¿Cuántos somos ya?

19 de febrero de 2012

Never let you go. {52}

Lo amo.

- No me voy a levantar nunca –murmuró Justin.

Supuse que estaría medio dormido, igual que yo.
Desde fuera, se oían las sonoras carcajadas de mis dos amigos.

- ¿A qué hora vamos al parque de atracciones? –pregunté aun con los ojos cerrados.
- Cuando nos levantemos.
- Adiós al parque de atracciones –murmuré.

Justin soltó unas carcajadas y se levantó. Me tendió la mano y me levantó él sólo prácticamente.

- Ha sido divertido –dije mientras entrabamos en casa.
- La verdad es que sí –contestó.
- Aish, los tortolitos –dijo Ryan negando con la cabeza.
- Lo que hace el amor, ¿eh Ryan? –le preguntó Chaz.
- Y dentro de poco les veremos en el altar.
- Qué bonito sería, ¿verdad?
- ¿Os queréis callar? –les pidió Justin.
- Anda que no te gustaría, pillín –dijo Ryan dándole unos codazos en las costillas.
- Va, vestíos ya que nos vamos –pidió Justin evadiendo el tema.
- ¿Ya nos vamos? –preguntó Chaz.
- Sí, hay que ir a buscar a Chris y a Caitlin dentro de un rato –le respondió.
- Bueno, voy a ducharme –les avisé para luego salir corriendo escaleras arriba.

Me encerré en la habitación y me metí en el baño. Me duché y salí envuelta en una toalla. Abrí el armario y saqué ropa.

-52 ~ NLYG

Me hice una coleta alta y me maquillé un poquito. Recogí la habitación ya que estaba hecha un caos y corrí escaleras abajo a reunirme con los chicos.

- ¿Te has duchado o has estado buscando oro en las minas Salomón? –preguntó Ryan con sarcasmo.
- He estado estudiando maneras de pegar a un tonto –contesté con una sonrisa falsa- ¿Y adivinas qué me salía? Tu foto.

Los chicos se rieron y Justin me chocó los 5. Ryan simplemente intentaba no reírse.

- Buena esa –dijo asintiendo con la cabeza mientras me señalaba con el dedo índice.
- Chicos –nos llamó Pattie- ¿Os vais ya?
- Sí, mamá –respondió Justin.
- Tener cuidado –nos pidió Pattie.
- Okey –Justin cogió unas llaves y salimos de casa.
- Justin, ¿Kenny no viene? –pregunté extrañada.
- No, hoy ha pedido día libre. Al parecer ha nacido una sobrina suya…
- ¡Yo quiero verla! –grité mientras daba un salto.
- Ya le diremos que nos la presente –dijo sonriéndome.

Subimos al coche. Justin conducía y yo iba como copiloto. Fuimos a buscar a Christian y a Cait, y, como pudieron, se colocaron detrás.

- Tienes que comprarte un coche más grande, Justin –dijo Christian.
- No estés tan gordo –contestó.

Los chicos rieron, incluido Christian.

***

- Esto es enorme –dije al entrar al parque.
- Procurad no perdeos –nos pidió Justin- Eh, Ryan.
- Solo fue una vez, tío –se quejó riendo.
- Mejor no pregunto que pasó –dije negando con la cabeza.
- No lo hagas –Christian me palmeó el hombro- Morirías por trauma.
- Oye –Ryan le pegó un puñetazo a Christian en el hombro.

Giré la cabeza para recorrer el parque con la mirada. Me topé con una atracción un poco… aluciflipante.

 - ¿Por qué no subimos a esa? –pregunté señalando la atracción.

Justin me miró y arqueó una ceja a la vez que sonreía.
- Si quieres morir en el intento, de acuerdo.
- Oh, vamos Justin –dije riendo- Es solo una atracción.
- ¿Pero la has visto bien? Es enorme.
- ¿No me digas? –le cogí de la muñeca y le arrastré hacia la cola.
- ___ , yo no me quiero subir –dijo mirando la larga cola y después posándose en lo alto de la atracción.
- ¿Tienes miedo? –pregunté arqueando una ceja.
- Justin Bieber no tiene miedo –dijo cruzándose de brazos.
- ¿Quién ha dicho Justin Bieber? –se oyó una voz femenina gritando de fondo.

