¿Cuántos somos ya?

1 de marzo de 2013

Never let you go. {153}



Un último sobre me recibe, abajo, justo en frente de mis zapatos. Sigue sin haber luz dentro, tan solo la leve iluminación del exterior me deja ver lo que hay delante de mí. Nada. No hay nada. Me agacho y cojo el sobre.

“Llegaste, finalmente, llegaste. Y créeme que no te veíamos capaz de seguir las pistas. Eres un cabeza de chorlito, Just, es normal que no te creyéramos capaz. Olvida el tachón. Ahora que estás vestido adecuadamente, tienes el sobre entre las manos y un precioso colgante que te hará abrir esta puerta todas las veces que quieras, queremos desearte…”

- ¡La mejor fiesta de cumpleaños del mundo! –un grito completa la última frase que falta en la carta. Las luces se encienden, la gente sale de su escondite para recibirme.
- Madre de Dios –musito, con la boca abierta- Madre de Dios.
- ¡Felicidades! –chillan, haciendo jaleo. Suelto unas carcajadas y el primero en venir a abrazarme es Jaden, Jaden Smith.
- ¿Qué pasa tío? Molona la fiesta, eh. Por cierto, el traje te sienta bien –me abraza, da unas palmadas en mi espalda y se aleja.
- ¡Cierra la puerta, capullo! –le río a Ryan, que es el que me chilla. Se acerca a mí y me da un par de bofetadas juguetonas en la mejilla- A ver si nos sale barba.
- Cállate idiota –le digo, abrazándolo- ¿Quién ha tenido que ver con esto?
- ¿Quién crees? –me susurra, como yo he hecho con él.

Carly Rae, sí, ella, se acerca a mí y me abraza. Hay mucha gente, están todos mis amigos. Incluso mamá, aunque no creo que vaya a quedarse mucho. Habla con… ¡habla con ___!

- Vale chicos, gracias por esto –digo, cuando todos me han felicitado y abrazado- Pero creo saber quién es la que ha organizado esta sorpresa.

Y todos los ojos se centran en mi preciosa novia, la cual viste increíblemente bien {http://www.polyvore.com/cgi/set?id=60855177&.locale=es}. Ella sonríe avergonzada, se levanta. Es la única que aún no me ha felicitado. O sea, ahora. Claro que lo ha hecho, pero la última que falta por venir y abrazarme.

- En realidad, no lo habría conseguido sin la ayuda de los chicos –dice, tímida.
- ¡Vamos Melona, no seas modesta! –le chilla Julia, quien también va muy bien vestida.
- Ella ha tenido la idea y ha hecho todo –informa Carol- Nosotros simplemente la acompañábamos para que no sufriera sola un ataque de ansiedad.
- Los cuales igualmente le han dado –dice Chaz, encogiéndose de hombros- Tendrías que haberla visto mientras organizábamos todo, el local, el decorado…
- Ya Chaz, creo que lo ha captado –le interrumpe ___. Ella ahora me mira- Bueno pues, feliz cumpleaños mi amor.
Y voy hacia ella, la abrazo y cojo su cara entre mis manos.
- Muchas gracias, en serio, no sabes cuánto te agradezco esto –beso sus labios- Te quiero, te quiero tanto.
- Justin no agradezcas nada –dice sonriéndome. Beso sus labios una vez más- Ya Justin, nos está mirando todo el mundo.

Vuelvo a estrecharla entre mis brazos, tan pero que tan fuerte, que incluso la levanto del suelo. Ella ríe, me contagia las carcajadas y también a los demás. Beso su cabeza, su frente, sus párpados, su mejilla y finalmente y de nuevo, sus labios ahora rosados.

- Te amo.
- Bueno vale, dejaos de tanto mimito –pide Julia- Eso lo podéis hacer en privado. Ahora, ¡a bailar todos, que James no se ha tirado dos horas montando las cosas estas para que nadie baile!
- James pon musicote del bueno –le dice Chaz, riendo, al Dj.
- Eso está hecho –asiente el Dj de mi equipo.

Las paredes retumban por el alto volumen. ___ me coge del brazo y me lleva hacia Cody Simpson, que también ha venido a mi fiesta. Hablamos un poco, reímos, comemos pica-pica y bailamos. Apenas son las ocho y media de la tarde y mi estómago ya ruge.

- ¿No cenaremos? –le pregunto. Mi novia ríe.
- De hecho, sí. ¿No ves las mesas? –y veo al final del local las siete u ocho mesas con pizza, empanadas, bocadillos y demás cosas para cenar- Ves y come.

***

- Vale, callaos –pide mi madre, la gente le hace caso y no se escucha nada más que su respiración chocando contra el micro. Mira que le tengo dicho que no se lo acerque mucho a la boca- Quisiera ofrecerle unas palabras a mi hijo.
- ¡Pattie, no! –chilla Chaz.
- ¿Eres idiota? –Julia le da un codazo en las costillas y río.
- Gracias Julia –le agradece mi madre- Bien. Tan sólo, quiero decirte, Justin, que le doy las gracias a la vida por haberte tenido. En cuanto me enteré que estuve embarazada, hice todo lo posible por salir en adelante, abandonar la mala vida que llevaba y empezar de cero, entre los caminos de Dios. Y sé que no te lo di todo, pero lo hice lo mejor que pude. Y ahora no me arrepiento de ver quién y eres qué has conseguido. Y pensar que hace unos años subíamos juntos vídeos a Youtube para enseñárselos a tus tíos y abuelos. Mírate, todo un artista. Eres lo mejor que a una madre le ha podido pasar, hijo. Y ahora, será mejor que baje o empezaré a llorar.

