¿Cuántos somos ya?

17 de abril de 2012

Never let you go. {64}


Capítulo dedicado a "RUBIA:)".

- ¿Creéis que lo conseguirá? –preguntó Kenny susurrando.
- No –contestaron Chaz y Ryan.
- Callad, idiotas –les obligué- Seguro que lo consigue.
- Ya veremos –dijo Kenny- ¡¿Preparado, Bieber?!
- ¡Sí! –se puso de espaldas y me guiñó un ojo.

Cerró los ojos, alzó los brazos, los impulsó hacia atrás y soltó el balón. La pelota atravesó el campo y entró en las redes sin el menos esfuerzo. Lo consiguió.

- ¡Oh, yeah! –dije alargando el <<yeah>> mientras corrí hasta él riendo.

Me tiré en sus brazos y empezamos a reírnos. Me dejó en el suelo y me dio un beso en los labios.

- ¿La he metido? –preguntó incrédulo.
- ¡Sí! –le avisé riendo- Qué pasada, como, ¿cómo lo haces?
- Práctica.
- Suerte –le jodió Ryan.
- ¡Cállate, envidioso! –grité dándole un golpe en la gorra y haciendo que ésta le tapara la cara.

***

Jugamos un rato más hasta cansarnos. Eran casi las ocho de la tarde y aún no nos habíamos marchado. Caitlin y Chris estaban tumbados en el suelo boca abajo. Ryan, Chaz y Kenny miraban el vídeo una y otra vez y analizaban cada movimiento para después intentarlo. Y, por último, nosotros. Justin y yo. Él estaba sentado en el suelo y yo entre sus piernas. Éste me abrazaba por la cintura y yo reposaba las manos en las suyas. Jugaba con el anillo de castidad de su dedo y cada vez lo admiraba más, lo idolatraba.

- Oye, Justin –le llamó Kenny- Es hora de irnos, vamos.
- ¿Ahora que estamos cómodos? –preguntó Christian medio dormido.

Los chicos y yo le observamos y reímos. Un poco más y estaba que se le caía la baba. Bueno, Caitlin no se quedaba corta. Estaba tan atolondrada y tranquila que no se enteraba de nada.

Me levanté y ayudé a Justin a hacerlo dándole la mano. Éste se levantó y me besó rápidamente para después abrazarme por el cuello. Apoyé la cabeza en su hombro y caminamos al exterior. Los chicos estaban reventados, básicamente, aunque más los hermanos Beadles. Nos pusimos las gafas y caminamos rumbo a casa. Justin me miraba esperando que le besara, pero no lo iba a hacer.

- Sé que te mueres de ganas por hacerlo –me susurró en el oído.
- No quiero salir en las revistas.
- Va, uno cortito –me pidió medio llorando como un niño pequeño.
- Justin, no.
- ¡Porfaplis!
- ¿Porfaplis? –y empecé a reírme.
- Va, ahora que no hay cámaras –dijo mirando a todos lados para asegurarse.
- No –le ignoré.
- Va, venga. Uno. Sólo uno. Va, dame el beso –siguió molestando- Me moriré, ___, me moriré si no me das un beso –seguí ignorándole- ¿No me lo das? Mira que me muero. ¡Uh, me muero!

Justin me irritó. Pensé que sería como los niños pequeños, que cuanto más lo ignoras antes se cansa. Pero no, él seguía y seguía hasta que de verdad te cansabas.

Me puse de puntillas y con la mano que tenía libre atraje el rostro de Bieber, cogiéndole de la mejilla. Presioné sus labios fuertemente, inmóviles, pero él empezó a moverlos al reaccionar, al notar que estaban unidos. Fueron moviéndose cada vez más rápido. Más y más. Noté el grado de excitación que me estaban causando los besos de Bieber. Dejé de besarlo cuando noté mi corazón demasiado acelerado de lo normal.

- ¿Qué ha sido eso? –preguntó riendo- ¿___ se ha puesto nerviosa?
- Calla y camina –le pedí seriamente.

Era increíble al estado en el que me conseguía llegar. ¿Excitarse solo por un simple beso? ¿Cuándo se ha visto eso? Y ni si quiera me estaba tocando el culo ni nada. Solo me abrazaba por el cuello.

- Dime, ¿te has puesto nerviosa mientras te besaba? –él se lo tomaba a broma.
- ¡Justin, déjalo ya! –pedí.
- Ya, lo siento, nena –besó mi mejilla y aceleramos el paso ya que estábamos muy atrasados de los demás.
- Te juro que como salga en una revista te arranco el poco pelo que te has dejado –le amenacé en un susurro.
- Ouch –se quejó riendo- ¿Por qué? Ha sido bonito.
- Se me ha quedado mirando un viejo a lo lejos.
- Un anciano –me corrigió pesadamente. No respondí- ¿Te has enfadado?
- ¿Y si salgo en algún lado? ¿Y mis padres? Sabes que ellos no lo saben y no sé cómo se lo tomarían.
- ¿Es eso lo que te preocupa? ¿Por eso no quieres saber nada de los paparazis?

Suspiré frustrada sin siquiera mirarle a la cara.

- Justin…
- ¿Qué, mi amor?

“Mi amor”. Dos palabras pero con un gran sentimiento detrás. Hicieron que mi piel se erizara al oírlas. Le miré y volví a suspirar. Él notó mi preocupación por la escena que habíamos realizado anteriormente y me abrazó más fuerte.