Y en un minuto, estábamos rodeados de fans. Nos dejaron subir primero. The power of Bieber, bitches.

- Por cosas como estas me arrepiento de ser Justin Bieber –dijo mientras un chico nos ataba bien los cinturones de seguridad.
- Vamos, tampoco es para tanto –dije mirando hacia arriba- No es tan alta.

Los asientos empezaron a elevarse y, en un minuto, podíamos ver todo el parque.

- Retiro lo dicho –dije tragando saliva.

Me estaba empezando a arrepentir de haberme subido. ¿Y si moría? Ogh, que exageración, chica.
Miré a Justin. Éste miraba todo el parque atónito.

- Vamos a morir –murmuró.
- Ai, Justin no digas tonterías –dije riendo- Tampoco es para tan…

No me dio tiempo a acabar la frase, pues había substituido las palabras por un escandaloso grito.
Cuando el asiento llegó prácticamente al suelo, miré a Justin.

- La próxima vez recuérdame que no te haga caso a la hora de escoger la atracción.
- Tampoco ha sido para tanto –me solté el cinturón de seguridad.

Justin ya estaba saliendo de la atracción.

- ¿Te has enfadado? –pregunté pasando un brazo por sus hombros.
- Casi muero –exageró- ¿Qué quieres que haga? ¿Bailo la macarena?
- No estaría mal –dije asintiendo con la cabeza.

Justin rio y me rodeó la cintura con su brazo.

- Me gusta tu camiseta –dijo señalándola con la mano que tenia libre.
- A mí también –sonreí.
- Eres una boba.
- Y tú un feo.
- Sí, pero yo tengo más seguidores que tú en Twitter –me sacó la lengua y me separé de él.
- ¡Pero pronto te supararé! –dije señalándole con el dedo mientras echaba a correr hacia los chicos, los cuales estaban sentados en un banco.

Con Justin detrás, corrí hacia el banco.

- Hey, ¿qué os pasa? –pregunté colocando las manos en las rodillas para descansar.
- A Chaz le han echado de una atracción y se ha deprimido –me explicó Caitlin.

Estallé a carcajadas y al ver que éste no se reía cesé de inmediato.

- ¿Por qué?
- Porque ellos insistían en que no podía entrar con comida, y yo decía que sí, y ellos que no –me explicó mientras hacia movimientos con las manos-, y yo volvía a decir que sí y me echaron.

Justin, que al parecer había escuchado toda la historia, empezó a reírse, al igual que yo.

- No tiene gracia –dijo cruzándose de brazos.
- Claro que la tiene –exclamamos Justin y yo a la vez.

Seguimos riéndonos un rato más hasta que vi a unas chicas llorando.

- ¿Qué les pasa? –pregunté señalándoles con la cabeza.
- No sé –respondió Justin.

Las volví a mirar. Éstas estaban llorando a más no poder. Me levanté dispuesta a ver qué les pasaba, pues me apenaba verlas llorar de esa manera. Ver a gente llorar es algo que me supera.

- Chicas, ¿qué os pasa? –pregunté lo más dulce posible cuando me acerqué a ellas.

Tendrían más o menos doce o trece años. Las dos tenían un pelo precioso. Rubio platino y ojos verdes.

- Hemos perdido la mochila y dentro llevábamos el dinero para volver a casa –dijo una de ellas soltando unos sollozos.

Me metí la mano en el bolsillo y busqué los 20 dólares que había cogido. Los saqué y estiré la mano hacia ellas.

- No es mucho dinero, pero creo que os llegará para un taxi –dije frunciendo los labios. Las chicas se quedaron calladas, miraban mi mano y luego volvía a mirarme a mí- Vamos, cogedlo.

La mayor negó con la cabeza, pero cogí su mano y le entregué el dinero personalmente. Lo deposité en su mano y cerré su puño.

- Muchas gracias de verdad –dijo para luego abrazarme. La otra chica también se unió al abrazo.
- No hay de qué –dije sonriendo- Adiós, chicas.
- ¡Adiós! –se despidieron con la mano mientras me iba.

