¿Cuántos somos ya?

22 de abril de 2012

Never let you go. {65}


Capítulo dedicado a 'Me haces grande'. 

7 de julio. Falta 1 día.

|| Caitlin ||

Desperté a las nueve de la mañana tras acordarme que tenía que ir a buscar a ___ para que Justin y los chicos pudiesen ir a comprar tranquilos las cosas para su fiesta.  Llamé a mi hermano, el idiota aún dormía y sabía de sobras que teníamos que levantarnos pronto. Se quedó editando vídeos para su canal de Yotube hasta las tantas de la noche.

Bajé al piso de abajo, concretamente a la cocina. Mis padres estaban ahí desayunando. Les expliqué el acontecimiento de esta noche y les pareció bien. Dijeron que irían para despedirse de ___.

- ¡Christian, baja ya! –grité mientras asomaba la cabeza hacia las escaleras por si lo veía bajar.
- ¡Que ya bajo, he dicho! –me contestó.
- ¡Date prisa que tenemos que estar en casa de Justin en cinco minutos!
- Caitlin, deja de chillar –me regañó mi padre- A mamá le duele la cabeza.
- Pues dile a tu hijo que baje ya si no quiere que le baje yo de las oreja –amenacé.
- Cada día eres más parecida a tu madre –rió papá.
- Yo no era tan agresiva a su edad –se quejó.
- No, eras más –los dos acabaron riendo.

Por fin Christian bajó, cogió una manzana de la cocina y salimos de casa.

- Más te vale que hoy estés normal –le amenacé.
- ¿Cómo normal? –preguntó haciéndose el tonto- ¿Es que ayer no lo estaba?
- Claro que no.
- Pues ayer lo estaba, Cait –contestó fríamente. Aún quedaban unos minutos de camino, así que tendría tiempo de hablar hasta llegar a casa de Bieber.
- No lo estabas, Christian –le recordé- Sé que te gusta mucho ___, pero ella no quiere que te enfades con ella ni que estés así de distante.

Se quedó callado durante unos segundos sin saber qué decir. Le iba a volver a hablar, pero éste abrió la boca de nuevo.

- Me mata que esté saliendo con Justin –se sinceró.
- Lo sé, Christian –le acaricié el hombro tiernamente- Pero ellos dos se aman, y si de verdad quieres a ___, tienes que aceptar que ella es feliz al lado de Justin.

Se quedó callado de nuevo, apenas nos faltaban un par de calles para llegar a casa de Bieber. Quería finalizar esta conversación antes de llegar.

- ¿Y si no puedo? –preguntó retóricamente- ¿Y si no puedo ser su amigo sin poder desear estar entre sus brazos o besándole?

En realidad me dolía el estado de mi hermano. Era algo así como… enamoradizo. Les cogía mucho cariño a las personas. Y muy rápido, por desgracia.

- Piensa en cómo está ___ –le hice pensar- ¿Sabes lo que le duele que estés así de distante con ella? Lo que menos quiere es irse de aquí estando enfadada contigo.
- Es que no puedo… -se tapó la cara con las manos y me detuve para estar a su lado. Le abracé fuertemente- Me gusta mucho.
- Por favor, Christian –le solté y le miré a los ojos- De verdad que se siente fatal, pero, ¿que culpa tiene si lo ama?
- Ninguna, Cait –suspiró- Pero…
- Christian, ella no quiere irse de aquí estando disgustada contigo –le recordé de nuevo.
- Ni yo.
- ¿Pues entonces, Chris?

Se calló. Callados, cabizbajos y en mitad de la calle. Parecíamos idiotas, pero ésta situación era una mierda. Comprendía a mi hermano, pero no lo podía pagar con ninguno de los dos. No podía enfadarse con Justin ni con ___. Ellos no tienen la culpa.

- Haré como si no hubiese pasado nada –por fin.
- Gracias, Chris –le abracé de nuevo y sonreí satisfecha.
- Creo que las gracias te las tendría que dar yo a ti –dijo- Si no fuese por ti no habría entrado en razón y seguiría estando igual que ayer.

Le solté y le volví a sonreír. Menos mal que ha logrado entrar en razón. No quería ver de nuevo a ___ preocupada. Bueno, y a Justin también. Pero más por ___. Continuamos caminando y en menos de cinco minutos ya estábamos delante de la puerta y llamando al timbre.

