¿Cuántos somos ya?

17 de diciembre de 2011

Never let you go. {29}

"Un día vi a una fan llorando y la abracé. 
Ella intentó besarme y pensé: ¿Qué haces? 
Te estoy abrazando, ¿por qué me besas?
Respétame" - Justin Bieber


- Es que no me lo creo –dejé las manos encima de las de Chris, las cuales reposaban un poco más debajo de mi ombligo.
Una chica se acercó a nosotros.
- ¡Chicos! –exclamó aquella chica.

Levanté la vista y vi a la diosa e Miley Cyrus apoyada en nuestra mesa.
Todos se levantaron a saludarla excepto Chris, que no pudo porque yo estaba encima suyo, quieta y blanca.

- No me lo puedo creer –me tapé la boca con la mano- Eres Miley Cyrus.
- Hola, cielo. Justin me ha hablado mucho de ti –hizo un gesto con las manos para que me acercara a darle un abrazo y así hice- Eres mucho más guapa de lo que creía.
- Dios, y tú. Tienes unos ojos preciosos.
- Gracias –pestañeó rápidamente y nos pusimos a reír.

Miley se sentó en la mesa y yo me volví a sentar en las piernas de Christian. Estaba muy emocionada al ver a Miley. No iba a llorar ya que llevaba rímel y no quería parecer una payasa.

- Oye, cielo –me llamó- ¿Dónde está Justin?
- Ha ido a hablar con Usher.
- Ah, de acuerdo –sonrió mostrándome su reluciente dentadura.
- Miley, ¿qué tal con Liam? –preguntó Cait.
- Ah, lo he dejado. Era demasiado celoso –negó con la cabeza y chasqueó la lengua.
- No me gustaba para ti –dije- Se le ve el típico sobreprotector.
- Y lo es. No podía quedar con mis amigos ni nada por el estilo –explicó rodando los ojos- Si hablaba con algún chico ya le tenía que estar engañando.
- Idiota –murmuré- siempre me ha caído mal.
- No sé ni por qué salí con él –dijo Miley.
- ¿Entonces estás soltera? –preguntó Ryan. Miley asintió- ¿Quieres salir conmigo?
- Me lo tomaré como una broma –contestó riendo.

Estuvimos un rato más hablando con ella hasta que se tuvo que ir.


|| Justin ||

Subí las esclareas para reunirme con Usher en su despacho. Di un golpecito en la puerta y me dijo que pasara.

- Hey, Usher –hicimos un saludo de manos y me ofreció asiento en la silla que había delante de su mesa.
- Bien, como ya sabes tus vacaciones han terminado –asentí- y tienes un nuevo proyecto.
- ¿De qué se trata? –pregunté interesado
- Tienes que hacer una canción con Jessica Jarrel. ¿La conoces?
- He oído hablar de ella –contesté.
- Bien, la canción la puedes crear tú o te pueden ayudar.
- Tengo el principio de una canción que empecé a componer hace poco, así que la haré yo.
- Cómo quieras, pero tienes 3 semanas –me advirtió Usher.
- ¿3 semanas? –pregunté.
- Sí, y si la acabas antes mucho mejor –Usher me sonrió- Sé que podrás hacerlo, bro’.
- En cuanto la termine te llamo –me levanté y le tendí una mano- Nos veremos pronto.
- Claro, Just.

Salí del estudio y fui a la cafetería para ver si estaban ahí los chicos. Se me paró el corazón al ver a ____ sentada en las piernas de Chris. No sé, fue extraño. Fue como si el corazón me dejase de funcionar. Entré en la cafetería y me acerqué a ellos. Como no quedaban sillas, me apoyé un poco en la mesa y les expliqué lo que me había dicho Usher.
Después llamé a Kenny para que nos pasara a buscar.


|| ___ ||

Entramos en el coche y Justin le explicó a Kenny su nuevo proyecto. Él parecía estar ilusionado con volver al trabajo. Se nota que cantar es su vida. Y nunca mejor dicho.
 
