¿Cuántos somos ya?

4 de agosto de 2012

Never let you go. {105}




- Madre mía, cómo ha molado –dijo Julia.
- Ha estado genial –opinó Christian.
- ___ ha estado tan natural y dulce que parecía que no estuviese entre cámaras –comentó mi madre orgullosa de ella. Parecía su madre, la verdad. Cosa que me agradaba bastante, en serio.
- Es una profesional –murmuré sonriendo mientras miraba a la nada.
- Y tú se lo has enseñado, tío –dijo Chaz palmeándome un hombro ahora que se había acercado a mí.
- ¿Qué dices? –pregunté riendo. No tenía ningún sentido, al menos para mí.
- Es verdad, Justin –le apoyó su novia- ___ ha llegado hasta aquí gracias a ti. Todo lo que sabe es… gracias a ti –dijo.
- Y ella te lo tiene muy agradecido, bro’ –comentó Christian.
- Si supieras lo que habla de ti se te caería la baba –dijo Caitlin.

En ese momento tuve ganas de llamarla, quedar con ella y en cuanto la viera, correr a abrazarla y besarle. Llevaba mucho tiempo sin probar sus labios. Muchísimo. Más bien, lo que más anhelaba era tener su presencia a mi lado. Sin ningún tipo de distancia. Ya fuera una ventana, un coche o una simple pantalla de televisión. Echaba de menos estar con ella y con su risa. La extrañaba, en general.

- ¿Qué hora es? –preguntó mi madre levantándose del sofá.
- Casi las dos –respondí yo mirando mi reloj de muñeca que llevaba puesto.
- ¿Queréis quedaros a comer, chicos? –propuso mamá.
- Claro –contestaron todos al unísono.

Llamaron a sus padres para avisar de que se quedaban. Mamá empezó a preparar la comida para ellos y algo diferente para mí, ya que no podía comer mucho porque si no me pondría peor. Los chicos pasaron parte de la tarde conmigo en casa. Aparte de que quería estar con Julia y eso así poder “celebrar” su cumpleaños con ella, ellos querían hacerme compañía por todo este tiempo que hemos estado separados gracias al trabajo. ___ no apareció después de la entrevista. Tuve la corazonada de que fuera a venir, pero no. Más tarde Julia recibió una llamada de ella diciendo que se había ido a comer con el Team y que volverían tarde, que lo sentía mucho pero que alomejor llegaba más tarde a casa para estar con su amiga el día de su cumpleaños. Julia lo entendió perfectamente y no pareció importarle mucho, estaba con su novio y el resto de sus amigos y eso le gustaba. Después de haber estado un rato en su casa se marcharon, les dije que no quería que estuvieran todo el día aquí metidos por mí, que salieran a dar una vuelta. Cuando se marcharon me fui a mi habitación y tuiteé un poco para mis fans, ya que estaban preocupadas por mí y mi leve enfermedad. Siempre me apoyaban en todo y eso me encantaba. Muchas me mencionaban diciendo que rezarían por mí y esas cosas. Hicieron que me durmiera con una sonrisa en la cara.


|| ___ ||

Después de la divertidísima entrevista con Jimmy Curter en su conocido show, el Team, mi madre y yo nos fuimos a comer algo a algún restaurante para celebrar mi primer espectáculo en televisión. Hablando sobre temas diversos, se nos hicieron las seis y media de la tarde. Incluso merendamos ahí y todo. Aparte, teníamos que ir un momento al estudio, pues hoy lanzábamos la canción, hoy se estrenaba ‘Hurt’ y la colgábamos en Youtube y ITunes. Era una pasada, estuvimos diez minutos hablando y la canción ya había pasado a estar en la lista Top 10. Estaba la última, pero de todas formas era increíble. Después de estar un rato ahí hablando, James nos llevó a casa a mí y a mamá.

- Adiós, James –nos despedimos de él antes de salir del coche cuando éste había sido aparcado delante de nuestra casa.
- Adiós, chicas.

Salimos del vehículo y caminamos hacia la puerta de casa, la cual fue abierta por mí ya que mamá se había dejado las llaves dentro. Soltó una tímida carcajada y entramos. Nada más dar un paso en el interior, mi pensamiento fue tirarme en el sofá y dormirme por un rato, pero mamá me lo impedió.

- Ves a darle esto a Pattie, se lo dejó el otro día –pidió mientras caminaba hacia mí con un pañuelo en la mano.
- Pero mamá, ¿no puedes ir tú?
- Justin no te morderá.
- No es por eso –comenté seriamente.
- Claro, te creo –me empujó por la espalda hasta que salí de casa.

No me dio tiempo ni de dejar el bolso en la habitación. No es que fuera grande, era de éstos de mano, pequeñitos. Pero molestaba tener que llevarlo siempre encima. Caminé hacia la casa de mi vecino y llamé al timbre. Me abrió Pattie.

- Oh, cielo –dijo abrazándome- ¿Cómo estás? Hace tiempo que no te veo.
- Bien, Pattie –contesté sonriendo.

Se alejó para que pudiera entrar y miré el interior con melancolía. Hacía tiempo que no me pasaba por aquí y era como raro, la verdad. No sé, tenía ganas de ponerme a llorar ahora mismo. Creo que no estoy en mis días, últimamente estoy demasiado sensible.

