¿Cuántos somos ya?

8 de noviembre de 2011

Never let you go. {07}


- ¿Mañana puedo presentarte a unas amigas?
- ¿Son beliebers? –preguntó riendo.
- No, puedes estar tranquilo.
- Entonces sí.
- ¿Te llamo y quedamos aquí? –dije señalando la calle.
- Claro.
- Entonces adiós –dije acercándome para darle dos besos. Pero Justin 
se adelantó y me dio un beso en la mejilla.
- Adiós Bieber –dije riéndome.

Justin entró en el coche y Kenny se despidió de mí.

|| Justin ||

Subí al coche y Kenny me miraba muy raro.

- ¿Qué? –le pregunté algo incómodo.
- ¿Vas a volver a quedar con ___?
- Sí –afirmé- ¿Por qué?
- Te gusta, Bieber. ___ te gusta –dijo riéndose y conduciendo.
- Que no me gusta, solo somos amigos.
- ¿Entonces ya sois amigos oficialmente? –preguntó entre risas.
- Sí, supongo –respondí dudando- Al menos ella lo es para mí.
- Seguro que tú también lo eres para ella –contestó Kenny sonriendo.

Kenny aparcó el coche cerca del hotel y subimos para ir a cenar en un restaurante.

***

Llegué al hotel hecho polvo. Tenía mucho sueño y lo único que me apetecía era dormir. Me quité la ropa quedando solamente en bóxers, ya que hacía muchísima calor.


|| ___ || 

Subí corriendo a casa y lo primero que hice fue encerrarme en mi habitación y llamar a las chicas para decirles que mañana conocerían a Justin. Ellas, aunque no fueran beliebers, se pusieron como locas porque decían que está tope de buenorro. Les dije que a las a las cinco y media en el balcón alto del Mediterráneo y aceptaron. Al poco rato vinieron mis padres algo cansados, así que hice yo la cena. Después me puse a escuchar música y me quedé dormida con los auriculares puestos.


|| Al día siguiente ||

Desperté por culpa de una musiquita que sonaba muy baja. Abrí los ojos lentamente y me di cuenta que tenía los auriculares puestos. Me los quité y los guardé en la mesita de noche que había al lado de mi cama. Me levanté y me dirigí a la cocina. Hoy mis padres tampoco estaban, como siempre. Abrí la nevera y me serví un vaso de zumo de naranja, después cogí unas magdalenas del mueble y empecé a comérmelas muy lentamente. Me demoré bastante desayunando, miré la hora que marcaba el reloj grande y redondo del otro lado de la pared de la cocina. Eran las once y media. Increíble, perdiendo el tiempo soy la mejor; nadie me gana. Cómo por la mañana no tenía nada que hacer me fui a ver la televisión al comedor. Pasó un buen rato y llegaron mis padres a casa.

- Hola, hija –dijo mi madre acercándose a darme un beso en la mejilla.
- Hola –dije yo incorporándome en el sofá, ya que estaba tumbada.
- Es raro que no hayas salido –comentó mi padre viéndome aun con el pijama puesto y el cabello sin peinar.
- No tenía ganas –dije recogiéndome el cabello con una goma.
- Bueno, empezaré a hacer la comida –dijo mi madre imitándome y dirigiéndose a la cocina.

Me levanté del sofá y fui a mi habitación. Encendí el portátil y me metí en Facebook y Twitter. En Facebook tenía 2 peticiones de amistad:

“Alberto Morenico quiere ser tu amigo en Facebook”  ¿Y este quién es? “Ignorar”

“Yolanda Pérez quiere ser tu amiga en Facebook”  Vale, a esta sí que la conozco “Aceptar”

En Twitter vi que tenía un seguidor más. Era Justin. Verás cuando lo vea Thais. Vi que Justin me había nombrado y fui a mirar que había puesto.

“Thanks @___ for being my tour guide”

Le respondí con un “hahaha, Not at all." Cerré el Twitter, ya que no tenía nada más por hacer, y me volví al Facebook.

