¿Cuántos somos ya?

20 de abril de 2013

Never let you go. {160}



| Narra Justin. Londres. |

Estaba a punto de empezar el concierto. Los nervios estaban a flor de piel y el sonido de mis beliebers gritar lo mejoraba. Mastiqué el último trozo de sándwich que me quedaba y bebí de un trago la mitad de mi refrescante bebida que quedaba en la botella. Me limpié la boca con el dorso de la mano y esperé a que la cuenta atrás  llegara a cero. Alguien me llamó, me giré, y vi a Scooter con un hombre de más o menos su misma edad, raramente familiar para mí.

—Justin, quiero presentarte a Jonathan.
—Encantado –estreché mi mano con la suya, callosa y arrugada, demasiado para un hombre de tan corta edad.
—Él es el representante de Selena Gómez, ha venido a verte actuar.

Me quedé callado. Estático, paralizado. ¿Ella, qué hacía aquí? El nombre de ___ se encendió en mi mente, como si fuera un cartel de neón. Me advertía de algo, ¿un peligro? Qué más daba. No quería decir nada malo que la cantante y ex actriz de Disney fuera a verme al concierto. De hecho, muchos otros artistas lo han hecho antes. Pero, ¿por qué ella? ¿Y por qué ahora? Hace años que no tenemos contacto, desde esa fiesta que hizo Usher cuando apenas acababa de conocer a ___ y me llevé de vacaciones a Atlanta. Pero nada más, no hemos vuelto a vernos ni a hablar. Es extraño que ahora aparezca, así, sin más.

—Ella está aquí –me sonrió Braun, mas yo no le correspondí a ese gentil gesto- Después del concierto iremos los cuatro a cenar, ¿te parece bien?
—¿Los cuatro? –el representante de Gómez asintió, sonriéndome al mismo tiempo.
—Tú, Selena, él y yo –respondió señalándose a sí mismo por último- Queremos hablarte de unas cosas que Scooter, Selena y yo, hemos decidido.

Esto no pinta bien. Nada bien. Podía oír, incluso, un gruñido por parte de ___ en mi subconsciente. Quería negarme, solo por ese mal presentimiento que ahora corría por mi sistema nervioso, calándome los huesos. Pero no lo hice. Solo salí al escenario, cuando la cuenta llegó a cero, a cantar y a disfrutar de mis beliebers. Por dos horas pude olvidarme del percance detrás del telón, pero ahora que volvía ahí, y veía perfectamente la delgada y alta figura de Selena Gómez, el miedo invadió mi cuerpo.

—¡Justin, has estado increíble! –dijo ella, felicitándome con una sonrisa en el rostro.
—Gracias –traté de ser amable, aunque no quisiera- ¿Qué tal? ¿Qué te ha dado por venir a ver uno de mis conciertos?

Ella se encogió de hombros, sonriendo coqueta.

—Me apetecía. Además, quería hablar contigo sobre una cosa que nuestros representantes y yo hemos decidido.

O sea, que me metían en a saber qué mierda sin consultármelo. Qué bien. Miré por el rabillo del ojo a Scooter, el cual parecía seguro de lo que pasaría de ahora en adelante.

—¿Qué, vienes a cenar con nosotros? –preguntó Selena, ladeando la cabeza- No vamos a hablar sobre el asunto aquí, es preferible hacerlo en el restaurante donde Jonathan ha reservado mesa.
—El mejor de Londres, para el mejor cantante –el hombre me dio unas palmaditas en el hombro y carcajeó. Una risa falsa salió de entre dientes por mi parte.
—Iré a cambiarme antes, estoy sudado.

Me di la vuelta y caminé hacia mi camerino, pero la aguda voz de Selena, llamándome, me detuvo.

—¿Qué? –se amable, Justin. Se amable.
—¿Estás yendo al gimnasio?
—Mhm –claro, había olvidado que salía sin camiseta- Sí, ¿por qué?
—Se está notando –rio y curvé mis labios de mala gana hacia arriba, para colgarme la camiseta en el hombro izquierdo e irme- Menuda mierda de situación. ___, sácame de aquí –susurré para mí mismo.

Llegué y me metí en la ducha. Salí con una toalla atada alrededor de mi cintura y busqué en el colgador las prendas de ropa que me pondría para ir a esa dichosa cita con mi representante, el de Selena y con esta última. Carecía de ganas, la verdad, pero no podía rechazarlo. Alomejor era una colaboración en su nuevo disco, o no sé. Solo espero que sea algo que no disguste a ___. Su odio hacia Gómez todavía sigue presente. Cuando salí, Alison me informó que esperaban fuera del estadio. Suspiré y ella me dio unas cariñosas palmadas en la espalda. Salí al alborotado y oscuro exterior, había anochecido.

—Ya estás aquí –dijo Scooter. Selena se giró e hizo que su melena también girara con ella- Vamos, Moshe nos llevará.

Nos subimos a la camioneta y el trayecto hacia el restaurante fue ocupada por una conversación halagadora hacia mi esfuerzo requerido en los conciertos del tour. Selena se tomó muy en serio lo de sonreírme, pues no paraba de hacerlo, y tampoco dejó de hacer comentarios positivos hacia mi nuevo disco e imagen. “Has cambiado tanto, Justin. Apenas puedo creer que ya tengas dieciocho años”, “cuando te conocí, con dieciséis, eras bastante guapo. Ahora estás mucho mejor”, “___ es una chica bastante afortunada”. No, el afortunado soy yo. Llegamos al restaurante –por suerte- y bajamos del coche. Una oleada de flashes empezaron a cegarme, mas di mi mejor sonrisa y caminé al lado de mi representante. Selena, en cambio, se tapó la cara con las manos. Era tan distinta de ___. Ella, ni en sus peores días, daba esa imagen frente a las cámaras. No se tapaba. Simplemente cogía mi mano y me miraba, para evitar molestarse con los periodistas. Decía que mis ojos la tranquilizaban. La extrañaba, la extrañaba horrible. Como jamás antes lo había hecho. Una parte de mí estaba ligado a ella, y ese cordón, el que nos unía, era irrompible. Nadie ni nada me hará separarme de ella. Jamás.

—Bueno, por fin estamos los cuatro reunidos –comentó Jonathan, con el plato de comida delante de él. No me había dado cuenta que habíamos pedido, simplemente me dediqué a señalar con el dedo lo primero que vi en la carta y el camarero lo apuntó. Estaba, simplemente, pensando en ___.
—Y con los dos mejores artistas del momento, eh Jon.

¿Los dos mejores artistas? ___ no estaba aquí, así que no tenía derecho a decir eso. ¿Qué te pasa, Scooter? Estás raro tío, pensé.

