¿Cuántos somos ya?

2 de mayo de 2012

Never let you go. {68}


No lloréis mucho, ¿sí?
Os quiero.


8 de julio.

|| Justin ||

Hoy era el día en que ___ me decía adiós por un tiempo. Un tiempo en el que extrañaría sus besos, abrazos, caricias, miradas, sonrisas…, extrañaría todo de ella.

Dormía plácidamente a mi lado. Su respiración, lenta y acompasada, me tranquilizaba. Amaba verla dormir. Se veía más débil, más tierna, y yo sentía el deber de protegerla, de cuidarla como si de mi vida se tratase.

Busqué el móvil con la mirada y lo divisé en mi mesita de noche. Lo cogí y miré la hora. Eran las nueve menos cinco minutos. Me daba pena despertarla, pues era muy pronto, pero quería aprovechar la última mañana que me quedaba con ella.

Me levanté tratando de hacer el menos ruido posible. Caminé hacia el armario y cogí la ropa que me pondría después de ducharme. Entré en el baño y me bañé rápidamente. Tardé diez minutos. Me vestí y bajé al piso de abajo, donde se encontraba mi madre tomando un café.

- Buenos días, mamá –le di un beso en la mejilla y cuando ella alzó la vista para devolverme el beso, noté sus ojos hinchados y rojos- ¿Qué te ha pasado? ¿Has estado llorando?
- No, hijo, no –mintió mientras se fregaba los ojos con los dedos.
- Mamá, ni siquiera sabes mentir.
- Sólo que…. –suspiró y como supe que esto sería largo, cogí un taburete y me senté a su lado- Me da mucha pena que se vaya ya ___.
- Creí que era el único al que le afectaba esto, aparte de ___, claro.
- ¡No, por supuesto que no! –se negó rotundamente mi madre- Le he cogido muchísimo cariño a ___. Es parte de mi familia, y simplemente que en un par de horas se vaya…
- Te rompe el corazón –acabé la frase.
- ¿A ti también?
- Mamá, si ella se va, también se va mi felicidad –confesé.
- La amas –no era una pregunta, lo admitía.
- Más que a mi propia vida.
- Ella también te ama –lo sabía.
- Lo sé, mamá –solté un largo suspiro- Y no llores más, ¿sí? –le besé la frente- Yo voy a prepararle el desayuno a mi novia.
- Tiene suerte de tenerte.
- No, mamá –negué- Yo tengo suerte de tenerla a ella.

Mi madre sonrió y se limpió la lágrima que aún seguía descendiendo por su mejilla. Al parecer hoy iba a llorar mucha gente, incluido yo.
Preparé el desayuno para dos. Lo puse todo en una bandeja y con cuidado caminé hacia mi habitación, donde se encontraba ___ aun durmiendo.
Dejé la comida en la mesita de noche y me senté en la cama.

- Despierta, shawty –le susurré en el oído. Pero no se despertaba, así que empecé a darle cortos besos en el cuello hasta acabar en la nuca. 
Ella giró su rostro y abrió los ojos cuando se topó con mi rostro cerca del suyo- Buenos días, bonita.
- Justin –exclamó sorprendida aunque con la voz adormilada.
- Hola, vida –le saludé tiernamente- ¿Has dormido bien?
- Sí, gracias –contestó mientras se sentaba correctamente en la cama- ¿Y tú?
- Mejor que nunca –mentí. En realidad me había desvelado bastantes veces. Los nervios me carcomían- Te he hecho el desayuno.

Ella rápidamente esbozó una amplia sonrisa. Cogí la bandeja y la coloqué en mi regazo.

- Hay zumo, galletas, bollos… -pero no me dejó acabar la frase, pues había cogido mi mentón y había besado mis labios fugazmente.
- Gracias –dijo.
- No tienes que agradecerme nada.

Sus ojos reflejaban la misma tristeza que reflejaban los míos. Ambos estábamos pasando por el peor momento de nuestras cortas vidas, pero aun así aguantábamos como podíamos la sonrisa en el rostro. Era difícil, pero con un poco de autocontrol se reflejaba todo.

Empezamos a desayunar mientras hablábamos de puras tonterías. Admiraba oír su risa de buena mañana. Era simplemente… extraordinario. ___ es una chica bella con o sin maquillaje, aunque no suele maquillarse nunca, la verdad. Dice que le gusta más a lo natural. Bueno, pues jamás había admirado tanto la belleza de una mujer recién levantada. Normalmente todo el mundo suele tener un mal aspecto al acabar de levantarse, pero ella era la excepción. Se veía preciosa. Y aparte, el pelo alborotado le daba un toque sexy.
Terminamos de desayunar y ___ se levantó.

- ¿A dónde vas? –le pregunté.
- A ducharme –estaba cogiendo la ropa de anoche.
- Dúchate aquí, si quieres –le ofrecí- ¿Puedo cogerte yo la ropa?
- ¿Quieres escoger mi ropa? –preguntó mientras esbozaba una tierna sonrisa.
- Si me dejas, sí.
- Anda, ve –dijo riendo.

Me levanté de la cama y dejé la bandeja en la mesita de noche. Después lo recogería todo. Pasé por su lado y cogí la ropa sucia que llevaba en las manos. Besé su mejilla, más bien la comisura de los labios y desaparecí por la puerta. Entré en su habitación y dejé la ropa en encima de la cama. abrí el armario y busqué alguna prenda de ropa. ¿El qué? No lo sabía. Estaba indeciso, tardaba mucho en escoger mi ropa, así que 
imaginad la de una chica.

Hasta que vi el vestuario perfecto para ella. Salí con la ropa en la mano y me dirigí a mi habitación. Aún se podía oír el sonido del agua de la ducha, pero rápidamente cesó. Salió envuelta en una toalla y me quedé admirando su cuerpo tapado. De las puntas de su cabello, las gotas de agua descendían rápidamente hasta llegar a su pecho, y ahí, caer en la toalla. Sujetándose con una mano la tela que envolvía su anatomía, con la otra se apartó el flequillo de la cara.

- Toma –dije acercándome a ella y dándole la ropa.
- Gracias –caminó hacia el baño, pero antes de entrar se giró y me miró-: Justin, ¿estás nervioso?
- No, ¿por qué? –pregunté casi tartamudeando. Su esbelta figura me había dejado atónito, y eso que estaba tapada por una toalla.
- Estás tartamudeando –me recordó.
- ¿Y eso qué?
- Cuando tartamudeas es porque estás nervioso –buena observadora.
- ¡Bueno, ya, ves a cambiarte! –pedí entre risas.
- Ya voy, Drew.
- Y no me llames Drew –odio mi segundo nombre- Sabes que no me gusta.
- Ya, lo siento –entró en el baño y cerró la puerta.

Sonreí por debajo de la nariz. Ya uno no se podrá poner ni nervioso al verla, siempre te acaba pillando. Que te conozcan demasiado bien tiene su parte mala, y esta, era una de ellas. Aunque me gusta que sea así, que sepa cuando estoy nervioso, contento, enfadado, triste. No sé, será un gran apoyo en el día de mañana.

- Tienes buen gusto, Bieber –dijo mi novia al salir del baño. Iba preciosa {http://www.polyvore.com/110_nlyg_68/set?id=46828145}
- Lo sé –acepté riendo.

Se acercó a mí y besó mis labios. Rodeé su cintura con mis manos y ella mi cuello, acariciando mi nuca.

