¿Cuántos somos ya?

20 de noviembre de 2011

Never let you go. {11}


- Solo somos amigos –le volví a repetir.
- Pero ahora serás famosilla –comentó mi amiga riendo.
- Lo sé. Ya he tenido mi primer acoso en el hotel.
- Que fuerte.
- Ya ves. –hubo un minuto de silencio, pero volví a hablar- En fin, te dejo. Tengo sueño.
- De acuerdo. Adiós.
#Fin de la llamada telefónica#

Dejé el móvil en mi mesita de noche y me acosté


|| A la mañana siguiente ||

Escuché el arrullo de una paloma muy cerca. Me extrañé, ya que la ventana estaba lejos de mi cama, y el sonido se podía oír muy cerca. Volví a escuchar ese odioso arrullo y me levanté. Vi una paloma dentro de mi habitación, concretamente en mi escritorio. Se había colado por la ventana. Esta empezó a revolotear por toda la habitación y me asusté, bueno más que asustarme, me dio asco.

- ¡La puta! –empecé a chillar mientras cogía una escoba para 
sacarla de mi habitación

Entre escobazo y escobazo logré echarla. Cerré la ventana esperando que no volviera a aparecer. Definitivamente odio a las palomas. Me iba a acostar de nuevo, pero vi que eran las 11 y media de la mañana. Cogí mi móvil para escuchar música y me di cuenta de que tenía un mensaje.

"Fea, cuando estés me llamas. Thais"

Llamé a mi amiga y esperé a que contestara.

#Llamada telefónica#
- Baby, baby, baby Oh! –al escuchar eso me di cuenta de que Thais no estaba sola
- ¿Hola?
- Lo siento, es que estoy en casa con las chicas y estamos cantando
- Sí ya me he dado cuenta. ¿Qué querías?
- ¿Te vienes a casa?
- ¿Ahora? –buf, no hay ganas de ir.
- Sí, y te quedas a comer. Las chicas también se quedan.
- Bueno vale. En veinte minutos estoy en tu casa.
- ¡Wiiiiii!
- Eh, que ya pasó, Thais –le corté la emoción a mi amiga.
- Pues eso, que nos vemos en veinte minutos.
#Fin de la llamada telefónica#

Recogí la habitación, me vestí (http://www.polyvore.com/cgi/set?id=39649476&.locale=es) y me bebí un zumo. Cogí mis cosas y me marché rumbo a casa de Thais.

***

- Hola belieber –me saludó Thais dándome un abrazo.
- No soy belieber –dije separándome.
- Sí, sí. Pasa anda –Thais se echó a un lado para que pudiera entrar.

Fui a su habitación con mi amiga detrás y en cuanto entre me recibieron con un "¡Hola, novia de Bieber!".

- Idiotas. Sabéis perfectamente que no soy su novia –dije sentándome en la cama.
- ¡Pero te gustaría! –recibí un almohadazo por parte de María.
- ¿A quién no? Es Justin Bieber –dijo Judit
- Exacto –añadió Thais- Estoy contigo.

Ambas chocaron los 5 y se pusieron a reír.

- Oye, que si no te gusta, me lo das a mí, eh –le pegué un puñetazo en el hombro a Julia.
- Auch. Eso duele –se quejó.
- Vamos, admítelo. Te gusta Justin –dijo Laura sentándose a mi lado con las piernas cruzadas.
- No me gusta.
- Claro que te gusta. Entiendo que engañes a las cámaras, pero a nosotras no –¡qué pesadas, que no me gusta Justin! ¿Cuántas veces lo tengo que decir? ¡NO-ME-GUS-TA-JUS-TIN! NO ME GUSTA.
- Sois un poco pesadas. ¿Lo sabéis?
- Sí –contestaron todas al unísono.
- Cuéntanos que pasó ayer en la playa –pidió Ana.
- Sí, pero con detalles –exigió María. Abrí la boca para poder hablar pero me interrumpieron otra vez.
- Con todos los detalles, eh. No te dejes ninguno.
- ¡¿Me dejáis hablar?! –pregunté irritada.
- Sí –contestaron todas a la vez.

***

- Y eso es todo lo que pasó –dije después de haber terminado de explicarles todo lo que pasó ayer con Justin. Desde la playa hasta que me fui del hotel.