- No quiero que hagamos este tipo de cosas en público –noté como el brillo de sus ojos desaparecía- No tan… a lo excitado.
- ¿Exci-qué?
- Justin, me has oído –murmuré entre dientes- No te lo repetiré.
- ¿Ese beso ha sido excitado? –me susurró muy bajito en el oído.
- Bieber –mascullé regañándole.
- ¡LO HA SIDO! –y acto seguido se echó a reír- ¿Era otro motivo de tu nerviosismo al separarte?
- No voy a responder a nada –dije seriamente mirando al frente.
- Vamos, mi amor –besó mi cabeza y soltó un par de carcajadas más- No te enfades, ¿sí?

Le miré y enarqué una ceja. Estaba molesta por su comportamiento, pero, bah, ¿a quién engañaba? Me volvía loca. Le sonreí rápidamente y me puse de puntillas para darle un pico en los labios.

- Y después no quieres que nos besemos en la calle –me recordó negando con la cabeza.
- No tan a lo… -no quería repetir la palabra de antes-… a lo loco.
- Ya, entiendo, mi amor –besó mi cabeza de nuevo y sonrió.

El camino se me hizo corto. Raro, pero la verdad es que sí. Cait y Chris se fueron a su casa. Kenny nos acompañó hasta llegar a casa y luego se marchó.

- ¿Y, como lo habéis pasado? –preguntó Pattie en cuanto entramos. 
Estaba preparando la cena.
- Bien –dijimos todos tumbándonos en el sofá.
- Me alegro –contestó sonriendo- La cena estará lista en una hora, más o menos.
- Voy a ducharme –dije mientras me levantaba.

Caminé escaleras arriba y noté como Justin me seguía. Me giré y le sonreí. Me tomó de la mano y caminamos juntos hasta que nos tuvimos que separar para entrar en nuestras habitaciones. Me metí en el baño y me desnudé. Me di una ducha fría, tenía mucho calor. Al salir me cubrí el cuerpo con una toalla y abrí el armario para escoger algo de ropa cómoda para ponerme. Me puse esto http://www.polyvore.com/112_nlyg_64/set?id=46896114 Me recogí el pelo con un moño mal hecho y salí, me encontré a Justin salir de su cuarto mientras se pasaba los dedos por el pelo para peinárselo. Le llamé antes de que bajara las escaleras y éste me esperó.

Bajamos y los chicos no estaban en el sofá, habrían ido a ducharse. Justin se sentó antes y le imité. Apoyé la cabeza en su regazo mientras me dejaba acariciar por sus suaves dedos. Alcé un poco la vista y vi que tenía los ojos clavados en los míos.

- Ah, mi amor –dijo como si hubiese recordado algo- Mañana por la mañana trabajo.

Bum. Depresión.

- ¿Sí? –pregunté mientras trataba de falsificar una sonrisa- ¿Qué tienes?
- Tengo que ir a hacer unas cosas en el estudio con Usher –me informó mientras me acariciaba la melena.
- ¿A qué hora?
- Cerca de las diez. Volveré sobre la hora de comer.
- Ahm. Entonces quedaré con Cait y los chicos para ir a hacer algo a la playa.
- Es que los chicos quieren venirse –pareció haber dudado.
- ¿Puedo ir yo también?
- Mejor ves con Cait, te aburrirás.
- Mhm… De acuerdo –dije dubitativa.
- No te enfadas, ¿verdad mi amor? –preguntó después de haberme dado un beso en la mano cual caballero.
- No, Jus –alcé la mano y acaricié su mejilla dulcemente. Éste sólo cerró los ojos al sentir mi tacto en su piel.

Unas pisadas fuertes interrumpieron el tranquilo momento. Chaz y Ryan habían terminado de ducharse y ahora estaban molestando en el sofá. Al cabo de media hora Pattie nos avisó para cenar. No callamos durante toda una hora, y Pattie parecía estar contenta. No paraba de sonreír. Habría dudado del motivo de su felicidad si no fuese por qué no paraba de mirarnos a mí y a Justin. Al parecer estaba contenta con la relación, al igual que yo.

Terminamos de cenar y volvimos a tumbarnos en el sofá para ver un rato MTV. El primer nombre que dijeron fue el de mi novio.

“… Y al parecer, la nueva amiga que había hecho Justin Bieber este verano ha pasado a ser algo más que una simple amistad. Se les puede ver a él y a ___ ___ paseando por las calles de Atlanta cogidos de la mano y muy sonrientes.” Pusieron un par de fotos y Justin y yo nos miramos durante la pausa del locutor de la noticia. El nerviosismo se me notaba en el rostro y Justin me apretó fuertemente la mano. “Minutos más tarde uno de nuestros periodistas entrevistó brevemente a la pareja con una serie de preguntas. Al parecer, por si no lo sabían, ___ ___ se marcha a su país en dos días, y no saben cuánto tiempo estarán sin volver a verse; pero ellos creen que la relación continuará siendo estable aunque haya distancia de por medio…”

- Mierda, mierda, mierda –dije tapándome la cara.
- Tranquila, ¿sí? –pidió dulcemente mientras me besaba la mejilla.