- ¿Qué pasa, cariño? –me preguntó cogiendo unas cosas y metiéndolas apresuradamente en su bolso.
- Te dejaste esto hace unos días y mamá ha dicho que te lo viniera a traer –le contesté dándoselo.
- Oh, qué despistada –lo tomó y se lo ató en el cuello mientras sonreía.
- Em, Pattie… -dije rascándome la cabeza.
- ¿Sí?
- ¿Cómo… cómo está Justin? –pregunté.
- En la cama con fiebre, cielo.
- ¿Qué le ha pasado? ¿Desde cuándo está así? ¿Qué tiene? ¿Es grave? –tras oír su sonora carcajada me avergoncé de mis atropelladas cuestiones- Lo siento, es que…
- Normal que estés preocupada por él, hace siglos que no os veis –me sonrió.
- Demasiado –murmuré.
- Oye, ___ , tengo que ir al supermercado y a la farmacia a comprarle unos medicamentos a Justin. ¿Podrías quedarte aquí con él? Es que siempre está “mamá, tráeme agua”,  “mamá, ¿dónde está el mando”, “mamá, llama a Jazzy” –rodó los ojos y solté unas carcajadas- Sé que tú y él no estáis bien, pero es que si lo dejo solo montará un drama. El pobre está que no puede moverse ni de la cama.
- Tranquila, Pattie –le aseguré sonriendo- Creo que somos… mayorcitos como para no matarnos.
- Eso espero –se acercó a mí y besó mi mejilla- Intentaré no tardar.
- Adiós.

Cerró la puerta y me sentí abrumada por el peculiar aroma que desprendía la casa donde ahora mismo estaba. De pie, observándolo todo como si fuera la primera vez que pisaba el mismo suelo que Justin. Como si fuera la primera vez que estaba en el mismo salón donde él había respirado. Miré las escaleras y me debatí en subirlas o no. Cogí aire mientras caminaba hacia ella y lo expulsé todo cuando pisé el primer escalón. Subí lentamente, decidiéndome entre entrar o no a la habitación del príncipe de mis sueños, haciendo ruido con los tacones de aguja que en aquél instante llevaba y que, misteriosamente, no me hacían daño. 

Llegué al pasillo y observé lo amplio que era, los cuadros en las paredes y la mesita donde me había dado tantas veces en el pie estando recién despierta. Sonreí ante haber recordado tal momento de mis maravillosas vacaciones con Justin y sus amigos aquí, en Atlanta. Segunda puerta a la izquierda. Esa era la puerta de la habitación de Justin. Estaba cerrada. Con cuidado y lentitud la abrí. La habitación estaba en calma, tranquila e insonora, tan sólo se oía la respiración del adormilado Justin. La ventana estaba abierta de par en par y las persianas subidas hasta el tope. No sé como Justin no pasaba frío y no le molestaba la luz del sol, cuando yo duermo odio que la luz me deslumbre. Caminé hacia la ventana para cerrarla tratando de no hacer ruido con mis tacones, pero me era imposible. Los dichosos habían insistido en resonar como puras campanas de Iglesias en mitad de una boda.

Cerré la ventana para que no tuviera frío y bajé las persianas para que el sol no le molestara, pero su voz hizo que me sobresaltara por completo. Y más estando ronca y adormilada, cosa que hacia que fuera mucho más dulce de lo que ya era.

- Mamá, deja la ventana como está, no me molesta –pero yo la terminé de cerrar bien- ¿Mamá, me has oído?

Solté una risita y caminé hacia mi cama, él estaba de espaldas.

- Jo, mamá –suspiró. Me senté en el colchón, acariciándole la nuca. Él aún seguía sin girarse- ¿Puedes pasarme el móvil? Quiero llamar a ___ . La extraño.
- Y ella a ti –comenté sonriendo tontamente.

Y entonces se giró, mitad sobresaltado, mitad asustado y mitad exhausto. El brusco giro sobre la cama le había hecho marearse.

- ¡Shawty! –exclamó incorporándose en la cama y abrazándome.
- Mi amor –susurré en su cuello.
- ¿Qué haces aquí? –preguntó separándome delicadamente por los hombros- O sea, no es que quiero que te vayas, es que me sorprende mucho que hayas venido a verme, porque claro, tú y yo estamos… -hizo una pausa- Lo siento tanto, princesa. De verdad, perdóname.
- Eh, respira –le pedí riendo a carcajada limpia- No he venido a que te mates a disculpas.
- ¿Entonces?

Pareció desilusionarse, como si se pensara que no quería venir a verle. Que no me interesaba en él ni nada por el estilo. Que no me importaba, que sólo pasaba por aquí de casualidad. No me gustó esa expresión, vaya.

- Tu madre ha ido a comprar comida y tus medicamentos. Yo pasaba a darle una cosa que se había dejado en casa hace unos días, pero me ha pedido que me quedara contigo para cuidarte y bueno, aquí estoy.
- Si quieres puedes irte –dijo tajante girándose y tapándose con el edredón hasta la cabeza.
- Eh, Justin –le moví delicadamente la espalda para que me mirara- ¿Quieres escucharme?
- No hace falta que te quedes, sé cuidarme solo.
- Mi amor.
- No.

Me levanté de la cama y caminé hacia el lado donde él estaba mirando, hacia la puerta. Me puse de cuclillas delante de él y le quité la gruesa manta de la cabeza.

- ¿De verdad quieres que me vaya? Porque yo no pienso irme de esta habitación estando mi novio enfermo.

Él sonrió.

- ¿Te quedas?
- Me quedo, cariño, me quedo.

Me senté delante de él y siguió tumbado. Quiso incorporarse, sentarse correctamente para así quedar a mi misma altura, pero no se lo permití. Me sonrió y miró mi vestimenta con detenimiento. Pareció gustarle por la cara que puso, vaya. Alcé una ceja y él me miró.

- Estás rara –me crucé de brazos haciéndome la ofendida- Pero eso no quita que estés guapísima.
- Lo más raro es que éstos tacones no me molesten –dije alzando un poco la pierna para que él los viera.
- Te quedan bien.
- Acabaremos antes si dices algo que me queda mal –comenté riendo.
- Entonces acabo rápido, porque no hay nada que te quede mal –ambos soltamos unas carcajadas.
- Pero al ser tan altos me siento… diferente –me refería a los tacones.
- Seguro que con eso ya eres de mi altura –fardó.
- Como si fueras tan alto, Bieber –comenté mientras me quitaba los zapatos y poniendo los pies en la cama. Aunque juntos, claro. Si separaba las piernas se me vería todo y no es plan.
- Eh, ya le he pasado a mi madre.
- Sería un poco penoso que con casi diecisiete años no fueras más alto que tu madre.