- ¿Vamos a ir a algún lado? –preguntó mientras enredaba los dedos en mi pelo, produciéndome unas ganas incesables de comérmela entera.
- Quiero ir a la playa a caminar contigo, ¿qué me dices?
- Que sí –aceptó sonriendo.
- Vas preciosa –le halagué mientras colocaba un mechón de pelo detrás de su oreja.
- Gracias –contestó mientras se colocaba la trenza en un hombro.
- Jamás te había visto con trenza –traté de recordarla, pero no, nunca antes se había hecho trenza.
- Tampoco con vestido –dijo entre risas.
- Te has puesto vestido más de una vez.
- Fáciles de contar con la mano –y tenía razón. Ella solía vestir con supras y jeans.
- Con lo bien que te quedan, no sé por qué no te los pones más seguido.
- También te quedan bien los pantalones subidos y tú los sigues llevando hasta las rodillas-solté una carcajada.
- ¿Te han dicho alguna vez que eres una exagerada? –pregunté mientras rodeaba su cintura con más firmeza.
- Puede –se encogió de hombros y siguió acariciando mi pelo- No me acostumbro al nuevo Justin.
- ¿Es sobre el pelo?
- Más o menos –dijo- Te veo más cambiado, pero no sólo físicamente.
- ¿He madurado? –quizás era eso lo que quería decir.
- Te veo más… tierno. No sé.
- El amor –me encogí de hombros- El amor cambia a la gente.
- A mí no –se defendió ella.
- Claro que sí –sonreí- Eres menos borde.
- Bueno, pero sólo en ese aspecto –dijo riendo- Yo no he cambiado. Tú sí.
- Eres preciosa –cambié radicalmente de tema, lo sé, pero necesitaba expresárselo. Su belleza casi irreal.
- Anda, mejor vámonos ya, que te me pones tonto –dijo después de haberme dado un beso.
- Qué impaciente –dije abrazándola con más fuerza y haciendo que ésta dejara de tocar el suelo.

Empezó a reírse tiernamente mientras se aferraba más a mi cuello. Yo simplemente disfrutaba al hacerle reír, o sólo con ser el causante de una sonrisa esbozada en su rostro. Era mágico para mí.
Aún alzada un par de centímetros del suelo, la llevé hasta las escaleras. Ahí le bajé, ya que no quería caerme. Me cogió de la mano y entrelazó los dedos mientras caminábamos hacia el piso de abajo.

- Nos vamos, mamá –dije mientras cruzaba el salón.
- Tened cuidado –nos avisó.
- Tranquila, Pattie –le serenó mi novia.

Abrí la puerta y dejé que ella pasara antes, simplemente para ser cortés. Cerré la puerta y volví a coger su mano para entrelazar de nuevo sus dedos con los míos.

Sabía que en cualquier momento la prensa nos atosigaría, que estaría encima nuestro durante todo el camino. Pero era feliz. Estaba contento, y si te muestras borde delante de las cámaras acaba siendo peor. Porque más te agobias, más te preguntan. Tienen como un detector; si estás más o menos bien, con ganas de responder, se acaban rápido. Sino, sus preguntas serán como martillazos en la cabeza.

Pero de momento el ambiente estaba tranquilo. No paseaba mucha más gente por la calle. Y era normal, eran las nueve y media de la mañana. ¿Quién pasea a esa hora? Ni siquiera había hecho público lo que iba a hacer hoy, no lo había escrito en Twitter, ni nada; así que no tenia por qué preocuparme de las cámaras.

- Oye, ¿no tienes ningún proyecto entre manos? –me preguntó rompiendo el silencio.
- De momento no –contesté.
- ¿Pero no estás escribiendo ninguna canción, ni nada? –parecía extrañada. Quizás piense que tengo que estar todo el día trabajando. También tengo mis ratos libres.
- No, amor –le respondí tiernamente- No me siento inspirado para escribir nada. Y aparte, ni Usher ni Scooter me han pedido que escriba algo.
- La próxima canción que escribas me la dedicas, eh –me pidió sonriendo.
- Claro –acepté- Es más, serás la primera en oírla.
- ¿Sí? –preguntó sorprendida.
- Por supuesto –besé su mano y ella me sonrió ampliamente. Como amo su sonrisa, por Dios.

Seguimos hablando y milagrosamente llegamos a la playa. La verdad es que si ibas andando caía un poco lejos, pero no nos habíamos dado ni cuenta que habíamos llegado.

___ se quitó los zapatos nada más pisar la arena. Yo hice lo mismo y los sujeté con la mano que tenía libre. Caminamos hacia la orilla y contemplé la sonrisa de mi shawty que poco a poco se iba ensanchando más. Estaba tocando el agua con la punta de los dedos.

- Está helada –dijo retirando los pies rápidamente.
- Estamos en verano –le recordé- No pasa nada.
- No me gusta que esté tan fría –dijo alzando un poco la vista. Yo era más alto que ella- Deja de crecer, ¿quieres?
- Tampoco soy tan alto.
- Ni con tacones estaría a tu altura, eres alto.
- O tú muy bajita –contesté entre risas. Se quedó pensativa- Ves, tú eres la bajita.
- Ya, ya –dijo riendo- Aún me queda mucho por crecer.
- Y yo igual –le hice saber. Tanto altura como voz. Ambas cosas cambiarían muchísimo.
- ¡Justin, no crecerás! –me amenazó con el dedo índice- ¿O quieres que tenga que ir a buscar una escalera cada vez que quiera besarte?
- Eres tan, pero tan exagerada –dije riendo.
- Ya, bueno –se encogió de hombros- Quizás sí.
- Anda, ven –me senté en el suelo y me abrí de piernas para que ella se sentara ahí- No te toca el agua, ¿verdad?
- No, no –respondió.

Retiré su cabello y lo coloqué a un costado. Acaricié su nuca y noté el colgante que le había regalado anoche.

- ¿Te gustó el colgante, shawty? –quería oír la respuesta.
- Sabes que sí –me hizo saber mientras se giraba un poco para mirarme.
- Me gusta que te guste –le susurré en el oído.
- A mí me gustas tú –dijo cogiendo mis manos que rodeaban su cintura.
- Se te manchará el vestido con la arena, ¿no? –pregunté preocupado. 
Iba demasiado guapa como para ensuciarse.
- Descuida, lo sacudo un poco y ya –empezó a jugar con mis dedos.
- Oye –le llamé- Hay cosas tuyas que aún no sé.
- Pues pregunta –dijo divertida.
- Mhm, vale. ¿Te importa que busque un cuestionario? Alomejor así es más divertido.
- Va –aceptó riendo.

Saqué el móvil y me metí en Twitter, por ahí siempre veo cuestionarios. Justo me topé con una cuenta que había finalizado uno. Pero era una belieber, y todas las preguntas iban sobre mí. Me reiría un poco, pues.

