¿Cuántos somos ya?

7 de octubre de 2012

Never let you go. {130}



Me lo estaba pasando genial. Los chicos estaban haciendo el ganso y me reía muchísimo. ___ me había regalado una chaqueta guapísima y unas Vans. La verdad es que me encantó. Julia optó por una gorra New York con un enfoque nuevo para la cámara. Y Carol me regaló unos tejanos desgastados, los cuales me pondré sin duda el lunes, y unas Supras realmente swaggys. Los regalos fueron buenos, todo hay que decirlo. Aunque lo mejor empezó cuando ___ se subió a un escalón con un micrófono en la mano.

- Hola, ¿se me oye? –empezó a hacer ruidos con la boca y la gente rio, pero después calló para que pudiera proseguir- Vale, veo que sí. Bueno, ya sabemos porque estamos todos aquí y aunque lo parezca, no voy a hacer ningún discurso de éstos de película. Simplemente quiero que le cantemos la típica canción de cumpleaños.

Me tapé la cara de la vergüenza, pero en el fondo me estaba riendo. Ella siempre la tenía que liar de algún modo u otro. Empezó a cantar ‘cumpleaños feliz’ y la gente pronto le siguió la canción. De repente, mientras aplaudían, unas manos se posaron en mis hombros. Me giré y vi a una risueña Caroline. Estaba de puntitas, pues yo era más alto que ella.

- Hola –le saludé sonriente- ¿Qué tal te lo estás pasando?
- Eso te lo tendría que preguntar yo a ti –contestó riendo- ¿Qué, te ha gustado la sorpresa?
- Me ha encantado –ella me sonrió- Gracias por el regalo, me ha gustado mucho.
- No me tienes que dar las gracias dos veces, Chris –sonrió tímida.
- Pero yo quiero dártelas.
- Te repites –arrugó el entrecejo.
- Pues no sé de qué manera agradecértelo –dudé.

Ella sonrió de lado.

- ¿Te apetece bailar? –pregunté tras escuchar que sonaba mi canción favorita, Titanium, de David Guetta ft. Sea.
- Claro –aceptó ella.

Empezamos a bailar y entonces vi como ___ se dirigía al ordenador donde estaban conectados los altavoces. La música cesó, pero empezó a sonar una más lenta. ¡La había cambiado a propósito!

- Sé que no es un baile de éstos de fin de curso, pero bueno, aprovechad con vuestras parejas –me guiñó un ojo y yo la miré mal.

Caroline se fue a escabullir, pero la agarré del brazo a tiempo. Ella con las mejillas rosadas, se quedó quita. Decidí dar el primer paso. Coloqué sus brazos alrededor de mi cuello y yo la abracé por la cintura.

- Así mejor, ¿no? –ella sonrió con timidez.
- Supongo.
- No seas tan cortada –me eché a reír.
- Soy vergonzosa.
- No te creo. Muchas veces haces la tonta por la calle como si no te importara nada.
- Depende de con qué gente vaya.
- ¿Y por qué eres tímida conmigo? –pregunté. Me interesaba. Y no solo la respuesta, sino ella en general.
- No… No lo sé –se encogió de hombros.
- Pierde la vergüenza, déjate llevar –susurré.

De repente notó mis intenciones y a mí se me aceleró el corazón. Se tensó, lo pude notar por la rigidez de sus brazos. Pero yo le accedí a un mundo de placer cuando recorrí mis manos por su cintura, pasando suavemente la yema de mis dedos por su aterciopelada piel. Ella enredó los dedos en mi cabello. Y eso aún sin habernos besado. Acerqué mi rostro al suyo, dispuesto a toparme con sus labios. Y justo cuando iba a besarle, ¡pam! Se apaga la luz. ¡Pero se apagó por completo! Todo, todo se apagó.

- Mierda –murmuré cabreado.
- ¡Ya han saltado los plomos! –oí quejarse a Julia- ¡Caitlin, arregla esta mierda!
- Joder, voy.

