¿Cuántos somos ya?

30 de octubre de 2011

Never let you go. {03}


- Thank you –djio Justin.
- Adiós, ___ –dijo dándome dos besos.
- Adiós.

Thais se fue dejándonos a mí y a Justin solos.


ll Justin ll

Choqué con aquella chica y minutos después tuve que salir corriendo por culpa de su amiga, la cual hizo que miles de fans nos persiguieran. Me cogió del brazo y echemos a correr. Nos escondimos en un callejón. Ahí su amiga, que según había oído, se llamaba Thais, empezó a abrazarme, a darme besos en las mejillas, a hacerme fotos, mientras la otra chica, que aún no sabía su nombre, me miraba y no hacía nada.

Minutos después llamaron a Thais, según entendí fue su madre, que quería que se fuera para casa. Nos quedamos solos la chica y yo.

- Bueno, será mejor que me vaya -¿Cómo? ¡Ni siquiera sé tu nombre! No te puedes ir! Un momento, ¿por qué actúo así?
- No, quédate conmigo –ella me miró con cara de “¿Eing?”- No conozco nada la ciudad y me vendría bien una guía –ella se rió- Y te invito a tomar algo –le dije.
- Está bien, vamos -¡Sí! ¡Toma! ¿Pero qué hago? ¿Por qué me pasa esto? Tan solo es una chica- Pero espera un momento.

Asentí con la cabeza. Ella se dirigió hacia donde estaban las beliebers. ¿Qué hace? ¿Acaso está loca?


ll ___ ll

Justin me pidió que me quedara con él y le enseñara la ciudad, y que así me invitaría a tomar algo. Pero no podríamos ir tranquilos, puesto que las beliebers estaban enfrente, y si salíamos de aquél callejón nos verían y tendríamos que volver a correr, y da mucho vagancia. Me acerqué a aquél grupito de beliebers. Me puse a llorar y fui corriendo hacia ellas.

- ¡Chicas! –dije llorando y gritando mientras me acercaba a ellas- Acabo de ver a Justin.

Ellas me miraron y me preguntaban dónde, que qué había pasado, etc.

- Está cerca del teatro –aún seguía llorando- dios mío, ha sido tan emocionante, no me lo puedo creer. ¡Justin Bieber está en la ciudad! –dije saltando de alegría.
- Oh dios míos, vamos ya! –dijo una de las chicas- Sí, venga, ¿a qué esperamos? –chilló otra.
- Rápido, no creo que se quede todo el día esperándoos.

Las beliebers se marcharon y yo volví donde estaba Justin que estaba alucinando.

- ¿Qué les has dicho? ¿Y qué te ha pasado? ¿Por qué lloras? –preguntó Justin
- Les he dicho que estabas cerca del teatro, que está bastante lejos de aquí; que te había visto y eso, y que ha sido la experiencia más bonita de mi vida –dije riendo.
- ¿Y por qué llorabas? –preguntó atónito.
- Para que fuera más creíble –dije mostrándole una sonrisa torcida.
- Wow. Eres buena actriz –dijo Justin.
- Gracias.
- Bueno, vamos? –me preguntó él.
- Sí, claro –le contesté yo- ¿Adónde quieres ir?
- Dónde tú quieras. Pero espera…
- Dime –dije sonriendo.
- Aún no sé tu nombre –dijo poniéndose las manos en los bolsillos. ¡Que tierno! ¿Qué? ¿Cómo que qué tierno? Ya deliro, ya deliro
- Me llamo ___ ___.
- Yo Justin, encantado –dijo apretándome la mano.

Solté unas carcajadas.

- Así que Justin, eh? Es raro no te conozco de nada. ¿Eres famoso? –pregunté irónicamente.
- ¿Yo? ¡Qué va! –estallamos a risas.
- Bueno vamos, ¿o te quieres quedar en este callejón de por vida?
- Vamos, vamos –dijo él sonriendo.

Caminamos un rato hasta que pasemos por delante de una cafetería, en la que Justin se detuvo.

- ¿Entramos? –dijo señalando las puertas de la cafetería- Tengo hambre
- Claro -acepté entre carcajadas.

Justin me abrió la puerta y me dejó pasar a mí primero. Nos sentamos en una de las mesas que había al final de todo, para que no le reconocieran.