Volví al banco con los chicos y me senté con una sonrisa en la cara. Me sentía bien tras haber ayudado a alguien. No sé, notas un bienestar en el cuerpo muy bueno.

- Eres una..
- Diosa –acabó la frase Justin.
- Lo sé –dije mientas me echaba el pelo hacia atrás con una sonrisa de pija en la cara- Vale, no.

Los chicos rieron.

- No, en serio –habló Chaz- Podrías ser embajadora de Unicef.
- Como Selena Gomez –dijo Christian.

Giré la cabeza lentamente hacia él y le mandé una mirada amenazadora.

- Vuelve a decir ese nombre –le desafié.

Se quedó callado durante unos segundos. Después, se acercó a mí.

- Selena Gomez –susurró haciendo que su aliento chocara en mi cara.

Me levanté del banco dispuesta a matarlo, pero éste ya había salido corriendo.

- ¡Vamos, no es justo! –chillé mientras corría detrás de él- Tú eres más rápido que yo.
- ¡Se siente! –gritó la cabeza para mirarme y sacarme la lengua, y al hacerlo, cayó de culo.

Abrí los ojos como platos y me quedé parada. ¿Tenía que reírme o ir a ayudarle? Hice las dos cosas a la vez.

- No te rías, me he hecho daño –dijo levantándose con la ayuda de mi mano.
- Pues por eso me río, idiota –dije soltando un par de carcajadas bastante sonoras.
- Todo por tu culpa –murmuró.
- ¿Por mi culpa? –pregunté señalándome.
- ¡Sí! –se cruzó de brazos y puso morritos.
- Pero si ha sido sin querer –dije poniendo voz de niña mientras corría a su lado.
- Me da igual –contestó caminando más rápido.

Me subí a su espalda y apoyé la cabeza en su hombro.

- ¿Me perdonas? –pregunté. Negó con la cabeza, pero seguía sujetándome- Por fis, por fis, por fis..
- ¡Sí, sí, sí! –dijo riendo. Me dejó en el suelo y coloqué delante de él con una sonrisa en el rostro- Que pesada.
- Pero soy awesome –dije echándome el pelo hacia atrás.
- Awesome –me repitió mientras negaba con la cabeza.

Caminamos hacia los chicos y nos sentamos como si nada hubiese ocurrido.

- ¿Ya habéis acabado? –preguntó Cait haciendo unos gestos raros con los brazos.
- Sí, sí –respondí evitando soltar una carcajada por sus extraños movimientos.
- Bien –dijo con voz cansina-, porque quiero subirme a una atracción.
- ¿A cuál? –preguntó Justin alarmado.
- A la de antes no, tranquilo –dije dándole unos golpes en el hombro.
- No te volveré a hacer caso –dijo sin mirarme.
- Claro que lo harás.
- Ya veremos.
- Pues ya veremos –me crucé de brazos y me miró. Sonreí y él me imitó.
- Boba –dijo despeinándome.
- ¿Y tú?
- Yo soy guapo –contestó haciendo un hairflip.

Eh… ¿Y como se lo niego? Vamos, si pasara por encima de él un detector de buenorros, éste explotaría.

- Claro que sí, mi amor –dije acariciándole la mejilla.
- Oh, le dijo mi amor –gritaron todos a coro.
- Así es como nos jodemos –explicó Justin pasando un brazo por los hombros.
- Pues a Justin parece que no le jode tanto –le murmuró Chaz a Ryan.
- Y a ___ tampoco –contestó el otro.
- Estáis celosos porque vosotros no tenéis a nadie que os diga mi amor ni en broma –dije poniendo cara de like a boss

Ambos se quedaron callados, mirándose el uno al otro y después volviéndome a mirar.

- Okay –dijeron derrotados.
- Nosotros molamos –dijo Justin alzando la mano para que la chocase.

Se la choqué y Caitlin negó con los ojos.