Eso fue lo único que pude reconocer, los demás simplemente se quejaban, gritaban o reían. Y cuando por fin pude verlo todo de nuevo. 
No había dedos que acariciaran mi cabello, ni ninguna respiración exaltada impactando sobre mi cara. Caroline se había ido.



|| ___ ||

La fiesta volvió a lo suyo, pero tenía el presentimiento de que algo malo iba a pasar. O que estaba pasando. O que había pasado. No lo sé, no lo sabía. No tenía ni idea de por qué me dolía tanto el pecho, pero decidí buscar a alguien. Y ese alguien era Christian. Lo encontré bebiendo no sé qué en la barra. El líquido de su vaso era oscuro, pero como no habíamos comprado nada de alcohol, supuse que se trataría de Coca Cola. Le abracé por detrás y besé su mejilla, pues se le veía desanimado.

- Casi me beso con Carol –respondió a mi pregunta mental.

Entonces me aparté de su espalda para ponerme delante de él para acosarlo a cuestiones. ¡Como que CASI se besa! ¿Y por qué está así de mal si casi tiene la oportunidad de tener algo con Caroline? ¿No se supone que tendría que estar con ella o directamente disfrutando de la fiesta?

- Cuando se ha ido la luz, se fue. O al menos eso creo –volvió a responder sin yo haber formulado ninguna pregunta.
- Pero, ¿qué te ha dicho?
- Nada, ese es el problema –suspiró- Que no me ha dicho nada.
- La buscaré –besé su mejilla- No te preocupes.

La busqué por el piso de arriba, que aunque quedara prohibido subir ahí por cuestiones personales. No encontré a nadie, justo como me imaginaba. Entonces decidí recorrerme los alrededores de la casa. Y no estaba en el jardín, sino en un parque de al lado que me dio por mirar. 
Estaba bajo un árbol, llorando y mirando la pantalla de su teléfono móvil. 
Corrí como pude, pues el suelo estaba un poco enfangado, pero conseguí llegar a ella.

- Carol, ¿qué te pasa? –no me contestó. Me senté en el suelo aunque estuviera sucio y la abracé por los hombros, haciendo que se apoyara en mi pecho y, por lo tanto, que estallara a llorar de nuevo- Vamos, cuéntamelo.
- Tengo que irme a Alaska ya –contestó como pudo. Los sollozos podían con ella.
- ¿Por qué? –le alcé el rostro y limpié sus lágrimas con mi pulgar.
- Mis abuelos, están muy mal.

Poblé mi frente de arrugas, llena de confusión y tristeza al mismo tiempo. Y entonces se volvió a abalanzar sobre mí para empezar a llorar otra vez. Estuvimos ahí más de cinco minutos. Y más de diez, y quince. Media hora. Y cuando empezó a tiritar de frío, al igual que yo, decidí llevarla a casa. Pero no tenía coche, y ella tampoco. Ni dinero para pedir un taxi.

- Iré a pedirle a Julia que nos lleve a casa.
- No, no. Voy a casa yo sola.
- ¿Tú estás loca? –le pregunté- No pienso dejarte sola.
- No hace falta que me acompañes, en serio –se limpió los mocos y se levantó como pudo- Estoy bien, puedo irme sola.
- Voy a casa a por Julia, como vuelva y no te vea aquí, no te hablo en la vida.

Ella se calló, asintió con la cabeza y se volvió a sentar en el césped, abrazando sus piernas. Suspiré y volví a echar a correr, ésta vez con más prisa que antes. Nada más entrar en la casa, busqué a Christian. No estaba en el mismo sitio de antes, pero sí algo cerca.

- Chris, he encontrado a Carol –dije tratando de recobrar el aliento.
- ¿Dónde está? ¿Qué le pasa? –preguntó alarmado.
- Está mal –fruncí el ceño- Sus abuelos han empeorado y quiere irse a Alaska por un tiempo.
- Quiero hablar con ella –pidió tratando de apartarme de su camino.
- No, escúchame –le hice callar- Iré a buscar a Julia para que la lleve a mi casa conmigo. No la pienso dejar sola.
- Joder, al menos quiero despedirme de ella.
- Que no hay tiempo, Christian –dije parándole los pies- Ya la verás mañana o pasado.