Los chicos, mis amigos, parte del equipo, ___, yo. Todos aplauden emocionados. Mamá se sienta a mi lado, donde antes estaba, y en cuanto la tengo cerca, rodeo sus hombros con mi brazo y la estrecho contra mí. Beso su sien y limpio sus lágrimas, tratando de no correr su maquillaje.

- ¡Eh, que suba la que ha organizado la fiesta! –pide Ryan.
- No, no –se niega mi novia riendo.
- Vamos, la novia del cumpleañero tiene que dar su discurso –dice Julia.
- No, en serio, no.
- Vamos ___, sal –la empuja levemente Carly.

La muchacha de tacones altos se dirige hacia la gran pantalla donde no hace más que pasar fotos mías. Fotos mías solo, con mamá, con fans. Fotos mías de pequeño, tocando la guitarra, en Japón, Buenos Aires, España. Con ___, algunas que sacan los paparazzis, otras… un sinfín de fotos.

- No soy muy buena dando discursos, ya lo sabéis –dice, con el micrófono en las manos, cerca de la boca- La verdad, no sé cómo empezar.
- Por el principio –le dice Caroline, bromeando. Mi novia la mira con obviedad y soltamos unas carcajadas.
- Este ya es el segundo cumpleaños que paso a tu lado y, bueno, me siento la chica más afortunada del mundo. Aunque, si te digo la verdad, no quería que llegara este día. Tu madre, cientos de beliebers y yo, nos hemos pasado los últimos siete días llorando. Que nuestro bebé crezca tan rápido no es algo que gusta ver, da nostalgia –la gente ríe con ella, yo también lo hago- Justin, quiero decirte que… ¿qué quiero decirte? Qué no querría decirte. Tantas cosas, tanto me has enseñado, tanto me has hecho sentir. Gracias por ofrecerme la oportunidad de dejarme conocerte, de ser tu mejor amiga y a la vez pareja. Cada día me doy más cuenta del hombre que tengo a mi lado y al que muchas desearían tener. Me siento tan afortunada, cielo. Y aunque muchas de las veces andemos peleándonos, que no se te olvide nunca que te amo y que jamás dejaré de hacerlo –y poco a poco va cayéndome la lagrimilla- Pero supongo que eso ya lo sabes, porque te lo he dicho mil veces. Justin, estoy orgullosa de ti. Muy orgullosa, de hecho. Te conocí cuando apenas habías empezado tu carrera, y mírate ahora. Eres el artista más joven que más logros ha obtenido. Eres talentoso, ambicioso, amable, cariñoso con tus seguidoras. Lo tienes todo y cualquiera querría ser como tú, cualquiera querría parecerse a ti y cualquiera quisiera tener alguien como tú a su lado. Porque no solo nos has demostrado que eres un gran cantante, bailarín e incluso a veces actor, sino que también nos has enseñado ese Justin que llevas dentro. Ese niño siempre presente, con sus tonterías, sus comentarios, sus caras raras. Que cumples dieciocho, pero mi amor, sigues teniendo la mente de un crío. Sigues siendo tú y eso es lo único que importa. Y que puede que no seas el más inteligente, don “Canadá y Polo Norte son continentes”, pero así te quiero yo, tu familia, tus amigos y tus beliebers. Por eso estamos aquí contigo, apoyándote en cada momento; por ser quién eres y no querer dar otra imagen frente a la gente. Eres único Justin y por mucho que pasen los años, jamás dejarás de ser aquél pequeño niño canadiense que se sentaba en las escaleras de un teatro, con su guitarra y una botella de agua, para tocarle a la gente.

Y deja el micrófono encima de la mesa porque empieza a llorar. Todos aplauden. Aplauden muchísimo. Incluso me levanto de la emoción, también llorando. Todos me imitan y se ponen de pie, siguiendo con las palmadas. ___ pasa entre la gente hasta llegar a mi mesa, donde también está sentada. Llega hasta mí y me abraza. Le correspondo al gesto mientras aparto mechones de pelo que caen por su cara. Limpio sus lágrimas con mis labios, besando sus mejillas ahora mojadas.

- Te amo, te amo mil.
- También yo, Justin –me responde.

Una vez que todos nos calmamos, Julia sale al escenario a hacer la típica gracieta de belieber, Chaz me recuerda las muchas tardes que pasamos en Stratford y Ryan cuenta en frente a todos cómo le pidió salir a Lisa, haciendo que esta se avergüence, empezamos con la fiesta de verdad. Ashley Tisdale, la cual también ha venido, baila conmigo un par de veces. ___ habla con Cody, y lo miro receloso. ¿Qué hace con mi novia? Esta suelta una risa, pero es una risa falsa, está incómoda. Entonces decido ir a buscarla.

- Eh cielo –beso su mejilla y la abrazo por detrás- ¿Dónde estabas? No te encontraba.
- Cody me contaba su reciente viaje a París.
- Bieber, tienes una novia estupenda –me halaga.
- Sí, y es toda mía –digo apropósito, besando su cuello- ¿Quieres algo de beber?
- Sí, estoy sedienta –coge mi mano, nos despedimos de Cody, el cual ahora habla con no sé quién y nos dirigimos a la barra- Gracias por sacarme de ahí, Justin. Es realmente pesado.
- Sin duda –le respondo, tomando la botella de vodka y sirviéndonos un poco para cada uno- ¿Cuántas copas lleva Ryan encima?
- ¿Qué? –pregunta ___, confusa. Mira hacia la misma dirección que yo y chasquea la lengua. Butler va realmente borracho- El muy idiota. Mira que le dije que no se pasara comprando alcohol.
- Justin Bieber –me giro y veo a mi madre. Dejo las dos copas medio llenas en la mesa de inmediato y le sonrío- No pasa nada. Por hoy. Es tu fiesta hijo, cumples dieciocho, no nueve. Pero no te pases mucho.
- Sí mamá.
- Me iré a casa.
- Iré a visitarte este fin de semana, ¿sí? Por el resto de los días trabajo.
- No te preocupes –me abraza- ¿___ irá a tu apartamento?
- Si quiere sí –le sonrío, y ella me pellizca el hombro- Auch, mamá.
- Protección.
- ¡Mamá!
- ¡Y no bebas mucho que después hacéis cosas sin anticonceptivos y surgen embarazos no deseados!
- ¡Pero mamá! –grito riendo, avergonzado. Menos mal que ___ ahora habla con Caroline, la cual también está un poquito desfasada con el alcohol. Menudos- Tranquila ¿sí?, ya soy mayorcito. Tendré cuidado.
- Está bien –besa mi mejilla, se despide de mi novia y se va del local, el cual sigue retumbando por la música que James ahora pone a todo volumen.
- Justin, con ese traje estás totalmente empotrable contra la pared.