“… Y después de haber pasado una tarde jugando a básquet con sus amigos, de vuelta a casa, la pareja dio una breve muestra de su amor con este tierno beso que ahora aparece en pantalla…” 

Se me desencajó la mandíbula. Salía dándole un beso a Justin. Ahora sí que era mi fin. Le mandé una mirada llena de terror a Justin y éste me abrazó fuertemente por los hombros. Apagó la televisión y hundí la cabeza en su hombro.

- Lo que menos quería que pasara y ¡bum! Ya salimos el primer día en las noticias –dije mientras señalaba con la mano a la pantalla ahora apagada.

Pattie y los chicos estaban atentos a nuestra conversación, pero no eran partícipes.

- Tú y yo sabíamos que esto sucedería pronto –trató de hacerme entrar en razón.
- Pero no tan pronto –suspiré- ¿Cómo reaccionará la gente?
- Pues como quiera –se encogió de hombros- Lo importante somos tú y yo, no la prensa.
- ¿Y tus beliebers?
- Confío en ellas y sé que sabrán respetarnos –volví a suspirar y me besó la frente.

Nos quedamos en silencio durante un largo minuto. Nadie hablaba, nadie emitía sonido alguno. Todos callados. No muy fuerte, una música hizo que me concentrara para tratar de averiguar si era mi móvil el que sonaba. Me levanté y corrí escaleras arriba al darme cuenta que era a mí a quién llamaban. Entré en mi habitación y cogí el móvil que estaba encima de la cama. Era Julia.

#Llamada telefónica#
- ¡¿CUÁNDO HARÁS LA TC?! –aparté un poco el teléfono del oído y cuando dejó de hablar lo acerqué de nuevo.
- ¡Se me había olvidado, mil sorrys!
- Ya puedes estar conectándote –me obligó- Las chicas y yo estamos que nos subimos por las paredes.

La puerta se abrió y aparecieron los chicos. Chafarderos.

- ¿Quién es? –me preguntó Justin
- Las chicas.

- ¡___! ¿Quieres conectarte ya o qué? –la voz de mi amiga me hizo reaccionar de nuevo.
- Ah, sí, sí –asentí con la cabeza mientras hablaba. Como si ella me pudiese ver, bah- Pero lo hacemos por MSN, que así será más íntimo, ¿vale?
- ¡NO TARDES!
- Que no, pesada.
- Oc.
#Fin de la llamada telefónica#

Los chicos estaban ahí plantados esperando a que les contara lo que había pasado. Los tres cruzados de brazos apoyados en el marco de la puerta, menos Justin, que estaba entre Chaz y Ryan. Hacían gracia.

- Ehm, voy a hacer una vídeo llamada con las chicas, Jus –le informé- Tienes que estar presente.
- ¿Se lo vas a contar? –preguntó mientras se acercaba a mí.
- ¿No te importa, no?
- Qué va, a parte; ya lo sabe todo el mundo –comentó riendo. Reí yo también y cogí el portátil.

Lo encendí y esperé a que el trasto se cargara. Su lentitud me ponía nerviosa. Puse la cuenta y la contraseña de mi MSN  y busqué a alguna de las chicas, pero se me adelantó Thais.

Acepté la solicitud de la video llamada y esperé a que la imagen de las dos cámaras se cargasen. Miré a Justin, el cual estaba a mi lado, sentado en la cama. Chaz y Ryan estaban a los otros lados. Por fin la imagen se cargó del todo y lo primero que se escuchó fue el grito ensordecedor de Julia y Thais al comprobar a mis acompañantes. Las demás, puesto que no eran beliebers, simplemente miraban a Justin, a mí y alzaban las cejas rápidamente queriendo insinuar algo que evidentemente era cierto.

- ¡QUÉ GUAPO QUE ES! –gritó Julia en castellano.

Los chicos no entendían nada.

- ¡PÍDELE QUE HABLE, QUIERO OÍR SU VOZ! –me pidió Thais alterada.
- Eh, calmaros. Que mira que quito la video llamada y no os cuento nada.

Las chicas se callaron al instante y empezaron a respirar para tratar de relajarse. Miré a Justin. Estaba sonriendo mientras soltaba pequeñas carcajadas. Ryan y Chaz, en cambio, miraban a mis amigas y prácticamente se les caía la baba.

- ¿Quieres hablar ya? –me incitó Julia moviendo las manos.
- Voy, voy –reí- Bueno, lo que quería contaros es que…
- ¡___ y Justin están saliendo! –se adelantó Thais mirando algo de su móvil.
- ¡¿QUÉ?! –exclamaron las demás mirando también la pequeña pantalla que tenía mi amiga entre las manos.

Abrieron la boca a más no poder, se les desencajó la mandíbula, y parecía que los ojos les fuesen a salir de órbita. Miraron rápidamente la pantalla cuando dejaron de observar la foto, que seguramente sería la del beso de camino a casa.

- Ehm… Sí, estamos saliendo –me encogí de hombros.

Las chicas empezaron a chillar, a saltar a bailar. Estaban realmente locas. Los chicos y yo no hacíamos más que reír.

- Daros un besito, anda –me pidió Thais.

- Justin –éste me miró al oír su nombre-, las chicas quieren que…
- ¿Nos besemos? –acabó la frase.
- Sí –respondí.