- Va, primera pregunta –anuncié mientras carraspeaba un poco la garganta-: Aparte de ser Belieber, ¿a que otras fanbases perteneces?
- ¿Y esa pregunta? –preguntó girándose- ¿De dónde la has sacado?
- Venía en el cuestionario –le respondí riendo. Ella quiso quitarme el móvil, pero se lo impedí- Va, responde.
- No soy belieber, pues quedaría un poco raro al ser tu novia, pero sí que me gustan todas tus canciones –me informó. Besé su mejilla- Y bueno, soy smiler y jacksonera.
- Vale, siguiente pregunta. Del físico de Justin, ¿qué es lo que más te gusta de él? –estallé a carcajadas. Las beliebers se aburren mucho para hacer este tipo de cuestionarios.
- Justin, ¿de dónde sacas ese cuestionario? En serio, no hace gracia –mentía, ya que se le escapaba una sonrisa entre la comisura de los labios.
- Va, contesta. No repliques, ¿sí?
- Mhm… Es difícil –soltó unas carcajadas- Pero lo que más me gusta de tu físico… ojos, labios y pelo.
- ¿Nada más? –pregunté riendo- Mira que tengo unos abdominales muy sexys.
- Ya, calla Bieber y dime la siguiente pregunta.
- Ya va –respondí besando su mejilla- ¿Y de su personalidad?
- Pues, lo gentil que eres…. ¡Espera, con esto no me vas a conocer más! –se quejó.
- Ya, pero es para reírnos un rato –le informé riendo- Después me preguntas tú lo que quieras.
- ¿Para qué? Si total, lo puedo sacar de Wikipedia.
- Va, mi amor –le pedí como un niño pequeño- Tú responde, por favor.
- Está bien –se hizo la difícil, pero en realidad sabía de sobras que se moría por responder todas las preguntas- Me encanta tu forma de ser con los niños y conmigo. No sé, eres muy tierno.
- Gracias, vida –se giró un poco y aproveché para darle un beso en los labios- Siguiente pregunta: ¿Te gustaría cambiar algo en la forma de ser de Justin?
- No, es perfecto así –dijo jugando con el vuelo de su vestido.
- Antes de ser Belieber, ¿quién era tu ídolo?
- Vaya mierda de cuestionario has sacado.
- ¡Shawty, habla bien! –le regañé.
- Ya, papi –dijo riendo- Perdón.
- No, papi, no. Que si soy tu papi no puedo besarte.
- Claro que podrías –contestó en tono obvio.
- Pero en los labios no –dije riendo.
- Oh, se me olvidaba –rió- Bueno, sigo diciendo que no soy belieber. Y sí, mis ídolos son MJ y Miley.
- Lástima que el Rey del Pop muriese –recuerdo cuando me enteré de que había fallecido. Me sentó muy mal- Bueno, siguiente pregunta. ¿Qué vídeo te gustaría protagonizar con Justin?

___ soltó un par de carcajadas.

- Todos en los que hubiese beso –dijo riendo.
- ¿En serio? –pregunté mientras apoyaba la cabeza en su hombro y aspiraba su dulce aroma.
- Sí –contestó girando su rostro para mirar el mío- Así me ahorraría los celos. Y aparte, yo lo haría todo gratis.
- Así me gusta –besé la comisura de sus labios y seguí leyendo el cuestionario aún en la misma posición- ¿Qué canción le dedicarías a Justin?
- Mhm… Pues, ni idea –me miró y sonrió- “You da one”, de Rihanna. Sí, esa.
- Quiero oírte cantar –le pedí sensualmente en su oído para después morderle el lóbulo de la oreja.
- ¡Bieber, no hagas eso! –pidió mientras soltaba un par de carcajadas- Y sigue con el cuestionario.
- ¿Jaitlin, Jiley o Jeliebers?
- ¿Eso qué es, el nombre de tus relaciones? –preguntó ___ confusa. Yo asentí con la cabeza avergonzado- Pero con Miley no has salido… ¿O sí?
- Ehm… Salí un mes, pero no funcionó –ella abrió los ojos como platos.
- Anda que me lo cuentas –se quejó- Bueno, sigue.
- ¿Te has enfadado?
- No, todo el mundo tiene ex’s, ¿no? Bueno, yo no –sonrió- Va, sigue. Me están gustando este tipo de preguntas.
- ¿Canción preferida de Justin? –fue a abrir la boca, pero le interrumpí- No valen todas.
- Pues es difícil decidirse –dijo dubitativa- Creo que es… Down to Earth.
- ¿En serio? –pregunté sorprendido. No me esperaba esa, concretamente.
- Sí. Aunque Common Denominator también me gusta mucho.
- Me alegro de que te gusten –le confesé- Siguiente pregunta. ¿Cuál es tu vídeo preferido de Justin?
- Pray –sabía que escogería ese- También Love Me, porque me río mucho en algunas partes.
- ¿Qué partes? –le pregunté sonriendo.
- En la que apareces lleno de papel higiénico y empiezas a dar vueltas.
- Fue divertido –dije al recordar el rodaje- En fin, ¿Con quien te gustaría que colaborase Justin?
- Rihanna –respondió.
- ¿Si escribieras una canción para Justin, cómo se llamaría?
- Pues… ¿Te amo?
- Qué poco original, amor –dije riendo.
- Bueno, pues… Ni idea, no me siento inspirada –comentó riendo- Siguiente.
- ¿Si tuvieras hijos con Justin, cuáles serían sus nombres? –ella y yo nos echamos a reír nada más que yo acabase de leer la pregunta- A ver, a mí me gusta Derek y Alison.
- ¿En serio? Si fuese un chico le pondría Iván –me sonó rarísimo ese nombre, pero supongo que sería uno de su país-, y si fuese chica… No sé.
- Recuérdame que le diga a mi madre que nos ayude para escoger el nombre de nuestros hijos –dije riendo.
- ¿Ya tienes planes de hijos, Bieber? –preguntó alzando una ceja.
- Sí –reí  le besé de nuevo en los labios- ¿Que le regalarías a Justin por su 18 cumpleaños?
- Aún falta muchísimo para que cumplas los 18 –exclamó.
- Bueno, así me voy haciendo una idea –me encogí de hombros.
- ¿Un choche? –pareció dudar- Ni idea, es que lo tienes todo, nene.
- Una tarde junto a ti es el regalo perfecto, shawty –le hice saber.
- Te amo, Justin.
- Y yo a ti, princesa –le abracé fuertemente la cintura y ella dejó reposar las manos sobre las mías- ¿Justin con el pelo corto o pelo largo?
- Los dos te quedan bien –contestó sonriendo.
- Sólo puedes escoger uno.
- Corto, te ves más sexy –y acto seguido me robó un beso.
- ¿Cuánto crees que mide la Bieberconda? –me eché a reír fuertemente. 

Mis carcajadas resonaban muchísimo. En cambio ella estaba cohibida, avergonzada con la pregunta- Venga, ¿cuánto crees que mide?

- No te pienso responder la pregunta, Bieber –dijo riendo.
- Va, sólo un número, yo te dijo si has acertado o no.
- Por Dios –se tapó la cara con las manos y me eché a reír- ¿Infinito?

Ahí me mató. Empecé a reírme como un loco y ___  se unió fácilmente a mis carcajadas. Al parecer eran contagiables. Empecé a echar un par de lágrimas de la risa, y a ___  pronto le pasó lo mismo.

- ¡Justin, no puedo respirar! –exclamó entre risas.
- ¡Deja de reírte! –era casi imposible. En realidad yo seguía riéndome por su culpa, no callaba.
- Me duele la barriga –se quejó cuando ya se había tranquilizado.
- Hacía mucho que no me reía así –dije cuando ya estábamos en estado normal.
- ¿Así? –preguntó incrédula.
- Hacía tiempo que no lloraba de la risa –dije acariciándole la mejilla.
- Pues qué vida más triste tienes, Bieber –comentó riendo.
- Menos mal que has venido tú a cambiarla.