- ¿Os habéis dado cuenta como nos vamos del tema por vuestra culpa? –preguntó señalándome a mí y a Justin.
- Nos tienen manía –murmuré.
- Y que lo digas –me imitó.
- ¡¿Me queréis hacer caso?! –gritó desesperada.
- No –contestamos los dos con una sonrisa de nunca haber roto un plato.
- Moriréis.
- Mejor le hacemos caso –dije riendo.

Caitlin bufó y, al hacerlo, se echó para atrás un mechón de pelo.

- ¿Por qué no vamos a alguna atracción de agua? –propuso.
- No llevo bañador –dije mirándome las uñas con desinterés.
- Me da igual –dijo cortante- Te subirás de todas formas.
- No quiero.
- Te quito el móvil.
- ¡Vamos allá! –grité alzando un puño al aire.

***

- Cait, te odio –dije estrujándome una de las puntas de mi chorreante camiseta.
- ¡Así estás más fresquita! –dijo bailando a mi lado. Al ver que seguía con la misma cara de enfado, cesó el baile- ¿No? –negué con la cabeza- Okay.
- Mira el lado bueno –dijo Christian.

Alcé una ceja.

- A todo el mundo le gusta la Hello Kitty –dijo asintiendo la cabeza como signo de satisfacción- Es adorable.
- ¿Por qué lo dices? –pregunté confusa. Intenté adivinar hacia donde miraba Christian y lo descubrí- Mierda.

Me tapé el pecho con las manos pero después pensé ¿Es que no han visto un sujetador de la Hello Kitty en su vida? Vamos, es adorable. Entonces puse mi cara de total normalidad que solía poner para casos como éstos y le dediqué una sonrisa a Christian.

- Por si no lo pillas –dijo Justin- Se te notan los… Bueno..
- Los sujetadores, Justin, los sujetadores –dije riendo- Puedes decirlo, no te vamos a tomar por depravado.

Justin sonrió tímidamente mientras se rascaba la cabeza.

- ¿Y no te da vergüenza? –preguntó confuso- No sé, es tu ropa interior…
- ¿Acaso no enseñas tú tus bóxers? –pregunté alzando una ceja.
- Sí, pero no es lo mismo.
- Es lo mismo –dije zanjando el tema.
- Te ha barrido –le susurró Chaz a Justin.
- Lo sé –le imitó mi amigo- Pero que no se entere.
- Tranquilo, no se enterará –contestó Chaz- ¿Verdad que no, ___? –preguntó esta vez gritando.
- Descuida –dije alzando el pulgar.

Justin soltó una carcajada y negó con la cabeza a la vez que decía están todos locos.

***

Llegamos a casa reventados. Justin, lo primero que hizo al llegar fue dejarse caer en el suelo, lo cual su madre lo regañó. Chaz y Ryan corrieron a la nevera, y yo me tumbé en el sofá directa a Twitter.

- Viciada –dijo Justin al pasar por mi lado.

Tenía los pies colgando del respaldo y mi cabeza casi tocando el suelo. Me fui a levantar, pero las fuerzas me fallaron y me quedé ahí.

- Que raro que no me digas nada –dijo abriendo una lata de Sprite y sentándose a mi lado.

- Es que no me puedo levantar –contesté mientras ponía la contraseña.

Justin dejó el refresco en la mesa e imitó i posición.

- Mira cuantos seguidores tengo –dije enseñándole el móvil.

300. 067 marcaba mi Twitter.

- Qué ama –dijo riendo- Pero sigues sin superarme.
- Verás cuando venda mi primera foto en la revista de Play Boy.

Justin me miró y frunció el ceño.

- ¿Quieres que te encierre en tu cuarto para siempre, sin móvil, sin música ni nada? –me amenazó.

Bueno, si eso quiere decir que me quedaré aquí una buena temporada, solo viéndote a ti. Perfecto.

- Mmm –me lo pensé- ¿Me darías de comer?
- Bueno, pero solo un plátano y un vaso de leche.
- No me gustan los plátanos –dije arrugando el ceño.
- Pues una manzana.
- Bueno, eso está mejor. Pero, ¿qué le dirás a mis padres?
- Que te he raptado.
- ¿Y cuánto dinero pedirías?
- Pues, dado que tus padres lo podrían conseguir sin ningún problema… -se acarició la barbilla- Pediría que me bajasen la luna.
- Pero si eso es imposible –le informé frunciendo el ceño.
- Por eso –y acto seguido, se levantó y me dejó con la duda de si aquello había sido una indirecta o no.

