¿Cuántos somos ya?

28 de junio de 2012

Never let you go. {90}


Mi cuerpo no me permitía estar más tiempo en una cama desperdiciando el tiempo. Necesitaba levantarme, darme una ducha y vestirme para ir a hacer algo en la calle. Pasear, tomar el aire, ver a la gente caminar. Algo,  me daba igual. Cualquier cosa me servía. Pero no quería estar en una habitación hasta las tantas sin hacer nada. Me fijé en que Justin aún seguía durmiendo. Normal, eran las nueve de la mañana y seguramente seguiría cansado por lo de ayer. No dormimos mucho. Acaricié su mejilla suavemente mientras rezaba no despertarle. Luego se la besé y con cuidado me levanté de la cama. Salí de la habitación y por el camino me choqué con Julia totalmente dormida.

- Mierda, buenos días.
- ¿Qué te pasa? –pregunté extrañada ante su raro saludo.
- Tengo sueño.
- ¿Y por qué no sigues durmiendo?
- Chaz me acaba de llamar sólo para decirme que ha soñado conmigo –solté una carcajada- Total, que me he desvelado y tengo hambre.
- En la cocina hay comida, sírvete lo que quieras. Ya conoces a Pattie, no le importa.
- Es lo que más me gusta de ella –dijo sonriendo tontamente. ¿Era bipolar o qué?
- Bueno, yo voy a ducharme y a vestirme.
- ¿Dónde irás?
- No lo sé, pero no tengo sueño y paso de esta perdiendo el tiempo en una cama –dije mientras caminaba hacia mi habitación. Ella estaba parada en las escaleras mirándome mientras le hablaba.
- Pero tienes a tu Biebs a tu ladito, no sé –alzó rápidamente las cejas y me reí. Definitivamente estaba muy tonta esa mañana.
- Anda, tira a comer algo que sino estás diciendo tonterías todo el rato –dije riendo mientras abría la puerta de mi cuarto pero sin dejar de mirarme.

Ella hizo un gesto con la mano y se marchó escaleras abajo para ir a desayunar. Cogí ropa de mi maleta y entré al baño para ducharme. Me vestí así http://www.polyvore.com/cgi/set?id=49603030&.locale=es. Me dejé el pelo suelto y me maquillé un poco los ojos para que destacaran más. 
Normalmente no me solía pintar estando recién levantada, pero no sé, hoy me apetecía. Bajé al piso de abajo y estaban ahí todos desayunando menos Justin, que seguramente dormía como un tronco.

- Buenos días –saludé con una sonrisa en la cara mientras me sentaba en un taburete y tomaba una tostada del plato.
- Hija, toma este catálogo –dijo pasándome una revista- Julia ya ha decidido como será su habitación.

Ésta se inclinó hacia mí y buscó la página correspondiente. Había diversas fotografías con tipos de habitaciones. Puso el dedo justo en una preciosa. Le sonreí y le afirmé con un gesto de cabeza que me gustaba. 
Empecé a mirar el catálogo tranquilamente mientras desayunaba, hasta que unas manos me taparon la vista. Las toqué y reconocí rápidamente quién era. Un beso sonoro impactó en mi cabeza y sonreí. Por fin pude ver y Justin estaba sentándose a mi lado.

- ¿Qué miras? –me preguntó acercando el taburete hacia mí para ojear conmigo la revista.
- Estoy viendo cuál será mi habitación.
- ¿La escogemos juntos? –propuso sonriendo tiernamente. Hoy no llevaba el pelo en forma de cresta, hoy lo llevaba normal. Sin peinar.
- Claro –sonreí.

Buscamos la habitación perfecta. Tenia expectativas de una tipo Tumblr, per eso sería ya un poco difícil de buscar. Vi una simple pero bonita. Llamó bastante mi atención.

- ¿Qué te parece esta? –dije señalando la fotografía. Era así así. 

{recordad que la habitación tenia un balcón, pero pensad que las vistas no serán como las de la foto, sino la casa de Justin}

- Me gusta –respondió Justin sonriendo.
- ¿A ver? –se la enseñé a Julia y ella también estaba de acuerdo.