Mojé mis labios mientras notaba su aliento impactar en mi boca. Cerró los ojos y yo hice lo mismo. Nuestras bocas deseosas por juntarse pedían a gritos hacerlo ya. Los labios de ___ rozaron los míos sensualmente, haciéndome perder la cabeza. Suspiró en mi boca y perdí el control. Con una mano agarré su cintura, mientras que con la otra atraje su rostro al mío agarrándola de la nuca. Presioné fuertemente mis labios con los suyos, pero sin hacerle daño. Sentí sus manos temblorosas clavarse en mi nuca, agarrándola fuertemente, casi clavando las uñas. Hundió los dedos en mi pelo, enredándolos. Se incorporó mejor y acabó sentada en mi regazo de lado. ¿Entendéis?

Me acabé recostando en la arena y ella encima de mí. su trenza quedó colgando y rozó mi hombro. Oí a ___ jadear en mitad del beso. Cosa que a mí me había pasado un segundo antes. Quizás nos estábamos pasando, y más si era un lugar público.
Para mi mala suerte, ___ empezó a reírse en mitad del beso, incitándome a continuar. Se separó de mí, pero antes se llevó mi labio inferior con ella, provocando que mi cuerpo se quedara en estado de shock, ya que no esperaba una reacción como esa.

- Y la última pregunta –avisé aún sujetándola por la cintura para retenerla- ¿Me amas?
- Más que a mi propia vida.

***

- Quizás mis padres te maten a ti –bromeó ___ de camino a casa. Ya eran las doce y debíamos regresar.
- ¿A mí? Tú eres la que ha continuado con el beso –la acusé- Si salen fotos y tus padres las ven no será mi culpa, tú te podrías haber separado.
- Ya, pero admite que en el fondo te habría matado que hubiese hecho eso.
- ¿El qué?
- ¡Bieber! Estás tonto hoy, eh –dijo riendo mientras se apartaba el flequillo de la cara con la mano que tenía libre.
- Ahora fuera bromas –pedí seriamente. Ella me miró a través de las gafas de sol- ¿Te ha molestado?
- No es que me moleste a mí, es que le molesten a tus fans –siempre con eso.
- Pero si tienes que vivir a costa de las reacciones de los demás nunca harás lo que realmente te gusta.
- Tampoco quiero que monten un caos los primeros días por unas estúpidas fotos, Just –y en el fondo tenía mucha razón. No quería que se sintieran mal, o simplemente que nos presionen a mí y a ___ por fotos o información que obtengan de nosotros.
- De todas formas creo que mis beliebers lo sabrán llevar bien –confié- Hasta ahora no has recibido criticas malas, ni tu ni yo. Ni la relación, vamos.
- Espero que todo siga igual –pensó en voz alta.
- Créeme que sí, mi amor –le hice saber mientras apretaba su mano para darle más seguridad y confianza.

Paré en frente de la puerta de casa, al parecer ya habíamos llegado y ni cuenta nos habíamos dado. Íbamos sumidos tan de lleno en la conversación que ni nos habíamos enterado de que caminábamos. Introduje la mano en el bolsillo y saqué las llaves. Abrí la puerta y me topé con todos los chicos en el salón mirando la tele.

- Ya era hora, tortolitos –dijo Chaz riendo.
___ cerró la puerta y fue a saludar a mi madre, la cual cocinaba.
- ¿Qué habéis hecho tanto tiempo en la playa? –preguntó curioso Christian.
- Pues hablar –contestó ___ secamente, aunque se le escapaba una pequeña sonrisa. Ella no era borde así tan de repente.
- Va, por favor –negó Ryan- Se oían los gemidos desde aquí.
- ¡Ryan! –le regañaron los chicos.

___ abrió la boca sorprendida y se la tapó en seguida. Miré a 
Ryan con rabia, ya que la bromita esa sobraba, y más si mi madre y mi novia estaban delante.

- ¡¿Es que no sabes hacer otra cosa que decir tonterías?! –le grité mientras me abalanzaba sobre él.
- ¡Justin, no! –gritó ___ mientras corría hasta mí.

Pero ya era tarde, le había dado un puñetazo a Ryan, y él estaba intentando pegarme a mí. Los chicos le retenían, pero él sabía moverse bien y los esquivó. Me dio, pero no me hizo daño.

Mi madre estaba como una loca chillando que parasemos, pero Ryan llevaba mucho tiempo molestándome con bromas sobre esas. Y me molestaban todavía más si lo decía delante de ___.

- ¡Ya, para Justin, por favor! –me pidió ___ mientras me cogía del brazo e intentaba que me alejase del sofá.
- ¡Eres un idiota, tío! –le grité a Ryan- No haces más que hacer el idiota. ¡Madura un poco, quieres!
- ¡Veo que el buen humor se te ha quedado en el paseo, Bieber! –gritó furioso poniéndose de pie.
- ¡Simplemente cansas con tus bromas! –le escupí las palabras en la cara- Además, podrías tener un poco de respeto. Está mi madre y además mi novia.
- ¡Bueno, lo siento, tío, lo siento! –no me bastaba con eso.
- Justin, no vayas a pelearte con él por eso –murmuró mi novia, la cual me retenía por la cintura para que yo evitara abalanzarme sobre Ryan- Olvida el tema.
- ¡Pero es que es un idiota! –grité mientras le miraba pero lo señalaba con el brazo.
- Ya, Justin –me pidió aserenada.
- Pedíos perdón ahora mismo –nos obligó mi madre.
- ¡Pero si ha sido él el que me ha pegado! –se quejó Ryan.
- ¡Y él es el que falta el respeto delante de mi novia! ¡No puede decir cosas así, mamá! –alcé el tono al igual que Ryan.
- ¡Que os perdonéis ahora! –gritó ___ - No quiero irme de aquí si mi novio y uno de mis mejores amigos están enfadados.

Ryan y yo nos miramos. Ella tenía razón, y a parte, sería feo que ella se marchara de aquí sabiendo que él y yo estamos enfadados. Y más por esta tontería. Bueno, no es una tontería, porque a mí me ha molestado bastante, pero bueno, al fin y al cabo tontería.

Ryan miró a ___ y después a mí. Alargó el brazo para que le estrechara la mano.

- Lo siento, tío –dijo después de haber suspirado- ¿Amigos?
- Sí –se la estreché y empezamos a reírnos- Vaya puñetazo, ¿eh?
- ¡Justin! –me regañó mi shawty.
- La verdad es que me has hecho daño, cabrón –reconoció mi amigo riendo.
- Vaya dos –dijeron Caitlin y ___ a la vez.
- Qué bipolares –se quejó Christian mientras reía.
- Y Justin –me llamó mi madre- Agradece que no te quito el móvil.
- Va, si ya está todo solucionado –le recordé riendo mientras caminaba hacia ella y le abrazaba.
- ¿Pero has visto como le has dejado la ceja a Ryan? –exclamó señalándolo.
- Ya no me duele, Pattie –le hizo saber mi amigo.
- ¿Ves? No le he hecho tanto daño –y acto seguido le di un beso en la mejilla.

___ me miró y me sonrió. Mamá le hizo señas para que se acercara y caminó hacia nosotros.

- Ven aquí, anda –dijo mamá extendiendo los brazos hacia ella. La abrazó aunque yo siguiese rodeándola por la cintura- Te vamos a extrañar, ¿sabes?
- Mamá, aún no se ha ido –comenté riendo.
- Calla, Justin –me mandó mientras abrazaba a mi novia.
- Yo también te extrañaré, Pattie –carraspeé la garganta- Y a ti también, Just.
- Aww –hice coña y las abracé a las dos.
- Venga, chicos, abrazo colectivo –bromeó mi madre haciendo referencia a los demás, que observaban la escena atentos.

