¿Cuántos somos ya?

6 de agosto de 2012

Never let you go. {106}

Sigue siendo Kidrauhl.

- Tú confía en mí, ¿sí?

Cogí su cara entre mis manos y besé rápidamente sus labios. Sólo era un beso para darle confianza, para que se le pasara el plan de que yo quería “violarle” o algo por el estilo. Pero él no lo captó así. Rodeó mi cintura con sus brazos y, a pesar de que estuviera enfermo y mareado, mientras me besaba sabía mantener bien el equilibrio. Me pegó tanto, tanto a él, que casi me puse yo enferma al tener tan cerca su piel contra la mía. Recordad que la cazadora estaba desabotonada y el top era corto, por tanto estaba al descubierto mi vientre. Fue bajando las manos con lentitud, casi decidiéndose entre si tocar o no mi culo. No lo hizo. En el fondo me quedé como si no le gustara mi cuerpo, pero después comprendí que era respetuoso con eso de las distancias. Pero hizo algo que me sorprendió, que me erizó la piel y consiguió que perdiera la cordura totalmente. Deslizó sus suaves y temblorosas manos por mi espalda, por dentro de la cazadora.

Me estaba pasando, me estaba pasando muchísimo y tenía que cortar ya el rollo. Abrí los ojos un poco, él los mantenía cerrados mientras uníamos una y otra vez nuestros labios. A la bañera le faltaba poco para estar a punto de desbordarse por culpa del agua, así que lenta y delicadamente me separé de él.

- Nos hundiremos si no cierro el grifo –me aparté de él y cerré la manilla.
- ¿Tengo que bañarme? –preguntó con aire de niño enfurruñado.
- Sí, cielo –junté su nariz con la mía e hice un “beso de esquimal”.
- Qué tierna –comentó risueño.
- Ya, pero quítate el pantalón.
- ¿Qué?
- ¿Tengo que hacerlo yo? –pregunté poniendo los brazos en jarra.

Suspiró frustrado y con resignación. Yo reí divertida, aunque me tapé la boca con la mano para que no me viera. Se cabrearía más. Deslizó el pantalón de la cadera hacia las rodillas, y con ayuda de las manos se lo terminó de quitar. Me lo lanzó y quedó completamente en bóxers. Recorrí su figura de adonis con la mirada y arqueé una ceja. Estaba demasiado bueno, todo hay que decirse.

- Me intimidas –comentó rascándose el pecho.
- No es mi culpa que estés tan violable.
- Sabía que querías violarme –me señaló varias veces con el dedo índice y yo reí.
- Supongo que es uno de tus muchos sueños por cumplir, pero de momento eso no sucederá.
- Directamente porque no sería violación, yo me dejaría.

Mis mejillas ardían. Esbocé una sonrisa tonta y le di un leve golpe en el hombro, no quería hacerle daño ya que estaba enfermo y no se encontraba bien. Aunque quizá no le he hecho ni cosquillas. No es que pegue muy fuerte, la verdad.

- Vale –suspiré- Como no voy a ver tu Bieberconda –se echó a reír y proseguí aguantando las ganas de carcajear fuertemente por su risa histérica- te meterás en la bañera así.
- Pero puedo quedarme desnudo y tú irte.
- Ya, y me chupo el dedo –él me miró pícaramente y desvió la mirada de mis ojos mientras sonreía- Eres un cerdo.
- No soy la única persona en esta casa que tiene la mente sucia.
- Bueno, así he nacido y así moriré.
- Lo mismo digo.
- Métete en la bañera –le ordené.
- Métete conmigo.
- Justin.
- ___ .

Estaba perdiendo la paciencia. Justin estaba ganándome en su estúpido juego y lo sabía perfectamente, así que él seguía y seguía. Quería hacerme enloquecer y volverme loca.

- Justin Drew Bieber Mallete, haz el favor y métete ahora mismo. Te tiene que bajar la fiebre.

Miró el agua por un momento. Del grifo caían gotas cada un minuto o así, 
era lo único que se escuchaba aparte de nuestras respiraciones. La mía tratando de no ser demasiado jadeante a causa de su proximidad de su semidesnudo cuerpo.

- ¿Te hago un croquis o sabes meterte? –pregunté apoyándome en el mármol donde nos lavábamos las manos.
- No, métete conmigo y hablamos sobre lo del croquis.
- Y dale.
- Duro.
- ¿Qué? –me eché a reír- ¿Qué paridas dices, Justin?
- Dale duro, nena.

Nos echamos a reír fuertemente y aproveché para meterlo yo en la bañera, pero nada más poner un pie se apartó rápidamente.

- ¿Te aprovechabas de mis paridas, no? Mala persona.
- Va, nene –pedí poniendo cara de cachorro.

Bufó resignado, como antes había hecho. Se metió en la bañera y el agua de ésta le cubría hasta la altura de las rodillas. Fue soltando aire poco a poco a medida que iba sentándose. Pero cuando estuvo apunto de hacerlo se negó.

- No puedo, está congelada –se quejó.

Caminé hacia él y me senté en una de las esquinas, donde se solía poner el champú y esas cosas. Cogí su mano y poco a poco fue metiéndose hasta quedar sentado completamente.

- Me debes un favor muy grande –dijo tiritando de frío.
- Encima, si soy yo la que te está cuidando.
- Va, nos hacemos un favor mutuamente –zanjó riendo.

Nos quedamos en silencio. Le acariciaba la mano suavemente mientras que con la otra, la que tenía libre, la mojaba de vez en cuando para jugar con el agua. Desde el ángulo en el que estaba sentada, se obtenía una clara vista de su cuerpo. Los bóxers habían adaptado un color más oscuro, un morado más fuerte, a causa de estar mojados. Sonreí para mis adentros. Él alzó la cabeza de modo que pudo verme, tenía ojeras debajo de los ojos, pero estaba precioso de todas formas. Le mojé un poco la cara, lentamente, para que el agua congelada no le topara de sopetón. Él me apretó la mano.

- ¿Sabes? Esto en el fondo es incómodo, pero me gusta porque tenemos la suficiente confianza como para estar medio desnudos delante del otro –comentó Justin mirándome.

Yo me encogí de hombros y le sonreí mientras soltaba un  profundo suspiro. Tenía razón. A mí no me daba vergüenza quedarme en ropa interior delante de él. Me había visto en bikini varias veces y eso es algo de lo mismo.