***

Habíamos terminado de cenar y Justin se encerró en su habitación. Chaz y Ryan se vinieron a la mía para hacerme compañía.

- ¿Qué le pasa a Justin? –pregunté guardando el esmalte de uñas en mi neceser.
- Está intentando terminar la canción –contestó Ryan.
- Pero si aún queda mucho para que cante con la Jessica esa.
- Ya, pero él es así. Quiere terminar las cosas antes de lo previsto.

Hablamos de más cosas hasta que los chicos empezaron a tener sueño y se marcharon para irse a dormir. Intenté dormir yo también pero un golpe en la pared hizo que me levantase. Salí de la habitación y pasé por delante de la habitación de Justin. Abrí la puerta y lo vi con un montón de bolas de papel tiradas por el suelo.

- ¿Puedo pasar? –pregunté riendo al ver aquél caos.
- Claro –recogió con rapidez las bolas de papel. Casi con nerviosismo.
- Anda, trae –le ayudé a recoger un poco y me senté en la cama con él.
- No se me ocurre nada –dijo llevándose las manos a la cabeza como signo de desesperación.
- Aún queda mucho tiempo, Justin –dije pasándole un brazo por los hombros.

Suspiró y se miró la hoja que sostenía. Se la quité y la leí.

- El principio me gusta. ¿Esta parte la canta Jessica? –él asintió.
- Aun no tengo el estribillo.
- Ya se te ocurrirá algo.

Me quitó el papel y cantó pero después se quedó trabado. Permanecimos en silencio hasta que se me ocurrió una posible continuación para la canción.

- I never understood you when you’d say… ehm –no se me ocurría nada más- Wantes me to meet you halfway?

Justin me miró y por un momento pensé que me tiraría el cojín en la cara.

- Sé que es malísima, pero no me mates.
- ¿Qué dices? ¡Pero si es buenísima! –apartó los papeles y me abrazó.

Seguimos componiendo la canción. Las frases iban y venían. A lo mejor se nos ocurría algo bueno y cuando queríamos apuntarlo ya se nos había olvidado. Al final acabamos quedándonos dormidos. Abrazados uno al otro.

***

Un leve ruido hizo que mis torpes y adormilados ojos se fueran abriendo poco a poco. Vi la silueta de una mujer, que asomaba la cabeza y al vernos volvía a irse. Supuse que sería Pattie. Abrí los ojos totalmente cegándome por la luz solar que entraba por la ventana. Bostecé y vi a Justin rodeado de bolas de papel. Reí por lo bajo y me levanté para recoger un poco. Cogí las que definitivamente iban a ser la próxima canción de Justin y me las leí de nuevo. La verdad es que la canción era preciosa.

Jessica tiene mucha suerte de poder cantar con una persona como Justin. Ya no es por el talento que desprende en el escenario, que lo da todo para sus fans, sino por la persona que es; por el gran corazón que tiene.

Tuve tentación de cantar la canción pero no quise despertar a Justin. Miré la hora que marcaba el reloj digital que reposaba en la mesita de noche. Las 10 y media de la mañana. No solía levantarme tan temprano así que me marché de la habitación ya recogida y fui a la mía.

Por el pasillo me encontré a un Ryan totalmente distinto. Un Ryan callado y sin hacer el tonto.

- Buenos días –dijo con la voz dormida.
- ¿Qué haces levantado tan temprano? –pregunté riendo y parándome en frente de él.
- Chaz me ha despertado –frunció el ceño y estiró los brazos seguido de un largo bostezo que acabó contagiándome.- ¿Y tú que hacías saliendo de la habitación de Justin?
- Ayer le ayudé a componer la canción que le había pedido Usher y acabé dormida en su cama.
- ¿Y ya la habéis acabado? –preguntó anonadado.

Asentí sonriendo.

- Vaya. Sois increíbles –me revolvió el pelo y bajó las escaleras.

Me encerré en mi habitación y me tumbé en la cama. Cerré los ojos intentando conciliar el sueño, pero no pude. Algo me lo impedía. Me giré en la cama, quedé mirando al techo. Me puse a pensar en el beso de ayer con Christian.