Él se calló. Hizo una mueca pensando algo para decir, pero no se le ocurrió nada.

- ___ gana –dije alzando el puño como signo de victoria.
- Bueno, no flipes –se “molestó”.
- Ya, tonto –le acaricié la cara y él sonrió- ¿Y qué tal te encuentras, Justin?
- Ahora bien –alcé una ceja- No, en realidad. Estoy fatal. Anoche estuve levantándome cada dos por tres para ir al lavabo por culpa de los jodidos vómitos.
- Pero, ¿cómo tan de repente? ¿Cómo te has puesto enfermo? –tenía que haber una razón, nadie vomita, ni se marea y ni mucho menos coge fiebre por amor al arte.
- El médico dijo que era el trabajo –iba a regañarle, pero me pidió que le dejara hablar- Espera. Dijo que llevaba tanto tiempo trabajando sin parar, sin comer ni descansar bien, que mis defensas se han debilitado y eso ha hecho que enferme.
- Y tú durmiendo con la ventana abierta, en camiseta de tirantes y pantalón corto. ¿Tú lo ves normal, Justin?
- Pues… sí –se encogió de hombros y rió, pero al ver que estaba seria él cambió la expresión de su rostro por la misma que la mía- Tenía calor.
- Pero si estabas tapado hasta la barbilla cuando llegué.
- Porque justo en ese momento habría cogido frío –se encogió de hombros haciendo una mueca.
- ¿Dónde tienes el termómetro? –pregunté.
- En el cajón de la mesita de noche, pero mamá me controla la fiebre de otra manera –puso cara de cachorrillo.

Sabía a lo que se refería, así que puse la mano sobre su frente y noté como ésta estaba ardiendo. Seguro que superaba los treinta y ocho grados.

- Así no es como mi madre me mira la fiebre, ___ –sonrió pícaramente.
- Justin, ya sé cuánta fiebre tienes, así que no hace falta que lo haga de la otra manera –se estaba aprovechando de mí, y aunque hacer lo que él quisiera no me importaba nada, me quería hacer rogar un poco.
- Oh, vamos. Así es mejor.

Me incliné sobre él.

- Para ti es mejor, ¿verdad?

Él asintió y presioné los labios contra su frente. Seguía teniendo esa misma sensación de calidez y ardor sobre su piel. Pero esta vez era más notoria, daba la impresión de que quemaba más.

- ¡Justin, estás demasiado caliente! –me quejé al apartarme de él.
- Normal, ¿has visto qué pivonazo tengo al lado? –me piropeó como un cualquiera.
- Justin –le regañé con la mirada y con un tono de voz suave aunque amenazante.
- Ya, ponme el termómetro.

Se lo puse bajo el brazo, en la axila, y esperé a que sonara. Lo saqué y miré lo que los números decían. ¡Cuarenta coma tres grados! Eso es inhumano, tendría que estar agonizando. Pobrecito mío. Estaba preocupada. Eso era mucha fiebre. Muchísima. Era casi mortal para una persona. Me preocupé por él, tanto que estaba empezando a mover la pierna inconscientemente, cosa que siempre hacía cuando estaba nerviosa.

- Tengo que bajarte la fiebre –murmuré para mí misma poniéndome de pie.
- ¿Adónde vas? –preguntó incorporándose en la cama para retenerme ante la idea que tenía él de que me iba a ir.
- Ponte como antes, voy a buscar unas toallas y un balde de agua helada.
- ¿Qué?
- Ya me has oído.
- No, eso no –se quejó tumbándose de nuevo como antes- Mamá se tiró anoche con lo mismo, otra vez no.
- Justin Bieber –me miró y esperó mi regañina- Te quiero, ahora vuelvo.

Salí de la habitación descalza. El suelo estaba tan frío que tuve que encoger los dedos de los pies para no sentir que se me congelaban. Fui al armario de Pattie, pues en un rincón guardaba todas las toallas de la casa. Justin tenía algunas en el suyo, pero las que yo quería no se encontraban ahí. Cogí dos o tres pequeñas, de éstas de manos. Cerré las puertas del armario y bajé a la cocina para llenar un balde de agua fría. Con cuidado subí hasta la habitación de mi novio, donde él se encontraba como antes, en el colchón tirado y jugando con la cadena de mi bolso.

- ¿Ves que no he tardado nada? –le hice saber que llegué mientras me acercaba a él y dejaba las cosas en la mesita de noche.
- Ya iba a llamar a los bomberos –bromeó mientras observaba como mojaba y escurría las toallas.

Estaba sentada en la cama de perfil a él, ocupada en lo que ahora sería una herramienta para tratar de hacerle bajar la fiebre al señor Bieber. No le miraba, pero cuando sentí un beso en mi cadera desnuda, bajé la vista a él. Había apartado un poco la cazadora que llevaba y, como el top era corto, había aprovechado para besar mi piel liberada de telas o ropas. La piel se me había puesto de gallina y el pulso estaba acelerándose.

- He echado de menos tu presencia –murmuró tumbándose boca arriba- No sabes lo duro que era no tenerte a mi lado día sí y día también.

Dejé la toalla en el interior del recipiente, hundida y olvidaba. Ya no me importaba eso, ahora me importaba el estado emocional de Justin, que estaba igual de perdido que el mío. Ambos habíamos estado desconcertados todo el tiempo que hemos estado distantes. Nos sentíamos fuera de sí, incompletos, sin vida o alma. Muertos, completamente muertos.

Acaricié el dorso de su mano y fui subiendo por el brazo, deslizando la yema de mis dedos por su suave y ahora caliente piel. Giró la cabeza y le miré. Tenía ojeras, pero estaba adorable con ellas. El pelo alborotado también le quedaba bien, y los labios seguían como siempre; tan sensuales y deseables por cualquier chica.