- ¿Puedo salir ya? –preguntó.
- No –me puse de pie y le mojé un poco más la cara, sobre todo la frente para que la fiebre se le bajara más.

Pero al hacerlo él se incorporó de tal forma que pudo agarrarme perfectamente de la cintura y hacerme caer de culo en el agua. Las piernas me salían de la bañera, pero con mis gritos y movimientos bruscos conseguí meterme completamente, encima de él. Y por si fuera poco, la puerta se abrió y por ella pareció Pattie con un par de bolsas en las manos. Se sorprendió tanto que casi se le salen los ojos de órbita.

- ¿Qué pasa aquí? –preguntó anonadada.

De por sí, la escena ya era bastante bochornosa como para que mi suegra me pillara encima de Justin en una bañera, donde no se sabía si Justinél iba o no completamente desnudo. Quería morirme, que la tierra se abriera en dos y me tragara, o directamente desaparecer de ahí por arte de magia.

- Oh, hola mamá –dijo Justin tan tranquilo. Escondí la cara en su cuello, no tenia valor ni para mirar a Pattie a la cara- ___ está bajándome la fiebre con un baño de agua fría, pero es tan patosa que se ha caído dentro.
- Ya –contestó su madre- Sentada encima de ti a horcajadas.

Dios mío, ahora sí quería morirme. Pattie se había molestado.

- No voy desnudo, eh mamá –le aseguró su hijo por si eso era lo que más le preocupaba- Llevo los bóxers debajo.
- Oh, sí –comentó riendo- Eso me alivia muchísimo.

Alcé la vista y Justin me miró tratando de reprimir unas carcajadas que saldrían vacilantes de su boca. Estaba con las mejillas tan rosadas que casi parecía que me hubiese maquillado con mil quilos de colorete.

- En realidad, Pattie –dije con un hilo de voz y muerta de vergüenza-, esto no tendría que haber pasado, pero ya lo ha dicho Justin, soy muy patosa –enfaticé las últimas palabras mientras miraba asesinamente a Justin, ya que eso era mentira. Había sido él el que me había hecho caer dentro de la bañera.
- Hagamos una cosa –propuso- Yo olvido esta escena que posiblemente rondará por mi mente durante bastante tiempo y vosotros salís de ahí.
- Sí, mejor –acepté yo.
- Bueno, estaré abajo dejando la compra –avisó agarrando las bolsas que se habían caído al suelo tras habernos visto en ese plan- Justin, después baja, tengo que darte la pastilla.
- Vale.
- Pues... adiós.

Cerró la puerta y suspiré profundamente mientras dejaba caer el rostro en el cuello de Justin. Él soltó unas carcajadas mientras apartaba mi cabello con sus manos mojadas y depositaba un beso cerca de la mandíbula inferior.

- Te mataría –dije para darle después un pequeño mordisco, cosa que hizo que riera aún más.
- ¿Y por qué no lo haces ya?
- Porque en el fondo te quiero demasiado.

Y de nuevo se formó ese rotundo silencio en el ambiente, que tan sólo era interrumpido por el irregular y agradable sonido que hacían las gotas del grifo que caían al agua. Justin suspiró en mi oído y me hizo perder la cordura por completo. Alcé la cabeza y me topé con esos fogosos ojos miel que tanto deseaba ver siempre, noche y día, a cada segundo. Jamás me cansaba de su intenso color. Se relamió los labios, quedando húmedos y brillantes. Mis manos, las cuales estaban inmóviles en el suelo de la bañera, ahora subían lentamente por su espalda, recorriendo su columna vertebral con el dedo índice. Haciendo que se arqueara levemente hasta que mi pecho y el suyo quedara unido por completo. Me apretó fuertemente por la cintura, pero ahora sus manos estaban algo más abajo. Rozó con lentitud mis labios con los suyos, y finalmente, como quien no quiere la cosa, me besó con pasión. Nuestras bocas ahora no eran lentas, sino rápidas. De vez en cuando se oía su respiración agitada con la mía, pero eso no era nada comparado con el ‘bum bum’ de mi corazón al latir. Era incesante.

Me separé de él cuando mi piel empezó a darse cuenta de la baja temperatura del agua. Caí en que Justin llevaba ahí demasiado tiempo y quizá estaba cogiendo mucho frío. Pero él no quiso que entre nosotros hubiese distancia. Dejó una hilera de besos por mi cuello hasta llegar a la loma de mis pechos. Ahí me quedé patidifusa. Nos estábamos dejando llevar demasiado. Pero la excitación en mi cuerpo aumentó cuando de mi garganta salió un inaudible gemido. La cazadora me estaba molestando, y Justin pareció haberme leído la mente, así que me la quitó. La tiró al suelo y mi cuerpo quedó casi al descubierto sino fuera porque llevaba la falda que ahora mismo se me había subido hasta un poco más arriba de los muslos. No podía seguir con esto, no. Sé que Justin pararía, porque él es mucho más concienzudo y responsable que yo, pero me estaba cegando por completo y si fuera por mí, esto continuaría a más. A mucho más.

- Justin –dije ahora entre sus labios, ya que había subido su boca a la mía.
- ¿Sí? –perfiló con su lengua el borde de mis labios.
- Quizá tendríamos que parar con esto –opiné poniendo mis manos en su pecho para alejarlo un poco de mí y así tener mejor vista de su rostro en general- Es una locura.

Él se pasó una mano por el cabello, mojándolo más de lo que ya estaba. Suspiró y me miró. Él también se había dado cuenta que esto era una locura.

- ¿Sabes que hemos estado demasiado tiempo alejados y ahora cualquier cosa que hagamos me parece de todo menos una locura?

Le acaricié la mejilla. Claro que tenía razón, si fuera por mí, ahora mismo, estaría preparada para hacer el amor con él. Sólo con él. Porque lo amo y sé que con él estoy lista para todo. Pero no, es pronto y quizá él… no sé. No estoy segura ni de lo que pienso. En mi mente se está formando una pequeña nube gris que no me deja mentalizarme con claridad.

- Lo sé, mi amor, lo sé –le apoyé- Pero en serio, ¿quieres perder la virginidad conmigo en una bañera y estando tu madre rulando por casa?
- Dicho así…

Le besé fugazmente.

