¿Cuántos somos ya?

24 de noviembre de 2011

Never let you go. {13}



Me desperté a eso de  las 9 de la mañana. Estaba aburrido y no sabía que hacer así que decidí ir a dar una vuelta. Le dejé una nota a mi madre de que me marchaba y me vestí. No llamé a Kenny para que me acompañase porque era temprano, y quería que descansase. Aparte, no creo que me pase nada malo. Salí del hotel y las cámaras de nuevo me estaban acosando en la salida. Ahora me arrepiento de no haber llamado a Kenny.

- Justin, Justin. ¿Cómo conociste a ___? -¿Qué? ¿Cómo saben su nombre?
- ¿Es solo un rollo o vuestra relación es seria? –preguntó otro periodista.

Salí corriendo y me metí en una cafetería. Desayuné y esperé a que los paparazis se fueran, pues me estaban esperando en la puerta del local. Con tanto correr y esconderme en sitios se me hizo las once de la mañana. Supuse que ___ ya estaría despierta así que puse rumbo a su casa. Llegué por fin a su casa y llamé al telefonillo.

- ¿Sí? –me contestó una voz adormilada
- ___, ¿estabas durmiendo?
- Ay, Justin. Sí, sí. ¿Por qué?
- Por si querías dar una vuelta, pero nada, te dejo dormir.
- Sube anda.

Sonó la alarma que te advierte que la puerta está abierta y la empujé. Subí las escaleras y ahí estaba ella, apoyada en el marco de la puerta y con una sonrisa. Su pijama consistía en una camiseta de tirantes y unos pantalones cortos, que se ceñían a su cuerpo y hacían que sus curvas resaltaran. Su pelo estaba alborotado, pero le quedaba bien. Me acerqué a ella y le di un beso en la mejilla. Pronto su sonrisa se desvaneció y me dio un puñetazo en el hombro.

- ¿Por qué me pegas? –pregunté restregándome la mano por el hombro
- Por despertarme –se echó a un lado y pasé a su casa.

Me dio la mano y me metió en su habitación. Me dio un empujón y me hizo sentarme en su cama sin hacer. Me entregó su portátil y dijo:

- Voy a cambiarme –acto seguido cogió ropa del armario y se encerró en el lavabo.

Encendí el ordenador y apareció la página de Google. Al parecer estaba buscando imágenes de mi amigo Chris. Me reí y minimicé la página para luego poder mostrársela. Me metí en mi Twitter y tenía muchísimas menciones. Las contesté todas y me metí en el perfil de ___(tn). Me fijé en cuantos seguidores tenía y me quedé de piedra. 5.000. La última vez que vi su perfil tenía muy pocos.

“Ya se han enterado las beliebers de cómo se llama” pensé.

Al rato salió ___. Wow.  Me encanta su estilo, y encima hoy va genial. http://www.polyvore.com/try_to_be_normal_but/set?id=39725759

- Me gusta cómo vas vestida –dije sonriendo
- A mí me gusta cómo vas tú. El morado es mi color favorito.
- El mío también –contesté riendo.
- ¿En serio? Soy la única que lo sabe, entonces –dijo con sarcasmo- ¿A que el azul también es tu favorito?
- Wow. ¿Cómo lo sabes? –pregunté riendo
- Wikipedia –hizo un gesto con las manos, provocando que estallara a risas.
- ¿Has desayunado? –preguntó mientras me empujaba de la cama y empezaba a hacerla
- Sí –me acordé de lo del portátil y sonreí- Oye, ¿te gusta mi amigo Christian?

___(tn) me miró y frunció el ceño

- ¿A qué viene esa pregunta? –encendí el ordenador y le mostré la página con las fotos de mi amigo.
- Ah –contestó riendo- No. Bueno, sí. No, solo me parece guapo –enarqué una ceja- En realidad me parece GUAPÍSIMO –remarcó la última palabra y se mordió el labio inferior.
- ¿Te gusta Chris? –pregunté entre risas.
- Lo amo –estallé a carcajadas- Con esos ojazos verde oliva, su pelo rubio cenizo… ¡Lo amo ¡Lo amo!
- Estás loca –dije riendo.
- Dios, es que cuando Thais me enseñó uno de sus primeros videos me quedé: que feo es, coño. Pero cuando me enseñó uno de los últimos, que ya no tenía aparatos, su cara era más… Varonil, es decir, ya no tenía cara de niño. Buf, me enamoré de él, te lo juro.