¿Por qué yo? ¿Por qué tantas chicas 300 veces más guapas que yo, y va, y me toca a mí? Bestial. No se me ocurría otra palabra. Desde que vine a Atlanta no paran de sucederme cosas buenas. Los posibles besos con Justin. El precioso acercamiento que estamos teniendo él y yo poco a poco. Componer una canción con el famoso cantante canadiense más deseado del momento. ¿Cuántas personas pueden permitirse el lujo de hacer una canción con Justin Bieber? Ya te lo digo yo. Muy pocas. Por no decir casi nadie.

Tanto pensar hizo que perdiera el sueño y las ganas de seguir tumbada. Entré al baño y me di una ducha rápida. Salí envuelta en una toalla y para mi sorpresa, no había nadie esperándome sentado en la cama, como había pasado las veces anteriores. Abrí el armario y busqué algo que ponerme. Después de mucho buscar, al fin encontré algo.
http://www.polyvore.com/cgi/set?id=40844562&.locale=esMe dejé el pelo suelto y me maquillé, pero solo un poco. Con lo básico: línea inferior del ojo, rímel y brillo de labios. Me puse mi colonia favorita, la del Play Boy. Huele genial. Y no, no vas atrayendo a los tíos ni a las tías como sale en el anuncio.

Me conecté a Twitter y los seguidores aumentaron, pero no a lo bestia como los últimos días. Cerré sesión y me guardé el móvil en el bolsillo. Bajé al piso de abajo y la sorpresa fue ver a Justin tumbado en el sofá junto Ryan y Chaz.

- Buenos días –dije alegremente sentándome al lado de Justin.
- ¿Y esa alegría matutina? –preguntó Justin seguido de un bostezo.
- No sé, me he despertado contenta –dije encogiéndome de hombros.
- Es que ha dormido en la habitación de Justin –oí como Ryan le susurraba a Chaz.

Le pegué un codazo y éste se quejó.

- ¿Y tu madre, Justin? –pregunté al no ver a la atolondrada de Pattie correteando por la casa de arriba abajo.
- Durmiendo –contestó haciendo zapping con el mando de la televisión.
- Qué fuerte, os habéis despertado antes que ella –dije incrédula.
- Ahora molamos más que tú –dijo Ryan levantando las cejas.
- De eso nada. Yo seguiré molando más que todos vosotros –contesté señalándolos a todos con el dedo.
- Enana creída –murmuró Ryan.

Me tiré encima suyo y empecé a darle puñetazos en broma. Todos estallamos a risas. Justin nos preguntó si queríamos desayunar y asentimos. Fuimos a la cocina a prepararnos lo de siempre; leche con cereales, o en mi caso, cereales con leche. Nos preparamos el desayuno y mientras nos lo comíamos, Pattie bajó por la escalera y se sorprendió al vernos a los 4 ahí sentados y desayunando sin armar jaleo. Nos dio un beso a cada uno y se sirvió una taza de café.

- ¿Cómo habéis dormido? –preguntó Pattie sentándose al lado de su hijo.
- Bien –contestaron Chaz y Ryan.
- ¿Y vosotros? –se refería a Justin y a mí.

Nos miramos y nos encogimos de hombros. La verdad es que nos habíamos ido a dormir muy tarde y no es que hayamos dormido mucho.

- Estuvimos terminando la canción –dijo Justin.
- ¿Vosotros dos? –nos señaló con el dedo índice.

Asentí.

- ¿___ te ayudó? –preguntó incrédula

Asentimos riendo.

- ¿Y la habéis terminado?
- Sí. Ahora llamaré a Usher y se lo digo –contestó Justin.
- Quiero escucharla –pidió Pattie- ¿Por qué no la cantáis?
- A mí ahora no me apetece; no estoy para cantar –dije después de haberme llevado una cucharada de cereales a la boca.
- Pues más tarde. Pero que no pase de hoy, eh –nos advirtió Pattie.

