¿Cuántos somos ya?

8 de abril de 2012

Never let you go. {62}




- Para, Jus, para –pedí entre risas y tratando librarme de sus manos.
- Di “te quiero, Justin”.
- Te quiero, Justin. Ahora para –dije riendo.
- ¡ESO ES DE NEVER SAY NEVER! –gritó Caitlin mientras se sentaba bien en el césped.
- ¿De qué? –pregunté.
- ¿No sabes qué es Never Say Never? –me preguntó ésta vez Justin extrañado.
- Tú canción.
- A parte.
- Mmm. Pues no sé.
- ¡¿NO LO SABE?! –preguntó Caitlin alterada.
- Calma, Caitlin –le pidió Justin aun estando tumbado encima de mí, aunque girando el rostro hacia ella-, no es belieber, es normal que no lo sepa.

Me saqué a Justin de encima y me senté correctamente. Justin hizo lo mismo, pero pasándome un brazo por los hombros.

- ¿Qué es? –pregunté interesada. La verdad es que no me sonaba de nada.
- Mi película.
- ¡¿TIENES UNA PELÍCULA Y NO ME LO HABÍAS DICHO?! –esta vez la alterada era yo, y no Caitlin.
- ¿No lo sabías?
- No, ¿sino por qué me pongo así?
- ¿No te lo dijo ni Thais?
- No lo recuerdo –dije rascándome la cabeza- Puede que sí, pero como siempre me hablaba de ti, y eso, no le hice mucho caso.
- Pero ahora le harás caso cuando te hable de mi, ¿verdad?
- Ahora la que hablará de ti seré yo, y no ella.
- ¡PERO QUÉ BONITA ES! –exclamó Caitlin.
- Caitlin, estás loca –dijo mi novio. Qué bien suena eso de novio.
- Pero, pero, ¿has visto? –me señaló con la mano- Es que, si fuese tío la violaba.

Todos la miramos con miedo, extrañados. Caitlin era Caitlin, pero a veces se pasaba.

- Pero como no lo soy, no lo haré –terminó mientras se iba encogiendo de hombros.

Miré a Justin y éste me devolvió la mirada confusa y extrañada que acababa de hacer.

- Sí, está loca –susurró mientras asentía.
- En fin, veo que nadie me quiere –Caitlin suspiró- Me tomáis como la loca del grupo.
- ERES LA LOCA DEL GRUPO –dijimos todos a la vez.
- ¿Y ella? –me señaló- Anda que no está loca.
- ¡Pero yo tengo swag! –chasqueé los dedos.

Justin me abrazó mientras soltaba un par de carcajadas y ahí me quedé. No me soltó y yo tampoco quería que lo hiciera. Estaba acomodada en su pecho mientras éste rodeaba mis hombros. Seguimos hablando. De cosas interesantes y no interesantes, de estupideces y cosas sin sentido. Pero estuvimos hablando durante mucho rato. Para nada tocaron el tema de que en dos días me iba. Ni lo tenían que hacer. Sólo pensarlo me ponía enferma. No podría ver a Cait y a Chris, a Chaz, ni a Ryan, tampoco a Pattie; pero al que menos quería perder era a Justin. Sin él si que mi vida perdía sentido. No sé cómo llevaremos esta relación a distancia, no lo sé. Pero lo conseguiremos, llegaremos hasta el final.

 - Qué fuerte, mi novio tiene una película –dije cuando ya estaba calmada.
- ¿Tu novio es Justin Bieber y te hace más ilusión que tenga una película? –preguntó Ryan retóricamente- Esta tía está loca.
- Eh, eh, sin faltar –dije alzando la mano como símbolo de que parase.
- Que se pone chunga –comentó Chaz rindo.
- Uh, pues a mí me da un miedo –contestó Ryan sarcásticamente.
- Pero yo te tendría que dar miedo –dijo Justin.
- Tú menos, nenaza.
- Eh, con él menos –lo defendí.
- ¡Ahí, ahí! Tú defendiéndome –me animó él.
- No peleo con chicas, ___ –me recordó Ryan.
- Hazte a la idea que no soy una chica –dije encogiéndome de hombros.
- Un pulso –propuso.
- Vale –le desafié.

