¿Cuántos somos ya?

12 de abril de 2012

Never let you go. {63}



- ¡Dales una demostración, Justin! –gritaron Chaz y Ryan.
- No, ¿en serio? –preguntó incrédulo Kenny. Parecía que estaba empezando a creérselo.
- Ya, ya se lo cree. No hace falta demostración –dije rápidamente.
- No, no. No me lo creo aún.

Justin me miró y sonrió pícaramente. Pattie estaba al tanto de todo. No es que no quisiera besarlo, es que así delante de su madre, pues me cortaba un poco. Y encima Christian estaba enfadado conmigo. Ya era meter el dedo en la yaga.

- ¿Se lo demostramos o no? –me susurró Justin.

Miré a Justin, luego a Kenny y finalmente a Pattie, la cual estaba mirando la escena sonriente y enternecida.

- ¡Beso, beso, beso! –gritaron los chicos. La voz de Chris no se oía. Me sentí mal.

Quería acabar con esto. Necesitaba hablar con Christian, lo necesitaba como amigo y no lo tenía. Estaba a poca distancia de él pero sentía que lo tenía a quilómetros.

Cogí a Justin de la nuca y arrastré su rostro hacia el mío. El colocó sus manos en mi cintura y besé sus labios por un par de segundos. Noté como Justin quería que el beso se alargara más, pero tampoco quería pasarme. Me separé de él y miré a Kenny. Estaba boquiabierto.

- ¿Te lo crees ahora? –preguntó Justin riendo.
- Ya lo creo –Kenny vino a abrazarnos a los dos- Ya era hora.

Nos soltó y nos sonrió. Nos despedimos todos de Pattie y yo le di un beso en la mejilla seguido de un “adiós, suegrita”, cosa que le hizo gracia y me devolvió el beso. Los chicos salieron antes, estaban impacientes. Justin y yo salimos los últimos. Nos pusimos nuestras gafas y antes de cruzar la puerta nos cogimos de la mano, entrelazando los dedos. Salimos a la calle y nos sonreímos.

- ¿Lo haréis público? –preguntó Kenny detrás de nosotros.
- Por mí no hay problema –contestó Justin- Lo que menos quiero es esconderme de la prensa. Aparte, tarde o temprano se acabarían enterando.
- ¿Y tú, ___? ¿No te importa que se enteren?
- Mmm, mientras no me maten las beliebers, no –respondí riendo.
- No lo harán –me apretó dulcemente la mano- Te quieren demasiado.
- Eso creo. Hasta que me ven besándome con su ídolo.
- Shawty, no pienses eso. Mis beliebers respetarán la relación, ya verás.
- Eso espero –dije mirándole a los ojos tapados por culpa de las gafas de sol.
- ¿Llegaremos hoy  o cuando nos den las uvas? –preguntó Chaz riendo.
- Puede que en Halloween –exageró Ryan.
- Va, no seáis exagerados –dije riendo al igual que el resto.
- Eh, que la parejita tiene que lucirse, dejadlos –les regañó Caitlin.
- La otra –negué con la cabeza mientras sonreía.

Por suerte de momento no había ningún paparazi. Se agradecía. Las 
gente no parecía reconocernos. O es que directamente no nos hacían caso.

A medida que avanzábamos, las calles estaban más llenas. Ya no sólo paseaban parejas mayores como en los alrededores del vecindario de Justin, ahora habían más jóvenes, niños pequeños y por lo tanto fans. Digo, beliebers. Se acercaron un grupo de chicas de unos quince o dieciséis años. De nuestra edad, vamos. Cuando nos vieron a Justin y a mí cogidos de la mano abrieron todavía más los ojos.

- ¿Ya estáis saliendo juntos? –preguntó la única rubia que había de aquél grupo de cinco.
- Ya era hora –comentó la pelirroja con pecas en la cara- Ya tenía ganas de veros juntos.
- Hacéis buena pareja –opinó la castaña con tirabuzones.
- Gracias –respondimos Justin y yo a la vez.
- ¿Podemos hacernos una foto con vosotros? –preguntó una morena con el pelo corto y rizado.
- Claro –dijo Justin.
- ¿Y con los chicos también podemos? –preguntó casi suplicando la rubia que había empezado hablar primera.
- Por supuesto –dijo Justin- Eh, chicos, nos haremos una foto todos juntos con mis beliebers, vamos.