Él suspiró con pesadez.

- Me voy a buscar a Julia –le di un beso en la mejilla- Si no te vuelvo a ver después de haberla encontrado, buenas noches. A ti y a tu hermana, dile que la quiero y que si necesita ayuda para limpiar esto, que me llame aunque sea a las tres de la madrugada.

Me abrazó y le correspondí al gesto.

- No le diré que te llame, eso es de locos.
- Eres idiota.
- Que lo limpie Cameron que para eso es su casa.
- Intuyo que no te cae bien.
- No lo conozco de mucho, pero de momento no.
- ¿Por qué piensas que sale con tu hermana o porque directamente no te lo bancas?
- Por lo primero –me separé de él- Dale las buenas noches a Carol.
- Y a mí que me den, ¿no?
- Tira, ¿no tenías prisa?

Le volví a besar la mejilla y salí en busca de mi amiga, la cual bailaba con Chaz en mitad del salón. Ambos muy pegados, todo hay que decirlo. Le toqué el hombro a Julia, haciendo que se girara precipitadamente y algo asustada. Al verme tan seria se tensó y cambió la expresión de su cara por una más… como la mía.

- Carol necesita irse a casa, o a la nuestra. Está mal y no pienso dejarla sola.
- ¿Qué le ha pasado?
- Sus abuelos, están mal –resumí- Quiere irse a Alaska para estar con ellos y no hay quién la consuele.

Le dio un beso en la boca a Chaz y le dijo algo que no pude entender bien, pero supuse que se estaba despidiendo de él. Tiró de mi brazo y me sacó de la casa a grandes zancadas y empujones por su parte a las demás personas.

- ¿Y dónde está? –preguntó cuando ya estábamos en la calle.
- En un parque de por aquí cerca –dije caminando hacia el lugar donde la había visto antes y había estado consolándola durante un buen rato.
- Entonces, ¿la llevamos a casa o irás tú a la suya?
- Es preferible que se venga a la nuestra, así no das tantos viajes –estaba viendo la figura de mi amiga a lo lejos.
- Ya veremos lo que quiere hacer –se limitó a contestar Julia.

Llegamos hacia donde Caroline lloraba y abrazaba sus piernas como si estas fueran su único refugio o salvación. Me ponía realmente mal verla así, de esa manera. Tan frágil y débil. Me sentía impotente por no poder hacer nada. Julia y yo abrazamos a nuestra congelada amiga, proporcionándole el calor de nuestros cuerpos.

- Quédate con nosotras a dormir, estarás cómoda –pedí.
- No, no –se negó al instante- Mejor llevadme a mi casa, quiero hablar con mis padres en cuanto antes.
- No pienso dejarte sola, Carol –insistí.
- Prometo que os llamaré en cuanto sepa algo.

Julia y yo suspiramos a la vez. No podríamos hacer nada contra la testaruda de Carol. Siempre mantendría su opinión aunque eso fuera lo último que hiciera en su vida. Le tendí la mano y nos levantamos las tres al mismo tiempo. Pasé un brazo por sus hombros y caminamos hacia el coche de Vílchez, el cual nos quedaba un poco lejos porque estaba a un par de calles de la casa de Cameron. Cuando llegamos, me coloqué en los asientos de detrás con Caroline.

- Entonces, ¿te dejamos en tu casa? –preguntó Julia poniendo la calefacción.
- Sí, por favor.

En menos de diez minutos aparcamos delante de su edificio. Nos bajamos del coche para acompañarla hasta el portal y así acosarla y recordarle que nos llamara en cuanto pudiese. Pero que antes que nada se diera una ducha, hablara con su madre y comiera algo. Ya si eso que descansara o hiciera lo que le diese la real gana. Pero que nos llamara pronto al fin y al cabo.