- Ah, hola chicos –nos atendió Pattie- Pasad, pasad.

Entramos y ahí no había nadie. Me refería al salón. Solo estaba Pattie. Alomejor estaban vistiéndose o jugando en las habitaciones mientras llegábamos.

- ¿Dónde están los chicos, Pattie? –preguntó mi hermano.
- Ah, pues –se rascó la cabeza- no se han despertado.
- ¡¿Qué?!

Subí corriendo las escaleras y primero fui a la habitación de Chaz y Ryan, ya que era la que más cerca me pillaba. Sin llamar siquiera a la puerta, entré haciendo un ruido ensordecedor al impactarla contra la pared. Teníamos prisa, eran más de las diez y ___ sospecharía.

- ¡Ryan, Chaz! –les tiré la almohada que había en el suelo y éstos se despertaron precipitadamente.
- ¡¿Qué, qué?! –preguntaron los dos mirando a los dos lados.
- ¿Qué hacéis durmiendo? Tenemos que ir a comprar las cosas para la fiesta de ___ –les regañó Christian en un susurro para que ___ no lo escuchara desde su habitación.
- ¡Mierda! –exclamó Ryan llevándose las manos a la cabeza- Lo habíamos olvidado.

Se levantaron rápidamente y abrieron el armario.

- Iré a llamar a Justin –dije rodando los ojos- ¿Estará despierto?
- No, nos habría llamado antes –respondió Chaz poniéndose la camiseta.
- Joder –murmuré pesadamente.

Salí de la habitación y entré en la de Justin, pero ahí no había nadie. Así que como no quedaban más habitaciones, aparte de la de Pattie, caminé hacia la de ___. Estaban los dos ahí durmiendo. Se veían tan tiernos. Justin abrazaba a ___ por detrás, y ésta cogía las manos de su novio como si de eso dependiera su vida. Sonreí enternecida. Saqué el móvil y les saqué una foto. No pude evitarlo. No la subiría a ningún lado, ya que no estaba segura si les molestaría. Los chicos entraron en la habitación, pero me fijé en mi hermano. Sonreía, pero ¿falsamente?

- Qué monos –susurró Ryan.
- Ya, ya –asentí- ¿Cómo los despertamos?
- Dejadme a mí –dijo Chaz mientras se subía las mangas hasta los hombros haciendo ver que tenía músculo.
- Ehm, no –negué empujándolo suavemente por el pecho- Mejor lo hago yo.

Me acerqué a la cama y me puse de cuclillas delante de ella, de cara a ___. Zarandeé su brazo mientras la llamaba por su nombre, pero esta no se movía. Ni se enteraba.

- Justin, tío, que tenemos que ir a ese sitio –habló más fuerte mi hermano para que así se enterara.
- ¡Joder, Justin! –gritó Chaz.

Nuestro amigo abrió los ojos, pero los volvió a cerrar al darse cuenta de quienes estaban observándole. Osea, nosotros.

- Va, Justin –le llamé mientras le cogía del brazo y se lo zarandeaba.
- Cinco minutos más –pidió mientras abrazaba más a su novia.

___ abrió los ojos y nos miró. Se había despertado. Por fin. Miró a su lado, a Justin. Sonrió. Después nos miró a nosotros, exclusivamente a Chaz, que era el que había gritado antes. Le sacó el dedo del medio y volvió a tumbarse para después ponerse la almohada en la cabeza.

- Justin, tenemos que ir al estudio –le habló mi hermano.
- ¡Hostia, se me había olvidado! –gritó mientras se sentaba en la cama.
- No, no -___ le abrazó más para retenerle en la cama- Un ratito más.

Todos reímos, menos ___ que seguía acurrucada a Justin. En el fondo le comprendía. Se iba en un día y quería aprovechar el tiempo al máximo con su novio. Es normal.

- Shawty, va, tenemos que vestirnos -___ seguía negándose- Tú te irás a dar una vuelta con Cait y los chicos y yo iremos al estudio
- No.
- Te prometo que no tardo –dijo besándole la frente.