Las chicas se pusieron alrededor de Justin, Chaz, Chris, y Ryan. Yo aun seguía al lado de Justin, pero ya no nos cogíamos de la mano.

- Kenny, ¿haces tú la foto? –preguntó Caitlin, la cual abrazaba a la más bajita por los hombros.
- Es que queremos que salga –pidió tímidamente su compañera.
- La hago yo –me ofrecí dispuesta a salir de aquél abrazo colectivo.
- ¡No, tú también sales! –dijeron todos a coro.

Justo pasó un señor por delante, y me encaminé hacia a él para detenerlo. Le pedí si nos podía hacer una foto a todos juntos y éste aceptó encantado. Volví con los chicos y las beliebers me sonrieron. Veo que no se lo han tomado nada mal. Les gusta la pareja, por lo que veo. La cámara indicó que la foto ya estaba hecha cuando salió el flash. El hombre me entregó la cámara y yo se la di a las chicas con una encantadora sonrisa de agradecimiento por su trato hacia nosotros, por no haberse enfadado ni nada de eso.

- ¡Adiós! –se despidieron de nosotros- ¡Y enhorabuena, Justin y ___! Que duréis mucho –gritó la rubia.
- ¡Gracias! –dijo Justin mientras entrelazaba los dedos y se despedía de ellas con la mano.
- ¡Os seguimos a todos en Twitter! –nos informó la bajita que había abrazado a Caitlin durante la foto.

Los chicos reímos y seguimos caminando hacia la cancha. Cada vez se acercaba más gente y las fans llamaban por teléfono mientras nos observaban. No se oía muy bien lo que decían, pero escuchaba algo tipo “Justin, sus amigos, y su novia”. Nada más. Me daba miedo que nos encontraran los paparazis, no sabía como reaccionar. Sí que me los había topado muchas veces. Todas las que iba con Justin a algún lado, pero esta era diferente. ¿Y si me preguntaban a mí si estábamos saliendo? ¿Sería capaz de responderles sin ponerme nerviosa, sin que me fallara la voz? No me creía capaz. Posiblemente Justin respondería, pero alomejor alguna pregunta iba sólo por mí.

No me di cuenta que los periodistas se estaban empezando a acercar a nosotros hasta que Kenny empezó más pegado a nosotros. Justin me apretó la mano y le miré, estaba mirándome y me señaló con la cabeza a los paparazis. Decidí no mirar para que no pensara que era una busca cámara. Tampoco me apetecía cegarme con los flashes. Teníamos a cinco paparazis a nuestros lados.

- Hey, Justin –habló uno- ¿Hacia donde te diriges con todos tus amigos?
- Vamos a la cancha de básquet a aprovechar la tarde que tengo libre.
- ¿Cómo te sientes? ¿Estás feliz? –varias preguntas de este estilo bombardearon a mi novio.
- Hoy es el día más feliz de mi vida –me miró y me sonrió.
- ¿___ es el motivo de por el cual estás feliz? ¿Por fin habéis empezado una relación?
- Sí, ella es el motivo –Justin era tan natural delante de las cámaras, su sonrisa era sincera, y no forzada. Me miraba de vez en cuando y me sonreía. Siempre le devolvía las sonrisas, siempre. Los flashes nos enfocaron de nuevo un par de veces seguidas.
- ¿Desde cuando lleváis? ¿La llevabais antes en secreto?
- No, hemos empezado hoy, al medio día –especificó mi acompañante.
- ¿Qué haréis ahora que te tienes que marchar a tu país? –vale, esa pregunta va para mí. Relájate y contesta. Sólo es un tío con una cámara preguntándote. Nada más.
- Mientras confiemos el uno del otro la relación irá bien. Estaremos en contacto todos los días y en cuanto los dos podamos estaremos de nuevo juntos.
- ¿Piensas que podréis mantener esta relación a distancia? –preguntó otro haciéndonos más fotos y cegándonos con los flashes. Suerte que llevábamos los dos gafas puestas.
- Sí. Esta relación acaba de empezar, y creo que duraremos –contesté sonriendo- La distancia lo único que hará será hacernos más fuertes.
- En ese caso se os ve felices –concluyeron mientras sacaban más y más fotos- Que os vaya bien y, gracias.
- A vosotros –dijo Justin- Que paséis un buen día.

