¿Cuántos somos ya?

28 de enero de 2012

Never let you go. {47}


Hay cosas que N U N C A cambian 

Por suerte supimos llegar de nuevo a la tienda. Entramos y cogí la bolsa. Se la di a Caitlin para que pareciese que era de ella y nos reunimos con los chicos de nuevo en la plaza donde anteriormente estábamos.

- Ya era hora –dijo Justin tocando su reloj.
- Si no hemos tardado nada –dije entrando en el coche.

Caitlin dejó la bolsa en el maletero del coche y cuando subimos todos, Kenny arrancó el coche.
En cuanto Kenny aparcó el coche delante del hotel y salimos, los paparazis empezaron a fotografiarnos y a hacernos miles de preguntas. Evadimos todas las preguntas y entramos al hotel.

Justin y yo subimos las escaleras y entramos en nuestra habitación. Pattie le envió un mensaje a Justin diciendo que en diez minutos bajaríamos todos al restaurante del hotel a comer, que se estaba duchando.

- Qué pesados –dije mientras me tumbaba en la cama.
- Acostúmbrate, porque seguramente cuando te vayas a España seguirán persiguiéndote y eso.

Al escuchar esas palabras no pude evitar pensar en mi futura y cercana marcha. Se me formó un incómodo nudo en la garganta que hacía que me entrasen unas tremendas ganas de llorar.

- ¿Qué te pasa? –preguntó Justin alarmado.
- Nada –fruncí los labios y desvié la vista de sus ojos para evitar todo contacto visual, pues mis ojos pronto echarían la primera lágrima.
- ¿Es por… eso, verdad?

Asentí lentamente, intentado reprimir aquella temerosa lágrima que amenazaba con aterrizar en mi mejilla, pero no lo conseguí. Justin me abrazó, apretándome a él y acariciándole el pelo.

- Aprovecharemos estas dos semanas más que nunca, ¿de acuerdo?

Seguí empapándole la camiseta, dejando que sus brazos me rodeasen y que sus labios susurrasen intentos para que me calmase. Pero me era imposible, tenía un miedo increíble a decirle adiós. Adiós a la persona que más amaba, adiós a la persona que en poco tiempo me ha sabido tratar mejor que cualquier otra persona.

Llamaron a la puerta y rápidamente me alejé de Justin. Prácticamente salté al suelo en dirección al baño para que la cara de zombi que llevaba no se notase. Oí como Justin hablaba con su madre. Le estaba contando que había ido al baño y que salía en dos minutos. Me lavé la cara, pero nada. Los ojos seguían rojos e hinchados. Me los maquillé un poco para que no se notase tanto la rojez y gracias a Dios lo conseguí.

Salí del baño y Justin me mandó una sonrisa para animarme. Me acerqué a él y éste dobló el brazo para que me colgase, como lo hice con Christian la noche anterior.

- ¿Estás bien? –me susurró.
- Sí.
- ¿Seguro? Si quieres nos podemos quedar aquí
- No, Jus. No hace falta –dije con una sonrisa falsa.

Sonrió, pero él sí que lo hacia de verdad.

- Me encanta cuando me llamas Jus.

Solté una pequeña risita y bajamos al restaurante. Al parecer era un buffet libre. Dios mío, la que liará Ryan.

Y en efecto. Éste estaba feliz, se paseaba por los pasillos con el plato en las manos, poniéndose toda la comida que se cruzaba con él.
Justin y yo negamos con la cabeza a la vez.

- Acabarás con toda la comida del buffet, bro’ –le dijo Justin mientras cogíamos un plato.
- Acabo de empezar –dijo éste con una sonrisa.
- ¿Y te vas a comer todo eso de primer plato? –pregunté asombrada- Que estomago tienes, man.
- Man, man. Siempre con el man en la boca –dijo Christian que justo pasaba por nuestro lado.
- ¿Y a ti qué te pasa, cara cartón? –pregunté revolviéndole el pelo con la mano que tenía libre.
- A mí nada, ¿y a ti? –dijo riendo.
- Nada, ¿qué me va a pasar?
- No sé, era por sacar conversación.

Los dos reímos y noté como Justin miraba a Christian de una manera algo rara. Cuando notó mi constante observación en él cambió la dirección de su mirada y empezó a meditar qué comida se pondría en el plato.

***

Justin se había ido hace rato a la entrevista con Scooter, Pattie y Kenny. Los chicos y yo nos quedamos en el hotel esperándolos, pues no conocíamos bien la ciudad y no queríamos perdernos. Estaba en la habitación de Caitlin y Ryan. Chaz y Christian también estaban en la habitación.

- Oye, ¿y para qué te has comprado la camiseta? –preguntó Caitlin.
- ¿Qué camiseta? –preguntó Christian.
- Una que me he comprado para el concierto de Justin.

