¿Cuántos somos ya?

26 de diciembre de 2011

Never let you go. {31}




|| Justin ||

- ¿Despertamos a ___? –preguntó Ryan
- Aun faltan 20 minutos para que se despierte, déjala dormir –contesté haciendo mi cama.
- Vamos, Justin. Si estás deseando que se despierte.
- Aparte son casi las 11 –me recordó Ryan
- Y aun faltan 20 minutos o así para que empiece a vestirse. Déjala –insistí de nuevo mientras colocaba la almohada.

Los chicos me ignoraron y salieron de la habitación.
Corrí detrás de ellos y cuando entré, ___ les estaba tirando cojines para que la dejaran dormir.

- ¡Veis! Os lo he dicho. Dejadla dormir –les recordé riendo
- ¡Idiotas! ¡Imbéciles! ¡Me habéis estropeado el sueño! ¡Os voy a matar! 

___ se levantó de la cama y persiguió a mis dos amigos. Los observé y no pude evitar reír. Correteaban por el pasillo como niños pequeños.
___ chocó con la pata de una mesita que había por ahí y se tiró al suelo. Fui corriendo hasta ella y me arrodillé.

- ¿Qué ha pasado? –pregunté nervioso al verla chillar como una loca
- ¡Mi uña! ¡Se me ha caído, seguro! ¡Seguro que se me ha caído! –chilló mientras se agarraba del pie- Todo por vuestra culpa –señaló a mis dos amigos, los cuales estaban en una esquina observándola y sin parar de reír.

Le quité la mano del pie y empecé a reírme.

- ¡No te rías! –me pegó un manotazo en el brazo- ¡Que me he quedado sin uña!
- No te has quedado sin uña, exagerada –dije sin parar de reír.
- Oh –se levantó y se colocó bien la camiseta- Ya lo sabía. Era para animar un poco el día.
- Anda, ves a cambiarte –dije señalando la puerta de su habitación.
- Aun no me has dicho buenos días –se cruzó de brazos y se puso seria.

Me acerqué a ella y le di tal abrazo que la levanté del suelo.

- Me gusta este buenos días –dijo cuando la solté. Me dio un beso en la mejilla y se metió en su habitación.

Miré a los chicos, los cuales ya habían parado de reírse.

- Está un pelín loca –dijo haciendo el gesto con los dedos.
- Por eso es mi mejor amiga –contesté riendo.

Bajamos a desayunar y mi madre nos preparó el desayuno.

- ¿Y ___? –preguntó mi madre
- Se está cambiando –respondí
- ¿Cuánto crees que tardará?
- No lo sé, mamá. Es una chica, así que puede que horas –dije riendo
- Pues entonces eres una chica, porque tú también tardas horas en vestirte –bromeó Chaz.

Todos reímos, incluso yo. Al rato unos pasos captaron mi atención. Giré la cabeza y vi a ___ bajando las escaleras. Iba guapísima.

- ¿Qué? –preguntó con una sonrisa torcida.
- Nada, nada –contesté riendo y volviéndome a girar
- Uuuuuuh, Justin –exclamaron los chicos.
- Callad, idiotas –les di un codazo a cada uno y seguí desayunando.

___ se sentó a desayunar y no pude evitar dejar de mirarla. Iba preciosa. Iba de color azul. Y me encanta cuando las chicas llevan azul. Resaltaba con sus preciosos ojos, que en ese momento eran azules. Su pelo ondulado caía por su cara, y cuando se lo apartaba para que se le viera el rostro, mi corazón daba un vuelco por completo.

- ¡Justin, que se te cae la baba! –Chaz me dio un golpecito en la barbilla y le pegué otro codazo en las costillas.

___ sonrió de lado y terminó de desayunar. Llamaron al timbre y me iba a levantar, pero ___ ya había abierto la puerta.

- ¡Cait! –se dieron un abrazo y empezaron a reír- ¿Cómo estás?
- Bien, ¿tú?
- Ahora bien. ¡Pensaba que iba a ser la única chica!