Sólo faltaba por ver la opinión de mi madre. Le pasé la revista y ella la miró con detenimiento. Le gustó y aceptó que la habitación seria así. Después la decoraría yo a mi gusto, era un pelín sosa.

- Bueno, pues Pattie y yo vamos a encargar los muebles –anunció mamá levantándose.
- Portaos bien –nos recordó esta vez la madre de mi novio.
- Sí –respondimos los tres a la vez.

Cogieron los bolsos y se marcharon. Teníamos varias opciones para pasar la mañana: la primera era tirarnos al sofá hasta que llegaran nuestras madres con la comida. La segunda era ir a llamar a los chicos y enseñarle a Julia todo lo que pudiéramos de Atlanta. La tercera era ir a casa de los Beadles a hacer un poco el idiota toda la mañana.

- ¿Quieres ir a conocer la ciudad? –le pregunté a Julia.
- Claro –aceptó-Deja que vaya a cambiarme.
- Sí, así voy llamando a los chicos –dije sacando el móvil.

Justin y yo nos quedamos solos, busqué el número de teléfono de Caitlin y me atendió enseguida. Dijo que en cinco minutos estaba en casa de Justin. Hice lo mismo con Chaz y aceptó. Bien, pues ya teníamos la mañana programada. Guardé mi teléfono y comencé a jugar con la cuchara dentro del vaso.

- Llevas el collar –dijo Justin rompiendo el silencio.

Me lo miré y sonreí. Lo cogí con la yema de mis dedos y lo acaricié. Él lo cogió y me miró. Lo dejó de nuevo sobre mi pecho, haciendo que sintiera ganas de comérmelo al haber tenido contacto su piel con la mía.

- Vas preciosa –acarició mi pelo y sonreí.
- Gracias –contesté sonriendo amablemente- Tú también.
- Siempre voy igual.
- Y siempre vas guapísimo –los dos reímos.

Julia bajó ya vestida mientras se hacia una coleta alta. Nos miró sonrientes y comprendí que le hacia ilusión ir a conocer la ciudad. Normal, yo lo estaba la primera vez que puse un pie aquí.

- Tenemos que esperar a que vengan los chicos –anuncié cuando esta se sentó a mi lado impaciente por salir ya a la calle.

- ¿Cuánto tardarán? –preguntó.
- Un ratito.

Esperamos a que sonara el timbre y me levanté a abrir. Venían todos juntos; Chaz, Chris y Caitlin. Nos saludamos y empezamos a andar por las bonitas calles de la ciudad de Atlanta. De vez en cuando nos parábamos, pues las beliebers de Justin lo habían extrañado estos diez cortos días, y querían, por tanto, hacerse fotos con él. No fue muy agotador, la verdad. Íbamos parando de vez en cuando a descansar, a comer o a beber algo. Llamamos a mi madre y avisamos de que estaríamos todo el día fuera, que iríamos a comer a algún restaurante y que no nos esperaran en casa. A parte, ella estaría ocupada mirando los muebles de la casa con Pattie. No había problema. Fuimos al estudio a ver a Scooter. Nos propuso poner fecha a Justin y a mí sobre el dueto, pero dijimos que ya lo veríamos más adelante. Que con todo esto de la mudanza y el papeleo no nos daría tiempo a preparar la canción a nuestro gusto.

En fin, que pasamos todo el día fuera. Cuando llegamos a casa, nuestras madres ya estaban ahí. Seguían mirando revistas, pero esta vez eran tonalidades de pintura. La mía como iba a ser blanca, no tendríamos que preocuparnos mucho. Darle una capa por encima y ya. En cambio para todo lo demás, salón, habitaciones de matrimonio y demás, sí que sería complicado. Como nadie tenia hambre, pues habíamos estado picando entre horas, no hicimos cena. Hablamos de lo que habíamos hecho todo este día y nos fuimos a la cama a dormir. Hoy estaba tan agotada que no tenía ganas ni de pasarme a la cama de Justin. Si él quería venirse a la mía, perfecto, sino, dormiría toda la noche.


|| A la mañana siguiente ||

Desperté gracias a Justin, nada más abrir los ojos me encontré su gran sonrisa a menos de dos centímetros de mi cara. Llegué a asustarme.