- Tenemos todo el tiempo del mundo.
- No sé si te acordarás, pero hace cuatro días hicimos tres meses –cambió radicalmente de tema.

Una sonrisa se asomó por nuestros labios. Los unimos de nuevo y nos dimos varios picos seguidos mientras la sonrisa aún seguía presente-

- Los tres mejores meses de mi vida –comenté feliz.
- Tendríamos que hacer algo.
- ¿Estando tú enfermo? Ni hablar.
- Ya no me encuentro tan mal –sonrió de lado.
- No sé si se te ha bajado la fiebre, Justin –dije pesadamente- Para mí que con todo lo que hemos liado ahora, se te ha subido.

Él se echó a reír.

- Posiblemente.

Me perdí en sus ojos durante una fracción de segundos que, a pesar de haber sido muy poco tiempo, a mí me pasaron años. Le sonreí involuntariamente, como un acto reflejo. Le acaricié el cabello y besé sus labios.

- Amo cuando eres así de cariñosa –susurró.
- Soy así siempre –al segundo capté mi error y rectifiqué- Bueno, desde que te conocí.

Él suspiró profundamente.

- Será mejor que salgamos, estoy empezando a coger frío.
- Sí, y yo.

Me levanté yo primero y él me siguió. Le pasé un albornoz que había colgado y él se lo puso. Miró a su alrededor para buscar una toalla o algo, pero no habían. Estaban en el armario. De repente bajó la mirada por su cuerpo semidesnudo, parándose en el bóxer.

- Mierda, como abulta –susurró mientras se tapaba esa zona con el albornoz.
- Qué cerdo –le había escuchado perfectamente.

Él alzó la vista y enrojeció. Al segundo empecé a reírme y él me siguió las risas. Hasta ese momento no me había dado cuenta que estaba toda mi ropa mojada y, lo peor, que tenía frío.

- Te mataré Bieber, mira mi ropa.
- No sé yo, pero creo que será Madison la que me mate –mi estilista era una histérica en cuanto a la ropa.
- Sí, posiblemente ella sea peor que yo.
Soltamos unas risas.
- Ven, anda –se acercó un poco a mí y me abrazó de modo que pudimos taparnos con su albornoz. Se estaba a gusto- Te quiero mucho.
- Yo también te quiero –le sonreí tiernamente.
- ¿Puedes quedarte a dormir hoy conmigo?
- Si me deja mi madre sí, ya sabes como es ella respecto al tema de que durmamos juntos.
- Sí, lo recuerdo.
- Y creo que tu madre apoyará la opinión de la mía después de habernos visto en la bañera juntos –los dos nos echamos a reír tras imaginarnos esa escena en nuestra mente- Pero ha sido gracioso.
- Y tierno.
- Y romántico –añadí.
- Y sobre todo perfecto –besé sus labios rápidamente y él esbozó una sonrisa.
- Bueno, ¿qué tal si vamos a buscarte algo de ropa y ya de paso algo para mí? No quiero ir mojada todo el rato.
- Sí, enfermarás –dijo preocupado.

Caminamos los dos aun abrazados y tapados por el albornoz hasta conseguir una toalla para mí. Me sequé un poco mientras Justin rebuscaba algo de ropa para él y para mí. Fue al lavabo y se cambió. Vino con un pantalón largo rojo de pijama y una camiseta básica de color blanco.

- ¿Ves? Así sí –aprobé su vestimenta.

La puerta se abrió y por ella apreció Pattie con una pastilla y un vaso de agua.

- ___ , tu madre ha llamado y dice que si te quieres quedar a dormir aquí, que ella mañana tiene que ir a no sé dónde y no te quiere dejar sola –espera, ¿quedarme sola? ¿A caso Julia era un holograma?
- Por mí bien –contesté mirando de reojo a Justin, el cual estaba bebiéndose el agua- Pero no entiendo eso de que me quedaría sola, ¿dónde dormirá Julia?
- Oh, es que ella se queda a dormir con Chaz por eso de su cumpleaños, ya sabes.
- ¡Mierda! –exclamé. Me había olvidado completamente de ella. Me matará- Le dije que después de la entrevista estaría con ella.
- Pues está con Chaz, o sea que si quedas ahora con ella no te hará mucho caso –comentó Justin. Tenía razón, cuando está con él, el mundo deja de existir para ella.
- Pero mierda, es que Somers la quiere llevar a un sitio, y le tengo que vestir y esas cosas.
- No es una cría, se puede arreglar solita –comentó Pattie riendo.
- No, no, pero tiene que ponerse algo que le he comprado para la ocasión.
- ¿Otro regalo más? –preguntó Justin sorprendido- La cámara te ha tenido que costar pasta.

Me encogí de hombros y sonreí de lado inocentemente.

- Bueno, pues vas, le vistes y esas cosas y vienes, ¿sí? –dijo Pattie.
- Claro.

Se iba a ir por la puerta, pero rápidamente me miró y vio mis pintas.

- ¿Quieres que te deje algo? Vas toda mojada.
- No, ahora voy a casa y me cambio.
- Vale.

Se marchó y busqué el bolso, que al parecer se había metido por debajo de las sábanas tras haber estado haciendo el gamba con Justin en la cama. Él se sentó en ella y se rascó la cabeza mientras me miraba.

- ¿Tardarás mucho? –me preguntó.
- No sé, ¿qué hora es? –la miré yo misma. Las siete y veinte- Chaz pasa a por Julia a las ocho y tiene que estar vestida, maquillada, peinada y relajada.
- ¿Dónde la llevará? Me lo ha dicho esta mañana pero no me acuerdo.
- A un restaurante y después… pues no sé. Pero tiene que ir elegante –dije eso con énfasis-, pues el sitio es bastante caro.
- Al igual Chaz se presentará en traje –comentó Justin incrédulo.
- Pues capaz –empezamos a reírnos y me acordé que tenía que ducharme, ponerme ropa cómoda y empezar a preparar a mi amiga- Bueno, cielo, no tardo. Tengo que hacer lo de Julia.
- Cenas aquí, ¿verdad?
- Sí –dije sonriéndole.

Me acerqué y le di un beso rápido en los labios. Busqué los tacones que estaban debajo de la cama y me los puse.

