¿Cuántos somos ya?

15 de febrero de 2012

Never let you go. {51}

Va por vosotras, beliebers pervers :$

El trayecto en el avión fue de lo más agotador. Me quedé dormida en cuanto me senté en el incomodo asiento. Llegamos a casa y lo primero que hice fue tirarme al sofá. Los chicos me imitaron y Pattie empezó a reírse. Murmuró algo que no logré entender. ‘Exagerados’, fue lo que seguramente murmuró.

Cuando por fin mi cuerpo obedeció mis órdenes, me levanté del sofá y, con mucha pereza, subí las escaleras con las maletas en las manos. Caminé hasta mi habitación y dejé la maleta en el suelo. No tenía ganas de recolocar la ropa. Mi cuerpo estaba completamente agotado. Saqué el móvil de mi bolsillo y empecé a leer todos los mensajes de mis amigas y familiares que me habían llegado durante el trayecto en avión.

Thais: No me puedo creer que hayas actuado en el Madison Square Garden con Justin. Es increíble, chata. Buscaré videos en Internet, pero seguramente ya estén rulando algunos por Twitter o Facebook. Te echo de menos, pero por una parte no quiero que regreses, pues sé que sería demasiado duro para ti dejar el amor de tu vida. Te quiero, amiga.

Tras leer ese mensaje no pude evitar imaginarme mi cercana. Traté de que mi cuerpo desesperado y nervioso, tras ese pensamiento, evitara que echara la primera lágrima. Pero no lo logré.

Los días pasaban tan rápidos, que sin darte cuenta, despertabas y ya era de noche. Una locura. Tenía miedo de decirle adiós. ¿Un adiós verdadero o un adiós similar a un hasta luego? Tenía mis dudas, pero no quería que se resolviesen, pues eso significaría que me marchase de su lado.

Miré la hora que marcaba mi móvil. Las 12 p.m. Abrí la maleta y saqué mi pijama. Mi cuerpo no respondía a mis órdenes. Quería quedarse en la cama para siempre y no despertar jamás. El cansancio me invadió, pero aun así, hice un esfuerzo. Me desvestí y, torpemente, me puse el pijama.

Antes de irme a dormir, mi cuerpo me obligaba a ir a dar una pequeña visita al cuarto de Justin.
Caminé con los pies descalzos, notando el frío suelo, hasta la habitación de Justin. Di unos pequeños y secos golpes en la puerta y pasé sin esperar al aviso. Éste estaba colocando en su pared el cartel que hice para el concierto. También una de las fotos que nos hicieron después de que él y yo cantáramos juntos. Era realmente preciosa.

- Hola, Jus.
- Hey –se giró para sonreírme y terminó de colocar bien el cartel- ¿Sucede algo?
- ¿No puedo estar unos minutos con mi mejor amigo? –pregunté retóricamente mientras me sentaba de piernas cruzadas en su cama.
- Claro –sonrió y se sentó a mi lado.
- ¿Qué vamos a hacer mañana? –pregunté enrollándome una de las puntas de mi pelo en el dedo índice.
- Vamos al parque a ver las nubes y a besuquearnos bajo un árbol –la voz de niña que Chaz solía poner para fastidiarnos, hizo que Justin y yo mirásemos al mismo tiempo hacia la puerta.

Los dos le tiramos a éste una almohada.

- Eres un idiota –le dije a Chaz.
- Justin, te amo –ésta vez fue Ryan el que habló.
- Al menos a mí me ama alguien –contestó Justin poniendo cara de “like a boss”.

Chaz y yo estallamos a carcajadas tras ver la cara de idiota que había puesto Ryan. Parecía un completo bobo.

- ¡Te has quedado sin palabras! –dije sin parar de reír mientras le señalaba.
- Imbéciles –Ryan se cruzó de brazos.

Pattie, que justo pasaba por el pasillo, se paró al oír nuestras carcajadas.

