que no es PARA NADA IGUAL. Bueno.
    Y con lo de que es Isabella y no rayis, y la tercera persona y no primera cambiando de narrador... Es como tú más cómoda te sientas. La verdad es que, como tu dices, en tercera persona se pueden narrar mejor los sentimientos de los dos.
    Las ""lectoras"" que te están diciendo que es una mierda por eso, son las que están acostumbradas a las novelas tipo que al segundo capítulo ya son novios y han echo todas las posturas del kamasutra.
    No hagas caso a toda la gente que te dice eso, por que no tienen ni idea de lo que es escribir bien. Y tu sabes lo que es escribir bien , por que escribes bien. Bien no, genial.
    Por mi, te dejaría que hicieras esta novela y 98764356789 más. Y que subieras todos los días.
    No puedes subir todos los días, ni muy seguido por que, es normal. Si quieres hacerlo bien hay que tardar.
    Yo espero lo que haga falta mientras tu sigas subiendo de esta novela tan perfecta. No la canceles, por favor. Es perfecta para mi y para muchas lectoras.
    No tendrías más de 200 lectoras y medio millón de visitas si fueras una mala escritora o tus novelas fueran una mierda.
    Nadie obliga a las que insultan tu novela Angel a leerla, son ellas, que son tontas que la leen y critican cuando solo llevas 5 capítulos.
    La gente necesita una vida.
    Después de que te haya dejado este comentario, espero que te alegres y te entren ganas de escribir o algo así, y puedas subir y alegrarnos tu a nosotras :).
    Te queremos mucho Mina.
    Gracias por hacernos soñar con tu novela.

    ResponderEliminar
  32. Ufff, yo que iba a intentarte poner el comentario más largo.. va a ser imposible hacerlo más largo que el último que te han puesto xddd
    Bueno. pues que a mi me encanta angel. Te lo habran dicho ya mucha gente , pero eso.
    Yo de hush hush solo se que va de angeles y que el protagonista es patch y que es un angel y la protagonista nora.
    Con solo saber eso ya se puede ver que es totalmente diferente a angel. Aqui en tu novela el angel es la chica.
    Osea que ya no es igual que hush hush.
    Mina, eres genial escribiendo y, por favor, siguela cuando puedas! :)

    ResponderEliminar
  33. HOLA DE NUEVO. Perdón por no comentar mucho. La novela simplemente ME ENCANTA.
    Esta hermosisisisisisisisisisisisi...sisisisima. xD. Siguela. Saludos.

    ResponderEliminar
  34. Hoooli! ^^
    Pues yo soy lectura tuya desde never let you go (creo que era asi) y sinceramente me encanta esta nueva novela, me encanta Isabella, me encanta TODO, lo juro, es perfecta la manera en la que la narras, me he enamorado de tu novela, really.
    Y pues nada, que la siguas porque no quiero que la dejes y me gustaría ver como acaba :3
    Besos <3

    ResponderEliminar
  35. SEGUILAAAAAAA QUE ME ESTOY MURIENDOOOOO

    ResponderEliminar
  36. Me encantaa! SIGUIENTE PORFAVOOR. ;)

    ResponderEliminar
  37. ME DESESPERO MUCHO.
    Ay Mina me encanta. Y lo de rayis o Isabella da igual. En NLYG no ponía mi nombre, yo decía Mina AJAJAJAJAJ
    Bueno, siguela pronto !

    ResponderEliminar
  38. eh estado intentando hacerme un ask para dar mi opinion(? acerca del asunto ese de "copia de hush hush" ugh; enserio, enserio. no quites esta novela, esta super buena yo la amo ah ): los otras tipas penosas que andan "quitala" " es una mierda" "·una copia" pff son estúpidas envidiosas que con cuea han leido la sinopsis de la novela y ya andan diciendo que la wea es copia -_- me da bronca como dicen "quita eso" xd weon; la novela es tuya no de ellos, tu no eres su esclava como para darles en el gusto. déjalos en su miseria, sigue escribiendo, ignóralos (aunque aveces sea imposible) weon las mierditas con patas se creen unos sabios pensadores y lo único que dan es pena y/o lastima xd a mi me encanta, la amo. no le encuentro nada parecido a hush hush. besos :*

    ResponderEliminar
  39. HOLA. :) Me pasaba para pedirte un favor.
    ¿Te podrías pasar por mi novela? Es esta: http://talkdirtybieber.blogspot.com.es/
    Muchas gracias. Y como ya te dije en el otro comentario, sigue la novela cuando puedas, que es perfecta.
    @talkdirtybieber

    ResponderEliminar
  40. en gui gona let it barn barn barn baaaaarn
    arsa arsa
    me muero con el justin juraico, que mono por dios. "tiene una sonrisa angelical" ksjfnksdf por que sera
    JAJJAAJAJA
    porcierto lo que has puesto después de capítulo, no lo he leído ni lo voy a leer porque es demasiado largo, pero me imagino de lo que va, de estas que te critican por ask, que seguramente sean las mismas que comentan por aqui, vaya, esque me juego la cabeza.
    En fin delfin hace mil que no comento por aqui omaigossssss
    bueno tkm melonilla♥♥♥ SEGUILA NOMASSSSS BOLUDA

    ResponderEliminar
  41. amo tu novelaaaa!♥CAPI 6 YA :D

    ResponderEliminar
  42. Amo esta novelaa! Sube antes de que mueraa!! XD

    ResponderEliminar
  43. Porfa sube el capítulo 6, me encanta tu novela :)

    ResponderEliminar

¿Por qué no me sacas una sonrisa con un comentario tuyo? Vamos, es gratis.