—En fin, no nos hemos reunido aquí para tener una simple charla –comentó Selena. Claro, tú quieres algo, interesada. Ella seguía, en mi interior,  gruñéndole a la morena de enfrente.
—Lo que queríamos decirte, Justin, es que hemos pensado algo para que tu carrera tenga el ‘¡boom!’ final –dijo Scooter.
—¿A qué ‘¡boom!’ te refieres?
—Verás –empezó Jonathan- Cuando los fans ven que su artista favorito se junta con otro de sus artistas favoritos, este primero empieza a agradarle más. Y viceversa.
—No entiendo.
—Nos hemos puesto en común para que, bueno, tú y yo hagamos un ultimátum a lo que es nuestra fama, sorprenderlos a todos –decía Selena, con una sonrisa ladeada en el rostro, entrelazando las manos por debajo de la mesa, apoyándolas en su regazo.
—Sigo sin entender.
—Justin, lo que te vamos a decir es que, hemos pensado hacer algo que, muchos de los famosos de Hollywood hacen. Ya sabes, juntarse para que su fama suba.
—¿Estás diciendo que…
—Que Selena y tú os haréis pasar por pareja –anunció Jonathan. Selena me miró triunfante. Yo, en cambio, sentí que todo daba vueltas.
—¿Qué? –pregunté secamente- No. ¿Y ___? No quiero hacerlo. Me niego.
—Tienes que hacerlo, el contrato ya está firmado –comentó Selena, había cambiado su dulcería por una mirada penetrante. Falsa.
—No quiero –me negué- Y me voy.
—Justin, el contrato está firmado, siéntate –me pidió Scooter.
—Yo no he firmado ningún puto contrato.
—Pero tu representante sí –anunció Jonathan.
—¿Tú? –miré al hombre que tenía al lado- ¿Por qué no me lo has consultado antes?
—Porque sabría que dirías que no –respondió.
—¡Está claro que diría que no! –grité, llamando la atención de las otras mesas- ¡Esto es una completa locura!
—Baja la voz, Justin –me pidió Selena.
—¿No querías fama? ¿No querías que todos se centraran en ti? ¡Pues ahora lo están haciendo, ahora tienes lo que querías!
—¡Tú también saldrás beneficiado! –no alzó la voz del mismo modo en que lo había hecho yo anteriormente, pero no estaba tan calmada como al principio- Recuerda que llevo en las pantallas mucho más tiempo que tú.
—Los años no hacen el talento.
—Eso no tiene sentido –masculló- Está claro que cuanto más experiencia tengas, más talentoso serás.
—Eso depende de la persona –dije mirándola de arriba abajo con fastidio- No te creas que saliendo conmigo vas a obtener más fama. Puede que sí, pero te odiarán. Mis beliebers y fighters te odiarán.
—No es que me importe mucho, la mitad son todas unas inmaduras.
—¿Y pretendes que me haga pasar por el novio de este adefesio cuando ni siquiera la soporto? –le pregunté retóricamente a Scooter, mirándolo- No me extraña que ___ no te soporte.
—___... y hablando de ella –empezó Selena.
—Que no se te ocurre nombrarla porque entonces sí que la tenemos –la amenacé.
—En fin –me ignoró- No puedes contarle nada.
—Entre ella y yo no hay secretos, además, tengo que decírselo para que no piense mal.
—No se lo puedes decir. Ni a ella, ni a nadie.
—Scooter –lo llamé, esperando a que dijera algo, a que se opusiera a lo que Gómez estaba obligándome a hacer.
—Selena tiene razón, Justin –dijo entre suspiros- ___ como mucho puede saber que sí, que estás saliendo con Selena, y que lo vuestro se acabó.
—¡Pero es que no quiero que se acabe! –grité, dándole un puñetazo a la mesa.
—Como no te tranquilices voy a tener que sacarte fuera –gruñó Jonathan.
—¿Y Selenita no viene? Lo digo porque fuera habrán fotógrafos y demás, ella podrá salir en muchos sitios si sale con nosotros –dije en el mismo tono que el representante había empleado conmigo- Sois todos una panda de locos. ¿Tan obsesionados estáis con la fama? Me dais asco. Voy a tener que romper una preciosa relación de casi dos años por culpa de una niñata que quiere más pasta.
—Justin –me llamó mi representante, al cual no quería mirarlo ni a la cara, me asqueaba- Por favor. Es solo un año.
—¿Solo? ¿Y te parece poco? –carcajeé irónicamente- ¿Aguantarías tú un año con una persona a la que ni siquiera soportas?
—No opinabas eso antes de que salieras con ___.
—Con el tiempo te das cuenta de cómo es la gente –le dije a Selena. Ella frunció el ceño.
—Mira, no puedes hacer nada. El contrato está firmado –habló Jonathan- Te recomiendo que vayas empezando a ponerle buena cara a las cámaras, porque esto empieza ya.
—¿Y ___? ¿Qué pasa con ella? No se merece esto, no.
—No puede saber nada –respondió Braun- Ni ella, ni nadie.
—Entonces, pretendes que la engañe. Y no solo a ella, sino a mi familia, amigos y beliebers. Estáis jodidamente enfermos, en serio os lo digo.
—Mira, ___ no puede saber que haces esto por fama.
—No, yo no lo hago por fama, yo estoy perfectamente bien. Es tú –la señalé con el dedo- la que quiere hacerse notar y necesitas que lo haga alguien por ti, porque está claro que no eres capaz de hacerlo tú sola. Yo más que nada lo hago por obligación.
—Justin, por favor.
—Es más, si por mí fuera, no estaría sentado ni con vosotros, sin vergüenzas.

La mesa quedó en silencio. Permanecieron callados durante un par de minutos, sin saber qué decir. Lo único que se oía era mi agitada respiración, los nudillos míos petarse, y las cuchicheos de las otras mesas.

—Nadie debe saber esto –concluyó Jonathan- Y ves llamando a ___ para decir que la dejas.
—No puedo hacer eso –contesté.
—Debes hacerlo.
—¡Scooter! Tío, creí que ___ te gustaba, que le tenías cariño.
—Y la cosa sigue así, pero esto será bueno para ti, Justin.
—No, me odiarán. Me odiarán por traicionar a ___, por mentir a todas mis fans. Por ser un asco de persona, y por salir con alguien que solo piensa en la puta fama.
—Da igual lo que digas, tú y yo estamos oficialmente saliendo –contestó Selena enfurecida- Y salgamos ya.
—Claro.

Pagamos la cuenta. Mi plato estaba intacto, no había comido nada. Salimos del restaurante y de nuevo los flashes impactaron sobre nosotros. Una mano cogió la mía. Alcé el rostro, era Selena gruñéndome algo en voz baja. Agaché la cabeza, muerto de vergüenza. Esto no podía estar pasando, estaba engañando a ___, que ni se lo merecía.