- ¿Qué pasa aquí? –preguntó con una media sonrisa colocando las manos en la cintura.
- ¡Justin y ___ quieren tener hijos ahora! –exclamó Ryan mientras nos señalaba.
- ¿Pero qué dices, idiota? –pregunté tirándole un cojín en la cara.
- Creo que voy a tener que hablar con tu madre sobre lo del manicomio, Ryan –dijo Pattie.
- ¿De qué hablas? –preguntó Ryan asustado.
- ¿No lo sabías? –éste negó con la cabeza- Tu madre te quiere encerrar cuando vuelvas a Canadá.
- ¡¿Qué?! –exclamó llevándose las manos a la cabeza- Eso es imposible –empezó a pasearse por toda la habitación-. Pensé que mi madre te quería.
- Ryan –le llamé. Éste se giró-, en realidad eres adoptado.

Los chicos estallaron a risas. Justin estaba prácticamente tirado en la 
cama. Pattie se aguantaba en la puerta sin dejar de reírse.

- Eres una mentirosa –empezó a darme almohadazos- ¡Pensaba que era verdad!
- Y tú vas y te lo crees –dije riendo.

Pattie se marchó aun riéndose y nos dejó solos en la habitación. Al final, todos dormimos en la habitación de Justin. Ryan y Chaz trajeron un colchón y se acostaron los dos juntos. Justin y yo dormimos juntos en su cama.

***

- Te echaré de menos –dijo Justin aun abrazándome.
- Y yo –traté de que mi voz sonara lo menos rota posible, pero me resultaba muy difícil.
- Te llamaré todos los días –me recordó.
- Lo mismo digo.
- Te amo, ___ –dijo haciendo que su aliento cálido rozara mi cuello.

Me desperté agitada, con el corazón a cien, y con un nerviosismo en el cuerpo no muy normal.
Miré a mi alrededor y por suerte, estaba en la habitación de Justin. Lo malo era que las últimas dos palabras no habían sido verdaderas, sino sacadas de un sueño. O pesadilla, según lo mires de un lado u otro. Me incliné hacia la mesita de noche que había al lado de la cama para comprobar que día marcaba el calendario de mi móvil. 3 de julio. Mi vuelo sale el 8. 5 días para marcharme.

- ¿Qué pasa, shawty? –me giré sobresaltada, ya que no me esperaba a nadie despierto.
- Miraba a qué día estábamos –contesté dejándome caer en la cama de nuevo, al lado de Justin.

Él me miró y dejó escapar un suspiro.

- No pienses tanto en eso –murmuró- Aprovecha el tiempo que te queda.
- 5 días, Justin –dije con el mismo tono de voz que había empleado él anteriormente- 5 días.

Justin me apartó un mechón de pelo de la cara y me lo colocó detrás de la oreja.

- Lo sé –murmuró- ¿Piensas que yo no estoy haciendo la cuenta todos los días?
- ¿Tantas ganas tienes de que me valla?
- Todo lo contrario, shawty –dijo esta vez acariciándome la mejilla con suavidad-. Me gustaría que estuvieses a mi lado todos los días.

Solté un suspiro. Tanto él como yo teníamos los mismos deseos. Aunque el los deseara de otra manera. Le miré a los ojos, éste no sonreía. Tenía los labios fruncidos. Se le notaba serio, la idea de mi cercana despedida no le gustaba.

- Estaré siempre a tu lado, Justin.
- No de la manera que a mí me gustaría –murmuró.
- Siempre estaré aquí –coloqué mi mano en su pecho, a la altura del corazón.

Él posó su mano libre y la colocó encima de la mía, acariciándomela tiernamente con el pulgar.

- Siempre –repitió en voz baja.
- Siempre –le recordé tratando de sonreír.

Ryan empezó a moverse, y sin querer le dio un codazo a Chaz, el cual se despertó algo… alterado.

- ¡Idiota! –gritó empujándole.

Ryan se despertó sobresaltado.

- ¿Qué he hecho?
- ¿Por qué me pegas?
- No te he pegado –se defendió Ryan.
- ¡Pero si me has dado un codazo! –exclamó Chaz perdiendo la paciencia.

Justin y yo nos mirábamos y nos aguantábamos la risa. Pero era imposible. En menos de 2 minutos estos dos tenían un pique increíble.