Después de haber estado conduciendo veinte minutos más, Julia y yo llegamos a casa. Durante el viaje avisé a Christian y Caitlin lo que había sucedido con Carol. Entendieron perfectamente el motivo por el cual habíamos abandonado la fiesta de cumpleaños. Llegamos a casa y saludamos a mamá, la cual veía la televisión medio dormida en el sofá. No sé si estaba ahí por amor al arte o porque se había quedado ahí para esperarnos. Preferí no darle mucha importancia y subir a mi habitación a ducharme.

- ¿Crees que Caroline se irá a Alaska? –me preguntó Julia una vez que las dos ya estuvimos en pijama y tumbadas en la cama de mi habitación.
- Seguro que sí, es lo más normal.
- Yo haría lo mismo –dijo.
- Espero que se recuperen, no me gustaría verla mal por la muerte de sus abuelos.
- Ojalá no pase eso, tía –pidió haciendo una mueca.
- Que Dios no quiera eso –cerré inconscientemente los ojos.
- Tienes sueño.
- Un poco –respondí a su no pregunta.
- Duerme –me aconsejó riendo.
- Quiero esperar un poco para llamar a Justin.
- No puedes quedarte toda la noche esperando a que sea cierta hora en la cual él esté libre.
- Sí, sí que puedo –insistí- Y lo haré.
- Tú misma, pero mañana no podrás levantarte.
- Me da igual, es domingo.
- Domingo para una persona normal. Te recuerdo que tú eres ___ y los fines de semana trabajas –se levanté de la cama y me tapé con la manta- Buenas noches.
- Buenas noches.


-Al día siguiente-

Desperté por la alarma. Ni siquiera me acuerdo cuando la había conectado. Me desperté y fue ahí cuando me acordé de lo sucedido con Carol la noche anterior. Decidí llamarla, pero al ver que eran las nueve de la mañana decidí posponerlo. Me levanté de la cama y la hice. Después caminé hacia la ducha a bañarme. Tras haber estado veinte minutos después de la lluvia artificial, salí envuelta en una toalla de color blanco. Busqué algo de ropa cómoda en el armario y me puse esto http://www.polyvore.com/cgi/set?id=54857175&.locale=es.

Bajé a desayunar y como suponía, estaba sola, pero pronto se oyeron unos pasos provenientes de la escalera. Era Julia. Se tumbó en el sofá y encendió la televisión como si nada. Solté unas carcajadas mientras bebía de mi leche con polvo de Cola Cao.

- Melona, ¿qué haces esta mañana? –me preguntó con voz ronca desde el sofá.
- No lo sé, me he despertado por culpa de la jodida alarma –respondí acercándome a ella.
- ¿Irás a ver a Carol?
- Después, por la tarde –me senté en el único sitio que me dejaban sus pies- Me pasaré con los chicos, ¿querrás venirte?
- Claro –aceptó cambiando de canal- ¿Y qué haces esta mañana?
- Que no lo sé –repetí riendo.
- Oh, vale –se hizo la ofendida.
- Es que te lo he dicho antes, tonta.
- Que no me acuerdo.
- Pues te lo recuerdo –le saqué la lengua.
- ¿No tienes que ir al estudio?
- Janet de momento no me ha dicho nada, pero en unos minutos llamaré a James para que venga a buscarme.
- Si quieres te llevo yo –accedió amablemente.
- Quédate durmiendo, si te apetece.
- Que va, me he desvelado.
- Pues vístete rápido que nos vamos en unos minutos –le quité el mando y lo dejé sobre la mesa al mismo tiempo que apretaba el botón de apagar.

Ella se levantó y subió las escaleras mientras se arrastraba por la barandilla como si le pesara el cuerpo por alguna extraña razón. Saqué el teléfono de mi bolsillo y me conecté a Twitter, donde empecé a responder tweets y demás cosas. Twitteé lo siguiente “otro domingo madrugando solo para vosotras. Os quiero chicas, estoy ansiosa por empezar a grabar el resto de las canciones del álbum”.