Se oyó como ___ soltaba un suspiro. Se sentó correctamente en la cama y empezó a estirarse. Justin la miraba con pena. Él odiaba mentir, y seguramente odiaría más mentirle a ella. Pero lo hacía por una buena causa.

- Jo, como os quiero –dijo ___ después de haberse estirado lo suficiente. Ahora sonreía como una niña pequeña.
- ¿Por qué? –pregunté riendo.
- Porque sí –cogió la almohada y la abrazó mientras apoyaba la cabeza en ella- ¿A ti que te pasa, cara cartón? –se refería a Christian, pues su mirada estaba posada en él.
- ¿A mí? –se señaló a si mismo mi hermano.
- Ayer estabas rarillo –se hizo la tonta. Ella sabía perfectamente la causa.
- Qué va –ésta le lanzó una almohada.
- ¿Me das un abrazo? Hace tiempo que no me das uno –le sonrió tiernamente a mi hermanito y éste me miró de reojo. Sus ojos brillaban.
- Claro que sí, enana.

___ ya tenía los brazos abiertos para mi hermano, así que él solo tuvo que acercarse a ella y nada más. Justin miró la escena y suspiró satisfecho. Al parecer él también lo estaba pasando mal por lo de mi hermano. Durante el abrazo, ___ se puso de pie y Chris aprovechó para cogerla y cogerla como si fuese un saco de patatas. Los chicos y yo empezamos a reírnos.

- ¡Christian, bájame! –le pegó puñetazos en la espalda, pero éste la ignoraba.

Salió de la habitación y la paseó por todo el pasillo. Sabía de sobras que ella odiaba que la llevaran como si fuese un saco, pero él lo hacía con más ganas. Por fin le veía sonreír.

- ¡Christian, bájame! Voy a vomitar –le pidió gritando a más no poder y pegándole cada vez más fuerte en la espalda.

La bajó rápidamente en oírla y ésta le pegó un fuerte manotazo en el hombro. Puso mala cara y volvió a la cama. Se tumbó boca abajo. Nos miró y se encogió de hombros.

- Es que me he cansado.
- ¡Pero si no has hecho nada! –dijo Justin riendo.
- Eh, que pegarle a Christian cansa y mucho –trató de defenderse ___.
- Yo tendría que estar cansado –dijo mi hermano- He tenido que llevarte por todo el pasillo. Pesas.
- ¡¿QUE YO PESO?! –preguntó ___ alzando el tono de voz- Christian Jacob Beadles, ¿me acabas de llamar gorda?
- Eh, que mi novia no está gorda –le defendió su novio abrazándola mientras reía.
- No, no –Chris rió- Lo decía jodiendo.
- Ya –contestó no muy convencida- Más te vale.

Justin se levantó y obligó a su novia a hacer lo mismo. Aunque esta se negara. Los chicos y yo bajamos al piso de abajo mientras los dos tortolitos se vestían. Cada uno en sus habitaciones, claro. Justin fue el primero en bajar, llevaba unos piratas, una camiseta azul y las Vans eran del mismo color. En la mano llevaba una gorra, la cual estaba poniéndose mientras bajaba las escaleras. Acabó reuniéndose con nosotros y se sentó en uno de los taburetes. Cogió un bol y se sirvió cereales.

- Caitlin –me llamó masticando su desayuno- Ante todo no le debes decir nada a ___.
- Nada, tranquilo –le aseguré- No soy tan idiota.
- Créeme que sí lo eres –bromeó mi hermano, el cual recibió un manotazo de mi parte.
- Oc, dejaros de tonterías y escuchad –nos obligó Justin- Nos iremos cuando ___ baje. Así poder despedirnos de ella y eso, sin que sospeche. Ella se irá contigo –me señaló- a dar una vuelta, pero sobre todo nada de CC.
- Claro –asentí con la cabeza.
- De camino iré llamando a la gente para que me aseguren si irán o no.
- ¿Cuántas personas irán ala fiesta? –preguntó Chris.
- No muchas, al menos las que ella ha conocido durante este tiempo.
- Vamos, Team Bieber, Miley…
- ¿Miley irá? –preguntó Ryan.
- Hoy me lo tiene que asegurar –le respondió.
- ¿Habéis oído que ha vuelto con Liam? –les informé.
- ¿En serio? –preguntó Justin interesado en su amiga. Miley siempre le ha tratado genial.
- Sí, a pesar del problema de los celos, Miley le quería mucho –dije- y le ha dado una segunda oportunidad.
- ¿Y como estas tú tan enterada? –le preguntó Chaz.
- Lo leí ayer por Twitter –dije riendo- Las smilers se interesan mucho por su ídolo y se enteran al instante de todo lo que hace.
- Vamos, como tus beliebers –concluyó Ryan mirando a Justin.