___ alza una ceja. Caroline huele a alcohol. Está claro que no me diría eso. O al menos, no delante de mí y de mi novia.

- Carol, no te doy una hostia porque sé que eres mi amiga y además, vas un poco pasada de copas, pero si llegas a ser una cualquiera, te doy tal hostia que te dejo la cara plana.

Ella ríe, ignorando la amenaza, coge las dos copas de vodka que me había servido antes y se va con Christian, como si nada.

- Esto es impresionante –musito.
- Y qué lo digas –susurra- Oye, no te pases con las bebidas.
- Tú tampoco.
- Yo no bebo.
- ¿Apostamos? –le propongo.
- Venga.
- Si acabo borracho, te enseñaré todas las canciones de Believe aunque no estén terminadas. Y si tú acabas borracha, te vendrás a vivir conmigo –ella frunce el ceño. Lo último no le parece bien, yo lo sé. Llevo proponiéndole que se venga a vivir a mi piso estos últimos meses, pero no acepta. Esta será una oportunidad perfecta- ¿Qué? ¿Aceptas o no?
- ¿No podemos cambiar de…
- No.

Ella suspira.

- Entonces de acuerdo –le tiendo la mano y ella la estrecha.
- ¡Felices juegos del hambre! –pasa Caroline gritando por nuestro lado, sujetando a Christian por la cintura con una mano, y una copa ya casi vacía, con la otra.

Reímos juntos y empezamos a bailar, con la música que James está pinchando. Pasan las horas, son cerca de las cuatro de la mañana. Carly Rae canta su ya conocidísima y exitosa canción ‘Call Me Maybe’.

- ¡Hey I just met you! –canta mi novia.
- And this is crazy –sigo yo.
- ¡But here’s my number!
- ¡So call me maybe! –continuamos los dos a la vez, hacienda el gesto del teléfono con las manos.

Bailamos, cantamos, nos besamos, reímos, hacemos fotos con todos nuestros amigos. Quiero sacer el iPhone para hacer no sé qué, pero no lo encuentro.

- ¿Has visto mi móvil? –pregunto. Me apoyo en la mesa, ___ baila con una copa en la mano y con los tacones en otra- ¡Donde mierda está!
- Eh tío, hay un móvil clavadito al tuyo a tu lado.
- ¿Ah? –pregunto confundido. Ryan me da un golpe en la mejilla, haciendo que gire a mi derecha. Y ahí lo veo- Anda pero si estás ahí.
- Tío, estoy caliente –me susurra.
- Pues a mí no te me acerques –lo empujo.
- ¿Qué haces? –me pregunta, le he tirado la copa encima.
- Lo siento –me echo a reír.
- Mírate, vas bebido –y suelta unas carcajadas. Se acerca a mí para darme un empujón, pero al hacerlo se tambalea.
- Y tú qué, cara cartón.
- Yo estoy pegfentamente.

Y nos empezamos a reír como desquiciados.

- Va, va, va. Una foto tío, pero esta vez sal bien –le pido.

Cojo el móvil, me acerco a él, alzo el brazo con el móvil en la mano y…

- ¡Venga la hostia, a tomar por culo el móvil! –chilla Ryan, echándose a reír.
- He oído un craft –dice Julia, pasando por mi lado. Recojo el móvil roto, la pantalla está destrozada- No pasa nada, yo llevo cinco móviles este año.

Se va con Chaz y me quedo mirando el móvil, como si así fuera a repararse solo. Ryan me da unas palmaditas en la espalda y yo suspiro.

- Uala ¿qué ha pasado? -___ se apoya en mi espalda y me quita el móvil, se lo acerca mucho a los ojos y abre la boca, sorprendida- Qué real tu fondo de pantalla, parece que esté roto de verdad.
- ¿___? –le pregunto. Ella me sonríe y cierra los ojos, apoyando todo su peso en mí, la sujeto por la cintura y ella me abraza- Creo que he ganado.
- No mieeeentas.
- Vas bebida.
- ¡Mentiroso, sangre sucia, muggle! –chilla, quitándome el móvil- Oculus reparo.

Caitlin, que está a su lado, se echa a reír también. Coge el móvil, lo examina y me lo da negando con la cabeza. “Esto está muy roto, no se encenderá”. También va bebida. ___ se va a la mesa, coge un vaso y se sirve más bebida. Yo, que no es que vaya muy bien, pero sé lo que hago, voy hacia mi novia y cojo sus manos.

- Te vas a vivir conmigo, lo sabes, ¿no? –le digo. Ella asiente- Hueles a alcohol que no veas, cielo.
- Vamos al baño.
- ¿Qué dices? –pregunto riendo. Ella me estira de la mano- ___, no. Estás borracha.
- ¡Va, jo! –pide, haciendo morritos.
- No –me niego.
- Pues mira que te lanzo un avada kedavra.
- ¡Saca esa vena de Potterhead que llevas dentro! –le chilla Tisdale.
- Cállate rubia, no le des ideas.
- Está incluso peor que tú –me dice, riendo.
- Yo voy bien, ella no sabe ni quién es.
- Por cierto, ¿dónde está? –y me doy cuenta que se acaba de ir.
- Mierda –musito.
- ¡Justin, controla a tu novia! –me chilla Alfredo.