Ellos se levantaron y caminaron hacia nosotros. Se unieron al abrazo y ___ suspiró. La miré y ella clavó la mirada en mí. Le sonreí y ella hizo lo mismo, aunque fue forzada, lo pude notar fácilmente.

- Ryan, ¿me has tocado el culo? –preguntó Caitlin.
- ¿Qué dices? –se hizo el tonto, pero lo conocía lo suficientemente bien como para saber que sí lo había hecho.
- ¡Ryan, me has tocado el culo! –exclamó Caitlin mientras se apartaba de su lado.
- No te he tocado el culo –mintió mientras trataba de no reírse.
- Eres el ser más cerdo que he conocido en mi vida, Ryan –le insultó mi novia.
- ¡¿Cómo le tocas el culo a mi hermana, so imbécil?! –gritó Christian mientras le pegaba un codazo en las costillas.

Ryan empezó a reírse y Christian comenzó a pegarle de broma. Se subió a su espalda y le dio puñetazos en ella. Los chicos reían y al final acabamos desuniéndonos del abrazo colectivo que mamá tenia pensado desde un principio.

- Qué manera de estropear los momentos bonitos –dijo mi madre mientras se colocaba el delantal y empezaba a cocinar

Los chicos seguían pegándose, Cait y Chaz los miraban mientras reían y ___ … ¿Dónde está ___ ?

- Mamá, ¿dónde está…
- En su habitación –respondió antes de que pudiese acabar la frase.

Subí las escaleras y la encontré sentada en la cama mirando unas cosas de su móvil. Llamé a la puerta para entrar en la habitación, ya que sólo había asomado un poco la cabeza para comprobar si estaba.

- ¿Puedo? –pregunté. Ella giró el rostro y sonrió al verme. Asintió y pasé- ¿Qué haces?
- Miraba el Twitter –contestó mientras ponía el teléfono en medio de nuestras piernas para que yo pudiese verlo también- Alfredo ha subido fotos de la fiesta.
- ¿Sí? –espero que no fuesen en las que salimos besando. Creo que a ___ le daría algo.
- Algunas que salgo con Miley cantando, una todos juntos –se refería a la última que había hecho. Salíamos todos los invitados- y una tú y yo juntos.
- ¿Cuál? –pregunté temeroso.
- Esta –seleccionó la foto. Al parecer era una en la que salíamos sonriendo, normales. Nada de besos.
- Creía que era la de…
- No, le dije que de momento no la subiera –contestó sonriendo- Pero me las pasó todas por e-mail y cuando llegue a España me haré un álbum con ellas.
- ¿Cuántas hay? –pregunté. Si tenía pensado hacer un álbum es que habrían bastantes.
- Unas doscientas o así –dijo con indiferencia- Pero yo tengo algunas que he ido recolectando durante todo este mes y medio, y las juntaré con las de la fiesta. Cuando tenga el álbum completo te lo mandaré.
- ¿Será para mí? –pregunté abrazándola por los hombros.
- Sí –besó mi mejilla y volvió la vista a su móvil- Hay beliebers que se han puesto fotos nuestras de icon de Twitter.
- ¿Te parece raro? –pregunté.
- Un poco –dijo riendo.
- Hoy me lo he pasado bien contigo en la playa –le hice saber mientras acariciaba su mejilla.
- Y yo –sonrió- Aunque con lo del cuestionario…
- La pregunta de la Bieberconda –recordé en voz alta.

Ambos empezamos a reírnos, pero no con la misma intensidad que cuando lo hicimos en la playa.

- No es que hayas conocido mucho de mí –se refería al cuestionario.
- Tengo tiempo de conocerte –le hice saber mientras me acercaba a su mejilla y la besaba.
- ¿Crees que conseguiremos mantener esta relación a distancia?
- Tenemos que confiar en esta relación –apoyó la cabeza en mi hombro y le besé el pelo- Tenemos que confiar el uno del otro, sino, esta relación se va a…
- A la mierda –terminó mi frase un tanto más vulgar de lo que yo quería.
- Sí –dije riendo- ¿Has hecho ya las maletas?
- No –dijo mirándome.
- ¿Y a qué esperas? Te vas en una hora y media, ___ .
- El problema es que no me quiero ir, Justin.
- Yo tampoco quiero que te vayas, mi amor –dije- Pero… tienes que hacerlo.
- Llama a Cait para que me ayude –pidió después de haber soltado un largo suspiro.
- ¿Puedo ayudarte yo también? –pregunté.
- Y los chicos también, quiero aprovechar el poco tiempo con vosotros –contestó.
- Vale –besé sus labios rápidamente y me levanté de la cama para salir corriendo escaleras abajo.

Me encontré a los chicos viendo la tele. Son demasiado bipolares. Hace cinco minutos se peleaban y reían, y ahora estaban todos callados y atentos a la gran pantalla del televisor.

- Eh, ___ quiere que le ayudemos a hacer la maleta.
- Las maletas –me corrigió Caitlin.
- Sí, porque si ya llevaba una y media cuando vino, con toda la ropa que se ha comprado estando aquí, necesitará media más.
- Bueno, ese no es el problema –dije riendo- ¿Nos ayudáis o no?

Se levantaron del sofá y caminaron hacia donde estaba yo, en el último escalón. Subimos todos juntos y cuando entramos en la habitación donde estaba mi novia, al vimos sacando toda la ropa del armario mientras derramaba un par de lágrimas. Corrí hacia ella y le abracé rápidamente. Me partía el alma verla así.

- Estoy bien, Just –dijo limpiándose las lágrimas- Sólo se me ha metido algo en el ojo. No pasa nada.
- La vieja excusa –murmuró Chaz. Le asesiné con la mirada y volví hacia los ojos llorosos de ___ .
- No llores, ¿vale? –besé su frente y me abrazó por la cintura.



|| ___ ||

Bastante que no había derramado ninguna lágrima estos dos últimos días. Justin de vez en cuando evitaba el tema de que me iba, pero ya era demasiado tarde. Me iba en menos de una hora. Iba estar en un avión lejos de él. Sin sus besos y caricias. Sin su aroma, sin su presencia.

Me estaba haciendo la fuerte, la dura. La chica que no lloraba. Pero yo no soy así. lloro por cualquier cosa, cualquier chorrada. Igual que me emociono rápido, me derrumbo mucho más fácil que cualquier otra persona.

Parezco fuerte, pero no lo soy. Soy débil. Con Justin no quería llorar, no quería desaprovechar el tiempo llorando con él. Quería verle sonreír conmigo.

Y es que en cuanto me dejó sola un minuto, me derrumbé. Vi mi mundo hecho trizas. Quería unos minutos a solas para poder desahogarme, pero quería estar con él, con ellos, con Pattie. Con todos.
En cuando Justin entró en la habitación con los chicos y me vio llorar, me sequé rápidamente las lágrimas, pero éstas seguían cayendo y cayendo. Era en vano limpiarlas.

Vino corriendo hacia a mí y me abrazó fuertemente. Rodeé su cintura mientras él lo hacia a la altura de mis hombros. Podía notar su corazón acelerarse. Igual que el mío cuando estaba junto a él.

- Estoy bien, Just –sequé mis lágrimas con la esperanza de que estas dejaran de descender por mis mejillas- Sólo se me ha metido algo en el ojo. No pasa nada.

Soy una pésima mentirosa.

- La vieja excusa –murmuró Chaz. Y es que en el fondo tenía razón. 