Los paparazis se marcharon y los chicos nos miraron dándonos apoyo. Ésta era la primera vez que había estado nerviosa ante las cámaras. Las piernas me temblaban cada vez que salí algún flash, y salieron bastantes en menos de cinco minutos. Suspiré y Justin lo notó.

- Has estado bien, shawty –me animó.
- Espero que el resto de tus fans se lo tomen bien.

Soltó mi mano y me pasó el brazo por los hombros. Yo lo abracé por la cintura y caminamos más juntos de lo que antes estábamos. Me besó la cabeza tiernamente y suspiré de nuevo, pero ésta vez de felicidad.

- Ellas sólo quieren que sea feliz, y ahora mismo lo estoy. Apoyarán y respetarán la relación; sé que lo harán, confío en ellas.
- Ante todo creo que tenemos que tener respeto hacia ellas –ya estábamos delante del edificio.

Los chicos entraron y les seguimos. La pista estaba no estaba vacía, algunos chicos salían de los vestuarios con sus mochilas y el entrenador nos saludó. Ahora sí que era para nosotros.

- ¿A qué te refieres? –nos sentamos en las gradas. Me crucé de piernas y le miré.

Los chicos habían cogido unas cuantas pelotas que les había dejado el entrenador antes de marchar y empezaron a jugar. Kenny para darnos un poco de intimidad se animó a echar unas canastas con ellos.

- Pues a no estar manoseándonos en medio de la calle cuando hayan paparazis ni nada de eso –Justin me miró confuso y suspiré debatida- No digo que no nos besemos ni nada, sólo que… pensemos que tienes fans, e incluso pequeñas. Tenemos que dar buen ejemplo. A parte, no quiero que digan que me dejo tocar mucho, porque no es así.
- ¿No me dejarás tocarte nunca? –preguntó Justin preocupado.
- Si te portas mal, no –le amenacé riendo.
- ¿Y qué hago para ser bueno? –cuestionó sonriendo mientras se acercaba a mí.
- No ser malo –reí y éste me acompañó en ellas mientras rozaba mis labios con los suyos.
- ¿Te gusto siendo malo o bueno?
- Me gustas siendo Justin Bieber –dije en sus labios. Ya estaban unidos, solo hacía falta que reaccionaran.

Los de Justin no tardaron en reaccionar. Éstos presionaron los míos y yo presioné los de él. Empezaron a moverse lentamente, y a medida que la velocidad aumentaba, él me iba acercando más a él. Abrazó mi cintura y con ella atrajo mi cuerpo hasta su regazo sin aún librarme de sus obsesivos labios. Ya sentada encima de él, rodeé su cuello con un brazo y con el otro cogí mi mano que colgaba de su hombro. Justin dejó sus manos en mis piernas y continuemos con el beso.

- ¡Cuidado, bola va! –el aviso de Chaz hizo que nos separáramos, que nuestros labios quedasen en empate para luego pedir la revancha.

Vi como la pelota prácticamente volaba hacia nosotros y escondí la cabeza en su cuello para intentar librarme. Por suerte pasó por nuestro lado y no nos dio. Dejé de esconderme y cogí la pelota con las dos manos para luego lanzársela a los chicos.

- ¡Gracias! –gritó Ryan, que fue el que la cogió.

Fue a lanzar, pero Caitlin se subió a su espalda y le estropeó el tiro. Eran tierno juntos. Justin dirigió su mirada a lo que estaba tan atenta observando. Sonrió al darse cuenta.

- Se ven tierno juntos –comenté sin dejar de apartar la vista de ellos.

Ahora Caitlin estaba intentando quitarle la pelota a Ryan, y al ver que no podía intentó darle patadas en el tobillo. Pero su acompañante no soltaba el balón para nada. Empezaron a reírse y me contagiaron las risas. Los demás, Chaz, Chris y Kenny estaban echando unas canastas los tres juntos.

- Harían buena pareja –admitió Justin. Volvió a mirarme y le miré- Bueno, ¿por dónde íbamos?
- Por que iríamos a jugar con ellos –dije apartando su cara con la mano, la cual estaba ya muy cerca de la mía.