- No te enfermes por el camino –dijo Justin.
- Si estamos al lado, no tardo ni diez segundos en estar en casa –solté mientras me reía.
- Bueno, perdón por preocuparme por mi novia –se hizo el ofendido y le besé de nuevo para irme definitivamente de casa.
- No tardo.
- Vale –me sonrió y cerré la puerta.

Bajé las escaleras con cuidado de no resbalarme. Siempre he sido muy patosa, y más si voy completamente empapada y con unos taconazos de aguja completamente mortales para mí. Pasé por el lado de Pattie y le besé la mejilla rápidamente para después despedirme de ella con la mano. Cerré la puerta con una sonrisa en la cara y eché a correr hacia mi casa. Busqué las llaves con rapidez, pues tenía frio y estar mojada de pies a cabeza no ayudaba mucho.

Cuando entré, mi madre y Julia me miraron con el ceño fruncido. Dejé las llaves en un pequeño plato de decoración que había en la mesita de la entrada y colgué el bolso en el respaldo de la primera silla que tenia más cerca.

- No hay tiempo para explicaros por qué voy así, sólo puedo resumiros que Justin y yo estamos bien y que me quedo a dormir a su casa –en ese momento miré a mamá- ¿Qué tienes que hacer, mamá?
- Dentro de una hora cojo un vuelo a Nueva York para estar ahí una semana por tema de trabajo.
- Joder, ¿y me lo dices ahora? –pregunté molesta.
- Me llamaron hace unas horas, y como estabas en casa de Justin y tardabas tanto, supuse que estaríais haciendo las paces y no quise molestarte.

Me encogí de hombros y ladeé la cabeza. Una explicación lógica y comprensible. Miré a Julia, ésta estaba sentada en el sofá mirándome. Sí, con total tranquilidad, pero seguro que los nervios la carcomían por dentro y quería irse ya a su cita con Somers.

Justo en ese momento reaccioné que estaríamos una semana sin mi madre y, que por tanto, estaríamos sola, sin nadie que nos hiciera la cena y demás cosas. Sin nadie que nos llevara a clase por la mañana. Mierda, una semana.

- Espera, ¿dormiremos aquí o es sólo esta noche? –le pregunté respecto a su viaje.
- Sólo esta noche, si queréis. Pattie dice que os podéis quedar toda la semana ahí.
- O sea que yo duermo también ahí –dijo Julia.
- Sí.
- ¿No puedo dormir con Chaz?
- No –respondió mi madre rápidamente.
- Oh, vamos ___ (tu madre).
- Ya veremos –caminó hacia las escaleras- Yo voy a terminar de arreglar la maleta. Julia vístete, que dentro de nada vendrá Chaz, y tú –dijo mirándome-, ponte algo seco que enfermarás.

Y dicho esto desapareció, dejándonos solas en el salón, con la mirada confusa y perdida. Mi amiga estaba ya comiéndose las uñas, se quedaría sin. No es que tuviera muchas, y cuando se ponía nerviosa parecía una máquina. Arrasaba con ellas en cinco minutos. Tanto que se hacia sangre y le dolían.

- No te muerdas las uñas –dije dándole un manotazo ahora que estaba sentada a su lado.
- Es que estoy nerviosa –comentó suspirando- En un rato me voy con Chaz a no sé dónde y no sé qué me tengo que poner.
- Para eso está tu melona, tonta –le recordé sonriendo ampliamente y mostrando mi blanca dentadura.

Ella arrugó la frente, poblándola de arrugas.

- Tú sube y dúchate, del vestuario me encargo yo.
- ¿Estás segura?
- ¡Completamente! –le di un golpe en la pierna y nos levantamos a la vez, casi con coordinación- Anda, vamos. Mientras te duchas me pondré algo seco.

Caminamos hacia las escaleras y cada una se encerró en su habitación. Abrí el armario y vi la gran funda de cuero donde dentro estaba el vestido de Julia, su segundo regalo de cumpleaños de parte mía. Lo saqué y lo dejé sobre la cama, junto los zapatos que también le regalaría. No es que fuera mucho de vestidos, y mucho menos tacones, pero estaba completamente segura que le encantaría la ropa.

Busqué entre los cajones algo seco y cómodo. Un pijama. Sí, iría ya a casa de Justin con el pijama puesto. ¿Para qué ponerme ropa de calle si en cero coma me la quitaría? Era de tontos. Aparte, vivíamos al lado, así que no me daba vergüenza ir con esa vestimenta. Cogí un pantalón largo rosa y una camiseta blanca básica de manga larga. Me puse las zapatillas que siempre solía utilizar y me recogí el pelo en un improvisado moño.

Me pasé por la habitación de Julia para ver si ya estaba fuera, y pude oír aún el sonido de la ducha. Ni siquiera había salido. Igual, acababa de entrar y no es que fuera muy rápida bañándose. Volví a mi cuarto y decidí hacerme la mochila con la ropa que usaría mañana, ya que dormiría en casa de Justin y posiblemente después iría al estudio por lo del álbum o, depende de cómo estuviese Justin, salir a pasear con él. Una vez que terminé de preparármelo todo, cerré la mochila y me pasé por Twitter desde el móvil, me interesaba saber qué pensaban mis fans sobre la actuación de esta mañana.

Por suerte, a todas les había encantado mi forma de ser. Y por si fuera poco, muchas ya tenían icons, frases y demás cosas mías. En Tumblr habían muchos gifs míos donde explicaban ciertas escenas de la entrevista. El que más aparecía era el que yo decía que todas las beliebers eran novias de Justin. La verdad es que era muy tierno que hicieran cosas como esas. Y lo que más me gustaba era que estaba empezando a recibir mucho cariño por parte de las beliebers.

Pude oír a lo lejos como Julia salía del baño, así que me dispuse a caminar hacia su habitación para comprobar que no me equivocaba. Cuando entré, esta estaba envuelta en una toalla blanca buscando algo en el armario con el rostro frustrado.

- Pero si te he dicho que del vestuario me encargaba yo, capulla –dije apoyada en el marco de la puerta.

Esta se sorprendió al oír mi voz y se giró con una mano en el pecho.

- Me has asustado –dijo con los ojos abiertos como platos. Suspiró- Y… ¿y qué me pongo, eh? No sé cómo tengo que ir. No sé a donde me lleva, cómo de formal es el sitio… ¡No tengo ni idea!
- Cálmate, Julia.
- No puedo, es la primera vez que salimos de este modo.
- Habéis salido muchas veces a comer.
- Pero no como esta ocasión, no eran citas formales.
- Oh, entiendo –dije riendo- Espera aquí.

