¿Cuántos somos ya?

1 de febrero de 2013

Never let you go. {148}



- Vamos, la última es para ti –dijo ofreciéndome la tentativa y deliciosa fresa cubierta de chocolate caliente.
- No –me negué- Me las he comido casi todas.
- Las he preparado para ti –dijo sonriéndome. Yo me mordí el labio- No te muerdas el labio.

Reí. Estaba siendo tan sensual y tierno a la vez. Tan Justin.

- Eres tonta –dijo observando la pequeña frutilla con un líquido marrón oscuro por encima- Te vas a perder la última y no sabrás si es la fresa con chocolate más buena del mundo.

Acostada a su lado, apoyando mi peso con el codo, de lado a él pero mirándolo fijamente, sonreí e incliné mi boca hacia sus dedos, los cuales sujetaban el brillante fruto. Lo acercó a mis dientes y mordí con ellos, succioné el chocolate y mastiqué, dejándole la mitad a él. Se la llevó a la boca y masticó con una sonrisa al mismo tiempo. Tragué y él seguía en proceso de triturar la comida. Cogí un papel y le  limpié la comisura de los labios.

- ¿Has hablado con tu madre sobre lo de México? –preguntó limpiándose los dedos con la servilleta que había usado con él.
- Sí –abrió los ojos.
- ¿Y qué?
- Que no hagamos cosas raras.

Y se me tiró encima, pero sin aplastarme. Sus codos ayudaban a que todo su peso no cayera en mi cuerpo y lo aplastara cual mosca. Besó mi boca castamente. Acaricié su mejilla y sonreí cuando besó la palma de mi mano. Juntó sus labios con los míos de nuevo y tracé un camino de caricias desde su mejilla hasta su nuca, agarrándolo así del cabello y presionando su cabeza hacia mi boca, para que así su lengua no tuviera escapatoria alguna.

- Será el mejor fin de semana de tu vida –prometió rozando su nariz con la mía.

Era el fin de semana después que el baile. Empezaría las vacaciones al lado de Justin. Sería como un año atrás. Oh, los recuerdos albergaban en ese momento mi mente. Mi choque con él en la calle, la carrera delante de las beliebers para que no nos encontraran. El paseo por Tarragona para que la conociera mejor. Mi primer día de playa con él. Él quedándose a dormir a mi casa. El casi beso. Luego, el avión con destino a Atlanta. Su casa, mi nueva habitación. El también casi beso. Nuevos amigos, nuevo todo. Nuevos sentimientos. Nueva vida. Las lágrimas picaban mis ojos, amenazaban con salir.

- Eh, ¿qué está mal? –negué con la cabeza, luchando contra el nudo que quebraba mi garganta y con las gotas de agua que en nada cruzarían mis mejillas- ___, dime. ¿Qué pasa?

Y rompí en llanto. Lo abracé por el cuello y cayó su cuerpo totalmente en el mío. Lloré en su cuello y empapé su piel de lágrimas. Besó mis hombros y alzó la cabeza para secarme las lágrimas con sus labios. besando el agua que mojaba mis mejillas. Besó mis párpados, mi frente, mis labios. Todo.

- ¿Qué pasó, pequeña?
- Recordaba.
- ¿El qué? –preguntó dulcemente apartando el pelo de la frente que ahora estaba un poco mojado.
- El brusco cambio que ha sufrido mi vida desde que te conocí –sorbí mis mocos.
- Oh, mi amor –enterró el rostro en mi cuello y plantó suaves besos- Mi princesita, mi niña. No me llores. Sabes que lo odio. Yo también amo todo lo que he vivido contigo. También lloro al recordar todo lo que he vivido junto a ti, pero no lo hagas tú ahora delante de mí. Me pone mal.

Se incorporó en la manta y me arrastró en su regazo. Su espalda apoyada en el tronco del árbol que nos cubría con su sombra hacía de él una mecedora. Me acunó y besó mi cabeza seguidas veces. Seguí llorando en su pecho. Estaba sensible, sin duda. Cuando el llanto cesó, él alzó mi rostro y enjuagó las mejillas.

- ¿Mejor? –asentí, limpiándome la nariz con la mano, gesto muy poco agraciado por una señorita- Usa mi camisa, shawty.

Oh.

Me apoyé de nuevo en su pecho y me sumí en el silencio del prado. Pero su corazón latía en mi oído, su respiración se amoldaba a la mía. Su aliento chocaba contra mi pelo y sus manos viajaban lentamente por las curvas de mi cuerpo, brindándolo de caricias. Y así pasamos la tarde. Los dos abrazados. En silencio. O no tan silencio. Luego en voz baja revivimos juntos cada momento que recordábamos. Que eran todos, vaya. Esa había sido una de las mejores citas que había tenido Justin. Y había tenido muchas, muchísimas. ¿Pero esta? Esta merecía se merecía el puesto más alto en mi memoria. Sin duda, la especial.