- Tú también me has hecho mucha falta –murmuré mirando las azules sábanas que cubrían el colchón- Sin ti me sentía… no me sentía, directamente. No era yo, estaba perdida.
- Pero ahora que estamos juntos volvemos a ser los mismos –comentó él- Creo que si estamos separados no somos felices.
- No me separaré nunca de ti –susurré entrelazando los dedos con los suyos y mirándolos con adoración, con devoción. Casi con extrañeza, ya que hacia mucho tiempo que no veía nuestras manos unidas.
- Te amo –dijo él en el mismo tono de voz que había empleado yo.

Me incliné hacia su rostro para besarlo, pero me detuve para darle más emoción a la escena cuando estaba a escasos centímetros de él.

- No creo que quieras ponerte mala después de besarme –dijo.
- Eh, así los dos estaremos enfermitos y compartiremos cama con la excusa de cuidarnos mutuamente –los dos sonreímos ante la idea.

Y así, sin más, nuestros labios volvieron a unirse después de tanto tiempo. Habíamos estado tanto tiempo distanciados que casi no sabía ni cómo besarle, se me había olvidado. Capturó mis labios con desesperación, ganas y voracidad. Ambos se movían al mismo tiempo, a la misma velocidad. Parecían dos piezas de puzle que encajaban a la perfección. Eran las piezas que faltaban para completarlo, por tanto eran especiales. Nosotros lo éramos, éramos especiales. El beso duró y duró hasta que las olvidadas lenguas se encontraron de nuevo, al igual que nuestras manos, las cuales seguían unidas a pesar de todo. Su pecho subía y bajaba al mismo tiempo que el mío, por lo tanto siempre estaban en contacto, estaban piel con piel. Y cuando la falta de aire se hizo presente en los pulmones, nos separamos sonriéndonos como tontos enamorados. Que es lo que éramos. Unos tontos enamorados.

- El lunes estaré enferma en casa, verás –dije riendo sobre sus labios.
- Yo te cuidaré, que seguro que ya estaré bien.
- Y sino llamo al Doctor Bieber –empecé a bromear- Dicen que es muy apuesto.
- Y sexy.
- ¿En serio? –continuamos con el juego- Entonces me haré la enferma ahora y así lo veo ya.
- ¿Pero vas a dejar al bueno de tu novio en casa y con fiebre?

En ese momento me acordé de las toallas húmedas que tenía que poner sobre su frente, piernas o brazos para que se le bajara la elevada temperatura.

- No, no –reí.

Metí las manos en el recipiente lleno de agua y busqué la pequeña toalla. La escurrí un poco y se la coloqué en la frente, cosa que hizo que se estremeciera por lo fría que estaba.

- Está helada, shawty –se la quitó y me la dio, pero la volví a poner sobre su frente.
- Así se te bajará la fiebre, Justin.
- Pero…
- Que te la dejes puesta o me voy indignada a mi casa –le amenacé.
- Vale, vale –soltó unas carcajadas.

Le destapé un poco hasta la altura de los tobillos. Negué con la cabeza al ver los pantalones cortos. Él sonrió tras ver mi cara de desaprobación, se estaba divirtiendo. Cogí las dos toallas restantes y se las puse sobre los muslos, mojándolos un poco y haciendo que soltara breves quejas sobre el frío que tenía por culpa del agua.

- Justin, déjate las toallas que con eso se te bajará la fiebre.
- ¡Tengo frío, tío!
- Tío, tío, tío –me burlé poniendo la voz grave mientras movía la cabeza- Siempre estás diciendo tío. Soy una tía, ¿lo olvidabas?

Me miró de arriba abajo, analizándome por completo. Esbozó una sonrisa ladeada, casi pícara.

- Claro que no se me olvida –“bromeó”.
- Eres imbécil –negué con la cabeza.

Levanté un poco la toalla de la frente y la volví a mojar, lo mismo hice con las dos restantes que yacían sobre su cuerpo. Me daba algo de pena, porque la verdad es que estaban bastante frías, pero eso es lo que hacia siempre mi madre conmigo cuando estaba enferma y funcionaba muy bien. Eso o un baño con agua helada durante cinco o diez minutos. Te bajaba la fiebre del tirón y al día siguiente ya podías estar en la calle haciendo el gamba, que era lo que más me gustaba y me gusta hacer.

- ¿Cuánto rato tengo que estar así? –preguntó poniéndose bien las toallas.
- Un ratito, mi amor –respondí tiernamente mientras se las colocaba yo mejor, él las movía de lado todo el rato.
- Me encanta que me llames mi amor –sonrió y le devolví el gesto.
- A mí me encanta decírtelo –le acaricié el pelo.
- Jo, ¿sabes que te quiero mucho muchísimo? –me eché a reír- ¿Qué te hace tanta gracia?
- Me has recordado a un niño pequeño.
- Soy tu niño pequeño.
- No tan pequeño –ya tenía dieciséis años y en unos meses diecisiete.
- Y tú ya no eres mi pequeña ___ –comentó con aire paternal. Me encantaba cuando se ponía así de protector y cariñoso.
- Soy joven, Justin –muy joven.
- Dentro de nada es tu cumpleaños.
- ¡Pff! Faltan más de tres meses –le recordé.
- ¿Y qué? Tres meses se pasan en nada.
- Y cinco también –era lo que faltaba para su cumpleaños.
- Em, cinco ya es exagerado –comentó riendo- Durante todo ese tiempo nos puede dar un brote y casarnos.
- ¿A lo discreto en Las Vegas? –pregunté.
- Me haría más ilusión casarme en Venecia.
- ¿Venecia? –pregunté asombrada- Nunca he ido.
- Te llevaré algún día –dijo sonriendo.
- Con que me lleves a Canadá me conformo.
- ¿Y por qué tanto interés en ir a Canadá? No es tan gran cosa –se encogió de hombros y le miré incrédula.
- ¿Que no es tan gran cosa? Vamos, ¿sabes la ilusión que me haría a mí sentarme en las escaleras del Teatro Avon y decir “aquí empezó todo”?

