¿Cuántos somos ya?

22 de enero de 2013

Never let you go. {147}


El sábado por la mañana amanecí algo temprano. Bastante, considerando que la noche anterior habíamos estado hasta tarde festejando. Me levanté y busqué el móvil para ver qué hora era. ¡Las ocho de la mañana! Esta vez te has superado, ___. Hice la cama y me metí en la ducha. Salí del baño envuelta en una toalla blanca, tarareando la canción que interpretamos Justin y yo. Pero la suave melodía fue sustituida por un potente chillido al ver a Julia ahí plantada, mirándome.

- ¿Por qué chillas? –preguntó medio sonriendo.
- ¿Por qué te presentas así? –me aferré la toalla al cuerpo.
- Joder, ¿tan fea soy por las mañanas? –Hope se acurrucó junto a su pierna y mi amiga la acarició- Hola bonita, ¿qué tal?

Revoloteé los ojos y abrí el armario y saqué algo así http://www.polyvore.com/cgi/set?id=68902633&.locale=es . Julia ahora estaba sentada en la cama con la gata en brazos. Pelvin se sintió celoso y corrió a la pobre de su regazo. Reí por lo bajo. Me vestí en el cuarto de baño y salí con el pelo mojado, dándole volumen con ayuda de los dedos.

- ¿Querías algo?
- Despertarte –contestó sin mirarme, estaba ocupada con los animales.
- ¿Te apetece hacer algo? –le pregunté.
- ¿Llamamos a Carol?
- Y a Cait –añadí.
- Guay.

Ella se marchó y yo seguí por ahí, haciendo mis cosas. Justin estaba durmiendo, seguramente. Igual, hoy me apetecía hacer una salida de chicas. Hace tiempo que no paso tiempo con ellas y hoy era una buena oportunidad. Un par de minutos más tarde estábamos las cuatro deambulando por el centro comercial con un par de bolsas cada una en ambos brazos. Comimos fuera e hicimos un poco las tontas por la calle, como era costumbre. La gente nos paraba de vez en cuando y me pedían autógrafos o fotos. Y lo que Carol o Julia no querían aceptar, es que ellas también eran famosas y obviamente las fans iban igual a por ellas. Las querían conocer.

El domingo lo pasé trabajando en el estudio. Hablamos un poco en general de lo que causó la gala del viernes, las reacciones, los comentarios en las redes sociales, etc. Había tenido una muy buena imagen y eso me agradaba. La semana que viene tenía una entrevista realmente importante para mí. ¡En The Ellen Show! Cuando llegué a casa no pude evitar ponerme a gritar. Estaba realmente emocionada. Llamé a Justin y le informé lo de la entrevista. Se empeñó en querer acompañarme sí o sí. Aparte, James había enfermado así que tendría que ir con Kenny, el cual se había propuesto a llevarme con mucho gusto.

Así pues, lunes de nuevo. Hola rutina, adiós quedadas con las chicas y compras hasta salirte ampollas en las manos. Odiaba los lunes, odiaba empezar la semana madrugando, estudiando, soportando a los profesores y acabando totalmente agotada. Pero por suerte los días fueron pasando rápidos. Muy rápidos. Casi a la velocidad de la luz, diría yo. Estábamos a jueves, primera hora después del patio. El Sr. Patrick hablaba y hablaba sin cesar, mis párpados poco a poco iban cayéndose, al igual que la cabeza sujeta por mis manos.

- Y por eso el ejercicio de Nick está mal, tenéis que tener más comprensión lectora y leer entre líneas. No haréis nunca bien un trabajo si lo hacéis todo por encima –y su voz fue trasladada a un segundo plano cuando Caroline me dio un golpe en las costillas.
- Oye, ¿no estás nerviosa? -¿ah?- Para la entrevista, digo.

Santa mierda. Me había olvidado completamente de que hoy, jueves, a la una y media tenía una entrevista con Ellen DeGeneres. Abrí los ojos rápidamente, esfumando cualquier rastro de sueño o aburrimiento, substituyéndolo por el nerviosismo y el miedo. Caroline negó con la cabeza lentamente con los ojos cerrados.

- Esto está mal –susurré deslizándome hacia abajo en la silla. Tiré de mi cabello con desesperación- Encima James está enfermo. ¿Y si Kenny no pasa a buscarme? ¿Y la ropa? Oh Dios.
- Señorita ___, ¿ocurre algo? –la clase entera se giró hacia mí y noté el instantáneo rubor en mis mejillas. Negué con la cabeza. ¡Dile que tienes que salir de clase, idiota!- No vuelva a hacer que interrumpa mi clase, por favor.
- Está bien –acepté en un murmuro.

Siguió explicando. Los oídos me pitaban, el estómago se me había cerrado, tenía mil y un nudos en la garganta, el cuero cabelludo me picaba y las piernas me temblaban. ¿Cómo había podido olvidar algo así? Llevo repitiéndomelo mentalmente toda la semana. El mundo entero habla de ello, recordándomelo cada vez que me cruzo. Esto no estaba pasando. De repente, alguien llamó a la puerta. El Sr. Patrick suspiró pesadamente y se apoyó en el escritorio, dejando el libro en su regazo y quitándose las gafas.

- Adelante –gritó en voz alta para que quién fuera que hubiera llamado se enterara.

La azul puerta se abrió y de ella se asomó una cabellera en punta color marrón claro, con destellos de luz rubios. La boca se me secó por completo al notar mi búsqueda en sus ojos. Oh mi Dios. La clase se llenó de cuchicheos cuando Justin entró en la sala con una educada sonrisa. Se metió las manos en los bolsillos y miró al profesor, aunque me lanzaba varias miradas rápidas. Al igual que el resto de la clase, los cuales me miraban a décimas de segundo bastante asombrados.

- Por favor, ni que se enteraran ahora que Justin Bieber es tu novio –rio Caroline por lo bajo.
- No se ve todos los días a Justin Bieber en tu clase.
- Sr. Patrick –habló mi novio. Reí por debajo. Esas palabras sentaban tan bien en mi fuero interno- Siento molestar, pero la señorita ___ tiene que ausentarse todo lo que queda de clase para ir a una entrevista.