Me levanté de sus piernas riendo y Justin se quedó con cara de: ¿Perdona? ¿Ahora quieres jugar? Intuí las  intenciones que Bieber tenía pensadas hacia mí, así que eché a correr mirando hacía él. Era un poco idiota de mi parte correr de espaldas, pues siendo un patosa me haría daño, pero quería tener controlado a Justin. Éste caminaba con tranquilidad, haciéndose el bueno; pero yo seguía pensando que era su papel.

- ¿Por qué huyes? No voy a hacerte nada –dijo dejando caer sus brazos a sus dos lados dando una palmada en sus piernas.
- Por eso mismo huyo –reí y éste corrió hacia mí tan rápido que no medio tiempo a reaccionar y hacer lo mismo.

En menos de diez segundos ya lo tenía delante de mí abrazándome por la cintura y haciendo que me cayese hacia atrás porque él se acercaba a mí para besarme. Posó su mano en mi espalda y me hizo ponerme recta. Me puse nerviosa, mi corazón se fue acelerando poco a poco al tener aquél rostro angelical tan cerca. Lo notó.

- ¿Cuándo dejarás de ponerte nerviosa? –preguntó sonriendo de lado.
- Cuando tú no seas tan jodidamente perfecto.
- No soy jodidamente perfecto –mintió.
- Sabes de sobras que sí que lo eres –dije riendo.
- Tú también eres perfecta, ¿por qué no lo sabes aún?
- Porque no es verdad.
- Para mí lo eres.
- Tus ojos no cuentan. Todos los novios deberían ver perfectas a sus chicas –le informé jugando con su collar sin mirarle a la cara.
- Pues entonces tampoco tengo que creerte a ti cuando digas que soy perfecto.
- No soy la única que dice que eres perfecto –me mordí el labio cuando noté sus dos manos abrazar mi cintura más fuerte de lo que normalmente hacía. Lo sentía tan cerca…
- ¿Me besas ya o te tengo que dar el sermón de la montaña? –preguntó agachándose para estar un poco a mi altura.
- Si insistes.
- No te hagas rogar, anda.
- No me hago rogar –dije riendo.
- ¿Entonces por qué no me besas?
- Porque… -alargué la <<e>> y me libré de sus brazos para salir corriendo hacia los chicos- ¡Tengo que jugar a básquet!
- ¡Pero serás…

Justin corrió detrás de mí mientras yo iba sorteando a los chicos como si fuesen los conos que ponen cuando estás haciendo el examen práctico de conducir. Me escondí detrás de Kenny y le abracé mientras gritaba “¡casa, no me puedes pillar!”. Kenny se echó a reír y me pasó el balón para que tirara, me lo quedé mirando con cara de “no pienso hacerlo”.

- ¿No era que ibas a jugar? –preguntó Justin.
- Ehm… sí –dije haciendo girar el balón entre mis manos.

Me coloqué algo cerca de la canasta, pero no mucho. Tiré, lo hice fatal. No la metí, pero sí que rozó el aro.

- Eres malísima –dijo Justin mientras alargaba la <<i>> para que el concepto de mala fuese más grande.
-  A ver tú, Michael Jordan –le di el balón y éste tiró. La encanastó- Pf, yo también sé hacerlo, lo que pasa es que no quiero demostraros todo mi talento.
- JAJAJAJAJAJAJAJAJA. Mentirosa –falso- No eres capaz ni de quitármela.

Los chicos miraban atentos la escena. Christian…, bueno, no parecía seguir enfadado. Al menos le había visto sonreír segundos antes.

- ¿Qué nos apostamos?
- Un beso en mitad de la calle –uh, ahí me mató.
- Justin –le regañé- Eso no, otra cosa.
- No, eso –dijo haciendo botar la pelota- Si me la quitas no hace falta que me lo des. Pero si consigo hacer una canasta sin que tú hayas tocado la bola, me lo tienes que dar en mitad de la calle, ¿sí?
- ¿Con o sin lengua? –preguntó Chaz.
- ¡Chaz! –le grité- Sin.
- Con –prefirió Justin.
- Te pegaré.
- Que sea con la lengua –dijo riendo.
- ¡Por Dios!
- Va, bonita –dijo botando la pelota- ¿Jugamos o no?