—Justin, ¿estás saliendo con Selena? –preguntaron, fotografiándonos más.
—Selena, ¿haces esto por despecho hacia ___ o porque de verdad quieres a Justin?
—Quiero a Justin –respondió la muy mentirosa.
—¿___ sabe de esto? ¿Cómo crees que se tomará tu nueva relación?
—¿La engañas con Selena? ¿Ya no amas a ___?

Preguntas y más preguntas. Y dolores de cabeza, nudos en la garganta, ganas de golpear cualquier cosa. Ganas de mandar a la mierda a Selena y a todos los periodistas. Que les jodan a todos. Subí a la camioneta y miré el suelo. Jonathan y Scooter hablaban con Selena. Yo, saqué el móvil. Y una lágrima cayó en el rostro de ___, en mi fondo de pantalla.

—Te amo, ___ -susurré, en voz muy, muy baja- Te amo y espero que me perdones algún día.


| Narra ___. |

Fotos. Fotos de Justin con Selena al salir de un restaurante, cogidos de la mano, ella sonriendo, él cabizbajo. ¿Qué mierda es esta, Señor? ¿Por qué me haces esto? Una ira invadió mi cuerpo, sacudiéndolo por completo. Un gutural chillido salió de mi garganta, desgarrándola como si pasaran por ella mil agujas. Los ojos quemándome al fuego vivo, haciéndolos arder. Las palmas de las manos sangrando tras haber clavado allí las uñas, formando un puño. Mamá intentaba tranquilizarme, pero no daba resultado. Thomas había llamado a Caroline para ver si ella podía hacer que me relajara, así que estaba de camino. Pero nadie, nadie, podría hacer que me sentara en el sofá y respirara tranquilamente, como si nada hubiese pasado.

—Mi cielo, por favor, siéntate y hablemos de esto.
—Tal vez ha sido un malentendido.
—Justin tendrá una explicación para esto, ___.

Y me repetían las cosas una y otra vez, pero por un oído me entraba y por otro salía. Finalmente, cuando mi cuerpo fue vencido por el cansancio de tanto forcejear, gritar, y pegar a cualquier pared que tuviera cerca, me dejé caer lentamente en el suelo, deslizándome por la puerta de la habitación. Thomas me cogió y me sentó en la cama, apartándome muy delicadamente los mechones de pelo que ahora se pegaban a mi rostro por culpa de las lágrimas. Tal y como hacia Justin cuando lloraba. Y me morí de nuevo, de nuevo a llorar. De nuevo caí en el pozo oscuro sin salida, alto como una torre, sin luz. Ahí, en el fondo estaba yo, en un rinconcito, con el corazón roto al lado, sangrando. Con una herida profunda en el pecho, con los costados desgarrados. Y dolía, dolía como cuando te dan un balonazo en el estómago y te deja sin respiración durante unos segundos. Y son breves, pero son los peores.

—Ya estoy aquí –oí la voz de mi amiga, algo agitada, seguramente por haber subido las escaleras a toda prisa.

Me levanté y abrí mis brazos para que me recibiera en un abrazo, el cual no tardó en darme. Besó repetidas veces mi cabeza, acariciándome la melena que caía en cascada por mi espalda. Ahogué mi llanto en su cuello, intentando hacerlo callar. Pero no podía.

—He visto las fotos –susurró- Lo siento mucho, ___. De verdad, no sé qué le ha pasado a Justin por la cabeza para acabar haciéndote esto.

Me separé de ella, limpiándome la nariz con el dorso de mi mano derecha. Estaba hecha un asco. Limpié las lágrimas que seguían cayendo de mis ojos y sollocé una vez más.

—No entiendo por qué me hace esto. Que yo sepa, no le he hecho nunca nada malo –suspiré, sentándome en la cama. Mamá y Thomas me miraban y esperaron a mi lado, al igual que Caroline, que sostenía mi mano con firmeza- ¿De cuándo son las fotos?
—En la web decía que de hace dos días.
—Por eso estaba tan raro conmigo en el teléfono –recordé.
—Cielo, sea lo que sea que haya pasado, olvídalo.
—Pero no quiero, mamá –respondí- Necesito una explicación. ¿Por qué hace esto? Jamás le he sido infiel, jamás le he dado motivos para que me engañara, y menos con la tipeja de Selena. Hemos tenido nuestras peleas, pero como toda pareja. Incluso, podría decir, que éramos perfectos juntos –me tapé la cara, iba a volver a romper a llorar otra vez- Pero veo que me equivoqué.
—De los errores se aprende, ___ -me dijo Carol muy suavemente- Y juro por mi madre que Justin se entera de quién soy.
—No, esto es cosa nuestra.
—¿Perdona? –preguntó retóricamente- No voy a permitir que ningún tío te haga daño de esta manera, ni de ninguna, vamos. Y me da igual que sea Justin Bieber. Si tengo que pegarle una hostia bien dada, se la pego.
—Tengo que llamarlo.
—Lo llamas por la noche, cuando estemos las dos juntas –me recomendó.
—¿Te quedas a dormir? –le pregunté, con la esperanza asomándose por mis labios, pero aún era demasiado débil como para sonreír. No ahora, no de nuevo.
—No voy a dejarte sola.
—Gracias –apoyé mi cabeza en su hombro y rodeé su cuerpo con mis brazos.
—No me las des.
—Es tan extraño –comenté, después de haber estado varios segundos callada- No discutimos antes de que se fuera, estuvimos tan bien. Todo estaba genial entre los dos. Incluso cuando se fue de gira, nos llamábamos todos los días, hacíamos Skype siempre y cuando él podía y tenía tiempo. No sé, no sé qué ha podido pasar como para engañarme de esta forma, para traicionarme con Selena.
—Y lo peor, es que ha sido ella, cuando nunca han hablado.
—Sí, en una fiesta que hizo Usher, pero eso fue hace dos o tres años, cuando yo pasé por primera vez las vacaciones con él en Atlanta.
—Ya, eso ya lo sé. Pero quiero decir, no han tenido contacto, no desde ese momento. Me dices que te engaña, no sé… Con Caitlin –alcé una ceja- Es un ejemplo. Eso, que me dices que es con ella, aún lo entendería, pues hace unos años fueron novios, siguen siendo amigos y quieras o no, tienen muchísima confianza y más bien se ven a menudo. ¿Pero con Selena? Algo no me cuadra.
—A mí tampoco –suspiré.

Dos teléfonos empezaron a sonar en ese momento. El mío, y el de mamá. Salió de la habitación con Thomas, para hablar ella tranquila y dejarme a mí hacerlo igual. Cogí el móvil y miré quién llamaba. “Melona”. Acepté la llamada y puse el altavoz, para que Caroline también pudiera escuchar la conversación.