- ¿Qué dicen? –preguntó Judith.
- ¡No se os entiende! –gritó Laura.
- Como sigan hablando en inglés reventaré la pantalla –musitó la agresiva de María.
- ¡Pero queréis tranquilizaros! –les pidió Julia. Las chicas se callaron- Bien. ¡¿QUERÉIS HACER EL FAVOR DE BESAROS YA?!
- Oh, qué pesada, por Dios –exclamé riendo- Si lo sé os dejo un mensaje y ya, no tanto rollo para que después empecéis a chillarme como verduleras.
- Lo sentimos –dijeron a coro.

Negué con la cabeza mientras cerraba los ojos debatida. A veces me podían de lo pesadas que eran. Pero les echaba muchísimo de menos. Extrañaba pasar las tardes con ellas sin hacer nada, básicamente estar tiradas en el suelo frío y haciéndonos fotos chorras. Y ya quedaba poco para volver a hacer esas cosas. Lo malo es que iba a estar separada de Justin y no sé si seré capaz de soportarlo.

- ¡Beso, beso, beso! –gritaron las demás.

Justin pareció entender lo que decían, o más que nada, usó la lógica. Con su mano giró mi cara y presionó sus labios con los míos. Tenía vergüenza al besarme con él delante de las chicas. Había tenido que hacer unas cuantas demostraciones de que Justin y yo salíamos y estaba un poco cansada. Pero me concentré en el beso. Me centré en tratar de sentirlo lo mejor que sabía aunque fuese de menos de treinta segundos. Ya no me quedaba mucho tiempo, y tenía que aprovechar todas las oportunidades que tenía.

Justin se separó de mí aún con los ojos cerrados, esbozó una sonrisa y cuando los volvió a abrir, se topó con la sorpresa de que volví a juntar de nuevo nuestros labios. Pero sólo fue uno o dos segundos, nada más. Miré a las chicas. Julia y Thais soltaron un largo y enternecido “awww”. En cambio, las demás miraban a Justin y a mí con la boca abierta.

- ¡QUÉ BONITO! –exclamaron todas a la vez.

Solté un par de carcajadas y observé a Justin, el cual tenía la mirada clavada en mí con una gran sonrisa. Apoyé la cabeza en su hombro y le sonreí a las chicas.

- ¿Qué foto habíais visto? –les pregunté aunque ya supiera la respuesta.
- Una en la que salíais dándoos un beso –contestó Judith volviéndola a mirar- Por cierto, le queda tope de bien el nuevo corte a Justin.
- ¿Verdad que sí? –pregunté pasándole una mano por el pelo.

Éste se me quedó mirando extrañamente, pero después lo captó. Me sonrió y dejé de acariciarle.

- Pues a mí me gustaba más como le quedaba antes –opinó María encogiéndose de hombros.
- ¡Qué va, así es más sexy! –dijo Julia.
- Eh, eh –le amenacé- Cuidadito con lo que decís que corto cabezas.
- Awww –exclamaron todas- Ya llega la celosilla.
- ¿Qué celosilla, chavala? –le pregunté retóricamente a Laura mientras reía.
- Anda, calla –me mandó Julia mientras movía las manos- Que eres una celosa.
- Protejo lo que es mío, guapa –le saqué la lengua y ella me la sacó a mí.
- Parecéis crías –dijeron todas a la vez.
- Callad, anda –contestamos Julia y yo.

Empezamos a reír todas a la vez. Echaba de menos pasar ratos así con ellas. Miré a los chicos. Se les caía la baba.

- ¿Os gusta alguna? –pregunté.
- ¿Eh?
- Ryan, ¿te gusta la rubia? –preguntó Justin. Se refería a Thais.
- Ehm… -dudó en responder- Un poco.
- UUUUUH –empecé a joder.
- ¿Y a ti, Chaz? –le cuestionó su amigo.
- La morena no está nada mal –dijo encogiéndose de hombros.
- ¿Qué morena? –pregunté mirando la pantallita de mis amigas.

Todas estaban sonriendo, gritando, saltando, tapándose la boca y haciendo corazones a Justin y a los chicos con las manos. Julia llevaba escrito en los brazos Never Say Never. Ahora me daba cuenta. Solté una carcajada y miré a Chaz.

- La que lleva algo escrito en los brazos.

Abrí los ojos como platos. ¡UO, UO, UO! Que a Chaz le gusta Julia. ¡Notición!

- ¡Julia, Thais! –les grité- ¡HABÉIS LIGADO!
- ¡¿QUÉ, CON QUIÉN?! –preguntaron las dos alteradas como locas.

Las demás empezamos a reírnos de su reacción.

- Thais, tú has ligado con Ryan –le informé- Y Julia, tú con Chaz.

Dicho esto, las dos empezaron a saltar como cabestras, a bailar, a abrazarse, a gritar. Estaban alteradas y los chicos y yo no parábamos de reírnos.

- ¡Chaz, I love you! –gritó Julia haciendo un corazón con las manos.

Todos miramos a Chaz. Estaba rojo pero a la vez sonreía. Awww. ¿Amor a primera vista? Encima amor cibernético. Qué fuerte. Empezamos a reírnos de la reacción de nuestro amigo y Julia lo notó.

- ¡Eh, no os riais de mi futuro marido!

- Chaz, dice Julia que vas a ser su futuro marido –le informé.
- Por mí… -suspiró.
- ¡UO, BRO’! –exclamó Justin- ¿Te has enamorado?
- Es que es guapísima.

Empecé a reírme como una loca y dar palmadas. Los chicos ya tenían pareja pillada y eso me gustaba. Sólo quedaba Christian. Mierda. Me acordé de él y el estómago se me cerró. Mi cuerpo empezó a sumirse en un sentimiento de culpa. Me sentía mal.