Rápidamente los chicos dejaron de hacer lo que estaba  haciendo y se voltearon a verme.

- ¿La podemos ver? –pidió Ryan.

Caitlin se levantó y sacó la bolsa de su maleta, sacó la camiseta y me la dio. Me la puse así por encima y los chicos rieron.

- Justin flipará cuando te vea –dijo Chaz riendo.
- No se lo esperará –contestó Christian.

Reí y guardé la camiseta en la bolsa, fui a la habitación y la guardé en mi maleta, después volví con los chicos.

- Me estoy aburriendo –dijo Christian tumbándose boca a bajo en la cama.
- Pues te jodes, hermanito –Caitlin se sentó en la espalda de su hermana.
- Quítate de encima, gorda –gritó Chris riendo.
- ¿Gorda yo? –Caitlin se levantó un poco la camiseta, un poco más arriba del ombligo- No estoy gorda, ¿ves? –se pellizcó la barriga.

Los chicos y yo nos pusimos a reír.

- Te podrías haber subido un poco más la camiseta –dijo Ryan guiñándole un ojo a Cait.

Christian se levantó de la cama y fue corriendo a pegarle a Ryan un puñetazo, pero corrí detrás de él para evitarlo.

- A la próxima te mato –le amenazó Christian.
- A ver si la próxima vez no te coge ___ .

Solté unas carcajadas y dejé de sujetar a Christian por los brazos.
Me senté en la cama al lado de Ryan y me apoyé en su espalda.

- Y tú deja de picarlo ya, eh –le susurré en el oído.
- Yo también te amo –gritó Ryan mirando a Christian provocativamente.
- Si piensas que me voy a enfadar por eso lo tienes claro –dijo Chris cruzándose de brazos.
- Oh, ___ , claro que me metería en la bañera contigo –gritó de nuevo.
- ¡Pero tú eres tonto! –Christian se le tiró encima y empezó a pegarle puñetazos en los brazos.
- ¡Ya está, Chris, ya está! Que solo era una broma –dije riendo intentado frenar a Christian.

Se había puesto celoso. Gfighfgrbo. Qué mono, por Dios. Ha ido a pegar a Ryan por mí. ¡Qué cosa más bonita! Christian dejó de pegar a Ryan, pues éste no paraba de reírse. La verdad es que era divertido verlos pelear. Christian se sentó en la cama correctamente y Ryan hizo lo mismo.

- Qué celoso eres –dijo Ryan riendo.
- No soy celoso –negó Christian.

Me apoyé en su espalda, rodeando su cuello con mis brazos e inclinando mi cara hacia a él para poder verle mejor los ojos.

- Claro que lo eres –susurré.
- No lo soy –repitió.
- ¿Has visto como te has puesto? –pregunté riendo.

Christian no contestó, solamente se dignó a mirarme a los ojos y no apartar la mirada de ellos, provocando que el nerviosismo se acumulase en mi cuerpo y me hiciese hiperventilar.

- No soy celoso –repitió separando la palabra lentamente como si hablara con un tonto.
- Lo eres, lo eres, lo eres –canté mientras reía por debajo de la nariz.
- Pues me enfado y no respiro –se llenó la boca de aire e infló los mofletes, haciendo que soltara unas pequeñas carcajadas.

Pasó un minuto y soltó todo el aire.

- Qué tontito eres –dije riendo.
- Pero que sepas que era porque me había desenfadado, no porque no aguantaba.
- Claro, claro –le di un beso en la mejilla y me aparté de él riendo.

Los chicos nos miraban atónitos. ¿Qué pasa? Por lo que se ve, una no puede darle un beso en la mejilla a su amigo, que poco a poco se estaba convirtiendo en MEJOR AMIGO.
Si os fijáis, todos los amigos que tengo son sexys. Lástima que solo sean amigos. Okno’.

- ¿Habéis visto cómo os tratáis? –preguntó Caitlin con la boca abierta.
- Eh… ¿Hola? ¿Qué pasa?
- Pues que parecéis novios –dijo Ryan.
- ¡Qué pesado! –le tiré un cojín a la cara y éste lo cogió rápidamente.
- Sí, tío, estabais súper… -Chaz se pensó las palabras adecuadas- Ai, cari, te quiero –dijo poniendo voz de niña.
- ¡Así no hablamos! –nos quejamos Christian y yo a la vez.
- Míralos, si hablan a la vez, y todo –dijo Caitlin enternecida- Sois súper adorables.

Arqueé una ceja y le mandé una mirada asesina a mi amiga.

- Ya hablaremos tú y yo, ya –le amenacé asintiendo con la cabeza.
- Oh, hermanita. Indirecta de amenaza –dijo Christian dándole un codazo en las costillas a Caitlin.
- No me das miedo –me desafió Caitlin.
- ¿Estás segura? –pregunté cruzándome de brazos.