Enarqué una ceja y me fui acercando a él de brazos cruzados. La botó una, dos, tres veces aun estando en el mismo lugar. Corrí hacia él, intenté quitársela, pero era mucho más rápido que yo. Se puso de espaldas y empezó a botarla, yo le abrazaba por la cintura e intentaba quitársela, pero me resultaba difícil. Alzó los brazos y… se escuchó el sonido de cómo la pelota entraba entre las redes. Justin se giró con aire dominante, orgulloso, victorioso. Me crucé de brazos y traté de parecer seria, pero una pequeña se asomaba entre la comisura de mis labios. Justin cogió mi cara entre sus manos y sonrió enseñando los dientes mientras decía: ¿Quién me va a tener que dar un besito en la calle?

- Te odio, Bieber –dije riendo mientras le pegaba un puñetazo en el hombro.
- Ya, ya –abrazó mis hombros y me besó la cabeza- No digas que ya te mueres de ganas por salir a la calle.
- No te lo voy a dar con lengua –nos sentamos en el suelo de piernas cruzadas.
- Pues entonces me enfadaré.
- Enfádate.
- No respiro, eh.

Enarqué una ceja y empecé a reírme.

- Eres un bobo, Bieber.
- ¿Y? Las chicas me quieren así –se encogió de hombros- Soy sexy siendo bobo.
- ¡Por Dios! –reí- Vaya ego, chico.
- Pero admite que me quieres –se acercó a mí y ya tenía su rostro pegado al mío.
- Mhm… -me hice la que pensaba- Puede.
- ¿Puede? –ya no estaba sentado en el suelo, ahora estaba colocando los brazos a mis lados, pero yo todavía seguía sentada- Eres una mentirosilla.
- Si sabes de sobras que te quiero, tonto.
- Pero me gusta escucharlo –le cogí del cuello de la camiseta y empecé a enredarlo en mi mano- ¿Qué pretendes? –preguntó riendo.

Estirando de su camiseta logré acercarlo a mí. Movió la cabeza hacia un lado para que el beso fuese mejor y cerró los ojos, al igual que yo. Primero rocé sus labios suavemente con los míos, haciendo que él perdiera los nervios, el control. Éste, histérico porque nuestros labios se juntaran de una buena vez, se dejó de tonterías y los presionó fuertemente mientras abrazaba mi cintura y hacia que me tumbara en el suelo. Empecé a reírme entre sus labios e intenté apartarlo de encima poniendo las manos en su pecho. Le contagié la risa y rió también igual que yo. se separó de mí aun riendo y le di un golpe en la mejilla bromeando.

- Pensarán cosas malas, Bieber –dije susurrando.
- ¿Qué cosas? –me siguió el juego.
- Que estamos haciendo hijos –reímos.
- Uh, aquí no, tíos –gritó Ryan con asco- Hay unos vestuarios por ahí, utilizarlos.
- Calla, estúpido –le pedí.
- Justin, no lleváis ni un mes y ya estás… -a Chaz no le dio tiempo a acabar la frase, Justin ya lo estaba persiguiendo.

Me senté correctamente en el suelo y Cait me acompañó. La miré y sonreía de lado.

