¿Cuántos somos ya?

8 de diciembre de 2011

Never let you go. {22}

 Si la vida te da la espalda tienes una perfecta visión del culo de Justin, ¡aprovéchalo!


- ¿Y cómo son las fans españolas? –preguntó Christian.
- Sexys –dijo Justin riendo.
- Me voy a España –dijo Chris.
- ¿Para qué irte si tienes una aquí? –preguntó Justin pasando un brazo por mis hombros.
- Tienes razón –contestó Chris- Oye, ___, ¿te gusta Atlanta?
- Aun no he visto nada –respondí admirando su ahsjksdL sonrisa.
- Pues eso tiene una solución –se levantó y se subió una milésima los pantalones, después se volvió a sentar- Vamos a dar una vuelta.
- Ahora no, bro’ –dijo Justin estirándose en el sofá- Estoy cansado.
- Pues no vengas –rió Christian- Vamos ___ y yo SOLOS –remarcó la última palabra y sonreí como una tonta.
- ¿Qué te hace pensar que vaya a cambiar de idea porque vayáis SOLOS? –preguntó enfatizando la palabra ‘solos’.
- Pues no lo sé. Pero era por probar –respondió Chris riendo.
- Bueno, voy. –se levantó e hizo lo mismo que Chris la vez anterior. Lo que esta vez no se volvió a sentar en el sofá.
- Guay –Chris se levantó y me tendió la mano para ayudarme a ponerme de pie. Justin sonrió y movió las cejas, provocando que empezara a reírme.
- ¿De qué te ríes? –me preguntó Chris.
- De Justin –contesté poniéndome al lado de mi amigo.
- ¿De mí? ¿Por qué? –preguntó riendo mientras hacía un hairflip.
- ¡No hagas eso con el pelo! –dije riendo.
- No entiendo por qué odias mis sensuales movimientos capilares -¿Eing?
- Justin, ¿qué dices? No intentes hacerte culto, porque créeme. NO LO ERES –dije separando cada palabra.
- Me has ofendido –dijo señalándome con el dedo.

Bajé su dedo índice y añadí:

- Pues ok.
- Borde.
- Estúpido –contesté con indiferencia.
- Idiota.
- ¡Ya no te quiero! –acabé haciéndome la ofendida.
- ¡Me muero! –Justin se tiró al suelo de rodillas.
- Que no, que no, que es broma –dije riendo.
- Ya lo sabía –contestó levantándose.
- Ya, seguro –repliqué enarcando una ceja.
- Mamá, nos vamos –avisó Justin a Pattie antes de marcharnos por la puerta.
- Hijo, no sé si lo sabes, pero estoy al lado y lo escucho todo.
- Ehm… Okei –cerró la puerta y empezó a tocarse los bolsillos de los pantalones.
- ¿Qué pasa? –pregunté extrañada.
- ¡Mi móvil! –exclamó como loco metiéndose la mano en todos los bolsillos.

Chris empezó a reírse y sacó de su bolsillo trasero el móvil de Justin.

- Toma, tío. –dijo sin parar de reír.

Justin le dio una colleja en la nuca a Christian.

- Auch –dijo restregándose la mano en la nuca- Ha valido la pena.
- Oye, Chris, ¿y Caitlin? –preguntó Justin una vez que emprendimos camino a no sé dónde.
- Ha salido con unas amigas –contestó- ¿Le llamo y le digo que venga?
- No, si está con sus amigas, no. Ya quedaremos mañana –dijo Justin.
- Hablando de mañana, ¿vendrán Chaz y Ryan, no? –preguntó Chris.
- A mí me dijeron que vendrían mañana o pasado –contestó Justin. Posó la mirada en mí y dijo-: ¿Por qué no hablas?
- Porque en esta conversación no pinto nada –dije con una sonrisa torcida.
- Tiene razón –dijo Chris asintiendo con la cabeza.
- Justin, no llevas gorra ni nada por el estilo –le avisé fijándome en él.
- Igualmente me reconocerían –dijo encogiéndose de hombros.
- Cambiando de tema –exclamó Chris- ¿Cuándo tienes tu próximo proyecto?
- Pues aún no lo sé, pero supongo que pronto. –contestó éste.