La señorita ___. Carol carcajeó lo más bajo que pudo al oírlo. Yo sonreí y traté de no intimidarme ante las veintiocho miradas sobre mí. El profesor me miró y frunció el ceño. Le devolví el gesto y chasqueó la lengua dirigiéndose hacia Justin. ¡Sam se lo comía con la mirada! No es un cacho de carne, perra sucia. Deja de mirar a mi novio.

- ¿Una entrevista? –pregunta el hombre de sus casi cincuenta años- ___, no me había mencionado nada sobre una entrevista.
- Er, sí, lo siento. Se me había olvidado –logré las carcajadas de Justin, Carol y Christian. Los demás simplemente cuchichearon entre sí. Apreté los dientes con fuerza.
- Silencio –pidió el Sr. Patrick. La clase se sumió en un profundo silencio. Se quedó callado y Justin reprimió chasquear la lengua, mas sus dedos repiqueteaban sobre sus brazos cruzados con impaciencia.
- Puedo enseñarle este papel –dijo sacando una hoja doblada de su bolsillo trasero- que confirma el pequeño contrato entre la productora del programa y la señorita ___.

De nuevo vuelvo a sonreír ante su elegancia al pronunciar mi apellido. Este chaval me vuelve loca. El Sr. Patrick se volvió a colocar las gafas mientras agarraba la hoja ya no doblada que le sostenía Justin. Bieber me miró y comprendí lo que me quería decir con sus ojos, lenta y silenciosamente despejé mi mesa de cualquier cachivache sin que el profesor se enterara, me mandaría ponerlo todo de nuevo por no haberle pedido permiso.

- Muy bien –aceptó entregándole el papel de nuevo.

Sonreí victoriosamente mientras me ponía de pie y me colgaba la chaqueta en el hombro. Pasé por delante de la mesa de Sam y esta me miró con incredibilidad al ver que Justin extendía un brazo hacia mí a medida que me acercaba a él para luego rodearme los hombros. Le alcé una ceja con perspicacia y ella resopló, rodando los ojos al mismo tiempo.

- Adiós –me despedí de la clase.
- Un placer –dijo Justin antes de cerrar la puerta, hizo un gesto con sus dedos y la cerró, dejándonos a los dos solos en el pasillo.
- ¿Qué ha sido eso? –pregunté riendo mientras caminábamos hacia la salida del instituto- La clase entera estaba alucinando contigo.
- No todos los días pasa Justin Bieber a recoger a su chica en su clase –besó mi mejilla y me estrechó más entre sus fuertes brazos.

Su chica.

- ¿De verdad te habías olvidado de la entrevista? –asentí lentamente. Él carcajeó.
- Me alegro de divertirle, Bieber –él me sonrió cariñosamente- En serio se me olvidó, vivo en mi burbuja.
- No te lo niego –me sujetó la puerta principal y estábamos en el exterior, sintiendo el fuerte calor de un sol de mayo sobre nuestras pieles- Ahí está Kenny.

Su gran guarda espaldas sonrió ampliamente y agitó la mano sobre su cabeza. Jamás perdía su sonrisa ese negro grandullón. Me contagió la alegría y acabé curvando los labios hacia arriba. Llegamos hasta él y lo abracé amablemente.

- Me alegro de verte –comentó observándome.
- Lo mismo digo –me abrió la puerta del asiento de atrás y entré con gusto. Ellos dos se sentaron delante. Dejé la mochila a un lado y me puse el cinturón de seguridad. Kenny ajustó el espejo retrovisor y clavó sus ojos en los míos a través del cristal. Entonces, mi cara palideció y el pulso me empezó a ir a mil- ¿Y mi ropa?
- ¿Ah? –Hamilton está desconcertado, pero después entiende lo que le pregunte.
- No te preocupes por eso, shawty –me dijo Justin- Habrá un pequeño camerino para ti ahí con la ropa que Madison me ha encargado de traerte.
- ¿Estará también Janet? –estúpida, claro que estará. Es tu representante.
- Sí, lo que pasa es que ella ha tenido que ir ahí antes. Cosas de managers, ya sabes.

Llegamos a lo que era el gran edificio donde se grababan las miles de entrevistas con Ellen DeGeneres. Salimos del coche y un guardia de seguridad nos hizo pasar. Nos guio hasta el centro del gran laberinto de pasillos. Ahí había mucha gente paseándose con micrófonos en mano, cámaras, papeles, maquillaje. Caos, caos y más caos. Mi estómago se retorció.

- Tranquila –musitó Justin en mi oído, retirando un mechón de pelo que caía por delante de mis ojos.

De repente, una alta mujer con cabello rubio y corto, se posicionó delante de mí con la mano extendida y una radiante sonrisa en el rostro. Palidecí de nuevo, como tantas veces en pocas horas que llevábamos de día. Le correspondí al gesto y rápidamente me contagié de su simpatía.

- No tengas miedo, no muerdo –el miedo abandonó mi cuerpo cuando rio con ganas, tranquilizándome- Soy Ellen. Es un placer tenerte aquí, ___.
- El placer es mío.
- Janet está ahora hablando con alguien importante, tú sabes –reí- Elena te conducirá a tu camerino para que te cambies, tienes la ropa ahí. Luego te peinarán y maquillarán. Cualquier cosa que necesites, puedes llamar a alguno de los empleados. Estamos encantados de poder entrevistarte.
- Gracias –le sonreí. La que al parecer era Elena, una bajita y regordeta morena con pecas en las mejillas, me condujo hacia donde me cambiaría, tomándome delicadamente por el brazo.

Entré. Justin y Kenny obviamente se habían quedado por ahí. Ellen le había regañado a mi infantil novio diciendo que no podría entrar, que necesitaría privacidad. Él contestó algo que no logré entender, pero que sin embargo logró hacer que me ruborizara. Dentro del pequeño pero alegre camerino, me cambié con las ropas que Madison me había traído http://www.polyvore.com/cgi/set?id=62046723&.locale=es. Casi como si alguien me hubiese estado espiando, entraron con un pequeño maletín. Una mujer mayor me saludó y me hizo sentarme en el taburete que había delante del tocador. Entonces dos personas entraron. No, tres. Reí al ver que Justin y Kenny habían logrado entrar al camerino para verme. Janet sonreía alegremente al ver cómo me peinaban el cabello.