Al rato bajó Julia ya vestida, salimos de casa y entramos al coche, el cual estaba aparcado justo delante de nosotras. Condujo hacia el estudio y empezamos a hacer lo de siempre, componer, componer y hablar sobre temas de canciones, gira y entrevistas. Justamente mañana tenía una. 
También hablamos de cómo se llamaría el disco. First steps to the top
Era un nombre original y al mismo tiempo significativo, pues era el primer álbum de muchos y el que posiblemente haría que mi música se escuchara por todo el mundo. Que fuera más conocida y le gustara a más gente de la que ya le gusto.

***

Los chicos y yo caminábamos hacia la casa de Carol. Ella no sabía que íbamos a visitarla, pero supongo que no estaría tan mal como para rechazar el apoyo de sus amigos. Caitlin condujo un par de calles más a la derecha y aparcó el coche delante del gran edificio. Nos subimos al ascensor a duras penas, pues yo quería subir por las escaleras. Pero al ver que se trataba de diez pisos y que nadie quería acompañarme, decidí tragarme el miedo de una vez.

Cuando llegamos a su planta, llamamos al timbre de la puerta y nos atendió una mujer. Era alta, morena y blanca como la nieve. Sus labios estaban pintados con un potente rojo que destacaba muchísimo. Era preciosa. Nos sonrió.

- Hola –saludó amablemente- Vosotros tenéis que ser amigos de Caroline.
- Sí –contestamos a la vez.
- Pasad, está en vuestra habitación.

Nos dejó paso y caminamos hacia donde la mujer nos había indicado. Al abrir la puerta de su habitación, la encontramos a ella de espaldas y seleccionando un montón de ropa que había tirada en la cama. Y a su lado, dos grandes maletas negras.

- ¡Carol! –exclamé confundida al ver todo el lío que tenía montado.

Ella se giró sobresaltada y al vernos secó sus lágrimas que habían caído de sus ojos pensando que no estábamos detrás de ella. Los cinco –Chaz, Julia, Cait, Chris y yo- nos abalanzamos sobre ella para abrazarla fuertemente y darle todo nuestro apoyo. Se iba, estaba claro. Nos sentamos en la cama tras haber echo a un lado la ropa y Christian se puso a su lado, pasándole un brazo por los hombros y acariciándole la melena lentamente para tratar de tranquilizarla.

- Entonces te vas –dije yo.
- Sí –contestó bajando la mirada.
- ¿Cuándo? –preguntó Caitlin.
- Pasado mañana.
- No puedes irte tan pronto, Carol –se quejó Christian alarmado.
- Mis abuelos están muy enfermos, no puedo dejarles solos.
- ¿Y tu madre qué opina sobre esto? ¿No es un poco precipitado todo? –cuestionó Chaz, el cual jugaba con la mano de su novia algo nerviosa.
- Le parece bien. Ella sabe que he estado ahorrando para pagarme el pasaje e ir a verlos, o sea que no le importa. Me entiende.
- ¿Y cuándo volverías? –preguntó Julia.
- Cuando mis abuelos se recuperen o… mueran –una lágrima traicionera salió de sus ojos y Christian la abrazó efusivamente tras notar ya las mejillas demasiado mojadas.
- ¿No te importa perderte tantas clases?
- No –negó al instante.
- Pero Carol… -fui interrumpida por ella.
- El pasaje ya está sacado. Pasado mañana estaré en el aeropuerto a las once de la mañana para ir a reunirme con mis abuelos –concluyó.
- Te llamaremos todos los días, ¿vale? –le dijo Caitlin.

Ella sonrió y no pudo evitar llorar, pero ésta vez del apoyo que le estábamos dando con el tema de la enfermedad de sus abuelos. 
Echamos todos un par de lágrimas a lo largo de la tarde tras oír las múltiples historias que nos contaba a cerca de su infancia en Alaska. Era realmente tiernas.


|| Lunes ||

Caminaba hacia el plató donde daría mi entrevista matutina. La verdad es que odiaba salir tan temprano en televisión, per tendría que aguantarme. 
Era un programa bastante conocido, pero me parecía una tontería que Janet accediera, pues durante ese horario, la gente estaba en la escuela o trabajando. Era un canal de marujeo y viejas, los que a mí no me gustaban vamos. Madison me había puesto algo así http://www.polyvore.com/cgi/set?id=60465875&.locale=es, pues había ido a cambiarme al estudio una hora antes.