- ¡Mi amiga va a ser famosa! –me abrazó Thais y pronto las otras se unieron.
- Pues vuestra amiga famosa se está quedando sin aire.
- Ups. Lo sentimos –las chicas me soltaron y empecemos a reír.
- ¿Vamos a comer ya? Tengo hambre –dijo Laura llevándose una mano a la barriga.
- ¡Gorda! –chillemos todas a la vez.


|| Justin ||

Después de que ___ se hubiese marchado entré a la ducha y me bañé tranquilo. Me acosté en la cama y dormí hasta más de las 12 de la mañana.

- ¡Despierta, bro’! –recibí un almohadazo y supuse que sería Kenny.
- No quiero, Kenny –me tapé la cara con la almohada y me giré quedando de espaldas al techo.
- ¡Vamos, es tarde! Y tu madre quiere ir a dar una vuelta.
- Pues que vaya, no la voy a retener aquí en la habitación.
- ¡Justin, que te levantes ya! –esta vez la voz que escuché no fue la de Kenny, sino la de mi madre, así que me levanté rápidamente.
- ¿Y por qué a mí no me haces caso?
- Porque tú no das miedo –dije riendo

Kenny me pegó una colleja floja en la nuca y yo se la devolví.

- Justin, venga, vístete –me pidió mi madre- Vamos a ir al CC a dar una vuelta.
- ¿Pero antes vamos a comer, no? Es que tengo hambre.
- Claro. Te esperamos en el restaurante del hotel. No tardes –mi madre se acercó a mí y me dio un beso en la frente. Se marcharon y me vestí.

Me puse esto:

Bajé al restaurante a comer con mi madre y Kenny. Cuando me vieron, se levantaron, cogieron un plato y fueron poniéndose comida.

- ¿Y qué vamos a hacer en el CC? ¿Correr delante de mis fans? –pregunté riendo.
- Quiero comprarme ropa.
- Pero si ya tienes mucha –repliqué.
- No eres el más indicado para hablar, Bieber –me regañó Kenny.
- Me voy a aburrir mirando ropa de mujer –dije poniendo morritos.
- Pues te vas a ver ropa de hombre.
- Será de niño –corrigió Kenny a mi madre.
- Eh, que ya tengo dieciséis años. No soy tan niño.
- Pero eres mi niño pequeñito –dijo mi madre emocionándose y dándome un beso en la mejilla.
- No tan pequeñito, mamá –le contesté riendo.

Terminamos de comer y fuimos a la habitación para que mi madre cogiera sus cosas.

- ¿Puedo llamar a ___ para que venga? –pregunté saliendo de la habitación.
- ¿Puedo llamar a ___ para que venga? –me imitó Kenny poniendo voz de niña pequeña.
- Eh, tío. Yo no hablo así –le pegué un puñetazo en el hombro.
- Ya vale los dos –nos regañó mi madre- Sí, Justin, llámala.


|| ___ ||

Las chicas y yo terminamos de comer y limpiamos un poco la cocina.
Los padres de Thais no estaban. Se habían ido de la ciudad por dos días porque una tía de su madre había enfermado y querían ir a verla, así que Thais estaba sola.

- Oye, ¿Qué vamos a hacer ahora? –preguntó Laura tumbándose en la cama.
- ¿Vamos al centro comercial? –propuso Judit.
- Claro –contestaron todas menos yo, porque en realidad, me daba igual a donde ir.
- ¿Tú quieres venir, ___ –me preguntó Julia.

En ese momento sonó mi móvil. Lo saqué de mi bolsillo y vi quién me llamaba.

- ¿Quién es? –preguntaron todas.

Ana se acercó a mí para ver quien me llamaba.

- Es su novio –le pegué un puñetazo en el brazo y contesté a la llamada.

#Llamada telefónica#
- Hola Justin –saludé sonriendo. Mis amigas empezaron a imitarme poniendo caras tontas.
- Hola ___. Me preguntaba si querías venir al centro comercial conmigo. Bueno y con mi madre y Kenny.

- ¡Pon el altavoz! –me pidió Thais.
- Pero si no vais a entender nada, subnormales.

- ¿___? ¿Estás ahí?
- Sí, sí. Es que estoy con unas amigas y no callan.
- Ah, pues supongo que no querrás venir conmigo.
- ¿Adónde?

