¿Cuántos somos ya?

10 de enero de 2013

Never let you go. {145}



· Al día siguiente.

Le había pedido a Julia que me llevara al instituto veinte minutos antes de lo normal para así poder hablar con la queridísima hija del director, Sam. Nótese la ironía. Al principio, Vilchez se negaba a llevarme, pero cuando le propuse la idea de poder echar una cabezadita de mientras en el coche, aceptó. Así pues, me encontraba en los solitarios pasillos del centro, buscando a Sam como una descosida para echarle la bulla del siglo. Y la encontré. Con las huecas de sus amigas. E iba con su móvil. Con el supuesto móvil que yo, en teoría, le había robado.

- Contigo quería yo hablar –alcé la voz para llamar su atención. Y lo conseguí. Clavó sus ojos en los míos- Bonito móvil. ¿No era ese el que te había robado?

Ella calló, tal y como imaginaba que haría. Di dos pasos hacia delante, quedando más cerca. Sus dos amigas se interpusieron para detenerme, pero lo único que consiguieron fue hacer que me riera.

- Tranquilas, no tengo intención de pegarla –hice una breve pausa- Aún.
- ¿Qué quieres, ___? –mi apellido entre sus labios daba asco.
- Dejarte claro un par de cosas. La primera –conté con el dedo índice- No te atrevas a acusarme nunca más de un robo al que no tengo nada que ver con él. ¿No te parece algo ilógico echarme a mí las culpas cuando puedo conseguir todo eso y más sin la necesidad de robar? –solté una carcajada algo irónica- Y segundo –alcé dedo corazón- No te será tan fácil sacarme de aquí.

Ella rio sin ganas, nerviosa, tratando de parecer desinteresada. Pero no lo estaba. Alcé una ceja ante su estúpida reacción. Me estaba conteniendo las terribles ganas de impactar mi mano derecha en su mejilla, pero la idea de llenarme de colorete me echaba para atrás.

- No soy una de esas tontas que te tiene miedo –le dije mirando a sus dos “amigas” de atrás, mandándoles una indirecta- No te lameré el culo por el simple hecho de que seas hija del director.
- ¿No recuerdas que puedo decirle a mi padre que me has estado amenazando y que te eche?
- ¿No recuerdas que yo puedo hacerle creer a su hija que inventa robos solo para tratar de que la gente sea expulsada? –le contesté con otra pregunta retórica.
- Él no te haría caso –masculló entre dientes.
- De hecho, creo que sí –sonó una potente voz desde detrás de mí. Me giré y vi al señor Black con Julia a su lado.
- ¿Papá?
- Tú y yo tenemos que hablar –hizo un gesto con las manos refiriéndose a que se fuera con él.
- Pero papá…
- Ahora –la interrumpió su padre de forma estridente, logrando un repentino susto por parte de todos los presentes.

Sam cogió las cosas y se marchó, siguiendo al Sr. Black hasta su despacho. Sus amigas pronto abandonaron el lugar y, por lo tanto, me quedé a solas con Julia. Me giré para mirarla y con una simple mirada le pedí una explicación.

- Tardabas mucho –se limitó a contestar con un breve encogimiento de hombros.
- ¿Vamos a clase? –pronto los pasillos se empezarían a llenar y sería imposible deambular por aquí.
- Sí.

Cada una se fue a su clase y aproveché los diez minutos restantes para rehacer los ejercicios de matemáticas. Más que nada por si me toca corregir y los tengo mal. Así pues, la gente fue llegando. Caroline ocupó su asiento a mi lado y empezamos a hablar un rato hasta que llegó el profesor. Prestamos atención a su clase y a la siguiente, y a la de después, y a la que venía a continuación de la anterior. Y así, hasta que llegó la hora de irse a casa. Justin estaba reunido en el estudio y yo tendría que acabar los deberes para enseguida ponerme a escribir la canción de la obertura de la fundación.

***

Eran las nueve de la noche y no llevaba ni media canción. Solo tenía la melodía, nada de letra. Mi habitación estaba llena de bolitas de papel y me dolían los dedos de tanto tocar el piano. Me estiré en la cama y observé a través de la fina tela de las cortinas como la luz de la habitación de enfrente se encendía. Después, mi teléfono vibraba a un lado de la cama.

#Llamada telefónica#
- ¿Diga?
- Princesa, soy yo.
- Hola –contesté incorporándome en la cama mientras sujetaba el teléfono con ayuda del hombro- ¿Qué tal estás?
- Bien, acabo de llegar del estudio.
- Lo sé, te estoy viendo –dije riendo.
- Pero si tu balcón está cerrado y tienes las cortinas corridas.
- Igual se te ve.
- Oh –dijo confuso- ¿Qué hacias?
- Intentaba escribir la canción que me ha pedido Janet para la gala de la fundación.
- ¿Y cómo vas?
- Como el culo.

Él carcajeó ante mi respuesta.

- ¿Necesitas ayuda? –preguntó sensualmente. ¿Sensualmente?
- Ehm… no sé.
- ¿Te apetece que me pase por tu casa? –vi como su cuerpo se iba acercando lentamenta a la ventana, y yo, inconscientemente, fui haciendo lo mismo hasta el balcón.
- Mejor mañana, ¿no?
- Es demasiado tarde para hacerte una visita?
- Sí. Aparte, mañana tengo clases.
- Puede ser una visita nocturna –con despacio fui corriendo las cortinas hasta toparme con Justin asomado a su ventana, mirándome con el celular apoyado en la oreja, sonriéndome. Solté unas carcajadas- ¿Y bien? ¿Qué me dices, princesa?
- No he cenado –cambié bruscamente de tema- ¿Y tú?
- Ehm, tampoco. ¿Qué propones?
- Te invitaré a cenar –le sonreí a través del cristal y la penumbra de la noche.
- ¿Solos?
- Llamaré a James para que nos lleve o mi madre no me dejará salir ni de la habitación.
- Bien, te espero.
- De acuerdo –acepté- Nos vemos.
- Hasta ahora –se despidió, caminando hacia la salida de su cuarto para seguramente ir a buscar a su madre e ir a informarle de que saldría.
#Fin de la llamada telefónica#

Corrí las cortinas de nuevo y llamé a James para que nos viniera a buscar. Seguramente tendría que haberle pedido permiso a mamá antes, pero de todas formas me dejaría salir con Justin. O eso espero, vamos. 
Bajé las escaleras hasta encontrármela en la cocina buscando unas cosas en los estantes que tenía sobre su cabeza.