- ¿Y tú, Ryan? –le preguntó mi novio- ¿Te gusta Thais igual que a Chaz le gusta Julia, o sólo crees que es guapa?
- Está buena, nada más –respondió encogiéndose de hombros.
- ¿No te casarías con ella como la parejita del día? –pregunté mirando a Chaz y luego a Julia a través de la pantalla.
- Qué va, qué va –negó rápidamente- Sólo pienso que está buena.
- Mujeriego –Justin le pegó en el hombro.

- Thais, Ryan no se querrá casar contigo, eh –le avisé riendo.
- Bah, no me importa –dijo haciéndose la superada.

La puerta de la habitación de las chicas se abrió y apareció la madre de Julia obligándolas a que apagaran las luces y se fuesen ya a dormir.

- Bueno, nos tenemos que ir –puso los ojos en blanco y cambió la expresión de su cara por una sonrisa- Me alegro por vosotros, pillines.
- Gracias, bonita –le mandé un beso- ¡Nos vemos pronto, chicas!
- ¡JUSTIN, TE QUIERO! –chilló Thais.

- Os amo –dijo mi novio en un perfecto castellano.

Las chicas empezaron a chillar de nuevo y se despidieron por última vez de nosotros. Apagué el ordenador a la vez que soltaba un suspiro y lo dejé en la mesita de noche. Me quedé mirando a Ryan y negué con la cabeza pesadamente. No me gustaba que fuese tan mujeriego. ¡Como si tuviese opción a escoger, o algo! Me senté en la cama de nuevo con los chicos y Justin me abrazó por la cintura. Apoyé la cabeza en su hombro y me besó la frente.

- En el fondo quiero volver de nuevo a España –rompí el silencio.
- O sea, ¿que no querías? –preguntó Justin.
- No.
- ¿Por qué?
- Idiota, por ti –besé su mejilla y me separé de él para levantarme.

No podía estar quieta, quería moverme, pasearme. Me comportaba de esa manera cuando estaba nerviosa, y en ese momento lo estaba. Los nervios me carcomían, y eran diferentes motivos. En mi cabeza abundaba Christian, Justin y yo cuando nos separemos, cómo pasaré los últimos días en Atlanta, lloraré o no lloraré, llamar a mis padres e informarles sobre mi relación con Justin. Mi cabeza explotaría en cualquier momento.

- Nosotros nos vamos a dormir ya –dijo Ryan levantándose y tirando del brazo a Chaz.
- Ehm, sí –salieron por la puerta y se despidieron de nosotros antes que 
nada.

Cerré la puerta y caminé lentamente con las manos en la cabeza como gesto de preocupación hacia Justin, el cual estaba de pie. Cerré los ojos cuando noté sus brazos rodeando mi cintura.
Suspiré y besé su cuello a la vez que aspiraba su aroma. Aturdía por completo.

- Mañana hablaré con Christian, lo prometo –parecía que me hubiese leído la mente.
- No quiero irme de aquí estando peleada con él.
- Lo sé –me besó la cabeza y luego hizo que alzara el rostro.
- Te quiero –le hice saber.
- Te quiero más.

Cogió mi cara entre sus manos y juntó nuestros labios una vez más. Acarició mi mejilla, produciendo leves descargas eléctricas con el roce de su piel en la mía. Simplemente era impresionante lo que me hacía sentir con una caricia, con un susurro. El beso continuaba, y mi corazón cada vez se aceleraba más, palpitaba con más fuerza. Parecía que fuese a salirse del pecho en cualquier momento. Rodeé su cintura con mis brazos hasta poder tocarme las manos y entrelazar mis dedos. La falta de aire se hizo presente en nuestros pulmones, así que decidimos separarnos.
Odiaba que sea más alto que yo, tenía que alzar la cabeza y era molesto.

- No me gusta ser bajita –pensé en voz alta.
- Ponte tacones.
- De momento no, gracias.
- ¿Por qué? –rió- Seguro que te quedan bien.
- No sé ir muy bien.
- Pues has ido con tacones –me informó- En la fiesta de Usher, ¿recuerdas?

Selena Gomez coqueteando con Justin. Beso con Christian. Me dolía la cabeza de recordar tantas cosas. Había vivido tantas cosas este mes y medio. Tanto buenas como malas. Y por muy mal que lo haya pasado con ciertas cosas vividas aquí en Atlanta, no quería dejarlas en un simple recuerdo. Quería conservarlas, y más al lado d alguien en especial. Alguien como Justin.

Noté como el silencio se había apoderado de la situación. Hundí la cabeza en su pecho y suspiré. Cerré los ojos y dejé que las suaves caricias de Justin en mi espalda me hicieran tocar prácticamente el cielo.

- Sabes que te quiero.

Habíamos cambiado prácticamente de tema. De estar sonriendo o riendo, a estar seriamente hablando sobre nuestros sentimientos, o simplemente, a dejar que el silencio actúe por si solo.
Abracé más su cintura hasta poder sentir el latido de su corazón. Firme y tranquilizador. Aspiré el aroma que desprendía su camiseta. Pura droga para mis sentidos.

- Justin –le llamé aún acurrucada en él.
- ¿Sí, shawty?
- ¿Puedes dormir conmigo esta noche? –le pregunté con la voz débil.