Cuando llegamos al plató, Janet ya se encontraba ahí hablando con el director y el presentador del programa. Me uní yo también a la conversación y me explicaron más o menos qué tipo de preguntas habría y por si querría añadir alguna que otra canción para el final del show. Me negué, pues no tenía muchas ganas y la voz la tenía algo mal. Aceptaron mi decisión y salimos al aire.

- Hoy tenemos como invitada especial a ¡___! –me anunciaron para que saliera mientras oía los aplausos y silbidos de la 
gente.

Salí de una puerta gris que separaba el plató con la parte de grabación y tal. Sonreí al público y me senté al lado del presentador.

- Buenos días –me saludó amable.
- Buenos días –sonreí risueña. A mi madre le gustaba este programa, seguro que lo vería más tarde en casa por Internet.
- ¿Cómo estás? ¿Con sueño o contenta de haber faltado a clase por estar en esta entrevista? –se oyeron las carcajadas de la gente.
- Las dos cosas. Hoy me tocaba matemáticas a primera hora y no me apetecía nada empezar con las ecuaciones de segundo grado.

El presentador soltó unas carcajadas.

- Hablanos de algo –me crucé de piernas- ¿Cómo vas con el cd?
- Bastante bien, supongo que para la semana que viene o la otra empezaremos a grabar.
- Guay, eso está bien –exclamó “emocionado”.
- ¿Y puedes revelarnos algún secretillo?
- Bueno, el álbum contará con el dueto que hice con Iyaz y Justin.
- ¿Estarán en el disco?
- Sí, en el contenido especial –añadí sonriente.
- ¿No nos puedes revelar el título de alguna canción nueva?
- Mhm… -dudé por unos segundos- No, prefiero que sean sorpresa.
- Al menos dinos cómo se llamará el disco.
- Se llamará first steps to the top.

Abrió los ojos como platos.

- ¿Y por qué ese nombre? –preguntó con curiosidad.
- Escogí ese nombre porque con este álbum empezaré de lleno al mundo de la música. Será como la primera puerta que abriré hacia nuevas experiencias. Será el que me lleve a conocer más los gustos de mis fans y a poder mejorar según qué cosas.
- Wow, original. Muy original –me halagó.
- Gracias –dije entre risas.
- ¿Y qué tal te sienta ser portada en Marie Claire? –sacó de repente la revista y lució la portada donde aparecía yo y mi nombre en grande.

Me eché a reír y el público también.

- Supongo que… de maravilla –contesté encogiéndome de hombros.
- Se nota, porque sales realmente bien –le echó una ojeada a las páginas- ¿Justin que dice de las fotos?
- Aún no hemos hablado sobre esto, creo que ni sabe que ha salido a la venta.
- Bueno, cuando vea la entrevista lo sabrá. Hablando de Justin, ¿qué tal le va todo en la gira?
- Genial. Me habla mucho sobre sus fans latinas y dicen que son de lo mejor. Son muy dedicadas y eso le encanta.
- Muy efusivas –comentó haciendo un gesto con las manos.
- Sí –dije riendo.
- ¿Y cuándo os veis? Han salido rumores de que quizá te vas una o dos semanas con él.
- Sí, el catorce cojo un vuelo y me voy con él siete días.
- Wow, eso será genial.
- Sí, estoy deseando que llegue ya el día de irme con él.
- Aw, ¿lo echas de menos?
- Mucho –acepté entre risas- Es raro no tener que verlo cada día cuando lo tienes al lado de tu casa.
- Sí, ¿verdad? No poder espiarlo mientras se cambia de ropa tiene que ser frustrante.

La gente empezó a reírse y yo, para no quedarme con cara de póker face, también me eché unas carcajadas. En el fondo me estaba muriendo de la vergüenza, pero el comentario ha sido gracioso.