- Mamá, en unos minutos vendrá James.
- ¿Para qué? –preguntó girándose para mirarme.
- Justin y yo vamos a cenar fuera. No te importa, ¿verdad?
- No mientras vayas con James.
- De acuerdo.

Fui a subir las escaleras para así recoger un poco la habitación y de paso acicalarme el pelo o el maquillaje, pero el timbre interrumpió mi caminar. Di media vuelta sobre mis talones y me acerqué a la puerta para abrirla y toparme con Bieber.

- Hola –le saludé y me hice a un lado para que pasara- James vendrá enseguida.
- Genial –contestó para luego besar mis labios. Entró y cerró la puerta tras su paso- Buenas noches, __ (tu madre).
- Hola, cariño –le saludó mamá- ¿Cómo estás?
- Como siempre, gracias –le sonrió él educadamente- Mamá te manda saludos.
- Oh, luego la llamaré.
- Justin, ¿me acompañas arriba? Tengo que recoger mi cuarto.
- Claro –aceptó.

Pero justo cuando llevábamos solo tres escalones, Julia bajaba escopeteada con Pelvin en brazos. La miré confundida, al igual que mi novio.

- ___, me gustan los perros, pero no que se meen en la cama –yo reí- A mí no me hace gracia.
- Pues a mí sí –tomé al animal y lo acaricié- Tía Julia no te quiere, cielo.
- No, la verdad es que no –la miré mal. Muy mal- Hope es más limpia.
- Pero Julia, es solo un cachorro –le explicó Justin dulcemente.
- Tú cuando eras pequeña también te meabas encima –le dije.

Ella calló y me sacó la lengua. Soltamos unas carcajadas y subimos a la habitación. Dejé a Pelvin en el suelo y se fue a jugar con Hope, la cual estaba estirada en su pequeña cama.

- Son hermosos –comenté admirándolos mientras tiraba las bolas de papel a la basura.
- ¿Me dejas ver lo que llevas? –me preguntó Justin al ver que tenía las partituras en las manos.
- Claro –se las acerqué y seguí recogiendo.
- De momento no está mal.
- Gracias.
- Si quieres que te ayude, solo pídemelo –dijo dándome los papeles.
- Será un placer aceptar tu ayuda –dije riendo mientras me acercaba a él y le besaba en los labios- Gracias.
- No me las des –murmuró.

Terminamos de ordenarlo todo y pude por fin arreglarme un poco, aunque Justin insistía en que estaba perfecta así. No le hice caso y me metí en el baño. Cepillé mi cabello y repasé un poco el maquillaje casi escaso que llevaba en los ojos. Agarré el monedero, el móvil y las llaves. Bajamos, ya que escuchamos el claxon de James.

- Adiós, mamá –me despedí.
- Chao, ___ (tu madre).
- Adiós chicos, no volváis tarde.
- Intentad llegar antes de que se acaben los lunnis –bromeó Julia.

Le saqué la lengua y cerré la puerta tras mi paso. Ahí delante estaba la furgoneta de mi guarda espaldas. Corrimos hacia ella y James abrió la puerta.

- ¿Adónde? –me preguntó.
- Al de siempre –le contesté- Por cierto, hola –le di un beso en la mejilla y rio.

Justin me ayudó a subir y cerró la puerta corredera. Nos sentamos y atamos nuestros cinturones de seguridad. Saqué el móvil y tuiteé lo siguiente: “y ahora para relajarme un poco, cenita con Justin”.

- ¿Shawty? –miré sus mieles ojos, encandilándome por completo, como siempre- Hay algo que tengo que decirte.
- ¿Estás embarazado?
- No –respondió entre risas.
- ¿Me engañas con otra?
- Dios mío, ___ -negó con la cabeza- Claro que no.
- Lo sé, idiota. ¿Qué es, entonces?
- Pues que, bueno, me han invitado a una boda.
- Oh, genial –me esperaba algo más apocalíptico, la verdad. Me quedo más tranquila- ¿  Y cuándo es?
- En junio.
- Falta mucho. ¿Y qué pasa con la boda? Que me invite a ir con él, que me invite a ir con él, por favor. Que me invite a ir con él.
- Me preguntaba si podías venir conmigo -¡Sí!
- Claro, está bien –acepté encogiéndome de hombros con una sonrisa dulce en la cara- ¿Pero ellos lo saben? Me refiero a los novios.
- Sí, sí. Elisa estará encantada de que vengas.
- ¿Y dónde es?
- En Los Cabos, México.
- Wow. Un pelín lejos, ¿no?
- Pasaríamos ahí el fin de semana. ¿Te parece bien?
- Por mí sí, ya lo sabes. Todo lo que tenga que ver contigo, me encanta –él sonrió de manera que me enamoró completo. Sí, todavía más- Hablaré con mamá sobre esto, ¿de acuerdo?
- Espero que diga que sí.
- Yo también –la verdad es que estaba emocionada de visitar un lugar totalmente nuevo. Y más si contaba con la compañía de Justin.

El vehículo paró y la puerta fue abierta. Biebs me tomó de la mano y me dejó salir a mi primera, cual caballero. Fuera había tres o cuatro paparazzis, pero no me importó mucho. Sonreí un poco por debajo de la nariz para serles agradable y nos adentramos en el restaurante, dejando atrás los flashes. Un camarero nos guió hasta nuestra mesa y dejó sobre ésta los dos menús forrados en cuero.

- Pago yo, que no se te olvide –le recordé.
- Hoy te dejo –aceptó mirándome con una media sonrisa. ¡Deja de sonreírme así!
- Más te vale, siempre haces lo mismo.
- No, hoy no. Te lo prometo.
- Vale –dije riendo- Y bueno, ¿de qué habéis hablado en la reunión?

Le eché un vistazo al menú.