Las dos rieron y Cait entró para saludarnos a todos.
Me fijé en Chris, el cual estaba radiante de ver a mi amiga esperándolo en la puerta.

- Buenos días, enana –le dio un abrazo que la levantó del suelo.
- Y dale con enana –soltó una carcajada y éste le dio un beso en la mejilla.

Fruncí el ceño y para que no se me notasen los celos retiré la mesa. Los dos entraron en casa y se sentaron en el sofá.

***

Estábamos en la camioneta de Kenny. Éste estaba aparcando en la parte trasera del centro comercial para que las fans no formaran escandalo antes de comenzar el “concierto”. Lo pongo entre comillas porque no era exactamente un concierto. Bueno, quizás. Da igual.

Entramos todos por la puerta trasera, que daba a la sala de seguridad. Dentro estaba el dueño y unos cuantos guardias de seguridad, por si alguna belieber se ponía histérica, o algo por el estilo.

- Hola, señorito Bieber

Los chicos estallaron a risas cuando el dueño del centro comercial me dijo señorito Bieber.

- Justin, llámeme Justin –le tendí la mano y me la estrechó.
- Es un placer tenerte aquí de nuevo.
- Lo mismo digo –le sonreí
- Delante del Starbucks hay un pequeño escenario. Ahí actuarás, ¿de acuerdo?
- Claro –contesté sonriendo.
Como aun quedaban unos diez minutos nos sentamos en unos pequeños sofás que había ahí.

Estábamos cantando cualquier canción que se nos pasase por la cabeza. Cuando llegó la hora de que me subiese al “escenario” (en realidad no era ni un escenario, sino una pequeña plataforma) me marché de ahí. 

Los gritos empezaron a sonar cuando salí de aquella sala. Les di la mano a todas las beliebers que estaban en primera fila. Algunas lloraban, otras gritaban…, todo era un caos. Me estaba acostumbrando a que miles de adolescentes estuviesen locas por mí, pero aun me seguía sonando a cuento chino.

Algunas niñas pequeñas, de unos 6 o 7 años estaban en primera fila, para que así pudiesen ver mejor. Detrás, estaban las beliebers de mi edad, con miles de carteles, pancartas y posters. En cuanto cogí un micrófono para empezar a hablar el griterío aumentó.

- ¡Beliebers! –chillé- Calmaos por favor, calmaos.

Seguían gritando y solté un par de carcajadas.

- Es un placer volver a estar aquí, con vosotras. Cantar para mis beliebers es algo que me encanta y que disfruto muchísimo haciéndolo. Seguramente os lo habré dicho ya un par de veces, pero no me importa repetirlo; gracias por todo. Si no fuera por vosotras, mis beliebers, yo no estaría aquí. Posiblemente estaría en mi casa, en Canadá, con mis amigos. Muchísimas gracias por todo. Empezaré a cantar Baby, va por vosotras!

***

Me despedí de mis beliebers y volví a la salita donde estaban mis amigos. Durante el camino, firmé, me hice fotos, y abracé. Kenny iba detrás de mí por si alguna belieber intentaba algo más que un abrazo. Y no hablo de un beso en la mejilla, no.

Entré en la sala y en cuanto puse un pie dentro, todos empezaron a aplaudirme y a chillar como locos. Incluso ___, que se había puesto de pie y había empezado a silbar.

- ¡Ese Bieber como mola, se merece una ola! –gritó Christian.

Y acto seguido, todas las personas que estaban ahí, hicieron una ola con sus brazos. Estallé a carcajadas y corrieron a abrazarme.

- ¡Loco, lo hiciste genial! –me felicitó Ryan mientras me revolvía el pelo.
- Sí, las tenias a todas revolucionadas –dijo Chris riendo.

Se separaron de mí y me senté en el sofá junto a mi madre.

- Has cantado de fábula, hijo –me dio un beso en la mejilla y sonreí.