Mi BB emitió un pitido. Facebook pensé.
Saqué el móvil y vi que habían publicado en mi muro, el vídeo en el que salía cantando con Justin. Hasta ahí, bien. Después los comentarios; Dios mío. Nada más y nada menos que 225. Pasé de leérmelos y guardé la BB en el bolsillo.

- ¿Qué pasa? –preguntó Justin.
- Han publicado en mi muro del Facebook, el video en el que salimos tú y yo cantando –informé a mi amigo.
- ¿Quién? –volvió a cuestionar.
- No sé, no me he fijado –respondí con sinceridad.

Sin darme cuenta, ya estábamos en un parque, que por cierto, era precioso. Había muchos niños jugando y correteando, pegándose y empujándose. Si recordáis, vosotros también fuisteis pequeños, y pegasteis a miles de niños por cualquier tontería. Sí, amigos. Así era la infancia. Vale, volvamos a la novela.

Nos sentamos en un banco y empezamos a hablar. Una niña pequeña se nos acercó a nosotros y se paró delante de mí.

- ¿Tú eres la novia de Justin Bieber? –dijo la niña con una adorable voz de pito.
- No, pero él es Justin Bieber –dije señalando a mi amigo.
- Me… Me firmas un autógrafo? –preguntó la niña mirando a su ídolo y temblando.
- Claro –contestó Justin.
- Oh, no tengo papel –dijo entristecida la niña.

Al segundo, vino una mujer corriendo hacia nosotros.

- ¡Jessica, deja a estos chavales tranquilos! –le regañó aquella mujer a la niña.
- Tranquila, no molesta –dije con una sonrisa.

La mujer me miró complacida y asintió.

- Mami, mami –la niña estiró la falda de su madre- ¿Y la cámara?
- Aquí, ¿por qué? –la mujer sacó una cámara del bolso. Miró a Justin y reaccionó- Ponte con él, mi vida. Yo te haré la foto.

La niña corrió al regazo de Justin y sentó en él. Yo me aparté para que en la foto salieran solamente la niña y Justin, pero me cogió de la camiseta.

- No, no. Tú también sales –dijo la niña sonriendo.

Miré a Justin el cual me sonreía de oreja a oreja. Me acerqué a la niña y al segundo salió el flash de la cámara. Justin le dio un beso en la mejilla a la niña y luego ella me dio uno a mí. Sonreí de nuevo y la niña saltó del regazo de Justin para irse con su madre. Se despidió con la mano y se fue.

- Qué mona –dije observando como caminaba la niña agarrada de la mano de su madre.
- Como tú –contestó Christian.
- ¡Qué lindo! –le abracé enternecida.
- ¿Hola? Yo también existo –dijo Justin mirando a Christian con ojos amenazantes.
- ¿Abrazo colectivo? –propuso Christian riendo.
- Abrazo colectivo –aceptó Justin.

Sin esperármelo, los dos me abrazaron, casi dejándome sin respiración.

- Eh, chicos. Siento arruinar el momento, pero no puedo respirar –dije intentando zafarme del abrazo.

Los chicos rieron y me soltaron.

- Oye, ¿esa no es Caitlin? –preguntó Justin.

Busqué con la mirada a Caitlin, y sí, en efecto. A unos diez metros estaba ella caminando.

- ¡Caitlin! –Chris la llamó y la saludó con el brazo para que ésta se diese cuenta.

Ésta que iba con unas amigas, se giró, y al ver a su hermano se despidió de sus acompañantes y vino corriendo hacia nosotros.

- ¡Hola! –gritó a mitad de camino.
- Está loca –dijo Christian negando con la cabeza.
- Entonces habrán dos locas –Justin me miró a mí.
- Hey –le di un codazo en las costillas y reímos.

Caitlin llegó y le dio un beso en la mejilla a su hermano y a Justin.

- ¿Tú eres ___, verdad? –preguntó con una sonrisa.
- Sí, soy yo –respondí amablemente.
- Yo soy Caitlin –me levanté y le di dos besos.