___________

¡Luuuuuuuuvies! ¿Cómo estáis? Soy buena persona, eh. Ya voy subiendo cada vez más seguido. Y creo que este capítulo no ha estado tan mal. O sí. Da igual. Lo importante es que a vosotras os guste y que comentéis MUCHÍSIMO. ¿Sí? Mira que ya no hay tantos comentarios como antes, y eso me pone.... bueno, me baja la moral, la verdad. 
Ya falta poquísimo para que termine la primera temporada, chicas. Poquísimo. Yo ya tengo miedo de escribir el capítulo final de la primera temporada, la verdad. Me da pánico. No sé por qué.
Bueno, no me enrollo más.
¿Comentaréis mucho, no? Eso espero.

Os amo, no lo olvidéis JAMÁS.

14 comentarios:

  1. aksjfksa Me Encanto Siguela La Amo e.é Ya Dentro De 2 Dias Voy A Disminuir Mis Comentarios Por Qe Empieso Las Clases n.n Besos Cuidate

    ResponderEliminar
  2. ¡¡¡Es que te pasas, chica!!! Aparte de escritoras deberias ser comediante...
    Me encanto el capitulo, es que jajajaja es que jajajaaja aun no me controlo la risa, es que todos son muy graciosos ^^^
    Sube prontito, es que es genial :D
    Saludines :)

    ResponderEliminar
  3. xD Jodeeer, que graaacia! jaja lo mejor es imaginarse la hostia de Chris xDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD.
    Y ha visto mi sujetador, que malote jaja ademas es como un bikini, si fuera en pelotas... jajajajajj okno.
    Gordi, tu estás muy rara ultimamente.
    Bueno, que este capñitulo es re awesome y me voy a casar con el, vamos a tener hijo y no me preguntes como cojones vamos a tener los hijos (? Vale, ya x)
    Bueno gordi, aqui estoy yo pa' subirte la moral aqui esta SUPERMAAAAN ai no, SUPERGUOMAAAAAAN Weeeeeeea.
    Bueno cari, te quuuiero MUUUUUUCHO, más que la trucha al trucho (?
    Deeeeeew mi vida :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SUUUUPERGUOMAN AJAJAJJAJAJAJJAJAJAJAJJAA.
      Y sí, ya sé que e quieres más que la trucha al trucho. Yo igual.

      Eliminar
  4. Awwwwwwwwwwwwwwwwwwww Yasminaaaaaa ameeeeee este kapituloooooooooo!!:D:D:D
    Comoo me puedes dejas asiiiii????????:(
    Publica pronto valeee??(carita angelical) jajajajaaj
    Un besitooo super lindaaa!!^^

    ResponderEliminar
  5. Meeeeeee HA GUSTADO MUCHO EL CAPITULO. La parte en la que se me moja la camiseta es muy divertida:
    - ¿Y no te da vergüenza? –preguntó confuso- No sé, es tu ropa interior…
    - ¿Acaso no enseñas tú tus bóxers? –pregunté alzando una ceja.
    - Sí, pero no es lo mismo.
    - Es lo mismo –dije zanjando el tema.
    - Te ha barrido –le susurró Chaz a Justin.
    Esa parte, me encantó.Sigue pronto, Un beso

    ResponderEliminar
  6. Holaaa!!! Soy nueva lectora me encanta tu nove sigela :) me encanto esta parte:
    - ¿Por qué no vamos a alguna atracción de agua? –propuso.
    - No llevo bañador –dije mirándome las uñas con desinterés.
    - Me da igual –dijo cortante- Te subirás de todas formas.
    - No quiero.
    - Te quito el móvil.
    - ¡Vamos allá! –grité alzando un puño al aire.


    ***


    - Cait, te odio –dije estrujándome una de las puntas de mi chorreante camiseta.
    - ¡Así estás más fresquita! –dijo bailando a mi lado. Al ver que seguía con la misma cara de enfado, cesó el baile- ¿No? –negué con la cabeza- Okay.
    - Mira el lado bueno –dijo Christian.