| Narrador |

Los días iban pasando. Tan rápido. Tan, tan rápido que a ___ casi no le daba tiempo a pestañear. Después de aquella maravillosa y bonita cita con Justin, la prensa estallaba a fotos románticas. Ellos dos de portada. Nada más. Drama en las redes sociales, suspiros y llantos por las fans. El ídolo de masas enamorado de una chica corriente que cumplió su sueño cuando tropezó con un canadiense. Irónico, ¿verdad? El curso había acabado y todos los estudiantes de East High estaban emocionados con lo que les llevaría el día siguiente. El baile. Todos tenían pareja. Todos iban. Todos, menos ___. Pero ella tenía un plan. En cuanto terminara el reportaje, saldría corriendo hacia el baile. Con las mismas ropas, le daba igual. Además, seguro que la vestirían genial durante las sesiones fotográficas. Y como la ropa era para ella pues, mataría dos pájaros de un tiro.

- Bueno, y eso es todo –anunció el fotógrafo cuando el último flash iluminó el ya cansado rostro de ___.

Se le abrieron los ojos. ¡Ya está! James sabía lo que esta pequeña fierecilla tenía entre manos. Estaba preparado en la puerta del gran edificio, dispuesto a correr lo más rápido posible para llevarla a su tan preciado baile. Lo que hacía por aquella chiquilla. Ay. Le había cogido mucho cariño en pocos meses.

- Ha sido un placer contar con tu colaboración –le dijo el encargado. El jefe. El que lo controlaba todo. Había estado observando el trabajo desde que empezaron, a eso de las diez de la mañana. ¡Y eran casi las diez! Sí, llegaba tarde al baile- El artículo saldrá en tres semanas.
- Sí, gracias.
- Lucy te conducirá a tu camerino para que te cambies. La ropa está siendo llevada al coche.
- No, no. Tranquilo –se adelantó ___. Llevaba un vestido perfecto para el baile, le gustaba- Estoy muy cansada, prefiero cambiarme en casa. Gracias por la ropa, por esta oportunidad y por vuestra hospitalidad. Un placer.
- El placer es nuestro.

Se despidieron y ___ salió corriendo hacia el coche, los tacones la mataban, pero solo cuando el paso era acelerado. Podía mantenerse en pie perfectamente, cero ampollas. Esos zapatos costaban una fortuna. No estaba acostumbrada a llevar bajo sus pies casi dos mil dólares. Se subió al coche al mismo tiempo que Janet, la cual había salido también corriendo, pero no por las ansias de la fiesta de su instituyo, sino por el acelerado correr de su artista.

- ___, ¿qué tanta prisa? –le preguntó la mujer ahora jadeando.
- ¡James acelera! –le pidió.
- ¿Alguien me explica qué pasa? –alzó el tono de voz al ver que le habían ignorado.
- ___ quiere ir al baile y yo la llevo.
- ¿Qué? –Janet estaba enfadada- ___ ya hablamos de esto.
- Oh por favor, es el baile de fin de curso. Todo el mundo va. ¿Olvidas que soy una chica de dieciséis años? Dios mío, llevo trabajando sin parar todos estos últimos meses. Me lo merezco. Janet, por favor.

Y si había algo que ___ conseguía a la perfección era convencer a cualquiera con ese puchero tan dulce y esos ojos entrecerrados casi brillantes por las lágrimas que le daban el toque de oro a su chantaje emocional. Janet chasqueó la lengua. Ya está, lo había conseguido.

- Pero ten cuidado.
- ¡Sí! –ella la abrazó como pudo y besó su mejilla. El maquillaje era bueno y no dejaba rastro. Wow.

James dejó a Janet en su apartamento y luego condujo hacia el instituto, donde la música proveniente del gimnasio sonaba un par de calles abajo. Increíble. James le hizo prometer a ___ que llamaría para cuando la pasaran a buscar, por si ocurría algo o simplemente por cualquier necesidad. La chica besó la mejilla de su guarda espaldas y clavó aquellos caros tacones de aguja en el asfalto. Caminó con paso decidido hacia el instituto. La puerta principal estaba abierta. La música mala hacia eco por los solitarios pasillos. Tan sólo el taconeo de sus Louboutin. Cuando abrió las dos grandes puertas del gimnasio, se volvió el centro de atención.


| Narra ___ |

La música era malísima. La gente no bailaba, más bien parecían muertos. ¿Pero dónde me he metido? Caroline, Julia y Caitlin se acercaron con sus respectivas parejas, también mis amigos. Obvio.

- Melona por el amor de Dios, me ha dado un infarto cuando te he visto –se tapó la boca, el ramillete que había en su muñeca hacia juego con el blanco de su vestido. Iba preciosa.
- ¿Pero de dónde mierdas sales tú? –Carol tan fina, como siempre. Oh, mi refinada y alocada amiga, qué sobreprotectora era con Christian. No había nada más que ver el firme agarre sobre su cintura, dejando claro a las muchas perras del lugar que oh-el-tan-sensual-Beadles era suyo.
- ¡Llevas unos Louboutin! –Y Cait, siempre tan centrada en marcas y moda. Se nota que su futuro está escrito en un escritorio con telas, patrones y gente que le haga caso. Mi futura modista, vamos.
- Señorita ___ -y ya estaba el plasta del Sr. Black.
- Señor Black –simulé entusiasmo.
- Qué gusto tenerla aquí -¿por qué soy la única alumna a la que la trata de usted?- Pensaba que no vendría.
- Yo tampoco –dije riendo- Aunque me he decepcionado un poco con esto. Está un poco…
- Muerto –terminó Julia la frase. Le sonreí agradecida.
- Sí, algo así.
- Anímalo tú, entonces.

