¿Cuántos somos ya?

19 de mayo de 2012

Never let you go. {75}


- Puedes tener todos los amigos que quieras –me interrumpió-, pero teniendo a una persona a quién amar, se prefiere antes a esa persona antes que los amigos.

Suspiré.

- Vale, se lo diré –ella sonrió victoriosa por su acto de convencerme- Pero no hoy.
- Mira que eres cabezona, tía.
- Lo sé, pero no me harás cambiar de opinión.
- ¿Y cuándo se lo dirás? –preguntó.
- Cuando mi madre decida denunciarle –denunciar a mi padre, claro.
- ¡Pero si dices que ella no quiere! –gritó exasperada.
- Vas captando la idea –dije mientras hacía un movimiento de manos.
- Eres de lo que no hay –negó con la cabeza mientras se cruzaba de brazos.

Solté unas carcajadas y seguimos caminando hacia mi casa. Al llegar, el ambiente olía a pasta recién hecha. Raviolis a la carbonara. Una de mis muchas comidas favoritas.

- Ah, hola cielo –gritó mamá al escuchar el ruido de la puerta. Oí sus pasos acercarse a mí y a Julia- Oh, hola cariño –le saludó a mi amiga.
- Se queda a comer. No te importa, ¿verdad?
- No, claro que no –sonrió- Donde caben dos, caben tres.

Julia y yo reímos.

- Voy al baño –me avisó mi amiga dejándonos a mí y a mamá solas.
- Mamá –la llamé.
- Dime, cielo.
- Julia lo sabe –ella se tensó- No sé por qué actúas así, mamá.
- Me da vergüenza que la gente lo sepa –respondió mientras se limpiaba las manos en el mantel sin ni siquiera mirarme.
- Pues espero que no te de vergüenza contárselo a la policía –ella alzó la vista rápidamente- Sabes a lo que me refiero.
- No pienso denunciarle.
- ¿Por qué? –pregunté.

Se oyó el ruido del agua de la cisterna.

- Hablaremos de esto más tarde –me avisó volviendo a la cocina.

La miré mientras negaba con la cabeza decepcionada y solté un profundo suspiro. Odiaba que fuese tan cabezona.

- ¿Qué pasa? –preguntó mi amiga mientras se acomodaba la camiseta.
- Nada –contesté imitando su sonrisa- Vamos a mi habitación, anda.

Entramos a mi habitación y me dejé caer en la cama. Estaba realmente agotada, y eso que no había hecho nada que ejerciera mucho esfuerzo físico. Pero mi cuerpo estaba devastado, cansado. No sé, no era yo. Ahora mismo no tenía ganas de nada, quería dejar de existir por algunos días. O simplemente despertar de esta pesadilla y encontrarme a la persona que ahora más que nunca necesitaba durmiendo a mi lado, con el pelo alborotado y la carita esa de ángel. A Justin. Anhelaba su olor corporal, su colonia que tanto me encantaba. Su forma tan divertida y tierna de subirse los pantalones a la vez que daba un pequeño salto. O simplemente sus labios rozar suavemente los míos.

- ___ –me llamó Julia- ¿Te pasa algo?

No me daba cuenta que estaba medio dormida. Bueno, tumbada y con los ojos cerrados, pero al fin y al cabo si seguía así acabaría durmiéndome.

- No, nada –mentí.
- Justin –adivinó.
- Anoche cuando llamó me dijo que la semana que viene vendría a verme –dije casi con indiferencia. En el fondo mi cuerpo ardía ante la idea de tener a Justin rodearme con sus cálidos y protectores brazos.
- ¡¿En serio?! –preguntó eufórica mi amiga.
- Sí –dije- Pero claro, le dije que no, porque si venía tendría que quedarse aquí en casa. Y mi padre aun no se había ido de aquí, bla bla bla –dije haciendo un gesto con la mano como si esta hablara.
- Entonces, ahora que tu padre no está, ¿le dirás que venga? –cuestionó ilusionada.
- No lo sé –me encogí de hombros. Ella abrió la boca indignada- Es que si viene y ve que mi padre no está sospechará. Y aparte, en una semana las marcas estas –me señalé el cuello- aún seguirán siendo visibles.
- ¿Qué dices, tontaca? –preguntó retóricamente- Las marcas esas ya verás como pasado mañana no las tienes. Y respecto a lo de que sospecharía porque tu padre ya no vive con vosotras… Algún día lo tendrá que saber, ¿no?

