¿Cuántos somos ya?

6 de noviembre de 2011

Never let you go. {06}


Caminamos hasta el hotel, y mientras, nos terminábamos de comer el helado. Entramos al hotel por una puerta giratoria, y me quedé viendo la recepción. Era hermosa.

- ¿Te gusta? –me preguntó Justin. 
- Es muy... wow –fue lo único que supe decir.
- Pues espera a ver las habitaciones –dijo cogiéndome del brazo.
- Espera, ¿hay escaleras? –pregunté al ver aterrorizada el ascensor.
- ¿Tú también eres claustrofóbica? –preguntó Justin al ver mi cara de horror
- No, simplemente que me dan miedo los ascensores –los odio, no hay cosa que me dé más miedo.
- Ajá –dijo Justin riéndose- Sí, hay unas escaleras, por aquí, sígueme –contestó Bieber cogiéndome del brazo.
- ¿Entonces, eres claustrofóbico? –pregunté mientras subíamos las escaleras.
- Sí. ¿Y a ti por qué te dan miedo los ascensores? –me preguntó algo curioso-
- Me da miedo hasta explicar el por qué –me reí.
- Eres rara, definitivamente, eres rara –dijo entre carcajadas.
- Lo sé.
- Oye, que si tanto miedo te da, estoy aquí, eh –dijo guiñándome un ojo.
- Qué rápido coges confianza, ¿no, Bieber?
- Solo con cierta gente –contestó Justin.
- ¿Y yo soy esa gente? –pregunté alzando una ceja.
- Claro. ¿Y ahora me vas a explicar por qué te dan miedo los ascensores?
- Pues, básicamente solo me dan miedo cuando tienen espejos –aclaré riéndome.
- ¿Perdón? ¿Entendí bien? –dijo Justin extrañado- ¿Solamente los que tienen espejos?
- Sí. Porque un día vi una serie, que es de miedo {"entre fantasmas", no sé si la conoceréis); y en un capítulo salió una escena. Estaba la chica típica chica rubia, alta, delgada, con tetas grandes, en el ascensor.
- No hacía falta la información de la chica, pero bueno, sigue –dijo Justin riéndose.
- Y bueno, en el espejo se veía reflejado… -Es que me da miedo hasta decir lo que se veía reflejado, en serio. 
- Se veía reflejado… ¿Qué se veía reflejado? –preguntó ansioso.
- Un fantasma –contesté susurrando- Dios me da miedo hasta decir esa palabra.

Él estalló a risas. Hasta se tuvo que parar porque  no podía respirar.

- No me hace gracia –dije parándome delante de él.
- Lo siento, lo siento –dejó de reírse y continuamos subiendo escaleras 

Por fin llegamos a la planta en la que estaba Justin.

- ¡Por fin! –exclamé alzando los brazos- Creía que no se acababa nunca.
- Pues acostúmbrate -dijo.
- ¿Que me acostumbre? ¿Eso quiere decir que subiré más a menudo? –le pregunté con un tono pícaro.
- Claro me tienes que hacer compañía por las noches –dijo Justin guiñándome un ojo.
- Qué pervertido –negué con la cabeza.
- Oye, ¡a ver si la pervertida vas a ser tú! –contestó señalándome con el dedo- Yo me refería a jugar al ajedrez, ver películas, y todo eso.
- Vale, no te alteres –me reí.

Justin las llaves y las introdujo en la cerradura.

- Pasa –dijo echándose a un costado para que pueda pasar.
- Gracias –la habitación era enorme. Tenía un balcón con vistas preciosas.
- Omg –dije sin dejar de mirar la habitación
- Aquí dormiremos mi madre y yo por dos semanas –me explicó sonriendo
- ¿Te quedas 2 semanas en Tarragona? –pregunté ¿ilusionada?, ¿es la palabra que busco, ilusionada? La verdad es que Justin me estaba cayendo genial, tenía mucha confianza con él, pero solo lo veo como un amigo.
- Sí –respondió él sonriendo- Tenemos dos semanas para conocernos más.

- Justin, ¿con quién hablas? –se escuchó una voz que provenía del lavabo. Apareció una mujer que nos miraba a Justin y a mí. Era alta, pelo liso y castaño, ojos verdes y de unos treinta y tantos años.
- Mamá, ella es ___, la chica de la que te hablé. Y ___, ella es 
Patricia, mi madre –dijo Justin presentándonos.
- Llámame Pattie –pidió ésta dándome un beso en la mejilla- Encantada.
- Lo mismo digo –contesté con una sonrisa.
- ¿Así que esta es la chica de la que me hablaste? –le preguntó la mujer a su hijo.
- Sí –contestó él algo tímido.