Volví a mi habitación con su vestido y zapatos y de nuevo estaba ya con ella. Al ver la gran funda de cuero que llevaba colgando del brazo y los bonitos zapatos que tenia agarrados con la otra mano, abrió más los ojos. Casi parecía que fueran a salirse de órbita.

- ¿Qué es eso? –preguntó cuando había dejado las cosas sobre su cama.
- Ábrela –dije señalándola con la cabeza.

Me sonrió y bajó la cremallera lentamente para poder ver el precioso vestido que esa misma noche llevaría para la cita con su novio. Abrió tanto la boca que casi se le desencaja la mandíbula. Noté que contuvo la respiración por unos segundos y, cuando estaba empezando a preocuparme por ella, se me lanzó a abrazarme mientras soltaba pequeños gritos de emoción.

- Dios mío, es precioso –dijo tapándose la boca de asombro- ¿Es tuyo? ¿Me lo prestas?
- No, es para ti –contesté riendo- Es tu segundo regalo de cumpleaños.
- ¿Me lo has comprado? –su mirada rápidamente se llenó de furia- ¡No debías hacerlo! Ya me has regalado la cámara, no tendrías que haberme comprado esto –dijo señalando el vestido- ¡Seguro que te has gastado más de trescientos dólares conmigo!
- Eh, el dinero ahora no importa, ¿vale? –saqué la prenda de ropa de la funda y cogí los zapatos para dárselos- Te los pones y me avisas cuando termines, tengo que maquillarte y peinarte.
- ¿Qué me harás? –preguntó cogiendo las cosas.
- No lo sé, ya veremos –la empujé hacia el baño y se encerró en él- Cabezona.

Seguí en Twitter y decidí contestar, seguir y tuitear más cosas. “Me ha encantado esta experiencia. Ha sido la primera vez que actuaba para tanta gente y me he sentido muy abrumada por vuestro apoyo. Gracias por estar conmigo desde el principio, y espero que sea hasta el final. Os amo.”

Cuando la puerta del baño se abrió, vi a Julia con el precioso vestido y el pelo ya seco. Era raro, no había oído el ruido del secador. Le sonreí para afirmarle que le quedaba genial, sobre todo los tacones. Ese color le sentaba genial, realzaba su piel y la tonalidad de sus ojos. En general, el color siempre le ha hecho estar más guapa.

- Vale, ahora a peinarte y a maquillarte –me levanté y caminé hacia el baño.

La senté en una silla junto al espejo y empecé a maquillarle. Nada extravagante o fuera de lo normal. Ya que el vestido era sencillo pero dulce, le apliqué maquillaje natural. Sombra de ojos marrón claro, pestañas largas y rizadas, algo de colorete, y unos labios brillantes gracias al gloss que le había aplicado. El peinado fue un recogido simple; un moño bajo y algún que otro clip adornado por una pequeña florecilla del mismo color que la tela del vestido. En general, iba preciosa.

Llamaron al timbre y eso hizo alarmarla más de lo que estaba. Un ‘ya voy yo’ proveniente de mi madre avisaba que abriría ella la puerta.

- Bueno, tú relájate. No te va a pedir matrimonio –pero si que le iba a proponer algo que cambiaría su vida- Tranquila, ¿sí?

Besé su frente y le sonreí. Le di su bolso con todas las cosas dentro y salí de ahí para dejarla a solas unos segundos para que se relajara. La comprendía, yo estaba igual de nerviosa la primera vez que Justin y yo salíamos a tener una cita en pareja como Dios manda. La diferencia es que a mí no me había programado ningún viaje y a ella sí. Pero claro, era sorpresa, no le podíamos decir nada.

Cuando bajé las escaleras, vi a un radiante Chaz vestido de traje negro. Le sonreí e hice una mueca aprobatoria respecto a su vestuario. Él empezó a reírse al ver mi pijama y mi pelo recogido en un moño mal hecho.

- Eh, ¿qué esperas, que me vista de princesa para ir por casa? –le di un golpe en el hombro mientras reíamos.
- No, pero algo más elegante, por favor. Que eres mundialmente famosa, ___ . No pierdas tu estilo.
- Que asco das, Chaz –dije riendo a más no poder.

Los dos estábamos hablando, pero pronto  la conversación cesó tras escuchar los tacones de Julia bajar la escalera tan radiante y elegante con ese precioso vestido que tan bien le quedaba {http://www.polyvore.com/cgi/set?.locale=es&id=47135793}. Chaz abrió la boca sorprendido y caminó hacia las escaleras para recibir la mano de su novia cuando ésta pisara el último escalón. Éste la tomó caballerosamente y le dio un beso en el dorso, haciendo que Julia sonriera maravillada por el gesto.

- ¿Le has escogido tú el vestido? –preguntó mi madre en voz baja para no estropear el momento.
- Sí, ¿es swaggie, verdad?
- No, es bonito –rodé los ojos y ambas sonreímos- Swaggie y bonito son conceptos muy distintos.
- Bueno, pero le queda bien, que es lo importante –la empujé levemente y soltamos unas carcajadas.
- Pues… -habló Chaz cogiendo a Julia de la mano- Me la llevaré a cenar y no creo que lleguemos muy tarde. Estará en casa pronto.
- Cielo, yo estaré una semana de viaje –le informó mi madre.
- Oh, ¿se podrá quedar a dormir entonces? –preguntó sonriéndole.

Mamá la miró. Si yo me quedaba a dormir a lo de Justin, ¿por qué no iba a dejarla quedarse con Chaz? Aparte, seguro que llegarían tarde, y no es plan de estar esperándola en casa despiertos. Yo estaba que me moría de sueño. Y si Justin estaba malo, también caería rendido en poco tiempo. Le di un apretón de manos para pedir que le dejara y ésta suspiró.

- Está bien, sí.

Julia y Chaz sonrieron a la vez. Estaban realmente adorables así vestidos.