- ¿Es que quieres matarme de un susto? –pregunté retóricamente mientras me frotaba los ojos.
- Despierta, son las doce y media y tenemos que empezar a pintar –me avisó.
- ¿Las doce y media? –sí que había dormido.
- Sí, venga –dio unas palmadas mientras cogía ropa de la maleta.
- Dame, ya lo busco yo –pero cuando me levanté él ya tenía el conjunto en sus manos.

Lo dejó en las mías rápidamente y me encerró en el baño. Me vestí así http://www.polyvore.com/cgi/set?id=51904304&.locale=es. Peiné mi cabello de forma que quedaron ondas naturales y aproveché para hacerme una coleta alta, pero dejándome el flequillo hacia un lado. Me maquillé un poco los ojos y salí de ahí. Justin no estaba.

- Este niño aparece y desaparece –pensé en voz alta.

Cogí el móvil y salí de la habitación, pero al poner un pie en el pasillo, él saltó hacia mí, dando una fuerte pisoteada en el suelo y exclamando un sonoro ‘bu’. Le empujé lo más fuerte que pude. Me había asustado muchísimo y encima él se reía. ¡Pero tendrá morro!

- ¡Eres idiota! –grité insultándolo.

Él no paraba de reírse.

- Tendrías que haberte visto la cara –rió mientras me señalaba.
- Ya, como quieras –me crucé de brazos.
- Vamos, pero no te enfades –dijo acercándose a mí para abrazarme.
- Sabes que me asusto fácil –le recordé uniéndome al abrazo.
- Ya, lo siento, shawty –besó mi mejilla y me separé de él.
- ¿Dónde están todos? –pregunté mientras bajaba las escaleras y no veía a nadie en el piso de abajo.
- Están en tu casa –respondió en tono obvio- Mientras dormías, tu madre y Kenny fueron a comprar la pintura. Ahora están preparándola para empezar a pintar las habitaciones.
- Menos mal que me has llamado –dije sonriéndole y saliendo de su casa.
- Tu madre me mandó a que viniera, yo te iba a dejar durmiendo –contestó cerrando la puerta con llave.
- Ah, muy bonito –dije con ironía entrelazando nuestros dedos y de camino a mi casa, que no quedaba a más de diez metros.
- Era para que no te cansaras, sé que eres propensa a debilitarte con acciones que ejercen mucho físico –dijo riendo.
- ¿Me estás llamando débil? –pregunté alzando una ceja.
- No, no –negó rápidamente mientras llamaba al timbre de mi casa- Te estoy llamando vaga.
- Uh –me quejé.

Mamá abrió la puerta y me sonrió al verme. Se hizo a un lado y pasamos. Había varios botes enormes de pintura en el suelo –cubierto por un plástico transparente para no mancharlo- y pinceles tirados. Kenny también participaba. El salón estaba siendo pintado de un amarillo clarito. Muy, muy claro.

- Ya era hora –dijo mi madre mirándome y haciéndose de nuevo el moño mal hecho de antes- ¿Pensabas quedarte toda la mañana durmiendo?

Me encogí de hombros con timidez y le sonreí.

- Coge el bote ese de pintura blanca, unos rodillos y ves a pintar tu cuarto –me indicó señalando las herramientas con el dedo índice.
- ¿Y Julia? –pregunté mientras cogía el bote, pero al ver que pesaba mucho lo dejé en el suelo.
- Lo sabía –murmuró Justin riendo mientras lo cogía él con una mano. Le pegué un golpe en el hombro y soltó una carcajada para luego subir las escaleras hacia mi habitación.
- Está pintando la suya con Chaz.
- Ah –cogí los rodillos y me marché de ahí corriendo para alcanzar a Justin.

Cuando entré en mi cuarto me lo imaginé con mis muebles nuevos, fotos y demás cosas. Quedaría precioso. Encima el balcón daba a la habitación de Justin. ¿Qué más podía pedir? Éste ya estaba sacándole la tapa al pedazo cubo de pintura.

- Pásame un pincel o algo para menear la pintura, está muy líquida –dijo poniéndose de cuclillas delante del balde.