- Al centro comercial. Estás atontada, eh.
- Sí, pero solo un poco –reí y mis amigas de nuevo se burlaron de mí. Cansada de sus dichosas bromas, les tiré un almohadazo a cada una.
- Entonces te dejo.
- ¡Justin, espera! Que mis amigas y yo, íbamos a ir al centro comercial. Si quieres nos encontramos ahí.
- Claro –aceptó Justin- Que alivio. Solo de pensar que estaría mirando ropa de mujer todo el día.
- Que tonto –dije riendo- Pero espera, ¿sabes dónde está?
- Sí, sí. Tranquila. ¿Quedamos ahí, entonces?
- Claro. ¿Tú vas ahora, no?
- Sí. ¿Tú también?
- Sí –contesté riendo.
- Pues nos vemos –se despidió Justin- Un beso.
- Hasta luego.
#Fin de la llamada#

- ¿Qué te ha dicho tu novio? –preguntó María.
- Que él va al centro comercial y que si quería que fuera con él. Y como nosotras vamos ahora, le he dicho que nos encontramos ahí en un rato.
- Ah.
- ¡Entonces estás admitiendo que eres su novia! –chilló Julia saltando
- ¿Qué? No. ¿Qué dices?
- Sí, porque cuando María te ha preguntado: ¿Qué te ha dicho tu novio? Tú no lo has negado, solo has contestado.
- Idiota. No lo he negado porque igualmente no me haríais caso.
- ¿Vamos o qué? –preguntó Thais ansiosa- ¡Quiero ver a Justin!
- Que belieber más histérica –chillé riendo.
- Calla.

***

- ¿Dónde está Justin? –preguntó Thais entrando por la puerta del centro comercial
- No sé. No especificamos el sitio.
- Pues llámalo, mujer –insistió la impaciente de mi amiga Thais.
- Voy, voy.

Llamé a Justin y al primer tono me colgó. Que extraño.

- ¿Qué pasa? –preguntó Laura.
- Me ha colgado –contesté extrañada.

Al segundo me estaba llamando Justin

#Llamada telefónica#
- Justin, ¿por qué me has colgado?
- Para que no tengas que pagar tanto.
- No importa, Justin.
- Sí, sí que importa.
- Pero entonces gastas tú.
- ¿Y qué? No me voy a volver pobre.
- Yo tampoco –contesté riendo.
- Bueno, da igual. ¿Dónde estás?
- Oh, eh… ¿Sabes dónde está el Decimas?
- Sí, he pasado por delante.
- Bien, pues estamos sentadas en el banco de delante.
- Ahora voy. Por cierto, ¿te han acosado mis fans o algo?
- De momento no –contesté riendo. ¿Y a ti?
- No. Pero no creo que tarden. Creo que si te ven a ti, sabrán que estoy 
contigo.
- Cierto. En fin, ven aquí con nosotras, anda. Thais está ansiosa por verte.
- De acuerdo. Hasta ahora.
#Fin de la llamada telefónica#

- Ahora viene –les informé guardando el móvil en el bolsillo.

Estuvimos charlando y a los 5 minutos vi como Thais y Judit sonreían como unas tontas.

- ¿Qué pasa? –pregunté. Aunque sería estúpido de mi parte preguntar, pues seguramente era que Justin se acercaba a nosotras.

Giré mi cabeza y vi a Justin acercarse a mí.

[Chicas, cada vez que ponga algo en cursiva será que hablas en inglés, al menos hasta ahora]

- Hola, fea –saludó Justin dándome un abrazo.
- Hola, Justin –le saludé riendo.
- He…Hello Justin –contestaron todas pálidas y nerviosas.
Justin y yo no pudimos evitar reír.
- ¿Vamos a dar una vuelta? –propuso Justin.

Les traduje a las chicas y ellas aceptaron. Pasamos por distintas tiendas, viendo ropa y hablando. Entramos a una, que por cierto estaba abarrotada de gente y temía que nos descubrieran a mí y a Justin. Era una tienda que tenía ropa de hombre y de mujer.

-Me gusta esta tienda –dijo Justin mirando a todos lados.
- Sí, a mí también. Es una de mis favoritas.
- ¡___, mira esto! –en cuanto Ana dijo mi nombre, muchas personas se giraron para verme. Habían algunas chicas que me conocían. Mucha gente se acercó a mí, pues sabían que el chico que tenía al lado era Justin.

-¡Justin, rápido! Ven, sígueme –le cogí del brazo y corriendo lo saqué de la tienda. 

Todas las chicas nos persiguieron y pensé en llevarlo a los baños para escondernos, pero claro, si lo llevaba al de mujeres, las chicas entrarían, y solo me quedaba una solución: entrar en el baño de hombres junto a Justin. No me lo pensé dos veces y corrí hasta el servicio. Entré en el baño de hombres con Justin y cerré la puerta. Ahí dentro habían dos chicos de unos diecinueve años y un hombre mayor que nos miraron a mí y a Justin algo extrañados.