Me hago hueco entre la gente, que ahora ríe, aplaude y baila con ___, la cual canta ‘sexy back’. Bueno, “canta”. No se sabe la letra, apenas pronuncia bien y se ríe cada dos por tres. Se apoya en la pared, con el micrófono en el pecho, riendo a carcajada viva, con las lágrimas picando en sus ojos, y las risas sonando por toda la sala.

- ¡___! –chillo. La cojo en volandas y ella se empieza a reír más fuerte- ¡Una cadena de fuerza para la loca esta!
- Se dice camisaaaa –apoya la cabeza en mi pecho y me siento en una silla- Ay Justin que esto se mueve.
- No se mueve –le contradigo- Estamos sentados.
- Oh, te veo doble –y toca mi cara- ¡Tengo dos Justin’s para mí!
- Vas muy mal. Muy mal –la regaño.
- Habló –chasquea la lengua- Yo no he sido el que ha roto el móvil.
- Se escapó de mis dedos, no se me cayó.
- Voló, ¿no?
- ‘Sacto.

Ambos reímos. Alfredo llega con dos vasos de agua, nos lo tiende, lo miramos extrañados, ___ se incorpora mejor en mis piernas y toma el vaso. Mete la lengua en el vaso y bebe como un gato.

- Uh, este alcohol sabe a agua.
- Es que es agua –le dice Flores.
- Pues muy mal –dice mi novia ceñuda- ¡Aquí no se sirve agua!
- Será mejor que la fiesta termine ya. Todos estáis muy mal.
- Tú sí que estás mal, que vas borroso –dice mi novia, riéndose al mismo tiempo.
- En serio, Justin –me pide Alfredo.

Me levanto como puedo, ya que ___ aún está sentada encima de mí. Cojo su mano para que no se me escape y caminamos hacia donde la música suena. La paro, cojo el micrófono y me lo acerco.

- Eh, ya es tarde. La mayoría estáis todos muy borrachos o habéis bebido un poco, será mejor que nos vayamos ya a casa.
- Y a potar a la calle, nada de dejar aquí el regalito –pide mi novia quitándome el micrófono.
- Incúlcatelo a ti también, que vas que ni te aguantas –le susurro. Cojo el micrófono de nuevo- Ah, y no conduzcáis si vais bebidos. Id con alguien, no quiero accidentes.

Vamos apagándolo todo. Los chicos han contratado para mañana, o mejor dicho, un par de horas, a un equipo de limpieza para que recojan esto. La sala va quedándose vacía, solo estamos los chicos, Fredo, ___ y yo.

- ¡Madre mía, pero si eres Justin Bieber! –chilla Julia, cogiéndome de los mofletes. Yo ya estoy bien, se me ha pasado el efecto del alcohol, pero tanto ella como sus dos mejores amigas, siguen fatal- ¡Eres mi ídolo, te amo!

Besa mi mejilla fuertemente y luego se deja caer en la silla, con pesadez. Chaz se asusta, pues hace un ruido muy brusco. ___ duerme en mi hombro, de pie. ¿Quién se duerme estando levantada?

- ¿Continuamos la fiesta en mi casa? –propone adormilada.
- ¡EEEEEY EEEEY EEEEY QUE NO PARE LA FIESTA! ¡DON’T STOP THE PAAAA –alguien interrumpe su canto.
- Caroline, bájate de la mesa –le pide Christian- ¿Quieres romperte la crisma?
- Jo, vale –hace morros y se sienta en el mueble para después bajar poco a poco.
- Nada de fiestas. Todos a casa. Kenny está fuera. Os llevar. Yo me iré con ___ a la mía.
- Quiere sexo –oigo como le susurra mi novia a Julia. La otra ríe- Que se lo veo en los ojos, te lo juro.
- ___ -la llamo, ella sigue riendo- ¡___!
- ¡Señor, sí, señor! –hace un saludo militar.
- ¡Rompaaaaaan filas! –chilla Caroline. Julia, Caitlin y ___ empiezan a imitar soldados.
- Madre de Dios –niega Lisa con la cabeza, la única chica que no ha bebido.
- Cielo vámonos a casa, vas muy bebida y como alguien nos vea…
- ¡Justin venga, cumples dieciocho, no once! –me dice, acariciando mi mejilla- ¿Vamos al baño?
- Que te he dicho que no –digo, aguantándome la risa.
- Pues me quedo aquí –dice, tirándose al suelo, cruzándose de piernas como a una india.
- A tu novia se le ven las bragas, tío –me informa Christian.

Me quito el chaleco y se lo lanzo al regazo, evitando que su ropa interior se haga más visible. Van muy mal, van totalmente mal. Jamás las había visto así, es que, esta vez se han pasado. Julia y Carol están haciendo… ¿qué hacen? No sé exactamente que están haciendo, pero ___ se levanta en seguida, tambaleándose y uniéndose a ellas.

- ¡CON LO’ TERRORITA’! –y empiezan a moverse muy raro, riendo, empujándose.
- Ya, en serio, cálmala, tu novia es la que peor va –me aconseja Christian, el cual camina hacia Caroline.
- ¡Si no vienes a las buenas, vienes a las malas! –le chilla Chaz a Julia, que le estira de un brazo, ya que esta se ha abrazado a una columna.
- Esta noche no hay pinchito.
- Llamaré a tu madre, Julia y te irás a España.
- Vale, joder, vale –acepta resentida.
- ¡Caroline, o vienes o te despides de tus libros de ‘Los Juegos del Hambre’ esos que te lees!
- No serías capaz.
- Los quemo.
- Entonces, ¡será el libro en llamas, como la chica en llamas, pero en libro! –y la novia de mi amigo empieza a reírse sola. Él aprovecha y la coge, se la cuelga como un saco de patatas y sale del local.