- Del disco, de mi horrible voz –si hubiese estado bebiendo agua, le habría escupido en la cara, como las típicas películas.
- Vamos, no digas eso. No suena mal.
- Me salen muchos gallos, ___.
- Mama Jan puede ayudarte –oh, esa dulce mujer. Qué cariño y qué aprecio le tengo.

Él se encogió de hombros.

- Aparte, es normal. Estás haciendo cambios –le sonreí cálidamente- Dentro de un tiempo verás el pedazo vozarrón que tendrás.
- Sí, supongo –contestó algo animado. Bajó la vista a la carta- ¿Qué vas a pedir?
- El número cinco.
- Tiene buena pinta –comentó mirándolo.
- Sí, por eso.

En ese mismo instante, llegó un camarero para atendernos.

- ¿Qué van a pedir? –preguntó con el bolígrafo listo para escribir mientras le indicábamos nuestros pedidos.
- El número cinco, por favor –miré a Justin para que hablara.
- Yo pediré lo mismo que ella –cerró el menú y lo puso encima del mío para que se lo llevaran- Pero que no le pongan tanta salsa picante, por favor.
- Por supuesto –murmuró anotando eso último- ¿Y para beber?
- Agua.
- Muy bien –el hombre se guardó la libretita en el bolsillo- En un par de minutos tendréis vuestra comida lista.

Le sonreí educadamente y nos dejó a solas de nuevo.

- ¿Y tenéis idea de qué será el disco?
- Bueno, el equipo quiere probar con algo navideño.
- Wow –exclamé asombrada- ¿Navideño, en serio?
- Sí –dijo entre risas ante mi reacción- Más que nada por mi voz.
- Pero para Navidad falta mucho.
- Lo sé, pero piensa que tardaríamos haciéndolo y además, creo que lo lanzaríamos uno o dos meses antes de las fiestas.
- Oh, eso está bien –dije sonriéndole.
- Te mantendré al día.
- Por favor –él rio.
- ¿Y tú qué tal?
- Como siempre –me encogí de hombros- Semena llena de deberes y exámenes.
- ¿Qué piensas hacer cuando termines la secundaria? –preguntó- ¿Te meterás a estudiar bachiller o...
- No, me dedicaré de lleno a mi carrera.
- ¿Y tu madre está de acuerdo con eso?
- No lo sé, pero tampoco me importa –negó con la cabeza fingiendo indignación, pero una sonrisa traviesa brillaba en sus castaños ojos- Es que cantar es mi vida, pero con estudios de por medio no puedo hacerlo bien.
- Lo sé, te comprendo –le sonreí.

Llegó el mismo camarero de antes con nuestros platos de comida y empezamos a comer mientras hablábamos de diversos temas. Después le envié un mensaje a James diciendo que nos íbamos. Pagué la cuenta sin que Justin reprochara nada y nos marchamos del restaurante. Al salir habían más paparazzis que antes, pero intentamos ignorarlos todo lo que pudimos y entramos a la camioneta rápidamente.

- ¿Trabajas mañana? –preguntó Justin una vez que estábamos sentados en los suaves y cómodos asientos del vehiculo.
- De momento no –respondí- Pero Janet siempre tiene llamadas sorpresa para algo y me engatusa en cualquier entrevista.

Él soltó un par de carcajadas.

- Lo decía por si querías que te pasara a buscar después de las clases e ir a tomar algo.
- Por mí no hay problema, pero si Janet llama…
- Me hago responsable –me aseguró acariciando de repente mi mejilla.
- Me tendrás que ayudar a terminar la canción –le pedí apoyada en uno de sus hombros.
- Claro, no hay problema. ¿Cuándo quieres que me pase?
- Mira, pues mañana –me senté correctamente para mirarle a los ojos- En lugar de salir fuera, podríamos comer en casa y así tú ayudarme a componer algo.
- Perfecto –aceptó. Le sonreí satisfecha y besó mis labios- Me gusta cómo sabes.

Solté unas risas.

- Es el cacao –le expliqué.
- Sabe a fresa –le volví a besar, pero esta vez con un poco más de intensidad. Un par de golpes en la puerta nos avisaron de que habíamos llegado- Se acabaron los besitos.
- Por hoy –dijo él. Me levanté y le tendí la mano.
- Mañana más –dije riendo.

Bajó él primero de la furgoneta y luego estiró los brazos para cogerme y 
así bajarme como si fuera una muñequita. Me dejó en el suelo y me dio un pico.

- El último, ese era el último –me indicó poniendo los brazos como signo de defensa.

Negué con la cabeza y reí al mismo tiempo. Cerré la puerta del coche y nos despedimos de James. La camioneta se marchó y Justin me abrazó por los hombros. Depositó un beso en mi sien y me acompañó hasta la puerta de mi casa. Saqué las llaves del bolsillo y me giré a verlo.

- ¿Mañan nos vemos?
- Sí –respondió- Te pasaré a buscar.
- Está bien –le sonreí.
- Buenas noches, princesa –me besó en la frente.
- Buenas noches, Justin –me sonrió y caminó hacia su casa con las manos metidas en los bolsillos, arrastrando los pies. Dulce vista me privilegiaban mis ojos.

Suspiré y metí la llave dorada en la cerradura. Abrí la puerta y Pelvin me sorprendió corriendo hacia mí. Lo tomé en brazos y acaricié su suave cabeza.

- Hey, hola –lo saludé cariñosamente- ¿Cómo estás, bonito? ¿Has visto a mamá?
- ¡Aquí! –oí su voz desde el jardín.

Confusa caminé hacia ahí, topándomela junto a Julia, Thomas y… ¿una caseta de perro? Fruncí el ceño y dejé al animal en el suelo ya que empezaba a pesar. Caminé hacia ellos y fruncí también los labios. Mi cara estaba llena de arrugas.