Sonreí y seguimos comiendo. ___ solía tardar mucho en vestirse, ya que nunca se decidía por la vestimenta, ni nada. Pero hoy se estaba demorando más de lo habitual.


|| ___ ||

Quería darme una ducha rápida, me daba igual lo que tardaba, si los chicos se enfadaban o no, sólo quería ducharme para relajarme y tranquilizarme un poco. Mañana. Mañana era el día. Y hoy, que en teoría tendría que aprovecharlo a tope con Justin y los chicos, tenía que estar toda la mañana solo con Caitlin. No es que me moleste, pero me habría gustado estar con todos, en especial con Justin. Así pues, arreglé un poco la cama y me metí en la ducha. Salí y con una toalla alrededor de mi cuerpo escogí lo que me iba a poner. Miré el armario y toda la ropa que me había llevado solo para estar un mes y medio. Le pediría ayuda a Caitlin para hacer la maleta. Al final opté por ponerme esto http://www.polyvore.com/121_nlyg_65/set?id=47461111. Me colgué las gafas en el escote, ya que de momento no las iba a utilizar. Me peiné un poco y pasé de maquillarme, no tenía ganas. Así pues, bajé al piso de abajo, donde estaban todos en los taburetes sentados.

Justin volteó a verme y me sonrió. Siguió comiendo, pero después reaccionó y me volvió a mirar. Esta vez con los ojos un poco salidos de orbita. Reí. Me acerqué a ellos y me senté al lado de Justin. Cogí una cuchara y la metí en su bol para después poderme llevar los cereales a la boca.

- Eh, son míos –se quejó mientras los masticaba.
- Si quieres te los doy y te ahorras el masticar –bromeé con la boca llena.
- Ehm, no gracias –dijo riendo.
- Justin, llegarás tarde al estudio –le recordó Ryan separando las sílabas de cada palabra.
- Ah, sí –se levantó y se subió un poco los pantalones.
- ¿Para qué te los subes si igual lo vas a tener hasta las rodillas? –le pregunté mientras le observaba aún sentada en mi taburete.
- Pues porque tengo swag –se puso la gorra y guardó el móvil en su bolsillo.
- Ya –reí.

Apoyó las manos en mis rodillas y besó mis labios dulcemente. Suspiré cuando se separó y creo que se hizo notorio. Justin me miró arrepentido.

- No llegaré tarde, lo prometo –dijo cuando los chicos ya estaban a su lado listos para seguirle hasta la puerta.
- Tú ve, no te preocupes por mí –no quería que se sintiera mal por dejarme aquí.
- No te enfades, ¿sí? –besó mis labios de nuevo.
- ¡Ve, llegarás tarde! –le recordé.

Me sonrió y caminó hacia la puerta con los chicos.

- ¡Te quiero! –gritó antes de cerrarla.
-¡Y yo a ti! –pero ya la había cerrado.

Apoyé los codos en la mesa y tapé mi cara con las manos. Me dolía muchísimo no poder aprovechar el poco tiempo que me quedaba con Justin. Simplemente me mataba. Miré de reojo a Caitlin. Me observaba, pero no decía nada. Supongo que estaba incomoda ante esta situación.

- Oye, ¿quieres que te presente a unas amigas? –propuso.
- La verdad es que prefiero pasar el tiempo contigo –dije cuando había dejado de taparme la cara.

Caitlin suspiró y acercó a mi lado. Estaba dos sillas más lejos que yo.