Me tapé la cara con la almohada y grité sulfurada. Esto me mataba. No sabía si decírselo o no. También si contárselo a las chicas o callármelo. Me daba vergüenza en el fondo. La verdad es que no es algo fácil de contar. Es duro explicar a los demás como tu padre ha sido capaz de pegarte a ti y a tu madre.

- ¡Qué mierda de todo! –grité aún con la cara tapada.
- Gritando e insultando no solucionarás nada –dijo quitándome el cojín y dejándolo a un lado.

Me incorporé en la cama y la miré. En el fondo tenía razón. Pero, ¿acaso sabía ella como me sentía? Es muy fácil decir “díselo, él te ayudará a superar este bache”. Pero después es difícil empezar a explicarle todo. No sabes cómo reaccionará. No sabes si te derrumbarás a mitad de la conversación. No sabes qué pasará a partir de ahí.

- ¿Estás presente en este mundo? –preguntó Julia chasqueando los dedos justo delante de mis ojos.
- Sí, sí –respondí asintiendo con la cabeza.
- ¿Y bien?
- Me tiene que llamar para ver cuántos días libres le da Scooter para venir aquí a España –le informé.
- Entonces está asegurado que vendrá –concluyó.
- Sí, pero no se sabe ni por cuánto tiempo ni cuándo vendrá. Solo sé que me vendrá a ver.
- Chicas, a comer –dijo mi madre mientras asomaba la cabeza por la puerta.

Las dos nos levantamos y caminamos hacia la cocina, donde la mesa ya estaba puesta. Le dije a mamá que posiblemente Justin vendría a verme no sé qué día y no sé por cuánto tiempo. Ella aceptó. Le saqué el tema de que algún día él tendría que saber lo de papá. Dijo que no le importaba. Se hacía la superada, la fuerte. Igual que yo. Pero en el fondo este tema nos dolía. ¿Cómo repugnar a un hombre que ha estado durante quince largos años a tu lado? Es extraño. Pero del amor al odio sólo hay un paso. Y él lo ha dado en muy poco tiempo. Mientras disfrutábamos de la comida las tres juntas, Julia me pidió que le diese clases de inglés. Quería tener una conversación decente con Justin cuando viniera a visitarme. Acepté. ¿Habría algo más divertido que enseñarle ha hablar inglés a una chica como Julia, que pierde la paciencia en poquísimo tiempo? No, ya lo creo que no. Ya me la imagino frustrándose cuando no sepa pronunciar correctamente una palabra.


|| Al día siguiente ||

Hoy iba a pasar un día entero con las chicas. Julia y Adriana se quedarían a dormir a casa. La liaré un poco en casa para que mamá me regañe. Hace tiempo que no lo hace y empiezo ha extrañarlo.  Me levanté de la cama a las nueve y media. Sí, ahora no sé qué me ha dado que me madrugo bastante. Miré el calendario. 28 de julio. Hace 20 días que no veo a Justin. Suspiré mientras cerraba los ojos apenada. Los volví a abrir y caminé hacia el armario para ponerme esto http://www.polyvore.com/cgi/set?id=48386068&.locale=es. Me peiné y lavé mis dientes. No tenía hambre, así que no desayunaría. Mamá empezaba a trabajar. Le habían dado vacaciones hace poco mientras yo estaba en Atlanta, y ayer era su último día. Cogí el móvil, las llaves y algo dinero y me marché de casa. Cuando salí eran las diez menos cinco. Julia y yo tendríamos una hora para estar las dos solas. O directamente iríamos a buscar a Adriana más temprano. Opté por la segunda opción.

El camino hacia la casa de mi amiga se me hizo corto. En menos de diez minutos estaba ahí. Ella dormía. Como siempre.

- ¿Algún día llegaré a tu casa y te podré ver despierta? –pregunté apoyada en el marco de la puerta.

Esta alzó un poco la cabeza del cojín y frunció el ceño. suspiró y volvió a dejar caer la cabeza en el cojín.

- Lo dudo –murmuró.
- Va, vístete –le pedí mientras me sentaba a su lado y le daba en la espalda con una almohada- Hemos quedado con Adriana.
- ¿La hermana del tío buenorro? –preguntó haciéndose la tonta. Sabía perfectamente quién era Adriana, pero sacaba temas de conversación para quedarse más rato en la cama.
- Que te levantes –le obligué.
- Mientras que me visto tráeme el desayuno, anda –me pidió sonriendo tiernamente.