***

Salimos del centro comercial y los paparazis estaban en la salida, atosigándonos a flashes y a preguntas. ___ bajó la cabeza y escondió su cara con el flequillo. Entramos rápido en la camioneta y Kenny condujo hasta la casa de Chris y Cait. Después nos dejó al resto en mi casa. 

___________

¡Feliz San Esteban, chicas! Si tenéis algún familiar con ese nombre lo felicitáis de mi parte ahahaha. Ok, al tema.
Hacía unos cuantos días que no publicaba, y me sabía mal dejaros con las ganas de saber qué es lo que pasaba en el siguiente.
Tengo dos capítulos hechos, así que si veo que sois rápidas en comentar lo subo de inmediato.
Muchas gracias por todas las visitas y los comentarios. Os quiero:)

14 comentarios:

  1. Hooola ! Me encantó el capítulo *__* ! Ah, por cierto, soy tu nueva seguidora y creo que me estoy haciendo belieber por tu nove Jejej. Publica pronto, por favor :)

    ResponderEliminar
  2. SIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII, vas a hacer una maratón de dos capítulos?? PLEASEEEE!!!!!
    siiiii? te juro, cuando vi: "capítulo 31..." me puse a gritar, hahah
    beso ♥

    ResponderEliminar
  3. Comoo me hubieraa encantadooo estaar en el concierto ^^
    Sii sii subeee loosss capitulooss :)

    ResponderEliminar
  4. ya subí capítulo! en realidad, es una maratón... perdón por no decirte, siempre me olvido! -.-'

    ResponderEliminar
  5. SIIIIIIIIIIIIII, QUE LINDO CAPITULO, AMO CUANDO JUSTIN SE PONE CELOSO, :3 JAJAJ BUENO QUIERO QUE YA! SI YA! SUBAS EL CAPITULO SIGUIENTE PORQUE SINO TE MATARE! OK'NO, SINO NOS QUEDAMOS SIN NOVELA :/
    BUENO TE QUIERO MUCHO YASMI ESPERO EL PROXIMO CAP ;) BESITOOOOOOOOS ♥

    ResponderEliminar
  6. PRECIOSO bueno como todos e.e!
    me encanto la parte el la que yo decia
    que me habia quedado sin uña mori de la risa ajajaja!
    Buuenoo solo eso sube prontoo!!

    ResponderEliminar
  7. Hola Yasmina!
    Me encanto el capi!
    Respecto a tu pregunta si conocerá a Caitlin.
    Besos
    bye

    ResponderEliminar
  8. aaahhh siguelaa! aver cuando se juntan eh! que ya va siendo horaa! jaja Un beso!

    ResponderEliminar
  9. jajajajajajaaj que bueno lo de la ola xD
    Me gusto el capi :D
    Publica xfiiss!!^^
    Un besoo enormee!

    ResponderEliminar
  10. Me gustó mucho lo que pusiste antes del cap. Me hizo sonreír.
    Y lo de la ola, genial.
    Cuando Justin se pone celoso me encanta.
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. PRIMAA!! me a gustado mucho el capítulo ^^. Me dio algo de risa cuando Chaz dijo: "Justin, que se te cae la baba!" haha.
    ¡Siguela primaa!!. Te quiero muchoooootee :D. Besiiitooos! :D.

    ResponderEliminar
  12. DEMAAAAAAAAAS♥ SIGUELAAAAA
    LA AMOOO QUIERO QUE LA SIGAS AHORA MISMO BESOOOS♥

    ResponderEliminar
  13. Jajajajajajajajajajaja. Pobre Justin, me da un poquito de pena cuando me está mirando y sus amigos le empiezan a decir cosas. Si le gusta mirarme, que le dejen en paz, coño, xd.
    Un besito! ;)

    ResponderEliminar
  14. Tu novela es lo mas!

    ResponderEliminar

¿Por qué no me sacas una sonrisa con un comentario tuyo? Vamos, es gratis.