Él sonrió enternecido, encantado. Esa sonrisa que poco a poco se iba ensanchando cada vez más y que parecía que se le fuera a desencajar la mandíbula. Le devolví el gesto, le sonreí. Me imaginé a mí misma sentándome en esas pequeñas pero inspiradoras escaleras de ese teatro. ¿Qué sentirían las beliebers que pasaban cada día delante de ella? Yo creo que orgullo sería lo mínimo. A mí me daría –aparte de un chungo- una alegría inmensa. Saber que mi novio, la inspiración de muchas chicas y la mía propia, un ídolo de masas y sobre todo, el motivo de mi felicidad, cumplió su sueño comenzando en uno de esos pequeños lugares del mundo. Simplemente su historia es increíble. No le hacia falta más, unas escaleras, una guitarra y la motivación de cumplir una meta, un sueño, un reto.

- ¿Qué tanto piensas? –me había quedado en babia.
- En ti –me encogí de hombros y él me acarició la mejilla.
- Hay cosas mejores en las que pensar- Já, eso ni de broma. Pensar en él es lo mejor que hago las veinticuatro horas del día.
- Sí, en ver si se te baja de una maldita vez la fiebre –le quité las toallas y él suspiró aliviado- Tampoco es para tanto, Justin.
- Están congeladas.
- Sí, duras como hielos –dramaticé un poco.
- No me hables con ironía, sabes que lo odio.
- Tú también me hablas así, Bieber –le repliqué colocando el termómetro bajo su brazo y presionando con éste para aguantar el aparato.
- Olvidaré el comentario sólo por el simple hecho de que me encanta que me cuides.
- ¿Y por qué? –pregunté riendo.
- Pues porque me siento especial.
- Especial ya eres sin que te cuide, Justin.
- ¿Y por qué? –me imitó.
- Porque eres Justin Bieber, el chico de dieciséis años con el corazón más grande que existe en la Tierra.
- Y con el pelo más sexy –fardó.
- No, ya no –contesté- Ya se ha ido el hairflip, o sea que ya no eres sexy.
- ¿Me vas a decir a mí que este pelito alborotado no te pone?

Cerré los ojos mientras negaba con la cabeza. Miré el termómetro para tratar de recobrarme ante ese comentario. ¿Cómo iba a negárselo? Todo su él es excitante. Hasta su forma de pestañear es excitante. Noté su mirada en mis manos, las cuales estaban sujetando el termómetro para sacarlo rápido de ahí en cuanto sonara. Y lo hizo; sonó. Lo puse a la altura en la que pude ver qué grados marcaba la diminuta pantalla y me indigné.

- Este termómetro es una mierda, cámbiatelo –lo guardé en la cajita en el que estaba y me levanté de ahí. Iba a emplear el método duro para que se le bajara la fiebre- Levántate, Justin.
- ¿Para qué? –preguntó extrañado.
- Vamos al baño.

Él abrió la boca sorprendido.

- Cielo, es muy pronto. No podemos desvirgarnos, y menos en el baño. Es demasiado cutre.
- ¡Justin! –le regañé ante su ocurrencia. Pero pronto empecé a reírme y él también- No tiene gracia, vamos.
- Pero si te estás riendo.
- Va, nene, levántate.
- Me mareo.
- Pues te aguantas en mí –le hice un gesto con las manos y él apartó las sábanas que cubrían escasamente su cuerpo.

Puso los pies en el suelo y buscó con éstos las zapatillas. Con un ligero movimiento pudo ponérselas, cogió un leve impulso con las manos y se levantó de la cama. Hice que rodeara mis hombros y yo le abracé la cintura para llegar al baño.

- ¿Qué vas a hacer? –preguntó mientras le sentaba en la taza del váter y se pasaba las manos por el pelo como símbolo de cansancio.
- Bañarte.

Salí del lavabo y caminé hacia el armario donde estaban las toallas. Mientras las rebuscaba pude oír un sonoro y asustado ‘¡¿qué?!’ de su parte. Llegué hasta él y dejé la toalla en el perchero.

- ¿Cómo que me vas a bañar tú? ¿Estás loca o qué te pasa? –preguntó alterado.
- Cálmate o se te subirá la fiebre del chungo que te está dando –reí mientras me ponía de cuclillas a su lado- A ver, te explico…
- No, no me expliques –me interrumpió- Llamaré a tu madre para decirle que estás loca y demasiado salida para tus escasos quince años.
- ¿Te quieres callar? –le pedí tratando de ser amable- Te alteras pronto, Bieber.
- Joder, quieres violarme.
- Sí, tus ganas.
- Va, si muchas veces me lo dices.
- Porque das penita –le chinché.
- ¿Doy penita? Pues me enfado y no respiro.

Me levanté entre risas y le besé la nariz, cosa que hizo que me sonriera ampliamente. Era fácil hacer que se desenfadara. Cogí su cara entre mis manos y le miré a los ojos.

- Te meterás en la bañera y estarás ahí un rato para que se te baje la fiebre, ¿sí?
- ¿Bañándome se me quitará la fiebre? –preguntó rozando sus labios con los míos.
- Pero en agua fría, chaval –me aparté rápidamente de él para dejarle con las ganas- Es como las toallas, pero una versión mejorada.
- Toallas 2.0 –bromeó- Espera, ¿qué? –reaccionó- ¿Voy a tener que darme un baño de agua helada?
- Va, si esto es como el Carrefour, oferta 2x1 –dije riendo- Se te baja la fiebre y encima te regula la circulación –el agua fría tiene eso, que va bien para la circulación de la sangre.
- Si hombre, y ya de paso te quita las canas.
- Ah, eso no lo sé –me incliné hacia las manillas de la bañera y abrí la del agua fría.
- Ni siquiera la he tocado y ya tiemblo –se refería a la temperatura en la que estaría el agua.
- No me seas nenaza –cogí su mano y le obligué a ponerse de pie- Quítate la ropa.
- ¿Qué cojones? ___ , no pienso desnudarme delante de ti.

Le levanté los pliegues de la camiseta y rápidamente se la quité.