    Alcé una ceja.


    - A todo el mundo le gusta la Hello Kitty –dijo asintiendo la cabeza como signo de satisfacción- Es adorable.
    - ¿Por qué lo dices? –pregunté confusa. Intenté adivinar hacia donde miraba Christian y lo descubrí- Mierda.


    Me tapé el pecho con las manos pero después pensé ¿Es que no han visto un sujetador de la Hello Kitty en su vida? Vamos, es adorable. Entonces puse mi cara de total normalidad que solía poner para casos como éstos y le dediqué una sonrisa a Christian.


    - Por si no lo pillas –dijo Justin- Se te notan los… Bueno..
    - Los sujetadores, Justin, los sujetadores –dije riendo- Puedes decirlo, no te vamos a tomar por depravado.


    Justin sonrió tímidamente mientras se rascaba la cabeza.


    - ¿Y no te da vergüenza? –preguntó confuso- No sé, es tu ropa interior…
    - ¿Acaso no enseñas tú tus bóxers? –pregunté alzando una ceja.
    - Sí, pero no es lo mismo.
    - Es lo mismo –dije zanjando el tema.
    - Te ha barrido –le susurró Chaz a Justin.
    - Lo sé –le imitó mi amigo- Pero que no se entere.
    - Tranquilo, no se enterará –contestó Chaz- ¿Verdad que no, ___(tu nombre)? –preguntó esta vez gritando.
    - Descuida –dije alzando el pulgar.


    Justin soltó una carcajada y negó con la cabeza a la vez que decía están todos locos.

    jajajjajjajajajja es muy gracioso (es largaaaa la parte que me gusta pero bue jajaja XD) Siguela Pronto un beso.

    ResponderEliminar
  7. estaba re buena estecapitulo sube rapido

    ResponderEliminar
  8. ME ENCANTA ME ENCANTA ME ENCANTA ME ENCANTA ME ENCANTA
    ME ENCANTA ME ENCANTA ME ENCANTA ME ENCANTA ME ENCANTA
    E dicho ya que me a encantado este capitulo? Jajajjaj
    Diria mi parte favorita pero esque no me apetece copiar toda la historia Estee capituloo mee encaanto ( ees mi favoritoo Jajaaa) Un beeso

    ResponderEliminar
  9. me ha encantadoooooooo, perdon por no comentar antes shawty, es que eztoy de joda oshiiiiiiiiiiii, jajajaj nono, perdon, es que tome un poco de cerveza(?
    bueno amo esta novelaaaaaaaaaaaaaaa..
    bueno ´por aca me dicen que soy un pedo... :/ jajajajajjjajajajajajja
    nnonnono yo soy un unicornio y ya lo he dicho.
    nononon
    un poni, un delfin!!!
    me da igual,
    lo que queria decirte es que perdon por no comentar hace tiempo, prometo leer mas tiempo y seguir mi novela, ya no puedo mas, paresco patricio el de bob esponja tratando de pensar..
    SI LO SE, IMPOSIBLE
    AJAJAJAJAJAJJAJAJAJAJJAJ
    BUENO TE DEJO BESITOS Y ESPERO EL PROXIMO CAPITULOOOO
    CHAUCHASSSSSSS
    NINU♥

    ResponderEliminar
  10. sigue mi nove o di si te gusta yo a un la voy a leer te digo despues si es bonita!!!!!!

    ResponderEliminar
  11. Me encantó!!!!!!!
    Quiero el próximo capítulo!!!!
    Este estuvo muy gracioso
    Un beso

    ResponderEliminar
  12. Me encanta la cami que me pongo para ir al parque de atracciones. *-*
    Buafs, el capitulo me ha encantado. Sobretodo cuando le doy dinero a las chicas para que vuelvan a casa. Yeah, soy buena persona y todo, jaja.
    Bueno, Yasmi, que no me entretengo mucho con los comments, pero que comentaré en todas las entradas, ¿sí? Un beso.

    ResponderEliminar

¿Por qué no me sacas una sonrisa con un comentario tuyo? Vamos, es gratis.