Mentimos inconscientemente con esa excusa cuando lloramos. Para que el otro no se preocupe más de lo que nosotros estamos.
Justin lo miró mal. No tenía por qué. Hasta me había hecho gracia el comentario, pero los labios no se curvaban para formar una sonrisa, estaban inmovilizados.

- No llores, ¿vale? –me pidió seguido de un beso en la frente.

Asentí con la cabeza y me separé de él dispuesta a acabar las maletas. Había mucha ropa que doblar y muy poco tiempo del que disponíamos.

- Bueno, empecemos –dije dando una palmada después de haber soltado un largo suspiro.

Estuvimos como veinte minutos doblando toda la ropa. Había muchísima. Había utilizado dos maletas. Las dos que había llevado desde un principio, lo que pasa es que ahora estaban más llenas y pesaban mucho más. No sé cómo me lo montaría para llevarlas.

- Y esto… ¿cómo se dobla? –preguntó Christian cogiendo uno de mis bañadores.
- ¡Christian! –le regañó su hermana.
- Oye, a ti no quiero pegarte, eh –le amenazó mi novio mientras le señalaba con el dedo índice- Que te desmonto.
- Ya, deja las amenazas para cuando yo no esté –dije bajándole el dedo y haciendo que lo depositara en la ropa.
- Te domina, tío, te domina –murmuró riendo Chaz.
- Lo sé –aceptó Justin- Pero a ella se lo permito.
Le sonreí y le besé la mejilla, pero él corrió el rostro y le besé los labios.
- Uh, demostraciones de amor aquí no, por favor –pidió Chaz haciendo gestos de asco.
- ¡Chaz, pero si son monísimos juntos! –comentó Caitlin.
- Demasiado empalagoso –bromeó.
- Cuando tengas novia me hablas –dijo Justin.
- Lo dices como si no fuese a tener nunca novia.
- Es que como sigas así de idiota nunca vas a conseguir novia –contesté en tono obvio.
- Uh, te ha roto, Chaz –bromearon todos.

Justin alzó la mano y los choqué los cinco mientras reíamos. Por un momento se me habían quitado todas las penas. Echaría de menos a los locos de mis amigos. Nunca me habían hecho reír tanto cuatro personas juntas. Bueno, y Justin también. Pero al fin y al cabo él no era mi amigo, sino mi novio.

***

Miré atentamente el aeropuerto desde la ventanillas del coche de Kenny. Cerré los ojos y suspiré. Noté las manos de Justin acorralando mis dedos, haciéndolos sentir seguros y protegidos. Besó mi frente y traté de contenerme las ganas de llorar.

- Todo irá bien –me susurró Justin.

Le miré y asentí lentamente para volver a apoyarme en la fría ventanilla. Los chicos me miraban con la expresión seria y débil. Al parecer tampoco querían que me fuese. Igual que yo pensaría lo mismo por ellos.

El coche aparcó, y con la frenada, mis nerviosa aumentaron y la histeria también. Tenía ganas de gritar de pegar pataletas como las niñas pequeñas que así convencían a sus padres. Pero no, mi consciencia no me lo permitía.

Kenny salió del coche y suspiré. Justin me miró y noté que tras su mirada fuerte y segura se escondía el chico débil, el chico que quería llorar. Pero que su orgullo no se lo permitía.
El guardaespaldas de Justin me abrió la puerta y me ayudó a salir del coche. Esperé a que mi novio saliese y cuando lo hizo me abrazó por los hombros. Los chicos salieron junto a Pattie y me miraron, pero yo tenia la vista clavada en los ya cristalizados de Justin. Sabía que no podría contenerse las ganas de llorar, al igual que yo.

Kenny sacó las dos maletas y las fui a coger, pero él no me dejó. El grandullón las llevó hasta la cola donde todos los pasajeros tenían que hacer todo el papeleo antes de subir al avión.
El primer aviso sonó, y con él, la primera lágrima cayó por mi mejilla. Cait me abrazó la primera.

- Te echaré de menos –me susurró en el oído.
- Y yo a ti, Cait –dije conteniéndome los sollozos.

Se separó de mí mientras limpiaba las dos o tres lágrimas que habían brotado de sus ojos y me dio un beso en la mejilla. Christian fue el siguiente en abrazarme.

- Sabes que te quiero, Chris –le hice saber mientras notaba sus manos acariciarme la espalda paternalmente.
- Ojalá pudieses quedarte más tiempo.
- Ojalá, Chris, ojalá.

Le besé la mejilla y tras de él vinieron Ryan y Chaz. Los dos me abrazaron a la vez, levantándome del suelo. Me hicieron reír.

- No queremos verte llorar, ___ –pidió Chaz.
- No, la verdad es que te hemos cogido mucho cariño todo este tiempo, y lo que menos queremos es verte derramar lágrimas –habló esta vez el rubio, Ryan.
- Os quiero muchísimo, chicos –dije volviendo a abrazarles- Gracias por todo.

Me dieron un beso en la mejilla cada uno y su puesto lo ocupó el grandullón de Kenny. Dándome tal abrazada que me levantó del suelo.

- Enana, te echaré mucho de menos –dijo sonriendo. A él nunca se le borraba esa encantadora sonrisa.
- A ver si la próxima vez que nos vemos no tengo que coger una escalera para mirarte –bromeé.

Me volvió a abrazar.

- Gracias por todo, Kenny –dije antes de que se separase de mí.
- No hay de qué, bonita.

Pattie, con los ojos tan hinchados como yo, me abrazó fuertemente mientras me besaba la mejilla una vez tras otra. Me frotaba la espalda y me susurraba en el oído repetidas veces que me quería.

- Gracias por haberme ofrecido tu casa durante un mes y medio, Pattie.
- No agradezcas nada, cariño –dijo llorando, cosa que hizo que otras lágrimas volvieran a reaparecer de mis ojos- Te quiero muchísimo, mi niña.
- Y yo a ti, Pattie –contesté en medio de un sollozo- Gracias por haber hecho de madre este tiempo.

Me besó la frente y dio dos pasos atrás, donde estaban los demás conteniendo las lágrimas o consolando a los otros. Justin se había quedado el último, con las manos en los bolsillos y balanceándose con los talones, daba una imagen un poco de pasota. Pero sus ojos delataban que no era así la compostura que mantenía exteriormente.
Caminó un paso hacia mí y antes que nada cogió mis manos para entrelazar los dedos.

- ¿Sabes que no es un adiós, verdad? –me recordó como tantas veces lo había hecho.
- Sí, lo sé –dije rompiendo a llorar como nunca antes lo había hecho.

Soltó rápidamente mis manos para rodearme con sus brazos. Me besó la cabeza varias veces. Me acarició la espalda, el pelo. No quería separarme de él. Lo odiaba.

- Te amo, ___ , te amo –soltó así de pronto. Se notaba la desesperación en su voz.
- No quiero irme, Justin, no quiero –le expresé mientras hundía la cabeza en su pecho.
- Tienes que hacerlo, ___ . No lo pongas más difícil –pidió con voz débil. Justo sonó el segundo aviso; el penúltimo.
- Prométeme que nos veremos pronto, Justin. Prométemelo.
- Te lo juro, te lo juro –dijo rompiendo a llorar y abrazándome de nuevo para tratar de que sus lagrimas no sean vistas.

Noté una de sus lágrimas caer en mi frente y alcé rápidamente la vista hacia él. Él me miró y no tardó en juntar sus labios con los míos. Tal y como yo quería hacer.

- Te amo –dijimos los dos a la vez.