Todos nos levantamos y Ryan y yo nos sentamos en las sillas que habían alrededor de la mesa. Justin se puso detrás de mí y empezó a hacerme un masaje en el cuello mientras Ryan calentaba la muñeca. Parecía una película de boxeo.

- ¿Listo? –pregunté.
- Listo –dijo colocando el brazo para que yo se lo agarrase.

Juntamos las manos y nos miramos a los ojos. En menos de un segundo ya estábamos riéndonos, pero Caitlin pidió que seamos serio, que esto era muy importante. Nos callamos y Justin empezó con la cuenta atrás.

- 3… 2… 1… ¡YA!

Ryan me dejó un poco de ventaja y por lo tanto empecé ganando yo, pero luego, como él es mucho más fuerte, empezó a derribar mi mano. Casi estaba tocando la mesa, me iba ganando.

- ¡No, no! –grité intentando hacer toda la fuerza que me era posible.
- ¡Te gano, te gano!

Con la otra mano, empujé la muñeca de Ryan hacia la mesa. Sé que era trampa, pero me daba igual. Me lo estaba pasando bien.

- ¡Eso es trampa!

Y su mano tocó la mesa. Gané. Con trampas pero gané. Me levanté de la silla y empecé a saltar victoriosa. Bailé, salté, chillé y me reí de Ryan. Éste me miraba amenazante y le di un abrazo para que se le pasara el enfado.

- Ha sido un placer ganarte –dije dándole palmaditas en la espalda.
- Sí, lo mismo digo –empezó a abrazarme más fuerte hasta que me quedé sin aire y le tuve que dar un puñetazo en la espalda para que me soltase.
- Idiota.
- Tramposa.
- Me da igual, te he ganado.
- Con trampas –me recordó.
- Pero te he ganado –le saqué la lengua.
- Te ha ganado, bro –le dijo Justin mientras me abrazaba por detrás- Ya está, por más que te quejes no lo cambiarás.

Cogí sus manos que colgaban de mi cuello y le sonreí victoriosa a Ryan. Seguía “enfadado”. Caitlin empezó a pegarse con su hermano por no sé qué, y Chaz estaba sentado en el suelo arrancando el césped.

- ¿Qué hora es? –pregunté.

Justin levantó un poco su muñeca, al parecer tenía un reloj en ella. Miré la hora que marcaba y tan sólo eran las seis y media.

- ¿Vamos a la cancha de básquet? –propuso después de haberle asentido al comprobar la hora.
- ¿Para qué? –pregunté mientras giraba un poco la cabeza para mirarle.
- Para hacer un pulso y que me vuelvas a ganas de nuevo con trampas –respondió Ryan sarcásticamente.
- Aún está receloso –me susurró Justin, al cual aún seguía jugando.
- No, en serio, ¿para qué a la cancha de básquet? –pregunté- ¿Y si está ocupada?
- A estas horas no está ocupada –me informó.
- ¿Vosotros queréis ir? –pregunté al resto de mis amigos.
- Por mí vale –aceptó Chaz.
- Sí, mejor que estar aquí aburridos –dijeron Caitlin y Chris a la vez. ¿Se leen la mente, o qué?
- ¡Pues vamos a la súper cancha de básquet a tumbarnos en el suelo frío! –grité mientras alzaba el puño.

Me libré de los brazos acaparadores de Justin y empecé a caminar hacia la puerta, pero los chicos se quedaron quietos. Me giré y estaban riéndose. Suspiré y volví hacia Justin, me coloqué detrás de él y empecé a empujarlo por la espalda mientras éste soltaba más carcajadas por mi sarcástica reacción de antes.

- Vamos, vamos –dije mientras le arrastraba y éste abría la puerta del jardín.

Entramos en casa y Pattie estaba en el sofá viendo la televisión. Los chicos entraron también y cerraron la puerta.

- Mamá, vamos a la cancha de básquet, ¿te importa?
- No, iros. Pero tened cuidado.
- ¿Vamos andando? –pregunté
- Sí –contestó Justin- No está muy..
- ¡No, por favor! Ten piedad –exageré mientras me tiraba en su pierna y todos empezaban a reírse.
- No está muy lejos –logró acabar la frase que antes no le había dejado terminar.
- No tengo ganas de caminar –le informé aún abrazada a su pierna.
- Yo te llevo.