Se encaró a mí con aire desafiante, pero le salía la sonrisilla por debajo de la nariz.

- Más de lo que piensas.
- Muy bien –dije poniendo cara de satisfacción- Tú lo has querido.

___________

He oído por ahí que hoy es el cumpleaños de la mejor escritora de fan fics de Justin Bieber. ¿Sabéis cómo se llama? Es para ir a decirle que se case conmigo. ¿Ah, que soy yo? Bah, no digáis tonterías. LOL.
Bueno, después de esta parida voy a rogaros que me adoréis. ¿Por qué? Está claro, ayer publiqué y hoy también, y hace mucho tiempo que no publico tan seguido. ¡ADORARME! Okno'.
¿Sabéis qué? Hoy Bieber me ha despertado a las 9 de la mañana solo para felicitarme y pedirme que me case con él. ¿No es tierno? Bueno, pero le he dicho que no, es que estoy enamorada de Selena GómAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJ. Antes me enamoro de una roca.
Ah, por cierto; éste capítulo lo subí por equivocación ayer, así que a las que les salió en la lista de Blogger este capítulo era por eso, por equivocación. ¡Pero aquí está! Tachán.
Me estoy comiendo una caja de bombones en forma de corazón SOLA, ¿quién me hace compañía? Si tienes 17 años, tu nombre empieza por J y acaba por USTIN, te invito, ¿vale?

¡Os quiero, luuuuuuuvies!

9 comentarios:

  1. Me encanto el capitulo!Es muy gracioso cuando Chris se pelea con Ryan!!Son lo mas!Jajajaja.Emm bueno me pregunto como sera la camiseta!Muy divertido el capitulo de hoy fue genial!!Bueno,besos nos leemos!!

    ResponderEliminar
  2. muchisiiiiiiiiiiiimas felicidades 'amiga' mia
    just sale de mi casa y dice q se va a comer los bombones cn tigo ya ajjjajajjajajaaj ojalá
    pues eso pasalo bien y haber si publicas otro ay :)
    (L)

    ResponderEliminar
  3. ¡¡¡FELIZ CUMPLEAÑOS!!!
    Espero que te lo pases genial en tu día.
    Y el cap. me encantó y Chris... lo adoro. Bueno, lo AMO. A Justin igual, no, a él lo REAMO!!!!
    Espero el próximo cap.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Mee gusta el capi jeje lo lei ayer pero no importa!:D
    Feeeeeliz Cumple reina!
    Espero que recibas muchos regalitos y que cumplas muchos mas !!^^
    Un besoo enorme!

    ResponderEliminar
  5. Feliz cumpleaños! Lo mejor que puedes recibir de parte de la familia belieber es un apoyo incondicional y un consejo muy bueno: Persigue tus sueños y NUNCA DIGAS NUNCA :)
    Los capitulos estan geniales, parecia verdaderamente Navidad este dia, ¿por que? Porque me tope con dos regalos geniales, ¡los capitulos!
    Te he agregado en face, pero lo elimine :c

    ResponderEliminar
  6. ¡Hoooola Yaaaasmi!
    Buafs, con este capitulo me he reído un montón. Y con Chris que estaba celoso. Es tan... adoreibol. *-* ¡ME LO COOOOOOOOMO! JAJAJAJAJAAJA. Okno'
    Por cierto, ya quiero ver la camiseta que me compré cuando fuimos al CC. ;)
    Te quiero, melona.
    PD: Quiero que me cuentes tooooooodo lo que te han regalado! :D Si me ves por el Facebook, me abres y me cuentas, ¿va? ^^

    ResponderEliminar
  7. Hay dios, que lindo es mi Chris *______*
    Y yo tambien quiero ver la camiseta è_é
    ^^Me ha encantado preeeechiosa ^^
    Ya te dije felicidades, no te las tengo que decir de nuevo. Porque hoy es 29 xD
    Bueno, un besoo mi melona sin piés!(:

    ResponderEliminar
  8. Me gustaria que Justin hubiera escuchado todo eso... como para que se ponga celoso digo yo.... Muajajajajaj xD
    ME FASCINO EL CAPITULO, Y FELIZ CUMPLEAÑOS (atrazado) espero que lo hayas pasado bien... y que hayas recivido muchas nuevas ideas para la novela xD
    Saludines, y ya tengo nuevo capitulo en mi novela, ojala lo leas y comentes :)
    http://historiadeamorocuentodehadas.blogspot.com

    ResponderEliminar
  9. Yasmi,nena!
    otra vez,feliz cumple atrasado.Espero que se te hayan cumplido todos tus deseos♥y que andes genial!
    Ame el capitulo!

    ResponderEliminar

¿Por qué no me sacas una sonrisa con un comentario tuyo? Vamos, es gratis.