Volvimos a besarnos, y con ese beso, se mezclaron las lágrimas que caían de nuestras mejillas. Tensa como estaba, ni siquiera podía moverme. No podía enredar mis dedos en su pelo como solía hacer, o colgarme de su cuello. Tan sólo me limité a abrazarlo por la cintura para notar su anatomía más cerca que nunca, notar su corazón latir al mismo tiempo que el mío.

Tercer y último aviso.
Justin se separó de mí en seguida.

- Ve –se refería al avión.

Cerré los ojos y lloré de nuevo. Solté sus manos y le cogí el mentón, besé sus labios de nuevo y me separé de él definitivamente.
Agarré las maletas y di dos pasos hacia atrás.

- Te quiero –susurré.
- Yo más –contestó con los ojos rojos.

Le esbocé la última sonrisa y caminé hacia el avión que me llevaría devuelta a España. Devuelta a mi país, donde vería a mis amigos, a mi familia, donde volvería dentro de unos meses a continuar con mis estudios. Pero sobre todo, donde estaría lejos de él, del hombre de mi vida. De Justin Drew Bieber Mallete. 

___________

Sí, lloremos juntas, chicas. La verdad es que me parece increíble que os tengáis que separar de Justin tan rápido y tan precipitadamente. Ni yo me creo que haya podido acabar el capítulo. Y creerme, he llorado muchísimo escribiendo este final. Puede que hayan partes que quizás sobraran, pero quería hacerlo bastante largo para dejaron con la intriga para la segunda temporada {que está al caer}. Lo sé, soy mala. JAJAJA.
Este capítulo os lo quiero dedicar a todas y a cada una de vosotras. Por haber estado desde el principio, ¿vale? Sé que suena como el final definitivo de la novela, pero es que esta temporada ha sido sólo el comienzo. Lo bueno viene ahora, en serio.
Comentad mucho, ¿vale?
Recordad que os amo más de lo que pensáis. Sois muy importantes para mí.

¡Besos, luvies!

25 comentarios:

  1. [Espero ser el primer comentario]
    Primero que nada,sigo temblando y con unas lagrimas en los ojos,loco no?Iba de camino a comentar el anterior capitulo y me encuentro con que actualizaste hace poquisimo, acá en Argentina son la 01.57 de la noche,no es taan tarde :B
    El caso es que,en este capitulo en especial,rei,llore,mori de amor,hasta cante mientras leia,no se porque :B
    Bieeeeeeen,YASMINA! SOS UNA excelente!,excelente escritora para crear tantos sentimientos en la gente♥
    DIOSSSSSSSS!Justin,lo amo,lo amo,me encanta cuando narra el,lo hace mas tierno.
    Vayamos paso a paso :B ame cuando le llevo el desayuno a la cama,me encantaría el día de mañana que me hagan eso :)
    ASDASDASD♥ :$ Las preguntas fueron simplemente geniales,genialidad absoluta! morí en risas con lo de la Bieberconda,asjifehiobgriu,no se si me entendeis? como dices tu :B
    Me imagine cada escena,todo momento desde el beso en la playa hasta cuando le pego a Ryan,que me pareció de parte de Just,muuuy caballeroso respecto a su novia!
    LLORE,demasiado en la despedida es decir,va a ser muuuy difícil estar separada de el.Es cierto que todo esto le da comienzo a algo,y ya estoy recontra intrigadisima con lo que va a pasar apenas llegue a España!
    Queria hacerte responsable de lo siguiente:
    *Me enseñaste en la 1ra temporada,muchaaaas palabras en español es decir,como hablan ustedes.Me encanta.
    *Me encanta decir vale,mola y hablar como en tercera persona(?
    *Me hiciste AMAR a Justin Bieber,y me enseñaste muucho sobre el.Admito no ser belieber,pero las respecto muchooo! ademas de que mi futuro esposo,NIALL HORAN,ama a tu esposo Justin Bieber(? j3j3j3(?
    Solo me queda decirte,GRAN PRIMER TEMPORADA y de seguro la 2DA va a hacer MUCHO MEJOR!
    AME,EL CAPITULO.SIN DUDA EL MEJOR,LEJOS HASTA AHORA♥
    Pd. Mientras leía iba bajando las imágenes y vi una que decía "TU WACHITURRO MA",jajajajajaja,estalle en risas.Conoces a los wachiturros? jodeme que se hicieron conocidos a allá tambien?,son lo menos,aunque hay q admitir que sus canciones tienen algo de ritmo :B
    Bueno,Yasmina que andes genial♥
    EXITOS! okkkk,son las 2:15,estamos bien :1
    Jujee.

    ResponderEliminar
  2. Vale, el capitulo ha sido super bonito,romantico,tierno...lo que me salga en estos momentos son palabras y si las escribo aqui no caberan. Esucha te sigo desde el principio amo tu novela es una de las mejores que he leeido! y eso que me meto cada día en tu blog para ver si has subido capitulos. Este capitulo es espcial y he llorando pero que muchisisimo con el y me he reído a la vez xD soy de todo un poco. Pero te doy las gracias por ser una chica con tanta imaginacion que sube capitulos...más ymás bonitos cada día para nosotras las que la leemeos y esperamos cada capitulo con más ansias...
    No se que más decirte no soy muy buena dejando comentarios enserio y lo siento...mogollon por que no se expresarme.
    Asi que siguente temporada...nuevos recuerdos junto a Justin...y no sé enserioo...estoy super flipada..con tu novela xD
    Siguente temporada espero...te lo digo enserio.
    AMO TÚ NOVELA! ASDASDASD♥

    ResponderEliminar
  3. TIIIIIIIIIIIIIIA.
    ¿Estás tonta o que? Me has echo llorar, y mucho.
    Es una despedida muy bonita.
    Tia, no he podido casi leer el capítulo. Las lágrimas me lo impedían. Llevo llorando desde la pelea de Ryan y Justin. jdsnksjdfnkdfs tía, tía. Esque no, mi Justin. MI JUSTIN. No puede ser, voy a estar lejos de el, lejos de Chris, Cait, Chaz, Ryan, Kenny, Pattie :(((((((((((((((((((
    En la primera temporada apareceré yo, sí, pero no quiero alejarme de Justin, esque, OFU YASMINA.
    Vas para escritora, en serio. Me has echo llorar demasiado.
    'Igual que me emociono rápido, me derrumbo mucho más fácil que cualquier otra persona'me has matado con esa frase.
    Te amo Yasmina, mucho. hjsdhbjdsfbjdsfjdsfh esque me emociona este capítulo aklsdsd :'''''''''(
    Lloremos juntas.
    Espero la segunda temporada :)
    ¡Te amo mucho, melona!