Terminamos de desayunar y los chicos fueron a ducharse y a cambiarse. Yo me quedé viendo la televisión y Pattie recogía la casa. Picaron al timbre y avisé a Pattie de que habría yo. Chris y Cait aguardaban con una sonrisa en la cara.

- Buenos días –Cait me dio un abrazo y entró en casa.

Chris me sonrió con una de sus sonrisas tan hdfksa.

- Buenos días, enana –me dio un beso en la mejilla y antes de que pudiese entrar en casa le paré en seco con el brazo- ¿Qué pasa?
- ¿Enana? –pregunté enarcando una ceja.
- Sí –contestó dudoso.
- Somos iguales –fruncí el ceño y rió- No me hace gracia.
- ¿Te vas a enfadar conmigo? –preguntó haciendo pucheros.
- No –contesté riendo y dándome por vencida- Pas anda.

Sonrió y me dio otro beso en la mejilla; pero esta vez un poco más cerca, en la comisura de los labios. Nos sentamos en el sofá y al rato bajaron los chicos.


|| Justin ||

Estábamos viendo la televisión, sin sacar ningún tema de conversación. Hasta que un milagro ocurrió: ___ rompió el silencio.

- Qué sosos sois, por Dios.
- Es que no hay nada por hacer –se quejó Chris.

Mi móvil empezó a vibrar y lo cogí. Era Usher.


#Llamada telefónica#
- Hola, Usher
- Hey, Justin. ¿Cómo estás?
- Bien. Rodeado de locos, pero bien.
- Me alegro –dijo riendo- Oye, sé que es un poco pronto, porque te lo pedí ayer, pero ¿cómo vas con la canción?
- Ya la tengo acabada –contesté.
- ¿En serio? ¿Cómo lo has hecho?
- Con la ayuda de ___ –ésta me miró en cuanto escuchó su nombre.
- Pásamela ahora mismo –pidió Usher.
- Pongo el altavoz mejor.

Separé el móvil de mi oreja y puse el altavoz.

- Ya, bro. Dile a ___ lo que querías decirle.
- Okay. ¡___!
- Hey, Usher.
- Bien, a lo que iba. ¿Tú has ayudado a Justin a componer la canción que tiene que cantar con Jessica Jarrell?

- ¿Tú le has ayudado? –preguntaron Cait y Chris señalando a ___. 

Ésta asintió.

- Sí, Usher. ¿Por qué?
- En 10 minutos estoy ahí para ver cómo os ha quedado –dicho esto colgó sin dar explicación alguna.
#Fin de la llamada telefónica#


- Cantará bien, pero es más raro que un perro verde –dijo ___ refiriéndose a Usher y entregándome el móvil.
- En eso tienes razón –admití riendo.
- ¿Por qué no me has dicho que habías ayudado a componer la canción con Justin? –le preguntó Chris a ___ .
- No sé, se me había pasado –contestó encogiéndose de hombros.
- ¿Y cómo se llama? –preguntó Cait.

___ y yo nos miramos. No teníamos título para la canción.

- Overboard –contestó rápidamente mi amiga.
- ¿Overboard? –pregunté mirándola.
- Sí. En la canción hay una parte que dice eso- ¿Qué parte? No lo recuerdo.
- ¿Eing? –exclamé confundido.
- Sí –contestó con voz cansina- En esta “I’m overboard, and I need your love” –cantó y todos la miramos incrédulos.
- Le voy a pedir a Usher si puede cambiar a Jessica por ti –dije asombrado por su voz.
- ¡Ya ves, sería buena idea! –me animó Chirs
- ¡Una muy buena idea! –añadió Chaz.
- ¡Ey, yo no quiero! Jessica será la que cante la canción –se quejó ___.
- Pero, ___, tú has sido la que ha compuesto la gran parte de la canción, incluso le has puesto el título –le recordé intentando convencerla.
- No, Justin, no –terca- La canción la cantaréis Jessica y tú. Y no hay más que hablar.