Desconcertada miré al director. Acababa de llegar y ya quería que cantara. Aunque bueno, viendo cómo estaba el ambiente del lugar, no le vendría mal un poco de ritmo al cuerpo. Asentí con la cabeza, la gente me miraba de reojo mientras cuchicheaba con su pareja. Ya empezábamos. Por suerte se había acabado eso de ser la alumna famosa del instituto. Fruncí los labios y miré la pequeña tarima. En ella había una mesa de mezclas, un micrófono y unos altavoces. Jimmy, el dj, me miraba atentamente.

- Está bien, iré –acepté.

Caminé hacia la tarima alisando el vestido. Los tacones resonaban sobre la suave música que ahora sonaba no muy fuerte. Me subí y coloqué el micrófono a mi altura. Preparé mi voz y comencé con una canción que todo el mundo, al parecer se sabía. Seguí con lo mío, pero al rato empecé a notar la garganta muy cargada y seca y decidí parar un rato a beber algo. Unos minutos más tardes, después de haber hablado con los chicos, volví a subir.

- Cantaré algo que quizá no os suene a muchos, pero apuesto lo que queráis que os gustará a todos.

Le dije a Jimmy que se pusiera en Youtube, ya que también tenía un ordenador, y buscara la versión karaoke de una canción específica. La melodía empezó a sonar y sacudí levemente mis caderas, moví mis pies al ritmo de la música y sentí como ésta se filtraba por mis venas.

-  Clocks strikes upon the hour
and the sun begins to fade
still enough time to figure out
how to chase my blues away
I've done alright up 'til now
it's the light of day that shows me how
and when the night falls loneliness calls.

Oh! I wanna dance with somebody
I wanna feel the heat with somebody
Yeah! I wanna dance with somebody 
with somebody who loves me.

Oh! I wanna dance with somebody
I wanna feel the heat with somebody
Yeah! I wanna dance with somebody 
with somebody who loves me.

I've been in love and lost my senses
spinning through the town
soon or later the fever ends
and I wind up feeling down
I need a man who'll take a chance
on a love that burns hot enough to last
so when the night falls 
my lonely heart calls
–entonces mis ojos se toparon con unos mieles, un chaval alto y cabello revuelto. Pajarita mal hecha y sonrisa matadora. Sonreí y seguí cantando mientras mis caderas se meneaban y sus pies se acercaban lentamente a mí.

Oh! I wanna dance with somebody
I wanna feel the heat with somebody
Yeah!
I wanna dance with somebody 
with somebody who loves me
–ya a mi lado, conmigo en la tarima, cogió mi mano libre y depositó un suave beso en el dorso de ésta.

Oh! I wanna dance with somebody
I wanna feel the heat with somebody
Yeah! I wanna dance with somebody 
with somebody who loves me

(somebody who)
somebody who loves me
(somebody who, somebody who)
to hold me in his arms
I need a man who'll take a chance
on a love that burns hot enough to last
so when the night falls
my lonely heart calls

Oh! I wanna dance with somebody –rodeo mi cintura con su brazo y canté mirándolo mientras nuestros pies se movían solos. Al mismo tiempo.
I wanna feel the heat with somebody
Yeah! I wanna dance with somebody 
with somebody who loves me.

Oh! I wanna dance with somebody
I wanna feel the heat with somebody
Yeah! I wanna dance with somebody 
with somebody who loves me.

Oo ooh! (dance)
Come on baby (dance)
Woho! yeah (dance)
now wiggle this (dance)
–besé su mejilla y él me estrechó más fuertemente.
don't you wanna dance (dance)
with me baby (dance)
don't you wanna dance (dance)
with me boy
hey don't you wanna dance (dance)
with me baby! 
with somebody who loves me
Don't you wanna dance
say you wanna dance
don't you wanna dance (dance)
Don't you wanna dance
say you wanna dance
don't you wanna dance (dance)
Don't you wanna dance
say you wanna dance
uh-huh (dance)

with somebody who loves me
Oo-ooh (dance)
Oo-oo-ooh (dance)
Oo-oo-ooh (dance)
hey baby!

***

Estaba cansada. Me habían salido unas ampollas terriblemente dolorosas en los talones y ni las tiritas que había comprado de camino a casa calmaban el dolor. Justin conducía. Julia iba dormida en la parte de atrás junto a Chaz. Se quedaba a dormir a casa. Justin no, trabajaba al día siguiente. Oh bueno, dentro de un par de horas. Me sentía mal en cierta parte, porque le había robado horas de sueño. Pero me encantó que hubiese venido a hacerme compañía. Aparcó delante de casa y apagó el coche. Me miró y curvó delicadamente los labios hacia arriba.