___ está apoyada en la mesa, boca abajo. Se encuentra mal porque a diferencia de sus amigas, no monta escándalo. Voy hacia ella, le pongo una chaqueta fina y alza la vista. Está pálida.

- Justin, vámonos a casa.
- Es lo que llevo diciéndote hace media hora –digo- Ven.

La sujeto por la cintura, pero al ver que se tambalea mucho, decido cogerla en brazos. Nos aseguramos que no queda nadie ni nos dejamos nada. Caitlin está con Cameron. Kenny se despide de mí y lleva a los chicos a su casa. Yo subo a ___ al coche, en los asientos de detrás, para dejar que se tumbe en ellos. Y lo hace. Conduzco hacia el apartamento y la saco en volandas, llego al ascensor, aprieto al botón número siete –él último- y espero a que elevador suba hasta la planta de mi pequeño piso. Cuando las puertas metálicas se abren, sujeto a ___ con más fuerza, salgo, meto la llave en la cerradura con cuidado de no hacer caer a la chica que llevo en brazos, y entro en casa. Dejo las llaves en un jarrón de decoración que hay en la entrada y camino hacia mi habitación. Dejo a ___ en la cama y me le quito la chaqueta. Ella abre los ojos y frunce el ceño.

- Estoy mareada –dice, cogiéndose de la cabeza.
- Bebiste demasiado.
- ¿Qué hago aquí? –y sonrío- No hace gracia.
- No me río.
- Sí lo haces.
- ¿No te acuerdas de nada?
- Mhm.
- ¿De nada antes de estar borracha? –ella alza una ceja- Sabes a lo que me refiero.
- Si estás hablando de la apuesta que hicimos, no. No me acuerdo.

Y me echo a reír. Me quito los zapatos, la camisa, quedando con el torso desnudo. Me acerco a ella y esta se aleja, riendo.

- Sabes perfectamente lo que apostamos, ¿verdad?
- No –dice riendo- No, en serio.
- ___, no seas tonta –le digo, cogiendo su pierna y tirando de esta para así acercar su cuerpo al final de la cama.
- Intento imitarte –hago caso omiso de su broma. Hago que se siente a los pies del colchón y deslizo los tirantes de su vestido- Uy, Justin.
- A la ducha.
- ¡No! –con el vestido por debajo del sujetador, se escapa de mis brazos, y corre hacia la otra punta de la cama.
- Madre de Dios, lo que hace el alcohol –digo para mí mismo, suspirando- ___, ven.
- Pues va ser que no, no, no, no –canta en español.
- A la de una.
- A la de dos –sigue ella, como si no la estuviese amenazando.
- ___ que a la de tres te cojo y te meto a la ducha con ropa.
- ¡Y a la de…
- ¡TRES! –me tiro encima de ella, inmovilizándola. Ella se mueve intentando escapar, pero logro quitarle el vestido y los zapatos, dejándola en ropa interior. La subo a mi hombro y ella da patadas y puñetazos en vano. Voy hacia el baño, la meto en la ducha, y antes de que logre escapar, enciendo el grifo- Para despejarte un poco, chica, que estás demasiado bebida.
- ¡Yo no voy bebida! –pero le entra agua en la boca y escupe, mojándome- Anda, perdón.
- Como salgas en la prensa, tu madre te mata.
- ¡Como si ella nunca se hubiese ido de fiesta! –sigo mojándola con la pistola de la ducha- ¡Ya, que te pares, melón!
- ¿Te haces responsable de tus actos, verdad?
- ¿Ah? –inclina la cabeza hacia un lado, sin comprender- Mi no entender.
- Que si sabes que por culpa de haber bebido, has perdido la apuesta y, que por lo tanto, te vienes a vivir conmigo.
- Puta la wea, ¡por tu culpa! –me chilla.
- ¿Por mi culpa? –río divertido.
- No te rías Justin Bieber –dice, cruzándose de brazos. Los pezones se le transparentan en la tela del sujetador ahora mojado- Uh, ¡me estás mirando las tetas cacho marrano!

Estallo a carcajadas y ella frunce el ceño, poniendo morros, como una niña pequeña. Si ya de por sí tiene venazos de cría, borracha más. Apago el agua y ella dice algo que no logro entender. Se apoya en la pared mientras busco una toalla. Cuando la tengo, rodeo su cuerpo con ella y la ayudo a salir de la ducha. Bajo sus pies, deja un charco de agua.

- ¿Y cómo duermo? –pregunta busco el secador.
- Tumbada –ella suelta unas carcajadas falsas- Dormida.
- ¿Tú quieres que te pegue?
- No por favor –digo, centrado en buscar el dichoso secador de pelo. Cuando lo encuentro, sonrío victorioso- Ven, te secaré el cabello.  No quiero que enfermes.
- Siempre duermo con el pelo mojado y sigo viva.
- Que te calles y vengas, pesada.
- Háblame bien, mongolo.
- O vienes o vienes –digo, enchufando el chisme negro.
- ¿Y si no quiero?
- Llamo a tu madre.
- ¡Pero si no tienes móvil, flipao! –y acto seguido empieza a reírse desesperadamente, casi llorando. Juro que jamás dejaré que bebe. Me acerco a ella, cojo su muñeca y la arrastro hasta mí- Al final siempre acabo haciendo lo que me dices, no es justo.
- Soy mayor que tú, es lo que hay.
- Discriminación a las pequeñas –murmura.