Le pasé el primer pincel grande que encontré e hizo lo que tenia que hacer. Meneó la pintura durante unos minutos y empezamos a pintar.

- Aviso a navegantes –dije antes de poner el rodillo manchado en la pared- Nada de juegos, que no quiero mancharme.
- ¿Por qué? –preguntó riendo mientras comenzaba a pintar la pared.
- Porque te conozco –le imité- Y porque esta camiseta es mi preferida.
- Te queda bien –me halagó mirándome.
- Lo sé –aguanté el rodillo con las piernas y me subí las mangas un poco más de lo que estaban.
- ¿Pero sabes cómo quedaría mejor? –preguntó retóricamente. Alcé una ceja para que respondiera- Así –y me manchó con un dedo de pintura la mejilla.
- Qué poco has tardado –dije quitándome la pintura de la cara con la palma de la mano.

Empecé a pintar en silencio mientras notaba la mirada de mi novio en mí. Me incomodaba un poco, la verdad. Nunca me he acostumbrado a estar controlada por nadie. Le miré de reojo y como vi que no disimulaba nada le miré bien.

- ¿Quieres una foto o un autógrafo, señor Bieber? –pregunté seriamente.
- El autógrafo mejor, dentro de unos años eso valdrá oro –bromeó- ‘Justin Bieber obtiene el primer autógrafo de ___ ___’. Ya me lo veo en las noticias.
- Eres idiota –dije negando con la cabeza.
- Y tú mi princesa, pero no voy por ahí diciéndolo como si nada.
- Lo estás diciendo ahora –dije riendo.
- Porque me apetece.
- Ah, entonces a mí también me apetece llamarte idiota.
- Pero eso es un insulto, princesa no –empecé a reírme.
- ¿Quién ha dicho que ser idiota es un insulto? Eres mi idiota preferido.
- Ah, entonces si soy tu preferido mejor –contestó sonriendo de oreja a oreja.
- Pero no he dicho que seas el único –bromeé pintando el otro extremo de la pared, ya que había terminado con el anterior.
- ¿Cómo?
- Ya sabes –me encogí de hombros y traté de parecer seria.
- Ahora verás.

Se acercó a mí por detrás y me empezó a hacer cosquillas. No paraba de reír y pronto empezaría a dolerme el estomago, así que empecé a pellizcarle la mano para que parara. Los rodillos estaban en el suelo y rezaba por que las Vans no se me mancharan de pintura. Justin me sujetó por la altura del pecho, elevándome del suelo. No me caería, pues era fuerte.

- Justin, para, tenemos que terminar de pintarla hoy –dije riendo- Mañana traen los muebles.
- Dame un beso –pidió riendo conmigo.

Me giré entre sus brazos y me puse de puntillas para que mis labios y los suyos estuvieran a la misma altura. No tardé poco en hacer que se unieran. Rodeó mi cintura con sus brazos y ahí retuve yo las manos. 
Como estábamos un poco cerca de la pared, la toqué estando aún pintada, por lo que me pinté el dedo. Con los ojos aun cerrados le manché la mejilla, igual que había hecho él conmigo. Se separó rápidamente y se tocó la zona pintada. Empecé a reírme y él rió también.

- Estamos en paz –dijo zanjando la ‘pelea’.
- Mhm.
- Bueno, aún no –dijo sonriendo de lado.
- ¿Aún no?

Cogió mi cara entre sus manos y besó de nuevo mis labios. Se separó de mí cuando estuvimos sin oxigeno suficiente para continuar y le di yo el último pico. Ambos sonreímos tiernamente. Nos separamos definitivamente para acabar de pintar mi habitación. Le dimos una capa de pintura más, para asegurarnos de que quedaba mejor y fuimos a ver cómo iban Chaz y Julia. Estos estaban sentados en el suelo y bebiéndose una lata de coca cola. Ya habían terminado, igual que nosotros. Nos sentamos con ellos y hablamos de nuestras cosas, de lo bien que estaba quedando la habitación pintada y de cómo quedará estando con muebles. A decir verdad, la de Julia era algo más ‘Tumblera’ que la mía. Pero bueno, ella siempre había querido tener una de ese tipo.