- No es por nada, pero no me gustaría presenciar un combate de boxeo en mi propia habitación –dijo Justin intentando mantener el orden entre sus dos amigos.
- Pues nos vamos fuera –contestó Chaz cogiéndole del brazo a Ryan para que se levantara.

Me incliné hacia Chaz y le cogí de la camiseta para que se sentara.

- Por lo que veo, te levantas de muy mal humor, ¿no?
- Y más si este me pega –respondió pegándole un codazo en las costillas.
- ¡Habrá sido sin querer! –exclamó Ryan alzando los brazos.
- Ya, sin querer –dijo Chaz sarcásticamente.
- ¡Basta! –grité.

Los chicos me miraron atónitos. Justin estaba que no podía aguantarse la risa. No me gusta empezar el día entre peleas, y menos si me tengo que ir en 5 días.

- Pediros perdón ahora mismo –les obligué.
- Pero… -se iban a quejar pero no les dejé.
- ¡Ahora!

Los dos me miran con el ceño fruncido. Intercambiaron miradas y, a regañadientes, se disculparon.

- Lo siento –masculló Chaz.
- Yo también lo siento –le imitó Ryan.
- ¡Con amor! –chillé.
- ¡Te amo, bro’! –exclamó Chaz tirándose encima de su amigo- Perdóname.
- ¡Perdóname tú a mí! –Ryan imitó a Chaz y los dos se abrazaron.

Justin y yo estallamos a carcajadas.

- Muy bien –dije sin parar de reír- Así me gusta.
Los chicos se separaron y me miraron.
- ¿Contenta? –preguntaron los dos a  la vez.
- Mucho –respondí incorporándome en la cama.
- ¿Qué hora es? –preguntó Justin.

Cogió el móvil y se lo quedó mirando. Luego dirigió la mirada hacia a mí.

- Son las nueve de la mañana –me informó.
- ¡No, voy a morir! He madrugado un día de vacaciones –me empecé a retorcer en la cama falsamente.

Los chicos no pudieron evitar reírse. Se oyeron unos golpes en la puerta y cesé mi espectáculo.

- Buenos días, chicos –nos saludó Pattie.
- Buenos días –respondimos todos a la vez.
- Vaya, qué milagro –exclamó Pattie al verme despierta- ¿Qué haces despierta a estas horas?
- Bueno –no quería contarle que había tenido una pesadilla relacionada con mi despedida-, supongo que no tendría más sueño.
- O hambre –dijo Ryan.
- ¿Tienes hambre, no? –preguntó Pattie sonriendo. Ryan asintió- Vamos a desayunar, anda.

Nos levantamos y la seguimos. Nos sentamos en nuestros sitios, ya que cada día nos sentábamos en el mismo, nunca cambiábamos.

- ¿Qué queréis? –preguntó Pattie mientras abría armarios y sacaba cereales, galletas, pastas.
- Cereales –respondimos Justin y yo.
- Galletas –pidió Chaz.
- Huevos con bacon –babeó Ryan.
- ¡Ryan! –le regañemos todos.
- Vale, vale –se lo pensó durante unos segundos-. Leche y galletas.

Pattie asintió y empezó a prepararlo todo.

- Y bien –empecé a hablar-, ¿qué vamos a hacer hoy?
- Adivina –dijo Justin.
- No, dímelo –le pedí riendo.
- Díselo, porque no lo adivinará –dijo Ryan riendo.
 - Está bien –aceptó Justin- Vamos a ir a un parque de atracciones.

Me lo quedé mirando. ¿Sabe que me encantan los parques de atracciones o lo ha dicho de casualidad?

- Yeah –me limité a contestar. No quería bailar improvisadamente como normalmente lo hacía.

Justin me miró con el ceño fruncido, como si no entendiese algo, como si estuviese esperando una reacción que, por supuesto no obtendría.

- Lo estás deseando.
- ¿Desear el qué? –me hice la tonta.
- Bailar improvisadamente.

Me lo quedé mirando, puse los ojos en blanco y me levanté de la silla lentamente. Empecé a bailar como normalmente hacia cuando me gustaba mucho una cosa.