- Hola Thomas –le saludé- ¿Qué haces aquí?
- Bueno, como sé que tener un perro en casa a veces es molesto, he pensado que quizás podiriais aprovechar el jardín para Pelvin.
- Pero si a mí no me molesta que ande por casa.
- A veces a mí sí –dijo mamá. Yo la miré mal- No es por nada cariño, es porque a veces se mea y… esas cosas.
- Y muy seguido en camas ajenas –volvió a sacar el tema Julia.
- ¿Entonces? –pregunté mirando la supuesta nueva casa para mi perro.
- Entonces Thomas la ha traído para Pelvin. ¿No es bonita?
- Sí, pero…
- Le pasaré una capa de pintura para que quede mejor, no te preocupes –dijo el novio de mi madre.
- No, no es eso. Si en el fondo está bien y todo.
- En el fondo, dice –me repitió Julia riendo.
- Es solo que… ¿Pelvin tendrá que dormir aquí?
- En principio sí –me respondió Thomas.
- Él no dormirá fuera. Hace frío y no pienso dejarlo solo.

No cuando ha estado tantas noches en las frías calles del estado, divagando en busca de un lugar algo cálido y comida que llevarse al estómago. La simple idea de echarle a la calle a dormir, me mata. Prefiero mil veces que duerma conmigo en mi cama. Es por eso que la idea de que haya traído esta caseta, me disguste. En el fondo es agradable que Thomas se haya tomado la consideración de pensar en mi mascota, pero no hace falta que lo haga. Para eso ya estoy yo.

- Bueno, no pasa nada –contestó al ver mi reacción- Pero igual, la tenéis ahí por si acaso.
- No creo que la utilice mucho ya que tiene mi cama para lo que quiera, pero de todas formas, muchas gracias –me sonrió gentilmente a pesar de mi absoluto rechazo hacia su detalle.
- Mejor entremos, ¿no? –propuso mamá.

Le hicimos caso y le preparé a Pelvin su plato con un poco de comida. Le serví también agua y lo dejé ahí en la cocina. Me senté con ellos en el sofá y miré la hora que marcaba el reloj que había colgado encima de la televisión. Medianoche. ¿Eran las doce y Thomas se había pasado por casa solo para traerle el supuesto nuevo hogar de Pelvin, que si fuera por mí, ya estaría en la basura? Raro.

- Thomas –lo llamé.
- ¿Sí?
- ¿Te has pasado por aquí solo para traerle la casita a Pelvin?
- De hecho, se queda a dormir.
- Ah –en mi mente se estaban procesando una serie de imágenes que no estaba preparada para ver- Muy… bien.
- ¿Pasa algo, cielo? –preguntó mamá.
- No, no –negué con la cabeza y me puse de pie- Solo me voy a dormir, estoy cansada.
- ¿Seguro que te encuentras bien?

Julia soltó unas carcajadas. Seguro que imaginaba qué era lo que se pasaba por mi descabellada mente. Cogí a Pelvin que ya había terminado de comer y caminé hacia las escaleras, sin responder la anterior pregunta de mi madre.

- Por cierto, Justin mañana comerá aquí –dije- Me ayudará con la canción.
- De acuerdo –aceptó mamá.
- Buenas noches –me despedí.

Me encerré en la habitación y puse una cara de asco ante la idea de tener al novio de mi madre y a ella en una misma cama. Dejé a Pelvin en la cama y observé a Hope dormir en su pequeño colchón. Me metí en el baño y abrí el grifo de la ducha. Necesitaba asearme aun fueran las doce de la noche. Una vez limpia, me puse el pijama, preparé la mochila para el día siguiente y me acosté. Apagué la luz y traté de cerrar los ojos, pero Pelvin se acurrucó a mi lado e interrumpió mi intento de dormir. Saqué el móvil e inicié sesión en Twitter. “Día agotador. 24 horas es muy poco para mí.”, tuiteé. “Pelvin no deja de moverse y no puedo dormir, pero mañana tengo clases y paso de ir con cara de zombie. Buenas noches. Os quiero”. Seguí a un par de personas, di retuit a mis fans y dejé el móvil en la mesita de noche.


· Al día siguiente.

Desperté y no por culpa de la molesta alarma, sino por los lametazos de Pelvin sobre mi cara. Abrí los ojos y solté unas carcajadas. Cogí al animal al tiempo que me incorporaba en la cama y eliminé todo rastro de babas con la manga del pijama.

- Buenos días, bobo –acaricié su cabeza y sacó la lengua mientra jadeaba. Miré el reloj y me sorprendí- Gracias por despertarme a las seis. Normalmente suelo hacerlo una hora y media más tarde, pero supongo que no importa.
- ¿Con quién hablas? –miré hacia la puerta.
- Buenos días, mamá.
- Pelvin te ha despertado –aseguró entre risas.
- Sí –me puse de pie y caminé hacia el armario- ¿Mamá?
- Dime –caminó hacia mí.
- ¿Thomas y tú vais en serio?
- ¿Por qué lo preguntas?
- No lo sé, es que como anoche se quedó a dormir y eso…
- Sí, bueno –sonrió incómodamente- Vamos en serio.

Saqué una camiseta y un pantalón.

- ¿Os iréis a vivir juntos? –pregunté quitándome los pantalones.
- De momento no, es demasiado pronto. ¿Por qué lo preguntas?
- Simplemente por saber.
- Oh, bueno –dijo riendo- No te preocupes por eso, hija. Cualquier decisión que tomemos serás la primera en saberlo.

Le sonreí y abandonó la habitación para que me pudiera vestir tranquila. Me peiné y lavé la cara, ordené la habitación y les serví el desayuno a los dos revoltosos animales que saltaban a mis pies inquietos. Bajé para desayunar yo también y me encontré a  Thomas con mamá y lo saludé. Me hice un bol con cereales y me senté a comer. Saqué el móvil y miré el Twitter. “Nunca antes me habían despertado lamiéndome la cara a las seis de la mañana. Pelvin, a partir de ahora serás mi despertador”. “Creo que vot a ar un paseo matutino con el gordo de la casa”. Lavé el bol una vez que terminé de desayunar y avisé a mamá que sacaría a Pelvin a pasear aprovechando que tenía un rato libre.

Subí a buscar al animal y cogí las cosas, incluída la correa. Me despedí y salí a la calle. Pelvin iba emocionado por su repentino paseo, tiraba de mí varias veces porque arrancaba a correr tan de repente. Dimos unas vueltas por el parqu, lo dejé correr solo un rato y luego nos fuimos a casa ya que tenía que irme al instituto.