Tardamos un día entero en terminar de pintar toda la casa. Pedimos unas pizzas para comer y al rato seguimos pintando. Acabamos llenos de pintura, pero me lo pasé genial. La boba de Julia nos había estado haciendo fotos todo el rato y las iba subiendo a su Instagram, las cuales pasarían rápidamente a ser vistas por montones de usuarios de Twitter. Igualmente, ya estaba acostumbrado a todo esto.

Era de noche, teníamos que irnos a dormir ya. La pintura tardaría unas cuantas horas en secarse, por lo tanto, cuando llegaran los muebles –a eso de las cinco o seis de la tarde- podríamos empezar a colocarlos sin que tuviéramos que preocuparnos por las paredes recién pintadas, estarían ya secas desde haría rato.

- No puedo más –dije hablando sola mientras me tiraba en la cama.

Me di cuenta que iba toda manchada, así que decidí darme una ducha. Aparte, hacia mucho calor y necesitaba refrescarme. Me puse el pijama, que consistía en un short gris y en una camiseta negra de tirantes. 
Cuando estuve ya duchada, me hice un moño. Algunos mechones se me salían, pero eso hacia que quedara mejor. A veces los mejores peinados son los que se hacen de improvisado. Me tumbé en la cama con los ojos cerrados, estaba realmente agotada. Me tumbé de lado y fui a abrazar a mi almohada, pero me topé con algo que no era precisamente mi almohada. Abrí los ojos y vi a Justin tratando de no reírse.

- ¡Justin! –tercer susto que me daba hoy- Ya está bien, señorito, me vas a matar de un infarto.
- Eres tú la que se asusta fácil –se encogió de hombros aun estando tumbado- Anda que no verme tumbado aquí.
- Iba demasiado cansada para fijarme en si alguien se metía aquí de extranjis.

Él soltó una carcajada.

- Me ha gustado cuando te has arrimado a mí para abrazarme.
- Estaba pensando en que eras una almohada.
- Pues una almohada no tiene un cuerpazo como el mío –dijo levantándose la camiseta y provocando que empezara a reírme- ¿Te mofas de mi cuerpo?
- No, no me río de eso –me senté apoyando la espalda en la pared y por tanto, poniendo los pies en su estomago- Me río de lo creído que eres.
- Bueno, no te haré caso.
- ¿Por qué?
- Porque no eres swaggy.

Me eché a reír de nuevo.

- ¿De qué te ríes ahora?
- Recuerdo a Thais cuando no te conocía, siempre me preguntaba “¿cómo sería tener una conversación con Justin Bieber?” –traté de hacer la voz de mi amiga- Bueno, pues tampoco es muy difícil de responder a su pregunta. Una conversación contigo consta de “hey buddy, yeah, mhmm like, swaggy” y entre otras cosas.

Justin me lanzó un almohadazo en la cara mientras nos reíamos juntos. Sabía que tenia razón y eso le picaba un poco, pero se lo tomaba todo con buen humor. Cogió el móvil de la mesita de noche y me tumbé a su lado de modo que podía ver todo lo que hacía. Ya habían fotos de hoy pintando mi habitación, y eso. Muchas beliebers se las habían puesto de icon y eso me parecía súper tierno. Justin tuiteó algo sobre el estudio, pero no le di mucha importancia. Puso el móvil en silencio y lo dejó de nuevo en la mesita de al lado. Me miró sonriente al ver que tenia la cabeza apoyada en su hombro, casi quedándome dormida. Me besó la frente y le sonreí.

- Aun no me puedo creer que esté aquí contigo.
- Créetelo, mi vida.
- Tanto sufrir para al final ser feliz para siempre, y encima a tu lado –dejé ir un profundo suspiro desde el interior de mi garganta que llevaba reteniendo ahí demasiado tiempo.
- Sólo disfruta del presente, olvida el pasado y que no te importe lo que te deparará el futuro –me dio uno de sus grandes consejos. Siempre me había gustado su parte ‘filosófica’.

Le di un beso en los labios mientras sonreía y me acurruqué en él. Pero se tuvo que ir cuando mamá pasó por mi puerta y dio unos golpes, sabía que él estaba aquí y no quería que durmiésemos juntos. Se levantó de la cama y se puso las chanclas con dos ágiles movimientos de pie.