- Tú confía en mí, ¿sí?

Cogí su cara entre mis manos y besé rápidamente sus labios. Sólo era un beso para darle confianza, para que se le pasara el plan de que yo quería “violarle” o algo por el estilo. Pero él no lo captó así. Rodeó mi cintura con sus brazos y, a pesar de que estuviera enfermo y mareado, mientras me besaba sabía mantener bien el equilibrio. Me pegó tanto, tanto a él, que casi me puse yo enferma al tener tan cerca su piel contra la mía. Recordad que la cazadora estaba desabotonada y el top era corto, por tanto estaba al descubierto mi vientre. Fue bajando las manos con lentitud, casi decidiéndose entre si tocar o no mi culo.

___________

Soooooooooooorry sorry sorry. Siento mucho no haber publicado a la noche, pero no estaba en casa. Me había quedado a "dormir" -porque no dormimos nada, nos acostamos a las siete y media de la mañana- y no cogí el portátil. Pero es que fue así del palo. Estábamos en la calle, pasa su padre, le saludamos y tal y la jodía salta: ¿Se puede quedar Yasmina a dormir? Y yo estoy como "kiseloca?" JAJAJJAJA en fin, que al final me quedé. Pero mi madre la subnormala no se fiaba de mí y se pensaba que eso era una excusa para salir de fiesta con ella. Y tuvo que llamar al padre para asegurarse de que estábamos ahí y todo. Madre mía, un show la verdad. Y encima nos ponemos a hablar de espíritus, con lo cagada que soy yo. Bua, no hemos dormido nada y encima llevaba un cague que lo flipas. Y pues eso, que me metí en Twitter y vi que algunas os desesperábais y tal, y joder, me sentí mal, porque yo ahí diciendo que publicaría y aparezco del cielo diciendo que no puedo. De verdad que lo siento. Y pues eso, hablamos un poco del capítulo que me voy del tema. A ver, no es gran cosa, lo escribí tope de rápido y tal y puede que esté un poco... aburrido y soso. Pero los siguientes estarán bien, jurado. Un besito a todas.

37 comentarios:

  1. ASDFGHJLKÑRWKLSBMSLAOP OOOOOOOOOOOOOOOOOOOH SI, ME HE RECONCILIADO CON JUSTIN!!!!! QUE BONITOOOOO :3ME HA ENCANTADO MUCHISIMO!
    KSAASÈFLGTKOP *-* ¿ABURRIDO Y SOSO AS DICHO? ¿DE VERDAD? ESTÁ GENIAL! ES MUY MUY BONITO, ME ENCANTA.
    PERO ¿PORQUE SIEMPRE LO DEJAS TAN ASPASLFÑSG INTERESANTE? DE VEERDAAAD NO PUEDES HACERME ESTO!!! NECESITO YA EL 106! QUIERO VER LO QUE PASA!!!
    ESTOY HISTERICA LASPFADGO ¿PARA CUANDO EL 106? FKAELSOG
    Siguela prooooonto o si no... me enfado y no respiro, como ha hecho Justin!
    Un Beso preciosa!!!

    ResponderEliminar
  2. COMO SE DESNUDE DELANTE DE MI... MORIRÉ.

    ResponderEliminar
  3. JAJAJA Como el carrefour 2x1,toallas 2.0.
    Pobre Justin está fatal.Ale,ya sta todo arregladito o Yeah!
    El capitulo me ha encantado!

    Bsos <3

    ResponderEliminar
  4. I loooooooooooove it! Dios sube pronto el siguiente capitulo jajaja, lo has dejado en lo mas interesante !
    I lo vuelvo a decir me encanta esta noveeeeeeeeeeeela dios:)
    Besooooooooooooos:3 !

    ResponderEliminar
  5. Siguuieenteee carri! Me encaantoooo! *-*

    ResponderEliminar
  6. me encantooooooooooo ahhhhhh no tengo nada mas que decir así que subí pronto
    besos

    ResponderEliminar
  7. ¿SI TE COMENTO 50 VECES PUBLICARÁS? IWOEPRPLS QUIERO QUE PUBLIQUES, YA ME HE LEIDO EL CAPITULO COMO UNAS 40 VECES, ES QUE ME ENCAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAANTA! QUIERO QUE SUBAS, ESTOY DESESPERADA :c

    ResponderEliminar
  8. olallalalalala me muerooooooooooooooooooo asfihadgkjioj mo-rí.
    osea........... LO VOY A VIOLAR! si él no lo hace antes...
    y bueno... besos! :)

    ResponderEliminar
  9. NO TE LO HE DICHO, LA PARTE EN LA QUE MAS ME HE REIDO HA SIDO ESTA:
    - Cielo, es muy pronto. No podemos desvirgarnos, y menos en el baño. Es demasiado cutre.
    - ¡Justin! –le regañé ante su ocurrencia. Pero pronto empecé a reírme y él también- No tiene gracia, vamos.
    JAJAJAJAJAJAJAAAJJAJAAJAJAJAJAJAJAJA

    ResponderEliminar
  10. Mi amiga tambien me hizo eso un dia, lo de preguntarle a su padre si me podia quedar a dormir en su casa y como estaba yo delante pues claaaro, no iba a decir que no asi que me fui y esa noche daban unos premios en los que salia Justin, pero eran a las 2 y media de la mañana asique a las once cuando sus padres se acostaron para no dormirnos nos fuimos a la calle sin que se enterasen y nos recorrimos toooodo mi pueblo, el problema llegó cuando estabamos en una esquina y me ví a mi madre saliendo de una cafeteria con los amigos, para que no me viese sali corriendo y no se donde estaba mirando que me estampé con una farola, pero no me paso nada. Luego ya despues de eso nos volvimos a su casa y llegamos justo a tiempo para ver los premios. Ahora esa amiga ya no es Belieber, ahora es directioner asique no me hablo con ella... pero asi es la vida...
    No sé porque te estoy contando esto, posiblemente no te interese pero me ha venido ahora a la mente ji ji ^^

    ResponderEliminar
  11. Holaaaaa! Soy una nueva seguidora tuya, y me encanta
    tu novela, de verdad. Es tan ajdhdiehas*_* Bueno, pues
    eso. Besitos(:

    ResponderEliminar
  12. OH GOSH, OH GOSH, OH GOSHHHH AQUÍ HAY SECSO CARI MUAHAHAHAHA DECIDIENDO SI PONER LA MANO EN EL CULO O NO? JUSTIN, POR MÍ TE VIOLARÍA AHÍ MISMO XD
    Algo hiciste en el pasado para que tu madre no se fíe de tí jajajaja La mía me interroga antes de irme a dormir a casa de alguna amiga -.-'' Bueno, sube el 106 RAIT NAU
    Besos.