Thais Bieber: Hola(:
___: Feoncia <3.
Thais Bieber: Fua que ganas tengo de quedar con Justin.
___: AJAJAJAJA. Ya falta menos.
Thais Bieber: En serio, no me puedo creer que seas amiga de él.
___: Pues yo sí. Es tope de simpático. Y tenemos un montón de confianza.
Thais Bieber: Pero si os acabáis de conocer.
___ : Lo sé, pero es que, no sé. Es como si lo conociera de hace mucho.
Thais Bieber: Fua que suerte tienes.
___ : Soy una afortunada, JAJAJ.
Thais Bieber: Ya veeees

Escuché como me llamaban para ir a comer.

___: Bueno, te dejo que me están llamando para comer. Acuérdate de recordarle a las chicas que a las cinco y media quedamos con Justin en el balcón de siempre, eh.
Thais Bieber: Ok ok, no sufras.
___ : Adiós.

Me desconecté del Facebook y fui a comer.

- ¿Has quedado con Justin hoy también? –preguntó mi madre 
poniéndome el plato en la mesa.
- Sí, y con las chicas –respondí echando la bebida en los vasos.
- ¿Dónde? –preguntó mi padre.
- En el balcón –contesté.
- No me puedo creer que seas amiga de Bieber –dijo mi madre.
- Mamá...
- Hija, es que no todos los días te haces amiga de un famoso –se excusó ella.
- Pero es que, yo soy amiga de la persona, no del famoso –dije rodando los ojos.
- Ya, ya, lo entiendo.

Bufé y seguí comiendo intentando olvidar la conversación. Cuando terminé me levanté y dejé el plato en el fregadero. Me encerré como siempre en mi habitación y puse la música del móvil bien alta para olvidarme del mundo. Cuando escucho música siento que todo lo de mí alrededor desaparece, dejándonos a mí y a la canción que en ese momento está sonando solos.

Me llevé el móvil al lavabo, para así estar entretenida mientras me ducho. Eran las tres menos cinco minutos. Tengo tiempo de sobra. Me metí en la ducha y me tiré ahí cantando, pensando, reflexionando, como una media hora. Cuando salí mis dedos estaban arrugados, como pasas. Me puse un albornoz encima, y lo até a mi cintura con un cinturón de tela que venía. Salí del baño y abrí el armario para ver que me pondría aquella tarde.

Después de mucho pensar y observar mi armario opté por ponerme esto http://www.polyvore.com/im_ninja_you_cant_see/set?id=39006172&.locale=esVolví a mirar la hora en el móvil. Las cinco y siete minutos. Será mejor que me vaya. Avisé a mi madre de que me iba y salí por la puerta.

***

Cuando llegué estaban todas sentadas en un banco hablando y escuchando música.

- ¿Dónde está Justin? –preguntó Thais levantándose del banco muy precipitada.
- Hola, ¿qué tal? Bien, ¿tú?, bien, gracias por preguntar –dije riéndome.
- ¡Hola! –saludaron todas, y Thais me dio un abrazo.
- Ahora sí –dijo Thais- ¿Dónde está Justin?
- Ahora lo llamo –dije rodando los ojos.

Ella se tapó la boca y empezó a saltar y bailar.

- Ya, cálmate –dije poniendo mis manos en sus hombros.
- Lo intento, pero no puedo –contestó ella feliz

Saqué mi móvil y llamé a Justin.

#Llamada telefónica#
- Hola, ___ –saludó Justin.
- Hey, Justin. ¿Vas a venir?
- ¿A dónde? – preguntó él.
- Dónde ayer, tonto –le respondí riendo.
- Ah, sí, sí –dijo él- Cinco minutos y estoy ahí.
- De acuerdo, adiós.
- Adiós –se despidió Justin, y después colgó.
#Fin de la llamada telefónica#

- ¿Qué te ha dicho? –preguntó Thais ansiosa.
- Que en cinco minutos está aquí –le respondí a mi amiga.