Cuando termino de secarle el pelo, le quito la toalla y ella se cubre. Me echo a reír de nuevo. Dice que tiene vergüenza, le digo que ya la he visto desnuda y entonces alza una ceja. “¿Quieres sexo?”, vuelve a preguntar. “No, mañana”, respondo. No haría nada con ella estando así, quiero que mi mujer esté receptiva y sensible a la hora de hacer el amor.

- Dame algo.
- No tengo algo en casa, cariño –bromeo.
- Eres un tonto –dice, metiéndose en la cama, con la ropa mojada.
- ¡Pero no te metas con la ropa empapada, ven, ven!
- ¿Ahora me lo dices, cuando estoy tumbada? –se pone de pie a regaña dientes- Eres un molestoso.
- Tú también eres una molestosa, ven –cojo su mano y saco unos bóxers del cajón y una camiseta- Quítate la ropa interior.
- Quítamela tú –dice sonriendo.

Pero yo no estoy para bromas. La cojo por los hombros, el doy la vuelta y desabrocho su sujetador, lo lanzo al suelo. Vuelvo a darle la vuelta, quedando en frente. Voy bajando de sus hombros, hasta sus brazos, llego a sus manos y deslizo las mías a su cintura, tirando de la goma de sus bragas. Las bajo hasta la altura de las rodillas y ella hace el resto. Las deja en el suelo y yo me inclino para ponerle mis bóxers. Se apoya en mis hombros y pone una pierna, luego la otra, subo la prenda de ropa interior hasta sus caderas y acomodo la goma de estos. Le van un poco grandes, pero está monísima.

- Los brazos, arriba –digo. Ella me hace caso y le pongo la camiseta que le va algo arriba de las rodillas- Muy guapa. Ahora, a dormir.
- ¿Por qué? –pone morritos y se enrosca en mi cuello.
- Porque estás cansada.
- No –besa mis labios.
- ___ -digo severamente.
- Justin –me imita, pero besa de nuevo mi boca.
- A la cama –digo cogiéndola por los hombros y separándola un poco de mí- Y dame el móvil.
- No.
- ___.
- Justin –vuelve a imitarme.
- Hablo en serio.
- Pues muy bien.

Ruedo los ojos. Es peor que una niña pequeña. Ahora entiendo lo que sufre Lisa cada vez que sale de fiesta con Ryan y este acaba borracho. Cojo a mi novia de la cintura y al dejo en la cama, la tapo, beso su frente y muy seriamente la obligo a irse a dormir. Me mira mal, pero luego saca su brazo de las sábanas y acaricia mi mejilla.

- Qué feo eres.

Y espero algo bonito, pero eso, para mí, viniendo de ella, es perfecto. Suelto una carcajada, beso la palma de su mano y se la bajo, quedando encima de su pecho. Me doy la vuelta y me voy a la ducha. Cuando salgo, con una toalla cintura abajo, me fijo en que ___ llega de la cocina con una caja de donuts y un bote de nata.

- ¿Yo no te dije que te fueras a dormir?
- Tenía hambre, oye –le da un mordisco a su donut de chocolate y se sienta en la cama- ¿Quieres?
- No gracias, come tú, no lo has hecho en toda la noche.
- Pero puedo hacerlo ahora –dice cogiéndome de la mano y tirando de mí- No te pongas ropa interior, si total, te la voy a quitar.
- Si fueras así estando ebria, ya estaríamos haciendo el amor. Pero como no lo estás, pues ajo y agua.
- Eres un estrecho.
- Tú una borracha.
- Pesado que estás con eso –coge el bote de nata, se lo lleva a la boca y aprieta el botón- Y que sepas que molo más que tú.
- No lo niego –voy al baño, dejo la toalla en el cesto de la ropa sucia y me lavo los dientes para volver de nuevo a la habitación- Ahora sí que te vas a dormir.
- Pues no quiero dormir –me siento en la cama, ella acaricia mi espalda.
- Pues te vas a ir a dormir, quieras o no.

Suspira lentamente. Se sienta, apartando la caja abierta de donuts, pero el bote de nata lo mantiene en la mano. Camina hacia mí hincando las rodillas y se sienta en mi regazo, rodeando mi cintura con sus piernas. Aprieta el botón y deja un poco de nata en mi cuello. Lame, lentamente, esa parte de mi piel, llevándose con la lengua la pequeña montaña blanca que ha hecho. Y consigue encenderme.

- ___...

Pero me calla sellándome los labios. Fuertemente. Instintivamente, llevo mis manos a su espalda, un poco más debajo de ésta. Mete su lengua y la mía la busca, se enredan, batallan. Su respiración se vuelve agitada, al igual que la mía. Pero me separo ya que no quiero llegar a algo más. De un rápido movimiento, la tumbo, quedando debajo de mí. Sus ojos brillan, pero beso su frente delicadamente y en seguida, estos se apagan, comprendiendo el mensaje.

- Duerme, princesa. Lo necesitas.

Y ella, resignada, suspira. Besos sus labios por última vez y me inclino para apagar la luz. Me acomodo en el colchón y busco su cuerpo, cuando lo noto cerca del mío, lo abrazo. Y ella se gira entre estos, quedando cara a cara, respiración con respiración. Y aunque hoy no se ha comportado como a mí me habría gustado, ha hecho cosas de las que jamás la creería capaz y me ha hecho enfadar un poco bastante, algo me saca una sonrisa.

- Bienvenida a tu nuevo hogar, por cierto –le susurro, divertido y alegre al mismo tiempo.

Ella gruñe para luego ceñirse al silencio de la noche, Beso su frente y se acurruca en mi pecho, rodeándome la cintura, enredando sus piernas con las mías, como si tuviese miedo de algo; como una niña indefensa. Y ahí estoy yo, para salvarla de todo.