    ResponderEliminar
  13. SASOGJLKFGÑASL HAKUNA MATATA. INFARTO, CHUNGO, MUERTE EN 3, 2, 1...¡AAAAAAAAH!
    Y después de mi ataque de gilipollez comento. JAJAJAJAJA.
    He muerto de amor, jo. Es muy cuqui.
    - ¿Me vas a decir a mí que este pelito alborotado no te pone?
    No sé tú pero yo con eso he muerto, así de claro.
    Y eso, que ha molado mucho. Aunque yo le habría violado en el baño. GRRRRRR.
    Tatuajes en la espalda powah. JEJEJEJEJE.
    Ya me calmo.
    Pues eso, que me ha gustado mucho. Te dejo que me sobes. JAJAJAJA. Sé que lo estás deseando. JIJI.
    Besis de un pingüino.
    Cris.

    ResponderEliminar
  14. askhdgahsfgahfkshdfdjjja ME ENCANTOOOOOOOOOOOO, YA SE RECONCILIARON JAJAAJA ME ENCANTO Y LO VOY A SEGUIR DICIENDO :)
    ESCRIBES MUY BIENNN
    OJALA QUE LA SIGAS
    CHAUUU MUACCCCCCCCCC

    ResponderEliminar
  15. *-------------------------------* estoy enamorada de tu novela lo juro es taan fjfjsjsjsnjfnajnkjdjkalgkdaklljkd sabes? jaja pues eso siiguela porfaplis:D
    Besos.

    ResponderEliminar
  16. LRPMQTRMP naaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa joda joda ;) bueno aca yo como siempre ajajjajajajaj me encanto yte voy a pedir q no digas mas q es aburrido por q me tenes los ovarios por el piso(diris las bolas pero no tengo)te digo esto por q pones q esta aburrido y es todo lo contrario y eso me re quema.me encanto y bueno parese q todon nos quedamos despiertos hast las 1000 y 500as jajajajajajjajajajajaj


    ajajjajaj me causo pila de gracia lo de q me lo iba a violar ajajjaajjajajajajjaja
    pero es obvio q no por q te conosco(en realidad no pero se q no lo vas a poner)van 36 capitulos te lo recuerdo ;) ajajjajjaja estoy segura q va a llegar pattie y bueno se corta todo o lo llaman o algo por el estilo y sino la otra es la de la otra ves q yo corto todo ;) ajjaj la tengo re clara.

    haber n se q mas comentar ademas de q voy a comer y de q subas pronto el otro capitulo plis. chau chau besis . me voy a morfar algo o me muero de hambre chaoooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo P.D: amo decir chao me párese divertido ajjajajajjajajajajajjaja
    2P.D: mi tia q se había ido de viaje me trajo pila de cosas de justin q acá no llegan ni en pedo ajjaja y a mi prima le trajo someday y me lo iba a traer pero solo había uno y no me lo tarjo y de girfrend no busco. chauuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu

    subi pronto.lo mas pronto q pueda.siiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii.ya se q no va a seguir como quiero pero si se puede segilo como tepido siiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii

    chau la novela es lo mas y es tuya asi q no te jodo mas chauuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu

    ResponderEliminar
  17. Simplemente FABULOSO,GENIAL,FANTASTICO.Yesss,por fin se arreglaron! me encanta :) beso♥

    ResponderEliminar
  18. ABURRIDOOOO??? pfff te juro q a mi me encantoooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo!!! en serio, al fin llegaron las reconciliaciones!!! jsjajajaja. hoy tuvimos una partido de handball y perdimos, 16 a 10:( como el dia anterior osea ayer tuvimos un cumple hasta la 1 de la mañana por y hoy nos levantamos temprano por el partido estabamos re dormidass jajaj y jugamos como el CULOOOO. cuando termino el partoido sol se calento, se saco el champion y lo tiro a la mierda jajaja y bueno cuando llegue a mi casa me puse contenta porq subiste capitulo ssiiii! ayer con sol nos reee ilucionamos porq ivas a subir el cap 105 pero no lo subisteee ja igual no importa, no me iva a dar el tiempo para leerlo ajja bueno ta no se q mas contar asi q chauuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu besossss (mira mi paso si tu quieres bailar, mira mi paso cl cl jajajaj como estamos con esa cancion solll jajaja y la de perrea y menea jaja)
    PD: subiiiii prontooooooo!!! me muero por saber lo q pasa jajjaja besoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. mal me re cope bailando.mira mi paso si tu quieres bailar, mira mi paso cl cl-si ella se porta mal dale latigaso-perrea,menea,perrea,menea-el verano es una bomba-y se me va la vooz-etc ajajjajjajaja lo q me dijo ezequiel (tarado)y q vs gritabas cosas cuando estaba pintos inbesilllllllllllllllllllllllllll teodio apare de q parecia q gustaba de el y no es asi idiota lo de daman no era verdad y vs gritabas q retraso tenemos pili.