Se cruzó de brazos con la mirada en frente y al rato tocaron al timbre. Supuestamente tendría que ser Usher. Me levanté y abrí la puerta esperando a mi amigo. Y en efecto, era Usher. Nos dimos un saludo de manos y entró. Saludó a todos y ___ se quedó sin habla al verlo. Se dieron un abrazo y éste se sentó en el sofá, entre ___ y yo.

- A ver, quiero oír esa canción –pidió acomodándose en el sofá.
- ¡Esperad, no cantéis! –la voz de mi madre desde el piso de arriba hizo que nos asustáramos.

Vino corriendo y se sentó en el sofá. ___ y yo nos miramos y suspiramos a la vez seguido de una risita.

- A capella, supongo –dijo mi amiga. Asentí.

Miró a Usher. Se notaba que tenía los nervios a flor de piel. Éste le dio una mirada de confianza, pero nada, ella seguía igual de nerviosa. Me levanté y le dije a Usher con un movimiento de manos que me dejara sentarme al lado de mi amiga.

- Sé que puedes –le susurré al oído. Le agarré de mano.

- It feels like we’ve been out at sea, whoa. So back and forth that’s how it seems, whoa. And when I wanna talk you say to me. That if I’ts meant to be it will be –respiró y miró a su alrededor. Cerró los ojos y siguió cantando- Whoa oh no. So crazy is this thing we call love –abrió los ojos y me miró- And now that we’ve got it we just can’t give up. I’m reaching out four you. Got me out here in the water and I…

- I’m overboard –cantamos los dos mirandonos a la vez- And I need your love. Pullme up. I can’t swim on my own. It’s too much. Feels like I’m drowning without your love. So throw yourself out to me. My life saver.

Mientras cantábamos nada existía. Solo nosotros dos unidos por las letras de una canción. Esa voz que enamoraba, esos ojos brillantes y vivos. Esos labios perfectos que tenía tantas ganas de probar. Un pelo sedoso y brillante. Una personalidad única y preciosa. Y un corazón de oro. Todas esas cosas son las razones por las que me levanto cada día. Por las que sigo mi vida adelante. Y sobretodo sin rendirme jamás, y nunca darme por vencido. Porque nunca puedes decir nunca, así que yo nunca diré que no podré estar a su lado, cuidándola, besándola, abrazándola, animándola, y una gran lista de etcéteras.



|| ___ ||

Terminamos de cantar y nadie reaccionó. Parecía que estuviésemos en un museo de cera, pues nadie pestañeaba, respiraba o se movía.

- Ha sido…
- Increíble –terminó Chris la frase que había empezado Ryan.
- Creo que la canción va a ser un éxito –dijo Cait.
- ¿Crees? Lo será, y más si la cantan los dos juntos –exclamó Pattie.
- ¿Los dos juntos? –pregunté mirándola- Ya sabes que yo no voy a cantar con él.
- ¿Por qué no? –preguntó Justin
- Porque tienes que hacerlo con Jessica. Díselo, Usher –pedí señalando al famoso cantante que tenía a menos de un metro.
- Sí, bro. ___ tiene razón, tienes que cantar con Jessica, ya lo tenemos todo firmado. No podemos dar marcha atrás –Justin escondió la cabeza entre sus manos.
- ¿Y por qué no me preguntaste antes si quería cantar con Jessica? Es que, claro… Yo no sabía que ella –dijo señalándome- iba a cantar tan bien. ¿Y si no me gusta como la canta Jessica?
- Lo siento, Justin –Usher le dio unas palmaditas en la espalda a mi amigo- Pero seguro que tú y Jessica lo haréis genial.
- No tanto como lo haría si cantase con ella.
- Just… En serio, tienes que hacerlo con Jessica –susurré pasándole un brazo por los hombros.
- ¡Pero la canción la has escrito tú, no ella! –dicho esto se levantó del sofá y subió las escaleras corriendo.