- Chicos, a Ellen no les agradará verlos aquí –les dije sonriéndoles a través del espejo.
- No tiene que saber que hemos venido –Justin me guiñó un ojo y reí.
- Además, hemos sobornado al de seguridad con que no le dijera nada a la rubia peligrosa –añadió Kenny.
- ¿Qué tipo de soborno? –pregunté yo animada. Los miedos habían huido de mí. Estaba mucho más tranquila.
- Con seguirlo en Twitter.
- Oh –me limité a responder, riendo.

*** 

- Se te ve nerviosa –dijo Ellen mirándome. Reí y acomodé las manos en mi regazo.
- Sí, algo así.
- Estabas ansiosa por venir a mi show, ¿no es así? –el público rio, al igual que yo.
- Por supuesto, tu programa es uno de los que más me gustan.
- ¿Uno de los que más te gustan? –arqueó una ceja- ¿Cuáles son los otros?
- Bueno, E! News no está mal –me encogí de hombros.
- The Ellen Show es mucho mejor –me siguió el juego y rio- No, ahora en serio. ¿Tenías ganas de venir al plató?
- Muchas ganas, la verdad.
- Sí, por eso se te olvidó –me hundí en la silla lentamente mientras me tapaba la cara con las manos, riendo al mismo tiempo. El público acabó contagiándose de mis risas y continuó conmigo- ¿___? –preguntó Ellen al ver que seguía con el rostro tapado por ambas manos.
- ¿Sí? –dejé una rendija para poder verla, pero sólo un poco. El público volvió a reír. Me incorporé en el asiento y sonreí, dispuesta a no hacer más la payasa.
- Nos alegramos de tenerte de nuevo en el plató –bromeó Ellen- Bien, ahora, cuéntanos. La semana pasada la apertura de tu fundación fue uno de los más hablados en redes sociales, prensa y televisión. ¿Cómo te sientes al saber que este benéfico acto ha llegado a los oídos de tanta gente?
- Me siento orgullosa. De mí, de la gente que ha colaborado y de mis fans. Me agrada la idea de que hablen bien de mí, que les gusten mis ideas, que les parezcan buenas. Esas cosas. Ellas son las que me incitan a seguir con esto.
- Causó horas y horas de conversación, lo sabes, ¿no?
- De algo he estado informada.
- Encima contaste con la colaboración de Justin en una de las primeras actuaciones –sí, hubo más, pero eran o de otras personas o antiguas que ya habían salido a la luz.
- Eso ya fue el puntazo de la noche –dije riendo- La verdad es que me encantó esa parte. Cuando canté con él. La canción me gusta muchísimo y más si es con él.
- Hicisteis un gran trabajo. Tanto que ahora mismo es número uno en la lista de iTunes.
- Wow –casi no pude articular palabra, pero me obligué a mí misma a murmurar algo- ¿Tan rápida?
- Bueno, sí. ¿Qué esperabas?
- No lo sé. Algo. Pero no esto. Es… no lo sé –la gente rio ante mis dudas.
- Eres una persona que duda de sí misma –no era una pregunta.
- No me siento segura con lo que hago o digo. Tengo miedo a equivocarme, no soy perfecta.
- Nadie lo es –me apoyó Ellen- Y dinos, ¿cómo te está afectando esto de ser mundialmente conocida? Allá donde vas, la gente te chilla, te pide fotos o autógrafos. Tu cara está en, bueno, casi todos los lados.
- Es una locura. Una autentica locura porque antes pasaba desapercibida por allá a donde vaya –no cuando ibas haciendo la tonta por tus calles españolas, ___ me recordó mi fuero interno. Sonreí- Nadie me reconocía. Pero ahora. Ahora todo ha cambiado. Me dedico a lo que más me gusta. He conocido a gente maravillosa, hago feliz a muchas personas y ellas me hacen feliz a mí. Mi vida ha cambiado.
- Para bien.
- Para bien, para bien. Eso está más que claro. ¿A qué persona no le alegra saber que al país donde vas, va a encontrar el apoyo y el cariño de toda su gente? Es algo extraordinario y muy bonito. Me encanta que chicas a las que no conozco, niños o cualquiera, me pida un abrazo. Me digan que he cambiado sus vidas, que mis canciones son prácticamente una forma de desahogarse con el resto del mundo. Es, sin duda, algo precioso.
- Eres cercana a tus fans. Al igual que Justin. ¿Crees que el estar con él ha tenido algo que ver con el trato hacia tu fanbase?
- Creo que sí y creo que no. Soy muy cariñosa con todo el mundo, ¿por qué no iba a serlo con mis fighters? Aunque eso sí, Justin es una persona muy entusiasta y dedicada. Ama a sus beliebers por encima de todas las cosas y quieras o no ese espíritu acaba contagiándote.
- Tienes un mentor, vaya –sí, Justin sin duda lo era.
- Es una de las personas que más me ayudan en esto del mundo del famoseo. O sea, a mí se me hacia muy difícil al principio. Ser acosada por paparazis, soportar críticas negativas… Pero a su lado he sabido llevarlo muy bien y bueno, ahora no soy muy experta en esto, pero sí que sé lo que hago y qué decisiones tomar ante cualquier circunstancia.
- Yo siempre he pensado que Justin es algo más que un novio –opinó Ellen- Quiero decir, Justin puede ser tu pareja, se comporte como ella y tal, pero tiene algo que lo hace diferente a todos los demás.
- ¿Su anormalidad? –pregunté inocentemente, haciendo que el público, ella y hasta el cámara riera.
- Sí, eso –bromeó- No, no. Es así como un hermano.
- Bueno, yo no lo considero mi hermano –hice una mueca- No me va mucho eso de besar a mi hermano y tal.

Ellen rio.