Ella empezó a saltar y a gritar.

- O dejas de gritar o llamo a Justin y le digo que no venga –dije amenazándole.
- Ya paro –se sentó en el banco.
- ¿No me hacéis un hueco? –pregunté señalando al banco donde estaban mis amigas sentadas.
- No podemos, estamos muy apretujadas –dijo Ana.
- Pues me siento en el suelo –dije cruzándome de piernas en el suelo.
- Oye, supongo que ahora te tendrás que aprender las canciones de 
Justin –dijo Thais.
- ¿Por qué? –pregunté extrañada.
- Pues no sé, si es tu amigo, pues para que no se sienta mal o algo –contestó Thais.
- Eso no tiene sentido, Thais.
- Claro que lo tiene. No sé, yo me sentiría mal si tuviera una amiga y ella no se supiera ninguna de mis canciones, me sentiría poco querido por parte de ella –se explicó mejor.
- Ahora sí que le encuentro el sentido –dije riendo- Pero no sé, es que…
- Te pongo una a ver si te la sabes, ¿vale? –propuso Thais sacando su móvil del bolsillo.

Yo negué con la cabeza, y mis amigas se empezaron a reír.
Thais puso la canción de “Love Me”.

- Esta no me la sé –dije apenas había empezado a sonar la canción.
- Inténtalo –pidió ella riendo.

Solamente me sabía el estribillo y alguna que otra frasecilla suelta. Escuché la canción y cantaba solamente lo que me sabía. Me equivoqué varias veces en la letra.

- Otra vez –dijo Thais cuando terminó la canción.
- ¿Qué?


|| Justin ||

Cuando ___ me llamó estaba en el baño terminándome de vestir y secándome el pelo.

- Kenny –le llamé desde el cuarto de baño.
- ¿Qué quieres Bieber? –preguntó asomando la cabeza por la puerta.
- Tienes que llevarme a un sitio –dije poniéndome la camiseta
- Claro, venga vamos.

Me puse las gafas y la gorra y salí del hotel con Kenny.

- Bueno, y ¿dónde te tengo que llevar? –preguntó Kenny una vez dentro del coche.
- Emm. No sé cómo se llama, pero yo te guío. –dije poniéndome el cinturón.



|| ___ ||

Thais puso otra vez la canción y empecé a cantarla de nuevo. Vi como Judith sacaba su móvil y empezaba a grabar.

- ¡No me grabes! –chillé tapándome la cara con las manos.
- ¿Por qué? –preguntó ella acompañada por las risas de las demás.
- Porque me da vergüenza –contesté aun con la cara tapada.
- ¿Dónde está esa chica que decía que nada le daba vergüenza? –preguntó Ana
- Aquí –dije levantando la mano.
- ¡Pues sigue cantando, anda! –exclamó Thais.
- De acuerdo –dije rodando los ojos.

Empecé a cantar de nuevo y Judith siguió grabándome.


|| Justin || 

- Ahora gira a la derecha –le indiqué a Kenny.

Él me hizo caso y giró.

- Vale parame aquí –dije viendo a un par de chicas sentadas en un banco y a una en el suelo. Supuse que serían ___ y sus amigas.

Kenny paró el coche y salí.

- Adiós bro’ –dije despidiéndome con una mano.
- Llámame si necesitas algo –chilló Kenny por la ventanilla.
- Okay.

Empecé a caminar y ya estaba muy cerca de las chicas. ___ estaba de espaldas, así que decidí asustarla. Estaba cantando “Love Me” mientras una le grababa. Vi como las chicas me miraban y les hice una señal con los dedos para que se callaran, y ellas me hicieron caso.

Me acerqué muy lentamente a ___, me puse de cuclillas y le asusté por detrás cogiéndole de la cintura.

- ¡Idiota! –gritó ella dando un pequeño salto por el susto

Yo empecé a reírme.