Enarqué una ceja y me levanté.

- Pero vístete, eh –dije en tono casi amenazante.

Salí de la habitación de mi amiga y me dirigí a la cocina. Ahí estaba su madre.

- El desayuno para Julia –dijo  dándome una pequeña bandeja con un zumo y unas magdalenas- Os he oído y te he ahorrado el esfuerzo –comentó entre risas.
- Gracias –dije sonriendo.

Volví a la habitación y Julia estaba maquillándose. No sé por qué lo hacía. Ella es guapa con o sin maquillaje. Cogió una gorra negra que yacía en el escritorio y se la colocó al revés. Ya me entendéis, con la visera mirando hacia atrás. Se miró en el espejo y marcó un par de pasos de baile.

- Qué payasa –dije riendo mientras me acercaba a ella con la bandeja entre las manos.
- Anda que tú, mongola –rió mientras cogía una magdalena y le daba un mordisco.
- Termina rápido de desayunar –le mandé riendo- Tenemos que pasar a buscar a Adri.
- Ya, ya –dijo esta con tranquilidad en el tono de voz- Impaciente.

***

Habíamos paseado Adriana, Julia y yo por todas las calles que nos caían cerca. Habíamos ido parando en cada puesto de comida que encontrábamos. Algodón dulce, palomitas, helados, golosinas…, de todo. Incluso me encontré algunas belieber que quisieron hacerse algunas fotos conmigo. Me pedían que las siguiera en Twitter y me apuntaba sus cuentas en la palma de la mano. Al llegar a casa con mis dos amigas tenía el brazo lleno de cuentas de Twitter. Era algo alocado para ser real.

- ¿Tenéis hambre? –pregunté al cerrar la puerta tras mi paso.

Ellas alzaron una ceja mientras sonreían divertidamente. Eso era un rotundo no. Teníamos comida por digerir como para tres semanas. Mamá no había llegado aún. Hoy haría turno doble porque una compañera suya se puso enferma.

Caminé hacia el baño mientras mis dos invitadas se dirigían hacia mi habitación. Adriana no conocía mi casa, así que Julia le guiaba. Como ya había seguido a todas las chicas en Twitter por el camino de regreso a casa, me pude quitar la pintura de los brazos. De paso me mojé la cara y me hice un moño mal hecho. Sí, de esos que te haces para estar por casa. Me molestaba el pelo en la cara.

Salí del baño y caminé hacia mi habitación, donde Julia le enseñaba a Adriana mi ropa. ¿Mi ropa? ¿Qué hace enseñándole mi ropa como si fuese a subastarse?

- ¿Qué haces con tu vida, Julia? –le pregunté poniéndome detrás de ellas.
- ¡Me he enamorado de tu ropa! –gritó Adriana tirándose al suelo y abrazándome la rodilla.
- Pues la más guapa es la que me compré en Atlanta –presumí.

Adriana se levantó y empezó a mirar mi ropa con toda la confianza del mundo. No me importaba que toqueteasen mi ropa. Como si querían probársela. Me daba igual. Mi nueva amiga sacó un vestido precioso que me compré un día junto a Cait.

- ¿Y esto? –preguntó Julia mirándolo- ¿Tú comprándote vestidos?
- Ese me enamoró.
- Me ha enamorado hasta a mí –comentó Adriana a la que prácticamente se le caía la baba.
- Podrías ponértelo algún día –arqueó las cejas- El día que venga Justin, por ejemplo.
- ¡¿VA A VENIR JUSTIN?! –cuestionó exasperada Adriana.
- Sí, pero no sé cuándo –me encogí de hombros.
- Dime por favor que me dejarás conocerlo –pidió de rodillas.
- Claro, idiota –dije riendo.
- Bua, como te quiero –comentó levantándose.

***

Eran las cinco y media de la tarde. Nos habíamos tirado viendo películas desde que llegamos. Bueno, más bien desde que terminamos de husmear un par de veces mi armario a fondo. Adriana y Julia tenían fichados un par de pantalones y camisetas para que se los dejara. Yo acepté encantada. Íbamos por la sexta película. Esta era de miedo. Yo estaba que me moría. Justo llamaron al timbre.

- ¡Voy yo! –me ofrecí como excusa para poder librarme de aquella horrorosa escena que se acercaba.