- Es muy vergonzoso –me dijo Pattie-, pero supongo que ya te habrás dado cuenta.
- Bueno, conmigo no es tan vergonzoso –dije riéndome.
- ¿Ah no? –preguntó ella levantando una ceja- Pues es raro.
- Bueno mamá, ¿no tenías que ir a hacer una cosa? –dijo Justin.
- Eh...  -dudó Pattie extrañada a su hijo- Ah, sí, sí. Adiós hijo –se despidió dándole un beso en la mejilla- Adiós ___, ha sido un placer conocerte.
- Lo mismo digo.

Pattie cogió el bolso, abrió la puerta, se despidió de nosotros con la mano y se marchó. 

- ¿Por qué echas a tu madre? –regunté poniéndome las manos en la cintura- Con lo simpática que es.
- ¿Quieres que esté toda una eternidad contándote cosas sobre mí de cuando era pequeño? –preguntó él sarcásticamente.
- No hace falta, para eso ya tengo a Thais –expliqué riéndome.
- Bueno, ¿quieres ver la televisión? –preguntó señalando la televisión.
- Claro.

Justin y yo nos tumbamos en la cama y nos pusimos a hacer zapping. No echaban nada interesante, hasta que en el MTV hablaban de Justin

- Están hablando de ti –dije al ver unas imágenes de él.
- Qué raro, ¿no? –preguntó sarcásticamente.

“Al parecer el cantante canadiense está pasando las vacaciones en un país europeo, el cual se desconoce el nombre. Según nos han informado, estará allí aproximadamente unas dos semanas. ¿Qué hará nuestro conocido cantante? Os mantendremos informados. Hasta el próximo programa”.

- Entre las beliebers y los paparazis, creo que no vas a pasar buenas vacaciones.
- Por las beliebers no hay ningún problema.
- Pues sal a la calle sin tu “disfraz” –dije haciendo comillas en el aire.
- Creo que paso –rio.
- Oye, es tarde –dije sacando el móvil del bolsillo-, me tengo que ir.
- ¿Me dejas solo? –preguntó Justin poniendo cara de niño pequeño.
- Sí –respondí poniendo voz de tonta.
- Mala –contestó frunciendo el ceño- Al menos deja que Kenny te lleve a casa.
- Voy volando, tranquilo –bromeé riéndome.
- Hay mucho tráfico por ahí arriba –me siguió el royo señalando el cielo que se veía desde el balcón- Mejor que te lleve Kenny en coche.
- ¿Tengo otra opción?
- No –contestó él sonriendo.
- Pues entonces vale.
- Así me gusta –rio.

Justin llamó a Kenny y le dijo que nos esperara en la puerta del hotel.

- Corre, vamos por las escaleras –dijo Justin zarandeándome- No vaya a ser que te aparezca un fantasma en el espejo.
- ¡Bieber, idiota! No me lo recuerdes más, que me da todavía más miedo –lo empujé.
- Ya, lo siento. Lo tenía que decir.
- Sí, ya –dije frunciendo el ceño.
- ¿Estás enfadada? –me preguntó mientras bajábamos las escaleras.
- Sí –respondí parándome y cruzándome de brazos.
- Vamos, solo era una broma –dijo riéndose.
- Olvídame, Bieber -En realidad no estaba enfadada.
- Vamos, va, perdóname –yo negué con la cabeza- ¿Te vas a tirar todo el día ahí parada? –asentí- Bien.

Justin se acercó a mí y me cargó a su espalda

- ¡¿Qué haces?! –pregunté reaccionando de lo que había hecho.
- Así no tardamos tanto –explicó él riéndose.
- Bájame, Bieber. No soy un saco de patatas –le obligué dándole puñetazos en la espalda.
- No, de patatas, no. Un saco de harina, ¿sí? –dijo soltando un par de carcajadas.
- No me hace gracia –dije enfadada.
- A mí sí, ¿no ves cómo me río? –preguntó él.
- Sí. Lo veo, tranquilo.

Llegamos a la recepción del hotel y Justin me soltó.

- Se me han hecho eternas la escaleras –dije cruzándome de brazos.
- Pero si en el fondo te ha gustado –me susurró Justin en el oído.
- No te emociones, Bieber –dije empujándole.