No quería hacerlo, no quería que Justin lo pasara mal por mi culpa. Odiaba que me viese llorar. Pero tenía un sentimiento de impotencia encima que necesitaba descargar llorando. No quería largarme de su lado, y mi pesadilla se acercaba conforme pasaban las horas. Sentía que si me despedía de él me despedía también de mi vida; de mi felicidad. De mi todo.

Noté como la primera lágrima bajaba lentamente por mi mejilla hasta mojar la camiseta de mi protector, de Justin.

- Claro, mi amor –me besó la cabeza y alzó mi cabeza cuidadosamente para que le mirara- No quiero que llores.
- Y yo no quiero irme, pero todo no se puede tener.
- Sí que se puede, sí –hizo una breve pausa- Luchando.
- ¿Y si pierdo la batalla? Para eso me ahorro el esfuerzo de luchar.
- El no ya lo tienes, sólo te hace falta conseguir el sí.
- Suena fácil, pero…
- Y lo es –me interrumpió- Quién quiere, puede.
- ¿Podremos estar juntos algún día para siempre? ¿Sin viajes por el medio?
- No podremos, estaremos –remarcó la última palabra.

Le abracé más fuerte que anteriormente. Por un momento pensé que le ahogaba, que le hacía daño. Pero él me correspondió al abrazo. Besó mi frente de nuevo. Adoro que haga eso, me hace sentir especial.
La puerta se fue abriendo lentamente y nos giramos conforme oímos una voz. Pattie asomó la cabeza por el hueco que había dejado libre y nos sonrió.

- Pasa, Pattie –le ofrecí a entrar mientras me separaba de su hijo para adoptar una posición correcta delante de ella.
- Cielo, ¿qué te pasa? –preguntó mientras se acercaba a mí- ¿Por qué lloras?
- No estaba llorando –mentí. Inconscientemente sequé mis lágrimas y Pattie rió- Vale, no sé mentir.
- Cariño, ¿qué ocurre? –al ver que no respondía miró a su hijo esperando una respuesta.
- Nada, mamá –contestó- Está todo bajo control. Sólo necesitamos dormir, hoy ha sido un día… especial.
“Muy especial”, pensé.
- De acuerdo –aceptó no muy convencida- Que descanséis.

Se acercó a su hijo y éste se adelantó a besarle la mejilla. Me miró y sonrió, pero no pude evitar darle un abrazo al que ella respondió con gusto. Me besó la mejilla y volvió a sonreírme de nuevo. Como amo a esta mujer. Se marchó y nos volvió a dejar solos.

- Como amo a tu madre –le confesé.

Sonrió y se sentó en la cama para luego dar unas leves palmaditas en sus piernas para que me sentara en él. Caminé hacia él e hice lo que había pedido que hiciera. Empezó a acariciarme el pelo, dejándomelo a un lado, en mi hombro derecho. Al dejarme el hombro izquierdo descubierto, lo besó. Giré el rostro para mirarlo mejor y le sonreí.

- No sé como no me lancé antes –confesó riendo.
- Puede que sea porque… ¿eras un bobo? –dije en tono obvio.
- ¡Oye! –se quejó riendo.
- Es broma, es broma –besé su mejilla pero éste giró la cara y se lo di en los labios- Tan sólo tienes que pedírmelo, no girar la cara.
- Pues… quiero un beso –sonrió como un niño pequeño y reí.

Rodeé su cuello con un brazo y acerqué mi rostro al suyo para después poder unir los labios. Abrazó mi cintura y apretó mi anatomía más contra la suya. Podía notar el acelero repentino de su corazón, y, supongo que él el mío.  Se separó de mí y me sonrió antes de volver a besarme de nuevo brevemente. Tan sólo fue un pico.

- ¿Vamos a dormir ya? –propuso acariciándome la mejilla dulcemente.
- Va –me levanté y él hizo lo mismo.
- Voy a por el móvil y vuelvo.

Se marchó de la habitación y me tumbé en la cama. Cogí yo el mío y revisé Twitter. Justo me apareció un tweet de Justin que acababa de retuitear una de mis seguidoras. “@justinbieber te amo.” Lo había escrito hoy, justamente después de la hora de comer. Iba por mí. Sonreí y me metí en mis menciones.

Miles, tenía miles. Los seguidores habían aumentado. Seguí a los que pude, pues cuando iba a continuar Justin ya había llegado con su móvil en la mano. Me sonrió y se tumbó a mi lado.

- ¿Qué mirabas? –me preguntó inclinándose hacia mí y apoyando la cabeza en mi hombro para ver mejor.
- Las menciones y eso –le miré- Han aumentado, igual que los seguidores.
- ¿No te gusta eso? Me refiero a ser… conocida.
- Mhm –dudé en qué responder- En realidad me gusta, o me gustará, no sé. A penas me conoce mucha gente –reímos- Podré conocer gente nueva y eso, pero después está el tema de que no tendré vida privada, ni nada.