- Mañana por la mañana tengo que ir al estudio –me informó- ¿Me acompañas, verdad?
- Claro, ¿a qué? –pregunté, aunque creo que ya me hacia una idea.
- Usher quiere ver como suena nuestro dueto.
- ¿Y si no le gusta?
- Supongo que le gustará –dijo encogiéndose de hombros.
- Bueno, tú despiértame, que seguro que no lo haré por mí misma –dije riendo.

Se inclinó a mí, colocando las manos en la cama. Yo estaba sentada en el colchón, con las piernas dobladas a la altura del pecho. Juntó sus labios con los míos y susurró un tierno ‘buenas noches’ en mi boca. Le di un último pico, como siempre solía hacer y cerró la puerta. Apagó la luz tras su paso, pues el interruptor estaba fuera de la habitación, y la estancia se quedó en penumbra. Traté de tumbarme, pero las sábanas se me pegaban. Hacia demasiado calor. Me fijé en la ventana, por si acaso estaba cerrada, pero no, estaba abierta. Busqué el aire acondicionado, pero recordé que esta habitación no tenía.

¡Justin sí que tiene en su cuarto! Me levanté de la cama y cogí el móvil que yacía encima de la cómoda. Caminé por el oscuro pasillo haciendo luz con el móvil hasta llegar al cuarto de Justin. Él dormía, escuché uno de sus adorables ronquidos. Sonreí como una tonta. Con la luz busqué el mando del aire acondicionado. Lo encendí y noté como el cuerpo empezaba a notar el cambio de temperatura. Me metí en la cama con Bieber, pero este la ocupaba casi toda y estaba arrinconada en un rincón.

- Justin, muévete –le susurré.

No hacia caso.

- Vamos, nene, muévete que no tengo espacio –le pedí empujándole un brazo para ver si así reaccionaba y se movía por si solo.

Pero seguía sin responder. Le di un pellizco flojo en el brazo y en lugar de echarse a un lado, lo que hizo fue abrazarme. Bueno, más bien ponerse encima de mí, como si no se hubiese dado cuenta que estaba. Aguanté la respiración cuando noté que estaba sólo en calzoncillos. Noté el bulto que ocultaba la tela morada de sus bóxers y me puse tensa. De pronto noté un beso corto en el cuello.

- ¿Y ese repentino nerviosismo?

Expulsé el aire de sopetón. Quise empujarle, quitármelo de encima, pero estaba como anestesiada. Encima me acariciaba la cara cuando tenía a pocos milímetros su cara de la suya.

- Ehm, hola Justin –dije sorprendida al darme cuenta de que mi tono de voz no emitiera ningún sonido preocupante o delatador.
- ¿Por qué te has pasado a mi habitación y has encendido el aire?
- Tenía calor –él seguía acariciándome y estando encima. Así lo único que hacia era aumentar la temperatura.
- ¿Y sigues teniendo calor? -¿a qué venía ese tono seductor? ¡Quiere matarme?
- Bastante… -reaccioné rápidamente- Digo, no. No tengo calor. Ya estoy bien –él sonrió de lado.

Se inclinó a mí y cuando pareció que iba a besarme, lo único que hizo fue frotar sus labios contra los míos, haciendo que los entreabriera. 

Cerramos los ojos a la vez y nos fundimos en aquél acalorado y apasionado beso. Bajó sus manos lentamente por mi cuerpo, acariciando mi vientre y deteniéndolas en mi cintura. Por suerte la puerta estaba cerrada y todo el mundo dormía. Pero no veía nada, estaba todo a oscuras. Masajeó mi cintura provocándome una repentina sensación de estar rozando el cielo, pero sólo lo rozaba. Empecé a tocarlo cuando inconscientemente hice que mis piernas rodearan la cintura de Justin, quedando así más cerca de su masculinidad. Introdujo su lengua y la mía rápidamente la acogió. Iniciaron una batalla, ninguna de ellas sería perdedora o ganadora. Eran iguales. Rodeé su cuello y empecé a acariciarlo de manera lenta, mientras que con otra mano lo hacía con el pelo. Dejó una hilera de besos por mi cuello y de repente alzó la mirada hacia mis ojos, le acaricié desde la sien hasta la barbilla, dejando la mano cerca de la comisura de sus labios. Él movió la cabeza de modo que pudo besar la palma de esta.