- No me hace gracia –dijo ella girándose y dándome pequeños puñetazos en la pierna
- A mí sí –dije aún sin poder parar de reírme- has pegado un salto…

Se levantó y me empujó.

- Hola boba –le saludé dándole un abrazo.
- Hola imbécil –dijo respondiendo a mi abrazo.
- ¿Te he asustado mucho? –pregunté separándome de ella.
- No, apenas. –contestó ella rodando los ojos.

Miré a las chicas, que por cierto estaban alucinando.

- Hola –dije en español.
- ¡Qué mono! ¡Sabe hablar español! –chilló Thais levantándose del banco y dándome dos besos- Hola, Justin.
- Hola –dije riendo.


|| ___ ||

Las chicas estaban alucinando. Judith aún seguía grabando con el móvil. Todas se levantaron para saludar a Justin, con mucha vergüenza, por cierto.

- ¿Vas a dejar de grabar? –le pregunté a Judith sentándome de nuevo en el suelo junto a Justin.
- No –dijo sonriendo.

{En inglés}

- ¿Estabas cantando Love Me? –me preguntó Justin.
- No –mentí.
- Te escuché cantándola.
- ¿Entonces por qué preguntas? –me reí.
- Entonces lo admites. Estás admitiendo que estabas cantando Love Me.
- Vale, sí, la estaba cantando –acepté entre risas.
- ¿Vas a ser mi nueva belieber? –me preguntó pasándome un brazo por 
los hombros.
- Sí, sí, Justin –dije con sarcasmo.
- Me haría mucha ilusión –dijo poniendo morritos.
- Para tu cumpleaños, ¿sí? –dije riéndome
- Falta mucho.
- Lo bueno se hace esperar.

{En español}

- Oye que nosotras también nos queremos enterar de lo que habláis –pidió Judith grabando todavía.
- Pero deja de grabar, chiquilla –le rogué.
- No, no.
Justin, ¿Can you sing a song? –preguntó Thais.
- Oh, yes, yes –respondió él.

{En inglés}

- ¿Qué canción vas a cantar? –le pregunté riendo.
- Dirás, ¿qué canción vamos a cantar? –me corrigió Justin.
- Yo no pienso cantar –dije seria.
- Sí lo harás.
- No, no lo haré –Soy muy terca, y dudo mucho que cambie de opinión.
- ¿Le estás diciendo que no, a Justin Bieber? –preguntó él con una 
sonrisa torcida.
- Mmm, sí –respondí con indiferencia.
- Va, y te doy un beso –dijo él riendo. Las chicas, que algo entendían de 
inglés nos miraron muy atentamente. Thais se quedó con la boca abierta, y Judith seguía grabando, ¡qué pesada!
- Con amenazas menos –dije con una sonrisa torcida.
- Me has ofendido –se levantó y se cruzó de brazos.
- Oféndete lo que quieras –dije riendo.
- Vamos, la de Baby, que es fácil –rogó poniéndose de rodillas.
- Wow ¡Justin Bieber me está suplicando que cante con él! –chillé riendo
- ¿Vas a cantar conmigo? – me preguntó poniendo cara de cordero degollado.
- ¡Sí, sí! Pero deja de poner esa cara –dije riendo.
- ¡Bien! –se levantó y me abrazó.
- Loco –dije separándome y riendo.

{En español}

- Vamos a cantar la de Baby –dije rodando los ojos.

Thais se rió y puso la canción; y Judith, grababa. Justin y yo empezamos a cantar; la gente que pasaba se quedaba mirando, algunas personas grababan, hacían fotos, etc, pero lo más bueno era que ¡No se daban cuenta de que era Justin Bieber! Si es que hay que ser inútil. A ver, yo estoy paseando tan tranquila por la calle, y veo a un chico que canta Baby, con la misma voz que Justin Bieber, y tapado por una gorra y unas gafas de sol, ¡Es que es Justin Bieber! No tiene otra explicación. Esta canción me la sabía bastante bien, porque Thais la ponía siempre. SiempreLa única parte que no me sabía del todo bien era cuando Ludacris cantaba, así que me dedicaba a negar con la cabeza como diciendo: “No me la sé”.