Se sentó a mi lado y dejó las 3 bolsas que llevaba en la mano en el suelo.

- Buf, Christian, me duelen los dedos –dijo abriendo y cerrando la mano.
- No te voy a llevar las bolsas a casa –dijo éste con voz cansina.
- Christian, anda, que es tu hermana –dije riendo.
- Sí, tío, imagina que es Selena Gomez –habló Justin. ¿Selena Gomez? 

Por favor, ¿tiene que aparecer en la conversación? Con lo bien que estábamos sin nombrarla.

- No nombres a esa, por favor –pedí poniendo cara de asco.
- ¿No eres Selenator? –dijo Chris poniéndose de pie y con cara de asombro.
- No –me crucé de brazos- No soy un robot de Selena.
- Yo tampoco lo soy –replicó Christian.
- Selenator suena a robot de Selena –repetí.
- Qué va –replicó éste.
- Lo que tú digas, pero no quiero hablar de ella –dije mirando a la nada.
- La odias –dijo Caitlin. No era una pregunta.
- Muchísimo. Oír su nombre ya me da asco.
- Pues es guapísima –opinó Christian.
- No te digo que sea fea, todo lo contrario, Selena es guapa. Pero me da asco. No la soporto –bufé como signo finalizar la conversación.
- Bueno, no vamos a discutir por esto, ¿verdad? –dijo Caitlin poniendo paz a la “discusión”
- Caitlin tiene razón –dijo Justin- Para gustos colores.
- Sí, es verdad. Lo siento, Chris –dije mirándole arrepentida por mi estúpido comportamiento.
- No pasa nada, solamente estabas defendiendo tu opinión, igual que yo –me tendió la mano para que se la estrechara y así hice- Estamos en paz.
- Sí, en paz –sonreí.

A veces me avergüenzo de mi misma por mi comportamiento. Sé que es mi opinión y que la tengo que defender, pero ¿y qué? No voy a cambiar el mundo. No voy a hacer que Christian empiece a odiar a Cerdena porque a mí no me guste. No puedo, y es algo que cuando no consigo me meto mucho en ello, y empiezo a luchar por mi opinión hasta tratar de convencerle. Pero como ya he dicho antes, no puedo hacer cambiar la opinión de los demás solo porque a mí no me guste.

Me quedé mirando los ojos de Caitlin y la verdad, es que eran preciosos. Un azul grisáceo impresionante. Y su pelo castaño ondulado más arriba de la cintura. Buf, me encanta. Es preciosa. Yo no me puedo quejar. No me considero fea, pero tampoco me considero un bellezón. Soy de las del montón, vamos. Al menos eso pienso yo. Mucha gente cree que valgo para modelo y esas cosas, pues dicen que tengo buen cuerpo, pero ignoro sus comentarios. Yo no quiero ser modelo. Paso. Prefiero ser… No lo sé.

- Tierra llamando a ___ –Justin chasqueó los dedos delante de mis ojos y un espasmo recorrió mi cuerpo.

Como si hubiese aterrizado de un viaje extra sensorial. Como si mi cuerpo estuviese en la Tierra pero mi pensamiento en otro lugar muy lejano.

- ¿Qué? –pregunté encogiéndome de hombros.
- ¿En qué planeta estabas? –preguntó Justin riendo- Espera ya sé, en BeadlesLandia –se contestó a si mismo.
- Imbécil –le pegué un puñetazo en el hombro y miré de reojo a Christian. 

Estaba sonriéndome.