Me levanté rápidamente.

- ¡A LA CANCHA DE BÁSQUET, SÍ SEÑOR! –todos empezaron a reírse- Te escojo yo las gafas y la gorra, ¿sí?

- No tardes –aceptó aun riendo.

Pasé por su lado y le besé la mejilla. En teoría me tendría que haber puesto de puntillas, pero él se agachó un poco. “Te quiero”, me susurró cuando terminé de besarle. Pasé por el lado de Ryan, se reía igual que los demás, pero no tan exageradamente como había hecho al principio. Me paré y le toqué el hombro para que me mirara.

- Y no te rías tanto que después te gana una chica haciendo un pulso –y acto seguido subí las escaleras.
- ¡Con trampas! –chilló cuando ya estaba en el pasillo del piso de arriba.
- ¡Me da igual! –chillé yo también.

Corrí hacia la habitación y entré. Me la quedé mirando y pensé dónde las podría guardar. Mes y medio viviendo con él y no sabía donde guardaba las gorras. Abrí el armario, éste tenía como pequeñas estanterías y ahí tenía una larga colección de diferentes tipos y diferentes marcas. Cogí una azul, ya que le pegaba con la camiseta y la supras que llevaba. 

Cerré el armario y empecé a rebuscar en los cajones. Me encontré el de la ropa interior y empecé a reírme sola. Antes de irme quizás me llevaba unos bóxers suyos como recuerdo. Después de rebuscar por otros cajones, encontré uno con varios estuches para las gafas. Los miré y cogí unas ray-ban negras para Justin. Después fui corriendo a mi habitación y busqué las mías. Eran de la misma marca que las de él, pero las mías eran marrones y estilo aviador. Salí de la habitación y bajé las escaleras con las dos gafas en la mano. Le di la gorra y se la puso, las gafas se las colgó en el cuello de la camiseta.

- Adiós, mamá –se despidió su hijo.
- ¡Llama a Kenny! –le avisó antes de que nos marcháramos.
- Mamá, sabemos ir s…
- ¡No sales!
- Vale, vale –sacó el móvil del bolsillo y llamó. A los dos minutos colgó- Ya viene.
- Entonces, si viene él, ¿vamos en coche? –pregunté ilusionada.
- Ssss… -ya estaba empezando a bailar- No.
- ¡Joder!
- O sea, él vendrá en coche, pero le diré que lo aparque por aquí e iremos andando.
- ¿Por qué?
- Tengo ganas de caminar.

Me coloqué detrás de él y lo empujé.

- ¿Ves como caminas? –él paró mientras soltaba un par de carcajadas.
- Eres un poco vaga, por lo que veo –dijo colocándose delante de mí.
- Sólo un poco –hice un hairflip.
- Acabas de hacerlo –me indicó.
- ¿El qué?
- El hairflip.
- Me lo habrás pegado –reí.
- ¿Cuándo llega Kenny? –preguntó Christian.

Vaya, hacia rato que no le oía hablar. Le sonreí tiernamente y éste me miró, pero apartó la mirada rápidamente. Fruncí el ceño decepcionada. ¿De verdad se había molestado que Justin y yo empezáramos? Lo que menos quería ahora era que dejara de hablarme por eso, y justo ahora que me iba en dos días.

- En cinco minutos está aquí.

Me senté en el suelo y saqué la blackberry del bolsillo. Justin me miró mitad divertido mitad confundido. Esperaba que le explicara que hacía sentada en el suelo cuando habían sillas a mi lado.

- Es que el suelo está fresquito –informé sonriendo como una niña pequeña.

Justin me hizo compañía y al final los chicos nos imitaron. Pattie se giró y empezó a reírse después de haber murmurado que parecíamos unos indignados en huelga de hambre.

Inicié sesión en mi cuenta de Twitter y miré las menciones. Tenía varias de beliebers, pero sobre todo de Thais, Julia, Laura, Judith.., etc. Thais me suplicaba que la llamara, Julia que le mandara una foto de Justin firmada. Un momento, ¿y ésta desde cuando es belieber? Me metí en su perfil y al parecer ella estaba conectada. Si aquí eran las seis y media de la tarde, ahí era la una de la madrugada.