- Un momento, yo a ti te conozco –dijo uno de los chicos refiriéndose a mí. El rubito, concretamente- Tú has salido en la tele. ¿Eres la novia del Bieber, verdad?
- No, todo eso es falso.
- ¿El de tu lado es Gayber? –preguntó el castaño con ojos marrones oscuros.
- No, el de mi lado es Bieber –le corregí fríamente.
- Pues eso, el Gayber –dijo riendo.
- ¿Eres tonto o qué te pasa?
- Uy, la novia saca las garras –dijo el rubio riéndose junto al patético de su amigo.
- Voy a sacer la mano, pero para pegarte un guantazo, gilipollas –le amenacé.

Justin estaba atónito por mi comportamiento.

- ¿Y tú, qué? ¿No defiendes a tu novia? –el rubio se fue acercando a Justin desafiándolo, pero lo paré poniendo una mano en su pecho.
- Apártate preciosa –dijo sonriendo.
- ¿Preciosa? –pero antes de poder reaccionar me había cogido de la cintura apretándome a él. Buscó mis labios y me besó.

No supe que hacer exactamente. Ese sería mi primer beso. Pero se supone que con el primero tienes que sentir mariposas revoloteando por tu estómago, una sensación única recorriendo todo tu cuerpo, y yo no lo sentí. A ver, que el chico no estaba nada mal, todo lo contrario, estaba buenísimo. De reojo pude ver a Justin frunciendo el ceño. En el fondo me alegré de aquél beso, pues había impedido que le pegaran a Justin. Aquél chico me acorraló contra la pared, justo al lado de mi amigo. Sus manos bajaron a mi culo y me apretó más contra él. Justin se dio cuenta y empujó al chaval haciendo que me dejara de besar. Miré a Justin impresionada. Los dos chicos se quedaron quietos y el que me había besado me guiñó un ojo. Justin me cogió de la mano y me hizo salir de ahí, abriendo la puerta con brutalidad. Las fans, por suerte, no estaban ahí. Justin y yo aún seguíamos cogidos de las manos.

Toqué mis labios con la punta de los dedos y esbocé una pequeña sonrisa. Sé que para mí ese no fue mi primer beso, ya que fue sin mi consentimiento, pero no sé, me gustó. Fue raro. El chico era guapísimo, y me besó de tal forma que, no sé, no sé cómo describirlo.

Al principio me dio un poco de asco, porque a saber que había comido, o si fumaba o algo por el estilo. Pero después pude notar como su lengua recorría toda mi boca, como con desesperación. Y cuando me acorraló contra la pared, fue tan excitante. ¡Dios, ___ deja de pensar en eso! No, no te puede gustar ese beso, porque no, no te puede gustar. Y no lo tomaré nunca como mi primer beso, ni hablar. Ese no ha sido mi primer beso.

5 comentarios:

  1. ¡Me ha encantado el capitulo! ¡Mi primer beso! Pero no ha sido con Justin... Ni con mi futuro marido Mario Casas porque él no es rubio... :'(
    Publica pronto porque me has dejado con la intriga. Nos leemos. :D

    ResponderEliminar
  2. Saves? Creo que tienes buen gusto para elegir nombres xdd Uixx ya tengo ganas de saber que piensa Just de mi beso con el rubio,, que ganas:) Publica pronto preciosa, un besoo!!

    PD:Mi nove:
    http://judiitrull35.blogspot.com/

    Mi blog:
    http://todoloqenecesitassaber.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  3. Me encantoooo
    Y madre mia con lo del rubio xD bueno, ahora a esperar a que diga algo Justin jiji oye no te lo dije (o si) pero Julia, tambien es mi nombre jaja y lo de la entrada anterior, el capitulo 10, yo tambien odio a cerdenaaaaaaaa :D jijiji
    Bueno, quiero ya el capitulo 12 Ò.Ó
    Un beso guapisima!Te quiero!

    ResponderEliminar
  4. me encantooo primaa ! :D
    Diooos... ¿que pensó Justin de mi beso con el rubio? ya quiero saberlo!!.
    Este capitulo estubo buenisimo y la parte del baño me encantó :D. Ya quiero el siguientee!. Cuidate mucho prima, y te mando un beso y un abrazo a la distancia :D. Byee. Te quieroo


    PD: Subee prontooo pleasee :D.

    ResponderEliminar
  5. u.u me encantooo este capituloo, o Justin se habra enfadado conmigo por lo del beso del rubio :(
    subeee prontoo me encantaa

    ResponderEliminar

¿Por qué no me sacas una sonrisa con un comentario tuyo? Vamos, es gratis.