Me levanté corriendo de la cama y corrí hacia la puerta. Al abrirla me encontré con un repartidor y un paquete en las manos.

- ¿___ ___ ? –preguntó aquél hombre con un llamativo bigote color azabache.
- Sí, soy yo -¿ese paquete es para mí?
- Firme aquí, por favor –me pidió mientras me entregaba una pequeña carpeta con una hoja y un bolígrafo. Firmé y se la entregué- Aquí tiene.
- Gracias –dije cogiéndolo.
- Que pase una buena tarde –se despidió cortésmente.
- Igualmente –cerré la puerta mientras miraba atenta el paquete de color morado que llevaba entre las manos. Era una caja preciosa.
- ¿Y eso? –preguntaron las chicas. Al parecer me habían seguido.
- No lo sé –me encogí de hombros y caminé hacia el sofá. Las tres nos sentamos a la vez.
- ¿No viene tarjeta? –preguntó Adriana.
- No.
- ¡Pues ábrelo! –gritaron las dos con impaciencia.
- Voy, voy –dije riendo.

Abrí la tapa de la caja y me topé con una bolsa de golosinas, una carta y una camiseta doblada.

- ¡Ositos Haribo! –gritaron exasperadas mis dos acompañantes.
- Hay una carta –dije introduciendo la mano en el interior de la caja y sacando el papel doblado por la mitad.
- ¿Qué pone? –preguntó Julia mirándolo.

Lo leí así por encima y reaccioné al darme cuenta que estaba escrito en inglés.

- Es… es de Justin –les informé balbuceando.
- ¡Léela! –pidieron las chicas.
- Voy, voy –me leí las primeras líneas para mí sola. Solté una carcajada.
- ¡No, no, no la leas para ti sola! Nosotras querer qué pone –suplicó Julia.

Dejé la caja encima de la mesa que tenía delante. Miraría la camiseta después de leer la carta. Carraspeé la garganta y las chicas me miraron atentamente.

No sé qué saludo poner en la carta; querida ___ , estimada shawty…, no lo sé. Así que imagínate que hay un bonito comienzo, ¿vale? –las chicas y yo reímos- Sé que te estarás preguntando “¿Qué hace éste enviándome una carta cuando existe el correo electrónico?” Bien, es que por carta me parecía mucho más romántico. Como habrás comprobado, no sólo te envío estas bonitas letras. También está la camiseta que te pusiste para dormir la noche anterior de que te marcharas de Atlanta –Julia al escuchar lo de la camiseta la sacó de la caja y la extendió para poder ver el dibujo. Era esa. La que me puse para dormir. La camiseta de Justin, de mi novio. Sonreí tontamente y las chicas me miraron enternecidas. Julia dejó la prenda de ropa en su regazo y dirigí la vista a la hoja- Hay una explicación de por qué te regalo mi camiseta. Al parecer te dejaste tú una tuya, concretamente la que te pusiste el día que empezamos a salir. Sí, la verde. La dejaste en el cesto de la ropa sucia y no la cogiste. Mamá me la dio el otro día y decidí quedármela. Sí, soy un rebelde –solté unas carcajadas-. Y aparte de la camiseta y de esta bonita carta que sé que nunca olvidarás, hay una bolsita de gominolas. Compártelas con Julia, sé que estará a tu lado ahora mismo –Julia empezó a hiperventilar y a taparse la boca como una histérica. Adriana y yo reímos-. Y ahora es cuando la carta pasa a ser un poco cursi y tierna. Ehm… No sé cómo empezar. La verdad es que aún recuerdo con claridad el día que te conocí. El momento en el que choqué contigo y como a partir de ahí mi vida cambió, dando un giro de trescientos sesenta grados. Un poco brusco el giro, pero placentero al fin y al cabo. Intentaba huir del griterío de mis fans, pero si no fuese por ellas ahora no tendría a mi lado a una persona tan especial como tú. Así que se lo debo todo a mis beliebers. Gracias, gracias por aparecer en mi vida y saber tratarme como un chico de dieciséis años de un pequeño pueblo de Canadá que solo sueña con pasárselo bien. Gracias por saber comprenderme y estar conmigo en todos los pocos pero intensos momentos que hemos vivido. Gracias por existir, ___ . Y sobre todo gracias por entregarme tu amor. Lo más valioso que hasta ahora nunca he tenido.

- ¿Estás llorando? –me preguntó Julia mientras inclinaba la cabeza hacia mí.
- Pues como para no llorar –respondió Adriana por mí.