___________

Bueno Delfines, hasta aquí la maratón. Sé que he estado bastante tiempo sin subir, pero bueno, creo que los capítulos os compensan los diez días, más o menos, que he estado ausente. No lloréis mucho, que sino Justin se pone triste asdfghjk. Dadle RT a este tweet y comentad. Un beso chicas, os quiero.

18 comentarios:

  1. Oh My God.
    La maratón es perfecta.
    Por cierto, describe eso de la lujuria entre Beadles y yo, eh.
    No te cortes.
    Jejejeje.
    Vale, ya me dejo de esos temillas JAJAJA.
    Pues ha estado muy bien, un poco más cortos de lo normal, pero al fin y al cabo son 3 capítulos uno tras otro, y con el poco tiempo del que dispones, está muy bien.
    Además, no sé porqué, pero me han gustado muchísimo.
    Quizás por mis múltiples interrupciones, pero también ha estado divertido y no he parado de reír.
    Sobretodo en este, el tercer capítulo de la maratón.
    El desmadre más patético ha sido el del final, montando un Harlem Shake entre las dos.
    Por cierto, no hacía falta que dijeses que yo bebí, soy así día sí y día también.
    Hoy, por ejemplo, en clase la única cara que he puesto he sido la del 'Zí' de Rubius, lol...
    Así que no necesitas emborracharme para eso.
    Si me emborrachas haya tú y las consecuencias, yo no pagaré los daños causados... solo aviso.
    Bueno, pues eso cie', que ha estado muy, muy bien y que me he entretenido un buen rato leyéndolo y pensando en lo que pasaría si nos juntamos Julia, tú y yo alguna vez en la misma habitación.

    Te quiero mil, Yasmino.

    ResponderEliminar
  2. Que asdfgjlkkjh ______ borracha es la ostia JAJAJAJAJAJAJAJAJAJA me he sentido identificada con Carol,vivan LJDH weon JAJAJAJAJAJAJJAJA Besos cielo,me ha gustado mucho la maratón,que lo sepas.

    ResponderEliminar
  3. SLSBDKSBSKSNSLSNSKDDLS AWWWWWWW ME ENCANTAAAA AKDJDKSBDKDNDSKNSKS La maratón ha sido perfecta, me ha divertido mucho :) Y ME VOY A VIVIR CON SHAAAAAATEN OOOUUUH YEEEAH JAJAJAJAAJA AODJSOSJSOAS Publica pronto preciosa :) Y parece mentira que Justin tenga 19 :') Un besazo enorme<3

    ResponderEliminar
  4. ¡PERO SERÁS CACHO PUTA!
    ¿CÓMO PUEDES DEJAR AL BIEBER SIN SECSO? YO TE MATO DCJFKVGBHIBFODENLC AJAJAJAAJAJAJAJAAJAJAJA
    ESTE CAPÍTULO ME HA MATADO, ENSERIO.
    TIENES QUE PUBLICAR PRONTO, LO SABES.
    Y DEL RELATO TAMBIÉN, POR FAPLEASE. :)
    TE QUIERO MINA. <3

    ResponderEliminar
  5. ME ENCANTO MINAAAAAAAAAA, YO QUERIA SETSO PERO NO ME LO DIO EN SHASTEEEEEEM:'( PORQUEEEEEEEEE? Bueno, ni modo:'(((
    QUE MI BEBE HOY CUMPLE 19:'ccccc
    NO QUIERO QUE CRESCA, PERO NO PUEDO HACER NADA;( PORQUE NO TENGO EL NUMERO DE PETER PAN???!!! En fin, cielo.
    Que estoy hecha un mar de lagrimas
    Te quiero, mina<3

    ResponderEliminar
  6. ¡HA SIDO UN MARATÓN PERFECTO!
    Bieber tu sabes eh,me ha encantado no lo siguiente...Oh dios,enserio LOL.
    Como se nota que el alcohol vuelve a la gente rara eh..bueno rara,ya me entiendes ¿no?
    JAJAJAJAJAJAJA me mato lo de la nata,no ha habido noche de serso hoy,asique nos aguantamos eh.
    Bueno,ha sido genial enserio.Ojala tuviera 18 para siempre ¿no? pero..que le vamos ha hacer a la vida,es así de ***** xD,bueno,pues muchas gracias por subir el maratón ha sido genial leer nuevos capítulos de tu novela como siempre,no se es la que más me gusta,y a la que más sigo.
    Gracias. :)

    ResponderEliminar
  7. JAJAJAJJAJAAJAJJAAJJAJAAJJAJAAJJJAJAJAAJJAAJAJAJJAJAJAJAJAAJAJJAJAJAAJJAAJJAJAJAJAJAJAAJJAAJJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAAJJAAJJAJAJAJJAAJJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAAJJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJJAJAJAJAJAJAAJJAJJAJAAJJAJAAJJAJAAJAJAJJAJAJAJAJAJAAJAJJAJAJAJA.
    ¿Sabes lo que es llorar de la risa? ¿reír a carcajada limpia? ¿que tus padres te pregunten el porqué de tus risas? Pues esas cosas me acaban de pasar ahora.
    Buah, Mina, ¿lo que es flipante, alucinante, impresionante, y perfecta? Pues así ha sido la maratón.
    Jurado por Justin.
    Y SI YO JURO POR JUSTIN, ESO VA A MISA. Te informo.
    TODAS LAS CHICAS BORRACHAS PERDÍAS' Y TODOS LOS CHICOS CONTROLÁNDOLAS. AW AW AW AW AW AW AW AW AW AW AW AW AW AW AW AW AW AW.
    Te juro por mi vida, que eso me mata. Eso es más romantico que to'. La virgen, que me muero.
    Y QUE VOY A VIVIR CON JUSTIN, LA PUTA MADRE. CON MAI BOIFREEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEN. ZOZ, ME MATO. Y MAÑANA, SECSO CON ER JUSTIN. Lo dicho, me muero.
    ¿Te habrá quedado claro que me ha encantado la maratón, no? Puesesoqueso.
    Que no subas mañana, pero que tampoco te tiras diez días sin subir, pls. Que io sufroh, you anderstanme, not?
    Te quiero mil, pres' <3