- ¿Te apetece una súper sesión de fotos en mi casa? –preguntó con una sonrisa de oreja a oreja.
- ¿Me vas a vestir como si fuese una muñeca? –pregunté enarcando una ceja.
- No –rió.
- Entonces vale.


|| Justin ||

- Odio tener que mentirle –comenté mientras conducía hacia el centro comercial.
- Bueno, pero lo haces por algo bueno –Ryan intentaba hacerme sentir mejor, pero era difícil.
- Lo sé, lo sé –no soné muy convincente.
- El problema está en que a mi hermana no se le vaya la lengua –habló Christian.
- Eh, Christian –hablé.

Le prometí a ___ que hablaría con él, aunque ya estaba claro que se le había pasado el enfado o lo que sea lo que tuviese ayer. Simplemente quería dejar las cosas claras. Saber si estaba todo bien o no.

- Dime, Justin.
- Siento todo esto –y es que en verdad me sentía fatal salir con ella cuando sabía de sobras que él estaba un poco pillado por ___- Sé que tú…
- Eh, no hay problema, ¿vale? –me interrumpió- Está todo bien.

Le sonreí a través del retrovisor y él me imitó. Fue quitarme un peso menos de encima, la verdad. Llegamos por fin al centro comercial. No había mucha gente paseando por ahí, así que supuestamente no tendría por qué tener problema con beliebers o paparazis. O al menos eso espero.
Bajamos del coche y caminamos hacia el interior del edificio.

- Vale, nada de alcohol –avisé- ¿queda claro?
- Sí, sí –contestaron todos.
- Os conozco –exclusivamente a Ryan.
- Que sí, pesado –Chaz me empujó para empezar a caminar, pero evité que continuara haciéndolo.
- Le prometí a ___ que no tardaría, así que no os entretengáis –les recordé en tono amenazante.
- Está enchochado, eh –oí como le susurraba Chaz a Ryan.
- Va, tirad –dije mientras caminaba hacia la sección de bebidas.

***

A eso de las doce, sí, nos habíamos demorado bastante, terminamos de comprar todo. Entra fans, que si Chaz y Christian se peleaban por qué bolsa de patatas escoger, y Ryan ligando con todas las chicas que se le acercaban, pensaba que no terminaríamos nunca. Mientras comprábamos, iba llamando a la gente para asegurar si iban. Miley, afortunadamente sí iba. Quería llevar a su novio, y no se lo impedí. Seguro que a ___ le hacía ilusión conocerlo. Aunque no me agradaba la idea de que fuera, la verdad. Era… del tipo de ___. Sí, estaba celosillo de Liam Hemsworth.

Llegamos a casa. Mamá estaba ahí haciendo tareas de la casa, pero dejó de hacerlas y nos ayudó a guardar las cosas en algún sitio donde ___ no lo viera.

- Mamá, ¿donde están las chicas? –pregunté.
- ___ ha ido a casa de Cait –me informó- Llevan las dos ahí desde que os fuisteis.
- ¿Vamos a buscarlas ya? –pregunté.
- Sí –contestaron los chicos.

Salimos de nuevo de casa y me metí la mano en el bolsillo para asegurar que la caja seguía ahí. Sí, le había comprado un pequeño detalle a ___. Me hacía ilusión y, aparte, era precioso. No sabía cuando dárselo, pero pronto. Seguro que antes de la fiesta o… No lo sé.
Sin darme cuenta ya estábamos en casa de los Beadles. Nos había atendido Sandy, y sin haberle saludado ni nada, nos informó que las chicas estaban en la habitación haciendo escándalo. Las risas se podían oír desde la escalera. Llamé a la puerta y las risas se detuvieron al segundo. Oí unos pasos avanzar y entonces Caitlin abrió la puerta.

- Hey, chicos –nos saludó.

Detrás de ella estaba ___ sentada en el suelo y con una cámara entre las manos. Le sonreí y ella me devolvió al sonrisa. Me acerqué a ella para darle un beso, pero ésta se adelantó y se levantó antes.

- Te dije que no tardaría mucho –le susurré antes de besarla.
- Has tardado dos horas –me hizo saber.
- Tampoco ha sido para tanto –reí.
- Supongo.

Cogí su cara entre mis manos y besé esos labios que tanto rato había estado deseando probar. Esta chica me volvía loco. Me separé de ella y le sonreí de nuevo. Me cogió de la mano y se sentó conmigo en la cama. Ryan y Caitlin estaban en el suelo, Christian en un puff que había en una esquina, y Chaz a nuestro lado. ___ iba sin zapatos, así que se cruzó de piernas estando en la cama.