Empecé a reírme como un desquiciado. No me puedo creer que ___ esté obsesionada con Chris. No le pega para nada.

- Cuando quieras te lo presento.
- ¡¿En serio?! –preguntó entusiasmada. Asentí con la cabeza y vino a abrazarme- ¡Te quiero, Justin! ¡Te quiero, eres el mejor!
- Dios mío, suéltame. Me vas dejar sin aire.

Me dio un beso en la mejilla muy fuerte.

- ¡Te quiero! –empezó a bailar de la emoción y se tumbó en la cama.
- ¿Qué harías si lo vieras? –pregunté sentándome a su lado.
- Lo violo –se mordió el labio inferior y se empezó a reír- Hablo enserio.
- No sé por qué, pero te creo.
- Tengo hambre. Voy a desayunar.

La seguí hasta una pequeña cocina. Me extrañó que viviera en un piso tan pequeño. Según me había contado, sus padres eran de dinero, y se supone que tienen que tener una buena casa. No digo que tengan que ser de estas de dos pisos ni nada, pero grande y espaciosa, pues sí.
Abrió la nevera y sacó una jarra de zumo, la vertió en un vaso y se lo bebió de un trago.

- ¿Quieres algo, Justin? –me preguntó mientras abría un armario y sacaba una bolsa de magdalenas.
- No, no gracias –respondí con una sonrisa.

Se sentó en una silla que había a mi lado y empezó a comerse las magdalenas.

- O sea que te encanta mi amigo Christian… -ella sonrió e hizo un corazón con las manos.

“When U smile I smile”

__ me miró extrañada durante unos segundos y después se empezó a reír.

- ¿Tienes tu propia canción como tono de llamada? –ignoré su comentario y miré quien me llamaba.
- Me llama tu amado Christian -___, que estaba bebiendo, escupió todo el zumo.
- ¿En serio? –asentí y pude notar como sus ojos brillaban con un brillo que no había visto nunca. Su cara esbozó una gran sonrisa.

#Llamada telefónica#
- Hey Christian -___ se mordió el labio inferior cuando pronuncié su nombre.
- Justin, tío. ¿Qué tal?
- Bien, bien. Con una amiga -___ hizo un corazón con las manos y sonrió
- ¿Con ___?
- ¿Tú también te has enterado, no?
- Claro, man. Eres noticia en todos lados.
- Pues es todo falso. Solo somos amigos.
- Mejor, así me la puedo quedar yo. No veas como está.
- Espera, espera un momento.

Puse el altavoz para que ___ pudiera oír lo que decía Christian.

- ¿Qué? ¿Qué has dicho? Es que no te he oído bien –mi amiga sonreía como una boba. Se nota que está obsesionada con Chris.
- Que mejor que solo seáis amigos, mejor para mí. Porque no veas como está
- ¡Omg! –chilló ___. Se levantó de la silla y se tapó la boca para no gritar de la emoción, pero empezó a dar saltitos.

Estallé a risas.

- ¿Con quién estás? –preguntó Christian riéndose
- Con la loca de ___.
- Pásamela

­- ___, Christian quiere hablar conmigo –esta abrió los ojos como platos y se sentó en la silla precipitadamente mientras se apartaba el flequillo de la cara con mucho nerviosismo.

- Oh Dios mío –se limitó a decir. El teléfono temblaba. Me empecé a reír.
- Hola, ___. ¿Sabes quién soy? –dijo Chris riendo
- Omg. ¿Estoy hablando con Christian Beadles? Es imposible.
- No, en serio. Soy yo –contestó mi amigo entre risas- ¿Cómo estás?
- Temblando –admitió ___ riendo.
- ¿Por qué?
- Porque estoy hablando contigo –que sincera que es, por Dios. Ojalá fuera yo así.
- ¿Eres fan mía? –preguntó riendo
- Soy tu novia, lo que pasa es que no lo sabes –contestó mi amiga sonriendo. No lo pude evitar, miles de carcajadas salieron de mi boca.
- Vaya. ¿Y desde cuando llevamos saliendo?
- Uff, desde hace muchísimo tiempo -___ estaba que radiaba felicidad por doquier. Su sonrisa se ensanchaba por cada palabra que decía Christian.
- Pues ven a verme. No me gustan las relaciones a distancia.
- Ojalá pudiese ir, créeme –contestó ella apenada.
- Dile a Justin que te lleve -¿Qué la lleve a Atlanta conmigo? Hombre, no estaría nada mal.