- ¿Contento?
- Cada día estás peor –dijo entre risas.
- ¿Qué dices? Si yo soy una persona normal y corriente.
- El día que traduzcas todo lo que pone en su Twitter fliparás –dijo Ryan dándole unas palmaditas a Justin en el hombro.
- No lo hagas –le obligué señalándole con el dedo índice desafiante.
- ¿Y si lo hago? –preguntó imitando mi mirada.
- Pues –me pensé una amenaza, pero no se me ocurría ninguna-, le digo a tu madre aquello.
- ¿Aquello qué? –preguntó Pattie.
- No sé de lo que me habla –contestó confuso.
- ¡Claro que lo sabes, lo juraste por Beyoncé!
- ¡No sé de que me hablas! –dijo Justin.
- ¡Sí que lo sabes! –mentí, en realidad todo lo que decía era mentira. Mi improvisación, sin duda, es la mejor- Aquello que hiciste en aquél sitio, que me hiciste prometer que no se lo dijera a nadie, que sino te mataban.

Chaz y Ryan ya lo habían captado todo, y hacían lo posible por no reírse, pero era difícil. Justin estaba frustrado, pues no sabía de lo que le hablaba, y con la mirada amenazante de su madre encima, no conseguía nada bueno.

- Justin Drew Bieber Mallete –dijo Pattie con un tono que daba miedo- ¿Qué hiciste?
- Mamá, te lo juro que no lo sé –me miró confuso-, se lo estará inventando.
- Nunca miento –me crucé de brazos. Bajé la mirada, pues estaba apunto de reírme y chafar el plan.
- ¡O me dices que es lo que hiciste o te quedas sin Twitter dos semanas! –le amenazó Pattie.

En ese momento, Justin se colgó en la pierna de su madre y empezó a suplicarle como un perrito.

- Mamá, juro que no sé de que me habla la loca de ____ . No he hecho nada malo, por favor no me castigues.

Los chicos y yo no pudimos evitar la risa, así que estallamos a carcajadas. Justin se levantó con el ceño fruncido, lanzándome miradas amenazantes.

- ¿Era todo mentira? –preguntó con los labios fruncidos.
- Eh –tensé la boca, pero enseguida solté una sonrisa de niña pequeña- No.
- Corre si quieres vivir –me amenazó.

Dejé la cuchara en la mesa, y tan rápido como reaccionaron mis piernas, eché a correr al jardín. Con Justin detrás, intenté no correr muy cerca de la piscina, pues no tenía ganas de empaparme.

Calculé más o menos cuanto tardaría en saltar la valla que separaba el jardín de la calle. No me dio menos de un minuto saltarla. Salté descalza a la calle, el suelo abrasaba, y Justin detrás de mí no me ponía las cosas muy fáciles. Con mi camiseta de tirantes blanca y mi pantalón corto con corazones lilas dibujados, empecé a correr. Justin me seguía y yo no hacia más que reírme. Di toda la vuelta a la manzana, y al final acabé corriendo cerca de la casa de Justin. Cuando me agoté, me dejé caer en el césped que había a un lado de su casa.
Justin me imitó y se dejó caer encima de mí.

- Juro que me las pagarás –me amenazó con la respiración entrecortada.

Elevé un poco la vista, y con Justin encima de mi estómago, intenté levantarme con la ayuda de mis codos, pero me era difícil. Incliné un poco la cabeza hacia atrás para ver si los chicos y Pattie nos estaban mirando por la ventana. Y en efecto. Chaz y Ryan estaban que no se aguantaban de pie, pues se estaban riendo a más no poder. En cambio, Pattie, negaba con la cabeza a la vez que sonreía dulcemente.

- Creo que he adelgazado 5 quilos –exageré dejando caer la cabeza en el césped.
- Estoy sudando.

Y de pronto, los aspersores se encendieron y empezaron a mojarnos. Seguramente, una persona normal se habría levantado rápidamente para no mojarse, pero en nuestro caso, como no somos personas normales, nos quedamos ahí tumbados, disfrutando de la suave brisa y del agua mojando nuestros acalorados cuerpos. Justin apoyaba la cabeza y las manos en mi estómago, el resto de su cuerpo estaba boca a bajo. Coloqué una de mis manos en su cabeza y empecé a enredar mis dedos en su pelo mojado.