- …

28 comentarios:

  1. Uououoouououou tus hormonas se han alterado o algo. jsdfbknhdfs Me ha encantado la maratón :D Después de ducharme subo la mía. Te quiero<333333

    ResponderEliminar
  2. Isjfnksufjwnsñfusjenudsndjfudud que sexy todo no? xdd :)

    Amooo tus capítulos:) <33333333333333
    Pdff.. Tengo sueño, muuuchooo sueño, pero julia a dicho que subirá su maratón así qur ha joderse y esperarse:)

    Me ha encantado todo eh! :))

    ResponderEliminar
  3. lkmfsakljflaksjflkasjflka Ame Todos Los Capitulos Vendria Se La Maraton e_é kajsfksajkfajsk Me Encanta Tu Novela Siguela Besos

    ResponderEliminar
  4. Tengo mucho sueño, pero que sepas que me ha encantado todos los caps.
    Me voy a dormir, bueno antes comento a tu última entrada.

    ResponderEliminar
  5. ASDNVKJSNVKJS ME ENCANTA ME ENCANTA ME ENCANTA ME ENCANTA ME ENCANTA ME ENCANTA :) NO LO DEJEES ASIII !! AJSVNSDKJNVWSJDVHNHFIRSKDV Publica pronto :) Un besazo preciosa :)

    ResponderEliminar
  6. Por cierto. Mi Croqui se ha venido a vivir también a Atlanta, ¿no? Mas te vale, melona.

    ResponderEliminar
  7. ¿Ya te dije que esta novela me encanta? ¿Y que la amo muchisisisisisisisimo? POR FAVOR SIGUELAAAAAAAAAAAAA. La dejaste en lo mejoooooooooooooooooooooooooooooooooooooor. Besos

    ResponderEliminar
  8. Joder, me ha encantado la maratón, simplemente cada capitulo ha sido extremadamente perfecto jaja. Llevo algo de prisa u.u (Jodida escuela) Lo bueno es que ya están acercándose mis vacaciones :)
    I LOVE YOU yasmina, te quiero :) Y te envio besitos y letritas de amor jsdncbeefbchbhvubfhbvhdsjakcncdfuivb

    Monii

    ResponderEliminar
  9. Que fuckeable dios mio *-*
    Me ha encantado el cap. Que sexy mi Biebs hahahahaha. Maratón PERFECTO!
    TE QUIERO BONITA<3

    ResponderEliminar
  10. UOOOU UOOU, Recien veo la maratón en mi cuenta Blogger, anda como la mierda, PERO QUE CAPITULAZOS! me quedé como o___o leyendo lo último, yo ser perver 1313 JAJAJA.

    Me encantó toda la maratón :) Fue taaaan sbfvckzbClashbclbzlwefhcbs. Te dejo que me tengo que ir a dormir, besos Mina, Chau!

    ResponderEliminar
  11. Simplemente,AWESOME! me encanto Yasmina♥

    ResponderEliminar
  12. M encantooooo como todos los demas!!! esta re divertido jajajaj espero q subas otro prontooo!! besooo

    ResponderEliminar
  13. sos una mala persona. hacés semejante maratón y la dejas acá. ni yo soy tan mala! o si? en fin, lo que sea. quiero (casi digo que quiero [me estas pegando tus expresiones] jiji) que Lucas sea mi novio. sisisisisisisisisisisisisiiiiiiii?

    ResponderEliminar
  14. sisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisisiiiiiiiiiiiii? :)

    ResponderEliminar
  15. aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa q intriga q me daaaa ajajaja quierooo otroooo pronto plissssssssss. besoosssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. me 2 ajajja ta yasmina no puede ser por q cortas asi los capitulos no dpodes te voy a matarrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr mno me los podes cortar mas asi o me voy a morir de la intriga subi otro lo mas pronto q puedas plisssssssssssssssssssssssssssssssss!!!!!!!!!!!!!!!!!