Cuando llegué, mi madre y Thomas se habían marchado, Hope descansaba sobre una silla y Julia miraba la televisión. Al verme, se levantó y subió a por sus cosas, al igual que yo. Nos marchamos en su coche y ésta condujo hacia el instituto, al cual llegamos con tiempo de sobras para hablar con los chicos. Cinco minutos antes de que empezaran las clases, decidimos irnos para no llegar tarde. Pero no pude entrar ya que el director me paró en mitad del pasillo para ir a hablar con él. Esto se hacia pesado.

- Yo no he hecho nada –me adelanté a reclamar mi inocencia en cuanto abrió la puerta de la sala. Ahí estaba, ni más ni menos, que Sam. Se me cambió la cara por completo. ¿Otra vez ella?
- Por eso, ___. Porque no has hecho nada –cerró la puerta tras su paso- Siéntate, por favor.

Le hice caso y tomé asiento al lado de su hija, la cual jugaba con sus dedos y cabizbaja.

- Sé que es molesto tener que estar siempre aquí –se disculpó mirándome. Vaya, buena observación.
- Últimamente paso más tiempo en su despacho que en clase.
- Sí, por eso –el Sr. Black miró a su hija- Pero ésta vez es para pedirte disculpas. ¿Verdad, Sam?

La muchacha alzó la vista y me miró. Apretó los dienes y alcé una ceja, mirándola mal. Abrió la boca, pero pronto la volvió a cerrar.

- Sam –la llamó su padre.
- Lo siento –musitó mirándome, pero no a los ojos.
- No te ha oído.
- Lo siento –volvió a decir algo más fuerte, pero lo suficientemente bajo como para adivinar que su orgullo le impedía alzar la voz.
- Sigue sin oírte.
- ¡Lo siento! –exclamó- Siento haberte acusado del robo falso.

Me contuve las ganas de reírme en su cara. Bastante que su padre le había obligado a pedirme disculpas cuando la muy burra iba subidita de tono y pensando que podrían echarme. ¡Já!

- Vale, está bien –dije- No hay nada más gratificante que ver perder tu orgullo ante alguien al que odias.
- Puede irse, __ -dijo el señor Black- Llegará tarde a su clase.

Me levanté, al igual que Sam, pero su padre la volvió a sentar con tres simples palabras. Cogí mi mochila y me marché de ahí riéndome. La cara de Samantha Black pidiéndome disculpas, sin duda, había sido la mejor.

***

Aproveché la hora del patio para contarles a los chicos lo sucedido en el despacho con el director. Fliparon. Caroline nos habló de lo que su ex amiga Sam es capaz de hacer, y la verdad, no nos sorprendió nada. Su felicidad se basa en las desgracias ajenas. Sólo hace falta alguien que le sepa parar los pies. Y por el momento, yo lo estaba haciendo bien.

Estábamos en clase de sociales y parecía que las agujas del reloj no avanzaran. No veía la hora de irme a casa con Justin. Estaba a punto de cerrar los párpados por causa del aburrimiento cuando la voz del profesor provocó que me sobresaltara y espavilara al momento.

- De la página ciento dos, me hacéis los ejercicios quince y diecisiete –anunció- Podéis recoger vuestras cosas.

La clase pronto empezó a hacer ruido con sus bártulos. Apunté los deberes que había mandado y cerré los libros para guardarlos en la mochila. Me puse la chaqueta y me colgué la maleta en un hombro.

- Chicos –llamé a Chris y a Carol, que aún recogían mientras reían animadamente. Ambos me miraron- Yo me voy ya, Justin me espera.
- Claro –aceptaron- Adiós.
- Decidle a Julia que me he ido, de seguro que se le olvida.

Asintieron con la cabeza y me despedí de ellos con la mano para luego salir corriendo. Cuando por fin estuve fuera del recinto, busqué con la mirada el coche de Justin. Lo divisé aparcado en la calle de enfrente, pero él no estaba dentro. Bajé los escalones y vi a Julia hablando con Cait y alguien más. ésta vez habían salido antes, cosa que me pareció raro ya que siempre son las últimas. Caminé hacia ellas y me di cuenta de que esa tercera persona era Justin.

- Anda, estás aquí –dije mirándolo. Le di un beso en los labios y me sonrió- Hola, chicas.
- Hola, fea –me saludó Caitlin.
- Le estábamos contando a tu novio lo que te ha pasado con el director y su hija.
- Oh, Sam –arrugué la frente ante la mención de su repelente nombre- Esa niña me saca de quicio.
- No me extraña –comentó Justin- Te tiene envidia.
- Me da igual lo que tenga, pero que me deje ya tranquila. No la aguanto.
- Bueno, nosotras nos vamos –anunció Julia- Nos vemos, Melona.
- ¿Comes en casa? –le pregunté.
- Ni, voy a la suya a hacer un trabajo –contestó señalando a la castaña de ojos azules como el mar.
- Ah vale, pues adiós –le di a cada una un beso en  la mejilla, al igual que hizo Justin. Nos despedimos por útima vez con la mano y nos marchamos.

Me acomodé la mochila, ya que pesaba un poco e hice una mueca. Justin, que se percató del peso que llevaba en  la espalda, me la quitó y se la colgó en los hombros.

- Gracias –me agarró de la mano y le sonreí ante el agradable tacto de su piel- ¿Cómo vas?
- Igual que siempre. ¿Y tú?
- Genial.
- ¿Y eso? –preguntó con una deliciosa sonrisa en el rostro.
- Me gusta que me vengas a buscar.
- A mí también –besó mi mejilla haciendo un bonito sonido y abrió la puerta del copiloto- Pasa.

Le hice caso y me senté, poniéndome el cinturón de seguridad. Dejó mi mochila en el maletero y luego entró. Arrancó el coche y condujo hacia casa. Una vez dentro, lo primero que hice fue dejar las cosas en la habitación y darle de comer a Hope y a Pelvin, los cuales se alegraron de ver a Justin.

- ¿Soy yo o éstos animales crecen a una velocidad de la hostia? –preguntó riendo viendo cómo comían.
- Sí, Hope está más grande –cogí su mano y tiré de él- Ven, vamos a hacer la comida.