¡No, Chaz Somers, no! –oí cómo le gritaba a su novio- ¡Lo que Justin le ha hecho a ___ no tiene perdón de Dios!
Pero Julia, cariño. Alomejor ha tenido sus motivos, no sé.
¿Motivos de qué? ¡Por favor! Él y ___ estaban genial, estaban a punto de hacer dos años juntos. ¡Eran una de las mejores parejas de Hollywood! Y él, a la mínima de cambio, cuando la tiene lejos y no está tan controlado, le pone unos cuernazos de la hostia con Selena. Dime tú qué motivos tienes para hacer eso aparte de ser un subnormal de primera categoría. Vamos, dímelo.
— Mhm, Melona –hablé.
¡Y lo peor de todo es que ni se ha dignado a decirle nada a mi hermana! ¡Nada! No le ha llamado para decirle “oye, lo dejamos. Que me he pillado por la zorra de Selena”. ¡No, no, no! Ella en ascuas, sin saber absolutamente nada. ¿Es o no es de ser un cabrón?
Yo no creo que Justin se haya pillado por Selena. Y si así fuera, apuesto lo que quieras a que le hubiera dicho algo antes a ___.
Pues ya ves que no.
—Melona, joder, estoy aquí –hablé por el otro lado del teléfono.
—Mierda, me había olvidado de ti –dijo con voz apagada- ¿Cómo estás, reina?
—Por donde sale la mierda cuando cagas: como el culo.
—Ole qué “fisna” –comentó Caroline, haciéndome soltar una débil carcajada.
—Lo siento tanto, Melona. Pero tanto, tanto. No te mereces esto, ojalá todo sea una maldita broma.
—Pero no lo es –murmuré, con la voz quebrada, otra vez- Justin ya no me quiere, la quiere a ella.
—No, no –esta vez sonó la voz de Chaz- Repito, Justin no puede haberse pillado por Selena. No tan de repente cuando hace años que no tienen una conversación. Y menos cuando desde que te conoció, ___, él dejó de agradarle Gómez. Y no lo digo solo como artista, sino como persona.
—Ella es una mujer despreciable –comentó Caroline- Va a lo que va.
—A por la fama –concluyó Julia- ¿Crees que pueden estar juntos por publicidad?
—No creo eso de Justin –dije. Aun habiéndome roto el corazón, lo defendía. Esto es de idiotas. Idiotas enamoradas hasta las trancas.
—Además, no le hace falta fama.
—Entonces es Selena –dijo Julia.
—Pero, eso se decide entre dos, ¿no? –preguntó Carol- O sea, ya me entendéis.
—Tal vez le obligaron –deseé yo.
—Si venga Melona, le pusieron una pistola en el cogote para que se la follara.
—¡En la web no dice nada de que hayan follado! –casi chillé, con una voz aguda del disgusto- Porque, no dice nada, ¿verdad?
—Era un decir, ___ -me aclaró, haciéndome suspirar aliviada- Mira, solo te digo una cosa, si Justin te ha hecho esto porque de verdad le gusta Selena, lo mato. Si es por publicidad, los mato a los dos.
—Me parece una buena idea.
—¿Os estáis escuchando? –preguntó Chaz- Sois beliebers.
—Una belieber apoya a su ídolo sobre todas las cosas, pero hay que admitir que no es perfecto y hace cosas mal. Eesta, es una de esas cosas. Y no es mala, es malísima. Es como un grano en el culo. La ha cagado, definitivamente –dijo Julia.
—Definitivamente, estoy con Julia –la apoyó Caroline.
­—El caso es, ¿qué harás, ___?
—Esta noche lo llamaré, le pediré una explicación, que me diga por qué hace esto, que me aclare si yo he hecho algo mal.
—Tú no has hecho nada, ___ -me dijo Chaz.
—Supongo –suspiré- O alomejor, es que… Bueno, Selena es muy bonita, es mucho más madura que yo, tiene más experiencia y…
—No sigas.
—Creo que veo lógico que se haya cansado de mí y se ponga de novio con ella.
—¡Melona te descuartizo! –gritó Julia enojada- No vuelvas a decir eso porque juro que no vuelvo a hablarte más.
—Es lo más absurdo que he oído en mi vida –bufó Caroline.
—Carol, pégale de mi parte –pidió mi otra mejor amiga a través del teléfono.
—Con gusto –y me dio un leve golpe en el hombro.
—No pienses eso de nuevo, por favor.
—¿Entonces, por qué lo ha hecho?
—Porque es retrasado, yo que sé –se exasperó Julia- Lo único que sé, es que cuando lo vea, se ganará una buena hostia.
—No creo que esto influya en vuestra relación con él. Tenéis que seguir siendo amigos por mucho que no sigamos juntos.
—Está claro eso, ___, pero antes tenemos que vengarnos por ti. Es lo típico entre las amigas. Luego le pedimos disculpas, le decimos que entre nosotras está todo bien, y listo –planeó Caroline.
—Oh, bueno. Me quedo más tranquila –dudé.
—Melona, tú ahora, más que nada, no te alteres. Sea lo que sea que haya pasado, sigue con tu vida. Si Justin ha decidido esto, bien idiota es, porque tú eres una tía de puta madre. En serio, si te ha dejado ir, es porque no sabía lo bueno que tenía a su lado.
—Gracias –susurré llorando, a lo que Caroline limpió rápidamente mis lágrimas.
—Te llamaré luego, ___. Tengo que hacer un par de cosas. Te quiero. Y a ti también, Carol.
—Oh, pensaba –se hizo la ofendida.

Cortó la llamada, recosté la cabeza en el hombro de mi amiga y suspiré, débil y muerta por dentro. No tenía fuerzas ni para marcar el número de teléfono de Justin y preguntarle qué había pasado. Tal vez, no lo hacía por miedo a saber la verdad. Miedo a saber que ya no me quería. Aunque, bueno, está claro que ya no siente nada por mí cuando se ha ido con otra mujer. Mientras meditaba, mi teléfono sonó de nuevo. Y esta vez era Janet la que me preguntaba y daba su opinión sobre el tema. Al parecer se acababa de enterar esa misma mañana por culpa de unas llamadas que había recibido, pidiendo mi aparición en muchos programas para hablar sobre mi ruptura con Justin. Ella, claro, no sabía de lo que hablaban, y decidió meterse en Internet a verificar lo que le habían contado a cerca de unas fotos. En cuanto se percató de lo sucedido, me llamó. Me dijo exactamente lo mismo que Julia, pero yo no quería oír nada más, estaba totalmente destrozada y unas palabras no arreglarían el daño en mi corazón. Colgué y me acosté en la cama. Comí obligada por Caroline, que se quedó todo el día conmigo. Por la noche también estuvo a mi lado, para ayudarme a tranquilizarme según reaccionaba tras la llamada que le realizaría a Justin. Pero no me atreví, así que no hubo explicación alguna. Tan solo, me dejé caer en el mullido colchón, cerré los ojos e imaginé recuerdos vividos con él. Con el que ya me había substituido.