- Pero sólo hoy –aseguró- El resto de la semana duermes en casa de Pattie o aquí, como quieras.
- Claro –le dio un beso en la mejilla a mi madre y Chaz hizo lo mismo- Nos vamos, adiós.
- Pasaros lo bien, chicos –les deseé antes de que salieran por la puerta. 
Los dos me sonrieron y desaparecieron- Hay que ver, cada día son más monos.
- Y que lo digas –mamá miró la maleta que yacía a su lado, ni siquiera me había dado cuenta que estaba ahí- ¿Llevo bastante para una semana?
- Creo que sí, no sé –me encogí de hombros y reí- Si vas a trabajar sí, si quieres ir a enamorarte, no.
- ¿A enamorarme? –se echó a reír- No hija, no.
- Oye, quién sabe –le pegué en el hombro juguetonamente.
- No creo que vuelva a enamorarme nunca.
- Eh, no digas de ésta agua no beberé.
- Creí que dirías tu típica frase de ‘nunca digas nunca’ –bromeó.
- Hablando de Justin…
- Yo no he dicho nada de Justin –me interrumpió riendo.
- Pero has dicho ‘nunca digas nunca’ –ella rodó los ojos- Pues eso, ¿quieres que te acompañe al aeropuerto o me voy ya a casa de Justin?
- No, vete ya. El taxi llega en cinco minutos.
- Está bien.

Subí las escaleras para coger la mochila y mirarme por última vez en el espejo. No sé por qué lo hacia, pero me terminé de arreglar algunos mechones sueltos que caían por mi cara. Me aseguré de que lo tenia todo, aunque sólo fuera por una noche y bajé las escaleras.

- Adiós, mamá –dije cuando estuve a su lado. Nos abrazamos y nos dimos un beso en la mejilla- Llámame cuando llegues.
- Y tú infórmame si haces algo nuevo, ya sea una entrevista, canción… ya sabes, cosas de éstas.
- Sí, sí –aunque sabía perfectamente que se me olvidaría llamarla todo el tiempo, ya que estaría haciendo cosas nuevas estos días. Empezaría a escribir canciones nuevas para el disco- Te quiero –besé su mejilla de nuevo y me coloqué bien la mochila.
- Y yo a ti –abrí la puerta y me despedí de ella con la mano.

La cerré y miré hacia la ventana de Justin, la luz estaba apagada. Supongo que estaría en el salón con su madre o en el lavabo. No sé. Caminé hacia su casa y llamé al timbre, me atendió Pattie.

- Creí que no vendrías, hija –dijo riendo.
- Me entretuve con Julia –admití mientras pasaba al interior. Justin estaba tumbado en el sofá y liado con el móvil- No saludes, flojo.

Él alzó la vista y pasé por su lado. Le revolví el pelo y me sonrió. Subí las escaleras y dejé la mochila en la cama de Justin. Salí de ahí para ir de nuevo con él y con su madre, ya que dentro de nada estaríamos cenando. Me sentía rara, ya que nunca había estado a solas con los tres. Siempre habíamos tenido a alguien haciéndonos compañía. Ya fueran Chaz y Ryan, cuando estaba pasando las vacaciones aquí, o los chicos, o Julia o… una infinidad de gente que Justin conocía.

Me senté a su lado, haciendo que éste pusiera las piernas sobre las mías, pero rápidamente las quitó para sentarse correctamente y así poder rodearme los hombros con sus brazos. Besó mi mejilla y le sonreí.

- ¿Qué tal te encuentras? ¿Se te ha bajado la fiebre?
- Me encuentro mucho mejor, y sobre la fiebre… -sonrió de lado tras haberme dejado con la intriga- Creo que mañana podremos hacer algo juntos.
- ¿Sí? –me ilusioné- ¿Cómo qué?
- No me apetece mucho salir a la calle y que la gente nos moleste, así que he pensado en hacer una maratón de películas tú y yo juntos.
- Yeah, es buena idea –acepté sonriéndole.
- ¿Entonces mañana estaremos los dos juntitos viendo un par de pelis mientras comemos palomitas y nos abrazamos? –propuso ilusionado como un niño pequeño con su nuevo juguete.
- Sí –besé sus labios rápidamente y reímos ante la emoción que le habíamos puesto al plan de mañana.

___________

Gosh. ¿Sabéis que sois de lo mejor que hay en este jodido mundo aparte de Justin? Bueno, pues eso, que sois de lo mejor que hay en este PUTÍSIMO MUNDO. Madre mía, que en un día conseguimos 26 comentarios. Es que, joder, me quedé con una cara de "flipa tulipa" impresionante. Y nada más que contar, sólo agradeceros de nuevo todo el apoyo que me dais y las ganas que me transmitís para que continúe con esta novela que, por lo que veo, se alargará hasta conseguir quizá más de 200 capítulos. Eso he pensado, vamos. Y ya, me despedido de vosotras. Espero que os haya gustado el capítulo de hoy.
Muchos besos.

PD: ¿Habéis visto qué foto más preciosa he puesto como cabeza de capítulo? Qué bonito es nuestro Kidrauhl, madre.

18 comentarios:

  1. uh. SOY EL PRIMER COMENTARIO!
    me ah encantado el capitulo, estuvo genial, y Julia, ah el vestido es precioso:D
    No puedo creer que Pattie aya visto a Justin & _______(tu nombre), me quede asi :O
    y creyo que Justin no erstaba en boxers. en fin ME AH ENCANTADO!:D
    Siguela cuando puedas
    un beso<3
    Regi<3

    ResponderEliminar
  2. HOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOSSSSSSSSSSSSTIA PUTA! Al final me has dejado sin Secso con Bieber y tambien sin verle desnudo kalgrhlerghk Pero igualmente me ha encantado. JAJAJAJAJAJAJAJA Pobre Pattie, se habrá quedado traumada JAJAJJAJA Y Justin: "No voy desnudo eh mama" JAJAJAJAJJAJAJA Me meo enserio, en esa parte no podia parar de reir.
    Y el proximo capitulo promete, que me quedo sola con Bieber a "ver peliculas" asjkfdlgñ LO VIOLO.
    Maaadre, desde que leo Novelas de Justin me he vuelto mas perver...JAJAJAAJAJAJA
    Bueeeno preciosa, te dejo ya que no quiero aburrirte con el comentario. Que sepas que el capitulo te ha quedado GENIAL y que lo de Julia ha sido precioso *-* ella y Chaz son muy duulces :3
    Bueno, sube pronto. Muuchos besos! te quiero <3