- Sabía que esto pasaría antes de que te fueses –me informó.
- ¿Sí? –sonreí- ¿Justin te dijo que me iba a besar o algo?
- No, no me lo dijo –se encogió de hombros y rió- En realidad decía que no te iba a pedir para salir. Que no quería una relación a distancia.
- Pues qué cambio, ¿no?
- La verdad es que sí –se lo quedó mirando- Es buen novio, te tratará bien.
- No lo dudo –le sonreí- ¿Te gustaba mucho?
- ¿Eh? –me miró confundida- Ah, cuando salíamos –reaccionó.
- Sí, hace tiempo erais novios.
- Sí –asintió- En realidad nos queríamos muchísimo, y lo seguimos haciendo. Pero sólo somos amigos, nada más.
- Hay algunas fotos vuestras colgadas en Internet y, la verdad es que eráis bastante tiernos.
- ¿Te digo la verdad? –me preguntó. Yo asentí- Hacéis mejor pareja vosotros, que él y yo.
- ¿Tú crees? Mira, que vosotros erais muy cuckis.
- Sí, sí –rió- Lo digo en serio. Estáis hechos el uno para el otro.
- La verdad es que tienes razón –busqué a Justin con la mirada. Ahora estaban Chaz y él jugando tranquilamente, como si hubiesen olvidado lo de antes- Es… no sé. Tierno.
- Dulce, caballero –le sonreí- No se encuentran chicos así. Tienes suerte.
- La tengo –repetí suspirando- Me da lástima que en dos días me tenga que ir.
- Justin no se olvidará de ti, seguro que te va a ver de vez en cuando.
- Yo también iré a verlo, seguramente antes de que empiece las clases. Claro, y a vosotros también –ella rió.
- ¿Cuándo empiezas las clases? –me preguntó.
- El 15 de septiembre. ¿Vosotros?
- Igual –me sonrió.
- Oye, ¿sabes qué le pasa a Christian? –pregunté ahora que había notado la mirada de su hermano clavada en mí.
- Mhm… -me miró y frunció los labios- Está… ¿decepcionado? Es que, no encuentro la palabra adecuada –miró a su hermano- Le gustas mucho, ___.
- Pero él sabía de sobras que yo amo a Justin –dije tratando de defenderme.
- Lo sé, lo sé. No te culpo ni mucho menos –me miró-, sólo que él tenía esperanzas de al menos tener algo contigo.
- Él bien sabe que siempre seremos mejores amigos y que me lo quiero muchísimo.
- A mí no me lo tienes que decir –se encogió de hombros.
- No me escuchará –le informé- Justin quiere hablar antes con él, y si no sale bien… hablaré yo.
- Christian lo entenderá –dijo- Él y Justin son muy amigos, no creo que dejen de serlo por esto.
- No me gustaría.
- Créeme que no pasará –me acarició el brazo dulcemente- Y bueno, ¿qué, besa bien?
- Ah… -dudé- Besa genial.
- Sabía que te gustaría –dijo riendo mientras me daba un leve codazo en las costillas.

Las dos seguimos riendo hasta que se acercaron los chicos a nosotras.

- ¿A que no sabéis qué? –preguntó Ryan.
- No –negamos los dos.
- Justin dice que es capaz de encanastar de espaldas en la mitad de la pista.

Empecé a reírme a carcajada limpia. No dudaba en que lo hiciese en la mitad del campo, pero, ¿de espaldas? No lo veía capaz, la verdad.

- ¿De qué te ríes? –me preguntó enarcando una ceja. Ahí fue cuando callé- ¿No me ves capaz?
- Claro, mi amor.
- Awww –jodió Caitlin- Le ha dicho mi amor.
- ¿Qué nos apostamos a que lo consigo?
- ¡Basta de apuestas, Justin! Aún tengo una pendiente, ¿recuerdas?
- Sí, lo recuerdo –y dicho esto alzó las cejas rápidamente.
- Eres un idiota –dije riendo.
- Entonces, ¿crees que no puedo hacerlo?
- ¿Lo has intentado otras veces? –le pregunté.
- Sí.
- ¿Te salió?
- Yeah, baby.
- ¿DESDE LA MITAD DEL CAMPO Y DE ESPALDAS?
- Está en Youtube, búscalo –informó riendo.
- Bueno, pues, yo creo que sí que podrás, ¿no? –pregunté mirando al resto.
- Bah, ¿éste? –preguntó Ryan señalando a mi novio- ¿En serio piensas que es capaz?
- Sí –dije fríamente.
- Oh, entonces vale.

Los chicos rieron y nos pusimos de pie. Kenny había empezado a grabar mientras Justin “calentaba”. Le hice un masaje en la espalda a modo preparación.

- Va, tú puedes, ¿sí? –le animé riendo.
- Yo puedo –dijo dando pequeños saltitos.
- Eres el mejor –estallé a carcajadas y Caitlin se unió. Justin se giró con mirada amenazante- En serio, mi amor, lo eres, lo eres.

Le di un beso en la mejilla y nos alejamos de él para darle espacio o lo que él necesitara- me coloqué al lado de Kenny, el cual grababa mientras reía silenciosamente.