- ¿Qué hacemos? –preguntó Caitlin con cara de aburrida.
- Ni idea –contestó Christian imitando la cara de su hermana.
- Oye, tengo una idea –propuso Cait. Aguardó un rato de silencio y la miramos impacientes para saber su plan- Na, se me ha olvidado.
- Burra –dijo Justin negando con la cabeza mientras reía.
- Te he escuchado –contestó Caitlin.
- Lo sé –rió Justin.
- Vaya dos –regañó Christian- al final volvéis juntos.
- Un error no se comete dos veces –dijo Caitlin guiñándole un ojo a Justin.
- Me has ofendido –Justin hizo pucheros y estallé a reír.
- Me encanta vuestra relación, en serio –dije parando de reír.
- Me caes bien –Caitlin posó un brazo en mis hombros y me sonrió.
- Y tú a mí.
- Normal, estáis las dos igual de locas –dijo Chris.
- No, ___ lo está más. Créeme –añadió Justin.
- Qué va –dije riendo.
- Eres la persona más bipolar que he conocido en la vida –Justin alzó las manos para darle un poco más de melodrama al comentario.
- ¿Te pego? –dije amenazándole con la mano.
- Pégale. Total, más tonto de lo que es no se va a quedar –comentó Chris riendo.
- Eres hombre muerto –Justin se levantó y Chris hizo lo mismo. 

Empezaron a correr por todo el parque.

- ¿Siempre son así? –pregunté mirando como recorrían el parque.
- Siempre –contestó Caitlin soltando una leva carcajada- ¿Y cómo llevas salir en todos lados y que te conozcan miles de personas?
- Bueno, me lo esperaba algo peor, la verdad –me sinceré.
- ¿Por qué?
- Por las beliebers. Pensé que me matarían o algo –hablé riendo.
- Es normal. A mí también me pasaba.
- Tú y Justin seguís siendo buenos amigos, por lo que veo –dije sonriéndole a Cait.
- Sí, la verdad es que me alegro de que sea así. No me gustaría que nuestra amistad se arruinara por eso.
- ¿Y alguna vez sacáis el tema de vuestra relación? –pregunté interesada.
- No mucho, y si la sacamos es para decir algún comentario gracioso –respondió ésta soltando una leve carcajada.

Justin y Christian llegaron con la respiración agitada y se sentaron a nuestro lado mientras jadeaban muy exageradamente.

- La próxima vez que te pego más fuerte –le amenazó Justin a Chris.
- Mira como tiemblo –Chris movió las manos y reímos.
- Sí, ardilla, sí.
- Flequillo grasiento –contestó éste
- Tapón.
- ¡Pero si casi somos iguales, imbécil! –replicó Chris.
- Tú lo has dicho. Casi –contestó Justin remarcando la última palabra.
- Gay –murmuró Beadles.
- Travesti –dijo Just.
- ¡Ya, parad! –pedí pegándoles un capón en la cabeza a cada uno- ¡Qué pesados!
- Otra igual de agresiva –se quejó Chris.
- ¿Eso va por mí, enano? –preguntó Cait mirando amenazante a su hermano.
- No. –contestó Chris poniendo cara de niño bueno.
- Mejor. 

6 comentarios:

  1. Meee encantó el capitulooo :D
    Ahh...eres una vagaaaaaaaaaaaa jaja es broma :)
    Sigue publicando con tu maraton o si no eres Belieber muerta jajjjjjjjjjjjajajajajaja,no.
    Bueeeno un besito
    Tee quiero!

    ResponderEliminar
  2. Aiiixx me ha encantado como justin se ha tirado de rodillas diciendo "me muero" en la "discusion". Es tope de mono*.* Auque no tengas ganas esperamos el siguiente:P Un beazo bonita!

    ResponderEliminar
  3. meeeeeeeeeeeeee encantaaaaaaaaaaaaaaa
    aora toka kapi romantiko entre justin y yo jajaajja!
    Un beso y publica prontoo :D

    ResponderEliminar
  4. JAJAJAJJAJAJAJA, MUY GRACIOSO EL CAPI, SIEMPRE TE PONGO LO MISMO ASI QUE, ME GUSTO PILA TE QUIERO, CHUA JAJAJJAJAJ. OK ENCERIO CHAU, EN EL PROXIMO ME ESMERO. NINUU♥

    ResponderEliminar
  5. ¡Me ha encantado el capitulo! Espero que pase algo ya entre Justin y yo... *.*
    Un beso muy grande, cariño! :D

    ResponderEliminar
  6. Me encantó prima!!!
    siguelaa!
    me gustó mucho el capítulo :D.
    Besitooos
    Te quiero muchoo ^^.

    ResponderEliminar

¿Por qué no me sacas una sonrisa con un comentario tuyo? Vamos, es gratis.