- Te abriré, Chaz –le dije a mi amigo para que así pudiera sacar sin problema alguno a mi dormida amiga.

Salí y le abrí la puerta. Él salió al exterior con Julia en sus brazos. Justin cerró el coche con seguridad a través de un pequeño botón que había en su mando negro. Me acerqué a mi novio y rodeé su cintura con mis delicados brazos.

- Gracias por lo de hoy –susurré.
- No es nada –abrazó mi cuerpo y besó mi cabeza- Anda a casa, estás cansada.
Alcé la cabeza y besé sus labios.
- Buenas noches, Justin.
- Buenas noches, ___.

Nos separamos y cada uno entró en casa. Saludé a mamá y le expliqué qué tal había ido el baile. Lo que más me sorprendió fue ver a Justin. Le había hablado de él, pero jamás le pedí que me acompañara porque contaba con que no podría, ya que si yo no tenía tiempo, él menos. Subí a la habitación y me despojé para entrar a la ducha. Quedé en ropa interior y me acosté. Pelvin y Hope enseguida vinieron a hacerme compañía. Había estado todo el día fuera y era obvio que me extrañaban, igual que yo a ellos.

- Mis niños –acaricié a cada uno y Hope me arañó juguetonamente el vientre, pero me hizo daño- Ay, Hope.

Me iré el rojo arañazo que estaba empezando a hincharse un poco. Lo toqué con las yemas de mis dedos y enseguida los aparté. Escocía. Miré mal a mi gata. Era la primera vez que me arañaba de tal forma, pero supe en sus ojos que no lo había hecho queriendo.

- No importa –acaricié su cabeza y apagué la luz de la mesita de noche- A dormir.


· Al día siguiente.

Desperté por unas caricias. Me moví en  la cama, frunciendo el ceño y murmurando algo que seguramente la otra persona no entendería. Volvió a acariciarme, pero esta vez el cuello. Abrí lentamente los ojos y la luz me molestó. Pestañeé un poco y poco a poco la visión se fue tornando más nítida y clara.

- Buenos días, dormilona –jadeé al ver que era Justin. Rápidamente busqué mi semidesnuda figura, pero por suerte estaba tapada con una sábana blanca. Justin rio- Tranquila, estabas así cuando llegué.

Vestía con una camisa de tirantes a rayas, unos pantalones anchos grises y unas Supras. La gorra hacia atrás y parte del flequillo alborotado saliendo de ella. El pendiente resplandeció ante un rayo de luz que al parecer reflejó en él. Le sonreí y alargué mis brazos para que me abrazara. Lo hizo y tiré de él para tenerlo encima. Besé su cuello y él rio conmigo.

- ¿No trabajabas? –pregunté en su cuello.
- Acabo de salir. Julia me ha abierto.
- ¿Mamá no está?
- No, se fue a comer con Thomas –se incorporó a un lado de la cama. Me miró y sus ojos bajaron por mi cuello, luego hacia mis pechos. La sábana se había bajado un poco, dejando a la vista mi sujetador de encaje negro. Me eché a reír y le di una leve bofetada en la mejilla, haciendo que riera más fuerte. Tan precioso.
- Me gusta cuando ríes –él dejó de hacerlo, pero conservó la sonrisa.
- Y a mí cuando despiertas –enredó un mechón de mi pelo en su dedo y después lo dejó escapar, en la almohada- Vístete.

Me levanté y no me importó que me viera en ropa interior. Noté su mirada clavada en mí, inspeccionando mi cuerpo buscando algo de ropa en el armario. Me giré con un vestido entre las manos y me apoyé en la fría madera, mirándolo acusatoriamente.

- Bieber, deja de mirarme así de pervertido.
- ¿Qué más puedo hacer cuando mi novia se pasea medio desnuda delante de mí? –se levantó de la cama con una ceja alzada y yo reí con fuerza.
- Ni te acerques, Just –él rio también- Te conozco y después te quejas de que nos interrumpen –rompió a carcajadas- Voy a ducharme. Ni te atrevas a entrar.
- No me tienes.
- Te pegaré –dije caminando hacia el baño y cerré la puerta, pero no puse el seguro. Me fiaba de él. O alomejor es que estaba deseando de que entrara. Sonreí.

Cuando salí así vestida http://www.polyvore.com/cgi/set?id=68504396&.locale=es, busqué a Justin con la mirada. Jugaba con Pelvin en la cama, la cual estaba hecha. Le sonreí y caminé hacia él. Me miró y dejó al cachorro, moviendo la cola y jadeando de emoción al ver que jugaban con él.

- ¿Qué quieres hacer? –pregunté. Por algo me había pedido que me vistiera, ¿no?
- Un tatuaje.
- ¿Un qué? –abrí los ojos. Él rio- ¿Y eso?
- Me apetece.
- Oh, wow.
- ¿Me acompañarás?
- Claro.