- Pásame la cámara, Christian –pidió mi novia.

Él se la lanzó por los aires, aun así ___ la cogió haciendo un leve ruido con sus manos.

Me enseñó las fotos que se habían hecho ella y Caitlin durante nuestra ausencia, y tenía que admitir que la verdad se veían preciosas. ___ posaba bien, tenía gracia ante las cámaras.

- ¿Te has planteado en ser modelo? –le pregunté.
- ¿Qué dices, Justin? –creía que iba en broma y no, no lo iba.
- Estoy hablando en serio, shawty –dije riendo- Aparte de salir preciosa, las poses y la luz de las fotos son muy buenas.
- Creo que te ha afectado estar tantas horas en el estudio –me tocó la frente como si tuviese fiebre y rió.
- Ryan, compruébalo tú –le lancé la cámara a él ya que había estado atento a nuestra conversación.

Las observó durante unos minutos. Giraba la cámara y la cara al igual. Parecía idiota, pero tenía aire de estar concentrado.

- Justin tiene razón –dijo al fin- Son muy buenas.
- Solo son unas simples fotos –comentó ___.
- Podrías colarla en algún photoshoot tuyo, Justin –pensó Caitlin.
- Pues no es mala idea –le apoyé mientras reía.
- Tendría más éxito que tú, Biebs –comentó Christian.
- No lo dudo –dije observando a mi acompañante, la cual estaba un pelín avergonzada.
- Bueno, ¿queréis dejar de decir tonterías? –pidió ___.
- Pero algún día te tendrás que hacer una sesión de fotos conmigo, eh –le pedí señalándole con el dedo índice.
- Que sí, tonto –contestó pesadamente.

***

Ya estábamos en casa y habíamos comido hacía unos diez minutos. Apenas eran las dos de la tarde, y a las seis teníamos que empezar a prepararlo todo. Pero aún había tiempo. Estaba todo listo. Invitaciones, comida. Todo. Christian y Caitlin también estaban en casa con nosotros, pero ellos estaban en mi habitación jugando con los chicos a la Xbox. ___ y yo estábamos en el jardín recostados en el césped. Para así estar más tranquilos y tener un poco de intimidad. Ella estaba apoyada en mi pecho. Yo simplemente disfrutaba del momento y le acariciaba la espalda.

- Ahm, mi amor –le llamé rompiendo el silencio. Era extraño que todos los chicos hayan estado callados todo este tiempo.
- ¿Sí? –alzó un poco la cabeza para mirarme.
- Esta tarde…
- ¿Tienes que trabajar? –preguntó.
- Sí –tartamudeé con miedo ante su reacción. ¿Y si se enfadaba?
- Joder –volvió a su antigua posición y suspiró.
- Lo siento, bebé.
- No importa –claro que le importaba. Se lo notaba en su tono de voz.
- No te enfades, por favor –al fin y al cabo me agradecería el haber estado casi todo el día separado de ella.
- Simplemente me fastidia que estés trabajando el último día que me queda junto a ti –su voz sonaba a fastidio. Estaba realmente enfadaba y lo entendía perfectamente- Sabes que mañana me voy a la una y media del medio día, ¿verdad?
- Claro –por desgracia, sí- Mi amor, en serio. No te enfades.

Alzó la cabeza de nuevo y me miró. Qué mierda de situación. Como odio mentirle, me hace sentir mal.

- No estoy enfadada, Justin –me repitió acariciándome la mejilla dulcemente mientras sonreía.
- ¿Seguro? –pregunté susurrando mientras acariciaba la mano que empleaba para tocar mi mejilla.
- Sí, mi amor –se inclinó más hacia mí y besó mis labios.

Adoraba esa sensación de libertad, de poder, de tocar el cielo con la punta de los dedos solo con sentir el tacto de sus labios sobre los míos. Simplemente era tan plácido y embriagador.