“@Alwaysbybiebs ¿Es que te has hecho belieber o qué?”, le twitteé. Justin estaba al lado mirando, pero como escribía en español no se enteraba. “@___ sí, es que Thais hablaba mucho de él, que si Bieber, que si lo amo, y al final me ha pegado la Bieber Fever. Tráeme la foto firmada o te mato.” Reí.

- Justin, tienes una belieber más –le informé.
- Vaya, otra novia más –enarqué una ceja- Pero a ti te quiero más, claro.

Besé su mejilla y seguí con lo mío.

“@Alwaysbybiebs Tranqui, te la traeré, no problem. Ah, os tengo que contar algo, pero lo quiero hacer cuando estéis todas juntas. Mañana hago una TC, tenéis que estar todas viéndolo. JUNTAS. ¿Oc? Es importante”. “@___ Por dios, ___, ¿quieres matarme? Dímelo y yo se lo digo a las demás”. @Alwaysbybiebs no, no, que después se enfadan. Cuando sean las nueve conectas mi TC, ¿Oc?”, le avisé. “@___ ¿pero las nueve de España, o las nueve de Atlanta?”, preguntó mi amiga. “@Alwaysbybiebs las nueve de España. ¡Díselo a las chicas, no te olvides. Quedaros a dormir todas juntas, ¿de acuerdo?”. Justo en ese momento sonó el timbre y Pattie se levantó para recibir a Kenny. Todos nos levantamos y avisé a Julia que me iba y que recordara lo de la TC.

- Hey, Kenny –Justin y él se saludaron- ¿Cómo estás, man?
- Bien, me has llamado porque tengo que cuidar a unos bebés, ¿no? –preguntó riendo.
- Pero si vamos a ser nosotros los que te cuidemos a ti –bromeó mientras empezaban a pegarse.

Dejaron de pegarse y los chicos saludaron a Kenny, hacia tiempo que no lo veíamos. Éste se acercó a mí y me abrazó tan fuerte que me levantó del suelo. Justin y otros lo solían hacer, pero el guardaespaldas me había levantado como tres palmos.

- ¿O yo aun sigo creciendo o tú vas encogiendo? –preguntó cuando me dejó en el suelo.
- No, tú vas creciendo.
- ¿Ves como no era la única que decía que eres bajita? –me chinchó Caitlin.
- No soy bajita –me crucé de brazos- ¿Verdad que no, Justin?
- Bueno, no se lo preguntes a él –habló Chaz-, que no es que sea muy alto.
- Pues es más alto que yo –dije sacándole la lengua.
- Porque tú eres bajita –me molestó Kenny.
- Bueno, dejad de meteros con su tamaño –dijo riendo Justin mientras me rodeaba los hombros con el brazo.
- Uh, Biebs –Kenny levantó las cejas rápidamente.

Los chicos empezaron a toser y en medio de la “tos” murmuraban: díselo, Biebs.

- ¿Me tienes que contar algo? –preguntó el grandullón de casi dos metros.
- Ehm… Puede –Justin sonrió de lado.
- Dímelo tú, ___, que sino él no acaba nunca –rió Kenny.
- ¿Yo, por qué?
- Sí, díselo tú –animó Justin sonriendo de lado como antes.

Le mandé una mirada envenenada. No es que no quería que lo supiera, es que me moría de vergüenza. Ya lo había pasado mal cuando todos se habían enterado, no quería que la ocasión se repitiese. Y menos que Kenny me abrazara. Me ahogaría y no quiero morir tan joven.

- Pues que… Justin y yo estamos saliendo –dije mientras asentía y ponía la cara más natural del mundo- Sí, estamos saliendo –di una palmada y miré al suelo.
- No me lo creo.
- No te lo creas –dijo Justin riendo.
- ¡Dales una demostración, Justin! –gritaron Chaz y Ryan.
- No, ¿en serio? –preguntó incrédulo Kenny. Parecía que estaba empezando a creérselo.
- Ya, ya se lo cree. No hace falta demostración –dije rápidamente.
- No, no. No me lo creo aún.