Y sonreí como una niña pequeña que acababa de hacer algo malo sin que sus padres se enteraran. Cogí la cartera y miré cuánto dinero había. Suficiente. Busqué una mochilita pequeña, de éstas de tela fina. Metí el móvil, el dinero y las llaves.  Les dejé comida a Hope y a Pelvin y bajé junto a Justin. En el sofá estaban Julia y Chaz dándose el lote. Mi novio rio por debajo de la nariz y aquellos dos siguieron a lo suyo.

- Adiós chicos, acordaros de respirar –les dije antes de cerrar la puerta.

Se separaron y me miraron desconcertados. Solté unas carcajadas y cerré. Justin rio y cogió mi mano.

- Eres cruel –me dijo.
- Para cuando ellos nos interrumpían cuando viniste a España –le recordé.

Nos subimos al coche y nos pusimos el cinturón de seguridad. Encendió la radio y empezó a sonar Hurt. Ambos nos sonreímos y juntos la cantamos. No sé dónde se quería tatuar. Ni el qué, ni en qué parte. Esto había sido repentino. Pero lo que tenía en mente también lo sería. Condujo como quince minutos. Reíamos, hablábamos, cantábamos, nos picábamos y luego reíamos otra vez. Aparcó el coche delante del local donde se dibujaría algo en la piel. Al entrar, un hombre de unos treinta y tantos años, con todo el cuerpo tatuado y una dilatación en la oreja, saludó a Justin animadamente.

- Has venido tío.
- Claro, ¿pensabas que no? –le respondió mi novio con otra pregunta.
- Con lo maricona que eres, sí –reí y aquél hombre me miró- Y traes a tu novia. Un placer, ___.
- Igualmente –le sonreí tímidamente.
- Él es Steve, mi tatuador –me informó Justin- Bueno tío, ¿empezamos?
- Venga –aceptó Steve- ___, ¿tú vienes?
- Mhm, claro –asentí con la cabeza.

Nos llevó a una salita con un pequeño banco de cuero, estos especiales, ya sabéis. Justin se quitó los zapatos y los calcetines y se subió a la camilla esa. ¿Dónde mierda se haría el tatuaje? Steve preparó todo lo que necesitaría. Colocó una plantilla en su pantorrilla y empezó a trabajar en ella.

- Bueno Bieber, ahí al lado tienes los pañuelos –bromeó Steve.
- ¿Me estás llamando nenaza? –le preguntó Justin con una sonrisa burlona.
- No, te estoy mandando indirectas de que lo eres para no dejarte mal ante tu novia.

Solté unas risitas y Justin me sonrió.

- Se ríe de ti –dijo Steve.
- Se ríe conmigo.
- Seguro –volví a reír- ¿Ves?
- Steve, como te salga mal juro que te machaco.
- Sabes que soy todo un profesional –se alagó él mismo- Por cierto, os vi el otro día en televisión.

Cambio drástico de tema.

- ¿Ah sí? –preguntó Justin. Terminó de hacer la plantilla y entonces empezó con las agujas.
- Sí, en la fundación esa de ___ -Steve me miró y le sonreí- Ibas muy guapa.
- Vale tío, deja de coquetear con mi novia o te clavaré las agujas en la planta del pie.
- Vale, vale –aceptó entre risas el tatuador- No llores, eh.
- Soy un macho –volví a reír- No te rías, shawty.
- Lo siento –me disculpé divertida- Por cierto Steve.
- ¿Sí?
- Sé que no coges a gente sin pedir cita, pero ya que estamos aquí, ¿te importaría hacerme un pequeño dibujito?
- ¿Qué estás diciendo, ___? –me preguntó Justin seriamente.
- Claro. Por ser tú haré una excepción.
- Genial, porque llevo pensando en hacerme un tatuaje desde hace mucho tiempo.
- ¿Y dónde lo querrías? –él seguía haciendo su trabajo en la piel de mi chico.
- A un lado del dedo índice –le expliqué- Se trata de un símbolo de infinito.
- Oh, pequeño pero bonito –dijo- Me gusta.
- ¿Y desde cuándo eso, shawty? –preguntó Biebs.
- Desde siempre, pero a mamá nunca le ha gustado esto de los tatuajes o los piercings.
- ¿Tienes dieciséis, verdad? –asentí con la cabeza- Entonces no necesitarás el permiso de un adulto.
- ¿Estás segura de que quieres hacértelo? –Justin y su protección.
- Son solo un par de agujas, no me moriré.
- No se sabe –trató de asustarme.
- Calla y mira cómo te está quedando el dibujo –le mandé.
- Sí señora.