- ¿A qué hora? –preguntó al instante de haberse separado de mí.
- A las seis –le informé frunciendo los labios.
- Iré con Caitlin a dar una vuelta, entonces –comentó mientras acomodaba mejor la cabeza.
- Gracias por no… enfadarte.
- Tú no tienes la culpa de ser Justin Bieber –dejó que las palabras fluyeran. Lo estaba diciendo desde el corazón, nada más- Pero, en el fondo me alegro de que seas “Justin Bieber” –hizo comillas en el aire para enfatizar mejor la palabra y para hacer referencia a que sea famoso.
- ¿Por qué? –pregunté frunciendo el ceño. No entendía por qué lo decía.
- Porque entonces no te habría conocido –soltó para luego poder sonreírme.
- Puede que sí –quién sabe. Todo es posible.
- No creo, Justin –dijo riendo.
- ¿Te imaginas que la situación haya sido al revés? –pregunté.
- ¿A qué te refieres?
- Pues que tú seas la famosa y yo… bueno, el no-famoso –le expliqué entre risas.
- La verdad es que no –admitió- No me veo siendo famosa, o algo.
- ¿No te gustaría?
- Claro –se lo pensó- O no. Depende –reímos.
- Yo sería tu fan número uno –dije acariciándole el pelo.
- Lo sé –sonrió.
- ¿Tú eres mi fan? –le pregunté.
- Y tu belieber, si hace falta –me susurró en el oído.
- Me conformo con que seas mi novia –le mordí el lóbulo de la oreja después de haber hablado.

Enredamos las piernas; ella pasaba una por encima de la mía. No sé si entendéis. Era tan placentero. Me encantan estos momentos con ella. Sé que hemos compartido poquísimos siendo novios, por no decir casi ninguno. Pero hemos sido amigos, bueno, y seguimos siéndolo. Y 
siempre hemos tenido un tonteo bastante extraño.

Me miró a los ojos y yo clavé la mirada en ellos. Me perdí ante el brillo que desprendían, ante la calidez y la sinceridad que derrochaban. Pero pronto los cerró para empezar a acercar su rostro al suyo. Le imité y juntamos nuestros labios de nuevo.

- Te amo –dijo en mitad del beso. Lo dijo pegada a mis labios, pero aun así le entendí.
- Te amo más.

___________

Jkasjkaskjas he terminado el capítulo igual que el anterior. Soy idiota -.-
Y uuuuuuueh. ¡26 comentarios! *mini baile de cinco segundos* COMO OS AMO, JODER, COMO OS AMO. En serio sois súper swaggies. Os regalaré chuches a todas, por lo majas que sois ajskajsk :3
Sí, éste capítulo me ha quedado FATAL, pero es que lo he hecho hoy entero. No tenía nada hecho los días anteriores. Y quería subir ya. La inspiración me fallaba mucho esta semana. En fin que muchísimas gracias por todas las visitas y comentarios. Sois geniales. Y besos a las nuevas seguidoras.

¡Os quiero!

20 comentarios:

  1. Me encanta.
    hjbjsdfbjeb Justin es tan tierno *______________*
    en serio, quiero un Justin para mí e.e
    ¿Yo modelo? Pues claro que sNO.
    Pues eso. Que me encanta
    Te quiero <3

    ResponderEliminar
  2. MEEEE ENCANTAAAAAAAAAAAAAAAAAA!!!
    Que penita ME QUEDA NADA PARA IRMEEEE!!!
    ME MUERO TE LO JURO :(
    Que tierno es Just de verda *-*
    ME ENCANTO LA FOTO ESTA TAN HJFDKAJWDEFHGWURFY :D
    Publica pronto pliiisssss!!
    TE QUIEROOOOOO BONITAAA!:D

    ResponderEliminar
  3. ME ENCANTO EL CAP ESTUVO DEMAS SEGUILA!!
    BESO♥

    ResponderEliminar
  4. alsfkalsfjk Me Encanta Justin♥ Esh Re Mono Siguela No Se Qe Desir A Si Qe Chau xddd Besos

    ResponderEliminar
  5. me encanto y seria genial q el personaje sea modelo siguelaaaaaaaa

    ResponderEliminar
  6. Meee eencaaantaa! Onnggg yo también odio mentir!! (; Esque son taaaann cuckiiiis *.* Pues Justin no tiene nada que envidiarle a Liam e.e