- Me dirás que es mentira –comentó sarcásticamente mirándome- O sea, estás obligada a espiar a Justin Bieber si lo tienes como vecino.
- Lo sé, mamá me castiga cuando no me ve asomada a la ventana y babeando –solté entre risas.
- ¿Y cómo te castiga? –me siguió el rollo.
- Me quita los prismáticos para no poder usarlos por la noche –el público volvió a reir. La entrevista estaba resultando ser divertida.
- Por cierto, hay un nuevo rumor y esta vez algo más… contundente.
- ¿Qué dicen ahora?
- Es sobre tu padre –hice una mueca- Sí, puede que te resulte raro, pero van diciendo que a tu padre le han dado la condicional y ha salido de la cárcel.
- … 

14 comentarios:

  1. QUEEEE???¿¿¿!¿¿¿!?¿!?!?¿!?!¿?!?! QUE EL BPUTO DE MI "PADRE" SALIO DE LA CARCEL ES UN HIJO DE PUTA PENDEJO LO ODIO OJALA SE PUDRA OS ODIO A TI, "PADRE" Y A LA PACHAMAMA !!!!!¡¡¡¡ ¿Que tenia que ver eso? ok solo siguela :O que se pone interesante

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. cuando dije "OS ODIO A TI" quise decir que a mi "padre" lo dio uso mucho el "" xD :P

      Eliminar
  2. CONCHE TU MARE, ME MUERO, ME MUERO. OSA', CASI ME BESO CON EL BEADLES, SE VA LA LUZ, ME DICEN QUE MIS ABUELOS ESTÁN MAL, ME VOY A CASA, VENÍS A VISITARME Y CHRIS SE PONE A MI LADO PASANDO SU BRAZO POR MI HOMBRO Y ACARICIANDOME EL PELO. OC. HE LLORADO PUTA, ME HA ENCANTADO, I CAN'T, ES DEMASIADO, COMO ESTO SIGA ASÍ, NO LLEGO A FIN DE AÑO.

    ResponderEliminar
  3. Hostias. Tu pae', melona ._. A que saco las garras y e pego e_é JAJAJAJAJA. Diooos a la Carol le ha tenido que dar algo, dios. kdsjfndskjfnskjt Seguro que se besan en la despedida sdkjf jerjerjerrrrr :))
    Melona, me ha gustado mucho el capítulo :3 Pero dios, lo del padre. sdkfjnsdkjfndskjfndsjkfn publica rápido. Aunque seguramente no publiques hasta el 10 -lsdkfnmsdf- :))))) JAJAJA Mi cumpleaños, aunque sea el miércoles, lo celebro el jueves. Como el viernes no hay instituto y eso, puedo quedarme hasta la hora que me de la gana :)) JAJA
    Unnnn beso melona, te amou<3

    ResponderEliminar
  4. WEEEEEEEEEEEE. MI PADRE FUERA??? nononononononononoononon que se puuuudraaaaaaa en la puta carcel. asdfghjkjhgfdsasdfghjklñkjjjkikjmkiujmkiujmkuyhnjkiujhnm.
    Pobre Carol, que debe estar muriendo lentamente en su casa... CASI BESO... YO SABÍA QUE ELLA NO MENTÍA, HUBO CASI BEESOOOOOO!!ASDFGHJKJHGFDSZXCVBJLLJVCVBNJDFES.

    Liza te recuerda que el 2/11 es su cumple :)sdfgk... parece que la novela llega hasta ahí, ¿no?, bueno... solo te recuerdo. *Re pesada*.
    Un gran beso Mina, te quiero muchooo.... chau chau.