***

Dos horas más tarde, Justin ya había terminado. O más bien, Steve. Habían cubierto su pierna con una crema y una cinta para que no le diera el sol. Se trataba del rostro de Jesús. No es que me gustara mucho, ya que veo un poco raro que un adolescente de diecisiete años se tatúe cosas religiosas, pero es su piel y acepto lo que haga con ella. Llegó el turno de dibujarme el dedo y la verdad, me temblaba todo. Justin estaba más preocupado que yo, pero no se interpuso. James dibujó con un bolígrafo el símbolo sobre mi piel y empezó con la aguja. Dolía, solo un poco, pero dolía al fin y al cabo. Se sentía un pequeño cosquilleo mezclado con una punzante molestia. Bieber cogía mi otra mano y le brindaba tranquilizadoras caricias. Cuando terminó, me cubrió el dibujo y pagué.

- ¿Qué dirá tu madre cuando lo vea? –me preguntó mientras caminábamos cogidos de la mano por las calurosas calles de Atlanta.
- El dibujo ya está hecho –me encogí de hombros- Por mucho que me regañe, eso no saldrá de ahí.
- Eres una rebelde –dijo riendo.
- ¿Acaso tu madre deja que te tatúes? –le pregunté alzando una ceja.
- Claro. Le pedí permiso y dijo que sí –respondió seriamente- Aunque me dio una larga charla sobre si estaba seguro, que eso no se quitaba, que con sesenta años eso quedará feísimo.
- Igual, con sesenta años solo tendrás que mostrarle la pantorrilla a tu mujer –le expliqué entre risas.
- ¿Y quién será esa mujer? –preguntó mirándome, con una sonrisa de por medio y un brillo especial en sus mieles ojos.
- Ehm… no sé –tartamudeé.
- Tú –besó mi mejilla y sonreí. Tan Justin como siempre.
- Tengo hambre –me quejé- ¿Por qué no vamos a comer algo?
- Claro –aceptó.

Estuvimos prácticamente todo el día juntos, aunque por la noche tuvimos que separarnos. Pero solo eran unos metros y una valla que dividía nuestras casas. A eso de las diez, cuando ya estaba en pijama y aburrida, decidí salir al balcón con la guitarra para así estar más fresquita. Empecé a tocar acordes simples mientras que de mi garganta salían suaves susurros. Y sin darme cuenta, estaba cantando ‘come home to me’ para tres personas. Mamá, Julia y Justin, el cual me miraba desde la ventana.

- Oh, mierda –sentí mis mejillas enrojecer. Dejé la guitarra apoyada en la valla y me levanté- Sois todos unos intimidantes.
- Me gusta esa canción –dijo mamá.
- La compuso Justin para mí –me giré y lo vi mirándome- Ves a dormir.
- Ven conmigo.
- Justin Bieber –le regañó mi madre. Yo reí- Anda a dormir, nena. Mañana trabajas.
- Fuera –le dije a Julia, la cual me miraba burlonamente- No sé tú, pero tendrás que acompañarme a la entrevista.
- Adiós a la buena vida –dijo mientras se marchaba.
- ¡Y carga la cámara! –grité.

Mi pecho descansaba sobre el frío mármol que impedía que mi cuerpo cayera. Miré a Justin fijamente, las farolas iluminaban tenuemente la calle y su rostro se podía ver, pero con dificultad. Él cubrió su sonrisa con sus dedos índice y corazón.

- ¿Lo sabe tu madre? –me pregunté. Confundida arrugué la frente. Él alzó el dedo donde me había hecho el tatuaje esa mañana.
- No –negué con la cabeza pidiendo discreción- Cállate.
- No nos escucha –dijo tranquilizándome- ¿Y Julia?
- Sí –reí al recordar su reacción. “Oh Dios mío qué hipster eres. Me gusta el tatuaje y tal, pero eres muy hipster haciéndote eso. ¿Tu madre lo sabe? Oh, eres una rebelde, chica”, dijo atropelladamente al ver el dibujo de mi dedo- Le gustó.
- Es bonito –dijo encogiéndose de hombros. Escuché a Pattie cómo llamaba a su hijo, entendí algo de que debía dormir. Sonreí por debajo de la nariz- Debo irme.
- Está bien –cogí la guitarra- Duerme bien.
- Sueña conmigo –dijo. Cerró la ventana y apagó la luz. Ya no lo veía.
- Lo haré –susurré en mitad de una tonta sonrisa para luego meterme en la cama, acariciando a mis dos pequeños.

___________

Mis delfines Serafines, mil perdones por no subir antes un capítulo de NLYG, pero estaba estancada. He estado recibiendo mensajes de algunas de vosotras diciendo que os gustaría colgar mi novela en mi página. Pues bueno, antes quiero que habléis conmigo, bien sea siguiéndome en twitter (si no te sigo dime que eres una lectora y quieres aclarar el tema de subir mi novela a tu pág.) o agregándome en facebook. Una vez que contactemos, os diré antes un par de cosas y si decido o no dejaros publicar la novela. Y no tengo nada más que decir, solamente darle la bienvenida a las nuevas seguidoras. Comentad y retuitead el tweet, ¿ship? Os quiero mil, ya lo sabéis.

Por cierto, la canción del capítulo es de Whitney Houston, I wanna dance with somebody. No es que sea muy fan de esta mujer, pero sí que me gustan algunas de sus canciones y reconozco todo su talento.