Decidimos que nos apetecía comer, buscamos los ingredientes y empezamos a cocinar mientras cantábamos cualquier canción que se nos pasara por la cabeza. Un rato después estábamos sentados comprobando qué tal nos había salido la comida. Recogimos un poco el lugar y luego subimos a componer un poco, auque la verdad, nos entretuvimos bastante jugando con Pelvin y Hope.

- Oye, que no hemos hecho nada –dije dejando a la gata en el suelo.
- Sí, empecemos –Justin se levantó y acercó el teclado a la cama.

Colocó la partitura correctamente para poder verla bien y empezó a tocar la poca canción que llevaba escrita. Cuando paró, me miró fijamente a los ojos y negó con la cabeza.

- ¿Qué le pasa? –pregunté asustada. Creí que le gustaba.
- Me gusta, pero es normal que te bloquees –dijo- Empiezas poniendo muchas notas y luego no sabes qué hacer.
- ¿A qué te refieres?
- A que empieces con un ritmo más simple.
- ¿Por ejemplo? –su ayuda era fonumental.
- Coges las primeras cuatro notas y las reptites durante un tiempo determinado. Así –hizo con sus dedos sobre el teclado lo que acababa de describir y sonreí.
- Me gusta –le informé.
- Me alegro –besó mi mejilla.

Entonces se me ocurrió algo. Si solo es con Justin cuando fluyen las ideas, quizás debía plantearme dos veces el hecho de escribir sola. Alomejor, la cosa saldría mucho mejor si compusiera con él. Si cantara conmigo en la gala. Un dueto. Juntos. Hola, perfección llamando a la puerta, ábreme jovencita. Una idea genial.

- Mhm, ¿Justin? –lo llamé. Él miraba de nuevo las partituras.
- Dime, shawty.
- ¿Te apetecería hacer el dueto conmigo? –me miró confuso- Para la apertura de la fundación, digo.
- Por mí perfecto, pero eso es algo que deberá decidir Janet, ¿no?
- Podríamos pasarnos mañana por el estudio y proponérselo –propuse.
- Sí, mejor –aceptó él- Además, mañana tendré que ir igualmente.
- ¿Más reuniones?
- Empezaremos a trabajar con las canciones.
- ¿Tienes pensado algo? –le pregunté.
- Aún no. Es pronto –respondió- Pero me apetecería hacer una colaboración con alguien.
- ¿Cómo quién?
- Ni idea, Beyoncé.

Solté unas carcajadas. Mi chico canadiense jamás cambiaría, y eso es algo de lo que estoy completamente orgullosa de él.

- Bueno, tienes tiempo para pensarlo –le acaricié el cabello y me sonrió dulcemente. Se quedó clavado en mis ojos durante unos segundos, consiguiendo que enrojeciera por completo- ¿Qué pasa?
- Estaba pensando…
- ¿En qué? –pregunté deslizando mis manos hasta las suyas y entrelazando los dedos.
- En ti, en mí, en nosotros –Oh mi Dios. Le sonreí enternecida- Le doy las gracias al Señor por haberte puesto en mi vida.
- El destino nos quería juntos, Justin –le expliqué.
- Pues le costó que nos juntáramos, eh –dijo riendo. Yo le acompañé en las carcajadas.
- Lo importante es que contamos el uno con el otro.
- Sin ti posiblemente no sabría el significado de la palabra amar.
- Yo sin ti no estaría viva –él frunció los labios- Sin ti aún estaría en España con mamá, encerrada en casa y viendo como un hombre nos pega. Tampoco habría cumplido mi sueño. No sé Justin, no sé si es el destino o si es una casualidad, pero estar aquí conmigo ya significa algo.

Me abrazó con todas sus fuerzas. Al principio me quedé rígida, quita, inmóvil, pero luego rodeé su cuerpo con mis brazos mientras le brindaba a mi espalda suaves caricias. Apoyé la cabeza en la curva de su cuello y deposité cortos besos en su desnuda piel.

- Esto es para siempre, ___ -susurró aún estando en la misma posición- Por cada minuto que paso contigo, me uno más a ti.
- No tengo inconveniente en que te separes de mí.
- No lo haré.
- No quiero que lo hagas.

Se separó de mí para mirarme a los ojos, pero su mirada fue bajando lentamente hacia mis labios, inconscientemente entreabiertos. Y entonces, bam, los besó. Ambos encajaron como piezas de puzzle. Y no se separaron hasta la presencia de un ardor intenso en los pulmones que impedía continuar.

- Te quiero.
- Te quiero muchísimo más –murmuré en su boca.

Y volvió a besarme como antes para terminar el trabajito que había dejado a medias por culpa de la necesidad de respirar. Y juntos, como siempre, trazamos una línea infinita de besos por nuestros labios que nunca, ni con el paso de los años, sería posible de eliminar.

___________

Primera entrada del año, aw :'). ¿Cómo os va todo? A mis lectoras latinas, ¿qué tal las vacaciones? Suertudas. En fin delfín. Tengo algo que contaros: no haré maratón. No quiero subir todo seguido. Primero porque no tengo casi nada escrito y segundo porque no tengo tiempo. Cuando termine un capítulo, lo colgaré. Y así, ¿vale?

Bueno, me gustaría felicitaros el 2013, ya que no he tenido oportunidad de hacerlo antes. Gracias por todo el apoyo que me estáis dando, los comentarios, las menciones en Twitter. Todo. En serio. No sabéis lo agradable que es seguir escribiendo. Mucha gente me dice que deje el blog -conocidos, no gente de por aquí- porque me roba mucho tiempo, a veces me agobio, etcétera. Pero no saben que mi mundo es este y mi pasión es compartir lo que escribo. No os dejaré nunca. Y aunque veais que estoy un tiempo ausente, no os preocupéis, nunca dejaré esto y menos sin avisaros.

Retuitead aquí y mencionadme si tenéis alguna duda o algo que comentar en especial. Un beso, os quiero muchísimo <333.