- Sí, tienes razón.
- Lo que sí lo sigo considerando como un mejor amigo –ella sonrió- Él siempre lo ha sido y siempre lo será. Lo tengo ahí para todo, cuando quiero y para lo que quiero –aww, me sorprendo a mí misma- Es un amor.
- ¿Te has fijado que siempre acabas hablando de Justin en la gran mayoría de tus entrevistas? –reí delicadamente. Tiene razón. Él es el centro de tu atención e involucras a todo el mundo con tus ahogantes comentarios sobre Justin. ¡Cállate perra! Estoy en una entrevista. Le ordeno a mi subconsciente.
- Sí, me he fijado –comenté.
- ¿Cómo te ves en un futuro? –cambio de tema, bien.
- ¿En un futuro lejano o cercano?
- Ambos –se acomodó en la silla y yo hice lo mismo para sentirme más cómoda.
- Bueno, en un futuro cercano me veo en un tour por todo el mundo. Me veo ganando premios, consiguiendo todas las metas que hasta ahora me he estado proponiendo. Me veo ayudando a mucha gente. Me veo, aunque sé que eso es un poco más difícil, actuando en el Madison Square Garden –Ellen silbó fuertemente ante mi objetivo.
- ¿Crees que lo podrás conseguir?
- Never say never –usé la famosa frase que mi novio tanto había inculcado en las muchas muchachitas del mundo.
- ¿Y en un futuro lejano?
- Me veo viviendo en la playa, en una casa construida ahí. Y sino es concretamente en una playa, cerca del mar.
- ¿Por qué?
- Me encanta todo lo que tenga que ver con el mar. Creo que esa pasión se la debo a mi abuelo.
- ¿Diego? ¿Por parte materna?
- Sí –asentí sonriendo con la cabeza- Es pescador. Bueno, era. Ahora está jubilado. Recuerdo que muchas noches, en verano, solía llevarme con él a pescar. Nos tirábamos horas bajo la luz de la luna y nunca me cansé de hacer eso. Y ahora que estoy lejos de él, lejos de esas costumbres, lo extraño.
- Podrías permitirte vivir ahora mismo en una casa a primera línea de playa.
- Lo sé –asentí con la cabeza- Pero soy joven. No soy independiente. Aún dejo que mi madre me haga trenzas antes de irme a dormir –reí animadamente, con cariño ante tal recuerdo- No estoy preparada para eso. Aparte, aquí tengo a mi gente –ella asintió- Tengo a mi madre, a mis amigos, a la compañía.
- A Justin –dijimos las dos a la vez, rompiendo a reír.
- Sí –musité yo.
- Eres joven para que te pregunte esto, ¿pero te ves con hijos y marido en esa casa de ensueño al lado del mar?
- Muchos, muchos hijos. Marido no lo sé, espero que sí –solté unas risitas- Pero los hijos, seguro que sí. Los adopto o algo, no me importa.
- No olvides olvidar a la tía Ellen para Navidad –bromeó.
- No, para nada.

*** 

Justin conducía, Chaz hablaba con Julia, Carol iba callada apoyada en el hombro de Christian y yo aprovechaba la poca distancia que me separaba de Biebs para observar su perfecto perfil. Nariz respingona, labios entre abiertos y mojados gracias a su lengua, alguna que otra peca por toda la cara. Una gorra hacia atrás donde en la parte de delante pone ‘tosa’ y unos pendientes nuevos que le regalé hace unos días porque, mira, porque quise. Perfecto, perfecto de la cabeza a los pies. Entonces su ceño se frunció, pero la sonrisa se acercaba. Giró rápidamente la cabeza hacia mí y me sonrió ampliamente. Mantuvo de nuevo los ojos firmes hacia la carretera.

- ¿Qué tanto miras?
- A ti –contesté sin despegar la mirada de su rostro.
- Cuando yo te miro a ti te molesta –arrugó la frente.
- Pero lo mío es distinto.
- No lo es –reprochó.
- Sí –insistí- Tú lo haces para picarme porque sabes que me molesta. Yo lo hago porque me gusta mirarte.

Y en ese instante calló. Cogió mi mano de improviso y se la llevó a los labios, besando cada uno de mis nudillos. Sonreí y dejó la mano libre en mi pierna. Miré por el retrovisor aún con la sonrisa en la cara. Justin sí que sabía ser un caballero con una mujer. El coche de Caitlin nos perseguía. En él iba Cameron, su novio. Me caía bien. Sus dorados rulos y ojos azules le hacían una belleza exquisita, parecía griego. Pero nada comparado con el adonis que tenía a mi lado. Mío.

Llegamos al restaurante y el camarero nos llevó hacia una mesa lo suficientemente grande como para que las cuatro parejas cupiéramos bien. Y ahora que lo pensaba, todos teníamos novio o novia. Y habíamos cambiado tanto. Julia antes no era cursi, enamoradiza y mucho menos cariñosa con los chicos. Chaz sin duda ha hecho que ese temperamento de bestia se le quitara. Ahora la muchacha es dulce. Caroline antes era tímida e insegura de sí misma. Ahora que está con Christian, el cual le recuerda día sí y día también que es perfecta, se ha soltado más el pelo y está feliz consigo misma. Y ahora que dentro de unos meses le quitan los aparatos, lo estará mucho más. Caitlin, bueno, ella sigue siendo la misma charlatana y pesada que siempre. Cameron no la ha cambiado mucho. Y después estaba yo. Jamás me vi saliendo con alguien, y mucho menos con alguien como Justin. Recuerdo cuando Thais me hablaba de él. Siempre coincidía en que era amable, cariñoso y respetuoso con las mujeres. Y vaya si lo es. No he tenido muchos novios. Por no decir ninguno, pero puedo asegurar que como él no hay nadie. Repito, nadie.

Los días pasaban, igual que las semanas. Estábamos a punto de terminar el curso y en mi caso, los estudios por completo. Muchos continuaban con sus carreras, como Julia, que se dedicaría a la fotografía. Pero yo no, yo me centraría en mi música y mis fans. Justin había empezado con eso del disco navideño y la verdad es que estaba de mierda hasta arriba. Se pasaba los días en el estudio, pero todo esfuerzo tiene su recompensa. El colegio estaba trabajando en un baile de final de curso. Sí, aquél típico gimnasio con olor a humanidad y sobaco sudado, lleno de lucecitas y vestidos pomposos, música del momento y comida por doquier. Pero no estaba muy segura mi asistencia a pesar de los muchos insistentes e inútiles comentarios de Caitlin.