A la mañana siguiente, la cama estaba vacía. Caroline no estaba. Me levanté y un pinchazo invadió mis sienes, un agudo dolor me atravesó por completo hasta hacerme tumbar de nuevo. Froté mis ojos y suspiré. Deseaba que todo fuera un mal sueño, que al despertar estaría en casa de Justin, con él a mi lado, sonriéndome y jugando con mi pelo mientras susurraba un pequeño “buenos días, bella durmiente”, o directamente me despertaba con sus cortos pero suaves besos por toda mi espalda, hombros o cuello. Pero no, aquello ya no volvería a suceder. Nunca más. Me levanté como pude y me encerré en el baño. Ahí, fue todo mucho peor. Mi reflejo en el espejo era casi irreconocible. Tenía una cara que daba susto. Abrí el grifo y me eché agua, como si aquello hiciera que dejara de estar fea. Reí para mí misma. Me senté en la taza del váter y miré a la nada. ¿Por qué?, me preguntaba. ¿Por qué con ella? ¿Por qué me pasa esto a mí? Todo lo malo, siempre. ¿Tan mala persona soy? Salí de ahí y busqué a mi amiga, pero no la encontré. Hasta que oí su voz y la de alguien más en el salón. Ahí abajo estaban todos. Y cuando digo todos, me refiero también a Julia con Chaz.

—Mi niña bonita –musitó la que era mi hermana mayor para mí. Bajé las escaleras muy despacio, ya que no me permitía poder ir tan rápido. Cuando llegué hasta ella, me envolvió en un cálido abrazo que tan de menos había echado. Lloré, con ella rompí en llanto. Y me consoló pasados unos minutos- Ya no llores, por favor. Me matas.
—Yo lo amo, Julia. Siempre lo he amado. Y ver que ya no me quiere, que está con otra, es como apuñalarme el corazón con la más afilada daga.
—Lo sé, pero no vale la pena llorar por alguien que no sabe apreciar lo más hermoso del mundo. Por favor –cogió mi mentón y con sus pulgares limpió mis lágrimas- Estás horrible, Melona.
—Lo sé –reí sin fuerzas- Tú eres un jodido aborto de mono, pero no diré nada porque has sabido consolarme bien.
—Gracias –rio ella, sacándome una pequeña sonrisa.
—¿Cómo estás, enana? –me preguntó Christian, pasando un brazo por mis descubiertos hombros. Iba con una camiseta de tirantes.
—Muerta.
—No digas eso –me regañó Caitlin- Hay más chicos en el mundo que sabrán valorar lo que tienen delante.
—Pero yo quiero a Justin.
—Ya, y yo quiero sacar a Patch Cipriano del libro y veo la cosa muy complicada –dijo Caroline con una sonrisa- ___, en serio. Olvídalo. Él es el tonto que te ha perdido, no tú a él.
—Exacto –Chaz palmeó mi espalda.
—No vale la pena llorar por alguien que prometió no dejarte caer y ahora te está pisoteando.
—Te has vuelto filosófica.
—Canadá te cambia –rio Julia.
—Por cierto, ¿tú no tendrías que estar ahí, en Canadá?
—No podía estar tan lejos de mi hermana cuando lo está pasando mal. Lo primero es la familia.
—Pero… ¿y el trabajo? ¿Y la revista?
—La he dejado –abrí los ojos- Extraño Atlanta, verte cada día y trabajar para ti. Viajar con el equipo y las fans. Eso es mucho mejor que la revista.
—Oh, Julia –la abracé.
—Por ti hago lo que sea, ya lo sabes –musitó, besándome la mejilla.
—Y ahora, dejaros de abracitos y besitos, y corred a hacerle el desayuno a ___ -nos regañó Christian, separándose.
—No tengo hambre.
—Ayer no cenaste –frunció el ceño Caroline.
—Porque no tenía hambre.
—Pues ahora tienes que tener hambre por obligación –dijo Caitlin- Anda, te iré a hacer algo para comer, ven conmigo.

Me cogió de la mano y me llevó a la cocina mientras los demás hablaban sobre lo mío con Justin en el salón. Lo hacían en voz baja, pero igual los oía. Encendieron en la televisión y giré el rostro hacia la castaña de ojos azules. Beadles me preguntaba si quería tostadas, frutas, el típico desayuno americano lleno de colesterol o simplemente, un tazón enorme de cereales.

—Mhm –murmuré- No lo sé.
—Pues menos los huevos con bacon, todo.
—Está bien –murmuré divertida.

Cuando terminó con la comida, que al parecer había incluso para los demás, lo puso todo en una bandeja. El tazón, la leche a un lado y los cereales en su respectiva bolsita; la manzana y las naranjas, y la tostada con la mermelada y el cuchillo para untarla a un ladito. Incluso el azúcar. Todo estaba perfecto. Se lo agradecí todo con una sonrisa y volví al salón con los chicos, los cuales al verme, se sorprendieron y apagaron rápidamente la televisión.

—¿Por qué la apagáis?
—Pues porque… nos hemos cansado –mintió Caroline. Sabía cuándo decía o no la verdad.
—No –me senté y tomé la manzana.
—En serio –dijo esta vez Julia.
—No hay nada interesante en la tele.
—Dame el mando, Chris –pedí.
—Se le acabaron las pilas –comentó Chaz.
—Par de embusteros, como no encendáis la televisión os vais de mi casa.

Me miraron, y entre un profundo suspiro, hicieron que la pantalla del televisor se iluminara, reflejando unas imágenes bastante subiditas de tono entre dos adolescentes en la playa. “Justin y Selena se toman un descansito en las islas de Hawai, donde demuestran al mundo entero, su repentino enamoramiento. ¿___ sabrá del adulterio de su ex pareja, o simplemente está haciendo oídos sordos?”. Y finalizaron el programa de cotilleo con una espantosa imagen de Justin cargando a Selena en el agua y besándola como si se le fuera la vida en eso. La manzana impactó contra la televisión, dejando una mancha negra en esa.

—Te la has cargado –susurró sorprendida Caroline.
—Jodido mierdoso traicionero, juro que lo voy a matar –me levanté del sofá y cogí el teléfono inalámbrico- ¡Ya estoy harta de callarme y ser la panoli de siempre, está vez me va a escuchar! Ya he aguantado demasiado.

Marqué su número, el cual que me sabía de memoria.