    ResponderEliminar
  3. dfugsbdkvhsfbvhgsfbkcjvbfjhdvbksfjvbhdgbfvsbngdfhgsnmhtgrnmhgthnhgbngtrfvbjhfkdbhgbjfdbjhvfbjhfrrrgifvjasdhbvgjefherbgvhjerbfvhjegtbyjgfetiyetyiferiygiehuifehrugferyigferyigfyerifigeryigfyigeryigfyigearglfieyargfiyleaygfiaerylgflaegilfygyf TE JURO POR QUIEN QUIERAS Q AMEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEESTE CAPITULOOOOO EN SERIO LO AMO JAJAJAJAJAJAJAJAJJAJAAJAJAJJAA. Cuando comente en el 105 por ultima vez cerre la novela porq dije: no no creo q hoy suba, pero por suerte despues volvi a entrar y estaba el 106 sos una capaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa gracias por subirlo y gracias por escribir taaaaaaaaaaaan bien y por hacerlo taaaaaaaaaaan divertido jajjajajaja NO PERO EN SERIO LOOOO AMOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO ME CAGUE DE RISA EN ESTE CAPITULO. LO AMOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO OJALA Q EL PROXIMO ESTE TAAAAAAAAAAAAAN BUENO COMO ESTE JAJAJAJ BUENO CHAUUUUU BESOSSSSSSSSSSSSSS.
    PD: SUBI PRONTOOOOOOOOOOOOOO PORFISSSSSSSSSSSSSSSSSSS!!!
    2PD: AMEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE ESTE CAPITULOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO ¿TE LO DIJE? JAJAJAJAJAAJAJA SUBI EL 107 PRONTOOOO BESOSSSSSSSSSSSS!!! SOS UNA CAPA

    ResponderEliminar
  4. QUIEEEEEEEEEERE SECSO CONMIGO. CHAZ. NO HACE FALTA UNA CENA PARA ESO. SOLO DIMELO Y YHA KSDFNSDKFJSNDKFJNDSKFJSNDFKJNDSF Huy, he puesto 'yha', pero no tengo ganas de ir y borrarlo :-) KJDSNFKJSFNKDSF ME ESTOY ALTERANDO. YEP. SKJFNDSKJFNDSKJFNDKFJDFSKJKSDFNSKDF DIOS MÍO. QUE ME DA UN PARRAQUE. SEÑÓ'. AY DSFKNDSKJNDKJFNSKJNFSDKJNFSKDJFNSKDJNGFDSKJGNKERJGERLGKDSMNEIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIJFTNHJRKENJKLR TU MELONA ESTÁ MUERTA SDKJFNSKDFNSKDJFNDKJFNSKDJFN DIOS SKJDFNSKJDF Y EL VESTIDO SDKJFNSDKJNSKDJFNKJSDFNKJSDF DIOS MIO SKDFJNSDKJFNKJDSFNKDSJFNKJSDF ME MUUUUUUEEEEEEEEROOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO KDASJDNSKDJFNKJDFNKJDFSNKJSFKJASFNKAJSFNKSJDF JAIRE, NECESITO JAIRE. SFKDSNJDSFNJKDFNDSKJFNKJDNKJDSFNDSKJNFSKDJFNKJDSFNKDSJFNKSJDFNDSKJFNDSKJFNSKDJF Quiere secso duro con migo. Si yo lo sé. KJSNDFKJDSNJKSDFNKSDFNKJDSFNKJDSFNKDSJFNKJDFNKDSJFNSDKJFNDSKJFNDKJFNDSKJFFTNHJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJERWQLKKKKR QUE ME DA UN CHUNGO AQUÍ MISMO SDFSDKJFNSKJDFNKJDSNFKJDSFNKDSJF SEÑOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO MI CHAZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZZ ME QUEDO A DORMIR EN SU CASA KSDFJNKSDFKJDSFNKJDSFNKJDSF SEEEEEEEEEEEEEEX IN DA JAUS, BITCH. KJNKJNKJNKJ MUEROMEEEEEEEEEEEEEE DIOS SANTO DSKFKSJDFNKDSJF KDSJFKDFSNLO QUE AMO YO A MI CHAZI SKDJFNSKJDFNKSJDFNKJDSF Ahora es Chazi. lollllllll KJNSDKJFNDSKJFKJDSFDSKNFKJDSFNKJAF DIOS MÍO. SI ESQUE ME MUERO. SDFJNSDKJF AHROA TENGO UNA SONRISA TONTA. 'Ahroa'. Por dio'. Que burra soy. En finKJNDSFKJSNDFKJDNFKSFNKSJDFKSDFKJDSFNSKDFJNSDKFJdelfín. NDSKFNDSKJFNSKDJFNKDSJFKDJSFN Bueno, te dejo. Estoy letyendome una novela de Justin, también. Y por dios, se me enamora el alma. Al principio la novela era un poco...shit. pero luego KNDSKJFNSDKJFNSKJDFNKJSDF AAAAAAAAAY PARRALES. QUE ME DA UN AGLO. Pero primero me tengo que calmar. Chica, me has matado. JAJA por cierto, la novela esta que te he dicho es medio perver. jijijijiji Justin es el típico malote de la universidad o de lo que mierda sea eso. AJKNDKFNDSKJDNFSKJSNKJDSFNKDSJFNKDJSNFKJDSFNKSJDFNKDSJFNKDSJFNKDF en fin sdkfjnkdfs delfankjdsfnkjsdfnksjdfnksjdfnkdsjfnkdsjfnskdfnskdfnkdsfj NO. DELFÍN NO. Joder, melona. s
    sdfkjndfskjdsnfkjdsf
    Adiós, te amo <3

    ResponderEliminar
  5. ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡DIOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSS MIOOOOOOOOOOOOOOOO DE MI VIDAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
    ¡YASMINA TE MATO! jdfhvbgvifrdecmlfvnkghbirejosklchbgroelqdcmfvnkgbhfireuodjckmlnfvkghbfuiodecknjvhbgifodcvghbfreodpcnlllllfgbihjodcvg. En serio que pedazo de capítulo tía y que vergüenza más mala cuando entró Pattie en el baño :$ ¡¡MUEROMEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE!!!
    Creo que se ha notado que me ha gustado el cap ¿no? JAJAJAJAJAAJAJ Yasmina o publicas pronto o en serio esta vez si que mueres ¬¬
    I adored u!<3

    ResponderEliminar
  6. jsaoajsosjaojsaojsaosajo me gusto arto el cap C: y espero con ansias el proximo ojala sea mañana pk mañana es mi cumpleaños y me alegraria mucho el dia poder leer otro cap ^-^ siguela por favor k me encanto :DDDD

    ResponderEliminar
  7. Holaaaaaa! Soy tu nueva lectora, creo que ya te lo dije en el anterior capi, pero como no me acuerdo, te lo vuelvo a decir jajajaja. Bueno, que el capi ha sido genial, muuuuy tierno. Me encanta como escribres. Bueno, y a ver que pasa en el siguiente. Que ganas ya*_* Bueno ya dejo de hablar y no me enrllo. Por cierto, ves como siempre comento. Bueno, solo era eso. Dejo de hablar ya. Besos, bonita!