Me encontraba en el despacho del director. Estaba vez no había hecho nada. Y Sam tampoco. Estaba ahí porque quería hablar conmigo sobre no sé qué. Me fijé en el calendario que había delante de mí. Faltaban quince días para decirle adiós a los libros, deberes y madrugones. Bueno, en mi caso sí, pero para ir a trabajar, viajar o simplemente, por culpa de alguien.

- ___ -me llevó de vuelta al mundo donde normalmente suelo ser una persona y no un unicornio retrasado- Estábamos hablando del baile de fin de curso.
- Oh, sí –asentí con la cabeza- Me he ido.
- Se ha notado –masculló. Arrugué la frente- Entonces, ¿te propones a cantar un par de canciones para nosotros?
- La verdad Sr. Black, ni siquiera sé si voy a poder ir –él frunció el ceño- Ya sabe, mi agenda no es como la de cualquier adolescente normal. Tengo trabajo.
- ¿No puedes conseguir hacer un hueco en ella?
- Lo intentaré, pero no prometo nada.
- Gracias de todas formas, señorita ___.
- ¿Algo más de lo que desee hablarme, director?
- Sí, la verdad es que sí –no me retengas mucho más aquí, tengo vida social, ¿sabes? 
- Dígame.
- Si accede a participar en el baile, ¿podrá cantar una canción de Whitney Houston?
- Er, claro –acepté dudando- ¿Alguna en especial?
- Estas dos –me pasó un papel y las miré. Mierda, las más difíciles- Elija una, la que quiera. Sería un honor que pudiera cantarlas para dentro de dos semanas.
- Lo intentaré, ya se lo he dicho –oí como sonaba el timbre del final de clase- Me voy ya, tengo que irme a casa.
- Ha sido un placer negociar con usted –intentó bromear, aunque no obtuvo nada más que una forzada sonrisa por mi parte.
- Le comunicaré en cuanto pueda mi decisión sobre lo del baile.
- Mil gracias.
- Adiós –me despedí.

Cogí la mochila y salí del ya conocidísimo despacho del director Black. Ya que pasaba tanto tiempo ahí, estaba dispuesta a pedirle que cambiara las sillas, son incómodas y raspan. Por los pasillos –por los cuales no podías dar un paso adelante porque estaba completamente llenos- me encontré a Carol y a Christian hablando junto al tablón de anuncios, de espaldas a mí.

- ¡Hola, parejita! –los abracé a los dos por los hombros, asustándolos.
- ¿Pero a ti qué te pasa? –preguntó Christian sobresaltado.
- Que tiene un retraso que no puede con él –se metió Caroline conmigo cariñosamente. Le sonreí amargamente y ella me sacó la lengua.
- ¿Os venís a comer a casa? Julia no está, Justin trabaja como un negro y no quiero estar sola.
- ¿Qué hay de comer? –preguntó Chris. Eso era una indirecta para que le cocinara macarrones con queso.
- Macarrones con queso, Beadles.
- Yo acepto –levantó la mano con ilusión.
- Igual yo, entonces.
- Bien –tomé sus brazos y los conduje a la salida, concretamente hacia el aparcamiento de mi amigo. Me subí en los asientos de detrás y saqué el móvil.

“¿Me vería bien con un vestido morado y pomposo de esos que usan las porristas para los bailes de fin de curso?” tuiteé. “Tengo que escuchar un par de canciones de Whitney Houston”. Llegamos a casa y aparcó el coche delante de ella. Entramos y dejamos las mochilas en el sofá. Busqué en la nevera los ingredientes necesarios para hacer los exclusivos macarrones con queso para Christian y una vez organizado todo, empecé a cocinar con ayuda de Carol, ya que Beadles no quería hacer explotar la cocina.

*** 

El fin de semana lo había pasado de emisora de radio a plató de televisión. Habían sido dos días bastante movidos. Justin y yo nos habíamos visto un par de veces. No íbamos a montar el caos del año por estar un par de tiempo sin quedar tan seguido, no como la última vez. Lo único que quería era una pelea con él. Le había comentado a Janet lo del baile de la escuela, que se organizaba un día después de acabar las clases. Un sábado. Chasqueó la lengua con frustración y preguntó la hora. La fiesta empezaba a las nueve menos cuarto y yo tenía cita con una revista que quería hacerme un reportaje durante todo el día; fotos, entrevistas, más fotos, sesiones y sesiones. En fin. Era una oportunidad única, pero también quería ir a pasármelo bien. Al fin y al cabo soy una adolescente como otra cualquiera. Bueno, no cualquiera. Pero ya me entendéis, quiero bailar, disfrutar con mis amigos, vivir nuevas experiencias. Y ese baile era una de ellas. Un momento básico en mi vida el cual recordaría a lo largo de los años. Pero me temo que una debe sacrificarse por conseguir lo que más le gusta.

- Entonces, no podrás venir –dijo desanimado el Sr. Black.
- Me temo que no –fruncí los labios- Me habría gustado también asistir, pero tengo un compromiso ese día. Un trabajo largo, lo siento.
- No te disculpes, lo comprendo. Tu vida no es fácil –pero sí vale la pena vivirla, al fin y al cabo.
- También me habría gustado cantarle una de sus canciones.
- ¿Las escuchó? –preguntó maravillado.
- Son hermosas.
- Lástima que haya muerto esa talentosa mujer –chasqueó la lengua y se levantó con resignación- Espero que el año que viene pueda oírla cantar alguno de esos títulos en el próximo baile.
- Lo intentaremos, señor –estreché su mano- Nos vemos.
- Hasta luego, señorita ___.

Me despedí de él con la mano y salí de su despacho dispuesta a respirar tranquila nada más poner un pie fuera del instituto. Hoy estaba completamente agobiada, cansada y malhumorada. Pero pronto mi humor cambió al ver a Justin esperándome con un ramo de jazmines. Mis preferidos. Caminé con una sonrisa en el rostro, ignorando las miradas de satisfacción por parte de las chicas al darse cuenta del bonito detalle que estaba teniendo Justin conmigo. Cuando estuve cerca de él, sonreí tímidamente y aparté un mechón de pelo que caía por mi frente.