Suspiró y se acurrucó mejor en mi hombro, pasando el brazo por mi vientre. Atrayendo mi cuerpo al suyo. Dejé el móvil a la altura del ombligo y lo miré. Besó mi cuello y fue subiendo hasta la altura de la mandíbula, y ahí, fue cuando empecé a volverme loca y cerré los ojos para sentir mejor sus suaves labios deslizarse por mi piel. Los besos ascendieron hasta mis labios, donde la batalla empezaba, y las lenguas se unían para luchar al compás del beso. Apoyé mi peso en un lado, hincando el codo en el colchón. El móvil cayó en el hueco que Justin y yo dejábamos libre. Acarició mi cintura y yo su nuca, enredando poco a poco los dedos en su pelo. Notaba la excitación fluir por nuestras anatomías. Pasión y amor eran dos mezclas extrañas en aquél beso. Pero eso no quitaba que no me gustara. Me encantaba, me volvía loca. Se separó de mí, pero antes de que lo hiciera mordí su labio inferior. Pude notar que le gustó, pues al abrir los ojos vi en su rostro una sonrisa dibujada.

- Te amo –juntó su frente a la mía.
- Te amo más.

Nos dejamos caer en el colchón y dormimos abrazados. Cara con cara, no sin darnos la espalda. Quería irme a dormir con su imagen, su rostro angelical grabado en mi mente. Cerré los ojos, debatida, exhausta por haber experimentado tantas sensaciones nuevas en un solo día. Mañana sería un nuevo día. Otro más al lado de Justin. 

___________

Pero... pero... ¡¿ESTO QUÉ ES?! ¡27 COMENTARIOS! Loquísimo, tío. Es que cuando vi que tenía tantos me quedé: Por Dios, es imposible. En serio, me dio el brote y empecé a gritar y saltar como una loca poseída. Es que... WOW. Y encima, ¡mirad las visitas! ¡Han aumentado! Es increíble.
Siento de veras haber tardado tanto, pero quería hacer un capítulo LAAAARGO para compensaros los 27 comentarios. Os amo. ¿Os lo he dicho alguna vez?
En serio, como me gustaría que la cosa siguiera así, que más o menos siempre hubiese la misma cifra de coments, porque en serio, me motivo más escribiendo.
Lo del maratón me lo estoy planteando, porque tengo recuperaciones y no sé si tendré tiempo. Pero haber si el fin de semana que viene, no, el otro, puedo hacer uno.
¡Besos a todas, os quiero!

27 comentarios:

  1. AWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWWW TE AMO TE AMO TE AMOOOOOOOO!!!!!!!!!!
    Me has dedicado un pedazo de capi ^^ eres impresionante tia :D
    El capitulo me a encantao como escribes tan bien?
    Que mono Justiinnnnn *-* Dormiremos juntos y todos awww.
    Me encanto encerio no se que are cuando me tenga ke ir de alli XD ME MUEROOOOOOO!!!
    PUBLICA PRONTO PORFIPLISS JAJAAJJAJAAJ
    TEQUIEROOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOMUCHISISISIMOOOO!!!

    ResponderEliminar
  2. lskfsakf no entiendo como ahces para escribir tan bien e.e me encanta just♥ es she tierno aakjsfkasj siguela besitos yasmi se te kiere :)

    ResponderEliminar
  3. Joder tía. Muerome.
    A Chaz le parezco guapa. Oh yes baby. QUIERO BODA.
    kdsjnkdsd que mono essssssssss *________________*
    Me encanta el capítulo :)
    Justin es tan kejdfds.
    Pero se va en 2 días :( bueno, ya será 1, osea, mañanDA IGUAL.
    El caso es que te vas. kdsjfnkds si, esque ______(tu nombre) la trato como a ti, Yasmina, y ami como, a mi, Julia kjskds :) siempre que leo __________(tu nombre) leo yasmina y me imagino a ti haciendo los gestos estos, y eso.
    Bueno, teeeeeeeeeeeeee amo mucho. <33

    ResponderEliminar
  4. dioooooooos!! tiaaa joderr me encanta te lo juro hgfghfggfgfb *-*
    estoy desdeando qe subas el proximooo ! besos:)

    ResponderEliminar
  5. ¡Me encanta! Es genial, la parte de las amigas ha sido muy divertida. Haber como seran las cosas ahora que todo es publuco, esperemos que no cambien.. Preciosa, ojala hagas el maratón, besos<3

    ResponderEliminar
  6. me encantaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa LO AMO LO AMO LO AMO LO AMO. Hey, question. ¿No te pasó cómo... esos días que LA FELICIDAD TE IRRADIA?! Bueno, hoy estoy así :D qué día felizzzzzzzzzz
    jajajajaj por qué ponía eso...
    me encantó el capi, posta :)
    un besoo!

    ResponderEliminar
  7. Solo una cosa. Fhedvxhwdgvhgqzszhwsxhbeuhc .... Amo tu novela y perdon por casi no comentar
    :( pero hare lo posible :) gracias por subir

    ResponderEliminar
  8. HOOOOOLAAAAAAA, ME ENCANTOOOOOOOO ESTE CAPITULO ESPERO QUE LA SIGAS PRONTO. Y ESPERO QUE CONSIDERES HACER LA MARATON PORQUE ME ENCANTARIA LEERLA BUENO GRACIAS POR HACER UN CAP LARGOO Y RE LINDOO.
    BESOOOOOS♥
    P.D: ESCRIBIS REEE BIEN NO SE COMO HACESS. NI DE DONDE TE LLEGA LA INSPIRACION JEJE :)

    ResponderEliminar
  9. Síguela , ME ENCANTAAA :) www.noovelasdejustinytu.blogspot.com.ar

    ResponderEliminar
  10. por k si no sigues escribiendo morire jeje
    y la policia ira en thu buskda x mi muerte jiji

    ResponderEliminar
  11. AQUIII ESTOOOYYY!!! soy nueva lectora, te ví en twitter y la leí, ME ENAMORÉ DE LA NOVELA :)

    Me encanta como escribes, por favor, no pares, creo que los comentarios irán aumentando, es que de verdad escribes muy bien :)

    Estoy en elcolegio, hora libre, así que aprovechépara comentar, porque traté de hacer eso en clase, pero no pude, apenas te pude mandar un tweet, me es difícil hacer dos cosas almismo tiempo :(

    Bueno linda, me voy yendo porque o tengo más palabras para describir lo genial que eres u y todas las otras coas que haces un abrazo de oso Yasmina, adiosito.