    ResponderEliminar
  8. Me meo xDDDD pero yo quería ver a Justin desnudo *-* AJAAJAJJAA, vale. Secsooo. Que salida, dios. AJAJA y la verguenza cuando Pattie entró en el baño, dios :$ Me ha encantado -como siempre- bueno eso:) Besos^^

    ResponderEliminar
  9. JODER MADRE C-A-P-I-T-U-L-A-Z-O CON TODAS LAS LETRAS,NO HA FALTADO DE NADA!!
    UHHH BIEBER,A PUNTITOOOO Y PATTIE ENTRO Y PUM!
    DIOSS JULIA,QUE GUAPA A CENAR CON TÚ CHAZZ JAJAJA.
    RECONCILIACIÓN PERO QUE NO VEAS EHH!
    EN CASA DE JUSTIN UNA SEMANA,UNAAAAAAAAAAAAAA.
    ESCRIBO ASÍ PORQUE ESTOY LOCA PERDIDA DEL CAPITULO,ME HA ENCANTADO.
    LA MEJOR TU YASMINA QUE ESCRIBES UNA NOVELA PERFECTA DIOSSS.
    ME FLIPA,ME ENCANTA.
    ADIÓS,BSOS CIELO <3

    ResponderEliminar
  10. holaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa. estoy feliz tengo nueva compu siiiiiiiiiiiiiii y yo la estreno:)ame este capitulo jejejejejees lo mas,lo amo,indescriptible mi amor a este capitulo.me EN-CAN-TA REPITO LO-A-MO.AJAJAJJAJAJAJAJAJAJJAJA Q CRACIOSO NO ME IMAGINO LA CARA DE PATTIE AJAJAJAJAJAJAJJAJAJAJAJAJJAJAJAJAJJAJAJAJAJAJAJAJJAJAJAJJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJJAJAJAJAJAJAJAJJAJAJAJAAJJAJAJAJAJAJJAJAJAJAJAJAJAJ.CHAZ DE TRAJE PORFABORRRRR NO MA HAGAS REIR PORDIOS AJJAJJAJAJJAJAJAJ.

    TENGO NOTICIAS JEJE.JUSTIN ME CIONTAGIO (EL DE LA NOVELA)TENGO FIEBRE ALTA,VOMITOS Y MAREO AJJAJAJAJAJA PURA CASUALIDAD PERO CIERTO.SE SUPONE Q TENGO Q ESTAR EN EL LICEO PERO ESTOY TIRADA ACA EN CASA :/.SEGUILA PORFASSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSS
    YA QUIERO LEER EL OTRO CAP.AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA SUBI EL OTRO LO MAS PRONTO POSIBLE PORFAS.

    ResponderEliminar
  11. OH MY BIEBER, SECSO EN LA BAÑERA CARIÑOOOOOOOOOOO, EL PRÓXIMO HABRÁ TOCAMIENTOS EN LA CAMA CHOCHOOOSSS. LO ÚNICO QUE NO HAREMOS SERÁ VER PELIS BABYYY FUCK ALL DAY, ALL NIGHT, ALL DAY, ALL NIGHT okya. Sube el 107 o las consecuencias serán horribles chochito.

    ResponderEliminar
  12. me encantoooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo
    jajjajjajaajjajaja estubo se gracioso aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

    subi el otroo rapidoooo pliss ssssssssssssss aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa me meo de la risaaaaaaaaaaaaaaaa jajajjajajajjajajajajjajajajajjajajjajajjajajajjajajajjajaajajajjajajajajjajajjajajjajajajjjjjajjajjajajjjajajjajajajajjajajajajjajajjajjajaajajjajajjajajajjajajajjajajjajjjajjajajjaja
    BESOS;)

    ResponderEliminar
  13. ¡Has cambiado el diseño! Jo, mola mucho, es PRECIOSO.
    Es que me he pasado para leerme otra vez el capitulo porque es muy hjaksfleprhofbdwltñpeor y cuando lo entro digo: ah, me he confundido de Blog pero luego e visto el titulo del capi y... ya he sabido que era el tuyo jajajajaja Bueno, que QUIERO EL 107! *-*
    Un beso prreeeeciosa ^^

    ResponderEliminar
  14. Me encantooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo jajajaj q gracioso me imagino la escena en la q entra pattie y me cago de risa jajajajajjaja q gracioso esta reeeeeeeeeeeeeee de mas este capitulo subi prontooooooo!!! besosss:)

    ResponderEliminar
  15. Corte que ayer me abre leido unas 8,10 veces el capitulo.Es que estuvo muy asdasdasdasd♥ Justin y la puta madre,lo violo.
    Me encanto todo el capitulo.OHSI,mañana peliculas y con el,lo que va a hacer eso.MUERO MUERTA.
    Yasmi te ha quedado hermoso el diseño de tu blog,que andes genial.Besote♥

    ResponderEliminar
  16. LINDO, LINDO!, Dale, me has dejado con ganas de más. Y dios!, me dio algo de vergüenza que pattie me viera con Justin así. Por cierto andaba medio pervertido mi bebé hermoso.
    Me ha encantado la decoración del blog, rifa reharto :)
    Besos chica sexy :3
    Te quiero. Y espero que subas pronto

    ResponderEliminar
  17. Yop muriendo de hamor. El capítulo es amor.
    Ais. No estoy inspirada para comentar, lo siento. :(
    Besis. <3
    Cris.

    ResponderEliminar

¿Por qué no me sacas una sonrisa con un comentario tuyo? Vamos, es gratis.