- Hola –murmuré.
- Hola –dijo sonriente. Alargó el brazo y me entregó el bonito ramo. El olor era embriagador. En una de las flores había una nota. “Unas flores para la flor más bella. Tu Justin”.
- Mi Justin –susurré para luego mirarlo a los ojos- Son preciosas, gracias.
- Vamos –me ofreció su brazo para que me enroscara en él. Entre risas acepté- Tengo una sorpresa para ti.
- ¿Sí? –pregunté mientras me abría la puerta del coche.
- Hará unos días vi a una fan tuya tuiteando algo acerca de que te encantaría organizar un picnic antes de morir –reí- Bueno, te falta mucho para morir, pero lo tendrás hoy.
- ¿Hoy? –abrí los ojos asombrada. Él asintió con la cabeza- ¿Ahora?
- Sí, mi amor –respondió riendo- ¿Ocurre algo?
- Solo deja que vaya a casa a cambiarme.
- Estás perfecta así –dijo rastreándome con la mirada.
- Necesito ponerme algo cómodo. Con esto tengo calor.
- Está bien señorita ___. Como usted diga –dijo con un tono divertido.
- Gracias por su hospitalidad, señor Bieber.
- Mande a lo que guste –me guiñó un ojo y arrancó el coche. Cuando aparcó delante de casa, me miró- ¿Puedo ayudarla a desvestirla?
- No creo que eso sea necesario –me desabroché el cinturón y cogí la mochila. Me incliné hacia sus labios y los besé- No tardo.
- Te espero.

Le sonreí y corrí hacia la puerta. La abrí y a la misma velocidad tiré las llaves al cuenco, la mochila al sofá y subí las escaleras. Al llegar a la habitación me despojé de mi ropa y me duché tan rápido como pude, sin mojarme el pelo. Me puse la ropa interior y peiné mi cabello en una coleta alta, dejando algunos mechones descuidados pero a la vez bonitos por los lados. Busqué algo cómodo en el armario, algo así http://www.polyvore.com/cgi/set?id=68715305&.locale=es. Cogí un pequeño bolso y guardé el móvil. Bajé y busqué las llaves para meterlas ahí también. Entonces, cuando lo tuve todo listo, salí de casa. El automóvil de Justin seguía ahí. Me había esperado, tal y como había dicho. Caminé hacia la puerta del copiloto y la cerré tras mi paso. Los ojos de Justin recorrían mis ahora descubiertas piernas con incredulidad.

- No tendrías que haberte puesto eso –renegó bufando mientras arrancaba el coche.

¿Qué mierda?

- No me haré responsable mis actos, señorita ___ -farfulló con los ojos brillantes y una sonrisa torcida. Oh mi Dios, Justin está caliente. Mi fuero interno rio. Lo había visto un par de veces en ese estado, pero hoy me sorprendía. Mucho.
- Ohm –musité, incrédula, asombrada por su comentario. Permanecimos en silencio durante unos minutos. El único sonido que se oía era el del viento chocando contra los cristales y el del suave motor- ¿Y dónde vamos?
- Sorpresa –refunfuñé en voz baja- Sé que las odias, pero sé paciente.
- Lo intentaré –dije sin mirarlo.
- Hazlo por mí –acarició mi pierna con las yema de sus dedos y mi cuerpo se paralizó por completo. Mi vientre se retorció ante el tacto.

Suspiré medio alterada y medio confusa por su comportamiento. Había empezado tierno y estaba acabando con las hormonas alteradas. ¿Sufría de bipolaridad? Llegamos a un prado con verde césped, alto, tanto que nos cubría. Alguna que otra flor se hacía presente. La sombra que daban los árboles en aquel gran terreno era fresca relajante, al menos por lo que se veía. Aparcó el coche y salió de él para abrirme la puerta y sacar también una cesta de mimbre del maletero y una manta a cuadros escoceses que compró hace poco en no sé dónde.

- Sígueme –tomó mi mano y me guio hacia la sombra de un árbol. El más grande. Colocó la manta y me sentó en ella. Dejó la cesta a mi lado y luego él se sentó a mi lado, cruzándose de piernas. Sacó el móvil y lo apagó- Tú y yo. Nadie más.
- Solos –musité mirándolo a los ojos.
- Ajá –y se acercó a mis labios lentamente para besarlos. Esto sí que era una cita para recuperar los días perdidos.

___________

Hola jeloooooou. Vale, lo primero, voy a dejar claro que no voy a dejar esta novela. Lo otro era un relato, que tendrá como mucho tres o cuatro capítulos. DE AHÍ, RELATO. Relato. Jamás dejaré esta novela, y menos sin terminarla. Y bueno, cambiando de tema... espero que os haya gustado, porque personalmente a mí no. O sea, subidme la moral. Un besito a todas, os quiero mil ya lo sabéis. Ah, y dad RT a este tweet. Ahora sí, ¡chaaaaao!

31 comentarios:

  1. como no te gusto?, si esta preciosa escribes de maravilla (:

    ResponderEliminar
  2. QUE NO TE GUSTO? YAYA PUES SIENTO DECIRTE QUE ESCRIBES ASDJKASDLJAKLSD MARAVILLIOSAMENTE OKAY, SI LEYENDO ME OLVIDE DE LA TAREA, QUE AHORA MISMO TENGO QUE ESTAR HACIENDO ENVES DE ESCRIBIR EL COMEN PERO QUE LO HAGO SIEMPRE VALE YA ME DEJO DE ROLLOS AQUI, Y TE ACLARO "MINA= A SUPER ESCRITORA" Y AQUI SE ACABA. BUENO UN BESO WAPAAA-@Cristina284cris

    ResponderEliminar
  3. WAS HAPPENIN MINAAAAA ????¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡
    enserio wapa es PRECIOSO y no digas lo contrario porque es P-R-E-C-I-O-S-O que cada dia me va gustando mas uuuiiiii el bieber a entrao en plan perver querra serxo uiuiuiuiuiiiiiii. El otro dia mis amigas y yo estabamos en el parque y me preguntan nalu y tu media naranja y yo no tengo soy un limon salvaje ggrrrrr XDXD y dije hostias la novela de mina (yo te llamo asi) y me puse a ver este maravilloso capitulo me lo leii ayer por el movil pero no queria comentar por el movil aparte me dava mucha vagancia pero aqui estoy nose pero siempre acabo viniendo a tu blog yo no miro el gmail es como si tuviera telepatia jajaja y que nada wapisima que mas dejao con la intriga y que es en mi lista de blog uno de los primeros ahora mismo no me acuerdo en que posicion iva creo que en la primera o segunda no estoy muuu segura pero que es SUPERULTRAMEGA GUACHIPIRULIENCANTADORPRECIOSOBONITOROMANTICOYUNPOCODEPERVER JAJAJA
    que espero verte pronto wapa besitos.
    XOXO:NALU.