Reí y me sequé las lagrimas que corrían mejilla abajo hasta caer en el cuello. Proseguí con la carta:

Me he enamorado varias veces. Suelo cogerle cariño a la gente muy rápido y eso es lo que conlleva. ¿Pero contigo? Contigo nunca he sentido lo que ahora mismo estoy notando en mi estomago. La sensación de mil mariposas revolotear por tu estomago. Ponerte nervioso cada vez que esa persona, o sea, tú, te mira, te habla o simplemente pronuncia tu nombre. No sé, shawty; me haces sentir especial. El chico más especial de la Tierra. Que sepas que la distancia solo es un número, que me tienes a tu lado pase lo que pase. Que puedes contar conmigo para lo bueno y para lo malo. Que si tú me dices ‘ven’ yo lo dejo todo, pero debes decirme ‘ven’. Que te protegeré con mi vida si eso hace falta. Que eres mi todo y la razón por la que estas semanas me levanto con una sonrisa en la cara. Que te amo, y que eres mi mitad. ¿Te queda claro? Nada ni nadie me hará cambiar de opinión. Ojalá todo lo que llevo soñando noche tras noche se cumpla. Ojalá, shawty, ojalá. Ojalá pudiese llevarte a Canadá y presentarte a mis abuelos, tanto paternos como maternos. Mirarles a los ojos, mirarte a ti, volver a dirigir la mirada hacia ellos y decir: “Esta es la mujer que me hace feliz cada día”. Que eres perfecta con todos tus defectos. Con tus rabietas, tu mal humor cuando te levantan pronto, tus chistes malos. Eres perfecta y lo sabes, mi amor. Te amo, te amo mucho.

Justin Bieber.


Empecé a sollozar como una tonta mientras me tapaba la cara con las manos. Extrañaba tanto tenerlo a mi lado, extrañaba tanto sus sonrisas y sus abrazos tiernos de buena mañana. Sus ‘buenos días, shawty’. Siendo o no novios, me hacia sentir una verdadera princesa. Las chicas me abrazaron por los hombros y yo seguí llorando. Me sentía terriblemente mal. Fatal por así decirlo. Mira que llevaba tiempo sin él, pero esta carta ha sido la gota que ha colmado el vaso. Me he dado cuenta que él es mi mitad, que lo necesito para vivir y que sin él no puedo seguir adelante. Que me quedo estancada en el camino. Que no, que mi vida sin él no se puede llamar ‘vida’.

- Ya está, enana –trató de tranquilizarme Julia mientras me acariciaba el pelo.

Me destapé la cara y la miré. Esta tenía una sonrisa en el rostro.

- Justin es precioso –comentó- Tanto por fuera como por dentro.
- Siéntete afortunada de tener un novio como él –contestó Adriana.
- ¿Cómo? Si lo tengo a miles de kilómetros –dije dejando caer mi espalda en el sofá.
- Llámalo.
- ¿Eh? –pregunté confundida.
- Dile que has leído la carta y que necesitas que venga –me explicó Julia.

Miré el móvil que reposaba en la mesa. Lo cogí y marqué su número.

___________

Me da la impresión que este capítulo me ha quedado cortísimo. Pero bueno, sale la parte del regalo de Justin que tanto esperábais. La verdad es que no tenía planeado qué poner en la carta, improvisaba a medida que escribía. Así que si está muy mal, decirlo. Quiero agradecer los comentarios. Sois las lectoras más fieles que he visto en mi vida. Os quiero mucho, chicas. Y si publico tan seguido es porque os lo merecéis. Que vosotras sois la novela, no yo. Que sois vosotras las que hacéis posible que esto siga adelante. Un beso y un abrazo muy grande.