Justin me miró y sonrió pícaramente. Pattie estaba al tanto de todo. No es que no quisiera besarlo, es que así delante de su madre, pues me cortaba un poco. Y encima Christian estaba enfadado conmigo. Ya era meter el dedo en la yaga.

- ¿Se lo demostramos o no? –me susurró Justin.

___________

Hey, hey. ¿Os habéis fijado en los nuevos gifs y fotos? JAJAJAJAJAJA hay uno que JAJAJAJAJAJAJAJA miradlos, miradlos. Bueno, publico porque mi melona me ha "casi obligado", algo así. Pero en realidad no iba a hacerlo porque HAY MUY POCOS COMENTARIOS. ¿Intentad llegar al menos a los 10, sí? Espero que os haya gustado.

Recordad, tenéis que comentar al menos hasta llegar a 10.
Chao.

14 comentarios:

  1. Me encantaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!!:D:D:D:D
    QUE LO DEMUESTREN JAJAJAJAJAAJ!!
    Publica yaaa xfis xfis xfis :)
    Un besito bonita:)

    ResponderEliminar
  2. uefjiwhdkdj Has puesto mi twitter *_* sdjfnsdmfndjsfkndsf die.
    Quiero mi foto firmada, eh. msnhjhj.
    Tía, me encanta. Yo quiero que lo demuestres, ahí, garchin en el salón JAJA no, porque si no, se va a enfadar Chris con migo :| Bueno, es TU novela
    Te aaaaamo shosho.

    ResponderEliminar
  3. AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAH me encantóoooooooooooooooooooooooooooooo! me morí. ¡ME MORÍ! amo tu novela. es LA novela. y menos mal que subiste :D
    un beso!
    PD: quiero ver que fuck pasaaaa, no lo dejes así!

    ResponderEliminar
  4. wefrasdfasdfasdfasdfasd
    la pagina esta tan safasfgasd
    perdon por no pasarme antes, es que se me habia olvidado tu bloooooog
    PERDONAAMEEEE
    fraan is back (?)
    esta re swaggosa la decoracion
    no puedo creer que jus y yo seamos novios sdfasfd
    c:

    ResponderEliminar
  5. ESTA RE DEMAAAS TU NOVELA ESPERO QUE LA SIGAS PRONTOOO
    LA DECORACION ME ENCNTAAA Y ME MORI DE LA RISA LA QUE PARECE QUE DICE "TU WACHITURRO MA" JAJAJAJAJJAJAJAJAJAJJAJAJAJAJAJAJAJAJJAJAJA
    BUENO BESOOOS♥

    ResponderEliminar
  6. Me encanta*-* Es todo tan bonito y tan cuki:" lo que me pone triste es chris, con lo que me guata a mi, no quiero qe se sienta mal, ojala se le pase. Ppr favor, publica pronto <3

    ResponderEliminar
  7. Me encanta!! Ojalá yo viviera una historia como esta!!!! Escribes genial gracias a ti me a empezado a gustar Justin I<3 Justin!!! Pero cambia la foto de arriba del blog!!

    ResponderEliminar
  8. es todo tan asdadgdshhgjsagasklha Me encanta! Sigue asi! Ojala viniera a mi ciudad y me lo encontrará por la calle como en la histori!! Quiero mas capis!! I <3 Jazzy

    ResponderEliminar
  9. ¡Siguieeente pliss! No tardes mucho en subir vale? Me encanta esta novela!! :)

    ResponderEliminar
  10. ME ENCANTOOOOOOOOOOOOO, SEGUILA PORFAVOR, YA SON 12!
    JAJAJAJ SI EL GIF DE JAJAJAJAJAJA QUE PONES EL JAJAJAJAJAJAJJAAJ! EL DEDO EN EL PUNTO Y JAJAJAJAJAJJAAJ
    TATAS NO MUY FUERTE
    TE AMOOOOOO MI ZORRY, JEJEJE
    NINA♥

    ResponderEliminar
  11. I love this history!! Me encanta pero me gustaba la relacion q tenían antes de q por fin fueran novios, ahora no sera como antes! :(

    ResponderEliminar
  12. amo tu novela me mori!! ,q lo demuestren y porfa sigue tu novela

    ResponderEliminar

¿Por qué no me sacas una sonrisa con un comentario tuyo? Vamos, es gratis.