    ResponderEliminar
  8. Joder rayis borracha es muy chistosa y caliente te juro qe me mate de la risa con los capitulos , yo se que justin qiere tener setso pero lo niega , ya lo violare ajjajajaj Siguela besos <3

    ResponderEliminar
  9. HOSTIAS QUE FUERTE tu nos quiere´ matar no??? ``voy´´ a tener mucho serxo a partir de ahora que me voy a vivir con mi justino (tengo la mania de decirle ahora asi) si es que yo borracha la lio mucho que cuco el justin me ha llevado me ha ``duchado´´ y ma vestio y to eso ya no lo hacen jajaja y encima lo pongo caliente pobrecito madre mia que discursaco le he hecho uffff me he emocionao ya que aparte de to ya a cumplio sus 19 añitos y pensar en todo lo que ha pasao ufff
    y que nada honney que nos vemos preciosa ;D
    XOXO:NALU.

    ResponderEliminar
  10. Con todos los examenes y todo hacía tiempo que no me pasaba, ME HA ENCANTADO LA MARATÓN, enserio! JAKISFBGBGFR Me voy a viviiiiiiiiiiir con Justin, oh yes! Tu novela es tan perfecta, siguela pronto que siempre me quedo con ganas de más :))) ! Un besini.

    ResponderEliminar
  11. sooooooolllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllll3 de marzo de 2013, 16:52

    hola alou hi arigato yellow red blue celeste pato rana avestruz.... q concha estaba diciendo? a si holaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa me gustaron mucho los capis el otro dia estaba leyendo otra ovela y entre a esta y los vi y mi reaccion fue wow subio pila los engo q lee pero ta los vi muy largos y los lei hoy y bueno me gustao mucho jajajajajajajajjajajajajaj tremendo pedo tenian odas jajaajajajajjajajjajaj q buenos q estan ... son lo mas subi cuando puedas saludos feliz astarbalecus cumpleaños navidad y año uevo weewwwweeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeweweewewewewewweweeweweweewe aeaeeaeaeaeeaeaeaeaeeaea chaooooooooooooooooooooooooooooo abrasos psicologicos y saludos a porta si alun dia lo ves....

    ResponderEliminar
  12. Hooooooooooooooooooooooooooooooooooooola, soy nueeeeeeva lectora, wehehe.
    He leído por ahí que quieres que las nuevas lectoras comentemos o algo asÍ, y pues aquí estoy, comentando.
    Me he leído los 153 capítulos en menos de un mes. ¿Loca? Tal vez. Eso sí, enganchadísima estoy. PUAJAJAJAJAJAJAJA.
    Pues eso, que me ENCANTA esta novela, es perfecta y que esribes de madre.
    SIGUIEEEEEEEEEEEEEENTEP, ASDFGHJKL.
    Aity.

    ResponderEliminar
  13. ¡DIOS MÍO, MEMEO, JAJAJAJAJ! CON LO' TEORRORISTA'! JAJAJAJ ESQUE ME IMAGINO A JUSTIN HACIENDO EL HARLEM SHAKE ESTE JAJAJAJAJA. Borrachas molamos:'D Uh, que Justin se pone to' caliente. JAJAJ. ¿Pero como dejas así el capítulo, eh, eh, eh? OLA K ASE KIERE PELEA. No, mentira, nunca te pegaría:3 JAJAJAJ TEQUIERO Y SUBE RAPIDITO :3♥

    ResponderEliminar
  14. Ola perdón por no comentar hace tiempo esque me fui de vacaciones y llegue el domingo y al día siguiente ir al colegio siguela pronto por favor esta muy buena y también la otra pliss te quero chiste y adiós

    ResponderEliminar
  15. tu novela esta pero es....GENIAL!
    no habia comentado porque estaba acabando de leerme los capitulos alfin llegue aqui haahahha mucho. Espero que sigas la nove me ah encantado y me eh matado de la rsa haha okno le quiero mucho besos

    ResponderEliminar
  16. wowo melona.
    Me encanta la parte de la fiesta JAJAJAJA. Y lo de Carol, en la mesa.
    Sos, que bueno. JAJAJAJA. Oiga, siento comentarte tarde :C
    Esque no he podido, o se me ha olvidado. Porque los lunes y los miercoles voy a rehabilitacion. Y SABES, AHORA VOY Y ME HAGO UN ESGUINCE EN EL TOBILLO -.- dios, que agco. En fin
    I love la maratón, sube pronto, pls. Te amu<3

    ResponderEliminar
  17. Hola Mina! Soy nueva lectora :) Me llamo Agostina y soy de Argentina. Al fin logré ponerme al día con los capítulos! La estoy leyendo hace casi un mes (es que soy lenta xD) Y bueno, que te puedo decir? LA A-M-O asjfakhgsldgfd, es una de las novelas más hermosas que he leído <3 Sos una gran escritora. Te quierooo :3 besos!
    -Agos.

    ResponderEliminar
  18. [ ¡Consigue entradas y ve a justin en concierto! entra aquí ya y sigue todos los pasos ¿CONSEGUIRÁS TUS ENTRADAS COMO YO? :D http://belive-tour-2013-entradas.blogspot.com ]

    ResponderEliminar

¿Por qué no me sacas una sonrisa con un comentario tuyo? Vamos, es gratis.