- ¿Creéis que lo conseguirá? –preguntó Kenny susurrando.
- No –contestaron Chaz y Ryan.
- Callad, idiotas –les obligué- Seguro que lo consigue.
- Ya veremos –dijo Kenny- ¡¿Preparado, Bieber?!
- ¡Sí! –se puso de espaldas y me guiñó un ojo.

Cerró los ojos, alzó los brazos, los impulsó hacia atrás y soltó el balón. La pelota atravesó el campo y…

___________

MUEROME. 14 comentarios en el capítulo anterior, más de 23 mil visitas, 86 seguidoras y además, a más de 200 personas les gusta esta novela. ¿Qué más puedo pedir a parte de un abrazo de Justin? Nada, lo tengo todo. Mil gracias por todo lo que hacéis, en serio. Sois un apoyo enorme.
Me gustaría muchísimo que volviéramos a conseguir 14 comentarios, y si son más intentaré hacer capítulos más largos o incluso una maratón.
Mil gracias de nuevo, chicas. Os quiero muchísimo.

¡Besos!

PD: Ahora las que no tienen cuenta de Blogger pueden comentar como anónimo.

27 comentarios:

  1. joodeeeeer chicaaa! descubri tu blog el martes y ya me he leido TODOS los capituloss ME ENCANTAN sigue escribiendoo porfavorrr!!!!!!!!!!!!:))

    ResponderEliminar
  2. Aaaaaawwwwww en serio todo es tan cuki *-* Me encantan de pareja, al fin y al cabo llevamos muchísimo esperándolo. De momento parece que no habrá problemas con las beliebers, de verdad solo espero dos cosas: que se arregle todo con mi chris y que en la distancia sigan igual de monos. Ale, eso es lo que me gustaría:D Ahora a escribir, que quiero saber que pasa con la canasta y con el beso en la calle jijijij:$ Un besooo<3!

    ResponderEliminar
  3. Bueno, bueno, bueno... pedazo capitulo me dijeron, tia escribes perrrrrrrrrrrrrrfectamente, sigue asi porfavor.
    SIGUIENTE!:3

    ResponderEliminar
  4. Guaaaaaaaaaaau, madre mía me encanta esta historia, sigue asi y me encanta q se haga la dura para fastidiar un poco, pero me da penilla lo de cristhian, q le de un beso por lo menos:'(, si yo me ocurriera una historia como esa estaría asfdahlsdkfasha. I<3 Justin I<3 Jazzy

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. I<3 Cristhian, too. ( q se me olvidaba) Sorry Cristhian

      Eliminar
  5. YASMINA TE AMO! JAJAJA. En serio me encanta este capítulo. Justin y yo somos tan asdfghjkl*-* ajajajaja. Siento no haber comentado antes pero el portatil estaba roto y en el grande no puedo comentar ¬¬ Bueno, ojala haya maraton, que me encantaria ^^ UN BESAZO ENORME PRECIOSA

    ResponderEliminar
  6. YASMINAAAAAAAAAA TE ADOROOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO!!!!!!!
    MORI DE LA RISA XD
    ¿Ame el capitulo? Escribes de ---- madre te lo aseguro :)
    Espero el proximo capitulo prontisisisimooooooo que me aas dejao con la duda!
    Teee quieroooooo bonita mia <3

    ResponderEliminar
  7. me encaaaantaa! buuf! madre mia es una pasada, de verdad que disfruto muchisimo con tu historia ;)

    ResponderEliminar
  8. Ohhh me eencaaantaa! (: de verdad, cada vez te superas más en los capis!! Wahahahahaha

    ResponderEliminar
  9. MEEE ENCANTAAAAAAAA! :D De verdad no tienes porque dar las gracias nos encanta tu novela! :D Pero no puedes dejarlo asii! xD Un besaazo y publica prontoo!! :D

    ResponderEliminar
  10. szdfasdfasdf matame xd
    me acuerdo cuando tenias 59 seguidores xd
    y ahora tienes unos 80 c:
    con el tiempo ganaras mas mas mas mas mas
    esta novela ganara premios nobel y esas cosas
    luego lanzaran una pelicula
    haras una saga xd
    y conoceras a justin (yo lo seeeeeee)
    c:

    ResponderEliminar
  11. Baby, I'm back! :3 Soy Cris !
    Me voy a casar contigo y con tus novelas, en serio. :$
    Que me ha encantado el capítulo muchiiiiiiiiiiiísimo, como todos porque escribes jodidamente genial.
    Espero con muchas ganas el próximo capítulo, espero leerlo prontito :)
    Un besote <333!
    PD: En serio, parezco tonta sonriendo hasta que acabo de leerlo

    ResponderEliminar
  12. Amo tus novelas!! son PERFECTAS! no soy una fan de justin, pero amo como escribes y creo que gracias a ti me ha empezado a gustar un poquitito...:$ emm bueno esoo, espero otro capitulo prontitoo!!

    ResponderEliminar
  13. ME ENCANTA TU NOVE MUCHISISISISIMO ES LA MEJOR ESPERO QUE LA SIGAS PRONTO PORQUE SINO MORIRE (OK'NO)
    BESO Y ESPERO LA MARATON ;)
    P.D: AME CUANDO CHAZ DIJO LO DEL BESO CON LENGUA JAJAJJA FUE LO MAS. LA NOVE SE LA PASE A VARIAS AMIGAS Y LES ENCANTO COMO A MI♥

    ResponderEliminar
  14. ADSKEIRLGEKSOGLS SIGUE!!! QUIERO ESE BESO CON LENGUA!!!

    ResponderEliminar
  15. Me encaaaaaaaaaaaaaanta.
    Quiero ese beso con lengua ê.e JAJA sí, lo quiero.
    Gordi, en serio, está muy bien :}
    Te quieroooo.

    ResponderEliminar
  16. TPedazo de capitulo porfavor! Y ese beso con lengua en la calle...grrr....(L) y la metera fijo la pelota :3. Pobre Christian no se lo merecia pero...bueno habra otra pareja para el no? :)
    Sigue la novela porfavor! Es una pasada!!!
    Y...lo hacen? xD ya sabes...eso xD ( es broma espero que no os lo tomeis mal...)
    Siguente! Siguente

    ResponderEliminar
  17. Me encanta buuaa...
    eres genial sigue así! Eres una maquina escribiendo novelas
    Pobrete Christian :(! Deberias encontrar una pareja para el!
    Espero e siguiente!

    ResponderEliminar
  18. Gran capitulo!
    Sos una grossa con las novelas nena!
    Sigienteeeeee

    ResponderEliminar
  19. No soy super fan de justin ni iría a un concierto de él, pero si me gustan algunas canciones y me he reído con alguna entrevista de él lo reconozco xDD Pero tú novela esta bien buena jaja supongo que ya te lo habrá dicho mas gente :) Te sigo :) Ooh la que se supone que es soy "yo" en la novela es tonta *.* yo me pasaría todo el dia besandole y no jugando a basket -.-"
    Yo creo que no canastará jum!

    Un besazo. Te sigo!

    ResponderEliminar
  20. seguí escribiendo cuanto antes o me voy a morir de intriga .amo la novela y no puedo para de leerla.pila de mi liceo la leen y dicen q es lo mas!:)

    ResponderEliminar
  21. Siguienteee! Eres genial :)
    @AntoLoveBieber

    ResponderEliminar
  22. hooooooooooooooooooooooooooola, jjejejeej ahora tendras que hacer mas que un maraton, son 23 eh! ah por sierto, subi maraton, si lo se, por fin! bueno siguela pronto que me encanta!
    te amooo
    NINA♥

    ResponderEliminar
  23. EEEEEeeeeoooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo tienes q subir ya, ya ya anda...:( la historia es tan sakfgdjsfhaljg tes q hacer un triplemega maratón como decia NINA

    ResponderEliminar
  24. Hola!!!! soy tu nueva lectora ;) he leído tu nove en menos de 2 días!!! es una adicción <3
    siguela!!! y pásate por mi blog si puedes =)

    ResponderEliminar
  25. ASWAIOGTK QUIERO ESE BESO CON LENGUA e_e Y tIA!! UN MARATON pLIISSS.
    Sigue pronto, te Quiero! :)

    ResponderEliminar

¿Por qué no me sacas una sonrisa con un comentario tuyo? Vamos, es gratis.