31 comentarios:

  1. ASDASDSA CONSHA EL PRIMER COMENTARIO ASDASDASDAS ah ◉◡◔

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ZOY LA DE TWITTER ◉◡◔ IO KE ZE TOI RE LOKA ◉◡◔ ah

      Eliminar
  2. Ja! la trola de Sam me tubo que pedir perdon, en su cara, en sucara, en du cara. Me encanto la idea del duetoooo con Justinnnn! Que mal pensada, que habra hecho mi madre con Thomas *________*1. - ¿Shawty? –miré sus mieles ojos, encandilándome por completo, como siempre- Hay algo que tengo que decirte.
    - ¿Estás embarazado? - ame esta parte jajajajajajjajajajajajajajjaja. Si por ahora las latinas somos suertudas por las vacaciones pero se estan pasando volando. Vamos a tener que empezar las clases y ddddddag no me gusta pensar eso, me pone de mal humos :(. Por favor no dejes el blog o me mato. No importa que no hagas maraton, mientras que subas capitulo, es lo mismo. Feliz navidad y año nuevo atrasado. Besoo Chaoooooooo

    ResponderEliminar
  3. Super el capi amo tu nove chica, amo como escribes me llamo daniela y super segidora de tu nove no sabes lo que tube que pasar para leerla toda dure casi 2 meses leyendola completamente hasta haora que alfin llegue me encanta como escribes y espero sigas asi att: una super fiel y nueva lectora de Colombia ♥

    ResponderEliminar
  4. Ame m capítulo asdfghjklñ Yasmina soy iOnedirauhl asdfghjklñ estoy muy emocionada fkkslsnskaka aparte de que me encanto el capítulo es porque iré al concierto de Justin el sábado djskkajekqls no lo puedo creer<3 feliz año nuevo para ti también! Sjjfiekskfjeks un beso :}. Ciao<33333

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que suerte teneeeess, te envidio

      Eliminar
    2. Eres muy afortunada no sabes cuanto deseo oara que justin venga a Colombia, pero Never Say Never asi que seguire esperando a que vengaaa para poder ver a nuestro baby swaggy

      Eliminar
  5. Holaaaaa porfin volvisteeee ! Feliz año para ti y para todasss que tengas un feliz 2013 me encanto el capitulo *-* is beautifullll hahahaha lo ame enserio asi no subas maraton sigue subiendo capitulos que esta buenisima At :Belieber Colombiana <3

    ResponderEliminar
  6. Holaaaaa porfin volvisteeee ! Feliz año para ti y para todasss que tengas un feliz 2013 me encanto el capitulo *-* is beautifullll hahahaha lo ame enserio asi no subas maraton sigue subiendo capitulos que esta buenisima At :Belieber Colombiana <3

    ResponderEliminar
  7. AME EL CAPITULO,Yasmi. Estuvo re lindo. Que andes genial.

    ResponderEliminar
  8. Siguelaaaa... Me encanto el Capituloo....y ojala q estes bien...eres una buena escritoraa

    ResponderEliminar
  9. Me encanto el capitulo porfavor siguela pronto te quedo muy tierno, me encanta como escribes me gustaria escrbur una novela como la tuya. Por favor SIGUELA !!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  10. bshsbusbss BESO Y BESO Y BESO JSUSJSUGS. YO QUIERO SECSO CON SHASTEN *-* HBEHSGSBSHS SUBE YAAAAAA CAPULLA. TE AMELO MUSHIO JAJA <3

    ResponderEliminar
  11. Me leí el capitulo ayer, me dioo palo comentar ahora estoy aquí escribiendolo. Bueno pues QUE SAM LO TIENE MUY MERECIDO, ME ENCANTO LA PARTE DE QUE SE CREE QUE NO LE VA PASSAR NADA Y SALE SU PADRE! Y COMO DIGO EL CAPI COMO SIEMPRE SDJKSHAK ME PREGUNTO SI ALGUNO TE PUEDE SALIR MAL? JAJA BUENO EN FIN UN BESO WAPPAA - @Cristina284cris

    ResponderEliminar
  12. Menos mal que ya la dejé en su sitio a la Sam esa ya era hora.Que asfdgjklñ es Justin,me pareció precioso lo que hizo ____ de no dejar a Pelvin dormir a fuera asdfghj morí,amo tu novela.
    BESOS DE CARAMELO LOL

    ResponderEliminar
  13. Que cuuuuuuuuuuuursi ha sido lo ultimo, por dios JAJAJAJ pero ha sido...bonito (?) jaja.
    HOY ES VIERNESSSSSSSSSSSSS, OH YEAH. Me moría, tío. Todos los días me echaba una siesta, pero como siempre, alguien me la interrumpía -.- y claro, como estoy castigada y hasta las ocho no puedo coger ni el ordenador ni el movil, pueh me duermo. Porque estoy echa mierda.
    JAJAJA bueno, me gusta el capi, aunque sea cursi ksjdf. Te quiiiiiiiiiiiiiiiiiero muchisimo, melona mia<3

    ResponderEliminar
  14. LDWQMFKLNAMSFKLANMSF MEE ENCANTAAA! Es precioso lo último Jejeje Y también es largo el capítulo eh jajaja Parecía que no tenía fin pero me encanta que sea largo :D Espero que no dejes el blog y que nosotras estamos encantadas con leerte por lo menos yo, porque escribes fenomenal :) Publica pronto! Feliz año a ti también :D Un besazo preciosa <3

    ResponderEliminar
  15. ajjajajajajaja morí con el capi me encanto ademas estuvo chistoso SIGUELA SIGUELA SIGUELA SIGUELA SIGUELA SIGUELA SIGUELA SIGUELA SIGUELA SIGUELA

    ResponderEliminar
  16. me encanto el capii y si es fantástico estar de vacaciones y aun mejor no ir a suplencia ya que me saque la madre "estudiando" y pase raspando en mate XD
    EL capi increíble la perri-proti-puti-golfa de SAM me tubo que pedir disculpa y la declaración de amor entre Justin y muack de "esto es para siempre, Andrea XD" me ultramega fascino enserio casi muero y grite emocionada mi mama me vio como si tuviera un mapache en la cara y me dijo que estaba loca jajaja mi familia es muy normal. publica pronto plis y twittealo en tu cuenta cuando lo hagas pliss.
    KISSES :D

    ResponderEliminar
  17. SOL,(ASTRABALECUSSSS, MI NUEVA PALABRA)12 de enero de 2013, 14:03