Judiit: Sí, la verdad es que tenía ganas de escribir ya el capítulo en el que se iba. Ha sido como una liberación, me lo he quitado del medio jajaja. Y sí, verás como aparece pronto. ¡Besos bonita!
J U L I A: JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA. Este comentario me mata, loca. Has comentado tres veces diciendo gilipolleces, pero me he reído. Te amo mucho.
RUBIA:): Ya tocaba que se marchara xd. Muchos mimitos te dará Justin, ya verás.
deвora ♥: ¡Buf, gracias! Creí que no os iba a gustar este capítulo. ¡Gracias, en serio! Un besazo.
BELEN LLANOS: ¡Gracias, y tranquila, seguiré siempre esta novela! :}
Ana: ¡Bienvenida, entonces! Somos como una familia, la verdad. No sé, eso me da la impresión a mí. En cuanto pueda me paso por tu novela y me hago seguidora. Lo juro. ¡Besos!
Cris: ¡Oh, CRIIIIIIIS! Vale, eres tú. La última vez me quedé como: mierda, ¿dos Cristinas? No por favor. JAJAJAJAJAJAJ. "En el fondo te amamos". Conchetumare¬¬ JAJAJAJAJA. Se me pegan las expresiones latinas, loqui. ¡Besos, tonti!
Alejandra:): ¡Gracias, vida! Un besazo :)
AntoLoveBieber: Justin llegará pronto. Un par de capítulos nada más. ¡Besos!
iris: :O Qué raro que te hayan borrado la cuenta. Blogger no hace eso. A no ser que te hayan spameado la cuenta, o marcado el blog como plagio y cosas así. Pero creo que sólo se te elimina el blog, no la cuenta. En fin, cuando tengas el blog me lo pasas, ¿vale? Gracias por comentar. ¡Besos!
Belieber: Olo, olo, olo cuántos insultos. JAJAJAJAJA. ¡Gracias por comentar! Besos :)
*-* ~Consue~ *-*: ¡Eso te pasa por desaparecer tanto, tontita! JAJAJAJAJA. ¿Has estado en una cueva o qué? La verdad es que extrañaba mucho tus alocados comentarios. A ver si se te ve más por aquí. ¡Muchos besos, preciosa mía!
Sol Vazquez: ¡Qué ilusión tener un comentario! Siempre me hablas por Facebook y me quedo: No comenta nunca, ojalá que lo haga algún día. No sé, alomejor es cosa del navegador de Internet que utilices :S ¡Besos!
Me haces Grande: Ya decía yo que faltaba alguna loca más por comentar. JAJAJAJAJAJ. Me alegro que te guste, cielo. Y de nada, pero sólo es un pequeño adelanto :} ¡Muchos besos, amor!

25 comentarios:

  1. MAS OS VALE QUE SEA LA PRIMERA, EEEEEEEH.
    jsdfnskjdfnkdsf la carta es super larga, pero es muy cucki GUARRA ejem
    sdfkndskf
    Siempre estoy durmiendo JAJA ME ESPÍAS.
    ¿Cuando me liaba con Chaz, decías? JAJAJ yo quiero liarme con el. LOL.
    sdfjkd no es corto, tampoco es tan largo como los otros pero está muy bien, gordu.
    Te amo <3

    ResponderEliminar
  2. WEEEEEEEEEEEEEEEEAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA LA PRIMERA EN COMENTAR (H) ADORARME.

    ResponderEliminar
  3. :') Que quieres que te comente cariño si me has dejado sin palabras con este pedazo de capitulo!!!!!!!!
    Perfecto, hermoso, maravilloso le queda pequeño.
    Dios espero que venga JUSTIN!!! PERO YAA! hahaha
    Publica pronto cari.
    Te adoro mucho <3

    ResponderEliminar
  4. Me encantaaaaaaa!!! Esq es un amooooor!!! ^^ Yo no puedo con él! Jajajajaj Escriiibbbbeee rapido que mis nervios ya estan aumentando, cada vez que acabo de leer un cap. me inunda la curiosidad y solo en pensar que pasará.... ;) Siguieeente! :DDDD

    ResponderEliminar
  5. Awwwwww me encantaaaaaaaaa! :D:D Quee preciosa la carta se me han saltado hasta las lagrimas :) Y que tierno es Justin bueno tierno no suuuuuper tierno jaja :D Y no ha quedado para nada corto es ni corto ni largo está bien así :D Bueno que me ha encantado y que publiques pronto! Un besazo guapa :)

    ResponderEliminar
  6. Awww <3 Casi lloro de verdad con la carta ¿Como se puede ser tan Tierno? ahriweoasjiodadjfo Si! QUIERO QUE VENGA ^^) El capitulo está muy bien, no te ha quedado corto tu tranqui' y me ha ENCANTADO.
    Me tienes Indignada! ¿COMO LO DEJAS ASI? Quiero esa conversacion telefonica con Justin! Jajajajaja
    Encuanto he entrado a Twitter me he pasado por Tu Blog y para mi Sorpresa Habias Publicado Yuju!
    Sigue Pronto. Besoss!!