Oí cómo la puerta de la habitación se cerraba con brusquedad. No pude evitar sentirme mal. Yo no podía cantar con él. No estoy a su nivel, lo haría fatal en el escenario. Jessica tiene una voz más bonita que la mía, y a parte, ya lo tenían todo planeado y no podían tirarlo todo por la borda por mí. Pattie pidió que nos marcháramos para así poder hablar ella tranquila con Usher.

Todos asentimos y nos fuimos al jardín. Me senté en el césped de piernas cruzadas. Apoyé los codos en mis rodillas, y con las manos, hundí mi cara. Tenía ganas de llorar. Ganas de llorar por Justin. Porque no me gustaba verlo así. Adoro que quiera cantarla conmigo, pero no, él tiene que hacerlo con Jessica, es mucho más profesional que yo.

- Se le pasará –Chris me abrazó, provocando que mi cabeza se hundiese en su pecho y las ganas de llorar aumentasen.

Una de las cosas que más me hacen llorar es que me consuelen. A veces estoy apunto de llorar pero me aguanto, llega alguien, me abraza, y como me siento protegida, a gusto, tengo confianza con aquella persona, pues me pongo a llorar.
Me aguanté las ganas y me separé de él.

- No me gusta verlo así –dije con la voz rota.
- También tienes que entenderlo –me pidió Ryan- le da rabia que Jessica se lleve toda la fama cuando te la tendrías que llevar tú.
- Ryan tiene razón –dijo Cait- La canción la has escrito tú, junto a Justin, claro. Pero si la canta Jessica ella se llevará toda la fama.
- Pero es que a mí me da igual que se lleva la fama –exclamé alzando los brazos- ¡Yo he ayudado a Justin porque quería hacerlo, porque quería pasar tiempo con él, no por llevarme la fama!

Me levanté, pero antes de que pudiese marcharme, Chris me cogió del brazo.

- ___, no te enfades por favor –me pidió.

Me zafé de su mano.

- No estoy enfadada, pero me da rabia. La canción quedaría 100 veces mejor si Justin canta con Jessica, no sé por qué os empeñáis tanto en que cante con él.

Permanecieron en silencio. Sin saber qué contestar.

- Voy a ir a hablar con Justin.

Salí del jardín y Usher todavía seguía ahí, hablando con Pattie. Iba a subir las escaleras, pero la voz de Usher que me llamaba me lo impidió.

- Siéntate con nosotros, por favor –me pidió.

Me di la vuelta y caminé hacia los sofás. Me senté al lado de Pattie y me crucé de brazos.

- Supongo que entiendes por qué no puedes grabar la canción con Justin –dijo Usher.
- Por supuesto –asentí.
- He escuchado la voz de Jessica y no es nada comparada con la tuya –
iba a renegar, pero me cortó- pero ya está todo firmado y eso, y no puedo hacer nada para cambiarlo.
- Usher, a mí no me importa, en serio. Prefiero que cante con Jessica. Ella tiene más experiencia en el mundo de la música, yo no.
- Te entiendo perfectamente, pero, tienes que reconocer que tu voz es realmente preciosa.
- Pues no lo reconozco.
- Pues te digo yo, que si te dedicaras al mundo de la música tendrías un buen futuro –dijo Usher sonriendo.

Le llamaron al móvil y le dijo a Pattie que se tenía que ir. Me pidió que tratase de convencer a Justin y así hice.

Subí a su habitación y suspiré antes de llamar a la puerta.

- Si no eres Beyoncé, ya te puedes ir marchando –contestó Justin.
- Soy Beyoncé.
- Entonces pasa.

Abrí la puerta y la cerré tras mi paso.
Justin estaba tumbado en la cama, boca abajo y tapado con la almohada.