___me miró con una sonrisa y me encogí de hombros.

- Bro’, lleva a tu amiga a Atlanta –me pidió Christian- quiero conocer a mi novia.

A ___ se le iluminaron los ojos, los tenía vidriosos y una lágrima empezó a recorrer su mejilla.

- Pero no llores, tonta –la abracé con todas mis fuerzas y le limpié las lágrimas.
- ¿Está llorando? –preguntó Chris
- No, no –respondió ___- Justin, que es un mentiroso.
- No llores, eh –le pidió Chris a ___.
- Vale, vale –dijo riendo.
- Pues eso bro’. Lleva a ____a Atlanta, ¿sí?
- Ya veremos.
- No, no. Tienes dos opciones –hizo una breve pausa- o la llevas o la llevas.
- Aw ¡Que mono! –exclamó ____.
- Que novia más tierna tengo –dijo Chris riendo- Por cierto
- Dime man.
- A ti no, estúpido. A mi novia
- Dime Chris –contestó ___.
- No sabía que cantaras tan bien.
- Si no me has escuchado cantar –dijo ___extrañada mirándome
- Hay un video en el que sales cantando Baby con Justin –Shit. Cuando conocí a sus amigas.
- Oh mierda.
- ¿Qué pasa? –preguntó Chris.
- No, nada, Chris.
- Bueno me tengo que ir. Un placer hablar contigo, ___.
- Lo mismo digo –contestó mi amiga con una sonrisa
- A ver si Justin me hace caso y te lleva a Atlanta –dijo mi amigo entre risas.
- Sí, bro’ haré lo que pueda.
- Adiós.
#Fin de la llamada telefónica#

- Justin –me llamó ___- Te amo.

Se tiró encima de mí y me abrazó.

- No me puedo creer que haya hablado con Christian. Oh Dios mío. Esto es un sueño –reí ante el comentario de mi amiga. 

La verdad es que no le pega para nada ser una loca obsesa de esas, que cuando ven a su ídolo empiezan a chillar o a llorar.  No sé, no le va este tema.

- Pues has hablado, y al parecer te quiere conocer –contesté mientras me apartaba de ella y le acariciaba la mejilla.
- Esto es un sueño.
- No lo es –respondí.
- Yo tomaba por imposible conocer a mi ídolo
- Never say never –dije colocándole un mechón de pelo detrás de la oreja.

Nos miramos a los ojos y sonreímos como unos bobos. Con esa típica sonrisa que pone un adolescente enamorado.

- Voy a matar a Judit –esta cambió de tema y de expresión tan rápidamente que pensé si era bipolar.
- ¿Por qué? –pregunté riendo
- Le dije que no colgara el vídeo a ningún lado y va y lo cuelga –negó con la cabeza como signo de desaprobación.
- ¿No has pensado que quizás lo haya grabado otra persona? -___(tn) negó con la cabeza- Me lo imaginaba. Nunca piensas.
- Más que tú seguro. Lo que pasa que aún sigo con el efecto Christian.
- Se nota que estás obsesionada –comenté riendo
- Mucho.
- ¿Vamos a dar una vuelta? –pregunté
- Sí. ¿Solos?
- Claro. ¿Por qué?
- Mejor llama a Kenny, por si acaso te acosan los fans y los paparazis.
- Sí, mejor.
- Ves que tú tampoco piensas –dijo ___ riendo.
- Que sí que pienso –le dije- Lo que pasa es que aún sigo con el efecto Christian –imité su voz en la última oración y ___ me lanzó una mirada penetrante
- Yo no hablo así.
- Tienes voz de ardilla, como Christian
- Pues bien bonita que es, entonces.
- Obsesionada.
- No, no. Enamorada.
- Pareces una belieber.

___ se puso de pie y empezó a bailar. Lo que yo decía. Está loca.

- La mano arriba, yo soy belieber. Y quien me pone es Justin Bieber –dijo cantando.
- No me lo esperaba. ¿Eres mi nueva belieber?
- No, era para ilusionarte un poco –estalló a risas y empezó a recoger la cocina.