    ResponderEliminar
  7. Awwwwwwwwwwwwwww! Pedaazoo cartaa .. Dioos *-*
    Me siento tan metida en al historia..
    Buuf, que manos tienes para escbrir!
    Espero que publiques pronto, que muero de deseo!
    AJAJAJAJAJ! Muua!

    ResponderEliminar
  8. me encanto siguelaaaaaabesos desde bolivia

    ResponderEliminar
  9. Increíble, joder. INCREIBLE. Este capítulo, buf, me has puesto los pelos de punta con la carta. Joder, es que es increíble. No sé que decirte ya que todos son increíbles, pero este ha sido tan 'wow' Como te expresas Yasmina, joder, te expresas genial. Tienes un don y deberías aprovecharlo. Tienes el don de saber expresar emociones-cosa que poca gente puede hacer- y debes sacarle el máximo partido. Que, eso, me ha encantado el capítulo. Entero. Todo.
    Tequiero <3

    ResponderEliminar
  10. JODER *_______________* Precioso Yasmina, precioso. Me ha encantado la carta, me metí de lleno en el capitulo y se me han salido varias lágrimas, hoy estoy un poquitomucho emocionada con Justin. Quiero quee venga Justin yaaaaaa!!! Que mono el regalo enserio, muchos besos Yasmi y aunque no suelo comentar, siempre me leo el capii :) Un besoo preciosa (L)

    ResponderEliminar
  11. No fueron palabrotas fueron VERDADES y el capitulo si tal vez sería corto pero trae mas información es decir era lo que por lo menos yo esperaba.
    P.D: Gracias por subir a menudo aunque sinceramente cuando leo no me imagino a mi si no a ti.
    P.D: La carta joder si por casi lloró y to'.
    BESOS GUAPA!!!

    ResponderEliminar
  12. PERO QUE FELIZ ME HACES CUANDO SUBES CAPÍTULO, ¡COÑO! I just wanna say...flipa con mi inglés! JAJAJA Que me ha gustado musho, se me ha caido una lagrimilla cuando leía la carta. Thanks, por subir tan seguido :3 Esperaré el siguiente capítulo con ganas jijiji :$
    Un beso, ¡mona!
    PD: Un comentario de Cristina pa' tu body. JAJAJAJAJA

    ResponderEliminar
  13. Omaaa omaaa! Lloree con la carta, Justin ees muy atento y duuuulce! <'3 De verdad, si tu me dices ven lo dejo todo, pero dimee ven! :D que llame a Justin yaaaaa! // Menos mal que no vino la puta mierda de padree que tengo! Aiiichh.

    ResponderEliminar
  14. ajajaj haora me esta dejanodo mi compu q emocion !!!!!!
    el capitulo etaubo de mas y justi siempre es un tiero ojala le den el año livre ajajj aunq se q no va a pasar como lo amo a justin ajjaajja besos lo de comentar es un problema q tenia la compu pero lo arreglaron
    p/d soy Sol besos subi otro capitulo pronto !!!!! besos
    aaa 2 p/d convenci a mis amigas q no les gusta justin de q la lean por q siempre les hablo de ella y se las pase y les encanta chauchis

    ResponderEliminar
  15. Dioss la carta es asjakkldsjsd *__*, me encanta como escribes, lloré :$!!
    Por el capitulo para mi no fue corto, subes cada 3 días (mas o menos)y no hace falta que sea largoos.
    Síguela, ME ENCANTO el capitulo como todoss! :3
    AntoLoveBieber

    ResponderEliminar
  16. Hola!
    Lamento no haber comentado el capitulo anterior, es que eran días de escuela muy pesados. Aún así aquí vengo a decir que me ha encantado, más la carta. Llore :(
    Te quiero Yasmina, sube prontisimo (:

    ResponderEliminar
  17. ¡LOOOOOOO SEEEEEEE, LOOOOOOO SEEEEEEEE! ¡NO ME MATES! T.T Bueno, es que pasa que el sjdbfsj Blogger no me dejaba entrar a mi cuenta, me redireccionaba, redireccionaba... Y NUNCA ME DEJABA ENTRAR, como por dos meses, y entonces, no podía entrar, ni comentar, y yo no me logre aprender nunca el link de tu pagina, por lo que en ese lapso de tiempo no pude leer capítulos u.u ¿Sabes si se puede demandar a Blogger? ¬¬ Pero como hace una semana, ya puedo entrar, y bueno, con todo lo del colegio tengo como una hora para conectarme por dia, y me demore una semana en leer todos los capítulos que habías publicado... ¡DE LO QUE ME PERDIDO CHICA! Pero, ya me aprendí el link ;) Así que... ¡AUNQUE HAYAN IMPREVISTOS ESTARÉ AQUÍ! ¡ENTRE LAS SOMBRAS! Uhuhuhhuhuuh (sonido de fantasma xD) Okno.-. ¡PERDÓNAME! ¡PERDÓNAME! ¡POOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOORFIS! :D
    fvhjdfjbvjdbv ¡Llore con la carta, chica! ¡Justin es un amor! T.T ¡¿Porque ya casi no existen chicos así?! ¡POOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOORQUE! Waaaaaaaaaaaaaa! Es taaaaaaan tierno *.* ¡Escribes como los dioses niña!
    ¡Hay que contárselo a Justin! ¡Hay que contárselo a Justin! ¡Quieeeeeeeeeeeeeeeeeeeero veeeeeeeeeeeeerlo!! ¡Lo voy a llamar! ¡Lo voy a llamar! ¡Sherlock Holmes en versión mujer usara sus tácticas de persuacion para hacer que Justin venga a verme! Porque si no lo recuerdas... ¡YO SOY SHERLOCK HOLMES EN VERSIÓN MUJER! O al menos eso creo yo...
    Bueno, ahora debo ir a saltar alrededor de mi casa para demostrar mi felicidad... ¡Adiosito! ¡Ojala puedas publicar prontito! ¡Bye!

    ResponderEliminar
  18. ¿Que la carta está mal? Tu si que estas mal. Estoy llorando como una tonta.. Que bonita*-* Quien pudiera tener uno así en casa, todos los días. Aiiix, dejemos de soñar. Quiero saber que le dice en la llamada, que ganitas en serio:3

    Lo que has dicho de nosotras.. asdfghjkl te adoro cielo, eres tan monísima, si no fuera por ti, nosotras no estaríamos aquí, leyendo tu novela, riendo por las tonterías que hacen, llorando por todas esas palabras bonitas, comentando para que sepas lo jodidamente perfecto que escribes y esperando ansiosas el siguiente capitulo. Así que tu también tienes muchísimo muchísimo que ver. No lo olvides. Espero el siguiente, te quiero<33

    PD:Me has pillado en un día sensible, no se si se nota mucho...(L)

    ResponderEliminar
  19. ASDFGHJKLÑKPOJIHUGFTRGYHUILP SIN PALABRAS *-* ¿COMO HACES ESOO? ¿DEJARNOS ASI? JAJAJAJAJA
    SIGUE PRONTO :)
    Att: Molly

    ResponderEliminar
  20. porfis porfis seguila no me la podes cortar asi !!!! eta re buena la novela re buena!! porfis porfis porfis seguila
    JUSTIN ES UN TIERNOOOOO de mas el capitulo como todos jaajajja soy sol denuevo ajjajjajaj

    ResponderEliminar
  21. MI MADRE MINIÑA fijo igual siempre con la misma historia pq nos dejas asi :(((((( que nooo ha sido la bomba el capitulo, no te comente el ultimo poooooorque no lo habia visto no creass que te he abandonado eso NUNCA y por ezo comento ahora jejejeej
    SIGUELA YAAAAAAA!!!!!!!
    tqtqtqtqtqtqttqtqtqtqtqtqt

    ResponderEliminar
  22. Bua' tía, me ha encantado. Sí, un poco corto pero mu' bien hecho. Eres la hostia improvisando eh jajaja. Ya me imagino a Adriana tope motivá cuando vea a Justin. Echo de menos que duerma con ______(tn), era muy bonitu :( A ver si viene ya a mi casa que quiero Party Hard baby ;D Jajajaja, pues eso y siguiente eh que luego me quedo con la intriga durante toa' la semana y no progreso en mis estudios por mi empanamiento mental durante las clase... Bueno, lo admito, eso me pasa continuamente xD

    ResponderEliminar
  23. meee encantooooooooooo este capitulo, ess demasiado tierna la carta que "me" escribio justin♥
    espero que la sigas ya, aunque hay muchas palabras que no entiendo :) ajjajaajjaja
    buenoo besoooos

    ResponderEliminar

¿Por qué no me sacas una sonrisa con un comentario tuyo? Vamos, es gratis.