Ahora sí, ¡chao! ♥

25 comentarios:

  1. me encanta jaja es preciosisisima creo que soy la primera casi nunca soy la primen la verdad es que estaba mala pero he visto tu novela y digo claro esto es lo que me faltaba jajaja me ha gustado mucho lo del tatuaje yo me voy a hacer un tatuaje en la muñeca que ponga el signo del infinito y que ponga infinity o forever nose tengo ganas de hacerme unos cuantos bueno wapisima que a estado muy bonito esta muy kuki jajaja y que nada espero que subas pronto wapetona nos vemos.
    XOXO:NALU.

    ResponderEliminar
  2. EL CAPI GENIAL, PUES KE TU YA PUEDES ESCRIBIR UN LIBRO, Y YA ME VES A MI EN LA LIBRERIA COMPRANDOMELO JAJAJA Y UN BESAZOO MUAK . - @Cristina284@Cris

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado como sienpre! Sube pronto si?? Teq*

    ResponderEliminar
  4. asfghgfdfghj hay que bonito es Justin es tan dfghjkjhjk muero con él.Que hipster soy haciendo me un infinito JAJAJAJAJAJAJA soy un reberlde de pies a cabeza ocno' como me gusto este capítulo sinceramente merece la pena esperar por tus capítulos.
    Besos y siguela cuando puedas.

    ResponderEliminar
  5. hay tanto tiempo sin comentar ME ENCANTO que tierno justin aaaaawwwwww <3 <3 <3 ME ENCANTO OOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO
    que rebelde un tatuaje djjkngdjnjkfndsn me encanto la idea BESOS SIGUELA!!!

    ResponderEliminar
  6. awwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwww q tierno justin :3
    me encanto firme el capitulo weee me hice un tatuaje ... siempre soñé con ese tatuaje pero q diga believe y me lo haría en la muñeca :D
    ojal q no me diga mucha cosa mi madre ajajajajjajaj no comento mucho por q ahora tengo artas garras y es difícil hacer todo con ellas ajajajaja pero enserio cuesta :/ beno me encanto el capi chau chau me voy saludosssss

    ResponderEliminar
  7. Hermosa (L) te amodoro, eta novela huy me pone... *-* sigulea corazón de melón c:

    ResponderEliminar
  8. hola holaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
    ere' una hipsta, eso lo sabia yo. Sepsep.
    JAJAJAJAJ mi Shaz más liiiiiiiiiindo que es slkfndfskjsdjfnkasf.
    Y tengo que ir contigo a la entrevista, joojojoojop sdfknsjdskjfnsdkjfnjdskfkj
    Me encanta melona ksjdfndskjf. Te quiero mucho, ¿si? <3

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  10. me encanto el capitulo fue tan urfnduhfnduhrijmdeuduhberd siguela besos <3

    ResponderEliminar
  11. Soy un rebeldeeeeeeeeeeeeeee!!! Cuando mi madre se entere de que me hice un tatuaje me asesina :O y soy rebelde, cuando no sigo a los demas y soy rebelde... ((no se que mierda mas, no me acuerdo de la cancion) rebeklwyifbcweyidafsbcnwydafbcnwydxzfbcwdyfbcwydbvfcwyadf que tierno nuestro Justinnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnn! lo amo<3. Pobrecito debe de estar de triste po la ruptura, por una parte estoy feliz porq no me gustaba Jelena, pero por otra, pobrecitoooo. Chicas, voy a comprarme un pasaje y voy a ir a consolar a Justinnnn! jjajajaj si, ya quisiera. Buenoooo en fiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiin, subi prontooooooooooooo, chao. Beso

    ResponderEliminar
  12. Ame el capitulo justin es tan tierno y una pregunta ¿que me tatue en el dedo ?.
    Bueno ame el capitulo lo encontre tan romantica . Por favor siguela!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  13. Me encanto, perdón eso es muy poco es perfecto cada capítulo siguela pronto y besos.cuidate y espero el capítulo aquí en chile es un poco tarde son las 12:10 pm ahora si me voy me dio sueño adiós te quiero xoxo

    ResponderEliminar
  14. Me encanta! Ya me estaba volviendo LOCA!
    Uuu ... El Bieber esta cada vez mas caliente! Hahah! XD Umhm estoy contigo Whitney Houston es super talentosa me gustan una cuantas canciones de ella ... Pero no cambio a Michael Jackson!:))
    Siguela pronto! Quiero saber como me va en las vacaciones!xD Besote!
    P.D. Me gusta lo del tatuaje! Es hermoso! *-*!
    Que rebelde soy!

    ResponderEliminar
  15. ¿Te vi' a comentar este capi, y el capi del relato? ¿Guay? Guay.
    Hala tú. Yo es que me muero. Con Anastasia, con Juliet, con Justin. Que lee libros eróticos, EH, EH, EH. Ai mai, muero. JAJAJAJAJ.
    ''Sr. Bieber, Srta. Smith..''ASDFSDFHSDFGSFDGFGDSFDF.