- No me voy a levantar nunca –murmuró Justin.

Supuse que estaría medio dormido, igual que yo.
Desde fuera, se oían las sonoras carcajadas de mis dos amigos. 

___________

Chiiiiiiiicas. Estoy contenta. Este lunes tengo fiesta. ¡NO HAY CLASE! *party hard*
Supongo que no me mandarán muchos deberes porque hemos estado de proyecto de síntesis (dicen que no hago nada. Hijos de puta) y no creo. No sé. Más les vale ¬¬
Y bueno, que me alegro mucho mucho mucho mucho por los 17 comentarios. Por que cada vez... no sé. Son más rápidos. 
Jojojojojo :3 Vosotras moláis.
¿Y qué tal fue el día de San Valentín? ¿Justin os regaló algo? A mí me regalo el amor eterno *___________* Okno'. Pero a la Putilena le regaló un anillo con la letra J (de Justin *-*) lleno de diamantitos. Y la perra va y la cuelga. Todo por provocarnos, es que después dice: Me odian sin razón. ¿PEEEEERDONA? Nosotras no vamos provocándote de mira que novio que tengo, ahora me morreo en la calle con él, ahora cuelgo lo que me ha regalado, AHORA HAGO QUE FALTE A LOS GRAMMYS POR IR A COMPRAR ROPA. 
bdcjkbfvibPERRA. 
El día que corten... en el fondo me sabrá mal por Justin, porque le habrá hecho daño (de alguna manera, claro), pero sin duda me alegraré, y lo primero que haré será twittearle a Selena. Jojojojoj :3 VOSOTRAS HARÉIS LO MISMO ¬¬ ¿Por favor? ^^
Bueno, que me estoy enrollando mucho.
Adiós, y muchas gracias.

MUUUUUUUUUUUUUUUUUUAC :)

15 comentarios:

  1. kxjfaksfj Me Encanto Primera e.é Staba Justo Esperando Qe Lo Subieras Bueno Buesos Y Amo Tu Nove♥

    ResponderEliminar
  2. Ains, no me quiero separar de Justin D:
    Me encanta gordiii :3
    Y siii! Lo primero será decirle a Selena en twitter : ADIOS, PERRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRA.
    JAJAJA no eso no, pero algo SI.
    Adeeeeu <3

    ResponderEliminar
  3. Aiiiis me encaaaaaantaaa :) Enserio, no soy belieber, pero estoy enganchandisima a esta novelaa jajaja xD Por cierto, voy a empezar una historia en mi blog, si quieres pasate y lee la sipnopsis, esta noche subiré el primer capi :) un besootee (L)

    ResponderEliminar
  4. Joo Que Bonito pero es muy triste que queden 5 dias para marcharme, en este capitulo e hechado en Falta a Christian pero ME HA ENCANTADOOO *___*
    Lo de LA FOTO QUE COLGO SELENA DE EL ANILLO,me jodio y mucho asique cuando corten le pondre: AHORA QUE VAS A HACER CON EL ANILLO EHH?? AHORA A QUIEN VAS A JODER? A NADIEE PUTA!!!
    Vale, posiblemente me pensare si se lo digo, no quiero que llame a sus "guardaespaldas" para que vengan a mi casa a por mi por que se estresa con esos comentarios.... En Fin....
    Sigue Pronto si no quieres que de titulares en las noticias salga : Chica muerta por desesperación... Okno'(Como habrás notado estoy loca xD).
    Cuidate mucho, Besos!!!

    ResponderEliminar
  5. Wooo, me ha quedado el comentario largo ¿no? hahaha Yeah!