Cuando terminó me cogió de la mano y salimos juntos a la calle.
Cientos de paparazis aguardaban en la puerta de su casa.

- ¿Sois pareja?
- Solo somos amigos –respondió ___ saliendo de aquél caos.
- ¿Sabes que te han grabado cantando una canción con Justin y lo han subido a Youtube?
- Sí, lo sé.

Salimos de ahí como pudimos y vimos un coche negro.

- ¿Ese es Kenny? –preguntó mi amiga
- Sí –Kenny nos hizo un gesto con la mano para que subiéramos y le hicimos caso.

Nos montamos los dos en la parte de atrás y Kenny arrancó el coche.

- ¿Cómo nos has encontrado? –le pregunté a Kenny.
- Dejaste una nota y me imaginé que estarías en casa de ella –contestó sonriendo a ___
- Cómo me conoces, Kenny.
- ¿Y a dónde queréis ir? –preguntó doblando una esquina y parándose.
- ¿Qué más da? Si total, vayamos dónde vayamos habrán paparazis o fans –contestó ___ negando con la cabeza.
- ¿Vamos al hotel, y ahí la liamos un poco? –pregunté sonriendo
- Por mí bien –respondió mi amiga.
- Pues al hotel se ha dicho –dijo Kenny poniendo en marcha el coche de nuevo.

***

Kenny aparcó el coche y ¡No había ningún paparazzi! Alucinante. Subimos al hotel y por las escaleras vi a ___ muy rara. No sé, no hablaba ni nada. ¿Se habrá enfadado? En parte, creo que lo entendería. Desde que es mi amiga, tanto las fans como los paparazis le acosan sin cesar. No quiero que ___ lleve la misma vida que llevo yo. Sin poder hacer todo lo que quiero por miedo a que los periodistas den otra versión o rumores falsos. No poder hacer absolutamente nada.

___________

¡Amoooores! ¿Cómo estáis? Yo mejor :D
No tengo muchas ganas de hacer esos pedazos de comentarios que dejo después del capítulo, puesto que hoy no tengo nada que decir.
Agradezco mucho mucho mucho los comentarios anteriores. Se notó que os gustó el capítulo. ¡¡Ya estoy happy!!
Por cierto, Paula, gracias por advertirme de el estúpido error, si no fuera sido por ti, habría seguido ahí. Gracias :)
Besazos a todas y no os olvidéis de comentar!

8 comentarios:

  1. lindo capi el de hoy
    me gusta como escribes :)
    tus dos noves son muy lindas :)
    aqui para lo que te pueda ayudar
    ilsee:)

    ResponderEliminar
  2. Me encanto el capitulo de hoy
    Amo como escribes!
    Siguela! quiero saber que es lo pasara
    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. OMG! AMO A CHRISTIAN BEADLES!! alguien que si entiende mi afectos WII!! :D estoy super emocionada!! Me enamore del capítulo ME ENCANTO!!

    ResponderEliminar
  4. AAAiiixx *___* Ahora salgo con chris? xdd madre mia, no se como va a seguir esta historia:) Es genial xd Publica prontoo!! Te quieroo<3

    ResponderEliminar
  5. oooooooooooh mi Chriis *_* isisisiss yo quiero salir con Chris PERO despues con justin eeeeh ¬¬ jajajajajaja dios siguela siguelaaa! :)
    Un beso Guapaa1
    Te qierooo

    ResponderEliminar
  6. JAJAJJAJA ME MUEROOO, AME EL CAPITULO, AMO TODOS LOS CAPITULOS, EN FIN, AMOOOOO LA NOVELA!! YA TE LO DIJE NO? JAJAJAJAJAJ BUENO COMO SABES SIEMPRE LEO Y COMENTO, TODOS MIS APOYOS Y SIGUE ESCRIBIENDO, QUE NO SE TE VUELVA A PASAR ESA ESTUPIDA IDEA DE DEJAR LA NOVELA POR LA CABEZA!!! BUENO TE QUIEROOO BESOS, PUBLICA PRONTOOO! :D

    ResponderEliminar
  7. Premio en mi blog:
    http://ahoraqueteconocinuncamesepararedeti.blogspot.com/2011/11/premiooos.html
    Un beso! ^.^

    ResponderEliminar

¿Por qué no me sacas una sonrisa con un comentario tuyo? Vamos, es gratis.