—___, espera, tal vez deberías calmarte antes de… -pero la frase de Chaz se quedó en el aire.
—¡Tú, Justin Bieber, adultero, mujeriego, infiel y asqueroso! ¡Cómo te atreves! –dije cuando descolgaron el teléfono- ¡No solo me engañas con Selena sino que te muestras como un estúpido pulpo laposo enganchado a la tabla de planchar esa! Irrespetuoso, sin vergüenza.
—___ -susurró la voz de Justin.
—No me digas ___ como si me estuvieras perdonando la vida, porque la que tendría que hacerlo sería yo, ¿me has oído? –grité, yendo de izquierda derecha, todo el rato- No me lo puedo creer, Justin. Simplemente no puedo. ¿Cómo has sido capaz?
—No, no lo sé.
—Tú nunca sabes nada –dije- Si te dejo de gustar, si dejas de quererme, al menos avísame. Pero no me pongas los cuernos a la primera de cambio.
—Lo siento.
—No, no lo sientes. Eres un mentiroso. Mientras estás dándote el lote con Selena en la playa, disfrutando de tus días de descanso, yo estoy como una puta mierda llorando, sufriendo por ti. ¿Es que, tan rápido se te va el amor?

Se quedó callado.

—Di algo, maldita sea –pedí.
—No tengo nada que decir.
—¡¿Qué no tienes nada que decir?! –grité exaltada. Julia corrió a mi lado para ponerme la mano encima del hombro y susurrar que me relajara- Eres un mierdas, Justin Bieber. Ojalá te des cuenta del daño que me estás haciendo. Te lo di todo, te di mi vida. Te entregué mi amor. ¡Te amé y te amo aún, Justin! ¿Y así es cómo me lo pagas?
—Mira, ya fue. El amor se apagó –dijo, en voz muy baja- Ahora quiero… ahora quiero a Selena. Estoy saliendo con ella y me siento bien.
—Sabes que eso es mentira.
—La amo, ___ -musitó.
—No.
—Tengo que colgar, lo siento.
—¡Justin por favor, te perdono, lo olvidaré todo! –pi, pi, pi- Vuelve conmigo –susurré esto último- Te necesito.

Y dejé caer el teléfono al suelo, mientras me hundía más en el oscuro pozo sin fondo, lleno de musgo y paredes sucias. Caía al vacío, pero no llegaba a ningún final. No había luz, no había escapatoria. Sin duda alguna, una parte de mí estaba muriendo, y no podría revivir nunca más porque el pozo se había cerrado. Y la piedra era dura, pesada e irrompible. Ya no volvería a ser la misma ___ ___ de siempre. No, ya no.

___________

¡Buenas! Sí, ya sé que ahora estaréis en plan "la concha de la lora te odio Mina, separaste a la rayis de Shastem y está con la Gomez", "ah, la novela se irá a la mierda". Y lo entiendo, vaya. Pero esto lo tenía ya pensado desde hace mil y es para darle un poco de tensión a la novela. Además, ya quedan muy pocos capítulos y quiero que pase algo "wow" en la novela. Una cosa que quizá a algunas no les agrade, voy a dejar el relato. No lo voy a continuar porque no sé cómo seguirlo y no está teniendo mucho éxito. Cuando tenga más imaginación, haré uno otra vez y este sí que lo llevaré hasta el final. Pero de mientras, nada. 

Ah, y veo que muchas os habéis varias de las sagas que a mí más me gustan. Si tenéis alguna que recomendarme, os agradecería que me la pasarais. Y no sé quién me comentó que se leyó "escuela de frikis", que va sobre unos niños que tienen fobias. ¡La mierda, ese me lo leí hace años y aún lo sigo leyendo cada vez que puedo porque es uno de mis favoritos! Sois amor, todo aquél que se lea buenos libros, se gana mi incondicional respeto. Ok, ya. Dejo de enrollarme.

Y pues bueno, espero que no me guardéis rencor por este capítulo xd. Sé que es un poco triste, pero ya veréis que lo bueno está por llegar. Un beso y un abrazo enorme. ¡Chao! ♥.

Dad RT a este tweet y comentad.

43 comentarios:

  1. AAAAAHH !!! Alfin 1er comentario... Bueno mira tu sabes que TE QUIERO MATAR CON TODAS LAS GANAS DEL MUNDO...

    Síguela porfavor no la puedes dejar así por dios que clase de persona eres....

    Dios no puedo creer que hayas hecho eso como puedes separar la relación?????

    Bueno Chao y síguela ;)

    ResponderEliminar
  2. Omb me muero llore mas que la chucha y sorry por no comentar antes, pero estaba de vacasiones y me encanto el capitulo llore mucho, pero esta genial a otra cosa siguela por favor te esta quedando muy buena siguela por favor

    ResponderEliminar
  3. Van a reconciliarse verdad?ke askode putilena aaaag

    ResponderEliminar
  4. Llore enserio llore
    El capitulo estuvo bien pero me iso llorar
    pobre rayis selena es una bruja que debe sr eleminada
    Amo tu novela porfa siguelaaaaaaaaaaa

    ResponderEliminar
  5. HALA, MIERDA, PUTA SELENA, YOOOOOOOO ES QUE LA MATO JASFHSDKLBJSHRNKSDFRE. JODER, QUE TRISTE TODO, LA CONVERSACIÓN CON JUSTIN POR TELÉFONO :(

    ¡ SÍGUELA! <333

    ResponderEliminar
  6. Mierda eh muerto con el capitulo siguela esta muu buena adioste quiero besos

    ResponderEliminar
  7. La puta.
    Mina, no. No puedes hacer esto. No, no, no y no. Es que me niego. ES QUE NO.
    LA PUTA MADRE. PERO ESTO KMIERRRRRRRRRRRRRRRRRDAS ES. O SEA, QUE ME HE INCHAO' DE LLORAR CACHO CAPULLA.
    No, tío. Por favooooooooooooooooooooooooooor.
    Yo es que lo sabía. Sabía que iba a pasar esto en algún momento de la novela. Y, al leer el primer párrafo he dicho 'ya está, todo se va a la mierda con Rayis y Justin' PERO POR AHORA, O MÁS BIEN QUE SEA ASÍ POR TU BIEN. AVISADA QUEDAS.
    Y, pues nada, me ves a mí a mitad del capítulo con las lágrimas saltadas y al final de este, llorando a moco tendido. Y yo: wadafac, soy una puta sensible.
    Pero, awwwwwwwwwwwwww. Con Thomas, mamá, Carol, Julia, Chaz, Christian, Cait. Qué adorables apoyándola. AW AW AW. Sos, que me muero, me va a dar argo.
    Y, ezokezo. QUE COMO TARDES EN SUBIR, TE PROMETO QUE TE CORTO TO' EL CHICHI. QUE YO NO PUEDO SOPORTAR EESTO. QUE NO, Y PUNTO.
    Tkmiiiiil <33.