    ResponderEliminar
  4. OMFG BIEBS ESTA CALIENTE !!!!!
    como que no te gusto el capi??!!! eres una magnifica escritora no puedo creer que valores tan poco algo tan fantastico, te juro que te recorreria a palo para que te retractes por haber pensado esa tonteria es el mejor capi del mundo.
    XOXO :D

    ResponderEliminar
  5. JUSTIN BIEBER QUIERE SECSO SARVAJE. JAJAJAJAJ. Ami me encanta:3 akjskasjaklsa♥

    ResponderEliminar
  6. OMGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGG como que no te gusto el capitulo? Estuvo hermoso<3 oh Justin, me encanto la parte donde Justin entra al salon de clases y pregunta por Rayita(me cae mal rayita, siempre se queda con todos .-.) o sea por mi<3 Sabes algo? Esta es la unica novela{jusnto con la de Julia} que espero a que la sigan, antes, no se las dejaba de leer ya no las leia, Adivina que?! Fui a un concierto de Biebs, si supieras, estuvo tan hermoso, lo ame tanto, y las luces, TODO, fue lo mejor que me pudo pasar en la vida {aparte de hacerme Belieber<3} asdfghjkl supiste lo de la foto de Justin? Nos enseño a Walter kjjasjdlasdjasdkasdakjasdlasdlsajldjsaldjalsjd no puedo creer que Bieber se pusiera caliente {aasdfghjkl omggggggggggggg} LO AMO TANTO<33333333333333333 ME ENCANTO TANTO EL CAPITULO, lo se cambio mucho el tema. Swag.
    En fin.................. ME ENCANTO, un beso:*
    Regina - @ionedirauhl

    ResponderEliminar
  7. Uuuu ... A Biebs se le alteraron las hormonas! *-*! *Grito* No lo puedo creer tuve una entervista con Ellen! Que emocionante! Te cuento! Yo pense que dejarias la Novela! Cai en una mino depresion ... Aunque el relato me encanto! Suena interesante ... Bueeeeno pero la novela no la cambio! Siguela pronto! Porfavor! Besote!

    ResponderEliminar
  8. A mi la parte que no me gusto fue la del señor Black..no te mentiré así que lo siento.El principio y el final me encantaron me quede lol Justin aquí hay temita jajaja. El señor Bieber y su hormonas revueltas. JAJAJAJA me mato...
    No enserio esta genial menos esa parte no se porque pero no me ha gustado.
    Y el relato estuvo genial quiero seguir leyéndolo realmente.Espero que tengas inspiración y que no te agobies mucho,tomate tu tiempo en escribir y en pensar que pondrás para que así te guste a ti también. Espero que subas pronto y animo que tu puedes muejr jajaja :)

    ResponderEliminar
  9. Como que no te gustoo??? esta de masss, me encantoo. A Bieber se le alteraron las hormonas jajajajajaja e.e. Me ncanta la parte que Justin me va a buscar y la parte que dice: ¿Os venís a comer a casa? Julia no está, Justin trabaja como un negro y no quiero estar sola. jajajajjaja Justin trabaja como un negro, justin es un trabajador negro sexy. Que tierno por lo del picnic owwwns <3. Aca, hace calor, hay mosquitos y me embolo demaciado, no hay nada para hacer en mi casaaaaaaaaaaaa y extraño las pelotudeses de Sol que espero poder verla. Me aburroooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooowufbvncrulvfncrounfvcouri. Sieguiendo con la novela..esta bueno el capi, porque no te gusto? a mi me gusto, ademas me entretube leyendolo, es lo mejor que hice en el dia. PORQUE MIERDA NO HAY NADA PARA HACER ACA, ME EMBOLO MUCHO LPM??? dento de poco es mi cumple uqeghyfduoahfuwhaenfhouhwufhaouhfouahfousdhfouhsouhvuworhufhrfouhrucwrhofhwroiuhfuowhrofuhsufwhshrfuwhruofhwruohfuwohrufohwruohfuorwhfouhurwohfuowhroufhuwhrufhurw es en 28 días oirhnuorewouwouf buenon no se que mas comentar asi que chao besoo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. dkjhtkjghjsysuoagyurf yo tmbn te extraño boluda... pa tu cumple te venis a casa con la flia dale? asi lo festejamos juntas.. y bue el regalo.. te doy la plata y te compras lo q quieras weeeeeeeeeeeeeeeeeee

      Eliminar
  10. Estas loca como no te va a gustar tu propio capitulo yo lo ame y justin tan romantico con el pignic , definitivamente lo ame siguela porfiss!!!!!