- Por fin –exclamé cuando terminó la canción.
- Para no ser belieber te la sabes bien –dijo Laura riendo.
- De las veces que la pone ella –le expliqué señalando a Thais.

{En inglés}

- ¿Ves que no ha sido para tanto? –preguntó Justin riendo.
- Creía que me iba a morir -exageré.
- ¿Por qué? Si lo has hecho muy bien –dijo sonriendo.
- ¿Pero qué dices? Si canto fatal –al menos eso creo yo, porque todo el mundo dice que no. Creo que se ponen de acuerdo entre todos para hacerme la pelota.
- Cantas genial, ___. Y créeme, no lo digo por quedar bien. Tienes una voz muy bonita –me confesó con una sonrisa de la cual me enamoré
- ¡Gracias! –dije abrazándole.
- De nada –dijo él correspondiendo a mi abrazo y riendo.

Nos separamos y las chicas estaban boquiabiertas, y nos empecemos a reír.

{En español}

- ¡Nosotras también queremos un abrazo! –pidióThais en nombre de las demás.
- ¡Sí, sí! –gritaron al unísono todas.

Yo le traduje todo a Justin, se levantó y le dio un abrazo a cada una. No sé cómo pueden haber ‘haters’, Justin es una persona increíble, con un corazón enorme. No se merece como le están tratando. Que sí, que puede cometer errores, pero es que es una persona. Es un adolescente de dieciséis años, es normal que cometa errores; todos los cometemos, ¿y por eso tenemos que estar criticando o deseando lo peor?

- ___ –gritó Thais sacándome de mi mundo.
- ¿Qué? –pregunté reaccionando.
- ¿En qué pensabas? –preguntó Julia.
- En nada –respondí negando con la cabeza.
- Ya, te creemos, cariño –dijo Laura no muy convencid.a

Le saqué la lengua y se empezaron a reír.


|| Justin ||

La verdad, es que las amigas de ___ me caen muy bien. Están un poco, bueno, bastante locas, pero me cae genial. Y ___, oh, tiene una voz preciosa. No sé porque dice que canta mal, en serio, me quedé alucinado cuando la escuché cantar. Amo su voz, es dulce. Me encanta. Y su personalidad; por favor, es segura de sí misma, divertida, no se avergüenza de nada, y se ríe de sí misma, de lo que hace mal y lo que hace bien; y eso me gusta bastante en una chica. Sé que nos conocemos muy poco, pero siento un trato muy especial hacia ella. Tengo la esperanza de que ella y yo llegaremos a ser muy buenos amigos.

Así pasó la tarde y poco a poco las chicas se tuvieron que ir para casa. Hasta que nos quedemos Thais, ___ y yo solos.

- ___ –le llamé.
- Dime, Justin –dijo ella con una sonrisa la cual me enamoró.
- ¿A qué hora te tienes que ir? –pregunté.
- Pues… -dijo sacando su móvil del bolsillo- Son las ocho. Como muy tarde me dejan hasta y media. Así que me iré a las ocho y veinte. ¿Por qué?
- No, por preguntar. Así irnos juntos.
- Ah, vale –respondió con una sonrisa.
- ¿Adónde vive? –pregunté señalando a Thais, que estaba con su móvil muy concentrada.
- En mi barrio. Dos calles más abajo de donde vivo yo.

Nos tiramos toda la tarde hablando. Thais nos hacía fotos a mí y a ___ todo el rato, después me las hacía a mí. Pero no podía decirle nada, ya que es mi fan y se lo debo todo.

- Ya es la hora, nos tenemos que ir –dijo ___ levantándose del banco.
- Llamo a Kenny para que te acerque a casa –contesté sacando el móvil del bolsillo.
- No, no te preocupes. Vamos andando.
- Que no, que te lleva Kenny, que no le importa. –le insistí.
- Es que va a gastar mucha gasolina, Justin –¡Que terca es!
- Como si fuese eso un problema, ___. Kenny te lleva a casa y punto –dije zanjando el tema.
- Qué terco eres –dijo rodando los ojos.
- Tenemos algo en común –respondí sonriendo.