- Justin –murmuré.
- ¿Vas a cantar la canción conmigo? –preguntó
- Usher me ha dicho que si no fuese porque ya está todo firmado lo haría contigo –le informé sentándome en la cama.
- O sea que nada. Tendré que cantar con Jessica –se sentó en la cama.
- Lo siento –susurré.
- No lo sientas, tú no tienes la culpa –dijo sentándose esta vez a mi lado.
- Me siento mal. Sé que quieres hacer la canción conmigo, pero lo tienes que hacer con Jessica.
- Lo sé. Pero bueno, ya te subiré a algún concierto para que cantes la canción –dijo sonriente
- Eso si voy a algún concierto –contesté con una sonrisa torcida.
- Vas a ir –me amenazó con la mirada.
- Hombre, si me miras así, claro que voy. No quiero morir tan joven.

Reímos y así, del palo, me abrazó. Le respondí al abrazo y le froté la espalda con la mano.

- Tienes un corazón que no te cabe en el pecho –me susurró al oído.
- Lo mismo digo –contesté sonriendo.

Me separé de él y le di un beso en la mejilla.

- ¿Vamos con los chicos? –propuse.
- Claro –aceptó.

Se levantó y me subí a su espalda.

- ¿Soy tu caballo o qué? –preguntó riendo.
- No, eres mi unicornio –respondí soltando unas carcajadas.

Me agarré a su cuello, pero sin ahogarle. No quería perder al Bieber. No sin haberlo violado antes. Shit, Thais me está pegando la mente perver.

Bajó las escaleras conmigo encima y saludamos a Pattie, la cual nos miró confundida.
Seguro que pensaría que su hijo es bipolar, o algo por el estilo.

Entramos al jardín y los chicos nos miraron extrañados.

- ¡Mirad, me he encontrado un unicornio! –dije alzando los brazos.
- ¡Baja, ya pesas! –exclamó Justin.

Me bajé y me puse delante de él.

- ¿Me estás llamando gorda? –me crucé de brazos y enarqué una ceja.
- Eh… -sonrió torcidamente y reímos.

Le pegué un puñetazo en el pecho y salí corriendo delante de él. Me 
persiguió por todo el jardín. Al final caí al suelo exhausta y con la respiración entre cortada.

- Te cansas muy rápido. Tendrías que hacer más ejercicio –dijo Justin riendo.
- Lo siento, señorito Bieber. Pediré que me hagan un gimnasio personal en mi cuarto –contesté riendo.
- No me llames señorito Bieber –dijo haciendo un hairflip
- Y tú no hagas eso con el pelo –me levanté y me puse delante de él, como provocándolo. Claro, en broma.

Hizo de nuevo el hairflip y enarqué una ceja.

- Señorito Bieber –dije con voz cansina.
- Ui… ¿quieres que te muestre a mis dos amigos? –levantó los brazos e hizo fuerza en los bíceps.

Justo, Chris corrió hacia nosotros y empujó a Justin en la piscina. Chris empezó a reírse, y yo acabé contagiándome de su risa. Cómo estaba distraído lo empujé, pero él me cogió de la mano y caímos los dos al agua.

- ¡Siempre acabo yo en el agua, siempre! –chillé mientras salpicaba a Chris.
- Eso te pasa por querer empujarme –dijo Chris riendo.
- Igual, tú también te has mojado –le saqué la lengua y fui con Justin a reírme un poco de él.

Pero con cariño, claro.

- ¡Justin, que te estás mojando! –exclamé riendo.
- Verás cuando te pille, verás –me amenazó.
- Oh, que miedo –moví las manos y Justin nadó detrás de mí.

Salimos de la piscina y empezamos a correr por todo el jardín.
Después de la carrera que nos dimos sin que me pillase, nos tumbamos en el césped.

- Tienes que correr más, eh –le dije mirándolo a los ojos.
- Calla –contestó entre jadeos.
- Bobo
- Estúpida.
- Idiota.
- Tonta.
- Te odio
- Te quiero –de repente mi respiración cambió a hiperventilación. Me lo había dicho más veces, pero esta había sido única para mí.

Lo miré, lo miré con mi cara de boba y estúpida enamorada que ponía mucho estos últimos días. Le sonreí y giré la cara para ponerme a ver el cielo despejado. Me estaba emocionando, y cuando me emociono no puedo evitar llorar. Intenté reprimir la lágrima y lo conseguí, pero un nudo en la garganta empezó a formarse. Justin me seguía mirado, lo podía notar de reojo. Giré la cara de nuevo y le sonreí; y obtuve como respuesta otra sonrisa de las suyas.