      Eliminar
    2. jajajaj sabes q me importa q sea mentira, la idea era q pintos no entendiera y q te mirara jajaj

      Eliminar
  19. hola soy lua

    perdon por no comentar el capitulo pasado es q bueno con todoslos estudios y la matine de santi (q estaban cami,pili,sol,sof,etc) ta no pude leer pero me encantaron estan buenicimos
    la verdad es q te felicito y eso lo comentamos siempre siempre siempre con pili sol y cami (en calse por eso no puse sofi por q esta en el 1·2 y nosotras en 1·3) bueno seguila. besote

    ResponderEliminar
  20. hola!! perdon que por no comentar antes no pude, me encantooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo no es aburridoo,todo lo contrario esta re demas me encanto jaja por fin me arregle con justin!!! subi prontoooooooooooooooo besitos

    ResponderEliminar
  21. U87TGDHUIO857UEHDGNHJTILO5IUETSGNDHRKUI584WSGYI7W84WUEHDG*________________________________________________________* ABURRIDO? POR LA CARA, IA SE TE VA LA PINZA, buaaaaaaaaaaaah cada dia flipo más con cada capítulo, es que es tan jñapñjpja. Pero capulla! que lo has dejado en la mejor parte, se me ha quedado super corto me cago en la leche, bueno... jo que pena mi justin, que malito está, pero que ya estoy yo aquí para cuidarlo, no te preocupes jejejejejejejejej(que risa más gilipolla) QUIERO QUE EN MÁXIMO DOS DÍAS LO SUBAS, LO EXIJO, ala ya lo sabes cielo:3 besoncios.

    ResponderEliminar
  22. BUAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAH QUE AQUI HAY TEMA LOL.
    Lo de las toallas me ha encantado JAJAJAJAJAAJ
    Dios tía, nos quieres hacer sufrir :/ SUBE EL CAPITULO YA DEYA !!!!!
    Besos :3

    ResponderEliminar
  23. Me encanta!, simplemente esta tan vnhfhbvjmdvfhn, sabes, tienes talento...mucho en verdad, te adoro!
    Sube pronto vale?, ya quiero leer más y más

    ResponderEliminar
  24. ¡ME HA ENCANTADO LA RECONCILIACION! Y LO DEL FINAL BUENO... QUE DECIR POR FAVOR!!!WFELKGRJIOEP QUIERO SECSO CON BIEBER!
    Siguela preciosa!! y siento no haberte comentado en el 104, pero me lo acabo de leer :)
    Besosss!

    ResponderEliminar
  25. ¿Hola? aqui hay alguien que se desespera por el siguiente capitulo.... ESTOY QUE ME SUBO POR LAS PAREDES!!! No he dormido pensando en lo que pasará!
    NECESITO QUE SUBAS CAPITULO SIOKWGERLTPÑGF

    ResponderEliminar
  26. como que aburrido y soso claro y yo soy britney spears notese el sarcasmo a sido lo mas me encanta es de lo mejor publica pronto el 106 pliss porfisssss
    XOXO: DE TU MAYOR SEGUIDORA NALU.

    ResponderEliminar
  27. kmfegtbnasxm.dcnk fvhbgfdksncbfvhgvifredlsmdcfvnkb Capítulo perve modo ON lcjdbvhfrdelcnkfvbridew º_____º
    Como se desnude delante mía lo violo fvrhbk3dcjlfrvhb.
    Aburrido dices JAJAJAAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA, te mato YASMINA!!!!!!!!
    ¡¡Quiero el siguiente ya please please please please!!
    O subes pronto o muero, en serio. TE QUIERO BONITA =D

    ResponderEliminar
  28. SEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEX IN THE BATHROOM. Yeah. Me ha gustado mucho este capítulo c: sdjfndkfjdsfndskfnksdf que sí coño, sex in the bathroom.
    Me está dando un chungo. Llevo todo el fin de semana en la piscina y no he salido solo para comer y dormir. Y ya está. Y ahora me mareo, se mueve todo. Porque me creo que estoy en la piscina. Vamos, que siento la olas todavía. Y estoy echa mierda. Ahora editaré unas fotos, las subiré y me acostaré. Estoy echa mierda. Y ME HE QUEMADO LA CARA. Que verguenza, por dios. Tengo los mofletes rojos y la nariz roja. Y también los brazos y la barriga. Pero los brazos fué porque me quedé dormida un rato en el colchón que tenía la piscina, y justo me daba solo el sol en los brazos. Y las rodillas también me duelen, por estar todo el rato haciendo el gamba. Y bueno, me he despertado hoy a las diez. Muerome, parece que me habían pegado una paliza. Vamos, que hoy estoy como para salir de fiesta. Ahí, con todo el sarcasmo.
    Bueno, te quiero mucho mi vida<3

    ResponderEliminar
  29. subeee el capito !!! lo e revisado como 15 veces estoy toda desesperada por ver el otro cap >.< eske me encanta C:

    ResponderEliminar
  30. Joder flipa tío. Me encanta:3 AJAJAAJ, ¿en serio? violar a Justin asdfghjklfgogij<3 AAJJAAAJJA, vale, sube pronto^^ Ha estado super . xd

    ResponderEliminar
  31. Holaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa! Me encanta tu novela, y estoy de acuerdo contigo en que hay que VIOLAR a Justin. Cuando quieras llamame jajajajaja. Bueno, pues eso, novela genial. Besos!

    ResponderEliminar
  32. TE MATOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO!!!!!!!!!!! entre re ilusionada pensando q habia capitulo nuevoo y no hayyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyv aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa te matooo. hoy con sol nos paso lo mismo en computacion entramos re ilusionadas y no habia nadaaa aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa subi por favorrrr te lo pidooooooooooooooooooo. besos

    ResponderEliminar
  33. me gusta mucho la novela, entro todos los días a leerla y hoy entre re emocionada y no has subuido capitulos :O
    sube capitulo luego pork o sino morire :p

    ResponderEliminar
  34. QUEE BONITO*-* Y ahora le cuida y reconciliados^^ Haber si le baja la fiebre por que me preocupa, pobrecito. No puedo comentar mmucho, voy a leer más, te quiero<3

    ResponderEliminar

¿Por qué no me sacas una sonrisa con un comentario tuyo? Vamos, es gratis.