- Dios tengo un hambre que me muero –dijo Justin llevándose las manos a la barriga.
- Ahora nos atenderá la chica, no te preocupes –dije sonriéndole
- Bueno, cuéntame algo –dijo él.
- ¿Qué quieres que te cuente? –pregunté.
- Algo sobre ti –dijo sonriendo.
- ¿Qué tal si tú me preguntas y yo re respondo?
- De acuerdo –dijo él- Empecemos –yo reí- Mmm… ¿Cuántos años tienes?
- 15 –dije.
- ¿Y cuándo cumples los dieciséis?
- El 28 de enero –le contesté.
- Soy más grande que tú –dijo sonriendo.
- Sí, lo sé. Tengo una Wikipedia con patas que me habla mucho de ti, ¿sabes quién es?
- Mmm… ¿Thais? –preguntó él.
- Sí –le afirmé riendo.
- Me cae bien. Está loca, pero me cae bien –dijo.
- Y tanto que está loca. Antes de habernos chocado estaba arrodillada en el suelo y diciendo “Por favor Dios, haz que vea a Justin” –dije imitando la voz de mi amiga.

Justin rio.

- ¿En serio?
- Sí –respondí riéndome- Me hizo mucha gracia cuando dijo “OMB, Justin Bieber me ha abrazado”.
- Sí, a mí también. Pero ya estoy algo acostumbrado. Es salir para comprar el pan o algo por el estilo, y tengo a miles de fans rodeándome o pidiéndome autógrafos… -dijo rodando los ojos.
- ¿Y no te cansas de ellos? –pregunté.
- Claro, es agobiante. Y ya no te hablo de los paparazzis, no poder tener vida íntima, cualquier cosa que haces sale en los periódicos y revistas.
- Pero es lo que has escogido –dije- Tú querías ser cantante, y estas son las consecuencias.
- Sí, lo sé. Pero a veces… No digo me que arrepienta de ser lo que soy, pero a veces me gustaría ser alguien normal.
- Te comprendo.

En ese momento llegó una chica con una libretita en la mano.

- Hola, ¿qué queréis? –preguntó la chica con voz dulce.
- Yo una Coca-Cola. ¿Tú? -dije mirando a Justin.
- También una Coca-Cola –dijo en español.

La chica lo anotó en su libretita.

- Un momento, ¿tú eres Justin Bieber? –preguntó la chica. Justin asintió- ¿Puedes firmarme un autógrafo? –dijo dándole la libretita. Justin se la firmó y se la entregó- Gracias. Enseguida os traigo las bebidas.
- Vaya, tienes fans por todos lados –dije yo mirándole.
- Sí –se sacó la gorra, hizo un hairflip y se la volvió a poner. Oh, no. Lo odio. Odio cuando hace eso, me pone nerviosa.
- No hagas eso por favor –dije riéndome.
- ¿El qué? –preguntó él extrañado.
- El hairflip. Lo odio, me pone nerviosa.

Justin rió y volvió a sacarse la gorra y hacer el hairflip, yo me reí, porque aunque me molestara me hizo gracia.

- Eres gracioso –dije aún riéndome.
- Gracias.

La chica llegó con las bebidas y las dejó en su sitio.

- Aquí tienen –y se marchó.

Justin y yo nos bebimos el refresco en nada, estábamos sedientos. Nos reímos ante la velocidad en la que habíamos acabado nuestra bebida. 
Desde que me senté no había parado de reírme. La chica nos trajo la cuenta.

- Pago yo –dijo sacando su cartera del bolsillo.
- No! Pago yo –dije sacando el dinero.

Justin cogió mis manos.

- Insisto, pago yo –el contacto de sus manos a las mías hizo que un montón de mariposas revolotearan por mi estómago. ¿Qué? ¡¿Pero qué dices ___?! ¡Estás loca!

Justin pagó y nos fuimos de la cafetería. Saqué mi móvil para ver la hora

- Omg.
- ¿Qué pasa? –preguntó.
- Es tarde, debo irme.
- Yo también. Llamaré a Kenny y te llevo a casa.
- No, no, ya voy yo sola. No quiero molestar –dije marchándome.
- ¿Cómo vas a molestar? Kenny te llevará a casa, no le importa –dijo cogiéndome del brazo.
- Bueno, si insistes –dije poniéndome a su lado- Gracias –dije sonriendo.
- No hay de qué- Justin cogió su BlackBerry y marcó el número de 
Kenny- Hey bro’. Ven a recogerme. Sí, estoy enfrente de una cafetería… Se llama… -se giró para ver el letrero del local, pero antes se lo dije yo- “El Sorbo”, se llama “El Sorbo”… Sí, está cerca de una plaza con varios árboles… De acuerdo… No tardes… Adiós bro’- colgó- En 5 minutos está aquí.
- De acuerdo.

Al poco rato una camioneta negra estacionó delante nuestro y abrió las puertas.