      Eliminar
  16. Woihwoeugiu diooos pensaba que ya iban a hacerlo con eso de tantos besos y wqoieriug y he pensado: ¿Tan pronto? o.O Pero alfinal no... ahhaha.. suerte ':)

    Siento no comentar mucho... es que últimamente no me meto mucho en blogger:$

    Me encantó la maratón :D Quiero máaaas maratoneees♥

    Síguela cuando puedas.
    Adiós y besos! :D

    ResponderEliminar
  17. No se lo que ha pasado pero te comenté y ahora no sale mi comentario :c no se porqué es pero en fin sólo que ME HA ENCANTADO LA MARATON Y ESTE CAPITULO ES AHDJKAOSFPASPLAPGLAGÑL LO QUE MÁS ME GUSTA ES EL FINAL *-* cREO QUE VOY A MORIR SI NO PUBLICAR, SIEMPRE TE LO DIGO PERO ESQUE ES VERDAD! TUS CAPITULOS SIEMPRE SE SUPERAN!
    SUBE PRONTO PLEASE! Un Beso bonita :)

    ResponderEliminar
  18. La gente no comenta como antes :'( ¿PORQUE NO COMENTAIS? CUANDO HABIAN 40 COMENTARIOS SUBIAS ENSEGUIDA Y AHORA NO COMENTAN NI 20 ¿QUE LES PASA A LA GENTE? AKDASFLPASPFPDFKLADPFKLAD
    COMENTEN!!!

    ResponderEliminar
  19. Como no tenia nada para hacer y me encaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaantoooooooo la maraton me al lei otra vezzzzzzzz jaja!! AMO la novelaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!!!!!!!!! es loa massss sadhfgeuiarghiyrehgakejtwghteuhwaz4l,ñ.wazl.unuhjñ.p-ed.ñpeesettgw7tygitsae86gyiyutyurhguhtholanbhdfvfndggjdyhhhhfujdgeikfmhjfshjngbgfvagbfv bueno ta no se q mas escribir asi q chauuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu!!!!!!!!!!!!!!! besooos

    ResponderEliminar
  20. Que panda de putos. Ya no comentan como antes. COMENTAD.
    Joder. Vaya capítulo. Tienes las hormonas revolucionadas, niña. Es demasiado asdfghjkl. Básicamente. Sería muy cuqui que me dedicaras el próximo capítulo por mi cumple, jé. Yo lo dejo caer. JAJAJA.
    Me has dejado con la intriga, jopé.
    Besis. TE CA.
    Cris.

    ResponderEliminar
  21. JODEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEER, no nos dejes así, jo. ME encantan tus capítulos, tu novela, tu manera de escribir, tu.. no sé me ocurre nada más. Solo sé que quiero seguir leyendo, muy seriamente te lo digo es tan uigfernhjifdrhgfhueghur. Enserio. MUERO. Y encima nos dejas con la intriga, mala persona. Enserio. puf... no hay palabras. Besis cielo. <3

    ResponderEliminar
  22. OH SI, BOXERS MORADOS!!!! SIGUE!

    ResponderEliminar
  23. pofavóh me ha encantado la maratooooooooooooooooooooooooooooooon, quiero otra YA oc? Oc:) me has dejado con ganaaas¬¬ bueno como ha sido taan 5tyukuythyjuyrsthyjuwszsegthywaw*-* no me quejo, un beso:)

    ResponderEliminar
  24. HOLAAA:) No te comenté ayer, te explico, estoy en casa de mi tía que ha tenido un bebé y la estoy ayudando, y solo puedo coger el ordenador en la hora de la siesta, pr que si no mi otro primo de tres años no me deja tranquila, y ayer se despertaron y me quedé a medio capítulo TT pero ya lo he acabado y adskfja me encanta. Que acalorado lo has cortado, creo que has publicado más, voy a mirarlo. <3

    ResponderEliminar
  25. Ufffff pues si tenia calor ahora más jajajaja.
    Siguela y ya se que la seguiste pero bueno soy retrasada mental!
    Besos!

    ResponderEliminar

¿Por qué no me sacas una sonrisa con un comentario tuyo? Vamos, es gratis.