    ResponderEliminar
  7. jghnghgfhgfngnghgbgf *---------*
    que me encantaaaaaaaaaaaa!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  8. Que te ha quedado FATAL? Que dices? Sii mee haa encantadoooo!!! :D:D Que mono es Justin *_* Jeje Un beesazoo bonita :) Y publicaa pronto :D

    ResponderEliminar
  9. Aww que lindo Justin*-*
    Me da que Bibs se pondra un poquito celosillo en la fiesta por culpa de Liam e.e
    Siguela pronto cielo:33

    ResponderEliminar
  10. QUE EL CAPITULO TE HA QUEDADO FATAL?!?!?! tu si que estas faal nena pero si es la bomba y me mola eso de la fisga estoy ansssssiosssssa por saber que va a pasaar buff enserio tienes LA MEJOR novela de todo blogger enserio eres la caña de españa ;P
    bueno
    tqtqtqtq
    un kiss y SUBE PRONTOOOOOOO!!!

    ResponderEliminar
  11. ¿Como que te ha quedado fatal? Cada uno de tus capitulos rockean <3 c:
    Deberíamos regalarte cosas a ti porque todo te lo debemos c: Siguelaaaaaaaaaaaa c:

    ResponderEliminar
  12. la adoro sube otro cap

    ResponderEliminar
  13. Awww <3 Que me has dedicado el Capitulo!!! Merçi Cariño, enserio que me ha echo mucha iluSion.
    El capitulo no te ha quedado Mal, es GENIAL y te lo digo muy Enserio.
    Me alegra mucho que Chris ya este algo menos enfadado, me daba algo de pena el Pobre.
    Sigue pronto, Oc?
    Un Beso, Cuiidate

    ResponderEliminar
  14. Guaaaaaapaaaa!! Eres lo mas grande q hay en el mundo entero!! Tu novela no está bien , sino q está superultramegagenial!! Chica, tu q tienes en la cabeza? Una máquina de ideas supergeniales? Sube cuando puedas y no te preocupes q si es muy corta, o acaba igual q la anterior... TODO LO Q HAGAS NOS VA A GUSTAR. Gracias por todo ^_^
    Firmado: Clary

    ResponderEliminar
  15. me encantaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa, como le haces? si lo se porfin escribo sin mayuscula jejejej, y si ya se que tengo que subir capitulo es que tiempo no me sobra y la inspiracion menos, asi no se es como que si escribiera seria cualquier cosa y terminarioa muerta, igual tengo bastante hecho ,jijijijii , bueno besitos herrrmosa, te amo muchooooooooooo, no lo olvides!!!!
    muaaaack

    ResponderEliminar
  16. A ver gente, escribid, se merece todos los comentarios del mundo. FD: Clary ME ENCANTA TU NOVELA.

    ResponderEliminar
  17. me estoy pensando sacar algo de tiempo para leer tu nove pero no sé si lo conseguiré :( si, como ves soy yo la chica de Mi Vida...Tu...Justin y de la nueva nove que ha empezado a hacer!! jaja pues ya sabes! a seguir escribiendo que puede que un dia de estos empiece a leer tu nove que tiene muy buena pinta por cierto! jaja y ya que estoy te digo que ya puedes leer mi capi numero ...6 jaja que fuerte que no me acuerdo ni yo!! jajaja se nota que me explotan a estudiar estos profesores...tss...es muy triste...jajajaja bueno, dejo mis chorradas aparte y te mando dos besos !
    Xaoo linda! (L)

    ResponderEliminar
  18. mee encaaanta sigueee por faa esta super buena esta nove se volvi mi adiccion xD okno pero me encanta siguelaa

    ResponderEliminar
  19. Bueno pero que dices de fatal te quedó chachi y por cierto que me he leído tu novela entera y cuando vi que dijiste que no iba a ver beso en la temporada me puse triste y derrepente besos y mas besos!!
    BESOS!!
    P.D: Vi la entrada donde salían las fotos tuyas y eres super guapa!!!
    P.D.2: Te mereces 40 comentarios ya que tienes 91 seguidores!!!
    P.D.3: Bye!!

    ResponderEliminar

¿Por qué no me sacas una sonrisa con un comentario tuyo? Vamos, es gratis.