- Hey bro’ –dijo Justin mientras se subía en el asiento del copiloto y hacían un saludo de manos- Kenny no te importará acercar a esta chica a su casa, no?
- Claro que no! Sube anda! –dijo él muy amable.
- Gracias –dije mientras me sentaba en los asientos de detrás y cerrando la puerta.
- Bueno Justin… ¿Quién es? ¿Tu novia? –dijo él provocando que Justin y yo nos sonrojáramos.
- Soy ___, lo acabo de conocer hace un rato –dije yo.
- Ah, es un placer conocerte ___ –dijo él sonriendo- Bueno, supongo que ya sabes cómo me llamo –dijo Kenny riéndose.
- Sí –dije riéndome yo también.
- ¿Bueno dónde vives? –me preguntó Justin.
- En la calle ___.
- Vale, no cae muy lejos –dijo Kenny.
- Oye ___ –me llamó Justin.
- Dime.
- Dame tu número de teléfono y así podemos quedar algún día de estos –dijo él girándose para verme.

Justin se había quitado las gafas y la gorra, y cuando se giró para verme me enamoré de sus ojos. No me extraña que Thais esté tan obsesionada con él, si es que es guapísimo. Espera, ¿qué? ¿Es guapísimo? ___, borra esos pensamientos de tu mente, pero ya!

- Eh, sí, claro –dije yo tratando de despegar la mirada de sus ojos, pero no podía. Algo me lo impedía- Nos intercambiamos los teléfonos y los guardamos, vale?
- Sí –Justin me dio su BlackBerry y yo le di la mía. Le guardé mi número de teléfono y él me guardó el suyo- Ya está- dijo dándome el móvil.
- Gracias –dije dándole su móvil.

Estábamos cerca de mi casa, apenas faltaban unas calles.

- Si quieres mañana podríamos quedar –dijo él sonriendo perfectamente ¡Otra vez! ___, déjate de tonterías!
- Claro. Me llamas y quedamos en cualquier sitio.
- De acuerdo –y me guiñó un ojo. Oh my God.
- Bueno, ¿es ésta tu casa? –preguntó Kenny.
- Sí, es ésta. Para –Justin salió del coche, y me abrió la puerta.
- Gracias, Justin. Ha sido un placer conocerte –dije dándole dos besos.
- El placer ha sido mío. Mañana te llamo, ¿de acuerdo?
- Claro, cuando quieras. ¡Gracias Kenny, eres muy amable! –dije desde la puerta de mi casa.
- De nada, aquí para lo que sea, ¿vale? –me recordó.
- Claro. ¡Adiós, chicos!

Abrí la puerta y entré en mi portal. Subí las escaleras lo más rápido posible. Mis padres estaban en casa. Qué raro. Fui al comedor, que era ahí donde estaban y les saludé.

- Hija, es tarde, ¿lo sabías? –me avisó mi madre en cuanto me vio entrar por la puerta.
- Mmm, ¿qué hora es? –pregunté sacando el móvil- ¡Hostia! Las dos de la tarde! Lo siento, pero es que si os explico lo que me ha pasado…
- Primero comemos y después hablas, sí? –dijo mi padre.
- Bueno –acepté.

Ayudé a poner la mesa y nos sentemos todos a comer.

- Bueno, ¿y qué era eso que nos tenías que contar? –preguntó mi madre mientras se llevaba un hoja de lechuga a la boca.
- Ehm… He conocido a Justin Bieber –mis padres me miraron con cara de “¿Estás tonta?”
- ¿El cantante ese del que Thais está enamorada? ¿El que tiene el pelo largo, ese? –preuntó mi padre haciendo un gesto con las manos como si tuviera pelo.
- Sí, ese mismo, papá.
- ¿Y eso? ¿Qué hace él aquí? –preguntó mi madre.
- A parecer dio un concierto cerca, y está pasando las vacaciones aquí.
- Ah… ¿Y qué ha pasado? –volvió a preguntar mi madre.
- Pues fuimos a tomar algo a “El Sorbo”, su guardaespaldas me llevó a casa, y mañana hemos quedado para ir a dar una vuelta –le expliqué como si fuera lo más normal del mundo.
- Dios. Lo explicas como si eso pasara todos los días.
- Ya –dije riendo- Bueno he acabado, no tengo mucha hambre. –dije levantándome y llevando el plato a la cocina.

Me encerré en mi habitación y encendí el Facebook. Tenía un mensaje privado de la loca de Thais.

“¡Oh Dios mío, aun no me puedo creer que haya conocido a Justin Bieber! Y dime, ¿qué pasó cuando me fui? ¿Te quedaste con él? ¿O te piraste para tu casa? ¡Cuando leas esto llámame por favor! Un beso!”