    ResponderEliminar
  4. Vale...LLORÉ! :'( Cooomooo se separar? :( Jodeeeeeeeeeeeeeeeeer... Lloré y muuuchooo! Aunque también me hizo reír con el cuestionario.. Un capítulooo.... INCREÍBLE! Te amo Yasmina! Que pena de final.... Te doy las gracias por todo esto.. Porque lo haces por nosotras.. Todo esto por nosotras... tequiero mucho Yasmiiiiiii! :) Espero que la siguiente temporada sea... YAAAAA! Pronto! Ya! ;) AMO TU NOVELA! Hechare de menos a todos! :) Escribe pronto preciosa! :D

    ResponderEliminar
  5. YASMINA TE MATOOO :''''''''''''''''''((((((((((
    No he llorado más en mi vida tia, ni cuando vi el final de 3MSC fuuuu!!!
    No puedo estar sin él :( NO PUEDOOO!!!!!!!!
    Eres la mejor tia encerio, eres la mejor!
    QUIERO YA LA 2ª TEMPORADAAAA!!!!!!
    Publica pronto por favor!
    TE QUIERO MUCHO FEITA MIA!!<3:)

    ResponderEliminar
  6. Awwwwwwwwwwwww!! Que bonito y tristee final :( No es el final definitivo pero no se si podre estar sin Justin :( Que penita! La parte de la playa me ha matado jajaja con el cuestionario :) jeje Me ha encantaado estee capituloo!!! :D Uno de los mejores o el mejor no se jaja pero me ha encantado :D Espero ansiosa la segunda temporada :D Un besazo guapisima :)

    ResponderEliminar
  7. En serio, me has hecho llorar Yasmina. Ofú, escribes tan genial que madre mia... Me da pena irme, pero, si para que escribieras un final tan hermoso tengo que hacerlo, lo hago. Jajajaja. Bueno, espero ansiosa la 2ª temporada ¿eh? Que sin tus capitulos no vivo.
    Te quiero <3

    ResponderEliminar
  8. Joder joder y joder. Tio me ha encantado loco :$ Uff, llevo llorando desde medio capitulo y eso que no es corto :S Me has transmitido muchisimo Yasmina, muchisimo. Me imaginé ahi al lado de Justin en esa preciosa despedida y las ganas me invadieron. Eres increible, haces que con cada palabra algo nuevo se llene en nosotras y que las ganas de no rendirnos y no poder conocerlo, se hagan aún más grandes. Llevo poco como Belieber, Justin me han enseñado muchisimas cosas y se nota que a ti tambien. Espero la segunda temporada, y me vuelva a encontrar con Justin :) Un besaso preciiosa (L)

    ResponderEliminar
  9. Me encanto y de verdad esta temporada es lo más menos el blogger que me avisa pa el año que viene y de verdad no entiendo como una persona se acerca tantoa la perfección como TÚ!
    YASMINA YOU'RE SO PERFECT!!

    ResponderEliminar
  10. Joder! Joder! Joder! Tía que Final de Temporada más bien escrita, larga y cucki que he visto :')
    Lo de la playa ha sido muy divertido y romantico a la vez, yo tambien creo que la Bieberconda mide infinito Jajajaja con eso me e reído un rato. GENIAL. Aunque ahora le llaman Jerry, no entiendo por que ya que de to' la vida es Bieberconda pero En Fin... Yo creo que BieberConnda suena mas "Swag" Y "Sexy" x)
    Ai si tambien la parte de cuando Justin le pega un puñetazo a Ryan ha sido un poco raro el motivo del enfado de Justin pero me he alegrado de que al momento se perdonaran por que hubiera sido un fastidio irme y que ellos estuvieran Enfadados.
    Y PATTIE ES TAAAAAN TIERRNA *-* Amo sus abrazos colectivos!!!
    Cuando estaba leyendo la parte final, cuando la despedida se me han empezado a aguar los ojos y no queria llorar por que mi madre pensaria que soy algo rara (ya lo piensa, pero en fin) pero es que HA SIDO INEVITABLE! me he puesto a llorar por tu Novela y por que ha sido precioso el capitulo.
    Espero que empieces lo mas prontito posible con la segunda temporada que estoy segura que viene cargada de cosas Emocionantes que me harán morir de impaciencia todas las Noches ^^)
    Ah si, tambien que Blogger no me avisa de cuando subes capiulo y no quiero fallarte en comentar asique si eso avisame por Twwiter, si no te importa, claro.
    Un beso Cielo. Cuidate Mucho!

    ResponderEliminar
  11. Ostia Puuta que Largo me ha quedao' el Comentario, espero no haberte aburrido ^^)

    ResponderEliminar
  12. que increible estuvo el capitulo espero que la sigas pronto
    P.D: me encanto la parte de la playa estuvo muy graciosaa jajajjajaja
    besoos

    ResponderEliminar
  13. Mierda Yasmina, te odio, no paro de llorar. El capítulo ha sido precioso, triste, pero precioso. Espero que subas pronto los de la segunda temporada. En serio...no puedo parar de llorar.
    ¿Cuánto mide la Bieberconda? Infinito. JAJAJA
    Ay...bueno, disfruta haciendo deberes ;P
    Un beso. Cris.

    ResponderEliminar
  14. solo me ah salido una lagrima pero tiaa me encantoo mira que hacerme llorar eeh eres mala ^^ publica pronto el proximo quiero saber como continua l despedida y eso :(:(:(:( joee que maal :((

    ResponderEliminar
  15. Yasmina!,joder!, me muero!
    ¿Por qué?, ¿te gusta hacerme llorar, cierto?
    eres mala...pero te adoro!.
    Sube pronto, mujer!
    Enserio, no aguanto, ya quiero más y más.
    Besos, cariño. Te quiero.
    -Moni :)

    ResponderEliminar
  16. siguela espero q suvas rapido la segunda tenporada

    ResponderEliminar
  17. Joder, joder, joder, JOODEER!! Tu quieres matarnos de un infarto, ¿no? Que bonito, y que triste TT solo llorar y llorar es lo que he hecho leyendo, bueno, también me he reido:3 me ha encantado el capitulo, el final de temporada es muy triste, pero todas sabíamos que eso pasaría TT
    Tengo muchísimas ganas de la segunda *-* Si es mejor que esta como dices, será increíble:D por que creete lo que decimos todas, ESCRIBES FENOMENAL! Bueno preciosa, te esperamos <33

    ResponderEliminar
  18. ay nooo por dios, como eh llorado, por mas que me digas que no lo haga si lo hice, no lo pude conteneer, quiero mas cappitulos! por favor que yo no aguantaria sin esta novela es como si tuviera otra vida ademas de la que vivo a diario, como hacer para hacerme emocionar? encerio te juro que nunca lloro cuando leo pero esta vez no pude contenerme, bueno te quiero mucho y espero la prox temporada que quiero saber como sigue! besos!

    ResponderEliminar
  19. HDP!!! (con cariño ehh) si casi inundo mi habitacion (exageracion exagerada) esto es como nose no hay palabras para definir tu novela es simplemente fantastica?, impresionante?, no lo se es lo mejor de lo mejor enserio creeme que cuando digo esto lo digo de corazon y ahora en estos momentos te has convertido en mi idola (despues de bieber claro) enserio jo si que tequiero ati ehhh aaaa y si la segunda temporada es tan buena como la primera yiiiiiiiiiijaaaaaaaaaaaaaaaaaa solo digo eesoo
    tqtqtq

    ResponderEliminar
  20. Vale tía, me haz hecho llorar,jóder :'( y no no soy española,soy argentina :) sabes adoro tu historia :$ es como si de verdad me estuviera pasando,ahora mismo tengo los ojos llenos de lágrimas y un nudo en la garganta,ahora me pondré a seguir leyendo los siguientes capítulos, y jóder tía creedme que tu eres una gran escritora -jesicka

    ResponderEliminar
  21. LLOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOROOOOO!-ana

    ResponderEliminar
  22. HE LLORADO COMO UNA IMBECIL..... ME HA ENCANTADO TE ADORO :)

    ResponderEliminar
  23. Esta novela es copiada, ya esta en otra pagina

    ResponderEliminar
  24. Esta novela es copiada, ya esta en otra pagina

    ResponderEliminar

¿Por qué no me sacas una sonrisa con un comentario tuyo? Vamos, es gratis.