    - ¿Nos veremos de nuevo? -me giro. Lo miro y evito sonreír para no parecer desesperada- Digo, podemos encontrarnos otro día y mantener una charla.
    - Claro -contesto- Podemos vernos los fines de semana. El resto de los días trabajo.
    - En ella está mi número privado. Llámame cuando te interese. Estaré disponible para ti.
    P-p-p-p-p-p-ero tu k kiere, MATARME? SOCORROOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO,
    ''estaré disponible para ti. TI TI. TI. TI. O sea, yo. O sea, muérome. O sea, aiuda. Y encima dice que le llame. Ese quiere jñpñajpñajpña, que yo lo sé. Ji.
    Pero es que vas tú, y de palo, vas y lo dejas así. Mala person.
    Na, mentira.
    Y este capi.
    AWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWW.
    ME MUERO DE AMOR CON LA CANCIÓN. Si es que somos mas monos. Y Justin teniendo que trabajar, viene al día siguiente y me despierta con caricias, me muero de amor. ¿Y cuando me he levantado para vestirme? JEJEJEJEJJ Justin quiere *tos* secso *tos* ¿Y lo del tatuaje? Me he meado con Steve. JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJJAJAJAJAJAJAJJAJAJJAJAJJAJAJAJAJAJAJAJAJ ha sido buenísimo, ¿y mi tattoo? Un infinito :'') to' hipster yo, saes.
    Y mi madre todavía no lo sabe, tu verás que me mata. JAJAJJJJJAJAJJAJAJA
    Sube prontísisisisisimo, pofaplis, na' más que puedas. Tanto el relato como novela.
    Te quieru, muxito <3333333333333

    ResponderEliminar
  16. ihglgjdfhgifjdhdl me encantó el capitulo, yo ya pensaba que tenían serso salvaje en el bosque ese fhdlfjhdskhkdlsgh well amé el capitulo esta muy bueno y espero que la sigas fkjdjhlfdgkl que sino voy a tu casa y te tiro piedras ahque. Esperare con ansias el otro capitulo.

    ResponderEliminar
  17. Holoooooou
    Me encanta tu novela es tan ASDFGHJKL ¿entiendes? Soy nueva en esto de los blogs así que casi no se usarlo pienso publicar una novela pero aún no agarro la onda de esto... Pero en cuanto la publique podrías recomendarla ¿si? Por favor te mando un beso y sigue la novelaaaaa ¡POR FAVOOOR! La idea del tatuaje me encanto. Tu novela es hermosaaaaa la leí toda en una semana <3

    ResponderEliminar
  18. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  19. Me ha encantado :) Eres increíblemente increíble, escribes genial. Bueno, solo decirte eso. Besitos
    PD: SIIIIIIIIIIIIIIGUUUUUUUUIIIIIIIIIIIEEEEEEEEEEENTEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE

    ResponderEliminar
  20. EL TATUAJEEEE *-* OMG te juro que me emocione wiii wiii aahajajajalzjkajahxksudkalaijx lo se lo se soy extraña!! Hey una pregunta! Cuando haras maraton? DIOS te juro que todas las novelas que leo no los haces es que uffff ESTRESAA!!!!!!!!! Bueno lo ame y amenque estuvo SUPER LARGO

    No escribo mas porque me tengo que ir asi que byeee sweett<3

    ResponderEliminar
  21. JELLOW MINA. Me encanto el tatuaje *_* OMG,que guay.
    Awwww nos hemos puesto a llorar por los recuerdos,bueno..recuerdos bonitos recuerdos,gracias eh.
    Gracias por subir enserio,me entusiasme mucho al verlo.
    *________* espero el siguiente capitulo juapa. Enserio,gracias. JAJAJA
    Bueno,espero que tengas inspiración y no tengas muchos deberes. :D
    Bye,bye.

    ResponderEliminar
  22. LASDNFALSKFNASKFLNAFOS ME ENCANTAAAAAAAA! ASFNASFKJNAFNASF Que mono Justin JAJAJA Me lo como *-* Y yo quiero un tatuaje cómo ese SANJFASKJFN Espero que publiques pronto. Un besazo preciosa <3 Y la canción me encanta también :)

    ResponderEliminar
  23. olaa! me ENCANTA tu novela gracias por poner el 148...me estava muriendo :P okno *-* pero bueno HERMOSO me encanto! :)....un favor chavas visiten esta pagina: http://youremydreamjb.blogspot.mx/ en mia y es nueva voy a poner una novela hay:)....¿la puenden leer? GRACIASq:)

    ResponderEliminar
  24. Hola me enamoré de tu novela espero.que la sigas pronto igual que la otra chao besos te quiero y cuidate

    ResponderEliminar
  25. pueden leer mi nove recien esta comenzando la seguire se los prometo http://novelasdejbyt.blogspot.com/
    me encanta tu nove seguila , Colombia te ama

    ResponderEliminar

¿Por qué no me sacas una sonrisa con un comentario tuyo? Vamos, es gratis.