    ResponderEliminar
  11. Hey trata de hacer una parte perver asi se pone mas interesante, muy buen capitulo sigueela

    ResponderEliminar
  12. La amo como puede ser posible de que no te aya gustado esta hermosa enserio amo esta novelaaaa y gracias por sacarnos de la duda sobre lo otro que subiste
    AMOOOOOOOO ESTA NOVELAAAAAA

    ResponderEliminar
  13. pero conshatumaehuebon !!!! como q no te gusto? esta buenicimo ajajjaajjajaj a bieber se le alteraron las hormonas ajjajajaja e.e me encanto lo de : "¿Puedo ayudarla a desvestirla?" ajajja yo lo hubiese dicho q si .. jajajjaja y lo de: "- Yo siempre he pensado que Justin es algo más que un novio –opinó Ellen- Quiero decir, Justin puede ser tu pareja, se comporte como ella y tal, pero tiene algo que lo hace diferente a todos los demás.
    - ¿Su anormalidad? " ajajajjajajajajjajajajajajajja enserio q tierno lo de los jasminas y lo del picnic o como puta se escriba.
    ,dbgskfg ASTABALECUSSSSSSSSS lo ame lo ame... lsjxdghbfusduigftyaervkr tengo calor ... no hay nada para hacer y es lo mejor q voy haciando en lo q va del dia :/ xq por q estoy hace dias haciendo esto :/ ME LEVANTO MUY FLOJAMENTE Y VOY AL BAÑO ME BAÑO Y ME LABO LOS DIENTES, VOY A DESAYUNAR Y VUELVO AL BAÑO A LABARME LOS DIENTES DE NUEVO, AGARRO MICELULAR Y ME VOY A LAS AMACAS DE MI CASA ()X Q DA FLOJERA SALIR) ESCUCHO MUSICA MIENTRAS ME AMACO Y FIN.../ ABUERRIDO NO? AJAJ Y COMO NO ESTA PILAR.. MAS.la verdad se q me preguntas para q mierda te cuento mi vida.. pero ni yo se :/ ajajaj volviendo a la novela me encanto en serio subi pronto si !jajaja bueno chao chao beso

    ResponderEliminar
  14. A mi me encanto! ;3

    ResponderEliminar
  15. Tía Mina, yo te pego. ¿¿COMO SE TE OCURRE DECIR QUE NO TE HA GUSTADO?? es que te zurro vaia. A mí me ha encantado.
    Como todos y cada uno de los capítulos.
    La entrevista, JAJAJJAJAJAAAJAJAAJJAJAJAAJJAAJAAJJAAJJJAAJ que bueno tío.
    Y cuando he salido del instituto, omfg lloro :''
    Primero to' tierno asfdgsdfgas :'3 y después to', jñapñjapñaj EJEM. jpñajpñjapjañ
    Ejem*Tosfalsa*SECSO*tosfalsa*ejem.
    Me muero y tal sae o k.
    Sube prontísisisismo, en cuanto puedas, sino me mataré :))))))))).
    te quiero muchísisisisimo <33.

    ResponderEliminar
  16. Me encanto el capitulo estuvo genial siguela besos <3

    ResponderEliminar
  17. seguila algo me dice que se acerca el dia 13 13 69 69

    ResponderEliminar
  18. bueno amo tu nove ola amo encerio , como no te pudo gustar el cap si estuvo tan lindo amoooooooooo tu nove

    ResponderEliminar
  19. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  20. tu novela esta genial siguela uff tienes talento para esto

    ResponderEliminar
  21. Hola mylov.
    Bueno, soy una nueva lectora y adoro tu novela, es perfecta. Me he leído todos los capítulos esta semana, era pura adicción. LA AMO.
    No sé como no te puede gustar este capítulo. Este como todos los que has escrito son geniales, son una pasada*--*
    Tienes mucho talento como escritora, narras cada cosa que pasa, describes todo a la perfección. Es sumamente increíble, enserio.
    Siguiente YA*--*

    PD: tengo novela y pues me gustaría que te pasases porque acabo de empezar y solo tengo seguidoras de tuenti jajaja. Bueno, pues muchas gracias.
    http://todorectohastaelamanacer.blogspot.com.es/
    te quiero.

    ResponderEliminar
  22. Hola :D me llamo Milagros estoy escribiendo una novela que se llama "As long as you love me" me gustaría que la lean http://luzmiilagros18.blogspot.com.ar/ espero que les guste :)

    ResponderEliminar
  23. me encanta tu novela eres una gran escritora saludos desde costa rica!

    ResponderEliminar
  24. Continualaaaaa por favor siguele que me estoy muriendoooo por saber todooos los capitulos que faltan

    ResponderEliminar
  25. Holaaaa soy nueva lectora me lo he leido todo en 1 semana y me encanta la novela y has conseguido q me encante justin,siguela xfaaA

    ResponderEliminar
  26. Hola mina, aunque no ponga comentarios y asi, siempre e sido lectora...amo tu novela, eres una escritora de DIEZ, te lo juro:') una pregunta, ¿puedo poner tu novela en mi página, porfavooooooooooooooooooor?):

    ResponderEliminar
  27. ALGUIEN ESTA SECSOSO JAJAJAJAJA SIGUELA ANDA SI?????????? me encanta como esta y espero que se alargue maaaaaaaaaaaaas uy justin esta calientd lol siguela!!!

    ResponderEliminar
  28. ALGUIEN ESTA SECSOSO JAJAJAJAJA SIGUELA ANDA SI?????????? me encanta como esta y espero que se alargue maaaaaaaaaaaaas uy justin esta calientd lol siguela!!!

    ResponderEliminar
  29. Huuulas :)
    Soy infinte dreams, y el otro día por casualidad leyendo una novela (si te soy sincera no recuerdo cual) me encontré tu perfil, y cotilleé un ratito (como hago siempre) me pasé por tu blog y que decirte aparte de: COMO COÑO ESCRIBES TAN PUTAMENTE BIEN!!! Llevo 3 semanas leyendome TODOS los capis de esta novela. Me ha costado y además me encanta la novela. También quiero decirte que yo aún no siendo belieber, ni hater, me leo la novela y que por ahora es la mejor que me he leido. Bueno decirte eso que me encantas, que no dejes la novela y que porfas nunca dejes de escribir!
    PD: Gracias a ti me voy haciendo un poco más beliber, solo por este blog he escuchado As Long As You Love Me y me ha encantado.
    PD2: Leí un capi en el que hablas de One Direction, y bueno, te metías un poco con ellos, decirte que por fa no te metas mucho con ellos (soy directioner) y bueno que se que es tu novela y tal y que haces lo que quieras, pero igualmente te lo digo.
    PD3: Aquí nueva lectora fiel, y que sepas que por tu culpa no me he conectado a tuenti y me he acostado tarde por tu novela en estas 3 semanas.
    Bueno ahora si me despido, un beso y continua please.
    BY: INFINITE DREAMS

    ResponderEliminar

¿Por qué no me sacas una sonrisa con un comentario tuyo? Vamos, es gratis.