    ResponderEliminar
  6. Aiiiiii que graciosooooossss!!!!!!:)
    Publicaa prontoooooooooooooooooo!!!!!!
    Besos lindaaa!!:D

    ResponderEliminar
  7. ME ENCANTO ESTE CAPITULO ME ISISTE ALEGRAR EL DIA AMIXX SUBE RAPIDO PFFFFF

    ResponderEliminar
  8. mai 'frienddddddddd'
    sabes q ? me encanto si, de lo mejor
    jejejej lo primero q pondré será:
    Querida Selena: joooooodete jajajajajajjajajajajajjajajaj ahora esta en nuestro poder otra vez que noo le pondré algo como lo siento pero el es mío ajjaja

    ResponderEliminar
  9. Me ENCANTÓ el capítulo, pero falta poco, no quiero que se separen TEN COMPASIÓN )? [A]rch!

    ResponderEliminar
  10. me matastes de risa con lo de "like a boss" hahahhahahahahahhaha.
    POBRECITOS...QUE NO SE SEPAREN ¬¬

    ResponderEliminar
  11. Nooooooooooo,no quiero que se vaya,o que me vaya mejor dicho(?
    "- Todo lo contrario, shawty –dijo esta vez acariciándome la mejilla con suavidad-. Me gustaría que estuvieses a mi lado todos los días."
    Lo amo,lo amo.Es un amoooooooooor!♥
    Me encanto el capitulo Yasmina!

    ResponderEliminar
  12. ¡¡¿¿QUIERES MATARME??!! ¡¡¡Porque casi cumples tu objetivo!!! Estaba retorciendome y agonizando de la risa (ahora que lo pienso es una bonita forma de morir ¿no crees?), sentada frente a la laptop, y mi mama me miraba raro, ahora, por tu culpa (porque es tu culpa ser tan graciosa) mi mama cree que tengo problemas mentales ¬¬ Se que los tengo, pero al menos intento no demostrarlos!! El primer paso es reconocerlo :D Y... si, ya se que no soy una persona normal, es que de verdad me identifica mucho el personaje, normalmente, yo soy asi de exagerada xD No logro comprender como aun no me mandan a un manicomio... yo creo que si me hacen la broma esa que le hicieron a Ryan yo me la creo tambien xD Mi madre siempre me dice que controle mi locura y mis exageradas obseciones, o me internara en un manicomio...
    Cuando Chaz dijo esto: "Vamos al parque a ver las nubes y a besuquearnos bajo un árbol" casi me da un infarto, porque pense que lo decia Justin ¬¬
    Y MUCHISIMAS GRACIAS!!! Siempre me pasa eso de que necesito amenazar a alguien, pero no se me ocurre nada, tu idea es muy original... Asi que ¡CUIDADO MUNDO, PORQUE AQUI ESTOY YO! Muajajaja :D
    Besitos querida, publica prontito ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahh, y sobre Selena, fue feo lo que hizo, ¡¿Como rayos se le ocurre colocar una foto de eso?! Bueno, yo personalmente, no tengo nada en contra de ella, de hecho me gustan mucho sus canciones, es igual casi que con Justin, porque yo no soy ni Selenatica (o como se diga) ni Belieber, pero me gusta la musica de ambos artistas, y... Justin es muy lindo ^^ jajaja En realidad, a mi parecer, por como van, no es por juzgar ni ser mala, pero yo creo que mucho mas no van a durar, su relacion no va muy encerio, durara lo que tenga que durar...
      Bueno, ya di mi opinion, seguro te estoy aburriendo, y... ¿no crees que me emociono demaciado con los comentarios? digo, porque cada vez son mas largos jajaja Tu me avisas y dejo de contarte mi vida personal en ellos ;)
      Bueno, me vuelvo a despedir, saludines :D

      Eliminar
  13. Oc, he muerto con la foto del principio. RGVCNJXMKSMRFGNVICMXOWERFGNVICMXSOWEORFGNVMCSE. Ahí lo dejo.
    JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA. He muerto con lo de encerrar a Ryan en el manicomio... Y va y se lo cree, jajaja. :')
    En resumen, el capi perfecto. Como todos.
    Y claro que lo primero que haremos será twittearle a Selena. Será un: TE HAS QUEDADO SIN NOVIO, POR PUTA. Ole, jajaja.

    ResponderEliminar

¿Por qué no me sacas una sonrisa con un comentario tuyo? Vamos, es gratis.