    ResponderEliminar
  12. ¡Yasmina! Me encanta, me encanta, me encanta. ¿Cómo escribes tan bien? Señor mío, es que escribes tan asdfghjkl *-* Justin es tan asdfghjkl *-* Nuestro amor es tan asdfghjkl*-* en fin,todo es muy ASDFGHJKL *-* jajaja. Preciosa, me encanta.
    Un besazo, te quiero :)

    ResponderEliminar
  13. diooos sigela pordios! siento no comentar mucho pero esque estoy castigada sin ordenador y no tengo mucho tiempo :S

    ResponderEliminar
  14. Hello! Me acabo de enterar que en el hotel hay wifi. Por eso me he pasado por tu blog. Lo echaba de menos :3 Apoyo el comentario de Adriana, me ha leido la mente. Tus capítulos, tus blogs y tú sois tan sdoigdjtperijvoiegnefksjldsf *____________* ¡OS AMO!
    Como ya he dicho millones de veces me ha encantado, como siempre :)
    Un beeeeso. Cris :3

    ResponderEliminar
  15. Dios!! Te Mato ¬¬ Sigue prontoo que me tienes aqui enganchada y estoy cada 5 minutos entrando por si has publicado una entrada.
    Blogger no me avisa de cuando publicas pero en fin...
    Suerte con Las Recuperaciones y cuando puedas... ¿ Un Maraton?
    Un beso! sigue!!

    ResponderEliminar
  16. Me encanta la novela! Espero que en todos los capitulos tengas 27 o más comentarios para que sigas escribiendo y te das cuenta que a la gente le gusta tu novela :) Siguiente!
    @AntoLoveBieber

    ResponderEliminar
  17. ¡Larguísimo el capítulo! Me encantó cuando se dijeron ''te amo'', es super tierno. Y que no te mereces veintisiete comentarios en cada publicación, sino, el doble por lo menos, el blog es genial, tu forma de escribir aún mejor y encima eres adorable. ¡Un mega besazo preciosa!

    ResponderEliminar
  18. OH
    GOD.
    esto es tan genial, como que cada 2 segundos se decian "te amo" o "te quiero".
    GRACIAS!
    C:

    ResponderEliminar
  19. Tia eres lo mejor, genial , escribes precioso... necesito un diccionario de sinonimos para seguir. Te mereces todo. Lo primero de todo suerte con las recuperaciones!!! :) ^_^

    ResponderEliminar
  20. +¿¡QUE QUEREMOOOOOS!? -¡¡QUE YASMINA PUBLIQUE CAPÍTULOO!! +
    ¿!CUANDO LO QUEREMOS!? -¡YAAAAAA!




    #HalaMadrid.

    ResponderEliminar
  21. Yasminaaaaaaaaaaaaa por lo que mááás quieraaaaaaaaaas PUBLICAAAAA!!
    PD: #MEMUEROOOOO!

    ResponderEliminar
  22. hora de la muerte: 18:10 de la tarde Domingo 22 de Abril de 2012
    me matastes ya me matastes enserio sabias que eres la mejor? por si acsaso EREEEES LA MEEJOOOOOR DEL MUNDOOOOOOOOOOOOOOO me has dejado afsdaghjfksadj enserio he estado castigada y eso pero joder tenia como mono de novelas ajjajaja
    SIGUELA YA O ME REMATAAAAAS
    teamo :)

    ResponderEliminar
  23. Awww :3 Que tieerNoos aunque lo de lo de la tele y las fotos a sido como un poco triste ¿No? Enfin SIGUIENTE YA! PLIS

    ResponderEliminar
  24. ¡Hola! Pues a mi tampoco me gusta nada Selena, no me gusta para nada su actitud, y no sólo no me gusta porque esté con Justin, no soy de esas personas que la odia por estar con él, no, no me gusta porque creo que no es pura, no es limpia en el aspecto con Justin. Veo que ella va a por él por fama, y luego dicen algun@s ''Selena fue famoso antes que Justin.'' SÍ, PERO SELENA JAMÁS HA TENIDO A LOS FANS QUE TIENE ACTUALMENTE JUSTIN. Osea, hay que ser muy tont@ para no verlo, o así al menos lo veo yo. Y PUBLICA YA. ¡UN BESO! :)

    ResponderEliminar
  25. ME ENCANTO!!!! Y ESTA ULTIMA PARTE, UFF HIZO LO POCO QUE FALTABA PARA QUE MIS OVARIOS MURIERAN EJEJEJJEJEJEJ, TE AMOOOO MUCHO MINA, NUNCA LO OLVIDES!
    BESITOSSS

    ResponderEliminar

¿Por qué no me sacas una sonrisa con un comentario tuyo? Vamos, es gratis.