    ResponderEliminar
  8. Aunque no me creean Llore gebi me le apreto el <3 cuando ley la llamada Dios Justin como tan friooo matare a selena...

    ResponderEliminar
  9. La re puta madre que la re mil pario. Scooter es idiota??? y Justin?? que mierda le pasa por la cabeza? ta lo tenia que hacer porq el contrato ya estaba firmado pero podria haber hecho 1000000 intentos para que no lo tenga q hacer y no lo hizo, PUTA SELENA,PUTA SELENA, PUTA SELENA, PUTA SELENA, PUTA SELENA, PUTA SELENA, PUTA SELENA, PUTA SELENA, PUTA SELENA, PUTA SELENA, PUTA SELENA, PUTA SELENA, PUTA SELENA, PUTA. Subi cuanto antes posible porque te juro que me voy a morir, enserio, no, esto no puede estar pasandooo. bueno besoo, chaoo

    ResponderEliminar
  10. ¿ Quieres matarme verdad? ME HE PUESTO SUPER HISTERICA!!! DIOS MIO! ¿POR QUÉ,POR QUÉ?
    Scooter...nunca me lo esperaba de ti y BIEBER... MALDITO SEAS,lloro,oh dios voy a llorar como siga así.
    *preparando la escopeta* VOY A POR TI ZORRA GÓMEZ, PREPÁRATE Y EMPIEZA A REZAR ANTES DE QUE TE ENCUENTRE.
    Sí,Mina,espero que en el próximo capitulo...las cosas mejoren para el buen camino a menos de que quieras vernos más histéricas que ahora. xD
    PD: Me gusto el capitulo,pero me fastidio lo de la Cerdena...y Scooter sobre todo..
    siguela :)

    ResponderEliminar
  11. BITCH!!! llore y la rabia se me subio espero que sigas pronto el capitulo y todo salga a luz que sea como antes AHHH I'M DEAD
    by: swag
    pd: la mato

    ResponderEliminar
  12. LA PUTA MADRE NONONONO MINAAAAAAA ¿POR QUEEEEEEEE? ME HE TIRADO TO' ESTE PUTO CAP LLORANDO, LA PERRA DE SELENA SIEMPRE, MY GOD MINAAAA NO, HACEDME EL FAVOR DE QUE VUELVAN MINA, ASI NO AGUANTO, NO
    Y SCOOTER? O SEA MINA FUE UN TIRO AL PISO, ASCO ES LO QUE DAN PERSONAS COMO ELLOS, LA PUTA MADRE

    ResponderEliminar
  13. la verdad me gustan un poco este tipo de peleas y cosas asi porque despues de todo lo malo habra una recompensa y de las buenas o eso espero del bieber porque sino lo matoooo jejejje a mi la selenita me jodio mucho pero sobre todo scooter nose por que le hace esto al bieber que mala folla que tiene hija pero bueno en serio me ha gustado mucho ya sabia yo que iba a tener muchos problemas por la gilipollas esa bueno tqqq nos vemos y sube cuando puedas ;D
    XOXO:NALU.

    ResponderEliminar
  14. concha de su bieja aregla esto o te juro q te mato .... no pueden ser las cosas asi ta ta ta ta ta ta mierda bo !! no no no no y mas muchos mas nos y esto el el colmo aregla esto por q no puede se q este asi me #mecagoenesaperraputefactapodridaqmegustansuscancionsperoenestanovelanomelabancoynuncavaaserasicapasarreglaestoporquensinomevoyairacagarapaloamediomundocaptas???????????????? chau saludos

    ResponderEliminar
  15. JODER, MINA! ME CAGO EN LA PUTA GOMEZ! JURO QUE LA ODIO, ASI, LA ABORRESCO! Morí con lo de la "tabla de planchar" jajajajajajaja... En serio, lo máximo.
    El capi fue tan asdfghjkllñ, perp bueno, esperp que las cosas se arregpeb, confío en tí eh!
    EL RELATOOOOOOOOO! Nooo D: yo lo amaba, es que era tan misterioso e interesante, yo que empiezo a escribir con una inspiracion increible y a mitad de la novela no se que mas poner. En serio te admiro tía.
    Jajajaja... Y se me esta pegando tus expresiones españolas xD Siguela pronto!
    Ale :)

    ResponderEliminar
  16. Me hiciste llorar :( Yo SABIA QUE SELENA IBA HACER ESO LO SABIAAAAA!!!
    Que problema con Justin!
    Me da cosita :(
    Chama recuerda que el 27 es mi CUMPLEAÑOS!! Y me encantaria que subieras un capitulo :S
    Te quiero eres la mejor :D
    Atte: Andrea :*

    ResponderEliminar
  17. Nononono no puedes djar la nove asi tienes que hacer maraton...

    Como puede ser se podria haber esforzado mas en proteger la relacion pero lo ha aceptado miy biien...:'( y aun encima vale que no quiera pero eso de ir manoseandose en hawaii ya es q para matarlo...:@

    ResponderEliminar
  18. Y al scooter tambien lo mato :@





    No puedes dejarla adi tienes que hacer marat

    ResponderEliminar
  19. Hola melona:)
    We, siento si el comentario será un poco... seco, no tengo ganas de nada.
    Bueno, ya sabes lo que pienso, que me cago en ti, por dejarlo asi. Y me cago en Justin, por dejarte (?) jajaja hijo puta, y justo pones este capitulo cuando supuestamente vuelve jelena
    Bueno melona, ya empiezan a tocarme los oviarios otra cosa no saben hacer
    te amooooooo mucho melonansia<3

    ResponderEliminar
  20. Nooooooooooo, no puedes dejarla así! Asdfghjklñ, lloré como un perro :(
    GOMEZ TE ODIOOO, PERRA. Lo leí ayer en la noche y todavía estoy pensando en este capítulo. Demasiado en solo un capítulo asdfgh. Puta Selena, puto Jonathan, puto contrato, PUTO TODO. Shoro, síguela Mina :) Eres genial <3
    Agostina

    ResponderEliminar
  21. No lo puedes dejar asi , siguela pronto lo mas pronto posible por favor !! Llore eres la mejor <3

    ResponderEliminar
  22. Siguelaaa plisss me encanto el capitulo.....igual se q Justin -me ama y a la Cerdena No

    ResponderEliminar
  23. maldito justin de que va le odio llore y me llamo viky y soy de jamaica nuevea letora

    ResponderEliminar
  24. La puta.. Que paso ? cuando vi lo de scooter me qede como "maldito la concha de tu madre me estas separando del justino" o algo como "maldita zorra de cerdena busca fama" pero as qe vuelvan o me pego un tiro porqe llore a mares & bueno qe me mato .-.
    Amo tu novela & aver cuando la siges

    ResponderEliminar
  25. WEONA QULIA QUIERES QUE ME DE UN PUTO PARO CARDIACO HIJA DE TU MADRE? HIJA DE HUUUUUUUUUUUUUY TE MATO SIGUELA O TE MATO TE CORTO UNA TETA NO SÉ TE DESANGRO LA PUTA ES QUE TE VIOLO WEON SIGUELA; MIERDA.