    ResponderEliminar
  5. QUEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE????????? MI PUTO PADRE SALIO????? ME MUERO xd TODO POR CULPA!! EL BESO AISH QUE HERMOSOS CAROL Y BEADLES!! ohhhhhhhh LA ENTREVISTA!! ME AH CACHADO EL PRESENTADOR JAJAJAJAJAJAJAJAJA LO AME...............JJAJAJAJAJAJAJJJAJAJAJAJ
    sfnaskjfncsjkd skxxc skdf nasjd nv ksdnvksdjnvskdjfsdkjfhw
    HERMOSO.
    MY FEELINGS I CAN'T SNASNASKJNFASKJFNASJDA...
    Chauuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu..............

    ResponderEliminar
  6. queeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee??????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????? como es que pusiste????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????? que salio de la carcel?????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????? la reconchisima puta madre que lo recontra mil pario !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! no puede salir de la carcel nooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo.ojala que el sueño no tenga nada que ver y terminemos muertas ??? o mejor que no salga de la carcel y se quede por una eternidad.la ultima me gusto mucho:)la de la eternidad!!!!! ajajajajjaj me gusto mucho el capi. sivfgdsiufgvihdvfirgbdiugsifvhdvfhdvzhvdcxvk a la mierda la luz y a la mierda el puto mensaje!!! no quier que se valla carol bcfuwdgwkcgfsdikug por que mierda se fue la luz?shbdihfchidybskhbfhsdbhkfbvrhbk quiero ver a justinnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnn
    chau beso

    ResponderEliminar
  7. queeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee?????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????'' salio de la carcel??????????????????????? me muero nonnonnnoonononononon no puede ser la reconchisima puta madre que lo recontra mil pario !!!!!



    nooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo Carol se va :'( NO QUIERO QUE S E VAYA






    YA QUIERO QUE SEA 14 DE DICIEMBRE PARA VER A JUSTIN
    ,,HGVCDFGHGFDSDFGHNHGFDFGHGFDBHGDVBGFDFGHJTRFVBHGFVBHGDVBHGTRDVBHGDGHTDFVHGTFVBHTFVBHYTFVBHGTFVBHGTFHYHHFGHTFGFGHFGG

    SI NO SE U VIERA APAGADO LA LUZ CHRIS Y CAROL SE U VIESEN BESADO LPM




    BESOS CHAO, CHAU, ASTA LOGO, BYE, ETC .....





    ResponderEliminar
  8. Siguelaaaaaaaaaa joder esta muy buenaaaaaaaa

    ResponderEliminar
  9. Me encantoooooooooooooooooooooooooooooo!!! pobre Carol. Pero casi se besa con Chris, awwwwwwwwwwwwwww q ternuritas♥. Padre de mierda y la concha de su madreeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee puto! jajajaj eeeeeeeeeeeeeeeeehhh... bueno, en fin, me encanto. Quiero q sea miercoles:). Chaoooooooooooo, besos.
    PD: no comente antes porq el finde no estube en casa y no lo pude leer, recien hoy tuve tiempo. besos

    ResponderEliminar
  10. primeeeeeeeeeeeeeeeeeeeero lo siento por tardar tanto. Ya sabes, institutos -.-
    Me ha encantado la maratón joder, demasiado. hgdhsgbhgdbhgdbvhb y anda, si serás guarra que vas y me lo dejas así, mala persona >.< mi padre... pff, tu verás.. miedito, ahí pasará algo, que me lo huelo JAJAJAJAJAJ he leiddo la primera entrada de 'y hasta el diez nada' y me he cagado en todo, pero he visto la fecha en la que estamos y es mañana, loco. WEWEWEWEWEWEWEWEE y además el cumple de julia, party hard c: Eso es todo cariño, te quiero <3

    ResponderEliminar
  11. Noo puede salir ese de la cárcel tiene que ser mentira. jaja asdfghjk me encantooo la maratón, hoy quiero el siguiente capítulo *__*
    Anto.

    ResponderEliminar
  12. ASDFGHJK CHRIS Y CAROOOOOOOOOOOL MUERO ASDFGHJKJHGFDSEDRTHJHGFDERTH
    NOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO ESE CABRON NO PUEDE SALIR NOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO

    ResponderEliminar

¿Por qué no me sacas una sonrisa con un comentario tuyo? Vamos, es gratis.