Marqué el número de Kenny y le dije que nos pasara a buscar, que queríamos ir a casa. A los 5 minutos un coche negro apareció delante de nosotros.

- Subid, anda –dijo Kenny asomando su cabeza por la ventanilla del conductor.

Los tres nos acercamos al coche.

- Hey bro’, ¿no te importa acercar a la amiga de ___ a su casa, no? –pregunté mirando a Thais.
- Claro que no, menos aburrido será el viaje –dijo él con una sonrisa

Les abrí la puerta a ___ y a Thais para que pasaran y me respondieron con una sonrisa.

- ¿Cómo te llamas? –preguntó Kenny en inglés y ___ le tradujo a Thais.
- Thais –contestó muy tímida.
- ¿Dónde vive? –me preguntó esta vez a mí.
- En el mismo barrio que ___.
- Okay –Kenny puso en marcha el coche y en un abrir y cerrar de ojos ya estaba aparcando en la calle dónde vivía ___.

Salí del coche, y como siempre le abrí la puerta.

- ¿Quieres que te acerque hasta tu casa o ya está bien aquí? –le pregunté a Thais, la cual me miró con cara de ¿wtf?, así que ___ le tuvo que traducir.
- No, no, dice que aquí está bien –contestó ___ en nombre de su amiga.

Thais se despidió de Kenny y de mí, y se marchó para su casa.

- Bueno Just, gracias por todo, en serio –me agradeció mientras sacaba las llaves de su bolsillo.
- No me tienes que agradecer nada –le dije con una sonrisa.
- ¿Quieres hacer algo mañana? –me preguntó.
- Claro. Te paso a buscar y ya veremos donde vamos. –le propuse sonriendo.
- ¿Por la mañana o por la tarde?
- ¿Qué tal todo el día? -___sonrió ante la idea- Podríamos ir a la playa a comer.
- Me parece bien. –aceptó.
- Te vengo a recoger a las once y media, estáte preparada.
- De acuerdo. Adiós Justin –dijo introduciendo la llave en la cerradura. Pero antes se giró y me dio un beso en...

___________

¡UOOOOO! ¿Le diste un beso a Justin? Jajajajaja. Bueno, que aquí tenéis vuestro capítulo :) Alomejor esta semana no puedo subir nada, porque estoy con exámenes y eso ¡PUF! Ya tengo ganas de que se acabe.

¿Sabéis quién viene el viernes a El Hormiguero 3.0? ¡¡JUSTIN DREW BIEBER MALLETE!! OMB *_* Yo no me lo pierdo.
En fin, un beso a todas, os adooooooro ^^

Bye!

4 comentarios:

  1. adoreee este capitulo!!! espera le diste un beso beso a justin? osea labios con labios?? wow!!!!! sigue asi porque adoro como escribes, siempre leo tu nove, y voy a comentar siempre :)besos hermosa, sigue asi :)

    ResponderEliminar
  2. Mee encantaa!! amé el capitulo :D. Espera....¿donde fue el beso? ¿en los labios o en la mejilla? dioooos estoy intrigadaaa!! prima pero como me dejas asii jaja. Un beso y un abrazo a distancia y cuidate mucho :D. Byee

    PD: Espero el proximo capitulo mordiendome las uñas :D

    ResponderEliminar
  3. OMG , me encanto el capitulo, porfavor sigue pronto y no la dejes PLEASE.
    Voy a intentar conseguirte mas seguidores ¿vale? pero no la dejes.
    ¿Dodne le dio el beso? aii estoy intrigada.
    Bueno, un bbesazo.
    PD: Continuala pronto y no dejes de escribir

    ResponderEliminar

¿Por qué no me sacas una sonrisa con un comentario tuyo? Vamos, es gratis.