    ResponderEliminar
  26. Holi¡¡¡ podrias seguirla que me encanto¡¡

    ResponderEliminar
  27. ASLCIDSIOCONIECJNWKDCMXWSXLASWEMFIUCNVNCFHREUUQDNCQ ME MUEEEEEEEEEERO, OSEA, OSEA, OSEA, ESTOY LLORANDO. ¿POR QUE ESCRIBES TAN PERFECTO? ¿XQ? AY MI MADRE, TIA SBE PRONTO PORFAVOOOOOOOOOOOOOOOOR.

    ResponderEliminar
  28. Hola! Soy una fiel lectora de tu blog que solía ser fantasma (No tenía cuenta, aunque no era por eso que no comentaba), pero ahora ves que ya no!. En fin, que me encanta tu novela. He tenido los cojones de crearme una cuenta porque siento que tengo mucho que expresar y pocos medios para hacerlo, así que me pareció buena idea ya que aquí nadie me conoce. Hasta el momento he plantedo algo como un fanfic pero no le he puesto ni sipnosis, ni nombre ni nada, solo dos capítulos; iré colgando y escribiendo a medida que se me ocurra algo, y como ya se viene verano, seguro que me dedicaré a ella estas vacaciones, y eso, que me gustaría que te pases tú y cualquiera que lea esto, porque necesito opiniones distintas a las mías, gracias.
    Admito que he soltado unas cuantas lágrimas con este capítulo pero me encantó, la manera en que escribes hace que el dolor se transmita a gran nivel y eso me encanta. Además este tipo de drama hace que se ponga bastante interesante la cosa. Espero que haya más dolor pronto para que después la reconciliación sea hermosa!!<3. Comentaré de ahora en adelante, pinky promise!. Ah, por cierto. AMO HUSH, HUSH! joder!! me muero por esa trilogía. Pues eso, dejo de fastidiarte. Saludos, Lucía xx.

    ResponderEliminar
  29. Buenaaaaas :) Me paso para decirte que tienes "premio" en mi blog :) pásate si eso :)
    http://littlethingsofmydreamsofonedirection.blogspot.com.es/2013/04/blogs-que-recomiendo.html

    ResponderEliminar
  30. He llorado leyendo este capi ¿Te parecera bonito no?
    Dios continua!!

    ResponderEliminar
  31. holiiiii(: pues nada que durante estos últimos 6 días me he enganchado a tu novela, quedándome hasta las 5 de la mañana leyendo porque estaba demasiado enganchada. Y AHORA SE ME HAN ACABADO LOS CAPÍTULO Y NECESITO UNO NUEVO jhewfkdnjkfhwdsndjksh ¿CÓMO ME HACES ESTO? SHOROOO :((((((( Bueno, nada, que quiero LEER YA EL SIGUIENTE O ME VA A DAR UN ATAQUE. ¿Podrías por favor avisarme por Twitter cuando lo hayas subido? Porque yo y mi memoria no congeniamos mucho, ¿sabes? Puez ezo quezo.
    Un besooooooooo<3
    Núria

    ResponderEliminar
  32. ¿Cómo me dejas ahí? Ayy, Diosito de mi almah', voy a morir te lo casi juro e.e ¿Pero será posible? MALDITO JUSTINO LE VOY A PONER EL CULO FINO A SUPRAZOS YA VAS A VER LE VOY A CAGAR A ELLOS. Justo Jelena vuelve, bueno, princesos y mujeres, me voy a la mierda. "¡ERES UN MIERDAS!" Ojalá se vaya al carajo, me enfadó muchísimo que hiciera eso ._. La cosa se pone interesante y PUUUUM, me dejas ahí, bueno, es que yo recién empecé a leer a comienzos de mes y hoy os alcancé. ¡SIGUELA Y SUBE CAP. RÁPIDO, POR FAVORSITO! Te envié un mensaje en el Facebook e.e
    Besos y mimitos de Nutella :3

    ResponderEliminar
  33. jajajaja eres mala :C me puse a llorar es en serio me dio tanta pena que llore jsaojsaojas fue demasiado fue tan wow jsaojaso :/ ojala salga el siguiente cap pronto C:

    ResponderEliminar
  34. Hola, holitaa!! He llorado tanto con este capitulo que ni te lo imaginas, por favor sacame una sonrisacon un nuevo capitulo:)

    ResponderEliminar
  35. porfa sube un nuevo capi !!!

    ResponderEliminar
  36. HOLAA!! Soy una nueva lectora y bueno con solo decirte que me he leído tu novela en tan solo dos días y ahora me tienes aquí comiendo me las uñas para saber que pasara !! Sube pronto !! Un beso muy grande! <3

    ResponderEliminar
  37. BUENA BUENA BUENA SIGUELA SIGUELA

    ResponderEliminar
  38. Noooo no la dejes porfavor siguelaa!!! A bueno me presento soy tu lectora fantasma jajajajaj me llamo esther y si me quieres abisar cuando subas capi te dejo mi twittah @Esther_Allez
    Dioooos que fulana la Gome dioos te juro que llore y todo esque valla puta joder y porfa no dejes la novela porfa porfa porfa porfa pirfa porfa porfa porfa porfa porfa ami me encantaaaa y resuelve esto porque si ya le tengo mania a la cerdena esa con esto la crucifico jajajajja

    ResponderEliminar
  39. POR DIOS NO LA DEJES ES MUY LINDA CONTINUALA DE ALGUNA O OTRA MANERA SE TE OCURRIRA ALGO TE AMOOOOOOOOOOOOO <3 POR DARME TIEMPO PARA DESABURRIRME <3

    ResponderEliminar
  40. es muy buena no la dejes hace meses mi amiga me la ha mandado y la leido como loca <3 i love u

    ResponderEliminar
  41. TE JURO QUE LLOREEE, NO PUEDES DEJARLA AHÍ, TE EXIJO QUE LA SIGAS ASSDASDASDA NA MENTIRA SÍGUELA CUANDO TENGAS TIEMPO (pero que sea lo antes posible:3) BUENO, LA NOVELA ES LA MEJOOOOOR. ESTARÉ ESPERANDO ANSIOSA EL CAPITULO. ASDFGHJK :D (♥)

    ResponderEliminar
  42. MINA LLORE COMO UNA ESTUPIDA, TE ODIO, OKNO, TE AMO

    ResponderEliminar

¿Por qué no me sacas una sonrisa con un comentario tuyo? Vamos, es gratis.