Me reí ante el mensaje de mi amiga, cogí el teléfono y marqué su número. Al primer tono ya me contestó

#Llamada telefónica#
- ¡____! –chilló mi amiga.
- ¡Ahg! ¡Burra me vas a dejar sorda! –dije yo haciendo una mueca.
- Lo siento, lo siento –se disculpó Thais- y dime, ¿Cómo fue? ¿Qué hiciste con Justin?
- Fuimos a tomar algo a una cafetería, su guardaespaldas me llevó hasta casa… -Thais ya estaba chillando como una loca.
- ¡¿Has ido a tomar algo con Justin Bieber?! ¡No me lo puedo creer! ¿A que es más guapo en persona que en la tele?
- Sí, la verdad es que es guapo –dije yo recordando sus hermosos ojos.
- Aish, que te convertirás en belieber –dijo ella.
- No, no, una cosa es que diga que me parece guapo, porque la verdad, es que el chaval lo es, pero otra cosa es convertirme en belieber…
- Ui vale, vale –dijo ella- que borde.
- ¡No! Borde no, simplemente es eso…
- ¿Y qué más pasó? –preguntó mi amiga con interés.
- Pues… -dije dándole algo más de intriga
- Pues… ¿qué? ¡Vamos dímelo! –pidió mi amiga impacientemente.
- Pues que he quedado mañana con él –contesté con un tono de voz normal.
- ¡¿ENSERIO?! ¡NO ME LO PUEDO CREER! ¡QUE SUERTE! –exclamó mi amiga chillando- ¡QUIERO SER TÚ! DIOS MÍO, QUE MORRACO! –siguió chillando mi amiga.
- ¡Como sigas chillando me vas a dejar sorda! –le volví a avisar algo enfadada por tanto griterío.
- Perdón, perdón. Bueno, esta tarde quedamos con las chicas, vale? 
- Pasadme a buscar –pedí yo
- De acuerdo. Adiós.
#Fin de la llamada telefónica#


ll Justin ll

___ ya se había ido. Era muy simpática y agradable. Era preciosa, tenía unos ojos increíblemente bonitos. Me trató como una persona normal y corriente, no como Justin Bieber, el cantante.

- Bueno… -dijo Kenny- ¿te gusta?
- ¿Quién? –pregunté.
- Pues quien va ser, bobo! ___.
- No! ¡Qué dices? La acabo de conocer, no me puede gustar –dije tratando de no sonrojarme.
- Pero hay que admitir que la chica es muy guapa –dijo mirándome.
- Sí, sí. Es bastante guapa, la verdad. ¿Has visto sus ojos? –pregunté.
- No, no me fijé –dijo él.
- Dios, son hermosos –dije yo recordándolos.
- Te gusta ___, Justin –dijo él.
- No, no, solo digo que es guapa, y eso…
- Te acabará gustando, verás.

___________

Bueno, pues hasta aquí el capítulo 3. Sé que es un poco aburrido, lo siento, no he puesto nada interesante :( Intentaré publicar lo antes posible, sí? Gracias por todo en serio,sois únicas. Me dejáis muchos comentarios, y eso se agradece, en serio. MIL GRACIAS :)

Bye!

9 comentarios:

  1. Hola Yasmina! el capitulo me a fascinado :D mee encantaa !! aaw... que lindo es Justin y Kenny me cayó demaciado bien :D. Sube pronto eh? jaja un beso bonita, cuidate.

    PD:Espero tu proximo capitulo

    ResponderEliminar
  2. whoo ha estado genial,para nada aburrido. Me encanta, que lindo que es Justin jeje. Bueno sube prontito. Un besazo bonita. ^^

    ResponderEliminar
  3. Dios, me ha gustado mucho este capitulo. Y no ha sido aburrido como tu dices.
    Espero que pase algo entre ella y Justin...
    Publica cuando puedas, cari. Un beso. :D

    ResponderEliminar
  4. Me encanta la novela! Es la mejor que leo!! Te podes pasar por mi novela? Www.noveladejustinbieytu.com... Seguila! No la pares nunca POR FAVOR!

    ResponderEliminar
  5. me encanta tu nove y gracias por se la primera en hacerte seguidopra de mi blogg
    sigue escribiendoooo

    ResponderEliminar
  6. Me encantaa sigue asi, no es para nada aburrido este cap, simplemente lo adoro :) adoro tu novela y como escribes. te quieroo besos :)

    ResponderEliminar
  7. ¿Cómo aburrido? está genial!!! amo la nove!!! super cool,yo ya sigo el blog!!!

    ResponderEliminar

¿Por qué no me sacas una sonrisa con un comentario tuyo? Vamos, es gratis.