    HOLA TANTO TIEMPOOOOO !! COMO ESTAS ACÁ BEN... DERRITIENDOME DE CALOR Y ARRASTRANDOME POR TODO EL BALNIARIO DEE MI CASA DE VERANO... AJAAJJAJA BUENO PRIMERO Q NADA JA , AJAJJAJAJAAJJA POBRE SAM JAJAJAJA PERO LE PASA POR ESTUPIDA :P ME GUSTO MUCHO EL CAPITULO.. ME MUERO DE ASCO ... IMAGINADOME IMAGINADO LO QUE PASARIA EN ESA NOCHE CON MIIS PADRES IMAGINARIOS.. VA MEDRE Y NOVIO DE MI MADRE... AJAJJAJAJAJ NO COMENTO MUCHO POR Q ESTA COMPU NO ESTA ANDANDO BIEN Y BUENOO... POR LAS DUDAS COMENTO POCO .. POR Q SI SE BORRA COMO PASO MIL VECES NO LO TENGO Q ESCRIBIR TODO DE NUEVO BUEEEEEENO EEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEN FIN CHAU CHAU (COMO AMO LOS VIDEOS DE GREMAN GARMENDIA)AAJAJJAAAJ CHAU Y ASTRABALECUSS

    ResponderEliminar
  18. JODER TIA ES BUENISIMO EL CAPITULO EN SERIO ES RETIERNO Y RELINDO ME ENCANTA DE VERDAD ES CHULISIMO EL CAPITULO ESPERO QUE JANET DIGA QUE SI Y HACER UN DUETO CON EL SHASTEM OJALA JAJAJABUENO QUE SIGUAS PRONTO PORFAPLIIIISSSS Y QUE SEPAS QUE TU NOVELA EN MI RANKING (LO SE ESTOY LOCA PERO TENGO UNA LISTA DE LAS NOVELAS QUE MAS ME GUSTAN) ES LA PRIMERA NOVELA QUE MAS ME GUSTA DE TODAS LAS QUE E LEIDO Y LLEVO LEIDAS 65 NOVELAS (ENSERIO)ESCRIBES GENIAL ENSERIO BUENO LO DICHO SUBE PRONTO WAPA NOS VEMOS ESPERO SEGUIR CON TU NOVELA MUCHOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOS AÑOOS MAS BESITOS WAPA.
    XOXO:NALU.

    ResponderEliminar
  19. Por fin haz vuelto! D: ya se que te han castigado pero yo ya estaba desesperada por leer un capitulo nuevo,joder si que lo estaba. Gracias por subir xD que me emociono y todo al final.
    El capitulo es largo eh,esta bastante bien después de un tiempo sin subir,entretenido y divertido la verdad.Me encanta como escribes enserio y espero el 146 cuanto antes,es que chica no puedo más me despero si no subes pronto xD.
    Y feliz año nuevo a ti también espero que este año sea lleno de un montón de cosas que te haga feliz.Sube cuanto antes, y gracias por escribir esta novela es sin duda una de las mejores que he leído enserio.

    ResponderEliminar
  20. SIMPLEMENTE PERFECTO SOY NUEVA LECTORA :) SI NO TE IMPORTA TE PASAS POR MI NOVELA : http://fortheworldstopdreaming.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  21. Me encanta!!! Yo tambien soy nueva lectora:)

    ResponderEliminar
  22. YASMINA VEGA.
    ME CAGO EN LA HOSTIA.
    Ay, la madre que te parió.
    Pero que capítulo más... ASDFASDGDFGDGDGDGFDFSDSFDGDSF bonito, precioso, perfecto, romántico, tierno(?
    Idk, pero yo's que se mueren de amol. ¿Ok? ok. *Feel like Shastem.*
    Me pone triste que no hagas maratón :c, pero bue', mientras sigas subiendo, yo me conformo. JEJEJEJEJJEEJJ
    Que con cada capitulo me enamoro más de la novela y tal.
    Que no tardes en subir, que sino me moriré y tal.
    Y, que te quiero muchísimo y tal. <3

    ResponderEliminar
  23. asdfghjklñ ME ENAMORA TU NOVELA asdfghjkl
    Puroo amooor. Quierooo el siguienteee yaaaa!♥
    Anto - @BieeberOurHero

    ResponderEliminar
  24. Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela Siguela

    ResponderEliminar
  25. Hola :DDD vengo leyendo esta novela de hace tiempo pero siempre se me olvida comentar :/, te queria pedir un favorsote :c esque quiero hacerme un blog para publicar una novela que estoy escribiendo.. y esto como es complicado y yo de cabeza dura pues no entiendo mucho y queria ver si me podias enseñar un pokis por lo menos *-* ah y tro favorsote mas siguela :D! que esta re buena :)

    ResponderEliminar
  26. OMG! Volviste! Super! No sabes lo que he sufrido! Hehehe! Por cierto esta novela cada dia se pone mejor ... Y Justin es tan cucki! ^___^ Y esa Sam ¬¬ Me cae cada dia peor! Que bueno que el Sr.Black se dio cuenta ... A ver si se calma de una vez por todas esa Pija! Hahaha! Mina siguela! Que despues de la parte 'Erotica' XD me he quedado con el clavo metido! Quiero saber que pasa! Como viste ya me hize la cuenta Google ... Pss te cuento un secreto? Fue solo por tu Novela! Es adictiva! *.* Cada vez se me sale mas la Baba por Justin *¬* Hahaha! Es tan ajlmoimlk! No se si me explico ...
    P.D. Soy @Belibarz La del Twitter! Estoy un pelin loca!
    P.D.2. Te diria 30 cosas sobre mi ... Pero no te quiero aburrir! Asi que te dejo con la duda! Lo se ... Lo se ... Soy MUY Mala! El Karma me atacara un dia de estos! Un Besote!

    ResponderEliminar
  27. seguilaaaaaaaa!!!! me muero x saber mas. te animas a ayudarme a promocionar el mio xfiiis!! http://aslongasyoulovemehistoria.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  28. Ncjrncneimkedinubyrbvuntuutnvtnbuntimfirmifntunutmfunria JODER!! Buenisimo,mnunca dejes de escribir. Pasate por la mia: www.historiasdefamososcontigo.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar

¿Por qué no me sacas una sonrisa con un comentario tuyo? Vamos, es gratis.