Subimos al coche de Kenny sentados de la misma forma que siempre. Justin de copiloto y yo en la parte de atrás.

- A casa de ___ –pidió Justin.
- Okey –asintió Kenny- ¿Qué habéis hecho en el hotel?
- Pues…
- Ver la televisión –me adelanté yo.
- Qué divertido –comentó Kenny sarcásticamente- ¿No habéis hecho nada más?
- Sí, ___ me ha enseñado un lugar muy bonito –contestó Justin sonriendo.
- Ya me lo enseñarás, Bieber –pidió su guarda espaldas.
- ¿Qué os ha dado a todos por llamarme Bieber? –preguntó Justin.
Bieber –dijimos Kenny y yo al unísono.

Todos reímos, incluido Justin. Llegamos a mi casa, y Kenny paró el coche. Justin salió y como siempre hacía, me abrió la puerta.

- Me lo he pasado genial Just –dije sonriendo.
- Yo también.
- ¿Mañana puedo presentarte a unas amigas?
- ¿Son beliebers? –preguntó riendo.
- No, puedes estar tranquilo.
- Entonces sí.
- ¿Te llamo y quedamos en aquél sitio que te enseñé? –le propuse
- ¿Dónde tienes pensado hacerte una casa? –preguntó Justin entre risas.
- Sí, ahí –contesté yo también riendo.
- De acuerdo –aceptó sonriendo.
- Entonces adiós –dije acercándome para darle dos besos. Pero Justin se adelantó y me dio uno en la mejilla.
- Adiós, Bieber –dije riéndome.

Justin entró en el coche y Kenny se despidió de mí.

___________

¡Hooooola! ¿Qué tal? Espero que bien :D
En fin, TODO UN CAPÍTULO A SOLAS CON JUSTIN. Amadme. Ok, no.
Dios, tengo toda la historia planeada, y MOTHER OF GOD. Es increíble. Va a ser bastaaaante larga. Y ya está; no os puedo adelantar más.

En fin, no sé quién, me dijo que hiciera maratón en esta novela, y yo le respondo; cariño, estoy muy ocupada con la otra porque voy bastante atrasada. Hice el maratón en la otra nove por eso, porque iba atrasada.
Más adelante ya haré un maratón, ¿sí?. Dame tiempo, que acabo de comenzar :)

Pues ya está, ya lo he dicho todo. Intentaré publicar lo antes posible.
Un beso a todas.

6 comentarios:

  1. ¡Me ha gustado mucho el capitulo! Seguro que "ella" y Justin terminarán juntos pronto...
    Espero el próximo capitulo con ansías. Un beso, cariño. ♥

    ResponderEliminar
  2. Holaa:) Soy del blog de Fotografías mc;) Te aviso que estoy viciada a esta novela y más te vale que la sigas! Por cierto yo sooy de Barcelona:)Otra cosa, te podrías pasar por mi novela y comentar porfa? Me haría mucha ilusión :) Te dejo la web:

    letlifeflow.blogspot.com

    Siguelaaaa o me cargo a alguien!

    ResponderEliminar
  3. Holaa :D. Yasmina me encanto el capitulo! te juro que mori de la risa con lo del fantasma jajajjaja dios estuve mucho riendo jaja. Me encanta tu novela linda y tienes que seguirla eh? jaja.
    Un beso y un abrazo a distancia, te quiero primaa ♥

    PD: Espero el siguiente capitulo con ancias :D

    ResponderEliminar
  4. hola!!! me encantooo este capitulo! por favor sigue escriviendo que la adorooo, gracias por SIEMPRE pasarte por mi blog y comentar :) lo digo encerio, gracias, besos, esperoel próximo cap!!!

    ResponderEliminar
  5. Holaaaa, soy nueva lectora por eso escribo después de un año jajaja. Bueno, era urgente que comentara en este capítulo porque quería decir que lo del ascensor me pasa a mi... Vi un episodio de entrefantasmas con una china en un ascensor que se la aparecía la Bloody Mary falsa... Y ya me estoy cagando porque mi cobaya esta haciendo ruiditos... Bueno eso y en mis pisos, donde vivo, hay un ascensor con la mitad de una de las paredes echa de ESPEJO T.T Te comprendo... Y yo vivo en una mierda de pueblo cerca de Madrid.

    ResponderEliminar
  6. SOY NUEVA LECTORA Y ESO ES FWOPIQU99WEROQ0WRO

    ResponderEliminar

¿Por qué no me sacas una sonrisa con un comentario tuyo? Vamos, es gratis.