- ¡Eh, idiotas! –nos llamó Ryan.

Nos incorporamos en el césped.

- ¡Vamos a comer ya!

Justin se levantó primero y me tendió la mano para que me levantase. Al hacerlo quedamos muy cerca el uno del otro. Sonreí y le di un beso en la mejilla.

- Yo también te quiero –le susurré al oído.

___________

Waaaaaachis 
Siento publicar tan tarde, en teoría dije que publicaría en cuanto me levantase, pero me acosté tarde y como tenía mucho sueño me desperté cerca de las 13. Lalalala :3
Y tenía que ir a comer a casa de mi abuelita y no me dio tiempo a subirlo antes.
Pero bueno, más vale tarde que nunca. ¿No? :)
Espero que os haya gustado. Y muchas gracias por las que comentan siempre, en serio os lo agradezco muchísimo. Yo estoy ya comentando todos los blogs que tenía un poquito olvidados. Pero que sepáis que igual leo todas las historias y dejo las reacciones. Así que no penséis que no leo nada.
Un beso a todas. 
De verdad, os amo 

Bye!

14 comentarios:

  1. awwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwww**
    Me comoo a justiinnnnn ^^
    Me encantooo el capi, es una pena que no podamos cantar juntos pero bueno :/
    Espero pronto el proximo capi :)
    Un besiiin de oso ^^

    ResponderEliminar
  2. Oooooooooooiiiinss que monooooooos*____*
    Si esque mas monos no son^^
    Yo quiero cantar la cancion >:( pero es lo que hay JUMMMMM
    Bueno adeuuuuuuu :)

    ResponderEliminar
  3. me encantó el cap :) muy lindo ♥

    ResponderEliminar
  4. Son tan ricos. Y Justin, oh Justin, es PERFECTO.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Joder, Yasmina, no puedes poner tantos personajes monos, que si no, no se a cual de los dos quiero más. *.* Es que Chris es muy bueno conmigo, pero Justin... Justin es sdvghtyb, perfecto. ;)
    Un beso y siento no haber comentado antes. :)

    ResponderEliminar
  6. Precioso! precioso! Sigueelaa! aver cuandoo se besan Justin y la chicaa eh!

    ResponderEliminar
  7. Me encantooooo, muy lindooo, :) aver si la sigues perezosa, bueno no tengo derecho a decirtelo porque yo me tardo mas que tu pero igual, perezosa!
    jajajjj te amo mucho♥
    Ninu♥

    ResponderEliminar
  8. Tienes un premio en mi blog:

    http://alejandra-myeternalove.blogspot.com/2011/12/premio.html

    ResponderEliminar
  9. Premiooo en mi bloog http://simplementeilusinoes.blogspot.com/ Unn besitoo meee encataa tu historiaa ^^

    ResponderEliminar
  10. hey! por qué todavía no subisteee? :(

    ResponderEliminar
  11. VaMos Yasmina!!
    Sube pronto!!
    Muero sin novela!!

    Att: la desesperada por novela Mony

    ResponderEliminar
  12. Jujuju mii la amiga que me recomendo la Novela tenia razon. M E E N C A N T A T U N O V E L A a partir de hoy tienes nueva seguidora okk!
    Awwww mee encanta *___________* siguelaa

    ResponderEliminar
  13. wow!!!!
    me ha encantado el capi!!!!
    sube pronto me muero de ganas de ver como sigue!!!!

    ResponderEliminar
  14. YASMINA! siguelaa!
    uuuii ya quiero leer el siguiente :D.
    Ya sabes la razon de por qué no habia comentado antes haha.
    Sube yaa! Right nooow! xd.
    Besiiitos :D.
    Te amodoro prima :D.

    ResponderEliminar

¿Por qué no me sacas una sonrisa con un comentario tuyo? Vamos, es gratis.